descarga - Universidad de San Buenaventura Cali

investigaciones.usbcali.edu.co

descarga - Universidad de San Buenaventura Cali

La revista científicaGuillermo de Ockham es un espaciomultidisciplinar para divulgación de los avancesy los resultados de investigación, dirigida atoda la comunidad científica y académica queindaga dentro de los distintos campos del sabery a las instituciones interesadas en el desarrollotecnológico e innovación.Volumen 9 - No. 2Julio-diciembre de 2011ISSN 1794-192XCorreo electrónico:revistaguillermodeo@usbcali.edu.coUniversidad San Buenaventura,seccional CaliFray Álvaro Cepeda van Houten, OFMRectorFray Hernando Arias Rodríguez, OFMSecretarioJuan Carlos Flórez B.Vicerrector AcadémicoFélix R. Rodríguez B.Vicerrector Administrativoy FinancieroJuan Javier VesgaDirector de PlaneaciónÁngela Rocío Orozco ZárateDirectora de InvestigacionesRicardo BastidasDirector de Proyección SocialEditorial BonaventurianaClaudio Valencia EstradaCoordinadorDiego Alejandro Soto C.Diseño y diagramaciónDiana BejaranoAsistente de ediciónLuis Alberto ValderramaErnesto Fernández RivaCorrección de estiloImpresiónFeriva S.A. - CaliUniversidad de San Buenaventura,seccional CaliPBX: (57) (2) 488 2222Fax: (57) (2) 318 2200 A.A. 25162www.usbcali.edu.coeditor@usbcali.edu.coLa Umbría, carretera a PanceCali, ColombiaDirector y editorHelwar Hernando Figueroa Salamanca, Ph.DComité EditorialUniversidad de San Buenaventura,seccional CaliGabriel Jaime Alzate O., MgFacultad de PsicologíaDiana Marcela Bustamante Arango, MgFacultad de DerechoHelwar Hernando Figueroa Salamanca, Ph.DFacultad de EducaciónVerena González Cabo, MgFacultad de Ciencias EconómicasCarlos Andrés Méndez Sandoval, MgCentro Interdisciplinario de EstudiosHumanísticos, CIDEHLuis Merchán Paredes, Ph.DFacultad de IngenieríaMargarita María Roa Rojas, MgFacultad de Arquitectura, Arte y DiseñoCésar Augusto Ayala Diago, Ph.DUniversidad Nacional de Colombia, BogotáRodolfo de Roux, Ph.DUniversidad de Toulouse, Le Mirail - FranciaGuillaume Gay, Ph.DUniversidad Paul Sabater, Toulouse - FranciaWilliam Elvis Plata, Ph.DUniversidad Industrial de Santander,BucaramangaComité CientíficoMartin Bellerose, Ph.DUniversidad Agustiana, BogotáAna María Bidegain, Ph.DFlorida International University, EstadosUnidosIsabel Corpas de Posada, Ph.DInstituto Colombiano para el Estudio de lasReligiones, ICERLuis Jiménez Herrero, Ph.DUniversidad Complutense, Madrid- EspañaFrancisco López Segrera, Ph.DUniversidad de Salamanca, Murcia - EspañaMarco Raúl Mejía Jiménez, Ph.DUniversidad Distrital Francisco José de Caldas,BogotáAdquisiciónCompra, canje o suscripción.Precio valor al público año 2011$15.000.Suscripción anualColombia $30.000Exterior US$15Incluye gastos de envíoPeriodicidad: semestral.Correspondencia, suscripcionesy solicitudes de canjeBiblioteca,Universidad de San Buenaventura, seccional CaliAvenida 10 de Mayo, La Umbría, Vía a PanceCali, Valle (Colombia)Teléfonos: 318 22 33 - 318 22 46Correo electrónico: rchaux@usbcali.edu.coIlustraciones de la serie Bitácoraparte de la exposiciónTramas Arquitectónicas:Miradas Estéticas a CaliArmando Buchard de la Hoz2011


EditorialPublicar productos académicos se ha vuelto un imperativo en el mundo universitario, un desafíopara quienes se inician en el camino de la investigación y la escritura. Otrora, el quehacer de la docenciauniversitaria privilegiaba la clase magistral y entendía la escritura como una labor exclusiva de iniciadosy virtuosos. Una posición respetable en el sentido de que era evidente que no a todos estaba dado escribir.Hoy, ante las nuevas exigencias del mercado y al afán de producir veloz y artificialmente, resultaoportuno preguntarse: ¿es posible cumplir con una escritura idónea en un país con un reducido índicede lectura y con una escasa tradición científica de sus académicos? Una respuesta contundente, de lacual no debemos dudar en ningún momento, es que sí es posible, siempre y cuando se fortalezca nuestrocapital humano por medio de una educación competente y crítica, la cual debe estar acompañada depolíticas institucionales coherentes, que reconozcan los esfuerzos que enfrenta la escritura. Aun a riesgode caer en un moralismo fatuo, podemos afirmar con Pierre Bourdieu que los hábitos se adquierenpor medio de la educación y del entrenamiento diario. La humanidad tiene en la educación una de lasestrategias más aptas para la trasmisión, reproducción y transformación cultural. Resultaría dispendiosonombrar a intelectuales, pensadores, escritores, filósofos, en fin, a humanistas y científicos de todas laslatitudes, culturas y épocas que creen que efectivamente la educación es formadora y transformadora,no obstante, el esepticismo de Nietzsche, quien a propósito del Porvenir de las instituciones educativasconsidera que acceder a la ciencia y a la cultura es un logro al que pueden llegar sólo unos pocos: “Fuerade aquí, vosotros que no sois iniciados y no lo seréis nunca, huid en silencio de este santuario, mudosy avergonzados […]” 1 . Sobre decir que con esta afirmación etnocéntrica, Nietzsche niega además ladiversidad cultural y las otras formas del saber no occidental.A este primer cuestionamiento es necesario agregarle otras preguntas: ¿El afán por publicar y elgran número de publicaciones universitarias contribuye con el desarrollo del pensamiento científicocolombiano? ¿La bibliometría aumenta la calidad de las investigaciones? ¿Leemos lo escrito por nuestroscolegas? ¿Son suficientes y pertinentes las acciones para estimular la escritura por parte de las universidadese instituciones encargadas de regular y controlar la ciencia en el país? Estos interrogantes, por lasimplicaciones que traen a nuestro sistema educativo y científico, se han vuelto frecuentes en la academiay, en algunos casos, en los medios de comunicación, que sólo los divulgan cuando están acompañadosde noticias anecdóticas.En este sentido, unas posibles respuestas deberían tener presente que en la actualidad los hábitos delectura se enfrentan cada vez más a unas tecnologías que parecieran estar creadas para evitar lo complejo.El vértigo de lo contingente y lo fugaz nos invita a lo inmediato, a absorber una información condensadaen imágenes o microchips, parodiando a la Matrix. Esta posibilidad se queda en las películas de cienciaficción; la realidad es bien diferente: leer requiere esfuerzo, concentración y crítica –evidentemente,esto no significa que se esté en contra del “buen” cine–. Las imágenes saturan la realidad e impiden la1. NIETZSCHE, Friedrich (2000). Sobre el porvenir de nuestras instituciones educativas, Barcelona: Tusquest, p. 106, (1872).


El siguiente texto estudia la forma como las mujeres inmigrantes que trabajan en España en oficiosdomésticos construyen un nuevo escenario de cotidianidades que les permite crear una identidad local,pero a la vez transnacional. El estudio, que fue adelantado por Sandra Lorena Botina, se presenta aquíbajo el título El caso de las mujeres inmigrantes colombianas en Majadahonda (España) vinculadas al serviciodoméstico. Uno de los aportes más importantes de Sandra Lorena es darles voz a las mujeres inmigrantespor medio de entrevistas semi-estructuradas, confrontadas con trabajos académicos y estadísticas oficialessobre la migración colombiana en España.Luego, Los discursos y estrategias de la Iglesia Católica frente a la pluralización religiosa en Colombia,presentado por Cristina Moreno, describe el proceso mediante el cual el campo religioso colombiano seamplió gracias al crecimiento de las ofertas religiosas de origen pentecostal. Este hecho demuestra que lasecularización de la sociedad no se manifiesta en el fin de las creencias religiosas sino en su pluralización.Ante lo cual la Iglesia Católica (con posiciones diversas frente a estos cambios) se ha visto obligada areconfigurar sus relaciones frente a la sociedad. Para demostrar estos cambios Moreno analiza documentoselaborados por la Conferencia Episcopal de Colombia que evidencian un cambio de la Iglesia,ya que propone una teología basada en el pluralismo religioso y el diálogo interreligioso y ecuménico.El texto titulado El alterius como punto de partida hacia la ética de la alteridad, de William Rojas, esuna invitación de lo que se podría llamar una filosofía de la alteridad, presente en Levinas, para conoceral otro con el mayor respeto y cuidado, sin importar quién sea: Ad Unguem Alteri… Para ello retoma lapregunta de Levinas: ¿Qué es lo que me hace ir hacia el otro, en un viaje permanente? Rojas continúacon Foucault y la utilización que hace del principio délfico del “conócete a ti mismo”, y propone conFoucault la obligación de cuidarse uno mismo, siempre y cuando procure ocuparse de los otros. En lamisma línea de pensamiento, se ocupa de Ricoeur y su idea de sí mismo como otro, puesto que el “Yoes el puente entre la Ipseidad del sí y la alteridad del otro”.Luis Alberto Valderrama termina esta sección con un texto dirigido a exponer, con base en la filosofía,una hermenéutica de la Biblia. Con una actitud provocadora y fundamentada en la crítica textual,este autor cuestiona las dificultades que tiene que asumir la comunidad cristiana para encontrar unaunidad doctrinal en la Biblia. Más aun, pone en tensión la propia existencia de Dios que, según él, noes posible demostrarla sólo a partir del mensaje bíblico: para ello es necesario creer. Para sustentar estasafirmaciones recurre al estudio de los Evangelios de Marcos y Mateo y los confronta con las cartas dePablo. En este ejercicio de crítica hermenéutica, Valderrama intenta demostrar que la salvación de loscreyentes que se presenta en los dos discursos confrontados difiere.En la sección Ciencias exactas y aplicadas, con el artículo Evaluación de las características de calidad delagua en la Ciénaga de la Virgen (Cartagena, Colombia) durante el periodo 2006-2010, se hace evidenteque las acciones ambientales para mejorar el tratamiento de las aguas residuales en aras de protejer esteecosistema hechas durante los últimos años todavía no son suficientes. A esta conclusión llegaronlos autores por medio del análisis de las muestras tomadas por el Establecimiento Público Ambiental(EPA) de Cartagena de Indias y analizadas por la Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique(Cardique). Diego Armando Gómez y Luis Merchán finalizan esta sección con el artículo Diseñoy validación de un método ágil para el análisis de riesgos de la información digital en pequeñas empresasde tecnología, en el cual explican cómo adaptaron y aplicaron el modelo ISO 27007:2005 –que estandarizael Sistema de Gestión de Seguridad de la Información (SGSI)– a cinco pequeñas empresas conel objeto de que sus directivas identificaran proactivamente los riesgos que podían tener en el manejode la información. Esta herramienta también permitió que las empresas mejoraran su productividaddurante el proceso de implementación.En esta ocasión, la sección Fronteras cuenta la contribución de una ponencia presentada por DéboraTabocaf, en el II Coloquio Internacional. Usos y Prácticas del Cuerpo en la Contemporaneidad, realizadoen el Instituto de Psicología de la Universidad de Sao Paulo, en octubre de 2010. La autora pone enevidencia cómo el cuidado del cuerpo se ha convertido en una empresa para sus dueños, quienes a travésRevista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 9


Educabilidad, formacióny antropología pedagógica:repensar la educabilidada la luz de la tradiciónpedagógica alemana *Educability, Personal Development and Pedagogic Anthropology:Rethinking Educability in Light of the German Pedagogic TraditionAndrés Klaus Runge PeñaJuan Felipe Garcés GómezResumenEl presente texto tiene la intención de reflexionarsobre como los conceptos al ser descontextualizadosy peor aún al ser traducidos pierden suesencia. En este caso se pone en duda el significadoque tradicionalmente se le ha dado a la palabraBildsamkeit que en español se tradujo como educabilidaden vez de formabilidad. Una palabra quehace referencia a la capacidad antropológica delhombre de transformarse internamente medianteacciones pedagógicas externas. Esta aclaraciónpone en evidencia como la antropología pedagógicae histórica tiene en el concepto formabilidadun antecedente que se remonta a los trabajos delalemán Helbart.Palabras clave: pedagogía, bildsamkeit (formabilidad-educabilidad),antropología pedagógica,pedagogía alemana.AbstractThis article aims to reflect on how certain concepts,when they are decontextualized or, even worse,translated, lose their essence. In this case, the meaningtraditionally assigned to the word Bildsamkeit, whichis translated to educabilidad (educability) and notformabilidad (formability) in Spanish, is called intoquestion. This word refers to the anthropologic capacityof man to transform himself internally throughexternal pedagogic action. This clarification evidencesthe way pedagogic and historic anthropology has an• Fecha de recepción del artículo: 29-07-2011 • Fecha de aceptación: 23-09-2011Andrés Klaus Runge Peña. Licenciado en Educación: Inglés-Español de la Universidad de Antioquia, Doctor en Ciencia de la Educaciónde la Universidad Libre de Berlín, Profesor de Pedagogía y Antropología Pedagógica de la Universidad de Antioquia y Coordinador del Grupode Investigación sobre Formación y Antropología Pedagógica e Histórica (FormaF). Correo electrónico: aklaus@ayura.udea.edu.co. JuanFelipe Garcés Gómez. Filósofo. Candidato a Doctor en Educación, línea de Estudios Interculturales, Universidad de Antioquia, becariode Colciencias. Miembro de los grupos de investigación sobre Formación y Antropología Pedagógica e Histórica (FormaF) (Universidad deAntioquia) y Grupo Interdisciplinario de Estudios Pedagógicos de la (Universidad de San Buenaventura, sede Medellín). Docente - investigadorFacultad de educación Universidad de San Buenaventura sede Medellín. Docente del Departamento de Pedagogía de la Facultad deEducación de la Universidad de Antioquia. Correo electrónico: fegarces@ayura.udea.edu.co.* Avance de la investigación “Paradigmas y conceptos en educación y pedagogía”, financiado por Colciencias (PRE00439015542).Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2. Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X - pp. 13-25 ‣ 13


Andrés Klaus Runge Peña - Juan Felipe Garcés Gómezantecedent in the concept of formability that is rootedin the work of the German Helbart.Keywords: pedagogy, bildsamkeit (formabilityeducability),pedagogic anthropology, Germanpedagogy.Notas preliminaresEn los últimos años hemos leído una ampliabibliografía sobre temas educativos en Colombiay hemos podido constatar una singular actitudfrente a la producción de saber pedagógico;actitud que denominaremos “adámica”, para referimosa la peculiar posición de algunos colegasque se ocupan de diversos temas y problemasde la “cuestión educativa” y que producen sabercomo si con sus trabajos se inaugurara un campode investigación a partir de la nada o comosi fueran los absolutos pioneros en él. Además,usan con frecuencia conceptos como si se tratarade la mayor novedad; o, dándole la espaldaa la producción académica de Colombia y delmundo, recurren a los diccionarios de la RAEu otros de amplia consulta –no especializados,si nos permiten la distinción– para explicarconceptos de la pedagogía que ya tienen unaamplia tradición y discusión. Esta situación“adámica” nos pone en la penosa situación deenfrentarnos frecuentemente a textos que creenestar inaugurando campos cuando en realidadse trata del “descubrimiento del hilo negro”,como dicen los mexicanos, o del “agua tibia”,como decían nuestros abuelos.La situación adámica aquí presentada tienevarias consecuencias en la producción de saberpedagógico en nuestro país. En primer lugar, nonos permite reconocer la tradición de un conceptoo su historia –que es la historia de sus problematizaciones–y, por tanto, nos impide vincularnos argumentativay controversialmente a una tradiciónde pensamiento –a una comunidad de discusión– yconstruir una propia. En segundo lugar, nuestrasproducciones de saber no pueden dialogar –o almenos no con facilidad– con otras produccionesdebido a que los usos conceptuales resultan hartoconfusos o se encuentran instalados en contextosdiscursivos disparatados o irreconocibles paracolegas de otros países. Finalmente, la situaciónadámica hace que en no pocas ocasiones incurramosen despropósitos gigantescos que nos dejanen ridículo y nos hacen interlocutores poco creíbles.Tal es el caso de un investigador colombiano(Echeverri, 2004: 118) que no tuvo reato alguno alescribir que después de Herbart “[…] el conceptode educabilidad queda sumido en las sombras”, yde un plumazo borró la producción de saber deuna tradición pedagógica que justamente se havenido fortaleciendo y consolidando en relacióncon la problemática de la formación (Bildung) y desu derivado: formabilidad (Bildsamkeit).Con respecto a lo anterior, Lepenies (1981)da claridad cuando expresa que para identificarun campo disciplinar es necesario pensar en su“identidad cognitiva”, que tiene que ver con loque uno podría denominar lo específico de ladisciplina (objetos, problemáticas, conceptos,planteamientos, entre otros); en su “identidadsocial”, que hace referencia al reconocimientoinstitucional y existencia material –institutos,departamentos– de los que ese campo disciplinaro de saber goza; y en su “identidad histórica”, quese relaciona con una continuidad en el tiempo ycon la historicidad de sus problemáticas, conceptualizacionese instituciones. En contextos comoel nuestro, donde surgen “desde cero” pedagogíascon una frecuencia pasmosa y en donde se acuñanexpresiones sin ningún posicionamiento conrespecto a los discursos que se producen y que sehan producido en el campo, no resulta extraño,entonces, que la pedagogía se caracterice, másbien, por ser un campo “esotérico” y que los que semueven o tienen que ver con el campo se sientancon el derecho a decir cualquier cosa.No podemos perder esta oportunidad para expresartambién que la situación adámica aquí esbozada,sumada a una peculiar tradición colombianaen el modo en que se institucionalizó la pedagogíaen relación con la formación de maestros en lasescuelas normales como saber sobre el método deenseñanza, ha generado una enorme dificultadpara comprender que las reflexiones sobre la educabilidad(Bildsamkeit) y la formación (Bildung)no sólo competen a quienes forman maestros ymaestras en facultades de educación y escuelasnormales superiores, sino que implican la necesariaintroducción de una concepción de la pedagogíaque reconozca la existencia de otro profesional queinvestiga en ese campo y no es formado exclusiva-14 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Educabilidad, formación y antropología pedagógica: repensar la educabilidad a la luz de la tradición pedagógica alemana - pp. 13-25de las obras de Herbart en español, fue utilizadopor algunos representantes del idealismo alemán(Kant, Fichte, Hegel), especialmente por los poetasrománticos e ilustrados (Goethe, Schiller, Wieland).El concepto fue retomado por la pedagogíaen la primera mitad del siglo XIX –aunque no portodos los pedagogos, por ejemplo, Pestalozzi–. Perose le debe particularmente a Herbart el hecho dehaberlo introducido en la pedagogía, y considerarloun concepto básico. En el siglo XVIII comenzóa ser utilizado en un sentido amplio, entendidocomo capacidad de cambiar y de cambiarse, deformar y de formarse. La Bildsamkeit designa lacondición que le permite al ser humano ser formadoy ser educado. Desde entonces, ella representael presupuesto y el principio para toda educacióny toda formación. Posteriormente, a partir deHerbart, este concepto se convirtió en uno de losconceptos de la pedagogía y de la antropologíapedagógica. Herbart hablaba, sobre todo, de la“formabilidad de la voluntad para la moralidad”.Con Herbart el término entra así en un procesode antropologización y comienza a ser vinculadoa otro, a saber, “la necesidad de ser educado” (Erziehungsbedürftigkeit).El concepto de Bildsamkeitse refiere a la disposición humana que permiteel desarrollo y crecimiento de todos los aspectoshumanos (corporales, espirituales, afectivos) deacuerdo con las exigencias de la realidad.Así pues, por “formabilidad” podemos entenderla cualidad adjudicada al ser humano de aprendery, sobre todo, de formarse. En un sentido másamplio, alude a la condición humana según la cualel ser humano no nace determinado sino que determinay se determina a lo largo de su vida. Resalta,entonces, la apertura del ser humano como ser queantes que ser, deviene, se transforma, se forma. Laformabilidad no se tiene, sino que es condiciónpara que haya formación y, por tanto, para que sepueda dar aquélla a través de la educación. Dichode otra manera, si el ser humano no fuera formablela educación no lograría ningún tipo de efecto ycarecería de sentido.El concepto de Bildsamkeit no se puede definiren términos de un contenido. Tampoco hace referenciaa algo innato. De ahí que deba entenderse,más bien, como un principio, como un conceptooperativo, cuyas posibles comprensiones siempreestarán supeditadas a situaciones concretas y acontextos específicos. Como bien lo había vistoFlitner (1972) en su pedagogía general, la Bildsamkeitno se da por sí misma, sino donde sefomenta. Eso significa que se actualiza medianteacciones educativas.Con el concepto de “formabilidad” se abre uncampo temático de fundamental importancia parala pedagogía. Esto incluirá tanto reflexiones decorte más filosófico centradas en conceptualizar loque la “formabilidad” sería, como reflexiones sobrelas formas históricas y culturales de concreciónde lo humano gracias a esa formabilidad. Y es acádonde cobra existencia e importancia un campo dereflexión como el de la antropología pedagógica,sobre todo como antropología histórico-pedagógicaque se ocupa del estudio del ser humano encuanto homo educandus, educabilis et formabilis.Generalmente, las antropologías pedagógicas semueven en ese espacio, lo presuponen, lo tematizano parten de allí. Esta concepción remite, porun lado, a Rousseau, para quien el ser humanoes, ante todo, un ser “perfectible” y, por el otro ycomo ya lo dijimos, a Herbart, quien concibe alhombre como un ser “formable”. En medio deambos autores se ubica Kant. Para este pensadoruna antropología no sólo debe preguntar, desde elpunto de vista fisiológico, por lo que la naturalezahumana hace del hombre, sino por lo que dichohombre, en tanto ser activo y libre, hace, puedeo debe hacer de sí –a esa antropología se ubicaríaen un nivel común con la ética, la filosofía de lahistoria y la pedagogía–. Si, según el mismo Kant(1991), el hombre sólo se hace hombre mediante laeducación, entonces esa otra antropología, en sentidopragmático (Kant, 1991a), ha de ser vista, enconsecuencia, como una antropología pedagógica.Así pues, hoy más que nunca la educación yla formación humanas no pueden ser pensadasal margen de la(s) cultura(s) y de los contextosen los cuales están inmersas, lo que justifica,en nuestro caso específico, la existencia deespacios académicos de discusión en torno a laantropología pedagógica en las facultades deeducación del país; y no sólo como un espaciode fundamentación dentro del núcleo epistemológico,sino también como una problemáticaque se abre con un especial interés dentro de losnúcleos de la “educabilidad” y de las “realidadesy tendencias sociales y educativas” y, en general,dentro de las ciencias sociales y humanas. Recordemosque los núcleos de saber pedagógicoRevista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 17


Educabilidad, formación y antropología pedagógica: repensar la educabilidad a la luz de la tradición pedagógica alemana - pp. 13-25educación para constituirse en humano. Estoexplica, desde el punto de vista biológico, elporqué de su nacimiento prematuro y de suconstitución extrauterina. Para poder nacer yno quedarse atascado en el interior de la madre,el niño tiene que salir en un tiempo en el quesu cerebro no se encuentre lo suficientementedesarrollado y grande. Son los dos años despuésdel nacimiento los determinantes parael desarrollo de las características específicas yfundamentales del niño, muchas de las cualesrequieren de asistencia especializada y de procesoseducativos.3. Como ser pobre, desde el punto de vista instintivo,y como ser no determinado, el ser humanoes un “ser abierto al mundo”, se encuentraen una posición “ex-céntrica” (Plessner, 1960;1978), que se compensa mediante la incorporaciónde cultura y la institucionalización(Gehlen, 1973; 1980; 1993). Así pues, porno venir al mundo listo, el ser humano tieneque aprender y por ello se ve remitido a laeducación durante un amplio transcurso desu vida –por no decir, durante toda su vida–.Desarrollos recientes de la antropología pedagógicaen la línea de una “antropología históricopedagógica”y orientaciones de la antropologíaeducacional anglosajona en las líneas de una“etnografía escolar” y de una “pedagogía intercultural”han llevado a cuestionar radicalmente, tantodesde el punto de vista histórico como cultural, losideales de hombre que han orientado la educacióny las prácticas educativas mediante las cuales losindividuos han sido formados. En el caso específicode una antropología histórico-pedagógica, setrata ahora de situarse en este punto en donde yano es posible pensar más al hombre en términosesencialistas y en donde el recurso a la Historia sevuelve necesario para ver con ojos críticos cómonos hemos formado (cómo se ha desplegado enconcreto esa formabilidad –educabilidad– humana)y cómo nos hemos educado (socializado,culturizado, subjetivado, individualizado, etc...).Gracias a este tipo de cuestionamientos vivimoshoy en un momento en el que se habla de un“giro hacia la cultura” con respecto al cual todoestudiante, futuro maestro o docente debe tomarposición.Finalmente, si apuntáramos, como Ferrero(1998: p.179), a darle un puesto a la antropologíapedagógica dentro del campo de las posiblesantropologías (antropología general, antropologíasocial, antropología cultural, antropología médica,antropología arqueológica.), aquél estaría en elpresente con miras al pasado, al futuro y al presentemismo y no en el futuro y en la esfera del adentrocomo lo plantea este autor en su esquema.Para nosotros, la antropología pedagógica nosólo tiene un carácter constructivo (propositivo)y prospectivo (normativo), como lo critica tantola actual antropología histórico-pedagógica–;sino que puede –ha de– ser igualmente críticay reconstructiva. Es más, en las condiciones actualesde las ciencias humanas, la antropologíapedagógica no puede pretender ser más que unsaber crítico, de diagnóstico y de riesgo, y no lainstancia suprema encargada de darle de una vezpor todas las directrices a la pedagogía para quela educación pueda alcanzar sus fines 4 . La ideade una antropología pedagógica como instanciade fundamentación de la pedagogía ya ha sidofuertemente cuestionada. Preferimos, entonces,asumir en nuestro caso la tarea que Habermas(2008) le otorgaba a la filosofía en su conferenciade 1981 presentada ante el congreso convocadopor la Asociación Internacional Hegeliana, a saber:“la de ser comodín e intérprete”.Así pues, por antropología pedagógica se vaa entender acá, siguiendo a Loch, “[…] aquellaorientación investigativa que observa al hombre‘en todas sus dimensiones sub especie educationis’y que da luces sobre la antropología a partir de sudimensión pedagógica” (Loch, citado por Zirfasen: Marotzki, Masschelein y Schäfer, 1998: 60).4. Esta es la única tarea que Ferrero ve para la Antropología Pedagógica, a partir de una idea en la que, a nuestro modo de ver, seconfunden además educación y pedagogía. Este autor dice: “La pedagogía, en efecto, no es otra cosa que el acompañamiento,la asistencia y el apoyo [a esto último lo llamaría A. K. Runge más bien educación] prestados a la naturaleza del educando en elproceso de su expansión ‘hacia adentro’, de su perfeccionamiento interior. Tanto en sus estructuras y funciones somáticas como,sobre todo, en sus estructuras y funciones psíquicas, que necesitan irse haciendo en cada uno, irse ‘humanizando’ poco a poco,sin prisas contraproducentes y sin pausas esterilizantes, hasta alcanzar una perfección siempre relativa. Y es claro que estudiar alindividuo humano desde este ángulo representa hacer verdadera ‘antropología’ y, por añadidura, ‘pedagógica’, en cuanto orientadadirectamente a fomentar su expansión interior, condición necesaria y vehículo indispensable para cualquier tipo de autoprotecciónhacia fuera” (Ferrero, 1998: 182).Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 21


Andrés Klaus Runge Peña - Juan Felipe Garcés Gómezpedagógico, se podría decir, entonces, que comograndes conceptos articuladores se encuentranacá la “formabilidad” –Bildsamkeit (Herbart)– yla “formación” (Bildung) humanas. De allí quesi se establece una relación entre la antropologíahistórica y el problema pedagógico de la formaciónen el sentido mencionado, resulta que, más allá dela pregunta por “el ser humano”, lo que está enjuego ahora es la pregunta por “los seres humanosy por sus modos particulares de formarse, es decir,de subjetivarse, de socializarse, de culturizarse, dedevenir seres humanos”. Es cuando hablamos deuna antropología histórico-pedagógica que resultade fundamental importancia para la reflexiónpedagógica.El amplio espectro de problemas y camposde investigación por los que la antropologíapedagógica se mueve es un reto para la reflexiónpedagógica del país. Es hora de apropiarnoso de asimilar esta tradición conceptual yproblemática, y aceptar que los asuntos concernientesa la educabilidad (Bildsamkeit) nose resuelven exclusivamente con referencia aconfusas concepciones del desarrollo humano.El debate queda servido.Bibliografía––BENNER, D. (1990). “Las teorías de la formación: Introducción histórico-sistemática a partir de la estructurabásica de la acción y del pensamiento pedagógicos”. Revista Educación, No. 292. Madrid. pp. 7-36––BENNER, D. (1991). “La capacidad formativa y la determinación del ser humano”. Educación. Vol. 43.Tübingen. Alemania. pp. 87-102.––ECHEVERRI, Guillermo (2004). “Educabilidad del sujeto”. Revista Textos. Número 8. pp. 108–131.––FERRERO, J. (1998). “La Antropología de la Educación en busca de su estatuto epistemológico y científico”.Letras de Deusto. Vol. 28. No. 79. pp. 167-208.––FLITNER, W. (1972). Manual de Pedagogía General. Barcelona: Herder.––FOUCAULT, Michel (1984). Las palabras y las cosas. Una arqueología de las ciencias humanas. Madrid: Planeta-Agostini.––GEHLEN, Arnold (1973). Ensayos de Antropología filosófica. Santiago de Chile: Editorial Universitaria.––GEHLEN, Arnold (1980). El hombre. Su naturaleza y su lugar en el cosmos. Salamanca: Sígueme.––GEHLEN, Arnold (1993). Antropología filosófica. Del encuentro y descubrimiento del hombre por sí mismo.Barcelona: Paidós.––HABERMAS, J. (2008). “La Filosofía como comodín e intérprete”. Conciencia moral y acción comunicativa.Madrid: Trotta.––ISER, Wolfgang (2005). Rutas de la interpretación. México D.F.: F.C.E.––KAMPER, Dietmar (1973). Geschichte und Menschliche Natur. Die Tragweite gegenwärtiger Anthropologiekritik.München: Carl Hanser Verlag.––KANT, Immanuel (1991). Pedagogía. Madrid: Akal.––KANT, Immanuel (1991a). Antropología en sentido pragmático. Madrid: Alianza.––LEPENIES, Wolfgang (1981). Geschichte der Soziologie. Studien zur kognitiven, sozialen und historischen Identitäteiner Disziplin. Frankfurt am Main: Suhrkamp.– – LISCHETTI, M. (1994) “La Antropología como ciencia”. En: M. Lischetti (Comp.). Antropología, BuenosAires: EUDEBA. pp. 11-31.24 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Educabilidad, formación y antropología pedagógica: repensar la educabilidad a la luz de la tradición pedagógica alemana - pp. 13-25––MAROTZKI, W., MASSCHELEIN, J., SCHÄFER, A. (1998). Anthropologische Markierungen. Beltz Verlag.––PLESSNER, Helmuth (1960): “La risa y el llanto”. Madrid: Revista de Occidente.––PLESSNER, Helmuth. (1978) Más acá de la utopía. Buenos Aires: Alfa.––SARMIENTO CASTRO, A. (2000) “La educabilidad, un proceso constante en construcción para el desarrollohumano”. Revista perspectivas. Nº 9. Bogotá. pp. 31-34.––WULF, Christoph (Ed.) (1994). Einführung in die pädagogische Anthropologie. Beltz; Weinheim, Basel.––WULF, Christoph, ZIRFAS, Jörg (Eds.) (1994a). Theorien und Konzepte der pädagogischen Anthropologie.Ludwig Auer GmbH: Donauwörth.––WULF, Christoph (1992). “Historische Anthropologie und Erziehungswissenschaft“. En: jörg Petersen yGerd-Bodo Reinert, (editores). Pädagogische Konzeptionen. Ludwig Auer GmbH: Donauwörth.––WULF, Christoph (1996). “Antropología histórica y ciencia de la educación”. Educación. Vol. 54. pp. 84-92.––WULF, Christoph (2003). Introducción a la Antropología Pedagógica. Barcelona: Idea Books.– – ZAMBRANO LEAL, A. (2001). Pedagogía, educabilidad y formación. Santiago de Cali: Nueva bibliotecapedagógica.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 25


Sandra Lorena Botina Narváeztanto dentro del país como hacia el exterior conel objeto de mejorar las condiciones de vida, particularmentecuando los indicadores de pobrezay desempleo se han elevado en los últimos años;como ocurrió en la zona cafetera (departamentosde Antioquia, Risaralda y Valle del Cauca).Con el incremento del desempleo, el cambioen la estructura productiva (desindustrializacióny disminución de las ganancias provenientes delcafé) y la creciente informalidad en la economíacolombiana, durante el período de 1996-1997 seaumentaron la pobreza y la exclusión social y conello la salida de trabajadores colombianos hacia losmercados laborales de Estados Unidos y España.Ahora bien, en los años setenta España enfrentóuna transformación política y, en los años ochenta,un desarrollo económico relevante gracias a suincorporación a la Unión Europea. Así mismo,fenómenos demográficos como el envejecimientode la población 6 , la mayor incorporación de lasmujeres al mercado laboral 7 y el aumento delnivel educativo de la población española en edadde trabajar generaron nuevos “nichos de trabajo”,los cuales tuvieron poca aceptación por parte delos españoles, aunque sí gran demanda por partede los Colombianos (Cachón, 2002).El desarrollo económico transformó la estructuraeconómica y social de España, lo que creóuna alta demanda de trabajadores extranjeros,sobre todo en los sectores de la construcción, delos servicios y de la agricultura 8 . El desajuste entreel deseo de trabajar de los autóctonos (españoles),el incremento de la mano de obra y la políticamigratoria española, incentivaron el ingreso detrabajadores extranjeros, especialmente de Colombia,al mercado laboral en actividades comoel servicio doméstico, cuidado de ancianos y deniños (Aparicio y Roig, 2005). Trabajadores queaceptaron cargos con bajas remuneraciones paracubrir las demandas de la tercerización de los centrosurbanos y las transformaciones de los sectoresagrícolas (Cruz, 2007).Por ello, entender el fenómeno de la migracióncolombiana implica retomar las causas sociopolíticasy económicas de Colombia pero tambiénlas condiciones del país de destino, en este casoEspaña, puesto que la migración es “[…] un conjuntodinámico que vincula las condiciones de lasociedad de origen con las particularidades de lasociedad de destino y que subraya la articulaciónde flujos humanos considerados individual y socialmente[…]” (González, 2009: 63).Estadísticas de la migracióncolombiana a EspañaSegún datos del DANE (2006), entre 2001-2005 los países a los que emigraron mayormentelos colombianos fueron: España (29.1%), EstadosUnidos (27.09 %), Venezuela (17.3%) y Ecuador(4.4%). En el 2005 estas cifras, sumadas al promediohistórico, dieron un total de 3’331.107colombianos que viven en el exterior (Garay,2007). Las salidas a España en el periodo 2000-2001 se relacionaron con la situación coyunturalde Colombia: la agudización del conflicto armadointerno (1998-2001) y la recesión económica(1990).En el 2000 se incrementa el flujo de colombianoshacia la Comunidad Autónoma de Madrid(CAM) en un 29% pero disminuye progresivamentehasta llegar al 3% en 2005 (Garay, 2008).Los colombianos residentes en España son unode los colectivos inmigrantes más numerososcon respecto a los extranjeros no comunitarios 9 .Según el INE (2005), la colombiana es la terceranacionalidad de extranjeros, con una poblaciónde 160.096 personas (10,2% del total de extranjeros),después de marroquíes (247.872=15,8 %)y ecuatorianos (216.465 = 13,8%). En el 2006representaba el cuarto colectivo más numeroso,con un total de 265.141 personas (6,40%) (INE,2007) (Ver Figura 1).6. Según estudios (1993), la población activa de 16 años desciende y posteriormente la de 17 y 18 años. En 2005 desciende en laedad de 16-30 años (no inserción laboral de jóvenes).7. De acuerdo al INE (2003), la tasa de participación femenina es de un 40% en 2001 y 47% en 2007.8. La tasa de activa total de la economía se ha incrementado considerablemente en un 70 % en los años 1996 y 2006. Parella (2003),según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).9. Se denomina así a los extranjeros que no hacen parte de la Unión Europea.30 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


El caso de las mujeres inmigrantes colombianas en Majadahonda (España) vinculadas al servicio doméstico - pp. 27-40Figura 1Flujos de inmigraciones procedentes de Colombia. (Extranjeros. 1996-2005)Fuente: INE, Estadísticas de variaciones residenciales (fichero de microdatos EVR 2005) [En línea] . Elaboración Cruz (2007).En el 2008 la Comisión de Inmigración y deCooperación 10 proporcionó datos que reflejan uncambio en la evolución de la inmigración colombiana.La situación es opuesta a la del periodo1996-2005, con una tendencia hacia la disminucióndel número de inmigrantes colombianos deforma progresiva (Ver Cuadro 1).Según la revisión de estos datos estadísticos,durante el periodo 2000-2005 la migración colombianaes más representativa cuantitativamente,a causa de la situación coyuntural de Colombia;por ello, este periodo es el seleccionado para delimitarla muestra de mujeres colombianas que hanemigrado a España y comprender las causas quedeterminaron su proyecto migratorio.¿Quiénes son los inmigrantescolombianos en España?Los colombianos que emigraron en el año1997 proceden de los departamentos de Risaralda(8,9%); Quindío (6.75%); Valle del Cauca(6,38%); Caldas (3,53%) y Antioquia (2,79%)(DANE, 2007) 11 . Para el caso de la CAM, loscolombianos proceden de Risaralda y Valle delCauca. En estas zonas se evidenciaron situacionescomo desempleo, bajos salarios y ausencia deoportunidades individuales. Además, algunoscolombianos emigraron porque contaban consólidas redes previas de compatriotas o amigosque estimularon y facilitaron el desplazamientohacia España.Cuadro 1Evolución de la migración colombiana (2007-2008)Enero 2007 Enero 2008 Mayo 2008%Incremento Enero08-Mayo 08Rumania 155.962 195.676 200.112 2,27%Ecuador 166.821 145.352 142.109 -2,23%Marruecos 83.347 85.626 88.626 3,50%Colombia 77.305 72.940 73.954 1,39%Fuente: Comisión de Inmigración y de Cooperación CM. Nacionalidades mayoritarias con notable incremento en la Comunidad deMadrid. 7 de enero / 8 de enero / 8 de Mayo. [En línea] www.madrid.org. Elaboración: Observatorio Regional de la Inmigración (2008).10. Es una comisión regional para la inmigración y la cooperación de Madrid, que realiza estudios de inmigración cuantitativos ycualitativos.11. El DANE revela el porcentaje de hogares colombianos con experiencia migratoria (al menos uno de sus miembros ha viajado alexterior).Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 31


Sandra Lorena Botina NarváezLas inmigrantes valoran a los demás de acuerdocon los beneficios ofrecidos en el proceso migratorio;perciben a los compatriotas y familiarescomo “el nosotros” porque se constituyen en lared de apoyo inmediato al momento de la llegada.Algunos de ellos fueron el contacto previo al viaje,quienes les dieron coordenadas de referencia delnuevo país o les facilitaron contactos para contratosde trabajo. Por ello, “el nosotros” se configura enfunción de la retribución, tanto material comoafectiva, al apoyo que recibieron de sus compatriotasy familiares.Antes de llegar a España, unos amigos ya habíanviajado, consiguieron trabajo fácil, ellos fueronlos que me motivaron a viajar al ver mi situaciónen Colombia; también me ayudaron a conseguirtrabajo en una casa. Como colombianos, nosotrosestamos acostumbrados a ser solidarios, será eso loque más extraño de la gente de allá (Mujer, empleadaexterna, tres años).La percepción que las mujeres tienen de “losotros” se toma como un elemento para diferenciara la gente que no es de nacionalidad colombiana.Ahí entran en juego aspectos valorativos respectoa la forma como las inmigrantes se sienten percibidasy tratadas en la sociedad española (“incluidas”o “excluidas”), lo cual incorpora un contenidocultural e ideológico que responde a lo que ellascomparten o piensan sobre la sociedad receptora.Predomina en las inmigrantes colombianas unapercepción de inclusión y de retribución positivaen el contacto y comunicación con autóctonos ydemás extranjeros.Llevo un año acá. Lo que viví en mi país me haservido para madurar en muchos aspectos de mivida, sobre todo para adaptarme a las condicionesdonde vivo, pues llegar a vivir a una casa ajena mecostó mucho, pero las personas que me recibieronme acogieron bien. Mis jefes son como mi familia.Desde antes de llegar una amiga que tambiénes colombiana me había recomendado con ellos(Empleada interna, un año de residencia, vive enel casco antiguo)Cuando se empieza a construir identidad segenera también un sentimiento de pertenencia quemoviliza al individuo a integrarse y a participar ensu comunidad (Domínguez, 2003). Este apego osentimiento de pertenencia a una zona o área localtiene que ver con las relaciones que las inmigrantesestablecen con sus vecinos (autóctonos, extranjeroso compatriotas) y con los usos que las inmigrantesdan a los espacios (instalaciones, equipamientos yservicios locales). El espacio para las inmigrantestiene una significación, un valor y un uso, puestoque posibilita relaciones, integración, participaciónen la sociedad receptora, sentimiento depertenencia y una identidad cultural y comunal(Castells, 1998).[…] cuando descanso, prefiero ir a la plaza cerca a lagran vía, allá me encuentro con conocidos, hablamosy compartimos comida, o merendamos (Empleadainterna, un año, vive en zona residencial).Le debo muchas cosas a Aicoide, pues me ayudarona hacer mis papeles para el trabajo; la abogada meha orientado en ello. Ahora estamos en el procesode reagrupar a mis hijos pequeños que están en Colombia.Me gusta ir a visitar a la trabajadora social eir al curso de informática (Empleada interna, cuatroaños, vive con sus empleadores).Este sentimiento de pertenencia de las inmigrantesse reafirma con la participación enasociaciones (Iglesia, Aicoide e Interculturas) y enlas diferentes actividades (paseos, caminatas ecológicas,fiestas del municipio de Majadahonda) quetienen como fin la integración en el país receptor através del intercambio cultural y del conocimientode la zona donde habitan. Estas instituciones adquierenvalor porque facilitan redes, integración yparticipación en la sociedad receptora.La localidad es, de acuerdo con lo anterior, elespacio donde las inmigrantes encuentran escenariosde interacción social e instituciones queposibilitan un sentido de afiliación que resuelvesus necesidades; además, facilitan su adaptaciónal nuevo territorio a través de experiencias quepermiten construir una identidad local en unterritorio específico, Majadahonda. Un espacioque no está vacío, porque en él se escenifican lasdiferentes interacciones en la manera como seapropia, se usa y habita el territorio. En palabrasde Pimienta. “[…] el territorio es espacio vividoy significado, es fragmento de identidad y depertenencia” (Pimienta, 2007).Factores condicionantesde la identidadEn este estudio se pudo comprobar que el espacio,el tiempo, el proyecto migratorio y las redes34 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


El caso de las mujeres inmigrantes colombianas en Majadahonda (España) vinculadas al servicio doméstico - pp. 27-40sociales son factores condicionantes en la formaciónde la identidad de las mujeres colombianas.Con respecto al espacio, es el lugar de viviendadonde las empleadas domésticas, tanto internascomo externas, conviven la mayor parte del tiempoy donde realizan sus prácticas cotidianas; este lugarestá definido por las condiciones físicas de unazona dentro de un territorio. En el caso de Majadahondanos referimos a la zona residencial quees el lugar donde las empleadas internas convivencon sus empleadores, y la zona del casco antiguo,donde comparten en red y en piso común conotros extranjeros. Las empleadas externas son lasque conviven en red en los pisos (apartamentos)compartidos con compatriotas, familia y demásextranjeros, lo que permite que tengan un espaciosocial propio. Igualmente, las internas compartenpiso con amigas o compañeros los fines de semana.Los pisos compartidos son un medio quepropicia la inserción inicial y acogida de las reciénllegadas. Por ello, en la etapa inicial algunasafirman que han llegado a lugares donde vivencompatriotas o personas que facilitaron el procesomigratorio. De todos modos, refieren que las condicionesde los pisos limitan las relaciones socialespor las condiciones de hacinamiento y deterioro.Desde que llegué vivo con mi mamá en una habitación,pues prácticamente vinimos de Colombiajuntas, en búsqueda de trabajo. Luego conocimosa unas personas de mi país y alquilamos un pisopara poder ahorrar (Empleada externa, 28 años,vive en red).El espacio de las empleadas internas se reduceal espacio residencial donde trabajan e interactúancon sus empleadores y con otras empleadas;además, comparten espacios públicos en las urbanizaciones,como el parque interno donde llevana los niños que están bajo su cuidado. Existe unapercepción de que la zona en que se vive limita lasactividades personales porque el espacio residencialdonde se trabaja sólo se utiliza para las actividadesdomésticas, lo que genera sentimientos de soledad,aislamiento y de encierro en las inmigrantes. Estopermitió ver cómo el espacio es un condicionantede las redes.Vivo en la casa con mis jefes todo el tiempo, delunes a sábado. La casa es agradable pero igual mesiento aislada de las demás personas [...] es poco eltiempo que puedo ir a otros lugares, sólo el fin desemana puedo ir a comprar las cosas que necesito,ir a llamar a mi familia (Empleada interna, 43 años,cuatro años de residencia).Los lugares públicos tienen un contenidosignificativo por su utilidad y por ser propiciospara generar redes. Estos espacios tienen un valorsimbólico por su posibilidad de crear relacionessociales y obtener estatus o prestigio social (Firey,1997). Iglesias y asociaciones y sitios públicoscomo parques, calles y locutorios (cabinas deteléfonos e internet) facilitan procesos de identificaciónsocial urbana en las inmigrantes y sonpercibidos como prototípicos o representativosen función de las relaciones que se establecen enellos y de las acciones que las mujeres desempeñan.En cuanto a la trayectoria migratoria de lasmujeres en España, las vivencias que han tenido,así como sus actitudes, percepciones, cambios,situaciones coyunturales, han definido su identidadtanto con el país de origen como con el paísde destino. Las inmigrantes resaltan experienciaspositivas en el país receptor, logros personales yeconómicos. Por ello, el nivel de satisfacción queexpresan por vivir en Majadahonda y el sentimientode pertenencia hacia este municipio semanifiestan en una fuerte identidad local. Estaidentidad local implica la adhesión a un espaciosocial que se ha construido en el territorio, dondelas inmigrantes viven, trabajan, obtienen beneficiosy apoyo en su proyecto migratorio.Me siento más de aquí que de allá, porque ya tengomi vida hecha aquí, tengo amigos que me hanapoyado hasta el momento (Empleada interna, 27años, vive en el casco antiguo).Se puede encontrar un tipo de identidad transnacionalque se contrapone a la nueva identidadque las inmigrantes han construido localmenteen el país receptor. Es una identidad ligada al paísde origen, por las raíces étnicas, vínculos con familiaresy redes; así mismo, por la valoración quehacen las inmigrantes de la experiencia que hanconstruido en el ámbito laboral y profesional enColombia. Esto explica que el espacio transnacional,las redes en origen y el tiempo de trayectoriamigratoria condicionen la identidad transnacional,lo que es más evidente en las empleadas internasque en las externas.Si estoy aquí, es por trabajo. De mi país extrañola familiaridad, la gente, el paisaje de cada zonaRevista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 35


Sandra Lorena Botina Narváez[…] sobre todo es mi familia lo que más extraño,compartir tiempos con ellos. Acá me siento bien, healquilado un piso con mi hija (Empleada interna,34 años, dos años de residencia).Esta identidad transnacional está ligada al sentimientode pertenencia al “terruño” (Pimienta,2007) al sentido de comunidad y de vínculo socialmediado por la cercanía familiar y por el territorioen el que existen memorias, vivencias y experienciasde vida que van desde los momentos familiareshasta la trayectoria lograda laboralmente por lasmujeres. Igualmente, la identidad transnacionalcrea una “comunidad imaginada” en la que sebusca perpetuar prácticas, traspasando las fronterasfísicas; tal es el caso de las mujeres que hanemigrado dejando a sus hijos o familiares en el paísde origen. Se podría pensar que en esa identidadtransnacional se pueden modificar relaciones degénero y estructuras normativas, es decir, prácticasdonde la mujer ha asumido un papel fundamental.Por supuesto, la incidencia de las trayectorias migratoriasen las relaciones de género es un aspectoque requiere de una investigación más amplia.En cuanto al tiempo de residencia, existen indiciosde la presencia de una identidad transnacionalen algunas empleadas internas que llevan menostiempo de residencia porque las redes existentes enColombia (familiares y sociales) y las experienciasque han tenido en su país les permiten conservar elarraigo con su país de origen. En el país receptor carecende redes porque no se integran totalmente ala sociedad. Con respecto a las empleadas externasque llevan más de dos años residiendo en España,hay indicios de una identidad local porque se generaronnuevas redes; el tiempo les ha posibilitadocrear nuevos vínculos en Majadahonda e integrarsetanto con autóctonos como con extranjeros.Llevo nueve años trabajando en España. En Majadahondatrabajo hace cinco años como empleadainterna y cuatro como empleada externa. Desdeque llegué me he dedicado a trabajar. Gracias aDios, nunca me ha faltado el trabajito. Estar todoel tiempo como empleada interna no me permitíatener amigos, ahora me queda más tiempo puessalgo todos los días y puedo relacionarme con másgente, ya sea de mi país o de España (Empleadaexterna, 48 años).Es evidente la influencia de la temporalidaden la construcción de la identidad de los procesosmigratorios según los colectivos de mujeres:empleadas externas y empleadas internas. En losprimeros meses de estancia en el país receptor lasmujeres experimentan un fuerte crecimiento en lasredes familiares, en las cuales la reciprocidad en losintercambios es elevada. Esta reciprocidad hace quelos contactos con la población del país de destinosean relativamente escasos. En algunos casos en quelas mujeres recién llegadas vienen con miembrosde la misma familia se observa una tendencia ala reclusión en su círculo más privado cuando setrata de solventar sus problemas asociados con lavivienda, el trabajo, la información u otros.Después de dos años de residir en Majadahondase nota que el tiempo más prolongado proporcionaa las inmigrantes un conocimiento más profundode la sociedad receptora y de los recursos de queen ella se puede disponer; así, la inmigrante se hacemás apta para la provisión de apoyo. Se podríasuponer que en el tiempo transcurrido la personareduce su necesidad de demanda de apoyo y suasentamiento está más consolidado, es decir, susnecesidades básicas de vivienda y trabajo ya estáncubiertas.Las redes sociales forjan igualmente identidaden las mujeres inmigrantes. Para las empleadasinternas, las redes son más de tipo transnacional:familia y amigos. En los primeros meses, parainternas y externas, la comunicación con la familiaes intensa, prevalecen las relaciones mutuas yescasean los contactos con el exterior. Al avanzar enel tiempo existe en las empleadas externas una tendenciaa contar con vínculos externos a su grupode amigos y familia y una apertura a otros sectoresde la sociedad que favorecen su integración.La importancia de lazos fuertes en el procesode adaptación de las inmigrantes colombianas ala sociedad receptora, principalmente los vínculostransnacionales con compatriotas, familia ycomunidades de origen, contrasta con la pocaconexión con otras personas que no son del círculomás íntimo, por lo menos en la primera etapa delproyecto migratorio; se observa que este círculo yaviene constituido desde el origen. En la segundafase se resalta cómo las inmigrantes establecenredes con otros compatriotas, motivadas por eltiempo y el espacio de residencia; así se va forjandoun sentimiento de pertenencia y de identidad.La identidad colombiana se va construyendo enun nuevo espacio conforme avanza el tiempo, se36 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


cambia el espacio y se fortalecen las redes. Con eltranscurrir del tiempo la familia pierde cierto pesoy las redes con autóctonos y extranjeros comienzana ampliarse.Ahora tengo más amigos; son de otros países. Tambiénconozco gente española con quienes comparto,cuando mis jefes me incluyen en sus actividades,por ejemplo una cena o una celebración familiar(Empleada interna, tres años de residencia en Majadahonda).Las redes sociales que más resaltan las inmigrantesson la iglesia, los locutorios, las plazas y parques,que por su condición de espacios abiertos facilitanla construcción de nuevas redes distintas de lasexistentes cuando recién llegaron. Las institucionesdesempeñan un papel fundamental; tal es el casode asociaciones como Aicoide o Interculturas,que promueven la integración de la poblacióninmigrante en Majadahonda.[Voy] Sólo a la iglesia y [me encuentro] con los delpiso los fines de semana; entre semana no me quedatiempo. A las clases de informática voy los sábadosen la tarde y asisto los días domingo a la asociacióncuando hay programada alguna actividad (mujer,empleada externa, 28 años, un año de residencia).Todo lo anterior demuestra que la identidadque las inmigrantes colombianas han construidoen Majadahonda está determinada por diferentesfactores relacionados entre sí. El espacio residencial(la urbanización y el casco antiguo son áreasdistintas de residencia), en relación con el tiempode residencia y con las redes, genera identidad; unaidentidad más arraigada con lo que han dejadoatrás, en su país de origen.Un mayor tiempo de residencia en España facilitaque las inmigrantes tengan más posibilidadde integrarse y de ampliar sus redes en los espaciospúblicos –parques y plazas–. Estos espacios sonpropicios para establecer interacciones con losdiferentes colectivos en la sociedad receptora.Los locutorios son espacios transnacionales, perotambién locales, que permiten formar y sostenervínculos en la sociedad de origen y de destino. Porúltimo, la iglesia representa el escenario dondepueden practicar sus ritos y creencias, prolongandoasí su identidad como mujeres colombianas.El caso de las mujeres inmigrantes colombianas en Majadahonda (España) vinculadas al servicio doméstico - pp. 27-40Conclusiones– La decisión migratoria es para cada inmigranteuna estrategia individual y colectiva para superarla situación coyuntural de Colombia. Seevalúa la intensidad del fenómeno migratoriocomo resultante de la incapacidad institucionaldel Gobierno y de las élites socioeconómicaspara atender a las demandas y expectativas sociales,situación que limita las oportunidades yposibilidades de llevar una vida digna a grandessectores de la población colombiana.– Existen proyectos migratorios relacionados conuna identidad transnacional en origen, porarraigo familiar, raíces culturales y redes; estoexplica el deseo de algunas inmigrantes de retornara Colombia. También se evidencia unaidentidad local relacionada con el país receptorpor las formas de integración que han logradolas inmigrantes, la apropiación de modelos oestilos de vida, así como la elección de roles enla nueva sociedad.– El espacio residencial (la urbanización y elcasco antiguo son áreas distintas de residencia),en relación con el tiempo de residencia ycon las redes, genera identidad. Las redes delas empleadas que viven en zona residencial,con menor tiempo de residencia, se reducena empleadores y familiares; así, las redes sonescasas, débiles y poco propicias por el ámbitoresidencial que habitan; por eso, estas empleadasno han forjado una identidad colectiva.Las que viven en el casco antiguo y por mayortiempo tienen redes extendidas a compatriotas,extranjeros y autóctonos, facilitadas por unentorno más denso y compacto que posibilitalos encuentros y consolida una identidad máslocal.– En este sentido, puede decirse que las redesgeneradas por las inmigrantes se dan enfunción del lugar de residencia. Los espacios,tanto en la zona residencial como en el cascoantiguo, poseen elementos diferenciadores delas relaciones y de las identidades. En la zonaresidencial las relaciones, limitadas al espacioprivado, se dan entre empleadas y jefes. En elcasco antiguo se amplían las redes con autóctonos,compatriotas y demás extranjeros, abiertosa compartir en espacios públicos.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 37


Sandra Lorena Botina Narváez– La identidad local se ha construido por laadquisición de nuevos roles, estatus social yla generación de redes entre locales y compatriotas.En contraposición, la identidadtransnacional que aún se sostiene en algunasinmigrantes, específicamente las que llevanmenos tiempo y experiencia migratoria, lesimpide la apropiación del territorio y desarrollode un sentimiento de pertenencia a la zonalocal donde se vive.– La identidad podría definirse como un procesode elaboración subjetiva que permite que lasmujeres inmigrantes construyan significados yvaloraciones respecto de los espacios a escalalocal y transnacional a partir de las relacionesque han establecido con los otros, de los vínculoscon ellos y cómo se han situado en undeterminado territorio, sea en España o enColombia.– La identidad de las inmigrantes tiene unadimensión espacial relacionada con la apropiacióny el uso de espacios como el lugar deresidencia (casa de empleadores, piso compartido)y los espacios públicos (calles, plazas yparques, locutorios, iglesia y asociaciones deinmigrantes). La identidad también tiene unadimensión social, la que se da con respecto alas interacciones y redes que establecen enColombia y España (familia, compatriotas,autóctonos, extranjeros e instituciones). Finalmente,tiene una dimensión cultural, productodel intercambio de costumbres reflejadas enla gastronomía, las fiestas patrias, las celebracionesreligiosas y las actividades sociales en elmunicipio.– Existe relación entre tiempo, espacio y redes. Amayor tiempo de residencia en la comunidadlocal hay más posibilidad de que exista unainteracción más externa (espacios públicos),mayor ampliación de redes sociales y unaidentidad más local. A menor tiempo, lainteracción es más interna (espacio privado),limitada a las redes de empleadores, vecinos yempleadas domésticas; la interacción externasólo se da con familiares por medios transnacionales.– Instituciones como las Asociaciones de Inmigrantes(Aicoide, Interculturas), desempeñanen la construcción de identidad de las inmigrantescolombianas, un papel de facilitadorasde redes; además, legitiman las prácticassociales de las inmigrantes colombianas en lacomunidad de Majadahonda a través de suparticipación e integración.– Investigar acerca de la identidad local ytransnacional posibilita conocer cómo lasinmigrantes participan, al mismo tiempo, enla vida social y política de su país de origena través de comunidades étnicas, religiosas ylaborales. La identidad transnacional enfocalos modos de “pertenecer” y de “ser”. Cuandose habla del “pertenecer” se habla de las raíces,de la descendencia, de la etnicidad; el “ser”, encambio, implica una interacción más allá delas fronteras. La identidad se evidencia cuandolas mujeres, por la nostalgia o la imaginación,se desplazan a lugares lejanos y rememoran alos suyos, lo que ocurre independientementede si se vive en un campo transnacional o no.– Los hallazgos de esta investigación conducena profundizar en aspectos como las redes y laformación de la identidad dentro de los paísesy más allá de sus fronteras; las prácticas que setransforman en la trayectoria migratoria, comorelaciones de género, sistemas normativos,participación social y política; el territoriocomo fundamento de construcción de identidades:aspectos socioculturales. Reiteramos:indagación se centró, por tratarse de una investigaciónen un tiempo limitado y con unosobjetivos definidos, en conocer las prácticassocio-espaciales en torno a la identidad quelas inmigrantes han construido.38 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Sandra Lorena Botina Narváez––PIMIENTA, A. 2003. “La configuración de la identidad local en la diversidad cultural: El caso de Caucasia”.En: “Caucasia entre la diversidad cultural”. INER. Universidad de Antioquia. Medellín.––PRATT, M. (1999). “Modernidad, otredades, entre-lugares”. Ponencia presentada en el seminario: El Mundoen que Vivimos: Modernidad y Ciudadanía a Fin de Siglo, ciesas/iteso/usis-Guadalajara.––REQUENA, M (2010). “La Migración Colombiana en España”. En: DIEZ, N y Ramírez, M. La voz de losinmigrantes. Instituto de migraciones y servicios sociales (INMERSO). Madrid.––RUIZ, J. (2009). “Análisis sociológico del discurso: métodos y lógicas”. FORUM: Qualitative social research. Vol.10. No. 2. pp. 38-75.––SENETT, R (1975). “Vida urbana e identidad personal. Los usos del desorden”. Barcelona: Ediciones Península.Webgrafía––CASTRO, P. (2003). “Teoría de las prácticas sociales”. En: “Complutum Extra”, 6 (II). http://revistas.ucm.es/ghi/11316993/articulos/CMPL9696330035A.PDF. pp. 35-48. Publicado en la red: Diciembre 2008.Consultado el 9 de Septiembre de 2010.––CONSEJERIA DE INMIGRACION Y COOPERACION.(2008). “Informe de la población extranjeraempadronada en la Comunidad de Madrid 2008”. http://www.madrid.org/cs/Satellite?blobcol=urldata&blobheader=application%2Fpdf&blobkey=id&blobtable=MungoBlobs&blobwhere=1220355110798&ssbinary=true Publicado en la red: Febrero 2009. Consultado el 25 de Octubre de 2010.––DELGADO, M. (1998). “Dinámicas identitarias y espacios públicos”. En: Revista CIDOB D’AFERS INTER-NACIONALES. p.p. 43-44. Fundación CIDOB. www.cidob.org/ca/content/download/5483/54027/file/43-44delgado.pdf. Publicado en la red: Diciembre 2008. Consultado el 17 de Octubre de 2010.––FIREY, M (1995). “El estudio de los vecindarios” En: Espiral. “Estudios sobre estado y sociedad” Una concepción.Vol. 1. No 2.––http://148.202.18.157/sitios/publicacionesite/pperiod/espiral/espiralpdf/Espiral2/113-130.pdf––Publicado en la red: Enero de 1995. Consultado el 14 de Abril de 2011.––GARAY, L y MEDINA, A. (2009). “La Migración Colombiana a España. El capítulo más reciente de una historiacompartida”. Observatorio Permanente de Inmigración, Ministerio de Trabajo e Inmigración, Secretaría deEstado de Inmigración y Emigración. http://extranjeros.mtin.es/es/ObservatorioPermanenteInmigracion/OtrosDocumentos/archivos/21_La_migracion_colombiana_a_Espana.pdf––Publicado en la red: Enero 2010. Consultado el 18 de Octubre de 2010.––INE. “Movimiento natural de la población”––http://www.ine.es/jaxi/menu.do?type=pcaxis &path=/t20/e260&file=inebase Publicado en la red: Diciembre2008. Consultado el 13 de Diciembre de 2010.––INE: “Encuesta nacional de inmigrantes”––http://www.ine.es/inebmenu/mnu_migrac.htm Publicado en la red: Diciembre 2007. Consultado el 10 deSeptiembre de 2010.––RUIZ, M. (1998). “Racismo y espacio público” En: Acciones e investigaciones sociales. No 5. http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=170227––Publicado en la red: Diciembre 2001. Consultado el 10 de Abril de 2011.– – SECRETARIA DE ESTADO DE INMIGRACION Y EMIGRACION. “Informes Estadísticos: extranjeroscon tarjeta o permiso de residencia en vigor 2006”. http://extranjeros.mtas.es/es/general/tabla2_dic06.html.Publicado en la red: Febrero 2001. Consultado el 20 de Octubre de 2010.40 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Discursos y estrategiasde la Iglesia Católica frentea la pluralizaciónreligiosa en Colombia *Discourses and Strategies of the Catholic Church in the Contextof Religious Pluralization in ColombiaCristina MorenoResumenDesde mediados de siglo, y en particular en lasúltimas décadas, se ha producido en Colombia unproceso de diversificación religiosa. La llegada denuevos agentes religiosos, en especial del pentecostalismo,ha puesto fin al tradicional monopolioreligioso del catolicismo. El presente artículo explorade qué manera la Iglesia Católica ha hechofrente al nuevo contexto. La pluralización religiosageneró una reconfiguración de los significadosreligiosos, así como de las relaciones de la IglesiaCatólica con el Estado y la sociedad colombiana.Palabras clave: pluralización religiosa, Colombia,Iglesia Católica, pentecostalismo.AbstractSince the middle of the century, particularly in thelast decades, a process of religious diversification hasoccurred in Colombia. The arrival of new religiousgroups to the country, especially of the Pentecostalmovement, has finished with the traditional religiousmonopoly of the Catholic Church. The present worksexplores the ways in which the Catholic Church hasreplied to this new context. Religious pluralizationhas produced a reconfiguration of the relation thatthe Catholic Church has toward the colombian stateand society.Keywords: religious pluralization, Colombia,Catholic Church, Pentecostal movement.IntroducciónDesde mediados del siglo XX, y de maneranotable en las tres últimas décadas, se ha producidouna diversificación del campo religioso en Colombia.Las estadísticas evidencian el crecimientorelativo de nuevas comunidades religiosas en detrimentodel tradicional monopolio religioso de laIglesia Católica (Beltrán, 2009). Diferentes observadoresde la vida social, desde múltiples disciplinas,se han interesado por comprender el cambioreligioso en Colombia. No obstante, observamosque las respuestas de la Iglesia Católica frente a lapluralización religiosa han sido poco estudiadas.Generalmente, se ha presentado a la Iglesia Católi-• Fecha de recepción del artículo: 25-05-2011 • Fecha de aceptación: 29-08-2011.Cristina Moreno. Historiadora de la Université de la Sorbonne, Paris III, IHEAL. Correo electrónico: crismore67@gmail.com* Este texto hace parte de los documentos preliminares de la tesis de maestría “L’Église catholique face à la pluralisation religieuseen Colombie au XXe siècle”. Université de la Sorbonne, Paris III, IHEAL. 2011.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2. Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X - pp. 41-51 ‣ 41


Discursos y estrategias de la Iglesia Católica frente a la pluralización religiosa en Colombia - pp. 41-51la Iglesia Católica y de la sociedad. Podríamosubicar, como lo propone William Beltrán, estasdiferentes corrientes en algún lugar del continuotrazado por dos tipos extremos representados, porun lado, en los sectores que intentan adaptarse a lamodernización y a la secularización y, por el otro,en los sectores que dan continuidad a la actitudintransigente (Beltrán, 2010). Teniendo en cuentaesta observación, concentremos nuestra atenciónen la postura institucional de la Iglesia pues es laque en un principio estipula las directivas quese deben seguir para el conjunto de los católicoscolombianos 5 .La Constitución de 1991y el nuevo contexto pluralistaLa Constitución de 1991 marcó una rupturafundamental en el discurso y en las estrategias dela Iglesia Católica. Por primera vez en el país seimpuso de manera definitiva la libertad de cultoy de conciencia. Esta Constitución no sólo reconocióuna realidad que venía ya tejiéndose en elpaís, sino que a su vez tuvo efectos en el camporeligioso puesto que permitió el libre crecimientode las iglesias de toda confesión. El catolicismo yano puede imponer sus creencias y prácticas comoúnicas legítimas y debe adaptarse a la lógica demercado que caracteriza el mundo pluralista (Berger,1971). En este contexto existe una rivalidadentre cosmovisiones y sistemas de valores cada vezmás diversos, en adelante libres para “vender susproductos simbólicos” 6 . El discurso condenatorioe “inquisitorial” y las estrategias ofensivas no pudieronfrenar el crecimiento del pentecostalismoen el país y encarar la pluralización religiosa y lasecularización. En este nuevo contexto, y despuésde mucho negar la realidad, la Iglesia Católica tuvoque tratar de comprender el fenómeno antes quejuzgarlo, a través del estudio crítico de sus determinantes.La fragmentación religiosa, y en particularel crecimiento del pentecostalismo, pusieron aldesnudo un gran número de incongruenciasque imposibilitaban la adaptación de la IglesiaCatólica a los cambios de la sociedad colombianay a las necesidades y deseos de sus feligreses. Estoimplicó una trasformación de la cultura religiosa.Así como lo recalca Pierre Bourdieu, “[…] lossistemas de creencias y de prácticas aparecen comola expresión, más o menos transfigurada, de lasestrategias de los diferentes grupos y especialistasen competencia por el monopolio de gestión delos bienes de salvación” (Bourdieu, 1971: 302). Enefecto, la Iglesia Católica ha tenido que moldearsus rasgos distintivos (tanto litúrgicos como doctrinales)para acomodarse a las exigencias de unmercado religioso competitivo.A continuación brindamos algunas de lasconclusiones de nuestro trabajo de investigación.Estas contribuciones no constituyen un inventarioexhaustivo; sin embargo, pueden brindar algunaspistas de reflexión para el análisis de las estrategiasadoptadas por la Iglesia Católica en este nuevocontexto, análisis hasta ahora poco abordado porlas ciencias sociales en Colombia.Estudio crítico del catolicismo y delfenómeno de pluralización religiosaEl nuevo contexto pluralista evidenció la situaciónde crisis del catolicismo en el país. La IglesiaCatólica, que durante tantos años vivió con el presupuestode una nación católica y un sentimientoreligioso genuinamente arraigado en la población,ya no tiene hoy una posición triunfalista, al puntode considerar nuevamente a Colombia como unatierra de misión. 7 El necesario aggiornamento enel que la Iglesia Católica colombiana debía comprometerseexigía de antemano un examen críticosobre la institución católica y su rol en la sociedad,así como un estudio de la trasformación religiosay sus determinantes socio-culturales en el nuevocontexto de la sociedad colombiana. Durante5. Además, este discurso es interesante puesto que revela las tensiones entre las diferentes corrientes existentes en el catolicismo ymanifiesta el control jerárquico frente a estas diferentes propuestas y formulaciones.6. En este sentido, la pluralización hace referencia a un fenómeno más extenso que la simple diversificación religiosa. El catolicismono sólo debe enfrentarse al desarrollo de nuevas ofertas religiosas sino también a un sinnúmero de ofertas seculares que constituyenofertas de sentido alternativas a la propuesta católica.7. Conferencia Episcopal de Colombia (CEC). Colombia misionera, ¿qué dices de ti misma? Febrero 2007. En este documento sereconoce que la Iglesia Católica enfrenta un periodo difícil en el país. La pérdida de espacio del catolicismo frente al protestantismo,así como las dificultades para adaptarse a los cambios de la sociedad colombiana, son la manifestación de la situación de crisis queatraviesa la institución.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 43


Discursos y estrategias de la Iglesia Católica frente a la pluralización religiosa en Colombia - pp. 41-51Nacional de Ecumenismo o la Semana de Unidadde los Cristianos, cabe recalcar que el comité estácompuesto exclusivamente por miembros de lasiglesias históricas 12 , lo que excluye a las iglesiaspentecostales. De hecho, una de las tareas de dichocomité es reflexionar conjuntamente sobre “lassectas”, una expresión que tiende a mostrar a estasexpresiones religiosas como des-institucionalizadasy fanáticas 13 .El ecumenismo conlleva un gran número dedificultades. Las ambigüedades que expresan lasconclusiones de la Conferencia Episcopal entrediálogo y misión 14 ponen de manifiesto las dificultadesteológicas de estas iniciativas. Por estarazón el ecumenismo es sobre todo práctico y semanifiesta en la colaboración en obras de interéssocial. En los textos publicados por la ConferenciaEpiscopal sobre el tema siempre se da una justificaciónapostólica del ecumenismo; sin embargo,no cabe duda de que existe un componente estratégicode defensa de la religión institucional 15 .No obstante, observamos algunos esfuerzos paraestablecer un diálogo con el pentecostalismo. Enla última Semana de Unidad por los Cristianos 16 elprofesor William Mauricio Beltrán, especialista delpentecostalismo en Colombia, lanzó la reflexiónsobre un eventual diálogo con el pentecostalismo.En realidad, dicho diálogo entraña un gran númerode dificultades puesto que muchas de las iglesiaspentecostales muestran una posición antagónicafrente al catolicismo. Además, la identidad de estosgrupos se construye en gran medida en contraposicióna la Iglesia Católica. Su éxito se funda tambiénen su capacidad para presentarse como unaalternativa frente al catolicismo. Por otro lado, lasiglesias neo-pentecostales son empresas centradasen crear estrategias de crecimiento, lo que hace queel eje de la relación con el catolicismo sea esencialmentela competencia. Dado además el pocodesarrollo teológico formal que las caracteriza, lasiglesias pentecostales se sienten poco atraídas haciael ecumenismo. Finalmente, vale la pena recalcarque construir una plataforma institucional parael diálogo ecuménico con el pentecostalismo esdifícil pues este es un movimiento fragmentario ydesinstitucionalizado (la Conferencia Evangélicaasocia sólo una minoría de estas iglesias).Si bien el crecimiento del pentecostalismoha sosegado el carácter sectario de antaño y hafavorecido la interrelación de los creyentes dediferentes comunidades religiosas, observamos lapermanencia de actitudes intolerantes. La encuestarealizada por la Universidad de San Buenaventura(Beltrán, 2009) nos da un indicio de esta continuidad:39% de los encuestados opinan que hoyen día existe todavía discriminación religiosa. Enefecto, en muchos lugares del país la pluralizaciónreligiosa todavía es vista como un escenario deposibles enfrentamientos de carácter religioso.Valdría la pena, entonces, ahondar sobre el temade la tolerancia religiosa en el país. Consideramosque en la actitud de muchos católicos predominaaún una visión “integralista” de la religión a pesarde la opción a favor del pluralismo defendida porla Iglesia Católica institucional. Esto nos permitiríaahondar igualmente sobre la incidencia de lasdeclaraciones clericales.La opción pluralista promovida por la ConferenciaEpiscopal se manifiesta igualmente en susesfuerzos por reconocer y fomentar la diversidadcultural. Esta actitud debe situarse en el contextomás amplio del reconocimiento por parte del Estadoy de la sociedad colombiana de la diversidadcultural y étnica en el país. La Constitución de1991 reconoce el carácter multicultural y multiét-12. El comité está compuesto por miembros del Opus Dei, de las iglesias Luterana, Menonita, Ortodoxa, Anglicana, Presbiteriana,Bautista, Metodista, así como por musulmanes y judíos.13. El comité, por ejemplo, busca implantar en las diferentes Diócesis una delegación ecuménica que además de “formar los laicos alecumenismo; les brinde folletos de orientación sobre las sectas y las iglesias que no están en comunión con Roma”. Informe degestión 2002-2005, Sección ecumenismo y diálogo interreligioso, Bogotá, CEC, 2005.14. “Existen en las tradiciones no cristianas cosas verdaderas y buenas pero es una necesidad examinar estas riquezas a la luz del evangelio,liberarlas y reducirlas al dominio del dios salvador”. Ad gentes 11, apostolicam actuaositatem, 14, 29. Informe de gestión2002-2005, Sección ecumenismo y diálogo interreligioso, Bogotá, CEC, 200515. “Es necesario unirse a las iglesias y a las religiones no cristianas históricas presentes para reivindicar el valor de la religión y de susexpresiones auténticas y así propiciar una política de libertad religiosa que proteja el buen nombre de las religiones y establezcarequisitos de alta exigencia para el reconocimiento jurídico y sistemas de vigilancia y control a las actividades hechas en nombrede la religión”. Informe de gestión 2002-2005, Sección ecumenismo y diálogo interreligioso, Bogotá, CEC, 2005.16. La Semana de Unidad por los Cristianos es uno de los eventos ecuménicos más importantes que los cristianos celebran en elmundo. En esta celebración, que se realiza todos los años, del 18 al 25 de enero, se reflexiona y ora conjuntamente alrededor deun tema bíblico escogido para la ocasión.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 45


Cristina Morenonico de la sociedad colombiana. En este sentido,la Iglesia Católica ha tenido que admitir que debealinearse con ciertos principios del Estado secularpara de esta forma asegurar su presencia. Por otrolado, la Iglesia Católica es consciente del rol quejuegan las nuevas religiosidades en la afirmaciónde identidades étnicas y culturales. La conversiónal protestantismo, en particular en su vertientepentecostal, representa en ocasiones una estrategiaparadójica de integración a la sociedad dominante,sin que esto implique el abandono de la identidadétnica o comunitaria. El pentecostalismo cuestionael carácter destructor y homogeneizante de lasculturas locales de que ha sido acusado el catolicismo17 . Dada su gran flexibilidad y adaptación,el pentecostalismo tiene una capacidad notablede ser sincrético y de incorporar lo transnacionalnacional-local;es decir, juega exitosamente conla articulación global/local (Bidegaín, 2005). Poresta razón que la Iglesia Católica se esfuerza porrenunciar a una ortodoxia intransigente 18 y porreconocer la reapropiación simbólica del catolicismoen las diferentes culturas y clases sociales 19 .Así mismo, se trata de revalorizar el lugar y rol dela mujer en la vida de la institución eclesiástica 20 .De igual forma, vemos cómo se llevan a cabo reflexionessobre una educación que tenga en cuentael pluralismo religioso y cultural y cómo se realizanesfuerzos, en particular por parte de los jesuitas,para la construcción de una ética cívica 21 (Beltrán,2004). Si bien observamos avances significativosen materia de pluralismo, permanecen posturasintransigentes frente a ciertas minorías como loshomosexuales (Arias, 2006), posturas que de hechocomparten con el pentecostalismo y que tal vez seexplican justamente por este alineamiento.La “pentecostalización”del catolicismoAdemás de esta adopción progresiva del pluralismo,observamos un gran número de adaptacioneslitúrgicas y doctrinales. La pluralizaciónreligiosa y la secularización, así como los cambiosque se han producido en la sociedad colombiana enlos últimos años, han generado una recomposiciónreligiosa. En el contexto de un mercado religiosolibre y desregulado, la Iglesia Católica debe estarmás vigilante a las necesidades de sus fieles y a lasofertas religiosas existentes con el fin de acomodarsus contenidos religiosos a estas realidades.En particular, la Iglesia Católica se ve enfrentadaal éxito del pentecostalismo en el país. Apesar del discurso que en principio la opone demanera radical a “las sectas”, el pentecostalismoha influido de manera notable en sus prácticas ycreencias. Con el Concilio Vaticano II el catolicismointrodujo un gran número de reformas litúrgicas,doctrinales y organizacionales con el fin de adaptarel catolicismo al contexto moderno. Estas reformas,muchas veces calcadas de las estrategias quelos protestantes habían implantado en su esfuerzomisionero, no permitieron, sin embargo, frenarel crecimiento del pentecostalismo en el país. Porotro lado, como muchos investigadores lo hanrecalcado, las disposiciones del Concilio VaticanoII tuvieron poca repercusión en el país (Saranyana,2005). Sin embargo, el éxito de este tipo dereligiosidad a finales de siglo obligó a la IglesiaCatólica colombiana a tomar en cuenta estas disposiciones.Observamos una “pentecostalización”relativa de sus contenidos litúrgicos y religiosos.El pentecostalismo, que había nacido fuera o enoposición a las iglesias institucionales e históricas,17. El estudio de Christian Gros sobre el cambio religioso entre las comunidades indígenas en Colombia es ilustrativo de estas dinámicas(Gros, 1999). A diferencia de la Iglesia Católica, las iglesias evangélicas y pentecostales promueven la consagración de ministrosautóctonos, el bilingüismo y la incorporación de creencias y prácticas ancestrales en el culto pentecostal.18. “Después de lo visto resulta evidente que no existe una fe “pura” que pueda ser inculturada. Siempre lidiaremos con una fe yavivida y expresada en una determinada cultura. Y las objetivaciones de la fe deberán ser respetadas en su verdad, pues son marcosincuestionables para expresar la fe de la Iglesia en una determinada época”. CEC. La inculturación de la fe como desafío pastoral.2008. p. 48. En este mismo documento se nos dice que la religión popular es la expresión de la fe en medios culturales desconocidoso despreciados por la religión oficial. El reconocimiento de lo popular es importante en la medida en que el pentecostalismo esen larga medida una religiosidad popular.19. Es lo que en teología se ha teorizado como inculturación (Sánchez, 2009).20. Por ejemplo, CEC. La mujer y las culturas emergentes en Colombia. febrero. 2000.21. Sobre este punto Francisco de Roux nos dice que: “(…) se impone a nuestra reflexión la tarea de contribuir al desarrollo de unaética cívica, basada en el respeto de las más diversas posiciones y enriquecida con los puntos de vista de todos en un verdaderoecumenismo social y político. Esta ética, diferente de la moral católica, tiene que situarse muy bien desde nuestra visión del hombrey de la historia, para que podamos desde la fe cristiana contribuir a una tarea humana que compartimos con no creyentes en lamaduración de una auténtica secularización social” (De Roux, 1987, p.4).46 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Discursos y estrategias de la Iglesia Católica frente a la pluralización religiosa en Colombia - pp. 41-51parecía más capaz de entender las complejidadesdel mundo moderno, o, por lo menos, de ofrecera los feligreses los “bienes de salvación” adaptadosa las necesidades de la sociedad contemporánea. Lamayoría de investigadores que han trabajado sobrela reconfiguración del catolicismo en el mundocontemporáneo han subrayado dicha influenciaevidente en la Renovación Carismática Católica.Sin embargo, creemos que su influencia se observamás allá de los contornos de este movimiento yque en muchas de las adaptaciones del catolicismoinstitucional se encuentran características delpentecostalismo. Algunos investigadores sostienenque si bien existe una recomposición del camporeligioso, esta no implica una trasformación de lacultura religiosa, y subrayan la continuidad queexiste entre el pentecostalismo y el catolicismo popular(Beltrán, 2009: 181). Es cierto que estas dosofertas religiosas comparten un núcleo de valores ycreencias; sin embargo, pensamos que las afinidadesentre estos dos universos son el resultado delmedio que las vio nacer y que la permanencia deciertas representaciones no excluye la innovación ytransformación de las prácticas religiosas. Por otrolado, no cabe duda de que aunque el catolicismopopular vehiculaba formas de creencia y de prácticassimilares, en la actualidad éstas, además degeneralizarse a otros grupos sociales, han tenidoun aval institucional.En primer lugar, observamos un cambio en lasestrategias evangelizadoras de la Iglesia Católica.La Iglesia reconoce que “las sectas” llenan los vacíosque ella deja, pues responden a una demandareligiosa de las masas populares que la Iglesia nosatisface a causa de su incapacidad para adaptarseal mundo moderno y también por su ausenciafísica y evangelizadora. En el documento Colombiamisionera, ¿qué dices de ti misma? 22 , el autor insistesobre la incapacidad de la Iglesia Católica paraadaptarse al fenómeno urbano. La urbanización hagenerado nuevas necesidades psicológicas, socialesy emocionales, a las cuales la Iglesia Católica noha sabido responder exitosamente. Consciente deque el pentecostalismo se implanta de manera privilegiadaentre las masas populares, desarticuladassocial y culturalmente, y que la desigualdad y lapobreza son un terreno fecundo para el cambioreligioso, la Iglesia Católica trata de hacer presenciaen dichos lugares. Los redentoristas de la ciudadde Bogotá, por ejemplo, se encargan de enviar misionerositinerantes a la periferia de la ciudad y deacompañar a las nuevas poblaciones desplazadas.En la actualidad se innovan formas de presenciaen la sociedad a través del uso masivo de las nuevastecnologías de comunicación, de la promoción delos movimientos eclesiales laicos –que asocian losfeligreses desarticulados del cuerpo central de laIglesia Católica y permiten compensar la deserciónde la parroquia como forma de organizacióneclesial–, y por medio de la actualización de lapredicación.La Iglesia Católica reconoce que se ha pasadodel Homo sapiens al Homo videns 23 . Si bien desde losaños setenta la institución católica había utilizadola radio y la televisión, en la actualidad su ofertamediática constituye, al igual que para las iglesiaspentecostales, una red inmensa que garantiza unanovedosa forma de vínculo con sus feligreses,además de ofrecerles múltiples servicios más alláde los espirituales. Hoy en día tiene estacionesradiales como Radio Mariana (1.440 AM), RadioMaría (1.220), Minuto de Dios Estéreo (107.9FM), y canales televisivos como Tele-Amiga yCristo-Visión.Por otro lado, la Iglesia Católica es consciente deque su discurso e inquietudes no corresponden enmuchos casos a los lenguajes y problemáticas contemporáneos.Los documentos publicados por laConferencia Episcopal en los últimos años acusana algunos sacerdotes y obispos de ser malos comunicadores,y los alientan a abandonar el “lenguajedemasiado clerical” que caracteriza el catolicismocolombiano, con el fin de establecer una verdaderacomunicación dialogal con los feligreses. De igualforma, se critica el ritualismo de la liturgia y seinvita a que la predicación, demasiado abstracta,establezca puentes con los problemas concretosdel individuo 24 . Esta voluntad de actualización semanifiesta igualmente en la adecuación de los contenidosreligiosos a las demandas de los feligreses.22. CEC. Colombia misionera, ¿qué dices de ti misma? Febrero. 2007.23. Documento expedido por la CEC después de la Asamblea del 4-8 julio 2005.24. “Es necesario establecer un diálogo con las nuevas generaciones, si no lenta pero seguramente nos desconectaremos de la realidady de sus realidades, hasta el punto de no entender su comportamiento, ni su lenguaje, ni su mundo”. Francisco Ceballos Escobar(2000). Colombia misionera que dices de ti misma. Bogotá: CEC. p. 139.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 47


Cristina MorenoLas cartas pastorales y documentos expedidos porla Conferencia Episcopal desde los años noventainsisten en la necesidad de una renovación espiritual,en promover la intensidad y expresividad delculto e introducir la emoción y el cuerpo medianteel éxtasis religioso. El culto católico es visto comoun encuentro con Jesucristo vivo, mediante el cualel poder del Espíritu Santo puede manifestarsea través de milagros y carismas. Así mismo, serecalca que es preciso dar un énfasis a lo afectivoemotivosobre lo racional-intelectual, remplazandoasí las “[…] hermenéuticas racionalistas de cortehistórico-crítico y estructuralista por interpretacionesmás literarias” 25 . Este tipo de reformas haceneco a la religiosidad del pentecostalismo. De igualmanera, se subraya la experiencia religiosa. Desdela Conquista el catolicismo impuso una culturay una religión sin que hubiese una verdaderaexperiencia subjetiva de la fe. Ahora bien, el avivamientoreligioso parece mostrar la importanciade la experiencia y subjetivación religiosa, por locual se insiste en dichos documentos sobre esteaspecto del catolicismo que se ve y se vive comoun camino de santificación.“La era del laicado”La promoción de los movimientos eclesialeslaicos en el catolicismo, así como la voluntad porincrementar su participación en ministerios y oficioslitúrgicos, es una característica del catolicismocontemporáneo. En el caso colombiano es lo queel investigador Fabián Sanabria ha calificado comola entrada a la “era del laicado” (Sanabria, 2004).La Iglesia Católica se enfrenta actualmente a ladesinstitucionalización e informalidad religiosa,mientras que los sectores laicos o subalternosbuscan consolidar sus propias empresas religiosasal margen de los agentes dominantes dentro delcampo religioso. Además, se enfrenta al incipientefenómeno de la individualización, que reclama laautonomía del sujeto para definir sus creenciasreligiosas y autodeterminarse.La Iglesia Católica ha tenido, en consecuencia,que hacer compromisos para intentar sobrepasarel clericalismo y autoritarismo que caracterizódurante tantos años su acción pastoral 26 , a travésde la promoción de la participación laical y lavalorización de una evangelización basada encomunidades eclesiales laicas, “orgánicas y vivas”.Esta estrategia le permite, por un lado, canalizarestas tendencias secularizadoras y así seguir jugandoun rol como institución capaz de orientar lareligiosidad de sus feligreses y, por otro lado, hacerfrente al pentecostalismo.El auge y éxito del pentecostalismo se explica,en gran medida, por el lugar que se les otorga a loslaicos y en particular a las mujeres, así como por sucapacidad para promover relaciones un poco máshorizontales. La Iglesia Católica se ha esforzadopor promover la participación laical, inclusive delas mujeres, en los ministerios y oficios litúrgicos 27así como la creación y fortalecimiento de las organizacioneslaicas: Opus Dei y Legión de Cristo. Lapromoción del laicado es también una respuestapara fomentar una evangelización a larga escala.Los católicos que migraron a otros movimientosreligiosos, y en particular al pentecostalismo,muchas veces buscaban un compromiso mayorcon su denominación y un culto más frecuenteque requiere de un gran número de agentes capacitadospara esto.Cabe recalcar que estas iniciativas planteanproblemas para una institución jerárquica y clericalcomo lo es la Iglesia Católica; la promocióndel laicado es potencialmente peligrosa para laverticalidad que la caracteriza. Consciente de lasambigüedades de tales innovaciones, la Iglesia Católicase ha esforzado por mantener el control sobredichos cambios, circunscribiéndolos a las normascatólicas. La idea del Espíritu Santo y del carisma,por ejemplo, implica una cierta democratización25. Comisión Ecuménica de Diálogo Interreligioso. Estudio sobre la liturgia en Colombia, Asamblea plenaria de la CEC, 3 al 8 de juliode 2000.26. “No podemos olvidar el paso que tenemos que dar de unas actitudes heteronómicas y prefabricadas, a una verdadera autonomíaexigida por las nuevas generaciones, que buscan vivir procesos y proyectos, más que normas y dogmas”. CEC. Conclusiones dela Asamblea plenaria. julio 2002.27. “Crear conciencia sobre el valor y la importancia del laico en la Iglesia y en el mundo para delegar responsabilidades y no continuarcon ese marcado clericalismo y machismo que nos ha caracterizado debido tal vez a la formación recibida en el pasado. Los signosde los tiempos hoy son otros y hay que aprender a discernirlos para conocer el querer de Dios con su pueblo”. CEC. La liturgiaen Colombia. febrero. 2000.48 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


y horizontalidad, pues cualquier feligrés puederecibir, en principio, los dones del Espíritu Santo.Estas innovaciones deben, entonces, acomodarsea la teología de la autoridad y de la tradición, yno poner en riesgo la autoridad burocrática en elplano institucional (Bastian, 2008). La asambleaplenaria de la CEC en 2005 reconoce la dificultadde la pastoral para atender y acompañar los movimientoslaicales nuevos y la “necesidad de vigilarla autenticidad de las hermenéuticas particulares”.El documento explica de manera tajante que laordenación litúrgica compete exclusivamente ala jerarquía y en particular al “obispo liturgo”. Elejemplo paradigmático de esto es la RenovaciónCarismática Católica. Si en un principio representóuna iniciativa de la base, hoy en día dichatransformación se ha institucionalizado dentro dela Iglesia Católica, pues es una manera de hacerfrente al pentecostalismo con sus propios medios.Sin embargo, esto generó muchas ambigüedades,no sólo porque de alguna manera legitimó elpentecostalismo, sino también porque entró encontradicción con muchos aspectos doctrinales einstitucionales del catolicismo (Bastian, 2008). Poresta razón se busca establecer una frontera entreel pentecostalismo y la Renovación CarismáticaCatólica. En las ceremonias carismáticas se invocacon insistencia la figura de la Virgen María, elPapa y se regula el ambiente milagroso y mágicopara disciplinar las innovaciones como “misatecas,ciclo misas, misas carismáticas y de sanación”. Enoposición al Dios “benefactor”, la Iglesia Católicase hace defensora de un cristianismo puro, lejosdel sincretismo, la superstición y el mercantilismoreligioso de “las sectas”. Y aunque se pone el acentoen un habitus afectivo que se alimenta del ritual,también se insiste sobre la dimensión ético-racionaldel catolicismo. Por otro lado, si bien encontramosen la Renovación Carismática potencialidades centrífugas,cabe recalcar que este es un movimientomás bien conservador. La aceptación del Vaticanoy su oposición a corrientes como la Teología de laLiberación se explica ampliamente por la capacidadde garantizar el control de la jerarquía sobre lasmasas (Compagnon, 2006).Discursos y estrategias de la Iglesia Católica frente a la pluralización religiosa en Colombia - pp. 41-51Laicidad y autonomía de las esferasLa Constitución de 1991 sanciona la laicidaddel Estado, lo que implica en principio la separacióny autonomía de las diferentes esferas de la vidasocial y relegar las inquietudes religiosas al ámbitoprivado. En la actualidad, la Iglesia Católica nopuede gozar de los privilegios del régimen de lacristiandad (Helmsdorff, 1996) para imponersea la sociedad. Si bien es cierto que actualmentela Iglesia Católica ha cambiado su discurso frentea la realidad socio-política del país y reconoceque el ordenamiento social es el resultado de unaconstrucción colectiva, en muchas ocasiones laIglesia Católica trata de jugar al antiguo nexo entre“el altar y el trono” para imponer sus normas a lasociedad 28 . Dicha tendencia se ve corroboradaactualmente por los pentecostalismos. Los estudioshechos sobre las comunidades evangélicasmuestran que en repetidas ocasiones se haceproselitismo político en las iglesias y que una grancantidad de sus feligreses piensa que la experienciasecular y profana debe orientarse de acuerdo consu significación religiosa (Cepeda, 2007). El pentecostalismoes portador de una visión entrañadadel hombre y la sociedad (Uricochea, 1996). Losdiferentes partidos confesionales cristianos quedesde los años ochenta se han creado en el paíscontribuyeron a la democratización porque militarona favor de la libertad religiosa; sin embargo,su accionar político dista mucho de ser moderno.Su acción se ha concentrado en la defensa de losvalores puritanos y la reivindicación de derechospara sus instituciones. En efecto, el Estado ha establecidopequeños “concordatos” con las diferentesiglesias cristianas y así ha extendido a las otrascomunidades religiosas los privilegios que antestenía exclusivamente el catolicismo (Martínez,2009). En consecuencia, la competencia se juegatambién en el terreno de lo público y lo político.A través de acuerdos diplomáticos con Ciudad delVaticano; de acuerdos en términos de subvencióny educación y de actitudes y ritos públicos, elcatolicismo trata de asegurar su preeminencia yestablecer la identidad católica de la nación. Enrealidad, Colombia parece orientarse más haciauna “multiconfesionalización” que hacia la secu-28. La Iglesia Católica es particularmente intransigente en lo que atañe al pluralismo de valores. Sobre este punto el análisis de RicardoArias y Fernán González es interesante, pues evidencia el continuismo de las posiciones intransigentes de la Iglesia Católica (Arias,2006).Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 49


Cristina Morenolarización de la sociedad y del Estado (Bastian,1994.) El ethos cultural latinoamericano, quese construyó a partir de la articulación entre loreligioso y lo político, sigue imponiéndose en elpanorama nacional.A manera de conclusiónDurante muchos años la Iglesia Católica colombianase caracterizó por una actitud de rechazoal mundo moderno y un fuerte apego a la tradición.La diversificación religiosa ha implicado uncambio cultural y social en el país. En este nuevocontexto, la Iglesia Católica ha tenido que repensarsu actitud frente a la diversidad. A pesar de lasreminiscencias de intolerancia, la Iglesia Católicainstitucional se esfuerza por adoptar una actitudde respeto y de reconocimiento a las identidadesplurales religiosas, pero también étnicas, culturales,sociales y de género.Por otro lado, observamos una reconfiguraciónde las prácticas religiosas. La Iglesia Católica sevio obligada a remodelar sus prácticas y creenciasuna vez la pluralización religiosa impidió quesiguiera imponiendo sus contenidos religiososcomo los únicos legítimos. Esta reforma, muchaveces silenciosa, ha sido más bien mimética, puesen el nuevo contexto pluralista la Iglesia Católicadebe adaptarse a la lógica del mercado; es decir,debe estar atenta a los productos que se venden ya las necesidades de “sus consumidores”. Si bienexiste un fenómeno de diversificación religiosa,vale la pena recalcar que la pérdida de espacio delcatolicismo se debe en gran medida al auge delpentecostalismo. Observamos una cierta estandarizaciónde los contenidos religiosos que se han“pentecostalizado”. Sin embargo, la Iglesia Católicadebe incluir un “valor agregado” a sus prácticas ycreencias para ser competitiva y, sobre todo, debearmonizar esas innovaciones con la tradición,organización y cultura religiosa que la caracteriza.Creemos que la pluralización religiosa esconstitutiva de un proceso de secularización que,aunque incipiente, se ha desarrollado en los últimosaños en Colombia. El marco constitucionalno es sólo un espejismo de letrados. Frente a estenuevo contexto, la Iglesia Católica trata de adaptarsecomo puede. El análisis de la actitud de laIglesia Católica frente a la diversidad religiosa esinteresante pues sirve de prisma para ver cómo seadapta a los contextos de cambio de la sociedadcolombiana y a la modernidad.El análisis que en este trabajo brindamos es elbosquejo de un trabajo de investigación que debeprofundizarse a través de la confrontación de lasposturas institucionales con sus aplicaciones concretasen el territorio nacional. La multiplicidadde respuestas que se formulan en el catolicismoconstituye un objeto de estudio importante parala investigación social en Colombia. No existenmuchos estudios que analicen la situación actualdel catolicismo en Colombia y, menos aún, surelación frente a las otras comunidades religiosaspresentes en el país. Este estudio es fundamental,pues permitiría comprender la interrelación delas comunidades religiosas en un contexto pluralista,así como la relación del catolicismo con lamodernidad.Bibliografía––ARIAS, Ricardo (2002). Catholicisme intégral et laïcité en Colombie 1850-2000. Tesis de Doctorado en Historia.Université Aix-Marseille I.––ARIAS, Ricardo y GONZÁLEZ, Fernán (2006). “Búsqueda de la paz y defensa del ‘orden cristiano’: el episcopadoante los grandes debates de Colombia”. En: Francisco Leal (editor.). En la encrucijada. Colombia enel siglo XXI. Bogotá: Norma.––BASTIAN, Jean-Pierre (1994). Le protestantisme en Amérique Latine, une approche socio-historique. Genève:Labor et fides.– – BASTIAN, Jean-Pierre (2008). “Les réponses de l’Église catholique à l’expansion du protestantisme en AmériqueLatine”. L’ordinaire latino-américain. No 210. Toulouse. Universidad de Toulouse-Le mirail. pp. 81-95.50 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Discursos y estrategias de la Iglesia Católica frente a la pluralización religiosa en Colombia - pp. 41-51––BELTRÁN, William Mauricio (2004). Fragmentación y recomposición del campo religioso en Bogotá. Bogotá:Universidad Nacional de Colombia.––BELTRÁN, William Mauricio (2009). “Tendencias cuantitativas del proceso de pluralización religiosa enBogotá”. Revista Colombiana de sociología. Vol.32. No. 2. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia.––BELTRÁN, William Mauricio (2009). “Secularización: ¿Teoría o paradigma?”. Revista Colombiana de Sociología.No 32. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. pp. 61-69.––BERGER, Peter (1971). El dosel sagrado: elementos para una sociología de la religión. Buenos Aires: Amorrortu.––BIDEIGAÍN, Ana María (2004). Historia del catolicismo, Corrientes y Diversidad. Bogotá: Taurus.––BIDEIGAÍN, Ana María y DEMERA VARGAS Diego (compiladores) (2005). Globalización y diversidadreligiosa en Colombia. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia.––BIDEIGAÍN, Ana María (2007). “Diversidad en el catolicismo y desafíos globales”. En: Clemencia Tejeiro yWilliam Mauricio Beltrán (Compiladores). Creer y poder hoy. Cátedra Manuel Ancízar. Bogotá: UniversidadNacional de Colombia. pp. 375-383.––BOURDIEU, Pierre (1971). “Genèse et structure du champ religieux”. En: Revue française de sociologie. Vol.12. No 3. Paris. pp. 295-234.––CEPEDA VAN HOUTEN, Álvaro (2007). Clientelismo y fe: dinámicas del pentecostalismo en Colombia. Bogotá:Universidad de San Buenaventura.––COMPAGNON, Olivier (2006). “Á la recherche du temps perdu… Jean-Paul II et l’Amérique Latine”. En:Polymnia Zagefka (Dir.). Amérique Latine. Paris: La Documentation Française. pp. 11-22.––DE ROUX, Francisco (1987). “el precio de la paz en el vacío ético y social”. Revista universidad de Antioquia.No 210. Medellín: Universidad de Antioquia. pp. 4-21.––GROS, Christian (1999). “Evangelical protestantism and indigenous populations”. Bulletin of Latin AmericanResearch. REDIAL-CEISAL. Vol.18. No.2. pp. 175-197.––HELMSDORFF, Daniela (1996). “Participación política evangélica en Colombia (1990-1994)” Historiacrítica. No.12. Bogotá: Universidad de los Andes. pp. 79-84.––MARTÍNEZ NIETO, Leydi (2009). “De los límites a las restricciones ilegales del derecho a la libertad religiosaen Colombia: ¿Una política de Estado no declarada”. En: Isabel Corpas de Posada; Helwar Hernando FigueroaSalamanca; y, Andrés Eduardo González Santos (eds.) Diversidad y Dinámicas del Cristianismo en América Latina.Memorias del II Congreso Internacional. Tomo I. Bogotá: Editorial Bonaventuriana. pp. 157-184.––SÁNCHEZ, Olvani (2009). “Inreligionación y pluralismo: una perspectiva teológica para el encuentro interreligioso”.En: GIERSP (Grupo Interdisciplinario de Estudios sobre Religión, Sociedad y Política) (Ed.).Mirada pluridisciplinar al hecho religioso en Colombia: Avances de investigación. Bogotá: Editorial Bonaventuriana.pp.4568.––SARANYANA, Josep-Ignasi (2005). “La recepción de Medellín en la historiografía colombiana”. Anuario deHistoria de la Iglesia. Vol. 14. Pamplona: Universidad de Navarra. pp. 177-189.––TSCHANNEN, Olivier (1992). Les théories de la sécularisation. Paris: Drox.– – URICOCHEA, Fernando (1996). “Durkheim y Weber y las nuevas formas de religiosidad”. En: Revistacolombiana de Sociología. Vol.3. No.1. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. pp. 5-24.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 51


El Alterius como principiopara la ética de la alteridad *The Alterius as the Begining From the Ethics of the AlteridadWilliam Rojas CorderoResumenEste artículo busca comprender el pensamientometaético de Emmanuel Levinas según las perspectivasde una posible ética universalista. Además,pretende significar y resignificar algunos de losprincipales postulados de sus teorías éticas. Paraello, en primer lugar se presenta el fundamentoetimológico del alterius. En segundo lugar, semuestra una posible relación entre las teorías éticaslevinasianas con otros filósofos como Foucault yRicoeur. En tercera instancia, se presta atencióna la crítica del “ahí” heideggeriano versus el “hay”levinasiano. Y por último, se analiza la ética desdeel lenguaje y la poesía bajo la mirada que Levinastiene sobre Maurice Blanchot.Palabras clave: Alteridad, Levinas, ética, metaética,encuentro, alterius.AbstractThis article tries to understand the metaethicthoughts of Emmanuel Levinas according to theperspectives of a possible universalistic ethics. Inaddition, it means and re-means some of the prin-cipal postulates of his ethical theories. First of all, itpresents the etymological foundation of the Alterius.Secondly, Levinas shows himself a possible relationbetween the ethical theories with other philosopherssuch as Foucault and Ricoeur. In third instance, itpays attention to the critique of “There” from Heideggerversus “There is” from Levinas. And finally,the ethic is analized based on the point of view of thelanguage and the poetry inside the look of Levinasabout Maurice Blanchot.Keywords: alter, Levinas, ethics, metaethics, themeeting, alterius.IntroducciónPara abordar el pensamiento de EmmanuelLevinas 1 es importante tener en cuenta algunosargumentos metaéticos que prefiguran la filosofíade la alteridad y el encuentro con el rostro delotro; es decir, según los presupuestos de soledad,fraternidad, amor, cara a cara, el mandato “nomatarás”, infinitud, responsabilidad e, incluso, eldeseo metafísico mediado por el lenguaje. Además,el autor postula la ética como filosofía que va más• Fecha de recepción del artículo: 12-05-2011 • Fecha de aceptación: 05-08-2011.William Rojas Cordero. Filósofo, Teólogo, Especialista en Pedagogía y Docencia Universitaria de la Universidad de San Buenaventura,Bogotá. Docente investigador y fundador del grupo “Devenir” de la Facultad de Filosofía; director del grupo “Humanismo y Desarrollosociocultural” del CIDEH de la Universidad de San Buenaventura, Bogotá. Correo electrónico: william5rc@yahoo.com.ar.* Este artículo fue elaborado en el marco del proyecto de investigación Perspectivas de una ética universalista, del grupo Devenir dela Facultad de Filosofía de la Universidad de San Buenaventura sede Bogotá. 2008-2010.1. Emmanuel Levinas nace en Kaunas (ciudad de Lituania) el 12 de enero de 1906. En 1914 a causa de la Primera Guerra Mundial,emigra con su familia a Karkhov (Ucrania), donde vive la revolución bolchevique que avanza por toda esa región. Su experienciade la vida se arraiga, por una parte, en la conciencia de un pueblo que ha padecido las barbaries nazis y se manifiesta, por otraparte, dentro del pensamiento francés, sin despreciar por eso la fenomenología alemana. En 1923 estudia en Estrasburgo (Francia)filosofía con Blondel hasta 1927. Por esa época conoce a Blanchot. Durante su estada en Friburgo cursa filosofía con Heiddegery Husserl y asiste en Davos al encuentro entre Heiddeger y Cassirier en torno a la obra de Kant.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2. Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X - pp. 53-59 ‣ 53


El Alterius como principio para la ética de la alteridad - pp. 53-59demos, más pocas veces entendemos 2 . Es fácil verque la teorización de la alteridad es relativamentesencilla, el problema está en el momento de suaplicación; muchos nos quedamos, como reza ellema del diccionario, Qui nihil alterius causa facit;que traduce, “el que no hace nada en bien de suprójimo”. Si sabemos de qué se trata, ¿por qué no lohacemos? Pregunta que da para caminar por largossenderos, incluso espinosos, sobre la tan habladaética; pero que, sin duda, seguirá siendo el talónde Aquiles para la reflexión ético-filosófica. Estosignifica que existe algo que media la relación deconvivencia entre el mismo y el otro. Por lo tanto,la tesis queda abierta y sin completar para generarsospechas y expectativas que se puedan pensar enotros momentos y circunstancias.El cuidado del otro y el cuidadodel mismoLa ética de la alteridad sostiene la tesis de quese puede ver a los sujetos como “seres en relación”con el otro y lo otro, es decir, con la necesidad delcuidado del otro interpretado como el “ir con elmayor cuidado hacia el otro”. Ahora es necesarioaclarar que dicho cuidado no manifiesta condicioneso determinaciones que rompan la totale infinita responsabilidad y libertad para con elotro; por el contrario, reafirman el terreno delcompromiso, la exterioridad y la exclusividad dela alteridad.El prójimo no es pura subjetividad metafísicatrascendente; su contexto es real y objetivo, es unotro que me exige y confronta. Entre el mismo yel otro existe Ad Unguem. El “ir con el mayor cuidado”contiene no sólo el cuidado espiritual, sinotambién el físico. Por esto es necesario retomar lastesis no solamente de Levinas, sino las de MichelFoucault y Paul Ricoeur. Las primeras, de Levinasya propuestas; las segundas, igualmente conocidasy muy útiles para nuestra relación, y las terceras,casi ausentes en este trabajo, pero latentes y listaspara señalar. Por lo tanto, una pregunta que podríaevidenciar una posible similitud en el pensamientode Levinas, Foucault y Ricoeur sería la siguiente:¿existe la posibilidad de hablar del cuidado de síy el cuidado del otro como fundamento de unaética para todos?Los postulados del filósofo lituano ya son másevidentes y cercanos; instauran una responsabilidadinfinita para con el otro, sin importar quiénsea; pues justamente esa es la relación total deproximidad cuando surge el deseo metafísico delencuentro cara a cara y, a la vez, es la profundaresponsabilidad de la exterioridad del otro en laque encontramos todo el posible cuidado paracon el mismo y para con el otro. El encuentro conel otro no marca un cuidado hacia lo puramentefísico del rostro. En cambio, sí considera la posibilidadde ver lo no visto en un prójimo cercanoy lejano, mediado por la historia y el tiempo bajouna constante economía del otro. Levinas afirmaen Ética e infinito: “[…] el abordaje del rostro noes del orden de la percepción pura y simple, dela intencionalidad que va hacia la adecuación.Positivamente, diremos que, desde el momentoen que el otro me mira, yo soy responsable de él[…]” (Levinas, 1991: 90). Parafraseando al filósofo,en la relación del yo y el otro, su cuidado yresponsabilidad se incumben.Ahora bien, con relación a Foucault, es convenienteempezar diciendo que el talante investigativode su cuestión proviene de los griegos. Ellosconfiguran en él una especial atracción por unaética de los usos, fundada en el buen daimón, comola correcta intención que lleva a la vida coherente ypor tanto a la felicidad (eudaimonía) que ya habíaplanteado Aristóteles en la Ética a Nicómaco, enel cual admite que pensar bien y obrar bien es lomismo que ser feliz.Además, así como el hombre es un ser político,social, económico y ético, del mismo modo escuerpo sexuado. Reconocernos como seres sexualesimplica reconocernos como sujetos de deseosy, a partir de esto, en un contexto más amplio,desarrollar la ética del cuidado de sí, desde la cualel hombre genera lo que Foucault llama “las artesde la existencia”, que no son más que reglas deconducta hacia la auto-transformación, el auto-2. Es importante aclarar que de acuerdo con Gadamer, y desde un punto de vista cercano a la hermenéutica, comprender es unaacción puramente epistemológica y entender es una acción convivencial. En otras palabras, comprender es pensar y entender esvivir.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 55


William Rojas Corderocuidado y la autoconstrucción, como quien elaborauna obra de arte.En este sentido, Foucault en La hermenéuticadel sujeto acredita a la cultura de Occidente comola primera en la cual el cuidado de sí mismo hasido pensado como libertad individual y comoproblema ético; a esto se le suma la arqueología queFoucault realizó en sus investigaciones, buscandoun arjé y un telos para intentar asumir por cuentapropia la existencia.En Foucault, la experiencia moral de los placeressexuales se comprende como aphrodisia, chresis,enkrateia y sophrosyne. Interesa rescatar que poraphrodisia se entiende el dominio de la preocupaciónmoral, además de las obras y los actos deAfrodita (Foucault, 1986: 35–51). Pero el análisisfoucaultiano no es de carácter normativo, es decir,su propósito no es establecer qué actos son válidoso inválidos, sino descubrir el rigor ontológico de lasustancia ética que mueve al sujeto a comportarsede tal o cual manera. Además, en la reflexiónacerca de la ética sexual encontramos la enkrateia,(Foucault, 1986: 71) como la regulación de losplaceres que se encargan de generar auto-reflexión(interioridad).Para Foucault, el principio délfico “Conócete ati mismo” adquiere una resignificación, es decir, serefiere al “Cuídate a ti mismo”. Según este planteamiento,se trata de entrenarse como cualquierejercicio de aprendizaje continuo. “Y asociará estaexigencia del ejercicio con la necesidad de ocuparsede uno mismo: la epimeleia heautou, la aplicacióna uno mismo, que es una condición previa paraocuparse de los demás y dirigirlos […]” (Foucault,1986: 71). Este cuidado de sí, como es evidente,contiene un “mismo”; pero, solamente se realizaen la medida que también procure ocuparse de losotros, transformando-se y transformando-los. Detal forma que encontramos cercanía, por lo menosteórica, entre Levinas y Foucault en cuanto al yoy al otro se refiere.¿Y dónde queda Ricoeur? Alejándonos unpoco de sus planteamientos sobre la voluntad y lahermenéutica, solamente tomaremos su texto Símismo como Otro para explicitar algún referente,evitando que sea reduccioncita. Sin duda alguna,en Ricoeur el componente semántico del lenguaje–desligado del estructuralismo (amén de la críticaque él mismo elabora al plantearlo como tesisantihumanista)– adquiere una sólida significación.En Ricoeur la acción ética sólo se desarrolla graciasal lenguaje, es decir: el mismo-yo (Ídem e Ipse =Sí) sólo se manifiesta (hacia el otro) en tanto quese entiende como un otro (alter); por cuanto “símismo como otro” (Ricoeur, 1998: estudios 7,8 y9) es en el ámbito de la identidad (el sí) y la alteridad(el alter) donde adquieren su más contundentereciprocidad. En Ricoeur no existe un yo vacío, yaque el sí mismo sólo se constituye en tanto que esotro. El yo es el puente entre la Ipseidad del sí y laalteridad del otro.Es evidente, entonces, el común denominadorentre estos tres horizontes, a saber: el cuidado delotro y el cuidado del mismo. Basta con decir, porahora, que la soledad, el solipsismo y el egocentrismose superaron gracias al presupuesto de laalteridad. Sin embargo, no creemos que existanen filosofía argumentos radicales que solucionen,delimiten y acaben tal reflexión. Algo así seríasospechoso –hablando en términos de Ricoeur–.“Ahí” versus “hay”En la segunda conversación de Ética e infinito,titulada “Heidegger”, a propósito de las respuestasde Levinas, Philippe Nemo hace algunas explícitasnotas a pie de página que ayudarán a aclarar esteasunto. Sobre todo lo concerniente al Dasein,que termina constituyéndose como “ser ahí” y,por tanto, nos involucra con uno de los tantoslibros admirados por Levinas: Sein und Zeit (Sery tiempo). Dice nuestro autor: “Con Heidegger,en la palabra ser se ha despertado verbalidad, loque en ella es acontecimiento, es el pasar del ser”(Levinas, 1991: 36). El “ahí” se rige por lo queacontece, por los actos y las formas de ser. “Seinund Zeit ha quedado como el modelo mismo dela ontología” (Levinas, 1991: 39); en ella, el desarrollodel ente se manifiesta como la esencia delas cosas, lo que aparece. En Heidegger el hombreno aparece como sustantivo, sino como “verbo”:“Es” (Levinas, 1991: 36). Al denotarse como verbomuestra su carácter particular de aplicabilidad yfinalidad del sujeto, para lo cual está hecho, segúnla condición existencial que le corresponde. El“ahí” heideggeriano es para la muerte, es la determinaciónmetafísica y ontológica del ser. El sujetoes igual a ser, el hombre como ser individualizado56 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


El Alterius como principio para la ética de la alteridad - pp. 53-59en el ente. La muerte en Heidegger no es la sublevaciónsino la negación del ser, aunque, graciasa la muerte, se puede entender y comprender, enparte, el “no ser”.Antes de ver lo negativo y lo positivo quesubyace en el versus, observemos concretamentelo que Levinas dice del “hay”, tema fundamentalde muchos de sus escritos, pero sobre todo elconcebido en 1947, De la existencia al existente,aunque postula unas aclaraciones concretas enÉtica e infinito.El filósofo afirma, refiriéndose a De la existenciaal existente: “Trato en él de lo que yo llamo el –hay–” (Levinas, 1991: 43). Este “hay” expuesto demanera explícita en la tercera conversación de Éticae infinito, es lo impersonal, verbigracia “llueve”,dice Levinas. Por un lado, la noche es la experienciapropia del “hay”, el “hay” es ausencia y presencia,vacío y totalidad, pero a la vez es encuentro entrela ausencia y la presencia. El susurro de la conchade caracol vacía en el oído es el “hay”.Por otro lado, también es horror frente a la fatigay pereza del porvenir; es la brega según la cual selogra la asunción, la no-oscuridad de la noche. Peroel “hay” es la superación de lo puramente existente,dejando de ser un en sí, superando el des-interésy pasando a ser para el otro. Es el murmullo dela soledad que invita a la alteridad. Es el “ello da”que solamente en la medida que se dona al otro sesupera la condición de solipsismo y sale triunfantehacia el encuentro del otro, a la vida.El horror del “hay” está en la determinacióndel ente, de lo no cambiante, y es aquí justamentedonde está el versus con Heidegger, sobre todo enla determinación para la muerte. En cambio, lamuerte para Levinas es “lo que aún no es” (1979),por “lo cual no debemos preocuparnos” y por tantoese horror debe ser superado por el “hay” de la posibilidaddel encuentro, aunque esté subordinadoal cansancio y al instante del existente, que debieraestar cargado de significado por el existir.El “hay” lo abarca todo en el juego del ser (Levinas,2000: 88) indeterminante y anónimo. El“hay” contiene ausencia y presencia, por lo tantoanonimato esencial y participación del todo. Metafísicamentesiempre se ha logrado comprenderla infinitud, gracias al todo y la nada, resultadode por sí metafísico; pero que recobra el sentidopara ese impersonal “hay” que ronda los existentes,en lo posible debidamente llenos de existencia.Justamente, Levinas llama hipóstasis, como “algoque es”, a la relación del existente con su existir(Levinas, 1979: 88). Finalmente, se busca noexaltar el “ahí” determinado “para”, sino el “hay”con posibilidades infinitas “de”.El lenguaje y el otroDe lo que se trata ahora, y en el mismo contextode la alteridad, es de analizar de alguna manera lamirada del poeta y la mirada del filósofo, aunquepara Levinas el poeta es el otro, incluso el amigo,es decir, Blanchot, sobre quien centraremos lareflexión de este numeral.“El otro, ahora Blanchot, crítico literario quese adentra en una de las reflexiones más radicalessobre la experiencia artística y poética moderna,[…] escritor, […] sumido desde afuera en laexploración ilimitada del espacio solitario y alógenode la literatura” (Levinas, 2000: 10). En lafascinación por crear conceptos y nuevas “formas”de pensamiento; por desarrollar teorías genuinas,nos encontramos con amigos y colegas que nosinterpelan con sus críticas, ya sea para elogiar oayudar a construir, nos tienden su simpatía, nospermiten configurar incluso un nuevo sentido dereflexión. Sin duda, ellos conforman el sentidode la amistad y la alteridad de la que se predica engran parte de la literatura levinasiana.Tal convivencia cercana es a lo que podemosllamar acuerdo, secreto, pacto, sello de amistadprofunda. Por un lado, Levinas está consagrado ala tarea de remover los cimientos del pensamientometafísico en busca de las huellas del rostro dondeyace una trascendencia de raíz ética no consideradadesde la misma tradición metafísica. Por otro lado,Blanchot, crítico literario de profunda reflexión,se adentra a explorar de una forma más radicalla experiencia artística y poética. Pero, ¿cuál es lacercanía, cuáles son los puntos de encuentro entreestos dos amantes de la literatura? “Conocimientodel desconocido, saber del otro que, retráctil,permanece irremisiblemente fuera y más allá demí […]” (Levinas, 2000: 10). Entonces, podemoscomprender que la relación de los amigosera lo bastante próxima como para compartir unitinerario trazado por los mismos intereses, losRevista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 57


William Rojas Corderotemas, las imágenes e, incluso, hasta las mismasobsesiones hacían parte de su mismo sentir (Levinas,2000: 88).Los temas que aquí unifican el contenido filosóficoy literario de nuestros autores se centra enel amor por la literatura, la muerte, el encuentro,la infinitud, el tiempo, el lenguaje y el ser. En ellosexiste un deseo metafísico de ir hacia el otro: “Eldeseo metafísico tiende hacia lo totalmente otro,hacia lo absolutamente otro” (Levinas, 1991: 57);por eso, al relacionar esta crítica de Levinas con laliteratura y poesía de Blanchot, podemos constatarel trazado que los identificaba y los unía comopensadores que iban más allá de los supuestosplantados por distintas tradiciones: “Blanchothabla de la soledad esencial en la que se está sin ser,de la murmuración deshabitada e ininterrumpidadel afuera, de la otredad absoluta de lo neutro que–más allá y más acá del ser– suspende la afirmacióny la negación y la suspensión misma” (Levinas,2000: 11 - 12). Gracias a Blanchot se encuentrael antirrelato de la alteridad, es decir: la soledad,constituida como lo no otro. En su crítica literariadescubre, amén de la poesía, el papel del lenguaje,como “lo más allá de”, el yo fuera de sí, que ademásde la alteridad es el correlato del yo. En palabras deFoucault, es “pensamiento del afuera” (Foucault,2004), asunto que también el mismo Foucaultdescubre gracias a Blanchot.Pero es “la mirada del poeta” (Levinas, 2000:27) lo que también interesa analizar, es la reflexiónque hace Levinas al pensamiento mismo de Blanchotdesde un enfoque artístico y ontológico.Blanchot pretende hacer una crítica de los grandesliteratos: Hölderlin, Mallarmé, Rilke, Kafka yChar. Según Levinas, el trabajo de Blanchot sesitúa más allá de la crítica y la hermenéutica: llegahasta un interés por el humanismo de la filosofíaque debe enaltecer la figura del sujeto pensante.Aunque los acontecimientos actuales sirvan mása la historia que la misma poesía, es justamentela mirada de la poesía la que con cierto desdénmuestra su actitud mesiánica para la filosofía, sobretodo cuando José María Cuesta dice: “El arte y laliteratura revelan así la aparición de lo que no aparece[…]” (Levinas, 2000: 14). Según Blanchot,lo que permanece, lo otro, no es el pensamiento;es, precisamente, el lenguaje del poema; es aquelloque siempre está dispuesto a permanecer en lapoesía para siempre, en la obra; no en el escrito,sino en el mismo otro que se deja conocer graciasal lenguaje ya que “[…] toda obra es tanto másperfecta cuanto menos importa su autor, como siésta estuviera al servicio de un orden anónimo”(Levinas, 2000: 35).En la palabra está el poder del acercamientoy el alejamiento, el decir y lo dicho, el existir y elexistente; incluso la posibilidad de ser y no ser esla hipóstasis constante de la realidad y la sombra.En términos de nuestro autor, constituirían laprimera noche y la segunda noche, o mejor la otranoche, que sólo se entiende por el lenguaje. Ahora,la palabra mantiene vivo el recuerdo, la memoria,es imposible olvidar, así como “[…] la muerte noes el fin, es el no acabar de acabar […]” (Levinas,2000: 37), de la misma manera el decir y lo dichocobran similitud entre el existir y el existente: louno se hace pleno en lo otro, se necesitan para ser.Qué paradojas tan terribles y tan necesariamenteinherentes.Blanchot denomina a la escritura como una locadentro de la economía general del ser; sin embargo,el ser en la escritura no comporta ninguna moradao exterioridad alguna; por tal motivo, el ser paraeste autor es espacio literario, es exterioridad absoluta,es lo que él denomina “segunda noche” dela que ya hemos hablado.En esta presencia de la ausencia, plenitud delvacío o luz que brilla en lo oscuro, se encuentrael ser como exterioridad, que advierte, que haceeco, que engrandece, desaparece y aparece. “Elser revelado por la obra –llevado a decirse– estámás allá de toda posibilidad, como la muerte queno se puede asumir a pesar de toda la elocuenciadel suicida, pues yo no muero jamás, siempre semuere” (Levinas, 2000: 40). Por lo cual, la perpetuidaddel soy se manifiesta en el “ser y dejar deser eterno”. Es retomar la muerte como “lo aúnno”, el “inicio eterno del fin” acompañado dellenguaje como la línea guía de la existencia, delser y su morada, ya que “[…] la búsqueda poéticade lo irreal es la exploración del fondo último delo real” (Levinas, 2000: 43-44).En conclusión, es importante recalcar la “inherenciadel lenguaje” a la alteridad, como el colorazul es al cielo que nos cobija, que nos abarca yllena sin tocarnos ni lastimarnos; pero que inundanuestro ser; el que está pero no vemos; que nos58 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


El Alterius como principio para la ética de la alteridad - pp. 53-59sostiene sin saberlo en lo silencioso de la exterioridad.Diría Cuesta Abad: “Es la luz dorsal de lapalabra” (Levinas, 2000: 26). Por lo tanto, en elajetreo del ir y venir, morir y no morir, aludimosal poeta que todos llevamos dentro para gritar: ¡loúnico que no existe es el olvido!Bibliografía––DERRIDA, Jaques (1998). Adiós a Emmanuel Levinas. Madrid: Trota.––DICCIONARIO ILUSTRADO. Latino – Español. Español – Latino. Spes––FOUCAULT, Michel (1986). El uso de los placeres. México: Siglo XXI.––FOUCAULT, Michel (1985). Hermenéutica del sujeto. Madrid: La Piqueta.––FOUCAULT, Michel (1986). La inquietud de sí. México: Siglo XXI.––FOUCAULT, Michel (2004). El pensamiento del afuera. Valencia: Pre-textos.––GADAMER, Hans-Georg (2003).Verdad y método. Tomos I y II. Salamanca: Sígueme.––GADAMER Hans-Georg (1996). Mis años de aprendizaje. Barcelona: Herder.––GRONDINE, Jean (2000). Introducción a la hermenéutica filosófica. Madrid: Herder.––LEVINAS, Emmanuel (2002). Totalidad e infinito. Salamanca: Sígueme.––LEVINAS, Emmanuel (1991). Ética e infinito. Madrid: Visor.––LEVINAS, Emmanuel (1993). Entre nosotros. Ensayo para pensar en otro. Madrid: Pretextos.––LEVINAS, Emmanuel (2000). De la existencia al existente. Madrid: Arena Libros.––LEVINAS, Emmanuel (1979). Dios la muerte y el tiempo. Madrid: Antropos.––LEVINAS, Emmanuel (2000). Sobre Maurice Blanchot. Madrid: Trotta.––LEVINAS, Emmanuel (1999). De otro modo que ser, o más allá de la esencia. Salamanca: Sígueme.––RENAUT, Alain (1998). El futuro de la ética. Barcelona: Galaxia Gutenberg.––RICOEUR, Paul (1998). Sí mismo como un otro. Madrid: Trotta.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 59


El mensaje de Jesúsy el mensaje de Pablodesde una lectura no teológicadel Nuevo Testamento *Jesus’ and Pablo’s Messages from a Non-theological Readingof the New TestamentLuis Alberto Valderrama ValderramaResumenLa pregunta que trata de responder este artículoes si el Nuevo Testamento aceptado por todoslos cristianos como libro sagrado y base de su fe,posee realmente una unidad doctrinal. Para ello, elanálisis parte de dos pilares fundamentales de la fecristiana: los evangelios de Marcos y Mateo, por unlado, y las cartas de Pablo, por otro. Ahora bien, lacomparación se llevará a cabo teniendo como basetres aspectos, a saber: el mensaje de salvación queanuncian, las condiciones necesarias para accedera la salvación y los destinatarios del mensaje.El análisis de los textos se hará desde una perspectivafilosófica, no teológica, que busca cotejarlos textos a partir de lo que ellos mismos dicen,prescindiendo de presupuestos de fe, para determinarsi existe unidad doctrinal entre ambas visionesdel Nuevo Testamento. De ahí que su propósitono es mostrar si los textos son o no falsos, si coincideno no con lo que el Jesús histórico realmentequiso decir, sino verificar si la unidad doctrinal delcristianismo que cada cristiano asume de hecho ensu práctica (así otros cristianos discrepen de ella)realmente es un hecho constatable en su propiotexto sagrado.Palabras clave: Jesús, Pablo, cristianismo,filosofía, teología, análisis textual.AbstractThis paper pretends to answer the followingquestion: does the New Testament, accepted by allChristians as a sacred book and basis of its faith, showdoctrinal unity. For this purpose, two pillars of theChristian faith are focused: the gospels of Mark andMatthew, on the one hand, and the letters of Paul,on the other. In order to make this comparison, threeaspects will be taken as a criterion: the message ofsalvation announced by these writings, the necessary• Fecha de recepción del artículo: 18-07-2011 • Fecha de aceptación: 05-08-2011.Luis Alberto Valderrama Valderrama. El autor es filósofo de la Universidad Nacional de Colombia y candidato a magíster en laMaestría en Estudios del Hecho Religioso de la Universidad de San Buenaventura, sede Bogotá. Actualmente es docente investigador delCentro de Estudios Agustinianos de la Universitaria Agustiniana.* El artículo es producto de la investigación El hecho religioso en Agustín de Hipona, del Centro de Estudios Agustinianos de laUniversitaria Agustiniana. Bogotá. 2010. Correo electrónico: albertovv.luisalberto@gmail.com.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2. Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X - pp. 61-76 ‣ 61


Luis Alberto Valderrama Valderramaconditions for acceding to salvation, and, finally,determine to whom the message is addressed.The text analysis assumes a philosophical point ofview, rather than a theological one, and pretends tocompare what the texts say by themselves rather thanfaith issues. The comparison will help to determineif there is doctrinal unity between the two visionsincluded in the New Testament or this reason, it isnot intended to show if a text is or not false, if it agreesor not with what the historical Jesus really wantedto say, but only to verify if the Christian sacred textreally offers doctrinal unity.Keywords: Jesus, Paul, Christianity, philosophy,theology, analysis text.IntroducciónLa historia de la religión cristiana es la historiade una serie interminable de interpretaciones.Desde sus orígenes, sus adeptos han afirmadoposeer el mensaje verdadero de su fundador sinque ninguno haya podido demostrar totalmente lafidelidad del mensaje. De hecho, esa demostraciónes sencillamente imposible.El personaje que conocemos en español con elnombre de Jesús, a quien se le atribuye el origende la religión cristiana, no dejó ningún textoescrito. Los textos que hablan de su vida y de susenseñanzas fueron escritos muchos años despuésde su muerte y, además, fueron realizados sinrigurosidad histórica pues perseguían interesesdoctrinales o apologéticos 1 . Sin mencionar quemuchos de ellos adolecen de la influencia de otrasdoctrinas o religiones.En el siglo IV se inicia el triunfo de una visióncristiana sobre otras versiones del cristianismo:el catolicismo 2 . Visión que se consolidará comohegemónica por muchos siglos y que determinaráel límite entre la ortodoxia (la doctrina correcta) yla herejía. Muchos textos cristianos antiguos fueroncensurados por no ajustarse a la ortodoxia. Estostextos son conocidos como evangelios apócrifos.El cristianismo profesado actualmente por lamayoría de cristianos tiene el Nuevo Testamento(N.T.) su base doctrinal. A pesar de la unanimidaden torno del N.T. como fuente principal del cristianismo,existen múltiples iglesias que interpretande distinta manera lo que allí está escrito. Lo queno ha sido obstáculo para que cada una de ellasse autodenomine “cristiana” y asegure tener lainterpretación adecuada, la verdad del mensaje deJesús. Sin embargo, todos los cristianos están deacuerdo en algunos puntos fundamentales de sufe, como la creencia de que Jesús es hijo de Dios yque, junto con el Espíritu Santo, conforman unaunidad óntica sin perder su individualidad comopersonas; la creencia en la facultad salvífica de lamuerte y resurrección de Jesús para todos los hombres;finalmente, comparten a su vez la creencia enalgunos datos sobre el mensaje y la vida de Jesús.Más allá de los acuerdos y de los desacuerdos, esindiscutible la autoridad que ejerce el N.T. sobrelos cristianos. Aparte de la creencia de que el libroes inspirado por Dios, ¿se puede asegurar que elN.T. posee una coherencia interna? ¿No se podríasuponer que la causa de las diferencias entre loscristianos estriba precisamente en la falta de unidaddoctrinal del N.T.?Teniendo en cuenta que el N.T. ha sido analizadoe interpretado desde los tiempos de los Padresde la Iglesia Católica con una perspectiva teológica(sea ésta católica, ortodoxa, protestante o de otratendencia cristiana), resulta pertinente llevar a cabouna lectura que prescinda de los presupuestos defe insertos en las interpretaciones teológicas, conel objetivo de posibilitar un encuentro más directoentre el lector y el texto bíblico. Por tal razón, esteejercicio no pretende desentrañar los significadosde las expresiones allí presentes ni señalar las diferenciascontextuales particulares de cada uno de losevangelios y de las cartas de Pablo. Y no porque sedesconozca la importancia que estos factores tienenal momento de interpretar cualquier texto, bíblicoo no, sino porque el N.T. se le presenta al lectordesprevenido como una unidad y con una traducciónya validada. Aunque, por supuesto, nadie seatreve a afirmar que exista la traducción perfecta dela Biblia, el lector desprevenido supone, de hecho,1. Así lo señala, por ejemplo, Haag van der Born en las voces correspondientes “Marcos, evangelio de”; “Mateo, evangelio de”, “Lucas,evangelio de”, “Juan, evangelio de” (Haag, 2000).2. Aunque desde siglos anteriores ya se había iniciado lo que luego sería la ortodoxia católica, es a comienzos del siglo IV cuando sefija el canon de las Sagradas Escrituras así como sus criterios: antiguo, apostólico, católico y ortodoxo, como lo señala Ehrman(2004) especialmente en la tercera parte de su obra.62 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


El mensaje de Jesús y el mensaje de Pablo desde una lectura no teológica del Nuevo Testamento - pp. 61-76que el texto que tiene en la mano fue editado porexpertos y que, por lo tanto, está “validado”.Así pues, lo único que aquí se pretende es leerapartes de los evangelios de Marco y Mateo y de algunascartas de Pablo para descubrir, sin prejuiciosde fe ni sesgos propios de escuela filosófica alguna,qué nos dicen y qué tan coherentes son. El criterioserá tan sólo adelantar un análisis lógico elementalque permita establecer si el mensaje cristiano eso no el mismo a lo largo de los textos leídos; esdecir, se revisará la coherencia lógica interna de lostextos a partir de la estructura de los silogismos ycon base en principios lógicos básicos tales comoel principio de no contradicción y el de identidad.Jesús es el portador del mensaje en los evangeliosde Mateo y Marcos. Naturalmente, no se puedeasegurar que lo dicho allí coincida con lo dichopor el Jesús histórico. Sin embargo, es el personajede Jesús quien allí habla o sobre quien se habla. Enlas cartas de Pablo, el mensajero es naturalmente elmismo Pablo, Saulo de Tarso. Aunque se discutela autenticidad de algunas cartas, por ejemplo lacarta a los hebreos, se presume aquí que todas lascartas tienen como base el pensamiento paulino,es decir, todas ellas contienen el mensaje cristianode Pablo. De tal manera, en lo que sigue se llamaráevangelio de Jesús al mensaje cristiano contenido enlos evangelios de Mateo y Marcos; y evangelio dePablo al mensaje cristiano contenido en las cartasde Pablo.El evangelio de JesúsPara comprender el sentido de las palabras deJesús es necesario interpretarlas en el contextojudío. Jesús mismo ubica su misión dentro de latradición judía: “No penséis que yo he venido aponer fin a la ley de Moisés y a las enseñanzas delos Profetas. No he venido a ponerles fin, sino adarles su verdadero sentido. Porque os aseguroque mientras existan el cielo y la tierra no se lequitará a la ley ni un punto ni una coma, hastaque suceda lo que tenga que suceder” (Mt 5,17-18. Cf. L 16,17.) 3 .En Jesús culmina una larga tradición que se iniciócon Moisés, se desarrolló en los Profetas y debeterminar con la venida gloriosa del reino de Dios; elreino que el pueblo elegido por Dios espera desdehace mucho tiempo, es decir, el cumplimiento delas profecías: la llegada del Mesías liberador. Si esdifícil admitir que el mismo Jesús se considerarael Mesías, no cabe duda de que creía firmementeen la pronta venida del reino de Dios, del cual élera mensajero: “Después que metieron a Juan enla cárcel, Jesús fue a Galilea a anunciar las buenasnoticias de parte de Dios. Decía: Ha llegado eltiempo, y el reino de Dios está cerca. Volveos aDios y aceptad con fe sus buenas noticias” (Mc1,14-15. Cf. Mt 5,17).No existe claridad sobre la forma como estereino de Dios habrá de manifestarse. En reiteradasocasiones los discípulos interrogan a Jesús sobrealgunas señales que permitan inferir su prontallegada. Las respuestas, aunque puedan dar lugar amúltiples interpretaciones, permiten concluir concerteza el tiempo en que se dará, las señales generalesque lo anunciarán y su manifestación divina.En relación con el tiempo la venida del reino deDios es inminente, como se lee en la cita anteriory, con mayor precisión, al finalizar la parábola dela higuera aún cuando no se sepa exactamente eldía y la hora:Aprended esta enseñanza de la higuera: cuando susramas se ponen tiernas y empiezan a brotar las hojas,comprendéis que el verano está cerca. De la mismamanera, cuando veáis que suceden esas cosas, sabedque el Hijo del hombre ya está a la puerta. Os aseguroque todo ello sucederá antes que haya muertola gente de este tiempo (Mc 13,28-30) 4 .Sin embargo, advierte inmediatamente que ni élmismo lo sabe: “En cuanto al día y la hora, nadielo sabe, ni aun los ángeles del cielo, ni el Hijo.Solamente lo sabe el Padre. Por tanto, permaneceddespiertos y vigilantes, porque no sabéis cuándollegará el momento” (Mc 13,32-33).Además, de la forma en que se dirige a susdiscípulos se puede deducir que el reino de Diosllegará cuando éstos aún estén vivos:3. Cf. L 16,17. Esta y todas las citas bíblicas son tomadas de la versión Dios habla hoy.4. No hay diferencia con Mt 24,32-36.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 63


El mensaje de Jesús y el mensaje de Pablo desde una lectura no teológica del Nuevo Testamento - pp. 61-76cielo, como lo concibió el cristianismo posterior,sino en términos de unificación entre el reinodivino y el terrenal. Además, su cumplimiento seanuncia para los que escuchaban en ese momentoa Jesús: muy seguramente, los discípulos de Jesúsno imaginaron que después de dos mil años aún sesigue esperando el reino de Dios. Lo cierto es quegran parte de la tradición cristiana, especialmentela popular, adoptó la interpretación literal: que elhombre justo cuando muere entra al cielo.Pero volvamos a los requisitos. Quizá los pasajesmás explícitos donde Jesús menciona las condicionespara merecer el reino de Dios son los siguientes:Cuando Jesús iba a seguir su viaje, llegó un hombrecorriendo, se puso de rodillas delante de él y lepreguntó: –Maestro bueno, ¿qué debo hacer paraalcanzar la vida eterna?–Jesús le contestó: – ¿Porqué me llamas bueno? Bueno solamente hay uno:Dios. Ya sabes los mandamientos: ‘No mates, nocometas adulterio, no robes, no mientas en perjuiciode nadie ni engañes, y honra a tu padre y a tumadre.’ El hombre le dijo: –Maestro, todo eso lo hecumplido desde joven. –Jesús le miró con afecto y lecontestó: –Una cosa te falta: ve, vende todo lo quetienes y dáselo a los pobres. Así tendrás riquezas enel cielo. Luego, ven y sígueme–El hombre se afligióal oír esto; se fue triste, porque era muy rico. Jesúsentonces miró alrededor y dijo a sus discípulos: –¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reinode Dios!–Estas palabras dejaron asombrados a losdiscípulos, pero Jesús volvió a decirles: –Hijos, ¡quédifícil es entrar en el reino de Dios! Le es más fácila un camello pasar por el ojo de una aguja que a unrico entrar en el reino de Dios (Mc 10,17-25. Cf.:Mt 19,16-24 y L 18,24-30).¿Por qué Jesús no acepta que lo llamen bueno ysólo admite ese calificativo para Dios? No es clarala connotación de bueno; pero sí es claro que élno se equipara con Dios. Por lo tanto, Jesús noes Dios. ¿Cómo explicarían este pasaje aquellosque condenaron el arrianismo 7 y establecieron eldogma de la Santísima Trinidad? De todas manerasese no es el tema de este artículo; lo que nos interesadel pasaje es que allí se encuentran dos condicionesexplícitas para ingresar al reino de Dios:cumplir la Ley y dejar las riquezas. La primera deellas se reitera más adelante cuando un escriba lepregunta a Jesús cuál es el más importante de losmandamientos. La respuesta de Jesús confirma laadhesión a la Ley (Mc 12,28-34), aunque haceénfasis en la prioridad del primer mandamiento yañade el del amor al prójimo que, aunque figura enLevítico, no aparece expresamente en el Decálogo(Lev 19,18). Es necesario resaltar, sin embargo, queJesús no le confirma al escriba su entrada al reinode Dios, aunque está muy cerca de alcanzarlo. Noes clara la razón: ¿Esos requisitos no son suficientes?O, aunque haya respondido atinadamente, ¿a esteescriba en particular le hace falta cumplir otrosrequisitos? Tal vez le falta ser como un niño: “Osaseguro que el que no acepta el reino de Dios comoun niño, no entrará en él” (Mc 10,15).Lo que queda claro hasta aquí es que el cumplimientode la Ley es fundamental. Mateo lededica tres capítulos, del 5 al 7, a la posición deJesús en relación con la Ley. Posición que iniciacon la exigencia de cumplirla hasta en sus másmínimos detalles:No penséis que yo he venido a poner fin a la Leyde Moisés y a las enseñanzas de los Profetas. No hevenido a ponerles fin, sino a darles su verdaderosentido. Porque os aseguro que mientras existan elcielo y la tierra no se le quitará a la ley ni un puntoni una coma, hasta que suceda lo que tenga quesuceder. Por eso, el que quebrante uno de los mandamientosde la Ley, aunque sea el más pequeño, yno enseñe a la gente a obedecerlos, será consideradoel más pequeño en el reino de los cielos. Pero el quelos obedezca y enseñe a otros a hacer lo mismo, seráconsiderado grande en el reino de los cielos. Porqueos digo que si no superáis a los maestros de la Ley y alos fariseos en hacer lo que es justo delante de Dios,no entraréis en el reino de los cielos (Mt 5,17-20).Se debe cumplir la Ley con una rigurosidadincluso mayor que aquella exteriorizada por los escribasy fariseos, en la medida en que se manifiestacomo una condición necesaria para entrar en el reinode Dios. Luego viene una serie de explicacionessobre algunos preceptos de la Ley. Allí se ve conclaridad a qué se refería con “[…] si no superáis alos maestros de la ley y a los fariseos”. Por ejemplo,en relación con el quinto precepto expresa que nosólo el que mata viola este precepto, sino también7. El arrianismo fue una postura con respecto a la relación entre Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, que fue condenadacomo herética en el Concilio de Nicea (325). Afirmaba que Dios Padre es increado y anterior al Hijo y al Espíritu, quienes soncreados y posteriores al Dios Padre. Por lo tanto, no poseen la misma naturaleza, ni son el mismo Dios, como lo afirma el dogmade la Trinidad. Véase Ehrman (2004: 233-234)Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 65


Luis Alberto Valderrama Valderramael que se irrita contra su prójimo (Mt 5,21-23). Dela misma manera, los demás preceptos son reinterpretadoscon una exigencia mayor (Mt 5,1-18 y5,27-28). Finalmente, concluye afirmando que laoración no es suficiente, menos una oración quees inspirada exclusivamente por la fe sin considerarlas obras, pues sólo el que actúa de acuerdo con supalabra entrará al reino de Dios:No todos los que me dicen ‘Señor, Señor’ entraránen el reino de los cielos, sino sólo los que hacen lavoluntad de mi Padre celestial. Aquel día muchosme dirán: ‘Señor, Señor, nosotros hablamos en tunombre, y en tu nombre expulsamos demonios, yen tu nombre hicimos muchos milagros.’ Pero yoles contestaré: ‘Nunca os conocí. ¡Apartaos de mí,malhechores! Todo el que oye mis palabras y hacecaso a lo que digo es como un hombre prudenteque construyó su casa sobre la roca (Mt 7,21-24).En conclusión, se puede afirmar que las condicionesque se expresan en el evangelio de Jesús paraentrar al reino de Dios son las siguientes: cumplirestrictamente la Ley de Moisés y la tradición de losProfetas; dejar las riquezas; creer en la palabra deJesús, es decir, en que el reino de Dios está cerca y,finalmente, creer que él es su mensajero.Los destinatarios delevangelio de JesúsLas condiciones mismas para entrar al reino deDios ya nos dicen, en gran parte, hacia quiénesestá dirigido el mensaje del evangelio de Jesús. Dehecho, si Jesús se ubica dentro del contexto de latradición de los Profetas, si anuncia el reino deDios que habían predecido los Profetas e invitaa cumplir la Ley de Moisés, entonces los receptoresde su mensaje no pueden ser otros que losmismos judíos, y ello no excluye la posibilidad deque aquellos que sin ser judíos acepten al Dios deIsrael, que respeten la Ley y crean en su palabrapuedan acceder al reino de Dios.La posición de Jesús frente a los destinatarios desu mensaje es clara. Cuando les da a sus discípuloslas instrucciones de su ministerio, afirma: “Jesúsenvió a estos doce con las siguientes instrucciones:–No os dirijáis a las regiones de los paganos nientréis en los pueblos de Samaria; id más bien a lasovejas perdidas del pueblo de Israel” (Mt 10,5-6).Teniendo en cuenta la fuerza que va a tomarla idea de que el mensaje de Jesús es universal,sorprende que la prohibición de ir a los gentiles 8 ,incluso a los samaritanos, sea tan explícita; estoconfirmaría su autenticidad histórica. Además, ellenguaje y la actitud que Jesús adopta en relacióncon aquellos que no pertenecen a “la casa de Israel”respaldan esta postura.Es particularmente significativa la conversaciónde Jesús con la mujer cananea. Cerca de Sidón yTiro, antiguas ciudades fenicias, le sale al paso unamujer cananea que clama por la curación de suhija, “malamente atormentada por el demonio”;ante la insistencia de sus discípulos para que ladespidiera, otra vez Mateo aclara qué sucedió:Jesús les dijo: –Dios me ha enviado únicamente a lasovejas perdidas del pueblo de Israel.–Pero la mujerfue a arrodillarse delante de él y le pidió: – ¡Señor,ayúdame!–Él le contestó: –No está bien quitarlesel pan a los hijos y dárselo a los perros.–Sí, Señor–dijo ella–, pero hasta los perros comen las migajasque caen de la mesa de sus amos.–Entonces le dijoJesús:–¡Mujer, qué grande es tu fe! Hágase comoquieres. –Desde aquel mismo momento, su hijaquedó sanada (Mt 15,21-28).Nuevamente se insiste en la idea de que Jesússólo ha venido para atender a los de “la casa de Israel”;pero, además, considera a cualquiera que nopertenezca a esta casa como un “perro”; es decir, semantiene la tradicional idea judía de que el pueblode Israel era el pueblo elegido de Dios y, por ello,superior a cualquier otro pueblo, superioridad queJesús parece aceptar. Lo más hermoso de este pasajees la genial y humilde respuesta de la cananea:“[…] también los perros comen de las migajasque caen de la mesa de sus amos”. Tan genial y tanhumilde, que vence la resistencia de Jesús, quiendemuestra su flexibilidad en relación con asuntosétnicos, pero su inflexibilidad en asuntos de fe yde práctica. De lo cual se desprende que aunque sumensaje va dirigido principalmente a los miembrosde la casa de Israel, no excluye la posibilidad de quecualquier persona ajena a la “casa” pueda merecer8. Es interesante notar cómo la versión Dios habla hoy cambia la expresión “gentiles” por “paganos”. El término “gentiles” se mantieneen Reina Valera, Nácar- Colunga, New English Bible entre otras. Además, en la traducción del Códice Sinaítico (2011) tambiénaparece la expresión “gentiles”.66 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


El mensaje de Jesús y el mensaje de Pablo desde una lectura no teológica del Nuevo Testamento - pp. 61-76el reino de Dios, siempre y cuando, cumpla conlas condiciones que se analizaron anteriormente:el respeto a la Ley y la fe en su mensaje.Esto último se confirma cuando cura al siervodel centurión. Cuando éste le manifiesta que consólo una palabra de Jesús su siervo se curará, Jesússe admira de su fe y concluye: “Y os digo quemuchos vendrán de Oriente y de Occidente, y sesentarán a la mesa Abraham, Isaac y Jacob en elreino de los cielos; en cambio, los que deberíanestar en el reino serán arrojados a la oscuridad defuera. Allí llorarán y les rechinarán los dientes”(Mt 8, 11-12).¿Quiénes, entonces, serán los merecedores delreino de Dios? ¿Cómo hacer coincidir dentro delmensaje de Jesús estas dos afirmaciones aparentementecontradictorias? Creo que la única salidaes admitir que Jesús creía que su misión estabadirigida a los judíos. Ahora bien, aceptar la presenciade no judíos en el reino de Dios que anunciasólo es posible si estos no judíos se hacen judíos.Cuando les reclama a los judíos su falta de fe o suhipocresía a la hora de cumplir la Ley, Jesús ponecomo ejemplo a otros no judíos que tienen másfe y son mejores cumplidores de la Ley. Así pues,el evangelio de Jesús está dirigido, en esencia, a losjudíos. Pero no sólo a los judíos de sangre, sinoa todo aquel que, por haber cumplido la Ley yaceptado su mensaje, es judío en la práctica. Y nopodría ser de otra manera, si tenemos en cuentaque uno de los requisitos para acceder al reino deDios es el cumplimiento estricto de la Ley, y cumplirlaes hacerse judío. De esta manera, tenemosun esquema de los elementos fundamentales delevangelio de Jesús: las características del reino deDios que se anuncia, las condiciones para entraren él y los destinatarios del evangelio.Tenemos un mensaje que continúa y clausurala promesa de Dios hecha a los israelitas porintermedio de los profetas. En tanto que Jesús esidentificado con el Mesías esperado por los judíos,el evangelio de Jesús sólo puede ser entendido comola realización de la promesa mesiánica: la instauracióndel reino de Israel. Por eso, su mensaje nopuede separarse de la Ley ni “abrogarla”, sino quedebe confirmarla y exigir su cumplimiento; poreso, el mensaje debe dirigirse con prioridad a lospertenecientes a la “casa de Israel”.Veamos ahora qué anuncia Pablo y a quiénesse dirige.El evangelio de PabloAntes de analizar el contenido del mensajepaulino, quizá sea necesario aclarar quién era Pablo.Según él mismo nos lo cuenta, era un hebreoperteneciente a la tribu de Benjamín, fariseo y perseguidorde la naciente iglesia cristiana (Flp 3,5-7).Precisamente, su conversión ocurre durante unamisión de persecución a los cristianos de Damasco:Pero cuando ya se encontraba cerca de la ciudad deDamasco le envolvió de repente una luz que veníadel cielo. Saulo cayó al suelo y oyó una voz que ledecía: “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?” Saulopreguntó: “¿Quién eres, Señor?” La voz le contestó:“Yo soy Jesús, a quien tú persigues. Levántate yentra en la ciudad: allí te dirán lo que debes hacer(Act 9,3-6).Luego de ese día Saulo ingresará a la iglesiacristiana y se convertirá en su defensor y predicadormás aguerrido. A diferencia de los discípulos deJesús, Pablo no lo conoció personalmente; lo queno es obstáculo para que él afirme que su conocimientoestá en el mismo nivel que el de aquellos.Pues el mismo que envió a Pedro como apóstol alos judíos me envió también a mí como apóstol alos no judíos. Así pues, Santiago, Cefas y Juan, queeran tenidos por columnas de la iglesia, reconocieronque Dios me había concedido este privilegio. Y paraconfirmar que nos aceptaban como compañeros, nosdieron la mano a mí y a Bernabé, y estuvieron deacuerdo en que nosotros fuésemos a trabajar entrelos no judíos, en tanto que ellos trabajarían entre losjudíos (Gál 2,8-9).Pablo se reconoce como un apóstol, tantocomo los discípulos directos de Jesús, Además,no le interesa los que hayan sido antes que él (losconocedores directos de Jesús), puesto que estono les da más autoridad. Según lo expuesto enlos sinópticos y en los Actos de los Apóstoles, pareceque la autoridad de Pedro, Santiago y Juan sobre laiglesia era indiscutible; autoridad que Pablo limitaa los circuncisos, es decir, a los judíos.En este sentido, Pablo se va a dedicar preferentementea la predicación a los gentiles. Lleva a cabovarios viajes por lugares importantes del mundopagano como Corinto, Antioquía, Macedonia,Atenas, entre otros. Estuvo varias veces encarceladoy escribió varias cartas, entre las cuales se reconocencomo principales, por su sistematicidad y carácterdoctrinal, las dos cartas a los corintios, la carta a losRevista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 67


Luis Alberto Valderrama Valderramagálatas y la carta a los romanos. Lucas nos cuentaque su último viaje fue a Roma. Sin embargo, elrelato de los Actos de los Apóstoles queda inconcluso.La tradición ha reconocido la muerte de Pablo enRoma por decapitación.Veamos ahora cuáles son las características delEvangelio de Pablo. Al parecer, Pablo tenía concienciade que era su evangelio, según lo afirma enla carta a los romanos: “[…] el día en que Diosjuzgue los secretos de todos por medio de CristoJesús, conforme al evangelio que yo predico.” 9 ; yen la primera carta a los corintios sostiene:Ahora, hermanos, quiero que recordéis el evangelioque os he predicado. Es el evangelio que vosotrosaceptasteis y en el que estáis firmes; y es también elevangelio por medio del cual sois salvos, si es que osmantenéis firmes en él, pues de lo contrario habréiscreído en vano. En primer lugar os he dado a conocerla enseñanza que yo también recibí. Os he enseñadoque Cristo murió por nuestros pecados, como dicenlas Escrituras (I Cor 15,1-3) 10 .Así pues, Pablo mismo afirma que es su evangelio,es decir, que no es igual al evangelio predicadopor los judaizantes. 11 Luego, ¿en qué aspectosdifieren? Para Pablo, el centro de su evangelio esla salvación de los hombres por la fe en el Cristoresucitado. Esto es, con la muerte de Cristo en lacruz los hombres son redimidos. Ahora bien, esnecesario que los hombres crean en esta redenciónpor Cristo para que sean justificados:Pero ahora, aparte de la Ley, Dios ha dado a conocerde qué manera nos hace justos, lo cual se compruebapor los libros de la Ley y los Profetas: Dios, pormedio de la fe en Jesucristo, hace justos a todos losque creen. Pues no hay diferencia, porque todos hanpecado y están lejos de la presencia gloriosa de Dios.Pero Dios, en su bondad y gratuitamente, los hacejustos mediante la liberación realizada por CristoJesús. Dios hizo que Cristo, al derramar su sangre,fuera el instrumento del perdón. Este perdón se alcanzapor la fe. Así quiso Dios demostrar su justicia,y mostrar que si pasó por alto los pecados de otrotiempo fue sólo por su paciencia, y que él, siendojusto, también en el tiempo presente hace justos aquienes creen en Jesús (Rom 3,21-26)Ya no tenemos aquí un reino de Dios queprocede del cielo dirigido por el Hijo del hombre;tenemos una economía de salvación queotorga Dios por su gracia, a través del sacrificioexpiatorio de una víctima divina, su propio Hijo,para que aquellos que crean en este misterio seanredimidos de sus pecados. El misterio posee unaestructura similar a la que poseían los misteriospaganos. Encontramos una hierofanía (Eliade,1967), es decir, una manifestación de lo sagrado enla encarnación del hijo de Dios; un Dios (el hijo)que es sacrificado para redención de quien accedaal misterio, el bautizado en nombre de Cristo; unrito de iniciación que consiste en la purificacióndel iniciado, el bautismo, que a su vez abre laspuertas a la comprensión mística del contenido delmisterio mismo; y finalmente, un ritual que repiteel misterio en sus símbolos: la eucaristía. Representaciónalegórica de la expiación del pecado porla muerte de Cristo en la asimilación del cuerpoy sangre de Cristo. Así como en los sacrificiostotémicos (Freud, 1985) todos los pertenecientesa la tribu deben comer del animal sacrificado parareconocerse culpables de la muerte del tótem y, asu vez, redimidos de la culpa por aceptarla, de lamisma manera Pablo reconoce en la cena eucarísticala presencia de Cristo sacrificado, la unidadde la iglesia en Cristo redentor (la culpabilidad yredención de todos los creyentes) y, finalmente,el cumplimiento de la promesa salvadora (I Cor11,17-34). En este sentido, así como los pecadosde todos los hombres mueren en la cruz con Cristo,todos los hombres nacen a la nueva vida de lagracia, como Cristo resucitó porque[…] si Cristo no resucitó, vuestra fe no sirve denada: todavía seguís en vuestros pecados. En estecaso también están perdidos los que murieroncreyendo en Cristo. Si nuestra esperanza en Cristosolamente se refiere a esta vida, somos los másdesdichados de todos los seres humanos. Pero locierto es que Cristo ha resucitado. Él es el primerfruto de la cosecha: ha sido el primero en resucitar(I Cor 15, 17-20).El reino de Dios que promete Pablo dependedirectamente de Jesús; pero ya no del Jesús históri-9. La versión de Nácar-Colunga es más explícita al respecto: “Así se verá el día en que Dios por Jesucristo, según mi evangelio, juzgarálas acciones secretas de los hombres” (Rom 2,16). Igual que la New English Bible (NEB): “(…) so my góspel declares.”10. La NEB nos da una versión algo distinta. “Y ahora, hermanos míos, debo recordaros el evangelio que os he predicado; el evangelioque habéis recibido, sobre el cual os mantenéis firmes y el que ahora os trae la salvación. ¿Todavía os afirmáis en el evangelio talcomo os lo he predicado? Si no lo habéis hecho, vuestra conversión es en vano” La versión castellana es del autor de este artículo.11. Nombre que se les dio a los cristianos que se resistían a separarse del judaísmo.68 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


El mensaje de Jesús y el mensaje de Pablo desde una lectura no teológica del Nuevo Testamento - pp. 61-76co, el de la carne, el que conocieron sus discípulos,sino el del espíritu, el Cristo que al morir expía lasculpas de todos los que creen en él y al resucitarsella la nueva alianza en la promesa de la resurrecciónde todos los hombres.Sin embargo, esto no excluye la parusía comoepílogo glorioso para todos aquellos que se bautizaronen Cristo. Su llegada se esperaba muypronto, como lo afirma Pablo en la carta a losTesalonicenses:Por esto os decimos, como enseñanza del Señor, quenosotros, los que quedemos vivos hasta el regresodel Señor, no nos adelantaremos a los que ya murieron.Porque se oirá una voz de mando, la voz deun arcángel y el sonido de la trompeta de Dios, yel Señor mismo bajará del cielo. Los que murieroncreyendo en Cristo resucitarán primero; después, losque estemos vivos seremos llevados juntamente conellos en las nubes, para encontrarnos con el Señoren el aire, y así estaremos con el Señor para siempre.Animaos, pues, unos a otros con estas palabras (ITes 4,15-18).La parusía llegará tan pronto que se espera suaparición durante la vida del apóstol de los gentiles.No obstante, el evangelio de Pablo tiene su centrode gravedad en la muerte y resurrección de Cristo,más que en la parusía. Es la fe en este acontecimientola garantía de la salvación. Pero, ¿acaso esésta la única condición? Veamos las condicionesque es necesario cumplir para acceder a la salvaciónque anuncia el evangelio de Pablo.Las condiciones para ser salvo segúnel evangelio de PabloComo se sostuvo anteriormente, la fe en Cristoresucitado es la garantía fundamental de la salvación.¿En qué consiste esa fe? ¿Cómo se recibe lasalvación? En el pasaje antes citado de la carta a losromanos, además de la fe se destaca su dependenciade la voluntad divina:Pero ahora, aparte de la Ley, Dios ha dado a conocerde qué manera nos hace justos, lo cual se compruebapor los libros de la Ley y los Profetas: Dios, pormedio de la fe en Jesucristo, hace justos a todos losque creen. Pues no hay diferencia, porque todoshan pecado y están lejos de la presencia gloriosa deDios. Pero Dios, en su bondad 12 y gratuitamente,los hace justos mediante la liberación realizada porCristo Jesús. Dios hizo que Cristo, al derramar susangre, fuera el instrumento del perdón. Este perdónse alcanza por la fe. Así quiso Dios demostrar sujusticia, y mostrar que si pasó por alto los pecadosde otro tiempo fue sólo por su paciencia, y que él,siendo justo, también en el tiempo presente hacejustos a quienes creen en Jesús (Rom 3,21-26) 13 .La justificación –léase salvación– se da entoncesdurante un proceso que se inicia con el acontecimientoexpiatorio de la muerte de Cristo pornuestros pecados; continúa con la aceptación, porparte del fiel, de que Cristo fue enviado por Diospara redimirnos y culmina con la justificación deDios por su gracia. Ya no es necesario el cumplimientode la Ley. Veamos en más detalle estos doselementos: la gracia divina y el papel de la Ley.La gracia procede del amor de Dios por loshombres. Tan grande es su amor que entrega asu propio hijo para la redención de los pecados.Pecados tan grandes que son impagables por lasola acción de los hombres. Pero la redención nose completa si no hay fe:Así pues, ya hechos justos gracias a la fe, tenemos pazcon Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. PorCristo gozamos del favor de Dios 14 por medio de lafe, y estamos firmes y nos gloriamos de la esperanzade tener parte en la gloria de Dios. Y no sólo esto,sino que incluso nos gloriamos de los sufrimientos,porque sabemos que el sufrimiento da firmeza parasoportar, y esa firmeza nos permite ser aprobadospor Dios, y el ser aprobados por Dios nos llena deesperanza. Una esperanza que no defrauda, porque12. La versión Dios habla hoy parece omitir el término “gracia”. Desconozco la razón, pero aparece en otras versiones (NEB y NácarColunga, por ejemplo).13. Las variaciones con NEB son tan significativas que vale la pena hacer la comparación; especialmente al cambiar la expresión “hacersejustos” por “justificados” o la presencia de la “gracia”: “Mas ahora, independientemente de la Ley, ha salido a la luz la justicia deDios, atestiguada por la Ley y los Profetas; la justicia de Dios por la fe en Jesucristo, para todos los que creen, sin distinción; puestodos pecaron y todos están privados de la gloria de Dios, y ahora todos son justificados gratuitamente por la gracia de Dios, porel acto de liberación de Cristo Jesús, a quien ha puesto Dios como para expiar los pecados por su muerte sacrificial, mediante lafe. Dios quiere demostrar así su justicia, por la tolerancia de los pecados pasados, en la paciencia de Dios para demostrar su justiciaen el tiempo presente y para probar que es justo y que justifica a todo el que cree en Jesús.” (versión en castellano del autor).14. Léase “gracia”.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 69


Luis Alberto Valderrama ValderramaDios ha llenado con su amor nuestro corazón pormedio del Espíritu Santo que nos ha dado. Comonosotros éramos incapaces de salvarnos, Cristo, enel momento oportuno, murió por los malos. No esfácil que una persona se deje matar en lugar de otra.Ni siquiera en lugar de una persona justa, aunquequizás alguno estaría dispuesto a morir por unapersona verdaderamente buena. Pero Dios pruebaque nos ama en que, cuando aún éramos pecadores,Cristo murió por nosotros. Y ahora, siendo así queDios nos ha hecho justos mediante la muerte deCristo, con mayor razón seremos librados del castigofinal por medio de él. Porque si Dios, cuandoaún éramos enemigos suyos, nos reconcilió consigomismo mediante la muerte de su Hijo, con mayorrazón nos salvará por su vida ahora que ya estamosreconciliados con él. Y no solo esto, sino quetambién nos gloriamos de Dios mediante nuestroSeñor Jesucristo, por quien hemos recibido ahora lareconciliación (Rom 5,1-10) 15 .Así pues, tenemos tres elementos fundamentales,necesarios, para que se dé la salvación: la graciade Dios, la muerte de Cristo y la fe del creyente.La relación que se da entre ellos es, sin embargo,confusa. Confusión que se explica si aceptamosque a Pablo no le interesa una determinación racionalistade este proceso sino, antes que nada, dejarsentado un hecho que por divino es inaccesible ala sabiduría humana:En efecto, Dios dispuso en su sabiduría que los queson del mundo no le conocieran por medio de lasabiduría humana; y prefirió salvar por medio desu mensaje a los que confían en él, aunque estemensaje parezca una tontería. Los judíos quierenver señales milagrosas y los griegos buscan sabiduría;pero nosotros anunciamos a un Mesías crucificado.Esto resulta ofensivo a los judíos, y a los no judíosles parece una tontería; pero para los que Dios hallamado, sean judíos o griegos, ese Mesías es el podery la sabiduría de Dios. Pues lo que en Dios puedeparecer una tontería es mucho más sabio que todasabiduría humana; y lo que en Dios puede parecerdebilidad es más fuerte que toda fuerza humana(I Cor 1,21-25).Tal vez por eso la relación entre esos tres elementosno es del todo clara: sin fe no hay redención.Pero la fe sólo es posible por la gracia divina que,a su vez, se manifiesta en el sacrificio de Cristo;hecho que simultáneamente debe darse antes paraque haya fe, pues la fe es la creencia en la muertede Cristo. No obstante, parece que la fe quedasometida a la voluntad divina, a juzgar por elsiguiente apartado:Sabemos que Dios dispone todas las cosas para elbien de quienes le aman, de quienes él ha llamadode acuerdo con su propósito. A los que de antemanoDios había conocido los destinó desde un principioa ser como su Hijo, para que su Hijo fuera el mayorentre muchos hermanos. Y a los que Dios destinódesde un principio, también los llamó; y a los quellamó los hizo justos; y a los que hizo justos les dioparte en su gloria (Rom 8,28-30).Por consiguiente, la salvación procede de Diospor su gracia que elige, llama, justifica y glorifica.La predestinación hace de la fe humana unelemento característico de la vocación que ya sehallaba en el conocimiento divino. Sólo cree el queha sido elegido y, por ello, llamado. La fe mismano depende del hombre sino de Dios. ¿Cómoconciliar esta tesis con la insistencia con la quePablo invita a la conversión en la fe en el Cristoresucitado? ¿Otro misterio de la locura divina?Lo cierto es que, según Pablo, los elegidos, losllamados, los justificados y los glorificados sonlos mismos. Porque la sabiduría divina no puedeequivocarse al elegir. Desde un comienzo, Dios yaconoce quiénes serán glorificados.De esta manera, la fe parece ser simplementela confirmación de que se ha sido llamado porDios para participar de su gloria. Por tal razón, laLey carece ya de sentido, pues, ¿de qué le sirve alhombre cumplir o no la Ley, si Dios ya ha decididoquién será el justificado y quién no? El hombre nose justifica por la Ley:Nosotros somos judíos de nacimiento, y no pecadorespaganos. Sin embargo, sabemos que nadie esreconocido como justo por cumplir lo que mandala ley de Moisés, sino por la fe en Jesucristo. Poreso, también nosotros hemos creído en Jesucristo,para que Dios nos reconozca como justos por mediode la fe en Cristo y no por cumplir la Ley. Porquenadie será reconocido como justo por cumplir laLey (Gál 2,15-16).Ahora bien, ¿qué justifica al hombre: la graciade Dios o la fe? Por lo pronto, con seguridad, lasobras de la Ley no. Pero a diferencia del texto dela carta a los romanos citado anteriormente, aquí15. Se mantienen las diferencias con otras versiones. Cf. por ejemplo NEB. Rom. 5,1-10.70 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


El mensaje de Jesús y el mensaje de Pablo desde una lectura no teológica del Nuevo Testamento - pp. 61-76el hombre no se justifica por la gracia sino por lafe en Cristo Jesús. Dilema que no se aclara en ningunaparte, a menos que aceptemos que, según elcontexto, a Pablo le interesa destacar algunas vecesel poder de Dios incluso sobre la propia fe de loshombres, y en otras ocasiones destacar la fe sobrela Ley. Porque la Ley ya no es necesaria para loscristianos: “Así también vosotros, hermanos míos,al incorporaros a Cristo habéis muerto con él a laley, para pertenecer así a otro esposo: ahora soisde Cristo, de aquel que resucitó. De este modo,nuestra vida será útil delante de Dios” (Rom 7,4).Y luego confirma su peligrosidad para caer enel pecado, aunque ella misma no lo sea:¿Vamos a decir por esto que la Ley es pecado? ¡Deninguna manera! Sin embargo, yo no habría conocidoel pecado si no hubiera sido por la ley. Enefecto, jamás habría sabido lo que es codiciar si laley no hubiera dicho: “No codicies.” Pero el pecado,valiéndose del propio mandamiento, despertó en mítoda clase de malos deseos; pues mientras no hay ley,el pecado es cosa muerta (Rom 7,7-8).Pablo, sobre todo en la carta a los gálatas, escontundente con la negativa a creer que la Ley esnecesaria para la salvación. Al parecer, por el tonoen que está escrita la carta en general, los cristianosde Galacia estaban siendo influenciados por cristianosjudaizantes que pretendían hacer circuncidara los paganos cristianos. Así, Pablo explica que nijudíos ni paganos requieren seguir las leyes judíaspara salvarse, pues la fe en Cristo Jesús y la graciade Dios son suficientes porque provienen del Espíritu,mientras que la Ley es de la carne. La Leyfue necesaria antes de que se cumpliera la promesade Dios, (la venida del Salvador), pero luego dela redención de Cristo seguir la Ley constituye nosólo una inutilidad sino también un obstáculo:¿Acaso esto significa que la Ley de Moisés está encontra de las promesas de Dios? ¡De ninguna manera!,porque si la Ley pudiera dar vida, entonces unopodría ser hecho justo por medio de la Ley. Pero,según dice la Escritura, todos son prisioneros delpecado, para que quienes creen en Jesucristo puedanrecibir lo que Dios ha prometido. Antes de venir lafe, la Ley nos tenía presos esperando a que la fe fueradada a conocer. La Ley, como el esclavo que vigila alos niños, nos acompañó hasta la venida de Cristo,para que por la fe alcanzásemos la justicia. Pero ahoraque ha llegado la fe ya no estamos a cargo de aquelesclavo que era la Ley (Gál 3,21-25).La Ley es entendida sólo como una etapa necesariaen el proceso de salvación, de tal manera quela fe en Jesucristo no completa la Ley sino que laanula y substituye. Esto no quiere decir que ahorase pueden violar todas las leyes mosaicas. Lo quesignifica es que ahora el fundamento moral delhombre no se deduce de la Ley escrita, de la carneen términos de Pablo, sino de la fe en Cristo, delEspíritu. Es por el Espíritu recibido en el bautismoque el hombre sabe lo que debe y no debe hacer.La insistencia de Pablo en negar la Ley se refierepor lo tanto a la Ley escrita, que era precisamenteaquello que los judaizantes querían seguir respetando(obligando, por ejemplo, a los paganos acircuncidarse). El seguimiento estricto de las leyesjudías dificultaba la misión de predicación delcristianismo entre las comunidades no hebreas, lascuales estaban dispuestas a seguir más fácilmentela fe en Cristo que el férreo código de leyes preconizadopor los judaizantes.En conclusión, las condiciones para ser salvos,implícitas en el evangelio de Pablo, son ambiguas.Por una parte, se afirma que la salvación dependede la predestinación de la gracia divina que eligepara glorificar; pero, en segunda instancia, sólo sesalva quien cree (tiene fe) en la redención operadapor el sacrificio de Cristo. En última instancia, lasalvación es otorgada por la sola muerte de Cristo,en cuya cruz mueren también todos los pecadosde los hombres. Esta última tesis abre las puertasa la tercera pregunta: ¿a quiénes se dirige Pablocuando predica su evangelio?Los destinatarios delevangelio de PabloPorque por la fe en Cristo Jesús sois todos vosotroshijos de Dios, y por el bautismo habéis sido unidosa Cristo y habéis sido revestidos de él. Ya no tieneimportancia el ser judío o griego, esclavo o libre,hombre o mujer; porque unidos a Cristo Jesús,todos sois uno solo. Y si sois de Cristo, tambiénsois descendientes de Abraham y herederos de laspromesas que Dios le hizo (Gál 3,26-29).Tal vez los anteriores versículos sean los másadecuados para establecer cuáles eran los receptoresdel mensaje paulino. Ya no estamos frente a unareligión de raza o de pueblo, como la judía, sinofrente a una religión de pretensiones universales.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 71


Luis Alberto Valderrama ValderramaUniversales en relación con la nacionalidad, “nohay griego ni judío”; universales en relación conla posición económica, “ya no hay siervo o libre”;universales en relación con el género, ya “no hayvarón o hembra”. El mensaje del Cristo resucitadoincluye a todos los hombres que sean bautizadosen su nombre y sean “vestidos de Cristo”.Aunque Pablo haya sido llamado, con acierto,el apóstol de los gentiles, ello no quiere decir quesu mensaje se dirija con exclusividad a los gentiles.Su mensaje busca una universalidad que no teníael judaísmo, aunque tenga su origen en él. El Diosde Israel es ahora el dios de todos los bautizados,descendientes de Abraham por aceptar el cumplimientode la promesa hecha al patriarca. La Leyya no es la ley de un pueblo, es la ley inscrita enlos hombres gracias al Espíritu. Gentiles o judíos,griegos o bárbaros, siervos o libres, hombres omujeres: todos son destinatarios del evangelio dePablo si aceptan a Cristo Jesús.No fue poca la resistencia que encontró Pabloentre los primeros cristianos, judíos de origen. Asílo señala Lucas cuando relata la disputa sobre laobligación del sometimiento a la Ley:Por aquel tiempo, algunos que habían ido de Judeaa Antioquía comenzaron a enseñar a los hermanosque no podían ser salvos si no se sometían al rito dela circuncisión, conforme a la práctica establecidapor Moisés. Pablo y Bernabé tuvieron por esto unafuerte discusión con ellos. Luego se decidió quePablo, Bernabé y algunos otros fueran a Jerusalén,a tratar este asunto con los apóstoles y ancianos dela iglesia de aquella ciudad (Act 15,1-2).Para solucionar la disputa, apelan a los apóstolesde Jerusalén, encabezados por Pedro y Santiago.Luego de deliberar, Pedro afirma que no es necesarioimponer a los gentiles “[…] una carga queni nosotros ni nuestros antepasados hemos podidosoportar” (Act 15,10); más adelante, Santiago esconsciente de no imponer a los gentiles ese yugosiempre y cuando “[…] se aparten de todo lo quehaya sido contaminado por los ídolos, que evitentoda inmoralidad sexual y que no coman carne deanimales estrangulados o ahogados, ni tampocosangre” (Act 15,20). El acuerdo, al parecer, fueaceptado por las partes. Así lo confirma Pablocuando les recuerda a los gálatas la división delapostolado:Así pues, Santiago, Cefas y Juan, que eran tenidospor columnas de la iglesia, reconocieron que Diosme había concedido este privilegio. Y para confirmarque nos aceptaban como compañeros, nos dieronla mano a mí y a Bernabé, y estuvieron de acuerdoen que nosotros fuésemos a trabajar entre los nojudíos, en tanto que ellos trabajarían entre los judíos(Gál 2,9).Sin embargo, por lo que se lee en gálatas, elacuerdo no fue respetado completamente y Pablose vio obligado a hacer múltiples aclaracionessobre el papel de la Ley en la cristiandad, como lovimos en el apartado anterior. No podemos saberexactamente cómo se resolvió la disputa. Lo másprobable es que se haya zanjado con una separaciónsilenciosa en la que cada parte buscaba hacerlo suyo. Lo cierto es que, como lo atestiguan losdos siguientes pasajes, uno de Pablo y el otro deSantiago, la separación doctrinal no fue superficial:Pero cuando Cefas fue a Antioquía, le reprendí ensu propia cara porque lo que estaba haciendo eracondenable. Porque al principio comía con los nojudíos, pero luego que llegaron algunas personasde parte de Santiago, comenzó a separarse y dede comer con ellos por miedo a los fanáticos de lacircuncisión. Y los demás creyentes de origen judíoconsintieron también con Pedro en su hipocresía,tanto que hasta Bernabé se dejó arrastrar por ellos.De modo que cuando vi que no se portaban conformea la verdad del evangelio, dije a Cefas enpresencia de toda la congregación: “Si tú, que eresjudío, has estado viviendo como si no lo fueras, ¿porqué quieres obligar a los que no son judíos a vivircomo si lo fueran? (Gál 2,11-14).Al parecer, Pablo reprende a Pedro por su actitudambigua hacia los gentiles. Pero también serefiere a que ellos, Pedro, Bernabé y quizá otroscristianos de Jerusalén, “no se portaban conformea la verdad del evangelio”. ¿A cuál evangelio serefiere aquí? No puede ser otro que al evangelio dePablo, pues cualquier otro es anatema (Gál 1,9).De cualquier manera, queda claro que Pablo noaceptaba plenamente la forma en que se predicabael evangelio por parte de los judaizantes; especialmenteporque consideraba que era un obstáculopara que su evangelio llegara a los que no eranjudíos, obsesión del apóstol de los gentiles desdeel inicio de su predicación.Por otra parte, Santiago, o por lo menos lacarta que a él se le atribuye, declara en expresa72 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


El mensaje de Jesús y el mensaje de Pablo desde una lectura no teológica del Nuevo Testamento - pp. 61-76oposición a Pablo que la fe no es nada sin las obras.Para subrayar a quién se está oponiendo utiliza elmismo ejemplo que usó Pablo cuando defendía laprioridad de la fe sobre la Ley (Gál 3,6-12 y Rom4,1-25): la justificación de Abraham:Hermanos míos, ¿de qué le sirve a uno decir quetiene fe, si sus hechos no lo demuestran? ¿Podrá acasosalvarle esa fe? Supongamos que a un hermano o auna hermana les falta la ropa y la comida necesariaspara el día; si uno de vosotros les dice: “Que os vayabien; abrigaos y comed cuanto queráis”, pero no lesda lo que su cuerpo necesita, ¿de qué les sirve? Asípasa con la fe: por sí sola, es decir, si no se demuestracon hechos, es una cosa muerta. Tal vez alguien dirá:“Tú tienes fe y yo tengo hechos. Muéstrame tu fe sinhechos y yo te mostraré mi fe por mis hechos.” Túcrees que hay un solo Dios, y en eso haces bien; perotambién los demonios lo creen y tiemblan de miedo.No seas tonto; reconoce que si la fe no va acompañadade hechos, es una fe inútil. Dios aceptó comojusto a Abraham, nuestro antepasado, por lo quehizo cuando ofreció en sacrificio a su hijo Isaac. Yya ves que, en el caso de Abraham, su fe se demostrócon hechos, y que por sus hechos llegó a ser perfectasu fe. Así se cumplió la Escritura que dice: “Abrahamcreyó a Dios, y por eso Dios le aceptó como justo”. YAbraham fue llamado amigo de Dios. Ya veis, pues,que Dios declara justo al hombre también por sushechos, y no solamente por su fe (Sant 2,14-24).Así pues, no existe unidad entre la predicaciónde los discípulos de Jesús y la de Pablo. Los primerosconsideran que se debe seguir respetandola Ley; Pablo, que no es necesario. Los primerosdefienden la Ley porque consideran que Jesús esel continuador y definidor de la tradición judíaanunciada por los profetas; Pablo rechaza la Leypor considerar que el mensaje de Cristo es paratodos los hombres y no sólo para los judíos y,sobre todo, por considerarla un obstáculo para laconversión de quienes no son judíos.De esta manera, tenemos un esquema de loselementos fundamentales del evangelio de Pablo:las características de la salvación que se anuncia,las condiciones para salvarse y los destinatariosdel evangelio.La separación del judaísmo es inminente: laconcepción del Cristo salvador no corresponde alMesías esperado por los judíos; se declara la inutilidadde la Ley mosaica o su sometimiento a la fe,y, sobre todo, se les anuncia la salvación también aquienes no son judíos, a todos los hombres.Luego de haber esquematizado por separadocada uno de los evangelios, el de Jesús y el dePablo, revisaremos sus diferencias analizándolosen paralelo.Primera negación de PabloLa primera negación de Pablo al evangelio de Jesúsconsiste en la caracterización misma del conceptode salvación. Para Jesús, la salvación consiste enla realización del reino de Dios, es decir, en laconformación de un Estado glorioso en la tierraliderado por el Hijo del hombre. Para Pablo, encambio, la salvación consiste en un tipo de uniónmística con el cuerpo de Cristo. Unión que serealiza por medio del bautismo. Aunque Pablono niega categóricamente la parusía, es más, laesperaba pronto, ella no constituye el centro degravedad de la salvación, pues ésta se concede yaen la aceptación del misterio de la muerte y resurrecciónde Cristo, aceptación que es la fe misma.La presencia del Espíritu en el bautizado expresala gracia concedida por Dios a los elegidos.Elección que presupone la glorificación porquela predestinación implica que Dios no puedeequivocarse. Así pues, Dios sólo ha llamado a loselegidos, quienes serán justificados y, finalmente,glorificados. De tal manera, el reino de Dios sóloes la realización final de una salvación de la cual losque han sido llamados ya están seguros.A diferencia de Pablo, el reino de Dios anunciadoen Marcos y Mateo es la salvación misma. Eltiempo de su llegada es impreciso, pero está cercay depende de Dios, no de Jesús.En conclusión, Pablo niega por primera vez elevangelio de Jesús al negar la salvación como Reinode Dios.Segunda negación de PabloLa segunda negación de Pablo al evangelio deJesús consiste en el rechazo de uno de los requisitosque exige Jesús para entrar al reino de Dios.Mientras Jesús es inflexible en relación con elRevista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 73


Luis Alberto Valderrama Valderramacumplimiento de la Ley de Moisés, Pablo declaraque el cumplimiento de la Ley no es necesariopara ser salvo.Las palabras de Mateo en boca de Jesús parecendirigirse a Pablo.No penséis que yo he venido a poner fin a la leyde Moisés y a las enseñanzas de los profetas. No hevenido a ponerles fin, sino a darles su verdaderosentido. Porque os aseguro que mientras existan elcielo y la tierra no se le quitará a la ley ni un puntoni una coma, hasta que suceda lo que tenga quesuceder. Por eso, el que quebrante uno de los mandamientosde la ley, aunque sea el más pequeño, yno enseñe a la gente a obedecerlos, será consideradoel más pequeño en el reino de los cielos. Pero el quelos obedezca y enseñe a otros a hacer lo mismo,será considerado grande en el reino de los cielos(Mt 5,17-19).Jesús, según la interpretación de Mateo, escompletamente explícito en este pasaje (y en losotros citados anteriormente) con respecto a lanecesidad ineludible del cumplimiento de la Leyde Moisés. Así pues, ¿cómo puede alguien quese dice seguidor de Jesús afirmar que “Cristo nosliberó de la maldición de la ley haciéndose maldiciónpor causa nuestra, porque la Escritura dice:Maldito todo el que muere colgado de un madero”(Gál 3,13), o: “No quiero rechazar la bondad deDios: si uno fuera hecho justo por cumplir la Ley,Cristo habría muerto inútilmente” (Gál 2,21)? Sila promesa de Mateo es cierta, Pablo es el menoren el reino de los cielos.Esta postura de Pablo no es accidental. Semantiene en todas sus cartas: él mismo no esincoherente. De hecho, la negación de la Leytambién es coherente con su doctrina de la predestinaciónde la gracia y la salvación por la feen Cristo resucitado, pues la predestinación haceinútil la Ley. Del mismo modo, es coherente consu deseo de anunciar su evangelio a los gentiles.La incoherencia se presenta cuando se piensa quePablo está hablando como apóstol de Cristo y, enese sentido, debería coincidir con lo predicadopor el Nazareno.Así pues, Pablo niega por segunda vez el evangeliode Jesús al negar la Ley como requisito necesariopara acceder al reino de Dios.Tercera negación de PabloLa tercera negación del evangelio de Jesús porparte de Pablo consiste en declarar que la condiciónde judío es innecesaria para ser salvo.Aunque, como se vio con anterioridad, el reinode Dios que anuncia Jesús no excluye a los gentiles,es claro que para entrar en el reino de Diosse debe ser judío. Esto, en la medida en que paraacceder al reino de Dios es necesario cumplir laLey de Moisés, y quien cumple la Ley es judío.Sin embargo, Pablo anuncia que su evangelio estádirigido a todos los hombres que crean en CristoJesús, sin que para ello sea necesario cumplir laLey. Por tanto, la predicación de Pablo a los gentilesdista de aquella que hace Jesús, en la medidaen que el primero sólo exige la fe sin adhesión aljudaísmo; mientras que Jesús aceptaría que losgentiles se “sienten en la mesa de Abraham” solosi cumplen la Ley.La predicación de Jesús no tiene como objetivoprincipal a los no judíos porque él (según los autoresde los dos primeros evangelios) se reconocecomo mensajero de la promesa hecha a los judíospor intermedio de los profetas; su mensaje es, porlo tanto, un mensaje que sólo se puede entenderdentro del contexto judío, porque es la promesade su dios. Dios no se dirige a los otros pueblosporque el pueblo israelita ha sido el elegido desdeAbraham. Por consiguiente, en el evangelio de Jesúsaún no hay cristianismo, en tanto religión independiente,sino una prolongación del judaísmo.La predicación de Pablo tiene pretensionesuniversalistas. El cristianismo, como lo concibePablo, es una religión que trasciende las fronteraspolíticas, raciales, étnicas y sexuales. El dios dePablo no es el dios de los judíos, es el dios de toda lahumanidad; por lo tanto, su predicación no puedeser excluyente ni limitarse por las leyes terrenalesde un pueblo. La nueva ley que Pablo anunciaes la Ley del Espíritu, que se derrama por igualsobre cualquier mortal, siempre y cuando acepteel misterio de Cristo y crea en su resurrección. Poreso, en el evangelio de Pablo ya encontramos alcristianismo separado del judaísmo como religiónindependiente o que, por lo menos, está en plenoproceso de separación.Así pues, si el evangelio de Jesús se inscribe dentrode la tradición judía, Pablo niega por tercera vez74 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Luis Alberto Valderrama Valderramaexpresada en las cartas de Pablo, y [2] El NuevoTestamento es la palabra de Dios revelada, entonces,luego de demostrar la verosimilitud de laprimera premisa, habría que concluir que: o bienDios se equivoca porque ha revelado dos mensajesdiferentes; o bien el Nuevo Testamento no es lapalabra de Dios revelada.En el primer caso, si Dios se equivoca no esDios, puesto que por definición no podría equivocarseen la medida en que es omnisapiente. LuegoDios, tal y como lo concibe el cristianismo, nopuede existir.En el segundo caso, si el Nuevo Testamentono es la palabra revelada de Dios, entonces elcristianismo se ha fundamentado sobre las palabrasde hombres que escribieron esos textos y, por lotanto, sobre una invención humana y no sobreuna verdad revelada.En ambos casos el cristianismo, tal como esaceptado en cualquiera de sus formas actuales, esfalso porque, o bien su Dios no puede existir, obien carece de fundamentos auténticos.Bibliografía––EHRMAN, Bart (2004). Crsitianismos perdidos. Barcelona: Ares y Mares Editorial Crítica.––ELIADE, Mircea (1967). Lo sagrado y lo profano. Madrid: Guadarrama.––FREUD, Sigmund (1985). Tótem y tabú. Madrid: Alianza Editorial.––HAAG, Herbert (2000). Diccionario de la Biblia. (S. Ausejo, Ed.) Barcelona: Herder.––NEUSS, Wilhelm (1962). La iglesia en la Edad Moderna y en la actualidad. Madrid: Rialp.––VERMES, Geza (1997). Jesús el judío. Barcelona: Muchnik Editores S.A.76 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Cienciasexactas y aplicadas


Evaluación de la calidad delagua en la Ciénaga de la Virgen(Cartagena, Colombia)durante el período 2006-2010 *Assessment of water quality of Ciénaga de la Virgen(Cartagena, Colombia) during the period 2006-2010Wilson MaldonadoIldefonso BaldirisJhon DíazResumenEl establecimiento de un sistema de alerta tempranade contaminación en los recursos hídricostiene un efecto muy importante en la protecciónde la calidad del agua. Durante este estudio serealizó un análisis de la calidad del agua en laCiénaga de la Virgen después de la operación delsistema de marea estabilizada (Bocana). Durantelos años 2006-2010 se monitorearon parámetroscomo DBO 5, OD, fósforo y coliformes totales.Los resultados muestran que solo el punto 30cumple con todas las metas establecidas. Sin embargo,el OD estuvo dentro del límite establecidoen los cuatro puntos evaluados. Los valores de coliformestotales en los puntos 2 y 7 estuvieron porencima de los límites. En conclusión, es urgentemejorar la gestión de descarga de aguas residuales,la principal fuente contaminante en este cuerpode agua de estuario.Palabras clave: Ciénaga de la Virgen, parámetrosfisicoquímicos, contaminación microbiológica,Bocana.AbstractThe establishment of an early warning system ofpollution of water resources has a significant effectin the water quality protection. In this work was ananalysis of water quality in the Swamp of the Virginafter operation tide system stabilized (Bocana), duringthe years 2006-2010 were monitored parameterssuch as BOD5, DO, Phosphorus and Total coliforms.The results show that only the point 30 meets all thegoals. However, the DO was within the limit fixed in4 points evaluated. The of total coliforms concentrationin the points 2 and 7 were above the limits. Inconclusion, it is urgent to improve the management• Fecha de recepción del artículo: 13-05-2011 • Fecha de aceptación: 06-09-2011.Wilson Maldonado. Químico. Magíster en Química. Doctorando en Toxicología Ambiental. Universidad de Cartagena, Colombia.Investigador Grupo de Investigación GIMCEAD. Unidad de Programas a Distancia (CREAD) de la Universidad de Cartagena. Correoelectrónico: wilsonmr908@yahoo.es. Ildefonso Baldiris. Ingeniero Químico. Estudiante Maestría en Desarrollo Sostenible, Universidadde Cartagena, Colombia. Investigador Grupo de Investigación GIMCEAD. Unidad de Programas a Distancia (CREAD) de la Universidadde Cartagena. Correo electrónico: ibaldirisn@unicartagena.edu.co. Jhon Díaz. Químico. Magíster en Ingeniería y Tecnología Ambiental.Doctorando en Ciencias de la Educación. Director Grupo de Investigación GIMCEAD. Correo electrónico: j.diazc@unicartagena.edu.co.* Artículo derivado de la investigación Simulación dinámica ambiental de la calidad de un cuerpo de agua: Caso Ciénaga de la Virgen.Cartagena. Financiada por la Universidad de Cartagena. Fecha de aprobación diciembre de 2010.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2. Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X - pp. 79-87 ‣ 79


Wilson Maldonado - Ildefonso Baldiris - Jhon Díazof wastewater discharge, the main source of pollutionin this estuarine water body.Keywords: xiénaga de La Virgen, physicochemicalparameters, microbiological contamination, Bocana.IntroducciónCartagena está rodeada por tres cuerpos deagua, la bahía de Cartagena, la Ciénaga de laVirgen y el mar Caribe, los cuales constituyen unimportante recurso natural para las comunidadesque habitan la ciudad debido a la realización dediferentes actividades económicas, tales como lapesca, el transporte, el embarque, el turismo y laasimilación de desperdicios 1 . Esta última es la principalfuente de contaminación del recurso hídricopor vincular las principales áreas de drenaje en elsistema de alcantarillado de la ciudad (Palacios etál., 2010). La contaminación se evidencia en labahía de Cartagena donde se detectaron metalespesados, como el mercurio, en diferentes especiesde la cadena trófica que aún pueden encontrarseen este ecosistema estuario (Olivero-Verbel et ál.,2009). No obstante, también se reportó la presenciade parásitos tremátodos (Galván-Borja et ál.,2010) y nemátodos en peces (Olivero, 2011); estosúltimos se consideran los más peligrosos porquesus larvas viven tanto en las vísceras como en lostejidos de los peces (Dural et ál., 2011); además,algunas especies pueden producir zoonosis en losseres humanos (Llarena-Reino et ál., 2012).Debido a ello, se implementaron diferentesprogramas ambientales con el fin de minimizarlos efectos adversos que producen los vertimientosde aguas residuales, principalmente en la Ciénagade la Virgen (Figura 1). La Ciénaga de la Virgenestá ubicada al nororiente de Cartagena (Lópezet ál., 2011) y forma parte de un sistema estuario(Dauvin y Ruellet, 2009; Olivero-Verbel et ál.,2009). El área total de la cuenca de la Ciénaga dela Virgen es de 520 km 2 y está formada por losarroyos tributarios que drenan hacia la ciénaga(Lonin, 2001), con una red de drenaje principalconstituida por ocho arroyos en la zona rural y por20 canales en el perímetro urbano de la ciudad paraencauzamiento y conducción controlada del drenajepluvial. Recibe alrededor del 60% de las aguasservidas de la ciudad, las cuales tienen un volumenaproximado de 114.000 m 3 /día (Beltrán, 2003).Por ser una ciénaga, la capacidad de intercambiode sus aguas es muy reducida, principalmente porel taponamiento periódico del canal que comunicabacon el mar Caribe, lo que ha traído comoconsecuencia problemas tales como eutrofización,salinidad, muerte de peces, reducción del flujolagunar y pérdida de su dinámica ambiental (Mooret ál., 2002).Para el año 2001 la firma Holandesa RoyalHaskoning puso en operación el proyecto dela bocana estabilizada de la Ciénaga de la Virgen(Moor et ál., 2002), con el fin de recuperar lacalidad del agua y el ecosistema. Este proyectoincluyó la construcción de un canal artificial entrela ciénaga y el mar Caribe para permitir un mayorvolumen de intercambio de una forma controlada,con el objeto de que el agua del mar diluyera el dela ciénaga y mejorara a corto plazo los niveles deoxigenación y salinidad, permitiendo con ello larecuperación de su capacidad de autorregeneracióny de la calidad del agua.Una vez concluida la fase de construcción ypuesta en marcha del proyecto el control y seguimientode la calidad del agua de la Ciénaga quedóa cargo de la alcaldía de Cartagena por medio delEstablecimiento Público Ambiental (EPA) (Mooret ál., 2002). Los parámetros fisicoquímicos ymicrobiológicos monitoreados para evaluar la calidaddel agua y verificar la efectividad del sistemaimplementado fueron los siguientes: pH, oxígenodisuelto (OD), demanda bioquímica de oxígeno(DBO 5), demanda química de oxígeno (DQO),sólidos suspendidos totales (SST), amonio, fósforototal, coliformes totales y fecales, entre otros. En1. Los autores agradecen al Establecimiento Público Ambiental (EPA) de Cartagena de Indias, por sus monitoreos, y a la CorporaciónAutónoma Regional del Canal del Dique (Cardique) por sus análisis de muestras, que permitieron la utilización de datosfisicoquímicos en el presente artículo. Coinvestigadores: Dra. Karina Caballero Gallardo, MSc. Ciencias Ambientales, Doctorandoen Toxicología Ambiental; Ing. José G. Herrera Franco candidato a Magíster en Ciencias Ambientales. Colaboradores:Manuel Fabián Noreña Correa, Psicólogo, Especialista en Teorías y Métodos y Técnicas de Investigación Social, Coordinador deInvestigación Formativa, Unidad de Programas a Distancia CREAD-Universidad de Cartagena. Leonardo Cortina y WillingtonTorres, Matemáticos, Especialistas en Estadística Avanzada, Investigadores del Grupo de Investigación GIMCEAD-Universidadde Cartagena.80 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Wilson Maldonado - Ildefonso Baldiris - Jhon DíazTabla 1Parámetros y métodos utilizados en los análisisParámetroMétodopHMétodo Potenciométrico – SM 4500-H+.Oxígeno disuelto (OD) Método Electrodo de membrana, SM 4500-O G.Demanda Bioquímica de Oxígeno(DBO 5) Método Incubación 5 días Electrodo membrana - SM 5210 B.Demanda Química de Oxígeno(DQO)Método reflujo abierto titulométrico SM 5220 B disuelto.Sólidos Suspendidos TotalesMétodo Gravimétrico - SM 2540DAmonio Método Destilación Titulométrico - SM 4500-NH3 C.Fósforo total Método – Acido ascórbico, SM 4500-P B y E.Coliformes fecales y Coliformes totalesMétodo Tubos múltiples - Sustrato enzimático, SM 9223 B y Filtraciónpor Membrana - Sustrato enzimático, SM 9222 B.del Canal del Dique (Cardique), que está acreditadopor el Ideam la norma NTC 17025.Las muestras se tomaron a un metro de profundidad,aproximadamente, en botellas plásticas demuestreo horizontal, de capacidad de 2000 ml,teniendo cuidado de no tomar sedimentos dellecho de la ciénaga.Para la evaluación periódica de la calidad delagua en la Ciénaga de la Virgen, el EPA de laciudad de Cartagena (Bolívar) realizó muestreoscon una frecuencia aproximada de 30 días, dentroy fuera de este sistema de agua. De acuerdo conla distribución geográfica de la ciénaga, en esteestudio fueron tomados 4 puntos (P-4, P-7, P-10y P-30, Figura 1), con el objeto de realizar unaestimación de la calidad del agua entre el 2006y el 2010.Procesamiento de las muestras de aguaLas muestras de agua fueron preservadas conácido sulfúrico (Vanderford et ál., 2003) y otrasfueron refrigeradas (dependiendo del parámetroque se iba a medir) hasta llegar al laboratorio deCardique, donde fueron realizados los respectivosanálisis.Determinación de parámetros fisicoquímicos ymicrobiológicos en las muestras de aguaSe realizaron diferentes análisis fisicoquímicosy microbiológicos a cada una de las muestrasobtenidas (Tabla 1).Todas las determinacionesfueron desarrolladas teniendo en cuenta las recomendacionesestablecidas para el análisis de aguasen el manual de métodos estándar para el análisisde agua y aguas residuales (Standard Methodsfor theExamination of Water and Wastewater 20 th, 1998).Los parámetros analizados en este estudio fueronDBO 5, OD, coliformes totales y fósforo total, loscuales son críticos en la estimación de la calidaddel agua (Montelongo et ál., 2008).Análisis de datosLos resultados de cada uno de los parámetrosevaluados son presentados como la media ± errorestándar (SEM) para los diferentes puntos demuestreo, de todas las determinaciones por año(2006, 2007, 2008, 2009 y 2010). Las pruebas deKolmogorov-Smirnov y Bartlett fueron empleadaspara determinar normalidad y homogeneidad devarianzas, respectivamente; en ausencia de éstas,los datos fueron transformados a su logaritmo.Para todos los análisis estadísticos el criterio designificancia fue establecido a un valor de P


Evaluación de la calidad del agua en la Ciénaga de la Virgen (Cartagena, Colombia) durante el período 2006-2010 - pp. 79-87Tabla 2Resultados de los parámetros analizados en los cuatro puntos de muestreo en la Ciénaga de la VirgenParámetros Año n* P-2 P-7 P-10 P-30Demanda Bioquímica deOxígeno(DBO 5)(mg/L)Oxígeno disuelto(mg/L)Fósforo(mg/L)Coliformes totales(NMP/100mL)*n: Número de meses por año.2006 12 10.4 ± 2.1 10.1 ± 2.1 6.5 ± 1.0 4.4 ± 0.92007 9 16.9 ± 6.3 9.7 ± 1.3 8.3 ± 1.2 5.4 ± 1.22008 5 21.1 ± 7.1 9.4 ± 1.5 7.7 ± 1.6 4.2 ± 1.02009 4 9.8 ± 0.8 10.3 ± 2.8 9.3 ± 1.7 6.1 ± 3.12010 4 6.9 ± 1.3 10.4 ± 1.1 15.0 ± 2.7 2.8 ± 1.42006 - - - - -2007 9 4.2 ± 1.1 7.5 ± 0.6 6.9 ± 0.4 6.7 ± 0.32008 5 2.1 ± 0.6 4.2 ± 0.8 3.9 ± 0.5 4.1 ± 0.72009 4 5.9 ± 0.7 4.2 ± 0.6 6.1 ± 0.7 5.0 ± 0.42010 4 5.8 ± 1.1 6.8 ± 1.1 6.6 ± 1.1 5.0 ± 0.52006 12 0.4 ± 0.1 0.3 ± 0.1 0.2 ± 0.04 0.2 ± 0.042007 9 0.5 ± 0.1 0.5 ± 0.1 0.4 ± 0.03 0.4 ± 0.032008 5 0.6 ± 0.2 0.4 ± 0.1 0.3 ± 0.1 0.2 ± 0.12009 4 0.3 ± 0.1 0.5 ± 0.2 0.2 ± 0.02 0.2 ± 0.12010 4 0.2 ± 0.1 0.6 ± 0.1 0.3 ± 0.1 0.2 ± 0.12006 12 320.400 21.507 17 712007 9 557.444 167.100 54.3 293.72008 5 584.280 71.800 3.5 6.22009 4 73.615 18.825 5.5 1792010 3 54.170 9.800 1.8 26.5Tabla 3Metas de las propiedades fisicoquímicas del agua relacionadas con el proyecto bocana estabilizada de la Ciénaga de la VirgenParámetroColiformes TotalesDBO 5Oxígeno DisueltoFósforoValor5.000 NMP/100mL4 mg/L< 0.3 mg/LComo puede observarse en la Tabla 2, despuésde la operación de la bocana es notable la disminuciónde algunos de los indicadores. El punto P-30cumple con la meta establecida para la mayoría delos años y parámetros analizados; no obstante, elDBO 5del punto P-2, sólo se acerca a la meta (6.9± 1.3 mg/L) en el año 2010 y el punto P-10, en elaño 2006 (6.5± 1.0 mg/L), aproximadamente seisaños después de haber iniciado la operación de labocana. Se debe resaltar que hasta la fecha no se hacumplido con la meta en este punto; consecuencia,quizá, de la ubicación de este punto en zonasdonde hay descarga directa de aguas residuales, porlo que han disminuido, pero los coliformes no semantienen por debajo de 6 mg/L.Por otra parte, el valor promedio anual para eloxígeno disuelto estuvo dentro de los parámetrosestablecidos por la norma para todos los años(2006-2010) monitoreados en este estudio (>0.4mg/L). Sin embargo, para el fósforo total sólo seha cumplido para los puntos P-10 y P-30 (


Evaluación de la calidad del agua en la Ciénaga de la Virgen (Cartagena, Colombia) durante el período 2006-2010 - pp. 79-87Figura 2Seguimiento de los parámetros significativos en la calidad del agua para los cuatro puntos analizados durante el período 2006-2010:A) DBO 5, B) Oxígeno disuelto, C) Fósforo, D) Coliformes totaleslos meses en cada año. Sin embargo, para el casodel DBO 5los porcentajes de cumplimiento fueron18%, 15%, 29% y 59% para los puntos P-2, P-7,P-10 y P-30, respectivamente. Por su parte, para eloxígeno disuelto fueron 55%, 77%, 9% y 14%, enlos puntos P-2, P-7, P-10 y P-30, respectivamente.Mientras que para el fósforo los porcentajes observadosen estos mismos puntos fueron 41%, 62%,71% y 79%, respectivamente. Las concentracionesdecoliformes totales registraron valores de 21%,30% 100% y 100%, respectivamente.La Figura 2 ilustra un comportamiento similarde los cuatro parámetros analizados (DBO 5, OD,fósforo y coliformes totales) entre los años 2006y 2010. Estos parámetros mejoraron considerablementeen el 2009 con respecto al año 2008.Además, durante el año 2010 se registraron losniveles más bajos para el DBO 5en el punto P-30(2006-2010). Los niveles de fósforo en todos losaños analizados para los puntos P-10 y P-30 estuvierondentro de los rangos establecidos, mientrasque para el OD en el punto P-2 no se cumpliócon el valor establecido como meta (>4 mg/L).Por último, los datos obtenidos en los cuatropuntos relacionados con el análisis de coliformestotales van disminuyendo de manera gradual enel siguiente orden: P-2 >P-7 >P-30 >P-10, alcanzasus máximos valores en el año 2008, y disminuyedrásticamente en los siguientes dos años, lo queevidencia un mejoramiento en la calidad del aguade la Ciénaga de la Virgen con respecto a los valoresobtenidos en el 2006, 2007 y 2008.ConclusionesEl crecimiento demográfico y de industrias enla ciudad de Cartagena y a lo largo de las orillasde la Ciénaga de la Virgen, junto con las descargasde contaminantes, han contribuido considerablementeen la transformación del ecosistema de unestado de equilibrio trófico natural a un estadoecotóxico, en el cual la calidad del sistema hídricoha sido enormemente impactada de manera negativa(Bendoricchioy De Boniet, 2005).Aunque la disminución en los indicadoresmuestra una buena operación del sistema implementado,siguen presentándose algunos inconvenientesgenerados por los vertimientos que llegana la Ciénaga de la Virgen. Sin embargo, es posiblela asimilación de la carga de materia orgánica provenientedel alcantarillado público de la ciudad deRevista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 85


Wilson Maldonado - Ildefonso Baldiris - Jhon DíazCartagena por medio de la bocana estabilizada dela Ciénaga de la Virgen.Por otra parte, a la luz de los decretos 1594 de1984 y 3930 de 2010, los resultados muestranque solo el punto 30 cumple con todas las metasestablecidas. Sin embargo, el OD estuvo dentro dellímite establecido en los cuatro puntos evaluados.Los valores de coliformes totales en los puntos2 y 7 estuvieron por encima de los límites. Portanto, es urgente mejorar la gestión de descarga deaguas residuales, la principal fuente contaminanteen este cuerpo de agua estuario. Además, resultaimprescindible la puesta en marcha de estudiosque minimicen los impactos por vertimientos deaguas residuales y que las propuestas presentadashasta el momento, como el emisario submarino,no aumenten el desequilibrio de este y otros cuerposde agua estuarinos de la ciudad de Cartagena(Bolívar).En síntesis, se considera que es importanteprofundizar más sobre el estado actual de estecuerpo de agua de vital importancia para la ciudadde Cartagena, por lo cual proponemos que serealicen modelos matemáticos y software ajustadoscon datos experimentales que permitan tenerun monitoreo constante y obtener resultados entiempo real y con un costo menor que los actuales.Esto permitirá la toma de decisiones en una formamás oportuna en procura del mejoramiento de lacalidad del agua en la Ciénaga de la Virgen.Bibliografía––BELTRÁN, P. (2003). Bocana estabilizada de marea como proceso aeróbico de autodepuración en la Ciénaga dela virgen. http://www.bvsde.paho.org/bvsacd/agua2003/depu.pdf. Publicado en la red en el 2003. Consultadoel 20 de noviembre de 2010.––BENDORICCHIO, G.; De BONI, G. (2005). “A water-quality model for the Lagoon of Venice, Italy”.Ecological Modelling, 184(1), pp. 69-81.––CLESCERI, L.S.; GREENBERG, A.E.; EATON, A.D. (1998). Standard methods for the examination of waterand wastewater. 20th edition. American Public Health Association. Washington, DC.––DAUVIN, J.C.; RUELLET, T. (2009). “The estuarine quality paradox: Is it possible to define an ecological qualitystatus for specific modified and naturally stressed estuarine ecosystems?”. Marine pollution bulletin, 59(1-3), pp. 38-47.––DURAL, M.; GENC, E.; SANGUN, M.; GÜNER, O. (2011). “Accumulation of some heavy metals in Hysterothylaciumaduncum (Nematoda) and its host sea bream, Sparusaurata(Sparidae) from North-Eastern MediterraneanSea (Iskenderun Bay)”. Environmental Monitoring and Assessment, 174(1-3), pp.147-155.––GALVÁN-BORJA, D.; OLIVERO-VERBEL, J.; BARRIOS-GARCÍA, L. (2010). “Occurrence of Ascocotyle(Phagicola) longa Ransom, 1920 (Digenea: Heterophyidae) in Mugilincilisfrom Cartagena Bay”. Veterinary ofParasitololgy, 168(1-2), pp. 31-35.––GAVIO, B.; PALMER-CANTILLO, S.; MANCERA, E. (2010). “Historical analysis (2000-2005) of thecoastal water quality in San Andrés Island, Sea Flower Biosphere Reserve, Caribbean Colombia”. Marine PollutionBulletin, 60, pp. 1018-1030.––GÓMEZ, L.S.C.; PERIGÓ, E.; PIÑEIRO, R.; SOMOZA, R.D. (2011). “Pollution in the estuary of the Baracoariver, La Habana, Cuba”. Ambi-Agua, Taubaté, 6(1), pp. 54-64.––LLARENA-REINO, M.; GONZÁLEZ, A.; VELLO, C.; OUTEIRIÑO, L.; PASCUAL, S. (2012). “Theaccuracy of visual inspection for preventing risk of Anisakis spp. infection in unprocessed fish”. Food Control, 23(1),pp. 54-58.– – LONIN, S. (2001). “Water quality modelling for the ecosystem of the Ciénaga de Tesca coastal lagoon”. EcologicalModelling, 144(2-3), pp. 279-293.86 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Evaluación de la calidad del agua en la Ciénaga de la Virgen (Cartagena, Colombia) durante el período 2006-2010 - pp. 79-87––LÓPEZ, A.; MANJARREZ, G.; HERRERA, L.; MONTES, A.; OLASCUAGA, Y.; ORTEGA, R. (2011). “Aislamiento de Vibrio spp. en ostras (Crassostrea rhizophorea) capturadas en la Ciénaga de la Virgen”. Cienciactual,1(1), pp. 25-30.––MONTELONGO, R.; GORDILLO, A.; OTAZO, E.; VILLAGÓMEZ, J.; ACEVEDO, O.; PRIETO, F.(2008). “Modeling of the quality of water of River Tula, State of Hidalgo, Mexico”. DYNA. Revista de la Facultadde Minas, 75(154), pp. 1-15.––MOOR, R.; VAN MAREN, M.; VAN LAARHOVEN, C. (2002). A Controlled Stable TidalInlet at Cartagenade Indias, Colombia. http://www.terra-et-aqua.com/dmdocuments/Terra-et-Aqua_nr88_01.pdf. Publicado enla red en Septiembre 2002. Consultado el 25 de noviembre de 2010.––OLIVERO-VERBEL, J.; CABALLERO-GALLARDO, K.; TORRES-FUENTES, N. (2009). “Assessment ofmercury in muscle of fish from Cartagena Bay, a tropical estuary at the north of Colombia”. International Journalof Environmental Health Research, 19(5), pp. 343-355.––PALACIOS, F.; VILLASOL, A.; CHABALINA, L.; GARCÍA, E.; GARCÍA; O., TOSIC, M.; PÉREZ, M.;MORALES, C. (2010). Análisis de línea base sobre el manejo de las aguas residuales domesticas en la región del granCaribe. http://www.cep.unep.org/meetings-events/lbs-regional-experts-workshop/linea-base-aguas-residualesdome301sticas.pdf.Publicado en la red en Septiembre 2010. Consultado el 14 de enero de 2011.––SCHIFF, K.; LUK, B.; GREGORIO, D.; GRUBER, E. (2011). Assessing water quality in Marine ProtectedAreas from Southern California, USA. Marine Pollution Bulletin, 62(12), pp. 2780-2786.––VERBEL, J.; CABALLERO-GALLARDO, K.; ARROYO-SALGADO, B. (2011). “Nematode infection in fishfrom Cartagena Bay, North of Colombia”. Veterinary of Parasitology, 177(1-2), pp. 119-126.––WALPOLE, R.; MYERS, R.; MYERS, S.; YE, K. (2002). Probability and Statistics for Engineers and Scientists.7 ed. Prentice Hall. p. 528. ISBN-10: 0130415294.––WANG, B.; XIE, L.; SUN, X. (2011). Water Quality in Marginal Seas off China in the Last Two Decades.International Journal of Oceanography, ID 731828, doi:10.1155/2011/731828, pp. 1-6.– – WEIRICH, S.; SILVERSTEIN, J.; RAJAGOPALAN, B. (2011). Effect of average flow and capacity utilization oneffluent water quality from US municipal wastewater treatment facilities. Water Research, 45(14), pp. 4279-4286.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 87


Validación de un método ágilpara el análisis de riesgosde la información digital *Validation of an Agile Method for Risk Analysis of Digital InformationLuis Merchán ParedesDiego Gómez MosqueraResumenFrecuentemente se observa en las pequeñasempresas de tecnología la carencia de una culturade análisis de riesgo para los activos digitales; engran medida, debido al alto costo de la implementaciónde métodos conocidos que requierencompromisos en tiempo y esfuerzo que muchasveces superan la capacidad empresarial. Por ellose diseñó y validó un método que de manera ágilpermite a las pequeñas empresas implantar elanálisis de riesgo de la información digital en susprocesos. El método evita la destinación excesivade recursos que es característica de los métodos ymetodologías tradicionales.El método y su herramienta informática seaplicaron y validaron en cinco empresas concaracterísticas diferentes. Los resultados fueronsatisfactorios, como lo reflejan los indicadores deproductividad, eficiencia y efectividad desarrolladospara evaluar el diseño experimental aplicado.Palabras clave: activos digitales, análisis deriesgo, empresas de base tecnológica.AbstractThe lack of a culture of risk analysis for digitalassets can be frequently observed in small technologybusinesses. In large part, this is due to the high cost ofimplementation using known methods that requiresacrifices in time and effort and that, in many cases,are greater than a business’s capacities.This is why a method was designed and validatedthat allows small businesses to include riskanalysis of digital information in their processes.The method avoids excessive consumption of resources,a characteristic of traditional methods andmethodologies.The implementation and validation of the methodand its information technology tools were applied• Fecha de recepción del artículo: 03-08-2011 • Fecha de aceptación: 10-09-2011.Luis Merchán Paredes. Ingeniero de Sistemas de la Universidad Industrial de Santander, Bucaramanga, Colombia, Especialista en Finanzasde la Universidad EAFIT, Medellín, Colombia; Magíster en Administración de Empresas de la Universidad Icesi, Cali, Colombia y Ph.D enDirección de Proyectos de la Universidad de Zaragoza, España. Profesor de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de San Buenaventura,sede Cali. Investigador del Laboratorio de Investigación para el Desarrollo de Ingeniería de Software – LIDIS. Correo electrónico: lmerchan@usbcali.edu.co. Diego Gómez Mosquera. Ingeniero de Sistemas con énfasis en Ingeniería de Software de la Universidad de San BuenaventuraCali. Magíster en Ingeniería de Software de la Universidad Politécnica de Madrid España. Sun Certified Java Programmer. Sun Certified WebComponent Developer. Sun Certified Business Component Developer Enterprise Edition 5. Investigador del Laboratorio de Investigaciónpara el Desarrollo de Ingeniería de Software – LIDIS. Profesor del Programa de Ingeniería de Sistemas Universidad de San BuenaventuraCali. Correo electrónico: dagmosq@usbcali.edu.co.* Se agradece a la Universidad de San Buenaventura por el apoyo recibido para adelantar la presente investigación, así como a lasempresas de base tecnológica por su participación y compromiso en el desarrollo y validación del método durante el año 2010.Se reconoce igualmente a los estudiantes Andrés Romero, Mario Acosta, Jefferson Escobar y Noé Laguna el trabajo de desarrollodel software que soporta el método.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2. Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X - pp. 89-100 ‣ 89


Luis Merchán Paredes - Diego Gómez Mosquerain five businesses with different characteristics. Thesatisfactory results were reflected in the indicatorsfor productivity, efficiency and effectiveness thatwere designed in the context of applied experimentaldesign.Keywords: digital assets, risk analysis, grass rootstechnology businesses.IntroducciónLa mayoría de las pequeñas empresas de tecnologíaenfrentan riesgos por falta de control dela seguridad de la información, pues suponen quecon la aplicación de ciertas medidas (procesos derespaldo) es más que suficiente. Incluso, consideranerróneamente que todos los riesgos posiblesestán previstos en el plan de riesgos del proyecto(Merchán, 2010:27).Las empresas deben entender que una buenapolítica con respecto al riesgo en activos digitalesdebe considerar: 1) la clara identificación de losactivos; 2) la valoración de sus impactos en laorganización; 3) la identificación de riesgos yel análisis de cómo dichas amenazas afectan losactivos; y 4) la correcta elaboración, seguimientoy control sobre las acciones tomadas (ISO/IEC27001:22). Lo anterior se puede lograr a través deun adecuado diseño de instrumentos que permitaresponder a interrogantes como: ¿Cuáles son losactivos de información más valiosos? ¿Cuál es elnivel de exposición de los activos? ¿Cómo actuarpreventivamente? ¿Cómo reaccionar ante eventosque afecten la integridad de los activos digitales?El objetivo central del proyecto fue diseñar ydesarrollar, sobre una base aplicativa de conocimiento,un conjunto de métodos y prácticas quepermitiera a las pequeñas empresas administrar demanera ágil los recursos y procesos vinculados aun Sistema de Gestión de Seguridad de la Información(SGSI).El producto final del proyecto permite la generaciónde información comparable con otrosprocesos de análisis de riesgos de activos digitaleso con evoluciones cíclicas del riesgo. Los indicadorespropuestos son una herramienta de apoyoa la gestión y a la generación de conocimiento enel proceso de administración de la informacióndigital.Planteamiento del problemaMuchas de las empresas pequeñas de tecnologíano realizan pruebas de seguridad que garanticen laconfiabilidad de sus procesos o de su información.Esto se debe a diversos motivos, entre los cualespodemos enumerar los siguientes:– Desconocimiento parcial o total de los métodosy la documentación que el aseguramiento dela información digital implica.– Entender equivocadamente que la gestión dela seguridad de la información es un problemade gestión de copias de seguridad.– Imaginarios en los cuales se consideran exentosde eventualidades con la información digital.– Certeza de que como no les ha pasado nada,nada les puede ocurrir y que, de todas formas,más adelante la empresa entrará a considerarestos aspectos.La no aplicación de buenas prácticas de aseguramientode la información digital comprometela confiabilidad de los productos desarrolladosy, eventualmente, deteriora la confianza de losclientes en el desarrollo de productos y servicios.Por el contrario, la aplicación de metodologías degestión de riesgos genera beneficios que impactanel éxito de los proyectos (Hillson, 2007: 7).La garantía de seguridad y confiabilidad en losprocesos de la empresa es un activo intangible deella. Este valor agregado no suele ser consideradocon la seriedad que amerita debido a los costosque dicho proceso de aseguramiento demanda.Así mismo, a pesar de los innumerables casosocurridos de infiltración de la información enlas empresas, muchas no adoptan políticas, procedimientosni métodos para mitigar los riesgosinherentes al manejo de la información digital, yen otros casos dichas políticas y procedimientos seenfocan en actividades que no requieran consumode recursos en esta dirección.De otra parte, para muchas empresas el problemano es la falta de conocimiento o la incorrecta90 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Validación de un método ágil para el análisis de riesgos de la información digital - pp. 89-100aplicación del control sobre la seguridad de lainformación digital, sino la ausencia de un seguimientoadecuado a los resultados de estos procesos.El método desarrollado busca que se adoptenbuenas prácticas de análisis de riesgo de la informacióndigital, acordes con estándares internacionales,que les permitan a las empresas garantizar lacalidad de sus productos y servicios y, por tanto,que sean consideradas por ellas como un activoimportante.Referente teóricoEn el 2005, la Organización Internacional parala Normalización (ISO) oficializó la norma ISO27001:2005, conocida como “Sistema de Gestiónde Seguridad de la Información”, SGSI, y la definiócomo “[…] la parte del sistema de gestión globalbasada en una orientación a riesgo de negocio,para establecer, implementar, operar, monitorear,revisar, mantener y mejorar la seguridad de lainformación” (Alexánder, 2007: 19).La colección de estándares establecidos y publicadospor ISO en octubre de 2005 normalizay certifica los procesos de los SGSI, promulgadosanteriormente por los estándares BS 7799 (1979)e ISO/IEC 1799 (2005). Como complementoa los estándares anteriores, esta colección defineparámetros de medición, criterios de evaluacióny mecanismos de seguridad.La colección de los componentes de la familiaISO 27000 se detalla en la Tabla 1 (Alexánder,2007: 19 y 20):IdentificaciónISO 27000ISO 27001ISO 27002ISO 27003ISO 27004ISO 27005ISO 27006Tabla 1Normas de la serie ISO 27000TítuloVocabulario y definiciones.Estándar certificable ya oficializadoCódigo de buenas prácticas para la gestiónde la seguridad de la informaciónGuía para la implementaciónMétricas e indicadoresGestión de riesgos de la seguridad de lainformaciónRequerimientos para entidades queproveen servicios de auditoriaEl modelo utilizado por este estándar para larealización de los procesos SGSI se basa en elciclo Deming PDCA (Plan-Do-Check-Act), quees el mismo utilizado por las normas ISO9000 eISO140001.Para la investigación se asumió como fuente elestándar ISO 27001:2005 y documentos sobremétodos y metodologías propuestos (Alexánder,2007: 19 y 20), a partir de los cuales se construyóun método ágil que lo soportara para el caso depequeñas empresas.Entre los métodos de análisis de riesgo existentesen la actualidad, los siguientes son algunos de losutilizados para el análisis de riesgos sobre activos deinformación: el método Margerit (Margerit, 1999:16-31) y los métodos de análisis de riesgos cuantitativosdados por el National Institute of Standardsand Technology –NIST SP 800-30, NIST SP 800-39 y NIST SP 800-60–, que apoyan el proceso degestión de riesgos de activos informáticos; pero surobustez, una propiedad interesante, es a su vez unalimitante para su aplicación en pequeñas empresascon altas limitaciones de recursos humanos.Método propuestoLa Figura 1 presenta el método propuesto conuna definida orientación en la iteración en lagestión de riesgos y no en el análisis secuencial ymetódico de riesgos como lo abordan muchos delos métodos reconocidos.A continuación se detallan los componentesdel método:Etapa de planeación del SGSIDefinir y tipificar procesosTiene por objetivo realizar el mapeo de procesosde la cadena de valor de la empresa, que permitirádefinir las actividades que le generan ventaja competitiva(crean valor en la cadena), lo que redundaen maximización del valor y minimización decostos. Es el punto de partida del análisis de riesgos.Definir y tipificar activosA partir de los procesos/procedimientos de lacadena de valor se deberá realizar un inventarioRevista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 91


Luis Merchán Paredes - Diego Gómez MosqueraFigura 1Método propuestocompleto de los activos que manipulan informacióny establecer una tipificación de activos que respondaa la cadena de valor definida anteriormente.A esta tipificación de activos se deberá asignar,para cada tipo particular de activo, un conjunto deamenazas comunes a todos los activos relacionadosen la tipificación. Para efectos de este método, latipificación de activos utilizada fue la propuestapor el método Margerit (Margerit, 1999: 17-22).Definir amenazas vinculadasUna vez tipificados los activos se procede adeterminar qué amenazas van a ser consideradasen el análisis; dicho listado de amenazas puede serrecolectado por diferentes medios como lluvia deideas, análisis de experiencias, mecanismos whatif,encuestas, entre otros. Para efectos de agilizar elproceso de análisis de riesgos el método sugiereun mapa de amenazas particular para los activosde información digital que responde de manerasatisfactoria a las demandas de información solicitadaspor los estándares de aseguramiento deinformación ISO 27001 y BS1229.Etapa de análisis de riesgosDeterminación del valorde los activos asociadosEl valor real de un activo se determina a partirde los costos generados por su falla, teniendopresente que para esto se acumulan los costosde activos precedentes en la respectiva cadena devalor (dependencia directa, indirecta o colateral).A continuación se presenta la fórmula para elrespectivo cálculo:VRA =ΣVPR FR *VRA = Valor real del activoVRP = Valor real de procesos asociadosFR = Frecuencia de relación de asociaciónDeterminación del valor de impactoreal de las amenazasEl siguiente paso es determinar en qué medidaestas amenazas afectan los activos y cómo ellaspueden aparecer durante el proceso. El métodoutiliza para esta determinación el valor probable dedaño generable por una amenaza y la posibilidadde que la amenaza se materialice.Determinación de la severidadde las amenazas sobre activosEs el cálculo del valor del daño sobre el activo enel caso de que se produzca. En muchas ocasionesel daño es cuantificado por el costo de los procesosde la cadena de valor que se ven afectados por lamaterialización de la amenaza. Primero se deter-92 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Luis Merchán Paredes - Diego Gómez Mosquera(ver Tabla 2) que anula aquellos riesgos que nosean de severidad baja (poco impacto en la organización)y de frecuencia baja (poco propensos aocurrir), y que incrementa considerablemente elvalor de los riesgos con severidades y frecuenciasmedias y altas.– Baja (entre 0% y 25%)– Media (mayor a 25% y menor a 75%)– Alta (mayor a 75%)Severidad(impacto a laorganización)FRECUENCIA(PROPENSIÓN A OCURRIR)BAJA MEDIA ALTABaja 0 3 5Media 3 5 7Alta 5 7 10Gestión de riesgosTabla 2Matriz de sensibilización del riesgoLa gestión de riesgos se basa en la agrupaciónde la información recolectada en la etapa anteriory en el respectivo agrupamiento (mapas de riesgos)que se relaciona a continuación:Mapa de riesgos por proceso(Σ R activo) VRPRTP = *Σ VRPRTP = Riesgo total por procesoR activo= Riesgo por activo vinculado al procesoVRP = Valor real del proceso∑VRP = Sumatoria del valor real de los procesosLos valores resultado del riesgo por procesopermiten analizar la generación de riesgos porcada proceso del sistema y, por tanto, considerar encuáles procesos se deben concentrar los esfuerzosde mitigación de acuerdo con el nivel de riesgo queellos representen para la organización.Mapa de riesgos por tipo de activoRTTA = ( RΣ activoRTTA = Riesgo total por tipo de activoR activo= Riesgo por activoPermite al usuario valorar qué tipo de proteccionesdeben ser instauradas de manera inmediata yfiltrar los riesgos generados por los activos de unatipología que permita aplicar una misma medidade protección a varios activos del mismo tipo, economizandocon ello labor en la gestión del riesgo.Mapa de riesgos por activoR activo= SAn P (An)Σ *R activo= Riesgo de un activoSAn = Severidad de la amenaza N sobre el activoP(An) = Probabilidad de ocurrenciaPermite conocer la situación particular de cadauno de los activos involucrados en el análisis.Este mapa es más una especificación de los mapasanteriores y su utilidad radica principalmente enla determinación del resultado (en el caso de quesea mitigado) de la aplicación de las proteccionesinvolucradas en el análisis. Otro elemento de valorque se puede caracterizar de este mapa es quepermite, a su vez, detectar de manera particularcuáles activos representan mayor riesgo para laorganización.Mapa de riesgos por tipo de amenazaRTCA = ( RΣ amenaza)RTCA = Riesgo total por clase de amenazaR amenaza= Riesgo por amenaza de la claseLos valores resultado del riesgo por tipo deamenaza permiten verificar qué comportamientosde amenazas son más dañinos para el procesoorganizacional. Al reconocer qué conjuntos de94 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Validación de un método ágil para el análisis de riesgos de la información digital - pp. 89-100Indicadores de eficienciaTabla 6Tiempo de análisis promedio por procesoTIEMPO DE ANÁLISIS PROMEDIO POR PROCESODESCRIPCIÓNOBJETIVOUNIDADFÓRMULAIndicador que mide el tiempo que toma realizar un análisis por empresa.Generar métricas de comportamiento para estimar esfuerzos de equipo en futuros análisis.Horas / Proceso# Horas utilizadas en el análisis# Total de procesos analizadosPUNTOS DE MEDICIÓNAl final del análisis de riesgos.Tabla 7Tiempo de análisis, promedio por activoTIEMPO DE ANÁLISIS PROMEDIO POR ACTIVODESCRIPCIÓNOBJETIVOUNIDADFÓRMULAIndicador que mide el tiempo que toma realizar un análisis por activo asociado a laempresa.Generar métricas de comportamiento para estimar esfuerzos de equipo en futuros análisis.Horas / Activo# Horas utilizadas en el análisis# Total de activos analizadosPUNTOS DE MEDICIÓNAl final del análisis de riesgos.Dimensión del sistema organizacionalde la empresaSe relaciona a continuación un esquema devaloración de dimensión organizacional paradeterminar su influencia en el método de acuerdocon su robustez y complejidad. Esta clasificacióndefine el número de procesos y el número de activosque se indexaron en el análisis, y se clasificóde la siguiente manera:– Empresa pequeña(EP)– Empresa mediana (EM)– Empresa grande(EG)Tabla 8Esquema de dimensión organizacionalNúmero de ActivosNúmero de procesos1 a 5 6 a 10 11 ó más1 a 20 EP EP EM21 a 60 EM EM EG61 ó más EM EG EGRevista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 97


Luis Merchán Paredes - Diego Gómez MosqueraMadurez del sistema organizacionalde la empresaEsta clasificación define el nivel de conocimientoque tiene la empresa sobre su sistema organizacional,y la clasificación depende de cuántos puntosde revisión tenga cumplidos:– Que tenga establecido el mapa de procesos.– Que tenga realizado el inventario de activos.– Que tenga inventariada la actividad de losactivos en los procesos.– Que tenga valorada la importancia de los activosen las diferentes dimensiones de riesgoestablecidas.– Que tenga procesos de análisis de riesgos.De acuerdo con los anteriores criterios se establecióla siguiente ponderación:– Empresa de poca madurez (EPM): 0 a 1 puntosde revisión.– Empresa de mediana madurez (EMM): de 2 a3 puntos de revisión.– Empresa de gran madurez (EGM): 4 puntosde revisión o más.ResultadosPara la validación práctica del método seseleccionaron cinco empresas (dos por tipo dedimensión organizacional), y se obtuvieron lossiguientes resultados:ProductividadSe puede observar que el impacto mayor enproductividad se logra en las empresas pequeñas,porque el método aplicado les ayuda, en primerainstancia, a organizar sus procesos (mapa de procesos),lo que conduce a poder identificar proactivamentesus riesgos potenciales y, de esta forma,establecer sus acciones de prevención y mitigación.Igualmente, como no aplican buenas prácticas,existen riesgos primarios en mayor proporciónque van desapareciendo en la medida que avanzanen madurez.EfectividadEl método reportó su mayor efectividad en lamedida en que el grado de madurez organizacionalera inferior.EficienciaLa eficiente aplicación del método dependeen gran parte del grado de madurez. Es decir, laempresa pequeña por su inmadurez requiere mástiempo para la implementación y, como es lógico,las más maduras pueden realizar el proceso entiempos mucho más cortos en comparación contiempos referenciados. Ahora bien, los tiemposreportados en la implementación son mínimosen comparación con los efectos que puede tenerel que las empresas tecnológicas no cuenten coneste método.Los resultados de las seis implementacionesmuestran claramente que el método generado apartir de la investigación y soportado por el programadesarrollado contribuye a implantar procesosde mejoramiento y a adoptar mejores prácticas quedeben conducir al objetivo de crear una industriatecnológica más desarrollada.Conclusiones y trabajos futurosLa implementación de una buena política deanálisis de riesgos de información digital preventivaes no sólo un gran valor agregado para las empresas,sino un conocimiento que aporta a la madurez delproceso organizacional.Las pequeñas empresas requieren métodos queconsulten la realidad sin invertir gran cantidad derecursos o esfuerzos. Todo método orientado a laspequeñas empresas debe tratar de mostrar de maneraestandarizada una versión aproximada de larealidad parametrizada por los aspectos particularesde la pequeña empresa.Una de las interpretaciones más utilizadas enel análisis de riesgo de activos digitales es que elvalor del riesgo se calcula por el daño que puedagenerar en el activo. Sin embargo, para las pequeñasempresas que cuentan con limitados recursosy buscan oportunidades de negocio mucho másgrandes que su activos, el verdadero valor del riesgoradica en la oportunidad de negocio que se puedeperder y no en el daño del activo mismo.98 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Validación de un método ágil para el análisis de riesgos de la información digital - pp. 89-100Un modelo ágil no debe preocuparse por la probabilidadde que a un activo le suceda un eventoinesperado o no, sino de que ocurra durante unode los procesos de la organización; e igualmente nodebe importarle la repercusión que tenga sobre elactivo sino la incidencia que su daño tenga sobrelos procesos de la empresa.Tabla 9Porcentaje de riesgos primarios detectadosPORCENTAJE DE RIESGOS PRIMARIOS DETECTADOSMADUREZDEL SISTEMAORGANIZACIONALDIMENSIÓN DEL SISTEMA ORGANIZACIONALEP EM EGEPM 80% a 100% 40% a 70% 20% a 60%EMM 40% a 70% 20% a 60% 10% a 40%EGM 20% a 60% 10% a 40% 0% a 20%Tabla 10Porcentaje de conocimiento agregado sobre amenazas descubiertasPORCENTAJE DE CONOCIMIENTO AGREGADO SOBRE AMENAZAS DESCUBIERTASMADUREZDEL SISTEMAORGANIZACIONALDIMENSIÓN DEL SISTEMA ORGANIZACIONALEP EM EGEPM 70% a 100% 80% a 70% 90% a 100%EMM 40% a 60% 30% a 80% 20% a 90%EGM 0% a 20% 0% a 30% 0% a 40%Tabla 11Resultados de eficienciaTIEMPO DE ANÁLISIS PROMEDIO POR PROCESOMADUREZDEL SISTEMAORGANIZACIONALDIMENSIÓN DEL SISTEMA ORGANIZACIONALEP EM EGEPM 6 horas 13 horas 30 horasEMM 1.5 horas 3 horas 6 horasEGM 50 minutos 1.5 horas 3 horasTabla 12Resultados de eficienciaTIEMPO DE ANÁLISIS PROMEDIO POR ACTIVOMADUREZDEL SISTEMAORGANIZACIONALDIMENSIÓN DEL SISTEMA ORGANIZACIONALEP EM EGEPM De 3 a 6 horas De 10 a 13 horas De 15 a 20 horasEMM De 1 a 2 horas De 1.5 a 3 horas De 2 a 5 horasEGM De 15 a 30 minutos De 45 a 90 minutos De 1 a 2 horasRevista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 99


Luis Merchán Paredes - Diego Gómez MosqueraBibliografía––MERCHÁN, Luis (2010). Planificación de proyectos de mejoramiento. Un enfoque a las pequeñas empresas deprograma. Cali: Editorial Faribe.––INTERNATIONAL ORGANIZATION FOR STANDARDIZATION.ISO/IEC 27001: Seguridad de lainformación. Publicado en la red. Consultado el 23 de noviembre de 2009.––HILLSON,David. SIMON, Peter (2007). Practical Project Risk Management.The Atom Methodology. Vienna,Virginia. Inc––ALEXANDER, Alberto (2007). Diseño de un sistema de gestión de seguridad de información. Óptica ISO27001:2005. México: Alfaomega.––BS 7799. The BS 799 Security Standards. http://www.riskserver.co.uk/bs7799/. Publicado en la red. Consultadoel 12 de agosto de 2009.––INTERNATIONAL ORGANIZATION FOR STANDARDIZATION.ISO/IEC 17799:2005 Informationtechnology - Security techniques - Code of practice for information security management.http://www.iso.org/iso/support/faqs/faqs_widely_used_standards/widely_used_standards_other/information_security.htm. Publicadoen la red. Consultado el 16 de agosto de 2009.––NATIONAL INSTITUTE OF STANDARDS AND TECHNOLOGY -NIST.Risk Management Guide forInformation Technology Systems.http://csrc.nist.gov/publications/nistpubs/800-30/sp800-30.pdf. Publicado enla red. Consultado el 22 de noviembre de 2009.––INTERNATIONAL ORGANIZATION FOR STANDARDIZATION- ISO.http://SC27N5716_SD6_Glossary_ITsecurity_Apr2007.ZIP. Publicado en la red. Consultado el 23 de agosto de 2007.––Margerit (1997). CASE. Proyecto Margerit Versión 2.. Publicadoen la red . Consultado el 17 de julio de 2009.––NATIONAL INSTITUTE OF STANDARS AND TECHNOLOGY-NIST.A guide to security managementfor it systems draft Managing Risk from Information Systems: An Organizational Perspective.http://csrc.nist.gov/publications/drafts/800-39/SP800-39-spd-sz.pdf. Publicado en la red. Consultado el 5 de abril de 2009.––FEDERAL INFORMATION PROCESSING STANDARDS PUBLICATION FIPS PUB 199. Standardsfor Security Categorization of Federal Information and Information Systems.http://csrc.nist.gov/publications/fips/index.html. Publicado en la red. Consultado el 25 de septiembre de 2009.– – NATIONAL INSTITUTE OF STANDARS AND TECHNOLOGY-NIST.SP 800-60, Guide for MappingTypes of Information and Information Systems to Security Categories. http://csrc.nist.gov/publications/nistpubs/index.html. Publicado en la red. Consultado el 23 de septiembre de 2009.100 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Fronteras


Débora Tabacofwithin the “media market”, therefore having adefinite monetary value. What is happening nowis that this “body-commodity”, with the consentof their doctors, have the permission to use drugsin order to tame their feelings. Especially to stopviolent behavior in a chemical and superficial way.The goal is to establish the “muscles” strengths of thecompany, encouraging performances even with theuse of anabolic steroid. By treating oneself as anobject, one forgets that there is also a living beingwho can suffer from side effects as well as withuncontrollable feelings!Keywords: subjectivity, body, entertainmentindustry, company-body.ResumenLa industria del espectáculo, desde Debord(1997), se viene mostrando como un conceptoútil para la lectura de las subjetividades de masas,la cual en el mundo contemporáneo está conectadaa través de la televisión. Psicóloga de RealitysShows desde el inicio de este fenómeno en Brasil(2001), la autora destaca el concepto de cuerpo,advenido desde la escucha de los participantes,al que llaman “mi cuerpo es mi empresa”, trazandouna equivalencia en lo singular de lo quees pensado por Debord en lo social. Pensando elReality Show en términos de un gran juego del Yo,este texto aborda el tema por la vía del deseo depresentar un ideal forjado por lo que se imaginaser lo esperado por el público. En el contextobrasilero el enfoque sobre el cuerpo construido enel gimnasio es una característica fundamental paracomprender su cultura, donde el objeto-cuerpotoma la consistencia final del Yo, con un valor delmercado monetario definido. Lo que se verifica esque ese cuerpo/empresa, con el consentimiento delos médicos, admite también la inclusión de drogasque sirven para adiestrar también los afectos. Elobjetivo es tonificar “la musculatura” de la empresa,contener químicamente la violencia, incentivarcon anabólicos el desempeño sin contemplar quemás allá del cuerpo-empresa hay un sujeto. Sujetosusceptible de ser afectado por efectos colaterales(de las drogas) y afectos descontrolados (de lossujetos).Palabras clave: subjetividad, cuerpo, industriadel espectáculo, cuerpo-empresa.O fenômeno dos Reality Shows invadiu a culturacontemporânea desde a virada do milênio. Éum fenômeno de âmbito mundial que no Brasilpossui como característica peculiar o foco nasformas corporais, na exibição da semi nudez, nascenas de piscina, banhos, biquinis e peitos. Noshow de realidade, os corpos masculinos tambémsão alvo de exibição e orgulho, virando a medidado sucesso ou do fracasso, dando um valor demercado para aquela “celebridade”. A chamadacelebridade é justamente uma figura pública sustentadanuma imagem.Um casal formado num Reality Show afirmoupoderem aparecer juntos publicamente mas a fotodo beijo estaria valendo no mercado cem mil reais.O Reality Show será descrito aqui como umgrande jogo do EU. Segundo Maria Rita Kehl(2004) como “o EU como principal objeto deinvestimento do amor narcísico e a imagem oferecidaaos outros”.Num Reality Show com formato de confinamento,os participantes ficam isolados hermeticamentedo mundo: não lêem jornal, não assistemTV, não tem acesso à Internet, não possuem relógio,não recebem notícias dos familiares ou amigos.O intuito disso, ao meu ver, é fazer com que oparticipante se separe do seu universo de relações,na tentativa de distancia-lo de sua história, paraque possa focar-se exclusivamente na auto sobrevivência,na competição e nas relações imaginárias.Guy Debord (1997) afirma: “ O espetáculo não éum conjunto de imagens, mas uma relação socialmediada por imagens ”.Buscando mostrar uma imagem ideal de si, oEU se debate com o espelho e com os outros EUScolocados nas mesmas condições de isolamento.Os locais onde se passam os Realities são settingsde gravação maquiados de lar. Há muitosanos atrás, tentando estabelecer uma separaçãoentre o que era imagem pública e subjetividadepara um participante confinado num programade formação de banda musical, usei o exemploda lareira da casa forrada com um papel de notasmusicais do cenário. Não aquecia nosso encontronuma noite gélida. Feita de papelão para cenário,não podia ser acesa, gerar calor... Aquele rapazestava rompendo seu casamento para ficar com amocinha que vencera o mesmo programa em sua104 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Corpo-empresa na industria do espectaculo - pp. 103-107versão feminina. E o que sabiam um do outro, anão ser que, a partir de então, representariam omesmo, em duas diferentes versões?Em geral, todos esses cenários são rodeados porespelhos. Atrás de cada espelho, uma câmera. Nafrente do espelho, uma cara posando especialmentepara o olho imaginado que o assiste. Há sempre oolhar do outro atrás do espelho. “Aqui, nunca sepode ficar sozinha” foi como definiu uma participanteda Fazenda 3.Ao passar o tempo sem ter que produzir nadaa não ser a cena para as câmeras, o foco fecha-seexclusivamente no EU, e o corpo é então aquiloque se tem. Que se usa. O corpo é aquilo quedesenha-se para mostrar quem se é para o outro ver.Há no minímo três variáveis sempre em jogoem qualquer situação ali: o que é do programa, oque o sujeito está passando e o que o sujeito querparecer estar passando.O participante está num constante cálculosobre qual será o julgamento que virá do outroque o assiste de casa. Ser eliminado do programa,é o veredito da desaprovação e a queda de um EuIdeal para um mundo que, segundo uma participante,“eu deveria gostar, pois aqui sou livre” masacaba dizendo “o meu mundo é aquele lá”. E apósum silêncio conclui “A única coisa que eu querorealmente saber é porque fui eliminada”.De que tipo de miséria estará fugindo aqueleque entra no mundo encantado do Reality Show?Cito Guy Debord (1997) em A Sociedade do Espetáculo:“O homem cuja vida se banaliza precisase fazer representar espetacularmente”. E ainda:“Considerado em sua totalidade, o espetáculo éao mesmo tempo resultado e o projeto do modode produção existente. Não é um suplemento domundo real, uma decoração que lhe é acrescentada.É o âmago do irrealismo da sociedade real[...] o espetáculo constitui o modelo atual da vidadominante na sociedade” (p. 14).Ao referir-se ao próprio corpo como “a minhaempresa”, os participantes seguem dizendo “ asaúde da minha empresa”, “ o sucesso da minhaempresa”, “preciso manter bem a minha empresa”, “ tomar minhas vitaminas” e se indagado arespeito disso a resposta é “ preciso manter bem aminha imagem pois é dela que vivo, de onde tiromeu sustento e sobrevivência”. Kehl afirma em oTempo e o Cão (2009), que “O sujeito não vendeseu tempo de trabalho, vende a si mesmo comoobjeto de gozo para o outro” (p. 99).Da parte do público, fascinado pela belezadaquelas imagens esculpidas na TV, em “quantomais ele contempla, menos vive, quanto maisaceita reconhecer-se nas imagens dominantes danecessidade, menos compreende sua própria existênciae seu próprio desejo” (Debord, 1997: 24).Aquele que diz “Meu corpo é Minha Empresa”profere isto no contexto das chamadastelevisivas que clamam “essa é sua única chance,venha realizar seu maior sonho; a maior, melhore única oportunidade de ganhar um milhão, deganhar dois milhões, de ser famoso, de ter todasas mulheres, carrões e fama” na pressuposição deque esta é uma oferta irrecusável pois acena parao gozo ilimitado dos prazeres, das posses e dopoder. Também aponta para um EU finalmentecompletado em todas as suas faltas. Não será queé disso que fala a partipante desolada por ter sidoeliminada daquele que era “seu mundo” desentendidapor não estar feliz por “estar livre”, por estarde novo “em falta”? Caída do universo de gozopara o mundo faltante do desejo?A oferta feita pelo Reality para o participante,num contexto de indústria que move aproximadamente100 milhões de reais só de merchandisinge venda de cotas de patrocinio por temporada deprograma, é de que sempre haja também para eleuma somatória de ganhos. Só ganhos.No discurso oficial do convite ao show nãoexiste jamais a enunciação das perdas, nenhumareferência ao processo e sofrimento na eliminação,nem tampouco da exposição da dor que se tornaráo principal foco da dinâmica final dos programas.Em O Tempo e o Cão Kehl (2009) discorre sobrea criação de uma ‘imagem pessoal’ para vender asi mesmo no competitivo mercado de trabalho.Baseando-se em Walter Benjamim, nos fala, sobreo cortejo espetacular dos vencedores, que fascina osderrotados e impõe o ritmo do rápido esquecimentodos processos e da historia. Cito a Kehl (2009)“desigualdades e exploração, que nos primórdiosdo capitalismo produziram conflitos entre classes,ficam obscurecidos em função da atração exercidapelo espetáculo do triunfo dos vencedores” (p.89). É relevante que justamente num livro sobreRevista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 105


Débora Tabacofas depressões, se encontre tanto subsídio para umadiscussão sobre o Corpo-Empresa.Atualmente, acompanho o sofrimento doseliminados ao assistirem o programa um dia apóssua saída. A constatação fria de que não deixa praticamentenenhuma marca de sua falta ou ausência.A roda gira impessoalmente, motivo aliás, cabeaqui ressaltar, da absoluta falta de necessidade demanipulação dos votos de eliminação. A estruturado programa e seu sucesso independe das passoasque estão ali jogando seus papéis.O conceito de Corpo-Empresa dialoga com oconceito de Indústria do Espetáculo como a experiênciasingular dentro de um fênomeno culturalde massa. Uma Empresa, segundo o dicionárioNovo Aurelio é uma “unidade de produção evenda” enquanto a Indústria é “a atividade deprodução de mercadorias, especialmente de formamecanizada e em grande escala [...]”A indústria que segundo Maria Rita Khel noseu livro O Tempo e o Cão (2009), “ é justamenteessa combinação entre uma grande variedade deimagens que se oferecem à identificação e a repetiçãopraticamente idêntica dos enunciados que aveiculam” (p. 92) ou seja, o que importa ali, comobem demonstra o corpo/empresa , é o dinheiro. “O espetáculo é dinheiro que se olha” (Khel, 2009).Em Debord (1997), “a sociedade do espetáculoé a relação social entre indivíduos mediada porimagens”. O sujeito que afirma ter um corpo, eesse corpo é para ele sua empresa, esta completamenteidentificado à sua forma de mercadoria evive seu corpo como uma imagem para ser vendidano mercado. Não está numa competição entreoutros jogadores, está numa concorrencia. Apesarde todos quererem assistir a cenas erotizadas entreestes corpos, o que se exibe é uma batalha peloprêmio. Como disse certa feita uma participante aodeparar-se com uma camisinha: quem pensaria emfazer sexo num clima desses? De qualquer modo,vale salientar que os corpos siliconados são mostradosem qualquer lugar, em qualquer situação,tendendo a uma falta de significação erótica. Nosex appeal. Como se quisesse dizer: Mais algumacoisa que comprei para mim! O que torna os programasbrasileiros singularmente erotizados são oscorpos que diferentemente da Europa e EstadosUnidos jamais se despem por completo, sempremantendo um mini biquini, um fio dental, paraseduzir pelo que não revela ali.Muitos acusam os Realities de escolher pessoascom características excessivamente rasas,com muito corpo e pouca elaboração simbólica.O tema não será abordado aqui dessa forma,até porque não acredito que existam diferençastão marcantes entre as pessoas em si mesmas esim manifestações, reações e comportamentosque tornam-se relevantes frente a determinadassituações e estruturas. Comportamentos que respondema determinadas situações. O que observoé que as pessoas escolhidas, principalmente se nãopossuem um talento artístico onde se apoiar, quesão puras celebridades, escolhem mostrar-se comocorpo/empresa, pois acreditam que é exatamenteisto que se espera delas. A expectativa de mostrarum EU perfeitamente controlável pelo ideal quese imagina ser o esperado pelo público é comuma todos. O sujeito olhando-se no espelho tambémfaz lugar de público para si mesmo.Que o Reality Show, no contexto brasileiro,possui este atravessamento cultural de ser uma exibiçãode corpos talhados, esculpidos e trabalhadocomo uma máquina de se fazer ver e assistir foitraduzido por um participante de um programapela frase “ preciso me alimentar bem, malhartodo dia, dormir bem, tomar minhas vitaminasafinal, meu corpo é minha empresa ! ” uma idéiade sujeito atravessada por um corpo cultuadode forma autônoma, onde o objeto-corpo tomaa consistência final do EU. O que se verifica éque esse corpo/empresa, com a anuência de seusmédicos, admite também a incluisão de medicamentosque servem para adestrar também os afetos.O objetivo é firmar a “musculatura” da empresa,conter quimicamente a violência, incentivar comanabolizantes a performance na academia, semcontemplar que para além do Corpo-Empresahá um sujeito. Sujeito afeito a efeitos colaterias eafetos descontrolados!Relato aqui a experiência em um Reality cujamissão era selecionar cinco garotas para formaruma banda de popstars. Selecionadas de um universode vinte cinco mil inscrições, as finalistasdeveriam estar (parecer) exultantes ao final doprocesso. Quatro delas, estavam. Transformadasem popstars, estavam entregues plenamente anova vida. Eram pequenas corpo-empresa de fazer106 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Esclavitud y libertad en el Vallede río CaucaFacultad de Derecho, Centro deInvestigaciones Socio Jurídicas,Universidad de los Andes, Bogotá.Autores: Michael Taussig y Anna RubboAño: 2011Número de páginas: 231Por: Luis Humberto CardonaSemblanza, significados y enseñanzasdel libro Esclavitud y Libertad en elValle del río CaucaLa siguiente semblanza académica constituye asu vez una reseña de la segunda edición del textoEsclavitud y libertad en el Valle de río Cauca. Laprimera edición de este libro se hizo en 1975,publicada por la Fundación Rosca de Investigacióny Acción Social, dirigida en aquel entoncespor Orlando Fals Borda. Por la importancia ysignificado del mismo, la Universidad de los Andesdecide reeditarlo en octubre de 2011. Desde uncomienzo el objetivo del libro es claro: “[…] conocerel impacto de los ingenios azucareros en unacomunidad de campesinos dedicados al cultivo delcacao. El desplazamiento de los campesinos de susfincas hasta llegar a ser obreros en los ingenios” (p.8). La comunidad a la que se refieren los autores esPuerto Tejada y sus análisis e inferencias se hacenextensivos a la región del Norte de Cauca.Los autoresMichael Taussig es oriundo de Sidney (Australia),donde se graduó en Medicina. EstudióSociología en la London School of Economics.En la actualidad se desempeña como profesor deAntropología en la Universidad de Columbia, enla ciudad de Nueva York. Además, ha escrito otrasobras relacionadas con la destrucción y resistenciacampesina en la región pacífica de Colombia, elchamanismo y el colonialismo, el fetichismo de lamercancía y su contenido mágico.Anna Rubbo, australiana, es arquitecta formadaen las universidades de Melbourne y Michigany se ha desempeñado como tal en Inglaterra yLuis Humberto Cardona. Economista de la Universidad del Valle. Magister en Economía Regional y Urbana de la Universidad Nacionalde Colombia, sede Medellín. Profesor Universidad de San Buenaventura, seccional Cali. Correo electrónico: lhcardona@usbacali.edu.coRevista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2. Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X - pp. 111-118 ‣ 111


Luis Humberto CardonaAustralia. Durante su doctorado investigó sobrevivienda en áreas rurales del Norte del Cauca.Desde su papel como profesora asociada, [Barch(Melbourne), Darch (Michigan), RAIA], a partirdel año 2005 ofrece un programa internacionalde diseño sostenible participativo e incluyentede carácter interdisciplinario en África del Sur.Ha sido profesora visitante en la Universidad deColumbia, Nueva York y en la Universidad deMichigan y trabajó en la formación del arquitectoy la globalización.Estos dos autores vivieron quince meses enPuerto Tejada a partir de 1969, seis meses en 1972y nueve meses entre los años 1975-1976.En la siguiente reflexión no se desea haceruna evaluación del texto de Esclavitud y libertaden el valle del río Cauca, escrito por Mateo Mina(pseudónimo que Michael Taussig y Anna Rubbotuvieron que adoptar debido a las dificultades políticaspor las que atravesaban la región del nortedel Cauca y Colombia por la época en que el librose publicó por primera vez), sino dar cuenta de susignificado en la creación de una conciencia críticade los habitantes de la región.Necesarias líneas, aunque no suficientes, hanescrito los eruditos de las ciencias sociales en Colombia,destacando el valor científico y académicode la obra de Taussig y Rubbo y su influencia entrabajos posteriores. Cito entre otros muchos, a losfallecidos Orlando Fals Borda y Germán Colmenares,quienes veían en esta obra un aporte pioneroal estudio sobre la historia regional y a los estudiossocio-económicos sobre la economía campesina decomunidades afrocolombianas.Fue por el mes de septiembre del año 1970cuando vimos por primera vez a Michael Taussigy Anna Rubbo en Puerto Tejada. La primera impresiónque experimentamos fue la de ver a doshippies escapados del mayo francés o del festivalde arte y música rock de Woodstock. Todos miscompañeros y yo, que iniciábamos el bachillerato,creíamos que fumaban marihuana; era la imagensocial que por lo menos en Puerto Tejada teníamosen torno de los gringos; fue quizá esa la razón porla que padres y vecinos nos alertaron para quesólo con prudencia nos acercáramos a ellos. Verlosvestidos informalmente y hasta con cierto descuidoera lo común, llevaban consigo sendas mochilasque despertaban la curiosidad de jóvenes y niños.Con la prudencia recomendada, los observábamostrasegar y deambular una y otra vez, denoche y de día, por las polvorientas calles de aquelPuerto Tejada del alma, surcado por doquier detrenes cañeros, sin saber qué era lo que hacían nipor qué estaban aquí. Quizá para casi todos esoera un misterio infinito.Para muchos de nosotros era la primera vez queveíamos tantos gringos juntos. Por extrañeza o porcariño, todos les decíamos los gringos. Al verlospasar murmurábamos: “ahí vienen los gringos,allí van los gringos”. En ocasiones, desaparecíanmisteriosamente por varios días y todos nos preguntábamos,“¿qué se habrán hecho los gringos?”Durante mucho tiempo verlos se nos volvió prácticamenteuna costumbre; luego, una necesidad.Era frecuente verlos conversar sobre todo conniños, mujeres y hombres corteros de caña quelaboraban en los ingenios azucareros; una relaciónque nos llamaba mucho la atención. Infinidad deideas imaginábamos sobre qué era lo que estabanhaciendo, menos que estaban proyectando unaaventura intelectual que se concretaría después enun texto en el que develarían la dinámica de la vidade nuestro pueblo y de nuestra región.Así pasaron cinco años. Recuerdo que en elmes de octubre de 1975, en una reunión que serealizó en La Buitrera, en la casa de Tulio González(hermano de Leonor González Mina), a la queasistieron entre otros, entrañables amigos comoNorman Estupiñan, René Mena y Alejandro Peña,recibimos de manos de Miguel el libro Esclavitudy libertad. Ávida y detenidamente lo estudiamos.Puedo decir que jamás volvimos a ser los mismosdespués de leerlo: nos asombró la realidad vividay no percibida que el texto nos volvía a hacerpresente. Incluso, nuestra forma de ver el mundose transformó, pues en la vida universitaria dealgunos de nosotros, que recién comenzaba, fueapareciendo una sensibilidad social que, a la postre,se quedó en nuestro espíritu para siempre.Esclavitud y libertad fue, en su tiempo, un textosubversivo; subvirtió las mentes y los espíritus delos pobladores, como también de los usurpadores.Desde un esperanzador enfoque materialista, entremezcladocon un juicioso ejercicio de economíapolítica, esta obra criticó, explicó y rescató demanera pionera, profunda y científica, la historiadel despojo e ignominia a que había sido sometida112 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Esclavitud y libertad en el Valle de río Cauca. - pp. 111-118la población indígena y negra del valle geográficodel río Cauca desde el descubrimiento de Américahasta nuestros días. “[…] el libro llenó un vacío enla historia de Cauca y del occidente de Colombia.Fue escrito primero para la gente de Puerto Tejaday los demás pueblos del norte del Cauca […] Haymuchos mitos alrededor de él: algunos en la regióndicen que los ingenios o unos viejos terratenientesricos lo compraron y lo quemaron; otros dicenque fueron arrojados a los hornos de los mismosingenios” (p. 11). Fals Borda en la presentacióndel libro lo deja claro:[…] la importancia de la contribución de MateoMina (es decir, Taussig y Rubbo), radica en habersabido ensamblar, de manera coherente, la evolucióneconómica, política y social de esa región concreta,para producir un estudio que enriquece el análisisde las realidades nacionales. Con el trabajo de Minasobre Puerto Tejada queda claro que casi en ningunaotra parte del país se registra el capitalismo rampante,en toda su sevicia, afectando la vida familiar, económicay política del campesinado y produciendo sudescomposición (pp. 10-11).En ese formidable texto, el relato de los pobladoresfue elevado a la categoría testimonial, tanválida como criterio de verdad, para explicar larealidad, hecho que en ese entonces, que se recuerde,no era muy valorado por las ciencias socialesen Colombia. El libro develó, pues, esa historiaque muchos sectores ligados a los terratenientes,propietarios de minas de oro, la agroindustriaazucarera y grandes comerciantes, de maneraconsciente, quisieron y han querido mantenersiempre oculta. De esta forma Taussig y Rubbo:[…] trabajaron sin cesar como antropólogos ehistoriadores, tanto en archivos locales como enPopayán, en donde se encuentran los documentos[…] relevantes para la historia de la esclavitud enColombia. Las relaciones de parentesco fueron surgiendoa partir de las conversaciones extensas conla gente. Al consultar a los mayores, los resultadosfueron deslumbrantes. El estudio de la economíade las fincas tradicionales campesinas fue parteclave de este trabajo. Implicó una investigaciónexhaustiva que abarcó desde el monitoreo laboriosode rendimiento y presupuestos durante todo elaño, hasta el registro del peso del follaje caído delcacao, el cachimbo y otros árboles. Así fue como sepudo establecer, en primer lugar, el complementode los ciclos de las cosechas de café y de cacao queproporcionaban ingresos semanales estables; y ensegundo lugar, la extraordinaria ecología arbórea delas fincas campesinas, que replicaban la selva húmedatropical, sin necesidad de utilizar fertilizantes niriego, y con muy poco control de la maleza, todoesto en evidente contraste con las siembras invasorasde caña de azúcar a campo abierto.Igualmente importantes fueron las muchas historiasfamiliares y los diagramas de parentesco querevelaron el efecto de los cambios económicos en laestructura doméstica, y el significado de la familiapara esta comunidad de descendientes de la esclavitudy del África (pp. 14-15).Con Esclavitud y libertad entendimos que nuestropueblo, sus gentes, su economía, su dinámicasocial, sus costumbres, su cultura, nuestra vidacotidiana, se habían transformado profundamentey se transformarían mucho más –aunque a decirverdad en eso momento pocos lo percibíamos– porel capitalismo agroindustrial azucarero, que habíaempezado a despuntar en la región del norte delCauca desde la tercera década del siglo XX y cuyapenetración, –con su consecuente descomposicióndel campesinado– se aceleró después de la RevoluciónCubana en el año de 1959.Empezamos a avizorar, por tanto, que aquelparaíso en el que habitábamos desaparecería;como dice el adagio, de afuera habían llegado ycontinuaban llegando, los que de nuestra tierra nosestaban expulsando; y lo más trágico de todo, esque no estábamos preparados para enfrentar esastransformaciones que se cernían sobre nuestroespacio vital.Con Esclavitud y libertad aprendimos que lahistoria no se hace individualmente y que la historiaoficial que nos habían enseñado en la escuelaprimaria y en el bachillerato era una caricatura dela realidad. Nos dimos cuenta de que era imperiososubstituirla por la historia construida porlos colectivos humanos, asestándole un golpe ala historia de los caudillos políticos, de los poetasdel régimen y de los héroes militares, quienes ennuestra región norte caucana habían ocultado lagesta de los pueblos negros; unos cimarrones, quecon tesón y gallardía, levantaron y moldearon elespacio geográfico que hoy nos abriga. “[…] lasconstrucciones antiguas eran asombrosas: todasen guadua –algunas incluían adobe–, elevadas,amplias y frescas, con una flexibilidad incorporadaque permitía agrandar o achicar los espacios a me-Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 113


Luis Humberto Cardonadida que las familias extensas crecían o disminuían.Las nuevas viviendas, en cambio, eran hechas enbloque, con techos bajitos y espacios sofocantesy estrechos (p. 14). En esa dirección, Esclavitud ylibertad fue una zaga del lado de los vencidos y node los vencedores.Estas formas de organización del espacio físicode la vivienda estaban ligadas a etapas concretas deldesarrollo socio económico de Puerto Tejada y dela región del norte del Cauca y eran el reflejo de lasmismas: las primeras formas de organización de lasviviendas estaban atadas a una próspera economíacampesina y la segundas estaban relacionadas conel ciclo creciente de su deterioro ocasionado porla irrupción intempestiva del cultivo de la caña deazúcar en el escenario geográfico regional.Con este invaluable texto también se nos hizoevidente que cuando los pueblos se deciden, sedefienden y resisten, no todo está perdido, puessiempre habrá la alternativa para que de maneraconsciente la balanza alguna vez se incline del ladode los desposeídos, en un ejercicio de la voluntadconsciente de los pobladores por vivir mejor ymás dignamente. En este sentido, su contenidoes una oda a todos los campesinos que en férrearesistencia se opusieron a la llegada del intruso:“[…] cuando los negros se revelaron, les pareció alos españoles que querían matar a todos los blancosy destruir las minas. A veces los negros formabanalianzas con los indios y luchaban juntos” (Taussigy Rubbo, p. 45).Una historia que se recreo durante varios siglos:“[…] en el siglo XVIII, las rebeliones de los esclavosse hicieron muy comunes. En 1761 hubo unarebelión cerca de la balsa en la que fueron muertosel dueño de una mina y su hijo por su cuadrillade esclavos” (p. 45). Otra forma de resistencia seconcretó en los tipos de productos cultivados porlos negros, que frecuentemente recurrían a cultivosilícitos, de manera que su comercialización seconvirtiera en un factor de resistencia económica:[…] en el área de Puerto Tejada, al norte del departamentodel Cauca, ya en 1780 los negros libres, olegalmente manumisos, o prófugos y a veces reunidosen palenques, eran famosos por sus cultivos detabaco que era de contrabando ya que su precio eramucho más alto que el pagado por el gobierno. En lazona de Puerto Tejada, la policía no podía controlara los negros, bien escondidos y armados a lo largodel río Palo. De esta manera los negros liberados ylos prófugos de las haciendas de la familia Arboleda( de Popayán), se mantuvieron por más de un siglo,preservando su libertad, a punta de cañón y debidoa su astucia (pp. 47-48).Ya en la época de la abolición legal de la esclavitudiniciada desde 1821 y oficializada en definitivamenteen 1851 “[…] el único modo que teníanlos terratenientes para obligar a los campesinos aque trabajasen para ellos era controlando la tierra;pero los campesinos no dejaban que se efectuaraese control” (Taussig y Rubbo, p. 80). Entrado elsiglo XX, el proceso de resistencia se manifestó encontra de la expansión de las haciendas en detrimentode los campesinos.[…] desde 1915 aproximadamente, existió pues lalucha de los terrazgueros con los terratenientes. Losterrazgueros no quisieron pagar más y unos elevaronprotestas contra el cobro de los arrendamientos […]entonces vino la lucha. Mientras tanto se hicieronjuntas aquí en Puerto Tejada; por los lados de laSerafina, por los lados de Guachené; por los ladosde Sabanetas. Las juntas eran grupos de defensa paralibrar a los terrasgueros de que no se les despojara yde que no se les metiera el ganado, pues cada unotenía derecho a cuidar lo que antes había habido(relato de un anciano de la región; pp. 121-122).Para la época de los años 30 del siglo XX ya sehabía formado un importante núcleo de proletariosvinculados a la haciendas productoras de mielque venían en continua y creciente expansión. Esteproceso generó formas de organización social pararesistir el embate que aquellas ejercían sobre elcampesinado y que aceleraban su descomposición.De esa época data la Unión Sindical.[…] que luchó bravíamente por los derechos delos campesinos. Una lucha particularmente larga yamarga se desarrolló en el indiviso de Guengüé. Estafue una lucha entre la compañía Agrícola Caucana,de propiedad de la Familia Eder, y los campesinosresidentes, que a la larga perdieron toda esa tierraque hoy es ocupada por el Ingenio Cauca. Esta área,alrededor de Padilla y la vereda de Tierra Dura, hasido escena desde entonces de muchas invasionesde tierra; invasiones tanto de los ricos como de lospobres. El área comprende unas tres mil plazas detierra fértil y a centenares de familias campesinas. En1940 esta extensión estaba sembrada en pastos paraganado (antes era tierra de los campesinos) (p. 125).114 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Esclavitud y libertad en el Valle de río Cauca. - pp. 111-118Con Esclavitud y libertad se ratifica una constanteen la historia de los pueblos: el origen desus tragedias y desgracias está en la atracciónque genera a sus usurpadores las riquezas desus tierras y pueblos; ha sucedido así en África,en América Latina, en Colombia, en el nortedel Cauca y, como lo denuncian los autores, enPuerto Tejada; un espacio geográfico-social tancaro a nuestras ilusiones, en donde el crecimientoeconómico y sus beneficios se asemeja a un granbanquete alrededor de cuya mesa son muy pocoslos invitados y muchos los excluidos, que son losque en últimas producen lo necesario para que elbanquete se realice.Con Esclavitud y libertad observamos que enPuerto Tejada, como en el norte del Cauca, seconcreta la verdad incontrovertible que algunavez pronunciara Martin Luther King: “[…] enel mundo hay dos clases de seres; los que tienenmucho y los que no tienen nada; los que tienenmucho no duermen pensando en lo que harán losque no tienen nada”. Esta lapidaria e inexorablesentencia se concretó en el Valle del Cauca a travésde lo expresado por Tomás Zapata, un ancianode la región: “[…] en la guerra de independenciatodos pelearon unidos, ricos y pobres, blancosy negros, conservadores y liberales. Pero luegoque triunfaron, entonces a todo pobre lo dejaronpor puertas y la tierra se la repartieron entre lospesados, los ricos. A los pobres los dejaron en lacalle. Nada. Y entonces los pobres comenzaron alevantarse” (p. 117).Con Esclavitud y libertad comprendimos que elcapital agroindustrial azucarero ocasionó en PuertoTejada y en el Norte del Cauca una reforma agrariaregresiva, pues se pasó de una economía campesina–basada a su vez en una estructura democrática dela propiedad de la tierra, la cual estaba diseminadaen múltiples propietarios– a una estructura concentradade la propiedad territorial que condujoa extremas desigualdades en la distribución de lariqueza social de la región. “[…] desde 1910 enadelante la gente perdió su tierra. Lentamente sedesarrolló el minifundismo. Algunos se convirtieronen concertados y otros se quedaron sin tierra,viviendo en pueblos de proletarios, como Villarrica,establecido en la década de 1930” (p. 123).Esto significó el arrasamiento de los bosquesnativos, con los subsiguientes costos medio ambientalesque sufrió la población aborigen. Estacontra-reforma agraria se realizó en connivenciacon el Estado y todo el conjunto de sus instituciones.Se convirtió a Puerto Tejada en un inmensorancho de corteros, tal como lo escenificara en suportentosa obra teatral nuestro inolvidable amigoy dramaturgo Jorge Bonilla. En tal sentido “[…]los Holguín también comenzaron a quitarles lasfincas. Todo hasta la orilla del río Cauca erancacaotales. Todo eso lo tumbaron, quitao, quitao,así no más sin dueño […] y le sembraron pasto atodo alrededor de la casa y le tumbaron la finca(relato de Eusebio Cambindo; pp. 119-120). Lazona más transformada por estas mediadas estabaentre Puerto Tejada y el río Cauca, en veredas talescomo Juan Ignacio y Juanito.En otros lugares de la región este proceso fuetambién arrasador: “Ellos querían ampliarse, hacerpotrero. Había negros que tenían potreros por alládentro y todo se lo quitaron. Donde llamaban elPalito, ese era un pueblito que había de este lado,de allí del ingenio para adentro; hasta la orilla delrío. Todo eso lo tumbaron ellos sin reconocerlesnada […] Le metían pasto hacia aquí, adentro de lacama para sacarlo, y le tumbaban la finca” (p. 121).Los ríos como espacios de socialización, dealimentación, de diversión, goce y culto a la vidafueron fagocitados y arrasados por la nueva industria.No deja de ser doloroso saber que a pesar deque Puerto Tejada está en medio de dos ríos, nohay agua potable; cuando se utiliza, es fuente demuerte y no de vida.Un examen bacteriológico del agua potable dePuerto Tejada en 1970 mostró que todos los tiposde agua estaban contaminados a niveles letales conbacterias fecales. Básicamente hay tres fuentes deagua: el río, el acueducto y el agua traída en canoascisternadesde Cali. Sólo el agua de Cali se aproximaa ser potable, y esta sólo la consigue la clase mediaque vive en el pueblo, ya que los pobres no tienenni el dinero ni los contactos para adquirirla. El aguadel río es la que más se usa. Las mujeres y los niñosbajan temprano en la mañana con viejas ollas, o sino, compran el agua del río a la gente que la vendede casa en casa en una carreta de caballos. Río arribade la ciudad, el río Palo está parcialmente desviadopara proveer agua a los ingenios; de allí, junto conlas basuras de fábricas vuelve al río y luego siguehasta la ciudad. Esta es el agua que los habitantesdel pueblo beben.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 115


Esclavitud y libertad en el Valle de río Cauca. - pp. 111-118Indudablemente, con Esclavitud y libertad comprendimosque el fenómeno del cultivo industrialde la caña de azúcar significó el encarecimientode la canasta familiar –otrora producida en laregión– por los costos de transporte: la crecientedesaparición de la economía campesina eliminó laproducción de los bienes básicos de consumo dela población y creó la necesidad de importar esosbienes de zonas cada vez más lejanas. Es decir,ahora consumimos menos y a la vez pagamos máscaro por lo que antes cultivábamos en nuestromunicipio y en nuestra región norte caucana:Antes de la invasión de los ricos aquí sólo habíacampesinos. Cada familia tenía sus vacas, dos o más.Había mucha leche, carne, cultivos de arroz, maíz,plátano, cacao y café […] Cultivábamos tomate,cebolla y yuca al lado de la casa. Pero hoy ¿dóndepodríamos plantar?”Antes de que los ricos entraranpor la fuerza, los campesinos tenían fincas grandes,eran cacaotales. Ahora se ha acabado todo eso. Laleche era muy abundante, la carne igualmente noera para comer carne compuesta ni nada, sino unpedazo de carne asada, sancochada. Los plátanosmuy jechos, bastantes, lo que uno quisiera; lasfrutas, lo que uno quisiera y muy diversas. La vidaera bastante fácil. Llegaba usted a cualquier partey le daban de comer y le daban hospedaje, comida[…] Únicamente comprábamos aquí la sal, y de vezen cuando la ropa, abrigo para cubrirse uno; de ahípara allá no era más nada porque todo lo producíael campesino. Comida no se compraba. Jabón lohacían de cebo y ceniza, las velas las hacían en lacasa (p. 119).Con la pérdida de la tierra, la estructura social yeconómica del Puerto Tejada y el norte del Caucase transformó de manera radical porque:[…] la agricultura se comercializó. En lugar de unaeconomía de subsistencia que compartía la tierra yel trabajo, se estaba estableciendo lentamente unaeconomía de cultivos comercializados, con compray venta monetarias en lugar de trueque. Hasta loscampesinos se convirtieron en capitalistas pobres[…] fueron forzados a hacerse negociantes pobrescultivando solamente para el mercado y la compraventa. Esto significó que los campesinos empezarona gastar más y más tiempo y tierra en cultivos queno consumían y que trataban de vender. Tambiénse debía a presiones de los intermediarios recién llegados,que inundaron a Puerto Tejada en la décadade 1920 […] Estos intermediarios eran blancos, ensu mayor parte antioqueños y conservadores […]Establecieron graneros, forzando a los campesinos avenderles cacao y más tarde café. Y en cambio ellosvendían, cada vez más, artículos manufacturados,tales como confecciones, ropa e incluso alimentos.Es así como los campesinos cayeron en la trampade cultivar, cada vez más productos para vender; ycultivaban, cada vez menos productos para comer,por lo que estaban obligados a comprar su comida. Yasí llegaron a la terrible situación de vender la mayorparte de lo que cultivaban y de comprar la mayorparte de lo que consumían (p. 126).Por todas las anteriores razones, Puerto Tejadadede ser una economía productora para convertirseen una economía consumidora y redistribuidorade bienes salario. Una economía queconfiguró un esquema de intercambio desigualen detrimento de una economía local y a favor dela de aquellas regiones de donde se importan losbienes que hoy se consumen en Puerto Tejada.La obra de Taussig y Rubbo fue una invitacióniluminadora y provocadora que nos obligó a hacernospreguntas que el tiempo, los libros de historiaoficial estudiados en los colegios, pero, sobre todolos poderosos, nos habían ocultado:– ¿Cuánta gente más pobre?– ¿Cuántos jóvenes más delinquiendo y hogaresdescompuestos por culpa de una economíaextractiva que contribuyó a acabar con loscultivos de pan coger?– ¿Por qué cada vez hay menos campesinos y másdesempleados en el mundo rural del norte delCauca?– ¿Cuáles son las causas de la descomposición denuestros campesinos y sus hogares?– ¿Cuánto más alcohol en los hogares en procurade construir paraísos irreales?– ¿Hasta cuándo debemos continuar enterrandoa nuestros jóvenes asesinados en una tragediasocial sin fin y que genera un costo socialgigantesco que difícilmente recuperaremos?– ¿Cuántas personas más debemos decir queexisten pero que no viven, puesto que están enuna azarosa lucha diaria por una migaja parasu sustento diario.– ¿Cuánta ganancia más hay que acumular paraque la sed de lucro empresarial sea saciada?Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 117


Luis Humberto Cardona– ¿Cuántos ríos Paila, Palo, Guengüé, más hayque envenenar y destruir por la idea de unprogreso anti-ecológico?– ¿Cuántos bosques más hay que talar y quemary, en consecuencia, cuántos cañaduzales más sedeben plantar para el supuesto desarrollo de laregión?– ¿Cuántas empresas más debemos tener absorbiendoel excedente social producido en laregión e invirtiéndolo lejos de aquí, a la manerade una economía completamente extrovertida?– ¿Cuántos más programas de ayuda y de apoyofracasados, en aras sólo de una labor de maquillaje,pretendiendo mejorar la imagen social delempresariado, y sólo preservando una calmasocial que garantice sus utilidades?– ¿Cuántas más organizaciones sociales actuandoen apariencia a favor de los excluidos, peroconvirtiéndose sólo en una forma de propiciarel lucro de sus dirigentes?– En fin, ¿cuánto más de todo esto debemostener, para decir que ya es suficiente?Por todas estas enseñanzas y por toda estaceguera develada, Miguel Taussig y Anna Rubbo(Mateo Mina) han tenido, tienen y tendrán unlugar permanente en nuestra casa, en nuestrocorazón y en nuestro pensamiento.118 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Reseñas


La deconstrucción yreconstrucción del sujetojurídico femenino.Una reflexión prácticapara el ejercicio del DerechoEditorial Bonaventuriana, Universidad de SanBuenaventura, seccional Cali.Autores: Diana Marcela Bustamante ArangoLiliana Ambuila ValenciaAño: 2010Número de páginas: 208Por: Liliana CastilloPocos conceptos tienen tan diversas acepcionescomo la palabra derecho, un buen número de losestudios y debates académicos están orientados acomprender en qué consiste o en qué no consiste(definición negativa). Una cuestión discutida tantopor la teoría jurídica como por la filosofía jurídica,por supuesto, atendiendo a sus particularidades eintereses epistemológicos. Las Autoras tampocodesatan la cuestión, por el contrario no tardan enconfesar que se proponen diagnosticar un fenómenoparticular 1 y terminan por abordar el fenómenodel Derecho: cuál es la relación del Derecho con elfenómeno y a través de ello, encontrarán las (os)lectores (as) posibles y plausibles expresiones sobreel Derecho y su potencial para qué.En efecto, las autoras tienen por objeto estudiarel tratamiento dado a la mujer en el campo de lojurídico, comenzando con el estudio de la discriminacióno invisibilización de la mujer para llegara la pretendida reivindicación y reinstalación de susderechos y, desde allí, demostrar que existen otrasformas de acercarse al Derecho. Esta tarea la desarrollanen dos grandes partes complementarias.Este desarrollo se identifica en una primeraparte, de connotada suficiencia y síntesis, dedicadaa la conceptualización histórica de la Violencia deGénero (i), el desarrollo de la normatividad a nivelinternacional (ii) y una relación de la normatividadinterna (iii), estas dos últimas enunciacionescon el análisis de las relevancias del tejido de esasnormatividades. Para la segunda parte, las autorasdan cuenta del trabajo de campo realizado (iv &v), con cuidado de hacer de la exposición de la metodologíaempleada y de la suma y contrastaciónde sus resultados una validación de la apuesta deformulación hecha en la parte primera del Libro.A pesar de que las autoras no resuelven qué esel Derecho, si se matriculan en el pensamientoemancipador de Darío Botero (entre otros autores),quien refiere al respecto que: “La teoría socialde Derecho busca que la hermenéutica añada algoLiliana Castillo. Abogada de la Universidad Santiago de Cali. Candidata a Magíster en Filosofía del Derecho Contemporáneo (UAO-CARLOS III) Miembro del Grupo Investigación Problemas Contemporáneos del Derecho, Universidad de San Buenaventura, seccionalCali. Asesora Jurídica de Corporación VallenPaz. Correo electrónico: mlcastillo@usbcali.edu.co.1. En la línea hegeliana, “el fenómeno es lo que es la cosa en sí” (Hegel, 1966: 51).Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2. Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X - pp. 121-124 ‣ 121


La deconstrucción y reconstrucción del sujeto jurídico femenino. Una reflexión práctica para el ejercicio del Derecho - pp. 121-124el análisis de la jurisprudencia 3 . Esos desarrollosjurisprudenciales son una forma de procedimientodiscursivo que, además de cumplir con los efectosinvestigativos, permiten esclarecer responsabilidades,operar como dispositivos de corrección: unaidea primigenia del Derecho.Bustamante y Ambuila realizan una descripciónmagistral del uso del “análisis deconstructuvista”en el Derecho, que se constituye en una de laspartes más relevantes del texto. Es con la descripciónoperativa del deconstructivismo –aplicadoal Derecho– que logran, quizá sin proponérselo,una hoja de ruta aplicable a otros análisis jurídicos.Una metodología que es necesaria paradeconstruir otros fenómenos “injustos” y queel Derecho ha terminado por legitimar. Esto seconsigue mediante la revisión de la atemperaciónde la normatividad interna con la internacional,no obstante, advirtiendo algunas ralentizaciones 4 .De todos modos, lo evidente es que se va haciaadelante en el propósito de reconocer los derechosde las mujeres.En la segunda parte del libro se muestra y analizala información recolectada en las coordenadasde tiempo y lugar de la investigación, es decir, seevidencian los resultados de la misma, resolviendolas preguntas problemas o hipótesis de trabajo quedieron origen al marco teórico y que indudablementecontribuyó a darles respuesta.A contrario sensu, me permito señalar queexiste en las autoras una excesiva confianza en lapresión ejercida por los grupos desfavorecidos yen la conexión entre la vulneración de derechos yla generación de movimientos de presión contrahegemónicos.En ese sentido, advierte JeromeFrank 5 , rebatiendo a otro autor que está de acuerdocon esta tesis que:[…] las “fuerzas sociales”, en cualquier momentoparticular, tiene una influencia sustancialmenteuniforme en el “derecho vivo” (que radica en losusos y costumbres), o en el sentido comunitario de lajusticia (o injusticia), o en las prevalecientes actitudeso ideales sociales y morales. Desdeñando el hechode que en nuestra sociedad hay, respecto de muchostemas, abundantes costumbres, actitudes morales eideales en conflicto, supongamos, a los efectos dela discusión, que tales uniformidades son a la vezdominantes y cognoscibles. El argumento sobreel efecto de esas uniformidades usualmente tomaesa forma: innumerables transacciones, se dice, songobernadas por el “derecho vivo”; estas transaccionesnunca llegan a convertirse en pleitos, nunca seplantean ante los tribunales; en consecuencia ellas,no están plagadas de las incertidumbres e impredecibilidadesque se encuentran en los litigios (...) Ellitigio judicial – continua el argumento– representalas situaciones desusadas, “patológicas” o “enfermas”,cuando se rompen las normas socialmente aceptadas,de suave acción, y las disputas sin arreglo llegan a lostribunales, que sirven como “hospitales” (…) Peroesos prejuicios se encuentran escondidos, inescrutadospúblicamente, incomunicados. Estas normas ostandars “morales” secretos, inconscientes, privadosidiosincráticos […] (p. 71-72).En efecto, aspirar a que el Derecho puedautilizarse como una herramienta deconstructoray emancipadora es infortunadamente una pretensiónque excede las capacidades del Derecho y,considerarle así, es una sobrevaloración del mismo;desde luego quisiera equivocarme en esta percepción.Lo que advierte Jerome Frank es que no sonconmensurables los “avances” o “atenciones” quehaga de esas aporías el Derecho, a sabiendas de queincluye la normatividad y la jurisprudencia comocampos de realización.Para concluir, retomo la idea, varias vecesenunciada: la obra reseñada se configura en unmodelo propositivo (que no prescriptivo) de indudablevalor, no sólo en el tema tratado, sino enla propuesta metodológica que contiene, ya quelas autoras lo comparten de forma transparente ygenerosa. Por esta razón, será motivo de consultaspermanentes. Más aún, cuando las autoras insistendesde la academia cómo el buen uso del Derechopuede ser emancipador y liberador, esto es, quedicha propuesta es una invitación para emprenderel análisis de otras legitimaciones injustas. Dejoasí enunciada una invitación a rastrear en el librola muy juiciosa e interesante contextualizacióndel “sujeto jurídico femenino”, en tanto sujeto4. Regresiones como considerar la violencia contra la mujer como un tema exclusivamente intrafamiliar (p. 96); y no exigir de losfuncionarios competentes cualificación, sobreponiendo la descongestión judicial y administrativa al acceso real y efectivo de lasmujeres en condiciones de vulneración (ver cuadro 1 p 97).5. Este autor del realismo jurídico norteamericano tiene la doble categoría de teórico (aunque no creo le gustase esa denominación)y operador de Derecho.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 123


Liliana Castillocultural e histórico (una construcción normativanacional e internacional que cada día adquiere másvisibilidad). Además, recomiendo su lectura conel ánimo de entender, por medio de sus apuestasacadémicas, qué es el Derecho y, más aún, comprenderpara qué sirve.Bibliografía––BOTERO Uribe, Darío (2005).Teoría social del Derecho (4 Ed.). Bogotá: Universidad Nacional de Colombia.––FRANK, Jerome (2001). Derecho e incertidumbre (3 Ed.). México: Fontanamara.––HEGEL, Georg Wilhelm Friedrich (1966). Fenomenología del espíritu. México: Fondo de Cultura Económica.––MEJÍA Quintana, Oscar (2009). Estatuto epistemológico de la filosofía del Derecho contemporáneo. Bogotá: Ibáñez.124 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Marcos Carbonellipercibidos (interpretados) por el grupo religiosocomo amenazas; finalmente, a causa de esta mismapercepción, su incursión en la esfera pública comoacción colectiva de protesta. En la descripción deesta secuencia, Wynarczyk incorpora la teoría delos movimientos sociales al campo de la sociologíade la religión; su objeto de estudio es consideradocomo un movimiento social que despliega accionesen el ámbito político estructuradas a partir dediferentes marcos interpretativos. En este sentido,se destaca particularmente el tránsito de los conservadoresbíblicos desde un marco interpretativodualista negativo, que consideraba al mundo comoun espacio externo del que es preciso huir, a unmarco dualista positivo, donde las esferas mundanas(incluida la política) se reconceptualizancomo espacios de conquista y movilización con elfin de defender intereses sectoriales amenazados.También Wynarczyk puntualiza que la transformacióndel movimiento religioso en un movimientosocial es producto de la interacción entre el campoevangélico y un sistema mayor, conformado por lasociedad y sus múltiples agentes, en particular, losmedios de comunicación, el Estado y la Iglesia Católica(agente hegemónico en el campo religioso).Metodológicamente, el autor articula diferentesherramientas de la tradición cualitativa, a saber:entrevistas extensas y recurrentes a dirigentesevangélicos y a funcionarios estatales; observaciónparticipante de reuniones y acciones públicas vinculadasal proceso de movilización, y el análisis enprofundidad de fuentes secundarias.En el capítulo tres Wynarczyk desarrolla suhipótesis con el análisis histórico de la dinámicade construcción de una identidad común en elcampo evangélico. El autor subraya la hegemoníadel “paradigma misionero” hasta la década delochenta, (Marostica, 1997) 1 cuando primaba laautonomía de las denominaciones sobre cualquierlógica de unificación. La organización de campañasde evangelización masivas se contraponea este panorama de fragmentación; organizadaspor pastores neopentecostales (en particularCarlos Annacondia), favorecen el trabajo enredes de comunidades diversas, la irradiación deperspectivas teológicas y litúrgicas comunes, y laconformación de un sentido de pertenencia. Elautor ubica el contexto político aperturista en labase de este fenómeno. El retorno democrático en1983 y, fundamentalmente, la expansión de unmarco interpretativo dominante, que nomina a laArgentina como “una tierra visitada por el EspírituSanto”, marcan este contexto.La acción coordinada de las campañas evangelísticasmasivas y la formación de megaiglesias yproducciones culturales que subvierten la lógicadenominacional se cristalizan en la constituciónde un movimiento religioso, en la visibilidad enlos espacios públicos y en un aumento ostensiblede su caudal demográfico.Ante el crecimiento evangélico descrito, Wynarczykanaliza cómo sectores católicos conservadores(con vínculos con la dirigencia política)construyen, a principios de la década del noventa,marcos interpretativos en torno al fenómeno; sufin es evitar que ese crecimiento se constituyaen un elemento disruptivo de la hegemonía dela Iglesia Católica, consagrada en el andamiajeconstitucional. Específicamente, el autor remitea la “teoría del Caballo de Troya” y al fenómenodel “brainwashing” (lavado de cerebros); discursosque asocian, en un caso, a los evangélicos con unacorriente imperialista orientada a desmovilizar alos sectores populares y, en el otro, con grupostransgresores de derechos individuales inalienables.Frente a este contexto de amenaza, los dirigentesdel campo evangélico elaboran una respuesta quese traduce en una mediación hacia el mundo dela política y que procura desarticular la sanción deun proyecto de ley de características severamenterestrictivas para los grupos religiosos no católicos.Siguiendo la perspectiva teórica propuesta porWynarczyk como eje de su trabajo, es en estemomento donde tiene lugar la transición delmovimiento religioso al movimiento social strictosensu y la adopción de una interpretación dualistapositiva: lo político dejará de ser un espacioasociado al pecado y a la corrupción del mundo,para pasar a conformar un escenario vital dondees preciso manifestarse para evitar la erosión de lalibertad religiosa y procurar marcos de regulaciónde mayor equidad.1. MAROSTICA, Matt (1997). Pentecostal and politics; the creation of the Evangelical Christian Movement in Argentina, 1983-1993.Ph. D. dissertation (in Political Science)-Political Sciences Departament, University of California, Berkeley.126 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Ciudadanos de dos mundos. El movimiento evangélico en la vida pública argentina 1980-2001 - pp. 125-127En esta instancia, los acercamientos propiciadospor la etapa previa de movilización y acercamientodenominacional se capitalizan en encuentros y reunionescelebrados por las principales federacionesevangélicas: ACIERA, Fecep y FAIE. Allí se producela unidad de los polos dinámicos del campo,gracias al contexto de hostigamiento común, yabre paso, en primer lugar, a la concertación deacciones colectivas y, luego, a la constitución delConsejo Nacional Cristiano Evangélico en 1996como entidad representante tripartita.En el capítulo seis, Wynarczyk identifica,dentro de un enfoque centrado en las estrategiasplanteadas y ejecutadas por los líderes de las federaciones,las intervenciones evangélicas en elplano político. Los dirigentes de la comunidadreligiosa consiguen obstaculizar en el Parlamentoel avance del proyecto restrictivo y, en un procesono exento de tensiones internas, presentan, en elmarco del proceso de Reforma Constitucional en1994, propuestas de renovación de los mecanismosde regulación del fenómeno religiosoEn el apartado más extenso de su obra, Wynarczykdestaca particularmente las concentracionesevangélicas de 1999 y 2001 en el Obelisco. Lasreuniones en el centro neurálgico de la ciudad deBuenos Aires fueron multitudinarias en ambasocasiones. Los evangélicos, además de celebrar suscultos y manifestar su preocupación por la situaciónsocial imperante, reclamaron a las autoridadesla sanción de una nueva ley de cultos. Además,acapararon la atención de los medios, de la dirigenciapolítica y de la ciudadanía en general; por eso,para el autor, “el Primer y el Segundo Obelisco”representaron los puntos más altos, según el gradode unidad y de visibilidad obtenido, del ciclo demovilización analizado.El ciclo de movilización analizado se cierra,pese a estos marcados avances y a la elaboraciónde un proyecto superador en forma conjunta conla Secretaría de Cultos, sin alcanzar el objetivo dela sanción de un nuevo marco reglamentario paralas confesiones religiosas no católicas. Wynarczykaduce que las razones de este saldo negativo debenencontrarse en el estallido de la crisis social, políticay económica de 2001, que obligó a las iglesias aconcentrase en la ayuda social.No obstante, Wynarczyk considera que la principalconsecuencia del período de movilización fuela conformación de un nuevo sujeto político, cuyavoz se escucha por primera vez en la esfera cívicay que, a partir de allí, se constituyó como interlocutorreconocido en los debates por la regulacióndel fenómeno religioso.En suma, el libro de Hilario Wynarczyk representaun abordaje sociológico minucioso sobre elproceso de movilización y politización de actoresreligiosos no católicos en el contexto democrático.Frente a la abundante literatura sobre la relaciónentre catolicismo y política en Argentina, estelibro contribuye sustancialmente a llenar un vacíoen el campo de la sociología de la religión local,en lo que refiere a la sistematización de la historiapolítica reciente de una minoría religiosa que creceen visibilidad y gravitación. Paralelamente, a partirde la triple descripción, la de las relaciones de lareligión con el poder público, la de la orientaciónde sus demandas y la del carácter multifacético ydinámico que asume el espacio de la sociedad civil,esta obra habilita diversas herramientas teóricaspara comprender el fenómeno de la publicidad delas religiones en los tiempos democráticos.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 127


El gran fraude ¿Violenciaantisindical en Colombia?Historia de la conspiracióncontra el TLCFundación Centro de Pensamiento PrimeroColombia, Medellín.Autor: Libardo Botero CampuzanoAño: 2011Número de páginas: 449Por: Alexander Pereira FernándezSegún el conteo que lleva la Escuela NacionalSindical (ENS), en Colombia fueron asesinados2.909 trabajadores sindicalizados entre enero dede 1986 y diciembre de 2011. Es preciso indicarque la ENS es una institución que, entre otras funciones,registra las violaciones que atentan contrala vida, la libertad y la integridad de trabajadoressindicalizados. Los criterios de delimitación de losregistros se definen con base en pruebas que permitanestablecer si se trata de un crimen relacionadocon la actividad sindical; de otra manera, el casose excluye de la base de datos.La base de datos empezó a construirse con elregistro de crímenes cometidos desde 1991; pero,más tarde se incluyeron registros desde 1986 y,luego, desde 1977. La cifra total estimada desindicalistas asesinados es de 2.955. Como cualquierregistro de este tipo, la base de datos de laENS está en permanente transformación, no sóloporque crece en la medida en que pasa el tiempo,sino también porque muchas veces aparece nuevainformación sobre violencia antisindical; informaciónsobre la cual no se había logrado acceder (porejemplo: la proveniente de zonas controladas porparamilitares donde la denuncia pública se castigacon la muerte).Fue debido a la creciente preocupación quegeneró el incremento de trabajadores asesinadosque empezó a construirse esta base de datos. Seintuye así que la cifra de homicidios irá creciendoa medida que se profundicen las indagacionessobre crímenes cometidos antes de 1986; porejemplo, muchos sindicalistas aún recuerdan ladura violencia que enfrentaron durante la primeramitad de los años ochenta. Pese a que se trata deuna base de datos que surgió relativamente tardey con las limitaciones técnicas de una entidad queno estaba diseñada para asumir semejante tarea, esclaro que hoy es el mejor instrumento con el quese cuenta para medir los alcances de la violenciaantisindical en el país. Por su parte, la base dedatos del Estado, producto de las presiones sobrealgunos gobiernos antes que de una auténticapreocupación por la violencia antisindical, sóloha registrado crímenes cometidos desde 1999.Aunque es posible encontrar fallas en los registrosde la ENS, como puede suceder en cualquier otrabase de datos, incluyendo la oficial, no es menoscierto que gracias a la experiencia se han logradoAlexander Pereira Fernández. Historiador de la Universidad Nacional de Colombia. Maestría en historia de América Latina de laUniversidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, México. Correo electrónico: elloropereira@yahoo.com.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2. Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X - pp. 129-133 ‣ 129


Alexander Pereira Fernándezrefinar las técnicas, métodos y formas de control dela información. De tal manera, cuando se detectaun error, el paso siguiente es corregirlo; así, no esextraño que un caso registrado pueda ser luegoeliminado del sistema de información. Desafortunadamente,esto no es muy frecuente, lo quetiende a suceder es que aumente la documentaciónsobre casos registrados o aparezcan casos nuevos.Que en Colombia se cuente con un registro quehabla de cerca de tres mil trabajadores asesinadospor motivos relacionados con su actividad sindical,es algo que debiera poner a pensar seriamente en elcarácter de la democracia que se ha venido construyendo.Algunos sectores académicos, centrosde investigación y algunos políticos apuntan haciaanálisis de este tipo. En menor medida, pero conmayores posibilidades de difusión, también se hanpronunciado voces que niegan el fenómeno de laviolencia antisindical. Es dentro de esta segundacorriente que se ubica el libro que reseñamos; suautor, el economista Libardo Botero Campuzano(1948), es egresado de la Universidad de Antioquiadonde, además de haber ejercido comoprofesor, inició una larga militancia política enlas filas del Movimiento Obrero Independiente(MOIR). Luego de tres décadas de militancia enla izquierda, Botero abrazó el proyecto políticode Álvaro Uribe Vélez, sobre quien publicó unavoluminosa zaga de tres tomos donde compilatextos y discursos del ex presidente (2007-2008).También publicó el libro Parapolítica - Verdades ymentiras (2008), cuyo objetivo es replicar la investigaciónsobre el fenómeno de las alianzas ilegalesentre paramilitares, narcotraficantes y políticosque elaboró la Corporación Nuevo Arco Iris en elsegundo semestre de 2007. Estas son tareas queBotero ha realizado como miembro del Centro dePensamiento Primero Colombia, dirigido por JoséObdulio Gaviria, asesor del ex presidente ÁlvaroUribe Vélez.El objetivo de Libardo Botero es demostrar queson falsas las bases de datos construidas por entidadesfuera del control oficial. Para comprobarlo, élmismo se convierte en una especie de gran depurador,aplicando filtros cuyo fin es disminuir en elpapel la cifra de sindicalistas asesinados: “de milesa solo unas decenas en dos décadas” (p. 78). Entérminos estrictos se trata de un arreglo de cuentascon la ENS, pese a que también se mencionan lasbases de datos de la Central Unitaria de Trabajadores(CUT) y de la Organización Internacionaldel Trabajo (OIT), usadas, más bien, para reforzarel ataque a la ENS. A medida que se avanza en lalectura de las cuatrocientas cincuenta páginas dellibro el lector descubre que la ENS es el gran dolorde cabeza del autor, su “enemigo malo”. Pronto,los comentarios imparciales de Botero se tornan encríticas cargadas de epítetos agresivos e histéricos;en un lenguaje aparentemente erudito, abundanlas expresiones del siguiente talante: “La magnitudde los errores, deformaciones, omisiones, excesos,ambigüedades y desgreño de todo orden […]”;“serie infinita de arbitrariedades, inexactitudes,descuidos, alteraciones y torpezas [...]” (p. 130).Con ese estilo, incluso llega a hablar de “orgías”y “aquelarres”.Con ese tono altisonante, el autor no sólo buscadeslegitimar la base de datos de la ENS, sino tambiénlas conclusiones a las que llega a partir de susresultados; entre otras, que un altísimo porcentajede la violencia contra los sindicatos se comete paracontrarrestar sus acciones colectivas de carácterreivindicativo, político, y que la guerra internaque vive el país ha favorecido el ejercicio de esaviolencia, particularmente por medio de la regulaciónde los conflictos laborales a través de accionesantisindicales llevadas a cabo por combatientes delconflicto armado interno. En contra de estas conclusiones,el autor asevera que la violencia contralos sindicalistas no se distingue en nada de la quehan experimentado otros sectores de la poblaciónen Colombia, expuestos todos a la delincuencia,al narcotráfico y a la guerra entre paramilitares yguerrilleros: “No hay una ‘violencia antisindical’arraigada en el país, sino que los sindicalistas sonvíctimas de la misma violencia que afecta al conjuntode los colombianos, sin que su intensidadsea mayor (de hecho es menor), ni sistemática, nidirigida, ni creciente” (p. 261).De ese modo, plantea que, teniendo en cuentael nivel del conflicto armado que vive Colombia,los asesinatos de sindicalistas son bajos en comparacióncon los de otros grupos sociales; además,están condicionados por los efectos colaterales deesa violencia o por asuntos personales en los que seven involucrados los sindicalistas. También arguyeque muchos de quienes son incluidos en la listade sindicalistas asesinados no estaban afiliadosrealmente a ningún sindicato y otros tantos pertenecíana organizaciones que no deberían llamarse130 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


El gran fraude ¿Violencia antisindical en Colombia? Historia de la conspiración contra el TLC - pp. 129-133“sindicatos”. En síntesis, el autor defiende que laslistas de sindicalistas asesinados están infladas y quela gran mayoría de homicidios fueron por causasajenas a su oficio sindical.Se trata de un libro escrito con un fuerte tonode revancha, ya lo hemos visto; se apela a unacrítica seudocientífica para deslegitimar las basesde datos y las interpretaciones que al margen delEstado surgen de ellas. El texto carece de rigor,aunque enarbole las banderas de la exigencia científicacomo una proclama que descalifica cualquierinterpretación que hable de violencia antisindicalen Colombia. La falta de rigor científico se haceevidente porque Botero ni siquiera parte de laconstrucción de una base empírica propia quele permita rebatir aquellas en las que, pese a susposibles imperfecciones, se apoyan la ENS y laCUT. Lo más contradictorio de todo es que elautor toma como fuentes principales esas mismasbases de datos que tanto intenta invalidar; todo,claro está, a través de una serie de juegos retóricosy especulativos que buscan deslegitimarlas. El textotampoco cuenta con referentes teóricos o conceptuales,ni mucho menos con una metodologíacoherente que guie y articule sus páginas. Por elcontrario, está sobrecargado de rabiosos adjetivos,sonoros improperios y giros lingüísticos; todo elloconstituye un estilo retórico que, más que aclarar,confunde al lector.Los supuestos imperfectos que Botero dice encontraren las bases de datos de la ENS, la CUT yde la OIT le sirven no sólo para reinterpretar a suacomodo el fenómeno de la violencia antisindical,sino también para defender la idea según la cualcerca de la mitad de los registros sobre sindicalistasasesinados son falsos, que todo no es más que unvulgar fraude orquestado por quienes han idorealizando el conteo de la violencia antisindical.Por lo demás, es evidente que la gran debilidaddel libro está en que, aparte de no aportar nuevasfuentes empíricas, tampoco se vale de una reconstruccióndel proceso histórico ni muchos menosde un análisis del proceso social que le permitaal lector superar las cifras y estadísticas con quehasta ahora se cuenta. Es un texto que no aportaen la comprensión del fenómeno de la violenciaantisindical; por el contrario, parece encaminarse ademostrar que no ha existido nunca en Colombia.Recurre, para ello, al encubrimiento de distintasrealidades; a resaltar otras según la conveniencia deinterpretaciones favorables a ideas preconcebidaspor el autor; a eliminar acontecimientos históricoscruciales, y, finalmente, a omitir contextos socialesimprescindibles para el análisis.Por eso el libro termina siendo una burla contrala memoria de los trabajadores asesinados, quienesaquí son sólo cifras útiles para artificios retóricosque ignoran la tragedia personal de sus vidas, lasde sus familiares y la de los sindicatos a los quepertenecían, debilitados por la ausencia dederescarismáticos asesinados. Asimismo, el autor sepreocupa más por los aspectos formales de las basesde datos que por la violencia que se ejerce contracientos de trabajadores sindicalizados. La crueldaddel enfoque del libro conduce a pensar que, noconforme con haberse segado la vida de estos trabajadores,ahora también se pretende eliminarlosen el olvido, ocultando su existencia y su carácterde víctimas. Queda en la mente del lector que lossindicalistas victimizados son sólo cifras con lasque se puede negociar en un mercado que vendeproductos como, por ejemplo, la buena cara delos dos gobiernos de Uribe Vélez o la legitimidaddel Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombiay Estados Unidos. Sobre estos dos puntosel autor hace especial énfasis. Asevera, sin soslayarel anacronismo, que la divulgación de las cifras deviolencia antisindical obedece a la “historia de laconspiración contra el TLC”, como si fuera posibleconspirar contra convenios de libre comercio queni siquiera se habían discutido aún: “En cuantadeclaración aparece sobre el tema, suscrita por lalista interminable de aparatos que intenta bloquearestos convenios, aparece el nombre de la ENS”(p. 115).El autor despliega una serie de anécdotas, productode su larga trayectoria en el MOIR, parademostrar la participación del sindicalismo en la“combinación de todas las formas de lucha”. Segúnél, esta estrategia política, consigna de la izquierdacomunista, es la verdadera responsable del homicidiode sindicalistas. Afirma haber sido testigo deque miembros de sindicatos mantenían relacionescercanas con partidos políticos vinculados a lasguerrillas o directamente con ellas, en clara expresiónde la práctica de “la combinación de todaslas formas de lucha”. Así, la práctica de combinarmedios legales e ilegales de lucha en Colombia seoriginó en las guerrillas, las que condujeron a ladescomposición del sistema democrático del país.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 131


Alexander Pereira FernándezEs decir, no se trató de un fenómeno que llegó aarraigarse en la cultura política colombiana comoparte del carácter restringido de su sistema democrático,del carácter hibrido del Estado –siempreen la cuerda floja entre las vías de facto y la constitucionalidad–,tal como lo podría constatar unanálisis histórico, sino a la alianza entre sectores deizquierda y las guerrillas: “En el caso de las FARC 1existía la vía directa de la conexión de vieja data delPartido Comunista –su fundador y mentor– conbuen número de sindicatos, agrupados entoncesen la Confederación Sindical de Trabajadores deColombia (CSTC), que años después entraría aformar parte de la CUT. El ELN 2 sentó sus propiosreales sobre todo en el Magdalena Medio y consiguiópenetrar y tener influencia clara en sindicatostan conocidos como la USO” 3 (p. 303). En el mismotono, el autor hace el siguiente señalamiento:“Docentes asesinados que muy probablementeestaban comprometidos con organizaciones almargen de la ley” (p. 346), escribe sin sonrojarse.Es una gran contribución a la consolidación delestigma que padecen los sindicalistas y que sirvepara que algunos sectores de la sociedad colombianajustifiquen la violencia antisindical.La llamada “combinación de todas las formasde lucha” resulta ser la clave que descubrió Boteropara explicarlo todo, es el axioma que había producidoel círculo vicioso que condujo a la violenciaantisindical; así se evita incluir en esta cadenacausal al histórico autoritarismo de Estado, latradicional exclusión política y las nuevas alianzasantidemocráticas entre funcionarios públicos,paramilitares, algunos empresarios y mafias delnarcotráfico. La práctica de combinar medioslegales e ilegales en el ejercicio político, según esatesis, sólo era monopolio de una izquierda quehabía optado por la vía de las armas. Con estaidea el autor desacredita a sectores relacionadoscon la izquierda y, a través de ella, a organizacionesque le eran afines políticamente, tales como lossindicatos. La idea se repite interminablementepara establecer la culpabilidad del sindicalismode su propia victimización. La “combinación detodas las formas de lucha” le sirve incluso paraexplicar la lógica con la que se habrían construidolas bases de datos que, desde fuera del Gobierno,tratan sobre violencia antisindical. Según Botero,lo que ha sucedido es “algo así como el traslado dela tesis de «la combinación de todas las formas delucha» a este terreno de la información y el análisisestadístico” (p. 202).Es imposible contestar en una reseña a tantasinexactitudes como las que contiene este libro;para rebatir cada una de ellas habría que escribirotro texto tan extenso como este gordo de Botero.Sencillamente, resaltamos que está compuesto porcientos de citas de informes del Gobierno, en lasque se descontextualizan informes no oficialesy se juega irresponsablemente con las bases dedatos elaboradas por entes distintos al Estadocolombiano. Además, en sus inferencias no se tomanen cuenta las implicaciones que tiene la bajaafiliación de trabajadores a sindicatos en Colombiani, mucho menos, las razones de este fenómeno;si acaso, se relaciona con la violencia antisindicaly qué tanto condiciona el registro de trabajadoresvictimizados. En cambio se dedica a sugerir, sinpruebas, que muchos trabajadores registrados enlas bases de datos no se hallaban sindicalizados enel momento de sus homicidios y que, por lo tanto,no deberían incluirse en los registros. Al respecto,llama la atención que el autor no se inquiete porla forma como el Gobierno sistematiza los datossobre la violencia contra trabajadores sindicalizados.Simplemente, dice encontrarse sorprendidoante la coincidencia que presentan las cuentas de sulibro con las del sistema judicial colombiano: “paranuestro asombro, se parecen bastante a las queregistra el sistema judicial” (p. 255). No percibeBotero que es posible observar cierto patrón en labase de datos del Gobierno: es coherente porqueexcluye casos de violencia antisindical en los quese vinculan miembros de organismos del Estado.Tampoco percibe que tal patrón logró afianzarsea partir del año 2002 cuando se hacen más rígidoslos criterios para el registro de estos casos por partedel Gobierno.Por otra parte, es preciso indicar que elautor tomó como fuente el libro 2515 o esasiniestra facilidad para olvidar, producido porla ENS en el año 2007; a partir de ahí sumólos registros que la ENS reportó año tras año,1. Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.2. Ejército de Liberación Nacional.3. Unión Sindical Obrera.132 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


El gran fraude ¿Violencia antisindical en Colombia? Historia de la conspiración contra el TLC - pp. 129-133hasta el presente, en sus Cuadernos de derechoshumanos; pero, nunca hizo el ejercicio de corroborarque la base de datos que aparece en ellibro de 2007 fue corregida y transformada enla medida en que aparecía nueva información,simplemente sumó a ella los datos que aparecíanen los reportes anuales de los Cuadernos, con loque observa inconsistencias por todas partes.Lo que no parece querer ver es que las bases dedatos son como un organismo vivo, siempre enmovimiento, nunca consolidadas, que puedenir transformándose debido a la aparición denueva información. Son muchas las trampasde ese tipo que hace Botero; en otro momentotoma algunos vacíos de información por erroreso como argumento para invalidar la existenciade un caso de victimización. El autor llega a extremoscómicos, como cuando intenta invalidarcasos de homicidio que no poseen la referenciadel sitio donde se cometieron, o cuando faltaalgún otro dato: ignora que la ENS no publicatoda la información en sus Cuadernos por lasimple razón de que debe sintetizar los cuadrosy gráficas que publica en papel. Además, no seentiende la sorpresa del autor ante las faltas deinformación si ni siquiera el propio Estado,principal responsable de estas tareas, ha logradoconsolidar los datos.Lo único que pareciera darle coherencia allibro es la insistente manera en que se enuncianfragmentos de Las almas muertas, novela de NicolásGogol. El abuso de citas, como un martilleoconstante, logra exasperar al lector. Algunas, sinembargo, quedan dando vueltas en la cabeza, talvez porque se encuentran allí rastros de la intenciónmás indecible del libro de Botero: demostrar, encontra de evidencias irrefutables, que en Colombiano se asesinan trabajadores por su actividad sindicaly que las cifras de muertos sobre ese fenómenoson irreales: “no llamó a dichos siervos almasmuertas, sino simplemente inexistentes” (p.75).Fragmento que nos recuerda que muchas vecesla literatura puede contar la historia mejor que lapropia Historia. Así como en Cien años de soledad,cuando José Arcadio Buendía, luego de presenciarla masacre de los trabajadores bananeros, murmura:“Debían ser como tres mil. Los muertos”. Lamujer que le servía el tinto, viéndolo con miradade compasión, le dijo: “Aquí no ha habido muertos[…], no ha pasado nada”. Luego, donde quiera queel joven se detenía a preguntar, todos le decían lomismo: “no hubo muertos”. Pero él repetía quedebían ser como tres mil, cifra que nos recuerdalos 2909 nombres que ha registrado la ENS y hoymuchos insisten en olvidar.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 133


Tirándole libros a las balas. Memoria de la Violencia antisindical contra educadores de ADIDA, 1978-2008 - pp. 135-138los partidos tradicionales, miembros de la fuerzapública, funcionarios del Estado, empresarios ynarcotraficantes, han reemplazado ciertos métodosde violencia por otras formas de hacer política. Esdecir, ahora han accedido con más fuerza al poderde las instituciones y, lo que es más importante, alos espacios de construcción de agendas públicasque generan nuevos procesos de reconfiguracióndel Estado. En síntesis, la violencia letal es menosindispensable ahora para el logro de objetivos yproyectos de sectores antidemocráticos. Por lodemás, teniendo en cuenta la riqueza de asuntosque trae este estudio para cada subperíodo, sólosubrayamos que cada uno de los elementos quecondicionaron la violencia antisindical contramaestros variaba de acuerdo a la subregión y almomento.En todo caso, comprender los factores que hancondicionado la violencia contra un sindicatocomo el de ADIDA, en un departamento con lascomplejidades como el de Antioquia, tambiénnos ayuda a entender la situación a que se hantenido que enfrentar otros sindicatos en distintasregiones del país.Aparte de lo que hemos indicado sobre la formaen que está organizado el libro, también hay quemencionar el estilo narrativo que lo atraviesa. Paradecirlo en términos metafóricos, el texto recuerdalas ondas concéntricas que se expanden luego delanzar una piedra a un lago; donde la onda inicialcorresponde al dato estadístico puro, al númeroadjudicado a una víctima en una base de datos. Esenúmero, poco a poco, va llenándose de contenidoal colocársele el nombre de una persona. Luego,ese nombre se nutre de historia; toma la forma deuna pequeña ficha biográfica, con datos básicossobre el maestro y las características del crimen.Finalmente, con el efecto logrado por los relatosmicrobiográficos sucesivos, las víctimas se vuelvenpersonajes: el plano del número estadístico dejapaso al volumen de hombres y mujeres que reíany lloraban, que soñaban y luchaban.Lo especial de los relatos biográficos es la cercaníadel narrador con la víctima. Familiares o conocidosnos muestran en primer plano las circunstanciasdel suceso y nos hacen tomar consciencia deque el asesinado no fue el número ocho de la lista,sino un ser humano real. Es lo que ocurre cuandoimaginamos a la señora Estela Quintana sentadaen su casa, mirando por la ventana la nostalgia queya no le cabe en el cuerpo, mientras nos cuentaque los hombres que mataron a su esposo, Aníbalde Jesús Ríos, “llegaron a su oficina en la escuela yahí lo atacaron. Los niños salieron esparcidos portodos los potreros. Él para defenderse les tiraba librosa las balas” (p.344). Tal vez sin saberlo, Aníbalde Jesús Ríos representó con su acto la desiguallucha de la inteligencia contra la fuerza bruta; delconocimiento contra la violencia; de la docenciacontra la indecencia. Definitivamente sin saberlo,Aníbal de Jesús Ríos con su acto le puso título allibro que hoy no lo olvida.Sin duda, esta última parte es la más significativadel libro, pues en ella se transforma al númeroestadístico en persona, devolviéndole su dignidadhumana a la víctima. Nombrar a todos los muertosde ADIDA es en sí mismo un logro de esta investigación.El tren de ondas que los nombra tambiénse aprecia en la sensación de repetición que causa lalectura de tantos casos de victimización ocurridosen circunstancias tan similares. La mención demúltiples fichas biográficas de maestros muertos,con pocas modificaciones, lleva incluso a que ellector pueda confundirse en el mar de historias devidas que se narran. Pero, si hay confusión, es sólopara poder comprender que existe un patrón común,una lógica (absurda en el fondo, como todamuerte), una dinámica que señala una coherenciaen los crímenes.El libro tiene varias virtudes que es precisodestacar, pero empecemos con los defectos. Eltexto aún no logra sobrepasar el plano de informede derechos humanos. Está bien logrado en esesentido, es cierto, pero le falta ampliar aún másel escenario histórico en el que se insertan loscrímenes, de tal manera que puedan apreciarsemejor los contextos sociales y políticos. De igualmodo, a veces la narración se torna demasiadopesimista (victimista), ya que hace más énfasis enlos crímenes que en las movilizaciones y logrosdel magisterio. Es poco lo que se narra acerca delas conquistas del magisterio a través de sus luchassociales; por ejemplo, de las reivindicaciones definales de los años setenta por un Estatuto Docente,o lo que significó el Movimiento Pedagógico(1982) para la difusión de ciertas ideas culturaleso contraculturales en la sociedad colombiana engeneral, y en el magisterio en particular.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 137


Alexander Pereira FernándezDe las virtudes, creemos que es un libro afortunadoporque toma el caso de un departamentoque sintetiza en muchos sentidos la tragedia quesobrevino en el sindicalismo colombiano en general.Es como un estudio de historia regional quelogra dar luces sobre lo que ha venido sucediendoa escala nacional. El enfoque sobre el análisis dela violencia contra las mujeres sindicalistas es muyenriquecedor y ofrece otras perspectivas de lecturaque se deben tener en cuenta para otros estudios.Lo mismo podría decirse del uso de los relatos microbiográficos.Finalmente, teniendo en cuenta lascríticas que hemos mencionado, creemos que estainvestigación es un excelente modelo de estudioque debe ser tenido en cuenta por el sindicalismode cara a la nueva normatividad nacional sobre víctimas,y sobre el asunto de la reparación colectiva.Tirándole libros a las balas es una lectura que puedeser dolorosa, porque logra poner el dedo en la llagade la violencia antisindical en Colombia, peronecesaria para que, reconociendo las dimensionesde esta violencia, no se vuelva a repetir.138 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Justicia cordialMadrid, Mínima Trotta.Autor: Adela CortinaAño: 2010Número de páginas: 152Por: Edward Javier OrdóñezEl concepto de Justicia cordial no llega demanera espontanea al ámbito filosófico; por elcontrario, responde al trasegar académico de másde veinticinco años y a diecinueve años de compromisosocial de la catedrática Adela CortinaOrts de la fundación de Ética de los Negocios yOrganizaciones (ETNOR). Su tesis doctoral, quedefendió en 1976 en la Universidad de Valencia,sobre Dios en la filosofía trascendental Kantiana,la llevó a la Universidad de Münich y Frankfurtcomo becaria del servicio alemán de intercambioacadémico 1 y a la fundación Alexander von Humboldt2 , respectivamente. En ellas se relaciona conlos planteamientos de Karl-Otto Apel y JürgenHabermas, que posteriormente serán ejes fundamentalesde su obra, junto a Kant y Hegel.Adela Cortina, destacada representante iberoamericanaen estudios éticos, recibió en el 2007el Premio Internacional de Ensayo Jovellanospor su texto Ética de la razón cordial. Allí fraguade manera sistemática y rigurosa la apuesta académicay política por una “ética cívica cordial”.Esta nueva ciudadanía, como principio material,exige reconocimiento mutuo de los individuosde una determinada sociedad y un diálogo intersubjetivodado, no sólo desde los argumentosde la razón sino, además, desde los argumentosdel corazón 3 ; en otras palabras, en el conceptode ciudadanía acentúa con sonoridad la célebresentencia pascaliana que dicta: “conocemos a laverdad no sólo por la razón, sino por el corazón”.Esta nueva ciudadanía basada en una ética cívicacordial, que enarbola la pedagogía social, “[…]es una educación orientada a la vida, en dondela dignidad humana se hace referente fundantepara reconocernos como sujetos comprometidoscon el ejercicio moral de las virtudes públicas quepermitan forjar la cohesión de la comunidad”(Montero, 2008).Adela Cortina rescribe Justicia cordial para darrespuesta a los interrogantes a los que se sometecualquier proyecto filosófico y, sobre todo, cualquierproyecto moral y político que se pretenda–para sí mismo– lleno de sentido. La ética de larazón cordial, ligada a las exigencias de la justicia,se inscribe en el paradigma del “reconocimientorecíproco”, en donde la intersubjetividad humanase salvaguarda de cualquier daño; pero agrupaigualmente las riquezas de diversas tradicioneséticas: ética del discurso, en donde se estiman lacompetencia comunicativa y la capacidad de esti-Edward Javier Ordóñez. Licenciado en Filosofía y psicólogo, candidato a magister en filosofía por la Benemérita Universidad Autónomade Puebla -México. Correo electrónico: edward.javier11@gmail.com.1. Deutscher Akademischer Austauschdienst.2. Alexander von Humboldt-Stiftung.3. Cor-cordis es la raíz latina de la palabra corazón, de allí el uso del adjetivo “cordial” en su obra.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2. Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X - pp. 139-143 ‣ 139


Edward Javier Ordóñezmar valores; la ética kantiana, de donde se estimael valor de la persona como fin en sí mismo y elsentimiento de humanidad que no es otra cosa quela vivencia del móvil moral de la compasión por elsufrimiento y la desgracia, y, por último, el enfoquede las capacidades, como aquel que ha exigido elempoderamiento de las capacidades básicas en losseres humanos (Cap. 2). Digo que rescribe estelibro, porque el contenido ya había sido dado enun discurso; aquel que dio el día que la acogieronen la Academia de Ciencias Morales y Políticas (2de diciembre del 2008) (Prefacio).Este proyecto académico, que pretende mostrarlos rasgos y aportes más fecundos de la ética de larazón cordial, es un proyecto moral y filosóficopensado y vivido que invita a la sabiduría prácticahacia la justicia como su lugar natural (Cap. 1)y, al mismo tiempo, es un proyecto que quiereresponder a los siguientes retos (Cap. 3):1. “La fundamentación filosófica de la ética cívicacordial en sociedades moralmente pluralistas”(Cap. 4).2. “Modular en cada ámbito social los principioséticos anteriormente fundamentados” (Cap.5).3. “El diseño de una ciudadanía cordial bajo unesquema democrático participativo” (Cap. 6)4. “Fomentar el traslape hacia una democraciadeliberativa del anterior diseño democráticocomunicativo” (Cap. 7).5. “Fundamentar en el valor de las capacidadesuna teoría de los derechos humanos” (Cap. 8).6. “Abrir el horizonte para una ética global” (Cap.10).7. Por último, aparece un “reto paralelo”, quepretende responder a los argumentos de animalistasy biocentristas cuando impugnan loslímites de la ética en la reciprocidad (Cap. 9).La ética de la razón cordial se preguntó porel cómo aprender a vivir en una sociedad moralmentepluralista (Cap. 4). Así, “re-construye elquehacer social desde el paradigma del reconocimientorecíproco de quienes se saben y se sientencomo interlocutores válidos, dignos de respeto ycompasión” (p. 30); esto desde la referencia de latransición ética española de los años 70, cuandoel monismo moral oficial se vio enfrentado alpluralismo moral real.En este apartado (cap. 4) la catedrática iniciala fundamentación de la ética cívica cordial planteandouna pregunta que precede al problema yamencionado: ¿Qué es una sociedad moralmentepluralista? La pregunta la conduce al problemade la “ciudadanía compleja”, que desarrolla a lolargo del texto. Luego, describe la ética de mínimos(éticas deontológicas y procedimentales) y laética de máximos (éticas teleológicas: utilitaristasy neo-aristotélicas). Esta última se esfuerza pormostrar el sentido de la vida social en torno a unmonismo ético irreductible; mientras que la primeraacepta los diversos ideales y aspiraciones delos distintos grupos y miembros de una sociedad,lo que es aceptable y real para la convivencia enuna comunidad cualquiera. Cortina insiste enque la pragmática trascendental apeliana debefundamentar la ética de mínimos, más que elprincipio reflexivo rawlsiano, porque incluye ensu génesis la cultura política y la cultura social deuna comunidad.La ciudadanía compleja expresa dos sentidos. Elprimero, centrado en el adjetivo “compleja”, implicaaceptar que existen personas cuya identidad seteje con los miembros de su religión, de su cultura,sexo, capacidad y opciones vitales, en otras palabras,por ciudadanía compleja se entiende aquelproyecto de un Estado laico que se comprometea gestionar y articular la diversidad bajo el valordel respeto activo. Sin embargo, la comprensiónde la aplicación de la ética en los diversos niveles 4e instituciones de la sociedad (cap. 5) es una tareaque queda pendiente.Este “giro aplicado” de la ética (ética aplicada)obedece a la pretensión de trascender lo dicho;pasar de enunciar el “deber ser” a “encarnar el deberser” en las instituciones “para transformarlas desdeadentro” (p 42); pero ¿cuál es el estatuto del giroaplicado? “Es una estructura circular propia de unahermenéutica crítica” (p. 49) porque determina“hermenéuticamente en los distintos ámbitos dela vida social principios éticos y valores que se4. Propone tres niveles: 1) Micronivel o de la acción personal 2) Mesonivel o de las organizaciones empresariales y 3) Macronivel delas instituciones políticas (p. 53).140 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Justicia Cordial - pp. 139-143modulen de forma diferente en cada ámbito” (p.49). Este circularidad hermenéutica o estatutopermitiría llenar de sentido humano y materiallas instituciones permitiendo la rotación de roles:sería ahora la institución la que estaría al serviciode la actividad y de los bienes que ella proporcionaa los “afectados” de la misma.El segundo sentido, centrado en el sustantivo“ciudadanía”, toma fuerza históricamente (por razonesde la vida cotidiana y razones filosóficas [pp.55-58]-) en las décadas de los 90. Cabe preguntarse:¿Qué significa ser un auténtico ciudadano?(cap. 6) Ciudadano es aquel que es su propio señor(tradición liberal), aquel que es autónomo, aquelque no es siervo, aquel que no es vasallo y menosesclavo; ciudadano es aquel que es miembro de unacomunidad política (tradición comunitarista), quecomparte con sus iguales el respeto y el empoderamientoen la autonomía y la interdependencia(tradición republicana). Es decir, el ciudadano esaquel que “articula cuidadosamente la autonomía,o lo que otras tradiciones han llamado “agencia”,en la siempre deseable capacidad de hacer la propiavida y en la compasión como la conscienciade hacerla con otros, con aquellos con los quese reconoce como iguales, como aquellos de losque se depende en la tristeza, pero también en elgozo” (p. 64).El ciudadano goza de derechos (socialdemócrata)civiles, políticos y, gracias a Marshall en Ciudadaníay clases sociales, derechos sociales –trabajo,educación, vivienda, salud, etc…–, que deben sergarantizados por el Estado (Estado Social de Derecho)porque pertenece a la comunidad política.Además, el ciudadano, por estar dotado de razóny palabra, tiene como deber deliberar sobre lojusto y lo injusto, lo que determina la apuesta dela “ética cívica” por una democracia deliberativa.Sin embargo, hay que reconocer que otra situaciónhistórico-filosófica juega un papel importante:el “giro deliberativo en democracia”, donde losmedios por los que una mayoría llega a serlo es lorealmente importante.Adela Cortina se inserta en el campo de la política(cap. 7) para esbozar una teoría normativa dedemocracia, es decir, busca los criterios de vigenciay validez de las normas que, gracias a la democraciadeliberativa, es la búsqueda de la mejora de losmétodos y condiciones del debate, la discusión ypersuasión de las decisiones últimas de la sociedad.La sociedad civil juega un rol decisivo en todo esteproceso (democracia en doble vía [p. 85]), aunqueella no posea la fuerza obligatoria jurídica (p. 90)es un límite: ella es el lugar del descubrimiento denuevas exigencias y problemas a través de diálogosinformales (p. 86).Legitimar comunicativamente las decisionesde la mayoría exige transformar las diferenciasexistentes en la comunidad; es el proceso por elque debe formarse la voluntad en una sociedaddemocrática a partir de la existencia de desacuerdosy de conflictos (p. 79). Para ello es necesarioreconocer las formas de comunicación alternas alargumento: narraciones, biografías, testimonios,mitos o historias de vida, pues ellas resultan esencialespara comprender el significado de las normasen los distintos contextos (p. 77). Pero ¿por quélos ciudadanos van a estar interesados de hechopor entrar en esos procesos de deliberación? Eldesarrollo del texto no da una respuesta clara a estainterrogante, sólo señala que es preciso construirsujetos cordiales, sujetos con voluntad de justicia,dispuestos a dialogar en serio, a detectar qué interesesson universales y a decidirse por ellos (p. 94).En esa mención de la universabilidad de losintereses, aparecen en escena aquellos principiosque no son anteriores al pacto originario; aquellosque reconocen a cualquier ser humano con anterioridadal pacto social originario (cap. 8); principiosque reciben diversos nombres: derechos naturales,derechos morales o derechos humanos. Estosúltimos con mayor fortuna porque anuncian conclaridad que se trata de los derechos que convienena las personas en tanto que tales (p. 98) y porque sehan convertido en el mejor proyecto que la humanidadse ha propuesto de forma conjunta (p. 99).Adela Cortina analiza con originalidad eldebate por el carácter de los derechos humanos,pues enriquece el análisis con el enfoque de lascapacidades propuestas por el Nobel en economíaAmartya Sen; los interpreta como los mecanismospor medio de los cuales la sociedad protege el ejerciciode ciertas capacidades que valoramos comoindispensables para una vida digna. Sin embargo,se pregunta ¿cómo tender un puente entre las capacidadesy los derechos teniendo en cuenta quepertenecen a esferas distintas? (p. 103). La relaciónse evidencia cuando se entiende que, si se toma laRevista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 141


Justicia Cordial - pp. 139-143de la autora y las diversas tesis ya planteadas yrecogidas para argumentar, en unos casos, y contraargumentar,en otros, pero que el estilo escritural,en ocasiones parco y nada estilizado, lo acerca a laimagen de una gran enciclopedia en donde simplementesalvaguardan lo ya dicho. Pero que estono aterre al lector ingenuo porque detrás de estaslíneas se encuentran desarrollos vigentes y actualesdel acontecer ético compasivo.Bibliografía– – MONTERO SOUTO, Pablo. Ética de la razón cordial: educar en la ciudadanía en el siglo XXI. Reseña. http://redalyc.uaemex.mx/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=135012674017. Publicado en la red 2008 Consultadoel 26 de julio de 2010.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 143


Sobre ideología y democraciaen Argentina y Brasil entre1980-2003Editorial Pueblo Heredero, Buenos Aires.Autor: Amilcar Salas OroñoAño: 2012Número de páginas: 350Por Nicolás Damin¿Es posible generar condiciones favorables paravivir en democracia? ¿Quiénes y cómo podrían hacerlo?¿Cómo está conformado el vínculo representativoen nuestros países? ¿Inciden los desarrollosacadémicos en la sociedad?El debate sobre la convivencia política entrelos miembros de una comunidad atraviesa tantoa las ciencias sociales como a una amplia gama deactores que comparten proyectos, intereses y conflictosa la hora de definir las reglas de la vida social.En la actualidad, en América Latina proliferanlos estudios académicos sobre el ciclo democráticoque comenzó en la década del ochenta y se consolidóen los últimos diez años. Numerosos autoreshan puesto el foco de análisis en las dinámicassocioeconómicas y sociopolíticas, los marcoslegales, las estructuras organizativas y los procesosideológicos (en un sentido amplio) que estructurannuestras naciones. Pero una institución social hasido señalada como la causante de gran parte de losavances y retrocesos: los partidos políticos. Canalesde transmisión de diferentes intereses, anhelos,sueños y conflictos sociales, los partidos políticoscondensan interpretaciones sobre la realidad social,demarcan fronteras identitarias, buscan solidaridadesestables entre sus miembros y producen formasde ver y de actuar sobre el mundo. Las mismasjuegan un rol central en las posibilidades quetienen los partidos en las competencias políticasde distinta índole.¿Cómo definir a la democracia? ¿Cómo la definenlos partidos políticos? ¿Cómo afectan a lospartidos políticos las “estructuras de significado”que se producen en los medios académicos sobrela democracia? Algunas de estas preguntas se formulanen ideología y democracia, libro que expresala tesis doctoral del politólogo argentino AmilcarSalas Oroño, producida entre las facultades deciencias sociales de las Universidades de BuenosAires y la de San Pablo y publicado por la EditorialPueblo Heredero en Argentina. En la misma, sereconstruyen en clave analítica las configuracioneshistóricas de relaciones entre partidos políticosy académicos de ciencias sociales en Argentinay Brasil desde 1980 hasta 2003 para compararlas trayectorias de “representación partidaria” enambos países. Ambiciosa tarea que debió surcarlos problemas de la comparación de dos contextossocietarios diferentes y de las transformacionessociales acontecidas durante un amplio períodode dos décadas.El libro está estructurado en dos partes. Laprimera recupera los estudios producidos sobre laArgentina y el Brasil y los analiza comparativamen-Nicolás Damin. Sociólogo por la Universidad de Buenos Aires. Doctorando en Ciencias Sociales en la Universidad de Buenos Aires por elCEIL-CONICET. Profesor en la Universidad Nacional de Moreno. Correo electrónico: ndamin@ceilpiette-conicet.gov.ar.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2. Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X - pp. 145-147 ‣ 145


Nicolás Daminte, centrándose en la representación partidaria yla relación entre intelectuales y política de ambasnaciones. La segunda desarrolla los procesos deconfección de “bienes colectivos” a través dediscursos del Partido dos Trabalhadores (PT) y elpolo no peronista del sistema político Argentino.Salas Oroño propone un ejercicio para pensar laconstrucción de la democracia: comprender las ideasy las formas que atraviesan las diferentes esferas dela vida social, organizando diferentes “visiones delmundo”, estableciendo pautas de comportamiento,construyendo “fronteras políticas” y constituyendosujetos y actores políticos y sociales. Deesta forma, se podría aprehender y completar unacomprensión de la dialéctica general de la sociedad.Por lo tanto, se dedica a estudiar las capacidadesque tienen los partidos para confeccionar “bienescolectivos” y “principios de interpretación de larealidad social”; así como su influencia en las trayectoriasde representación, porque éstos tambiéncontribuyen a la “organización de opiniones ciudadanas”y a la definición del programa partidario. Esdecir, el autor analiza cómo “las ideas, en su sentidoconstructor, performativo, establecen siempre undiálogo con las dinámicas de desarrollo de unasociedad: a veces anticipan procesos políticos, aveces aparecen como productos históricos” (p. 27).La complejidad de los diferentes contextossocietarios obligó al autor a profundizar en la historiapolítica de ambas sociedades para comprenderlos procesos de transición política gradual yprolongada del autoritarismo a la democracia. EnBrasil, durante los años de transición democráticaposterior a la elección presidencial de TancredoNeves en 1985, se conformó un sistema políticocaracterizado por un “multipartidismo caótico” yuna “fuerte dispersión de las opciones políticas”,con una “atomización de la actividad política”.Pequeños y numerosos partidos políticos quecompetían por conformar coaliciones que lespermitieran ganar las elecciones y gobernar.Salas Oroño encuentra que, tras la ConstituciónCiudadana de 1988, se fue imponiendo un particular“presidencialismo de coalición” que, porla disposición de ciertos arreglos institucionales,forzaba un “orden” en el que el eventual “actuar”suponía un juego político asociativo para elgobierno de turno y el conjunto de los partidos.En esa circunstancia, el Partido dos Trabalhadoresque, por ejemplo, se negó a integrar el gobiernotransicional de Itamar Franco (1992-1994), logróestablecer una “frontera política” en el sistemaafirmando su propio “espacio ideológico”: nosólo en términos de reclamación, sino más bienreivindicando un “modo petista de gobernar”. Aldesprenderse de la lógica propuesta por el “orden,no sólo dejaba en evidencia a la mayoría de lasfuerzas partidarias, sino que se reafirmaba como“alternativa de poder”. Esta alteridad construidapor el PT reorientó la dinámica interna del sistemapolítico, reorganizando parcialmente losparámetros de las múltiples “agendas públicas”.En este sentido, el autor afirma que, gracias a lareestructuración operada en el sistema político,éste se volvió más permeable a la visualización dedemandas, intereses, actores y a la formulación depropuestas relacionadas con ellos. Estos cambiosen la interpretación de la realidad social fue unode los aportes democratizantes del PT previos asu victoria electoral. Para 2003, con la elecciónque diera ganador a Luiz Inácio Lula Da Silva,conocido como Lula, el sistema partidario seencontraba “estabilizado” y la representación partidaria“consolidada”. En ese entonces, se inicióun conjunto de reformas sociales en Brasil queabarcaron ambiciosos programas de promocióny asistencia social que lograron reingresar, vía laampliación del consumo y del trabajo, a ampliossectores excluidos de la población.Caso diferente encuentra el autor en la Argentinadonde, al inicio del ciclo democrático en 1983,el sistema de partidos políticos contaba con dosopciones “fuertes” que operaban como efectivos“organizadores de sentidos sociales”: el “PartidoJusticialista” (Partido Peronista) y la “Unión CívicaRadical”. Y, para fines de los años noventa, uno delos dos polos del juego partidario, el “no peronista”,se hallaba en “crisis y con bajos niveles de representaciónpartidaria”. En el año 2001, luego de unamplio ciclo de protestas sociales, el sistema políticoargentino colapsó con el derrumbe del “polono peronista”. En una semana se alternaron cincopresidentes de ambos partidos que no duraban ensus cargos porque el sistema no lograba estabilizarsey canalizar las profundas demandas de sectores dela sociedad. En 2003 se llamaron elecciones quedieron como ganador a Néstor Kirchner por unaalianza conformada dentro del “polo peronista”del sistema político, con un programa de reformassociales democratizantes.146 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Sobre Ideología y Democracia en Argentina y Brasil entre 1980-2003 - pp. 145-147Según Salas Oroño, la crisis partidaria enArgentina fue también una crisis de interpretaciones:la descomposición de la valoración socialde los partidos tuvo que ver, entre otros factores,con un mundo de ideas que circuló en el espaciono peronista, con un particular “pacto democráticoque les proponía actuar al interior de unorden (neoliberal) que, a lo largo del ciclo, fueacentuando cada vez más su eje institucionalista,despojándose progresivamente de cualquier real yconcreta internalización de algún correspondientepacto social (política sin sociedad)” (p. 224), yalejándose de las demandas sociales.Durante el período considerado en la tesis,estuvieron en juego particulares perspectivasdemocratizadoras y vocaciones democratizantes delos principales actores políticos argentinos y brasileños.Las mismas estaban presentes en nuevosimaginarios sociales que redefinieron la democracialatinoamericana en clave social y que han sido,en muchos casos, alimentados por produccionesintelectuales locales. Por lo tanto, la búsqueda denuevos “criterios de interpretación de la realidadsocial” se proyecta a nuestros ámbitos académicoscomo un desafío y una posibilidad para laconstrucción de una sociedad más justa, plural ydemocrática.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 147


Instrucciones para los autoresGuillermo de Ockham es un espacio abierto a todos aquellos que estén interesados en dar a conocerescritos resultados de investigaciones o reflexiones académicas que contribuyan a la ampliación del conocimientoy la cultura en todos los campos del saber. De igual modo, es un escenario académico quetiene por objeto contribuir a crear y fortalecer redes académicas, tanto a nivel regional como nacionale internacional.Reserva de derechosLa recepción de un artículo no implica su aprobación, ni un compromiso respecto a la fecha desu publicación. No obstante, por respeto al autor, se le mantendrá informado permanentemente delproceso de selección y edición de su propuesta. La responsa bilidad por los juicios y puntos de vista delos artículos corres ponde a los autores. El estudio y selección de los artículos está a cargo de los ComitésEditorial y Científico, contando con la evaluación de árbitros anónimos.En cuando a los derechos de autor, los articulistas consienten su publicación por medio de la firmade un documento donde autorizan el uso de los derechos patrimoniales y de propiedad intelectual parasu divulgación a través de las bases de datos donde está inscrita la revista o por medio de su distribuciónen su versión impresa. De igual modo, el (los) autor (es) en el mencionado documento certifican queéstos respetan los derechos de propiedad intelectual de terceros.Sección de investigación multidisciplinarEn esta sección se publican artículos resultados de investigación presentados por autores con trayectoriaacadémica reconocida o jóvenes investigadores que por su aportes científicos merecen ser publicados.Aunque vale la pena ratificarlo, la principal razón para la publicación de artículos es la rigurosidadcientífica del texto.Para la postulación de los artículos es necesario diligenciar el formulario correspondiente. Además,en la introducción del artículo, los autores deben señalar claramente a qué tipo de investigación correspondelos resultados que desean publicar. En este sentido, para su posible publicación se aceptanartículos resultados de investigaciones avaladas por instituciones idóneas o resultados de investigacioneselaboradas en el marco de los estudios de Maestría y Doctorado.1. Artículo de investigación científica y tecnológica: Es el producto de un de avance de investigacióno un informe final que presenta de manera detallada los resultados originales de dicha investigación.Estructura: Introducción, metodología, resultados y conclusiones.2. Artículo de reflexión: Es un texto donde el autor presenta resultados de una investigación con unaperspectiva analítica, interpretativa y crítica, basado en observaciones o fuentes originales.Estructura: Introducción, planteamiento de la cuestión, desarrollo y conclusiones.3. Artículo de revisión: Es la sistematización, análisis y balance de lo investigado sobre un problemaen particular y tiene por objeto dar cuenta de sus referentes conceptuales, metodológicos y epistemológicos,además de los avances y tendencias del campo investigado. Se caracteriza por presentaruna cuidadosa revisión analítica de por lo menos 50 referencias bibliográficas.Estructura: Introducción, planteamiento de la temática, recuperación bibliográfica, tendencias en elcampo de conocimiento y conclusiones.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 149


Otras secciones de la revistaEn lo concerniente a las demás secciones de la revista no requieren que sean producto de procesosinvestigativos; sin embargo, para su selección el Comité Editorial tendrá en cuenta los mismos criteriosen cuanto a calidad y pertinencia, pueden ser presentados en formato de artículo o entrevista.– Fronteras: Presentar avances y aportes al conocimiento relacionados con la literatura, las artesplásticas y sus fronteras con otros saberes.– Semblanzas: Brindar al lector un acercamiento al oficio y los avatares de las personas o entidadesque día a día contribuyen al desarrollo de la ciencia y la cultura.– Reseñas: Compartir con los lectores libros publicados recientemente (2 años) que contribuyan alfortalecimiento del pensamiento científico y cultural de la humanidad.Sobre la presentación del textoTítulo. Debe estar directamente relacionado con la temática que se desarrolla. Se recomienda queno supere las diez palabras. En el pie de página del título se informa de que investigación se deriva elartículo: nombre del grupo de investigación al que pertenece la investigación (o trabajo de postgradodel que se deriva el artículo), la organización que lo ejecuta, la institución que lo financia y las fechasde inicio y culminación.Autores. Nombre completo del autor (es). En pie de página: títulos académicos, institución dondetrabaja, ciudad, país y correo electrónico. Cargo institucional (si corresponde). El orden de los autoresdebe guardar relación con el aporte que cada uno hizo al texto.Resumen. Debe redactarse en un solo párrafo no mayor de 800 caracteres, incluyendo los espaciosentre palabras, en idioma español e inglés.Extensión: Cada artículo debe entre 15 y 20 páginas.Palabras clave. Son las palabras que describen el contenido del documento y no deben superar laseis palabas. Se recomienda utilizar el Thesaurus de la Unesco (http:// databases.unesco.org/thessp).Notas a pie de página. Estas sólo serán de carácter aclaratorio y no bibliográfico. Se indicarán connúmeros arábigos, que siempre deben escribirse antes del signo de puntuación, si lo hubiere.Referencias bibliográficas. Estas deben aparecer al final del texto citado, colocando entre paréntesisel apellido del autor, seguido de una coma, el año de publicación, seguido de dos puntos y el númerode la página o páginas). Ejemplo: (Bourdieu, 2001: 69).Bibliografía: Al final del artículo se debe colocar la referencia bibliográfica completa de todos lostextos citados. Todo artículo debe llevar al final las fuentes citadas en orden alfabético y por autores. Sedebe ajustar a las siguientes indicaciones:– Libros: Apellido(s) (en mayúsculas y seguido de una coma), nombre(s) del (los) autor(es). Año dela publicación (entre paréntesis y seguido de un punto). Título del libro (en itálicas y seguido de unpunto). Lugar de publicación: ciudad (seguido de dos puntos). Y editorial. Ejemplo: HOBSBAWM,Eric (1998). Historia del siglo XX. Barcelona: Crítica.– Revistas: Apellido(s) (en mayúsculas y seguido de una coma), nombre(s) del (los) autor(es). Año depublicación (entre paréntesis y seguido de un punto). Título del artículo (entre comillas). Nombrede la revista (en itálicas). Volumen (si lo tiene). Número de la revista. Y rango de páginas, antecedidopor “p.” si es una página, o por “pp.” si son varias. Ejemplo: CASAS GARCÍA, Oscar (2010).150 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


“Revisión de la aritmética de curvas hiperelípticas para la implementación…”. Revista CientíficaGuillermo de Ockham. Cali. Universidad de San Buenaventura, seccional Cali. Vol. 8. No 2. pp.125-140.– Capítulos de libros: Ape llido(s) (en mayúsculas y seguido de una co ma), nombre(s) del(los) autor(es)(seguido de un punto). Año de publicación. Título del capítulo o artículo (entre comillas). Y a continuaciónla palabra “En:”. Nombre y apellido del (los) compilador (es) y se siguen las indicacionespara libros. Ejemplo: BASTIAN, Jean-Pierre (2005). “Pentecostalismos latinoamericanos. Lógicasde mercado y transnacionalización religiosa”. En: Ana María Bidegain (compiladora). Globalizacióny diversidad religiosa en Colombia. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia.– Internet. Apellido(s) (en mayúsculas y seguido de una coma), nombre(s) del(los) autor(es) (seguidode un punto). Título del texto (en itáli cas). Dirección electrónica. Fecha en que se publicó en la redy fecha del día en que se consultó la información, precedidas por las expresiones: “Publicado en lared” y “Consultado el”, respectivamente.Reglas básicas de ediciónSubdivisiones del texto: Se sugiere que la numeración en el cuerpo del texto sea lo más generalposible, debe ir en números arábigos, excepto la introducción, la conclusión y la bibliografía, que seno se numeran.Letras itálicas: Estas sólo se utilizaran para títulos de libros y revistas o palabras en otro idioma.Abreviaturas: La primera vez que se utilicen las abreviaturas deben ir entre paréntesis, después dela formula completa; en las siguientes ocasiones sólo se utilizará la abreviatura, sin paréntesis. Ejemplo:Unión de Trabajadores de Colombia (UTC).Citas extensas: Las citas textuales que tengan más de cuatro renglones deben ponerse en formato decita larga: entre comillas, a espacio sencillo, en letra 10 y márgenes reducidas.Material gráfico. El material gráfico está consti tuido básicamente por tablas, cuadros, figuras y fotosque son analizados o directamente referidos en el texto. Todos deben estar llamados en el texto, lo máscerca posible del punto en que deban insertarse. Sin embargo, la recopilación del material gráfico debepresentarse en hojas individuales, al final del texto, en orden secuencial, de acuerdo con su numeracióny en blanco y negro, sin colores, ni tramas adicionales. Los llamados en el texto se indican mediante laexpresión Tabla, Cua dro o Figura, según el caso, seguida de su número correspondiente, en númerosarábigos.CorrespondenciaLos artículos se envían al Comité Editorial en duplicado y en medio digital, o al correo electrónicorevistaguillermodeo@usbcali.edu.co. Además, se debe adjuntar una carta en que se solicite la publica cióndel artículo en la revista, firmada por la totalidad de sus autores.Evaluación de los artículos y proceso editorialLos artículos puestos a consideración del Comité Editorial de la revista Guillermo de Ockhamdeben ser inéditos; en consecuencia, aquellos manuscritos que hayan sido publicados en otras revistasno serán aceptados.A la recepción de un artículo, el Comité Editorial evalúa si cumple con los requisitos básicos exigidospor la revista, así como su pertinencia para figurar publicado en la revista Guillermo de Ockham.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 151


Posteriormente, toda contribución es sometida a la evaluación de árbitros anónimos. El resultado de lasevaluaciones será comunicado al autor en un período de hasta 4 meses a partir de la recepción del artículo.Las observaciones de los árbitros, así como las del Comité Editorial, deberán ser tomadas en cuentapor el autor, quien hará los ajustes solicitados. Estas modificaciones y correcciones al manuscrito deberánser realizadas por el autor en un plazo no mayor a 15 días. Luego de recibir el artículo modificado, esteserá sometido a revisión y posteriormente se le informará al autor acerca de su aprobación.El Comité Editorial se reserva la última palabra sobre la publicación de los artículos y el númeroen el cual se publicarán, decisión que será comunicada al autor tan pronto esta se conozca. Esa fechase cumplirá siempre y cuando el autor haga llegar toda la documentación que le es solicitada en elplazo indicado. La revista se reserva el derecho de hacer correcciones de estilo, la cuales serán siempreconsultadas con los autores.Durante el proceso de edición, los autores podrán ser consultados por el editor para resolver lasinquietudes existentes. Tanto en el proceso de evaluación como en el proceso de edición, el correoelectrónico constituye el medio de comunicación privilegiado con los autores.152 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


Guidelines for AuthorsGuillermo de Ockham is a space open to all those who are interested in sharing texts which are theresult of research or academic reflection and which contribute to the broadening of cultural knowledgein all fields. It is also an academic space with the objective of creating and strengthening regional,national and international networks.CopyrightThe submission of a paper does not entail any obligation for publication, or commitment to datefor publication. Responsibility for judgments and views corresponds to the authors. The ones in chargeof the study and selection of the articles to be published are the Editorial and Scientific Committees,along with the evaluation of academic peers.Contributors agree to the publication of their work when they sign a document authorizing the useof patrimonial rights and intellectual property through the databases in which the journal is registeredor through its distribution in printed form. Furthermore, the author(s) of the document certify thatthe intellectual property rights of third parties are respected.Multidisciplinary Research SectionArticles based on the research of recognized academics or the work of young scholars who deserve tobe published due to their scientific contributions are published in this section. Although it is importantto confirm this, the main reason for publishing articles is the scientific rigor of the text.In order for articles to be considered for publication, the necessary form must be completed.Additionally, in the article’s introduction, the authors must clearly state the sort of investigation thatcorresponds to the results they wish to publish. In this sense, articles resulting from research approvedby fit institutions or from research undertaken as part of Masters or Doctoral studies are accepted.1. Scientific and technological research article: The product of a progress report or final report thatpresents, in detail, the original results of research projects.Structure: Introduction, methodology, results, and conclusions.2. Reflection article: These are texts in which the author presents the results of research with an analytic,interpretive and critical perspective. They are based on original observations or sources.Structure: introduction, subject review, development and conclusion.3. Review article: These are the systematization, analysis and balance of what is investigated regardinga particular problem. Their objective is to reveal conceptual, methodological andepistemological references, in addition to the advances and tendencies in the field investigated.They are characterized by presenting a careful analytical revision of at least 50 references.Structure: Introduction, statement of the issue, bibliography review, trends in knowledge, andconclusions.Publication in other sections of the journalAll explicit criteria (both for selection and editorials) apply to the publication of scientific articles.With regard to the other sections of the journal –Frontiers, Resemblances and Reviews– they do notrequire to be subject to research process. However, in order to be selected, the Editorial Board shallRevista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 153


consider the same criteria in terms of quality and relevance, and the may be presented either as a paperor as an interview.– Frontiers: These present advances and contributions to knowledge regarding literature, fine artsand their relationship to other kinds of knowledge.– Profiles: To approach the reader to the field and the vicissitudes of the people or entities that dailycontribute to the development of science.– Reviews: These share with readers books recently published (two years) which contribute to thestrengthening of cultural and scientific humanistic thought.Publishing standardsTitle. Must be directly related to the theme that is developed. There is recommended not to overcome10 words.Authors. Author’s full name. Foot notes should include the following: academic titles, institutionalaffiliations, city, country, email and position at institution (if relevant). The order of authors should berelated to the contribution each one made to the work.Abstract. Must be typed in a single paragraph of no more than 800 characters, including spacesbetween words, in Spanish.Length. Each article has to between 15 and 20 pages.Key words. These are the words that describe the content of the document. One recommends touse the Thesaurus of the UNESCO (http:// databases.unesco.org/thessp).Footnotes. They must be explanatory only, not bibliography references. Must be used in Arabicnumerals before the punctuation mark, if any.Bibliography references. They must appear at the end of the paragraph with the author’s name andyear of publication in parentheses. All quoted material cited in the paper must be placed at the end ina complete reference list, in alphabetical order. This should be as follows.– For books. Surname(s) (in capital letters and followed by a comma), name(s) of the author(s)(followed by a period). Book title (and subtitle, if any) (in italics). Year of first edition (this informationis ignored when the text consulted and quoted corresponds to the original edition). Placeof publication: city, publisher, year of current edition cited. Example: HOBSBAWM, Eric (1998).Historia del siglo XX. Barcelona: Crítica.– For journals. Surname(s) (in capital letters and followed by a comma), name(s) of the author(s)(followed by a period). Title of article (in quotes and underlined). Name of journal (in italics),volume (if any), serial number of journal (in parentheses) and range of pages, preceded by “p.” ifit is one page or “pp.” if there are several. Example: CASAS GARCÍA, Oscar (2010). “Revisión dela aritmética de curvas hiperelípticas para la implementación…”. Revista Científica Guillermo deOckham. Cali. Universidad de San Buenaventura Cali. Vol. 8. No 2. pp. 125-140.– For chapters or articles in books. Surname(s) (in capital letters and followed by a comma), name(s)of the author(s) (followed by a period). Title of chapter or article (in italics), and then the word“In” and follow the indications given for books. Example: BASTIAN, Jean-Pierre (2005). “Pentecostalismoslatinoamericanos. Lógicas de mercado y transnacionalización religiosa”. En: Ana MaríaBidegain (comp.). Globalización y diversidad religiosa en Colombia. Bogotá: Universidad Nacionalde Colombia.154 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


– Internet. Surname(s) (in capital letters and followed by a comma), name(s) of the author(s) (followedby a period). Title of text (in italics). E-mail address. Date of publishing on the web day and datethe information was consulted, preceded by the words: “Published in the network” and “Retrievedon” respectively.Basic Rules for EditingText Subdivisions: The suggested numbering in the body of the text is the most general possibleand should appear in Arabic numbers with the exception on the introduction, the conclusion and thebibliography, which are not numbered.Italics: These are only used for Latin terms or words in another languageArtwork. The artwork is basically constituted by tables, charts, figures and photographs that areeither analyzed or directly referenced in the text. They must be called in the text, as close to the pointto be inserted as possible. However, the collection of the artwork must be submitted in separate sheets,at the end of the text, in sequential order according to the numbering, and in black and white, withno color or additional frames. The calls in the text are indicated by the word Table, Chart, or Figure,as appropriate, followed by their corresponding number in Arabic numerals.CorrespondenceArticles should be sent to the Editorial Board both in duplicate and digital media, or emailed toGuillermo deo@usbcali.edu.co, and follow these instructions. A letter requesting the publishing ofthe article in the journal must be attached, as well as the article nomination form signed by all authors.Evaluation of articles and editorial processUpon receipt of an article, the Editorial Board assesses whether it meets the basic requirements forGuillermo de Ockham journal and its relevance to be published in it. Subsequently, any contribution issubject to the assessment of an anonymous arbiter. The results of the evaluations will be communicatedto the author within the next 4 months from the receipt of the item.Both the comments of the reviewers and the Editorial Board should be taken into account by theauthor, who will make the requested adjustments. These amendments and corrections to the manuscriptshould be made by the author during the period established by the journal’s editorial coordinator. Thisperiod will last 15 days approximately. After receiving the amended article, it will be subject to revisionand the author will be informed about its approval.The Editorial Board reserves the final say on the publication of articles and the serial number inwhich they will be published. This decision will be communicated to the author as soon as it is known.This will depend on the author’s diligence to submit all the documentation requested in the interim.The journal reserves the right to make corrections of style, which will always be previously consultedwith the authors.During the editing process, authors may be viewed by publishers to resolve any concerns. Both duringthe evaluation and the editing processes, e-mail messages will be the main means of communicationwith authors.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 155


ComitésComité Editorial• Gabriel Jaime Álzate O., MgMagíster en Dirección Universitaria, Universidad de los Andes, Bogotá. Especialista en Investigaciónen Docencia Universitaria, Universidad de San Buenaventura, seccional Cali. Licenciado en Literatura,Universidad del Valle, Cali. Profesor de tiempo completo de Facultad de Psicología, en el área de lecturay escritura.• César Ayala Diago, Ph.DDoctor y Magister en Historia Moderna de Europa y América Latina de la Universidad de Lomozov,Moscú. Historiador de la Universidad de la Amistad, Moscú. Profesor titular de la Universidad Nacionalde Colombia. Reconocido especialista en historia política y de las mentalidades y autor de múltipleslibros y artículos sobre esta temática.• Diana Marcela Bustamante Arango, MgMagister en Defensa de los Derechos Humanos y Litigio ante Tribunales Internacionales de la UniversidadSanto Tomás, Bogotá. Especialista en Derecho Privado de la Universidad Pontificia Bolivariana,Medellín. Abogada de la Universidad Santiago de Cali. Licenciada en Literatura de la Universidad delValle. Coordinadora del Centro de Estudios en Derecho y Directora del Grupo de Investigación ProblemasContemporáneos del Derecho (GIPCODE), de la Universidad de San Buenaventura, seccional Cali.• Rodolfo de Roux, Ph.DDoctor en Ciencias Sociales de la Religiones de la Ecole Pratique des Hautes Etudes de Paris y Doctoren Historia de América Latina de la Universidad de Toulouse-Le Mirail. Magister en Teología de laPontificia Universidad Javeriana y Licenciado en Teología y Filosofía de la misma universidad. Profesoremérito de la Universidad de Toulouse-Le Mirail.• Helwar Hernando Figueroa Salamanca, Ph.DDoctor en Estudios Sociales sobre América Latina de la Universidad de Toulouse-Le Mirail y Magisteren Historia de América Latina de la misma universidad. Historiador de la Universidad Nacional deColombia. Autor de varios libros y artículos relacionados con el área de historia política y su relacióncon el campo religioso. Ha sido profesor de la Universidad Pedagógica Nacional, Universidad Externadode Colombia y Autónoma de Colombia.• Carlos Mauricio Gaona Cuevas, MgDoctor en Ciencias de la Computación de la University of Massa chusetts, Estados Unidos. IngenieroIndustrial de la Universidad Incca de Colombia. Magíster en Informática de la Universidad Industrialde Santander, UIS. Profesor asociado de la Escuela de Ingeniería de Sistemas y Computación, Universidaddel Valle, Cali.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 157


• Guillaume Gay, Ph.DDoctor en Física de la Universidad de Toulouse y Magister de la misma universidad. Licenciado enCiencias Físicas de la Universidad de Toulouse. Investigador en biofísica de la Universidad Paul Sabater,adscrito al grupo de investigación Control espacial y temporal de la división celular (2006-2011).Autor de varios artículos en revistas internacionales. Profesor invitado de la Universidad de los Andes.• Verena González Cabo, MgMagíster en Administración de Empresas de la Universidad del Valle. Estudios de Maestría enEconomía de la Universidad del Valle. Especialista en Finanzas de la Universidad EAFIT. Economistade la Universidad Autónoma de Occidente. Editora Científica de la Revista Gestión & Desarrollo de laFacultad de Ciencias Económicas de la Universidad de San Buenaventura, seccional Cali.• Carlos Andrés Méndez Sandoval, MgFilósofo de la Universidad Pontificia Javeriana, Bogotá. Candidato a Magister en Filosofía, Universidaddel Valle. Docente de tiempo completo del Centro Interdisciplinario de Estudios Humanísticos(CIDEH) de la Universidad de San Buenaventura, Cali. Editor de la Revista Ciencias Humanas de laUniversidad de san Buenaventura, seccional Cali.• Luis Merchan Paredes, Ph.DDoctor en Dirección de Proyectos de la Universidad de Zaragoza, España. Magíster en Administraciónde Empresas de la Universidad ICESI, Cali. Especialista en Finanzas de la Universidad EAFIT, Medellín.Ingeniero de Sistemas de la Universidad Industrial de Santander. Director científico del IberoamericanJournal of Project Management. Editor de la Revista científica INGENIERIAS de la Universidad de SanBuenaventura, Seccional Cali.• William Elvis Plata, Ph.DDoctor en Historia de América Latina de la Universidad de Lovaina, Bélgica. Magister e Historiadorde la Universidad Nacional de Colombia, Bogotá. Actualmente profesor asociado de la UniversidadIndustrial de Santander.• Margarita María Roa Rojas, MgMagíster y candidata a Doctor en Historia y Teoría de la Arquitectura de la Universidad Politécnicade Cataluña. Máster en Restauración de Monumentos de Arquitectura. Arquitecta de UniversidadNacional de Colombia. Actualmente directora de la línea de investigación: Proyecto Arquitectónicodel Grupo Arquitectura, Urbanismo y Estética de la Facultad de Arquitectura, Arte y Diseño de laUniversidad San Buenaventura, seccional Cali.Comité Científico• Martin Bellerose, Ph.DDoctor en teología de la Pontificia Universidad Javeriana. Teólogo, Magister y Bachellier en théologiede l’Université de Montréal, Canada. Director del Centro de estudios agustinianos y profesor deteología de la Uniagustiniana (Bogotá). Profesor invitado de la Facultad de teología y de ciencias de lareligión de la Universidad de Montreal.158 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia


• Ana María Bidegain, Ph.DDoctora en Historia de la Universidad de Lovaina. Historiadora de la República Oriental del Uruguay.Profesora invitada de la Universidad de Harvard, de la Ecole Pratique des Hautes Etudes de París. EnColombia fue profesora de las universidades Andes y Universidad Nacional de Colombia. Es fundadoradel Instituto Colombiano de Estudios de las Religiones (ICER) y reconocida especialista en el estudiodel catolicismo latinoamericano. Actualmente es profesora de la Florida International University.• Isabel Corpas de Posada, Ph.DDoctora en Teología de la Universidad Pontificia Javeriana, Bogotá. Teóloga y filosofa de la mismauniversidad. Especialista en teología sacramental, área en la cual ha publicado varios libros. Actualmentees miembro del Grupo de Investigación Sagrado y Profano del Instituto Colombiano para el estudiode las Religiones, ICER.• Luis Jiménez Herrero, Ph.DDoctor y Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense deMadrid. Ingeniero Técnico Aeronáutico de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), Diplomado enIngeniería del Petróleo y Diplomado en Evaluación de Proyectos (DSE de Berlín, Alemania). DirectorEjecutivo del Observatorio de la Sostenibilidad en España y profesor de Economía del Medio Ambientey Desarrollo y de Desarrollo Sostenible y Economía Ecológica, en la Facultad de Ciencias Económicasy en el Instituto Universitario de Ciencias Ambientales de la Universidad Complutense de Madrid.• Francisco López Segrera, Ph.DDoctor en Derecho de la Universidad de La Habana, Cuba. Doctor en Historia de la Academia deCiencias de Moscú, Rusia. Doctor en Estudios Latinoamericanos de la Universidad de París VIII, LaSorbona, Francia. Profesor visitante (titular) en el Instituto Universitario de Ciencias de la Educación,IUCE, Universidad de Salamanca, España.• Marco Raúl Mejía Jiménez, Ph.DDoctor en Proyecto Interdisciplinario en Investigaciones en Educación del Programa Interdisciplinariode Investigaciones en Educación, Chile. Magíster en Educación y Desarrollo, Centro Internacionalde Educación y Desarrollo Humano, CINDE, Colombia. Licenciado en Filosofía y Letras de laUniversidad Pontificia Javeriana, Bogotá. Docente investigador de la Maestría en Investigación SocialInterdisciplinaria, Universidad Distrital Francisco José de Caldas.Revista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 159


Árbitros volumen 9Revista Guillermo de Ockham– Absalom Jiménez - Universidad Distrital de Colombia– Álvaro Tarazona - Universidad Industrial de Santander– Ana María Bidegaín - Florida International University– Ancizar Narváez - Universidad Pedagógica Nacional– Antonio José Bula Silvera - Universidad del Norte– Cesar Collazos - Universidad del Cauca– Claudia del Pilar Vélez de la Calle - Universidad de San Buenaventura, seccional Cali– Diana María Ramírez Carvajal - Universidad de Medellín– Edgar Augusto Valero Julio - Universidad Nacional de Colombia– Edith González Bernal - Pontificia Universidad Javeriana– Francisco Argote - Universidad de San Buenaventura, seccional Cali– Gilberto Loaiza - Universidad del Valle– Gloria Esperanza Portilla - Pontificia Universidad Javeriana Cali– Isabel Corpas - Instituto Colombiano para el estudio de las religiones, ICER– Jaime Hernández García - Pontificia Universidad Javeriana– Johnny Orejuela - Universidad de San Buenaventura, seccional Cali– José Arles Gómez - Universidad Santo Tomás– José de Jesús Herrera - Universidad de Antioquia– José Herminsul Mina Hernández - Universidad del Valle– José María Siciliani - Universidad de la Salle– Juan Manuel Cuartas - EAFIT– Julio Ariel Hurtado - Universidad del Cauca– Julio Cesar Saldarriaga - Universidad de Antioquia– Maritza Ceballos - Universidad de La Sabana– Martha Cecilia Quicazán - Universidad Nacional de Colombia– Martín Bellerose - Universidad AgustinianaRevista Científica Guillermo de Ockham. Vol. 9, No. 2 Julio - diciembre de 2011 - ISSN: 1794-192X ‣ 161


– Miguel Ángel Ruíz García - Universidad Nacional de Colombia, Medellín– Nilza Ofir García - Universidad Pedagógica Nacional– Oscar Jaime Restrepo - Universidad Nacional de Colombia– Pedro Jesús Rocha Salavarrieta - Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura –IICA– Ramiro Ceballos - Universidad de Pamplona– Rodolfo de Roux - Universidad de Toulouse, Francia– Sara Victoria Alvarado Salgado - Centro de Estudios Avanzados en Niñez y Juventud– Sasha Javier Tafur - Universidad Cooperativa de Colombia– William Elvis Plata - Universidad Industrial de Santander162 × Universidad de San Buenaventura, Cali - Colombia

More magazines by this user
Similar magazines