De gotas e historias

LazosDeAgua

De gotas e historias es la revista que comparte las historias de Agentes de Cambio que fueron o son miembros de los comités de agua rurales de sus comunidades y que a la par han participado del taller de Circo Social.

Los comités de agua rurales son conformados de forma voluntaria y sus miembros se encargan de diversas actividades relacionadas con el sistema de agua de su localidad, como el mantenimiento y el cobro de la tarifa por el servicio de agua.

A su vez, el taller de Circo Social forma parte de las intervenciones de Arte Social para el Cambio de Comportamiento (SABC por su sigla en inglés) que realiza el Proyecto Guanajuato en el marco de la ejecución del modelo desarrollado por One Drop, el A·B·C para la Sostenibilidad.

El taller fortalece y promueve los comportamientos que aborda el Proyecto Guanajuato, entre ellos el pago de la tarifa del servicio del agua, de ahí la pertinencia de visibilizar la experiencia de estos Agentes de Cambio a través de un producto que integra en sus páginas entrevistas, crónicas y una fotonovela.

El Proyecto Guanajuato, ejecutado por Living Water International en colaboración con la CEAG y Conagua, es la iniciativa en México de Lazos de Agua, programa regional del Banco Interamericano de Desarrollo, The Coca-Cola Foundation, Fundación FEMSA y Fundación One Drop: https://www.lazosdeagua.org/guanajuato

© One Drop Foundation

VOL. I. NÚM. 1

2021

GUANAJUATO, MÉXICO

gotas

EL CIRCO SOCIAL Y LOS

COMITÉS DE AGUA,

INTERACCIÓN PARA

LA SOSTENIBILIDAD

CIRCO SOCIAL Y

COMITÉS DE AGUA:

DEL JUEGO A LA ACCIÓN

COMITÉS DE AGUA

EN GUANAJUATO

LLEGARON EL AGUA

Y EL ARTE, Y CON

ELLOS HELIODORA

Y MODESTO

ESPACIO DE CAMBIO:

LA AMISTAD Y UN

COMITÉ

ARTE Y CONFIANZA

PARA EL PAGO POR

EL SERVICIO DE AGUA


One Drop, A·B·C para la Sostenibilidad y Arte Social para el Cambio de Comportamiento

son marcas de la Fundación One Drop.

Silla vacía Editorial

Sr. Tarántula / Diana Tejada

Corrección de estilo y cuidado de la edición

Leo Mendoza e Irma Ramírez

Diseño

© 2021 One Drop Foundation

Todos los derechos reservados

Publicación editada por Lazos de Agua y el Proyecto Guanajuato

contacto@lazosdeagua.org

Editor responsable: Diana Eunice Tejada Caudillo (dtejada@water.cc). Reserva de

Derechos al uso exclusivo: en trámite. ISSN: en trámite, ambos otorgados por el

Instituto Nacional del Derecho de Autor. Licitud de Título y Contenido: en trámite,

la Secretaría de Gobernación. Este número se terminó de imprimir el 15 de novacía

Editorial, Miguel Cabrera Núm. 88A, Centro Histórico, Morelia, Michoacán,

CP 58000.

El Proyecto Guanajuato es ejecutado por: Lazos de Agua, un programa de:

Facebook

@ProyectoGto.LazosdeAgua

@ProgramaLazosdeAgua

Impreso en México - Printed in Mexico


02

EL CIRCO SOCIAL Y LOS

COMITÉS DE AGUA,

INTERACCIÓN PARA

LA SOSTENIBILIDAD

12

04

CIRCO SOCIAL Y

COMITÉS DE AGUA:

DEL JUEGO A LA ACCIÓN

20

COMITÉS DE AGUA

EN GUANAJUATO

28

ESPACIO DE CAMBIO:

LA AMISTAD Y UN

COMITÉ

LLEGARON EL AGUA

Y EL ARTE, Y CON

ELLOS HELIODORA

Y MODESTO

34

ARTE Y CONFIANZA

PARA EL PAGO POR

EL SERVICIO DE AGUA


2

EL CIRCO SOCIAL Y LOS COMITÉS DE AGUA,

INTERACCIÓN PARA LA SOSTENIBILIDAD


Editorial

El Proyecto Guanajuato, del Programa Lazos

de Agua, se desarrolla en 67 comunidades

mexicanas. El Proyecto Guanajuato, del

Programa Lazos de Agua, se desarrolla en 67

comunidades mexicanas. Su objetivo es contribuir

a mejorar la calidad de vida de alrededor de

49 000 personas, a través de acceso sostenible a

agua, saneamiento e higiene (ASH). Pero ¿cómo

lograr esa sostenibilidad?

Al igual que las otras cuatro iniciativas del Programa

Lazos de Agua, el proyecto en México se desarrolla

a través del modelo A·B·C para la Sostenibilidad

TM y del enfoque Arte Social para el Cambio

de Comportamiento TM (SABC por su sigla en inglés),

ambos de la Fundación One Drop TM . Allí está

la respuesta a la pregunta y la raíz de esta revista.

La clave del proyecto es congregar diversos

actores locales y externos en procesos interconectados

de acceso a infraestructura, cambio

de comportamiento a través del arte social y

fortalecimiento del mercado local de ASH. En el

Proyecto Guanajuato estamos logrando esta implementación

sistémica, de la que hacen parte la

comunidad, artistas, y socios locales, de ejecución,

gubernamentales y del Programa.

En De gotas e historias exploramos el cambio

que han vivido y propiciado líderes del proyecto,

participantes de procesos de Circo Social,

que a su vez han hecho parte de comités de

agua, o aún los conforman o apoyan. Invitamos

a descubrir cómo el Circo Social ha generado un

entorno propicio para practicar de forma sostenida

comportamientos relacionados con ASH y

gestionar de una manera más efectiva los comités,

aumentando la sostenibilidad en la prestación

de los servicios ASH.

Contamos qué es ser un Líder o Agente de Cambio,

mientras echamos un vistazo a las experiencias

de algunos de ellos. Nos enfocamos en

tres comunidades participantes del proyecto,

ejecutado por Living Water International en colaboración

con la Comisión Estatal del Agua de

Guanajuato (CEAG) y la Comisión Nacional del

Agua (Conagua). También conversamos con Machincuepa

Circo Social A.C., que lidera la intervención

de Circo Social en el Proyecto Guanajuato.

A través de dinámicas que integran técnicas

circenses y ciencias sociales, esta metodología

facilita el experimentar y reforzar conceptos y

valores que permiten fortalecer el tejido social.

La aplicación del Circo Social en Lazos de Agua

se relaciona con el ADN de One Drop, socio fundador

del Programa junto al Banco Interamericano

de Desarrollo, The Coca-Cola Foundation

y Fundación FEMSA. Guy Laliberté, creador de

One Drop, es también el fundador de Cirque du

Soleil. Uno de sus programas, el Circo del Mundo

(Cirque du Monde), creado en 1995, utiliza la

metodología del Circo Social en intervenciones

con jóvenes en situación de vulnerabilidad.

El arte social, como el Circo Social, es naturalmente

participativo e impulsa a reflexionar

sobre el rol protagónico del ser humano en diferentes

procesos. De gotas e historias busca

inspirar y, por qué no, movilizar a mujeres y

hombres de todas las comunidades. Les invitamos

a ellos, a los Agentes de Cambio, a ustedes,

lectores, a continuar comprometidos con la mejora

de la calidad de vida en sus comunidades,

partiendo del trabajo en equipo y la generación

de cambio, asegurando la sostenibilidad del acceso

a agua, saneamiento e higiene.

¿Encuentra en esta revista historias similares

a la suya o distintas, pero que coinciden en el

trabajo por la comunidad y el empoderamiento?

Déjenoslo saber; conéctese en Facebook con el

proyecto (@ProyectoGto.LazosdeAgua) y con

Lazos de Agua (@ProgramaLazosdeAgua).

3


Editorial

CIRCO SOCIAL Y COMITÉS DE

AGUA: DEL JUEGO A LA ACCIÓN

4


Hablemos de…

Sumario: A veces parece fácil ejecutar ciertas maniobras circenses,

como los malabares. Sin embargo, se requiere técnica y conocimiento

para mantener el equilibrio… como en los malabares de la vida fuera de

la carpa. De esto y más hablamos con Aurora y Yayo, artistas que lideran

el proceso de Circo Social en el Proyecto Guanajuato.

Debido a la innovación de las herramientas que

utiliza, el circo nos brinda una diversidad de objetos,

técnicas, instrumentos y opciones que pueden encajar

en cualquier personalidad”.

Yayo es actor profesional. Aurora es acróbata circense.

Con el grupo Machincuepa A.C. Circo Social,

son talleristas en el Proyecto Guanajuato. Esta

agrupación rige sus actividades a través del Circo

Social, no para fomentar vocaciones artísticas circenses,

sino para proveer de herramientas a sus

diferentes grupos meta y fortalecer su asertividad

frente a la vida. En el proyecto, facilitan procesos

dirigidos a Líderes o Agentes de Cambio, líderes

comunitarios, delegados y miembros de comités

de agua. Estos últimos, organismos comunitarios

conformados de manera voluntaria y responsables

del funcionamiento del sistema de agua local.

¿Por qué un proyecto de agua, saneamiento

e higiene involucra técnicas circenses?

En las intervenciones de Circo Social, enmarcadas

en el enfoque Arte Social para el Cambio de

— Aurora

Comportamiento (SABC por su sigla en inglés),

se comparten técnicas circenses básicas y lúdico-pedagógicas

que se pueden aplicar en asambleas

comunitarias. Estas invitan al trabajo cooperativo

y la fluidez en la toma de decisiones,

apuntan a evitar conflictos, generan una comunicación

más asertiva e inclusiva, y facilitan la

organización del equipo.

Con el objetivo de aumentar la práctica de comportamientos

meta identificados en el Proyecto

Guanajuato, estas intervenciones abordan determinantes

del grupo de prioridad con el que se

está compartiendo –conjunto de personas con

un perfil definido, que se prevé experimenten el

cambio de comportamiento–.

Es decir, a través de diversas actividades se trabaja

sobre factores que influencian la práctica

5


Hablemos de…

Aurora Villarreal, tallerista de Circo Social. Fundación One Drop | Terry Hughes (2018).

6


Hablemos de…

de comportamientos como el lavado de manos

con agua y jabón en momentos clave o el pago

de la tarifa por el servicio de agua. Estos determinantes

impiden la realización de los comportamientos

(barreras) o los motivan (motores); las

intervenciones SABC, como las de Circo Social,

buscan disminuir las barreras y aumentar los

motores.

Es en particular en la práctica del pago de la tarifa

por el servicio de agua en la que convergen

el Circo Social y los comités de agua. Estos últimos

recolectan el pago de la tarifa en sus comunidades,

con el que aseguran la operación y el

mantenimiento del sistema de agua. Esto, con

el propósito de dar acción al comité de agua en

pro del sistema de agua y, consecuentemente, el

beneficio de los habitantes de sus comunidades.

Aunque existen normas y reglamentos que facilitan

las interacciones y distribución de responsabilidades

en los comités, las relaciones humanas

son complejas… como los malabares.

¿Qué facilita el taller de Circo Social?

“Es una herramienta que permite integrar a

las personas. A través del logro constante,

permite la reinterpretación o resignificación

que tenemos de nosotros o de nosotras mismas.

Nos brinda un abanico de posibilidades

infinitas para poder mezclar juegos colectivos

como malabares, acrobacia y zancos e

identificar la importancia de la colaboración

colectiva, el trabajo en equipo y la empatía

con las personas, para poder llevar a cabo un

logro común” — Aurora

Apelando a la emoción, al juego, a esa parte del

cerebro y el ser que permite conectarse más allá

de la razón para generar procesos transformadores,

el Circo Social aporta a la dinámica de los

comités de agua. Esta dinámica, también social y

diversa, exige en quienes participan en ella habilidades

de comunicación, negociación y gestión.

Desarrollar estas habilidades abre posibilidades

para mejorar la gestión comunitaria de los servicios

de agua y saneamiento, contribuyendo a que

la comunidad esté mejor preparada para asumir

este reto, de una manera sostenida en el tiempo.

Entender por medio de un ejercicio de malabares

el sistema de gestión del agua, que incluye

al comité y la comunidad que se beneficia del

servicio, permite comprender que el esfuerzo

de equipo se puede ir al piso si hay un elemento

inconforme o faltante en dicho sistema. Otras dinámicas

lúdicas se centran en mejorar la comunicación

y enfocar esfuerzos hacia la solución de

conflictos, para facilitar el trabajo que realiza el

comité de agua y hacer más efectiva su labor. El

escenario del circo es circular. En él todos caben,

y al mismo nivel, todos se pueden ver, todos están

presentes; se facilita la comunicación y la

escucha, generando espacios de intercambio

efectivo.

En cuanto a abordar los comportamientos

clave, Aurora añadió que el Circo Social “permite

tener juegos divertidos y atractivos para

poder compartir la importancia del lavado de

manos. A través de un juego podemos cambiar

una pelota por un jabón”. Y es que además de

entender la importancia de uno u otro comportamiento,

el abordar los determinantes de

las prácticas a través de dinámicas artísticas

genera emociones y recordatorios sobre la

realización de los comportamientos. El arte

social, en este caso las intervenciones de Circo

Social, permite apropiarse del proceso, movilizarse

alrededor del comportamiento y profundizar

conceptos relacionados con el hábito

en cuestión.

Lo único que necesitan los participantes de estos

talleres es darse la oportunidad de jugar,

compartir con los demás y romper la rutina, para

ver el mundo con otros ojos. En estas intervenciones

SABC no solo se han hecho malabares

con pelotas sino con los problemas del día a día,

se ha jugado con aros, paseado en monociclo y

demostrado que el cuerpo y la mente, cuando

quieren, ¡pueden!

7


Hablemos de…

Gerardo Velázquez y los participantes del taller de Circo Social de la comunidad de Los Amoles, Romita. Fundación One Drop | Terry Hughes (2018).

“Es lo bonito del circo. No siempre quiere decir

que hacer malabares sea lanzar y cachar [agarrar].

A veces hacer malabares es poder utilizar

el piso entre dos personas y lanzarse unas pelotas

entre sí para poder generar un patrón. (…)

No puedo no hacer algo que yo creía imposible”,

anotó Aurora.

¿Con qué técnicas se fortalecen los

miembros de los comités de agua?

“Algo que se hace en el arte escénico es la acción

dramática. Y no es acción si no transforma

el espacio, si no transforma al ejecutante,

si no transforma al público” — Yayo

8


Hablemos de…

En su recorrido por diferentes comunidades,

Aurora y Yayo se adentran en la realidad de los

participantes de las intervenciones SABC, crean

y recrean ejercicios, ponen a prueba y perfeccionan

el taller de Circo Social. No imponen, comparten,

porque estas intervenciones son por,

para y con las comunidades. Se hacen preguntas,

se vinculan con las personas y las escuchan.

“A partir del diagnóstico que hace Machincuepa,

encontramos una realidad en cada comunidad.

Esa realidad puede irse modificando, fortaleciendo

y asentando también”, explicó Yayo.

Es clave fortalecer al grupo de prioridad, y a los

influenciadores o aliados de este, aunque cualquier

persona puede participar en los talleres. Se

busca involucrar a los comités de agua de las comunidades

que forman parte del Proyecto Guanajuato,

ya que son influenciadores del grupo de

prioridad –por ejemplo, los usuarios que pagan la

tarifa por el servicio de agua–.

Por ello, es primordial que el tesorero del comité

haga parte de las intervenciones, pues se

relaciona con determinantes alrededor del pago

de la tarifa por el servicio de agua. Este puede

contribuir a disminuir barreras, como reducir la

morosidad y tener cuentas claras respecto a los

pagos y fondos de ahorro, y a aumentar motivadores,

como lograr asambleas comunitarias participativas,

para que ocurra el cambio de comportamiento.

Una de las dinámicas que más éxito ha tenido

en las intervenciones de Circo Social es el tendedero

comunitario. Esta actividad comienza

con los participantes del taller expresando

ideas, proponiendo soluciones y regalando

palabras a los demás, en pequeños papeles y

de forma anónima. Luego, prendidos con una

pinza para sujetar ropa, los papeles se cuelgan

en un lazo. Después, se toman uno por uno y se

leen en voz alta.

¿Sencillo? Así es, ¡y genial! Un verdadero ejercicio

democrático planteado como un juego circense,

ese que en su esencia sobrepasa las acrobacias

físicas para generar espacios inclusivos. En ellos

se alienta el respeto y la confianza, así como el intercambio

de ideas y propuestas, sin dar lugar a

señalamientos o prejuicios.

¿Qué otros beneficios traen las

intervenciones de Circo Social?

“Al final esas vivencias se traducen en la

vida. ¿A qué me refiero con esto? Cuando

vamos identificando lo que hacemos,

poco a poco, dentro de un taller de Circo

Social, nos damos cuenta de que lo que

estamos realizando ahí, el ponernos de

acuerdo, el malabarear en parejas, el cuidar

a mi compañero mientras estamos en el

trapecio, también lo hacemos en el día a

día: cuando nos cuidamos entre nosotros

para que nuestra colonia esté en mejores

condiciones, (…) cuando buscamos que

la comunicación llegue asertivamente a la

otra persona, así como cuando busco que

la pelota llegue a la mano de mi compañero”

— Aurora

Los talleres de Circo Social del Proyecto Guanajuato

se ajustan a la cotidianidad de las personas,

reflejan e impactan las labores del comité,

y proponen diferentes formas para la resolución

de conflictos, por ejemplo, desde el fortalecimiento

de la autoestima. Estas herramientas

son útiles para espacios que van más allá de los

comités de agua; movilizan a las personas, dejan

en ellas una semilla para que sigan actuando en

pro de sí mismas y de sus comunidades.

Como los circos de toda la vida, estas intervenciones

dejan su huella en cada comunidad, así

como en el corazón y la mente de las personas

que en ellas participan. Los procesos de Circo

Social generan experiencias únicas en cada lugar

en el que se desarrollan, por la misma unicidad

de cada comunidad, de cada grupo de participantes,

quienes a su vez dejan su huella en

el circo. Aurora y Yayo aman el circo y hacen que

este sentimiento tenga eco en los participantes

del Proyecto Guanajuato, porque el circo es de

ellos, nuestro, de todos, desde siempre.

9


Hablemos de…

Réplica del “Tendedero comunitario” en el marco de la Segunda Feria Artística en la comunidad de Xoconoxtlito del Llanito,

Dolores Hidalgo CIN. Fundación One Drop | Salvador Equihua (2019).

10


Fundación One Drop | Diana Tejada (2020).


¿Cómo funciona?

COMITÉS DE AGUA

EN GUANAJUATO

12


¿Cómo funciona?

Ser parte de un comité de agua: la voluntad

de participar

Sumario: Los comités de agua existen únicamente

a nivel comunitario. Estos organismos son fundamentales

en el Proyecto Guanajuato, que se implementa

en comunidades rurales y periurbanas del

estado. Al estar su Componente Acceso integrado al

innovador programa rural de agua y saneamiento

del estado de Guanajuato, prevé beneficiar con servicios

de agua y saneamiento a casi 63 000 personas.

De estas, cerca de 49 000 también habrán participado

en actividades de Arte Social para el Cambio

de Comportamiento (SABC). La interacción con los

comités y el fortalecimiento de sus integrantes, así

como de la comunidad entera, es pieza clave en la

sostenibilidad del Proyecto Guanajuato. 1 . 2 .

1 Se entiende por Sistema Rural de Agua al conjunto de obras, equipos e instalaciones

para la prestación de los servicios de agua potable en un núcleo de población rural en el

municipio, y en donde se tiene en común la fuente de abastecimiento.

2 El padrón de usuarios del sistema se integra con las familias de la comunidad representadas

por el jefe de la familia, que cuentan con el servicio y sus derechos debidamente

reconocidos. El acceso al suministro de agua es exclusivamente para uso doméstico.

13


¿Cómo funciona?

14


¿Cómo funciona?

15


*


Instancia del gobierno estatal o municipal encargada de la

prestación de los servicios de agua potable, alcantarillado y

saneamiento.


Fundación One Drop | Diana Tejada (2020).


LLEGARON EL AGUA Y EL ARTE,

Y CON ELLOS HELIODORA

Y MODESTO


Protagonistas: historia

Sumario: Los Líderes o Agentes de Cambio hacen parte de un sistema

de actores clave que contribuyen al acceso sostenible a agua, saneamiento

e higiene (ASH). Son fundamentales en la reducción de las

barreras que dificultan o impiden adoptar un comportamiento, y en el

aumento de los motores –lo que facilita llevar a cabo una práctica–.

Con su entusiasmo, su capacidad para asumir riesgos, su apertura a nuevas

experiencias y su voluntad para mejorar situaciones y movilizar a los

suyos –familia, amigos, comunidad–, los Agentes de Cambio contribuyen

a generar espacios en donde la comunidad crea nuevas y mejores realidades.

En el Programa Lazos de Agua, del que hace parte el Proyecto

Guanajuato, los hay comunitarios, gubernamentales o institucionales,

dependiendo de cuál es su campo de acción o su rol en sus entornos.

Aunque los Agentes de Cambio son personas participativas, hay quienes

han iniciado con timidez o que descubren su liderazgo, por ejemplo,

en procesos de Arte Social para el Cambio de Comportamiento (SABC

por su sigla en inglés), de fortalecimiento de la cadena de valor ASH o

incluso en procesos de acceso a servicios de agua y saneamiento, como

es el caso de la conformación y gestión de los comités de agua.

21


Protagonistas: historia

Heliodora y Modesto son Agentes de Cambio en

Guanajuato y hacen parte de los comités de agua

de su comunidad, Xoconoxtlito del Llanito, en el

municipio de Dolores Hidalgo. Su día a día está

lleno de actividades que dan fe de su compromiso

y entusiasmo. Como otros Agentes de Cambio,

con sus acciones inspiran y movilizan a los

demás para generar soluciones que mejoren la

vida en sus comunidades.

En la comunidad Xoconoxtlito del Llanito, municipio

de Dolores Hidalgo, viven Heliodora y Modesto,

quienes han dedicado los últimos años de

su vida a contribuir al desarrollo social y humano

de su comunidad. Dolores Hidalgo se encuentra

en el centro norte del estado de Guanajuato, México.

Es una zona semidesértica de gran riqueza

histórica y cultural. A este municipio se le conoce

como la Cuna de la Independencia de México y

fue catalogado como uno de los Pueblos Mágicos

del país. Cuenta con cerca de 150 000 habitantes,

de los cuales solo 50 000 viven en la cabecera

municipal; los demás viven en pequeñas

comunidades, en los alrededores del municipio.

Xoconoxtlito del Llanito es una pequeña comunidad

muy cercana a la cabecera municipal, y

cuenta con un poco más de 600 habitantes. En

sus orígenes, esta población se dedicaba a la

agricultura y la ganadería de manera familiar. En

pequeñas parcelas, los habitantes cultivaban y

criaban sus animales. El comercio y consumo de

sus propios productos era parte fundamental de

su economía. Ahora la comunidad enfrenta nuevos

retos, como el incremento de la población, lo

que conlleva una redistribución de los recursos y

amplificación de servicios (acceso a agua potable,

pavimentación, alumbrado público). Conozcamos

a algunos de los Agentes de Cambio que

enfrentan estos retos.

22


Protagonistas: historia

Heliodora

Heliodora Olvera, Agente de Cambio de la comunidad de Xoconoxtlito del Llanito,

Dolores Hidalgo. Diana Tejada (2020).

Secretaria en el Comité de Agua de Xoconoxtlito del Llanito (a la fecha).

En 2019, participó del taller de Circo Social.

Vende atole de maíz.

Heredera de generaciones de mujeres dedicadas al trabajo, a la familia y a procurar el bienestar de

todos los que la rodean, Heliodora forma parte del Comité de Agua de Xoconoxtlito del Llanito. Ha

sido testigo y partícipe de diversas experiencias. Por ejemplo, la organización y gestión de la ampliación

de la red de agua potable para la comunidad, y los procesos artísticos del Proyecto Guanajuato,

diseñados para inspirar, activar y sostener comportamientos que favorecen la salud y la sostenibilidad

de los servicios de agua, contribuyendo a mejorar la calidad de vida de la comunidad.

23


Protagonistas: historia

Heliodora se levanta a las cinco de la mañana

para realizar sus primeras actividades y dispone

de sus materiales para vender atole de maíz.

Como en los viejos tiempos, lava minuciosamente

el maíz, lo pone en recipientes limpios, lo

lleva al molino y prepara esta tradicional bebida

mexicana. Cuenta con clientes para los que el

atole sigue siendo un alimento indispensable en

el desayuno o el almuerzo; incluso, los pobladores

lo recomiendan para niños pequeños como

un alimento lleno de beneficios. En sus manos,

y en las de otras pocas mujeres, se encuentra

este gran patrimonio alimenticio que data de

muchos cientos de años y que ha sido fundamental

en el desarrollo de casi todas las culturas

de Mesoamérica, en sus más variados modos de

preparación.

Heliodora, mujer trabajadora, también es esposa,

madre y abuela. Una vez que concluye la venta

de atole, prepara el desayuno para su marido,

antes de que parta hacia su trabajo en la construcción,

y cuida a dos de sus nietas, mientras

sus nueras trabajan. Ella y su esposo han logrado

que sus tres hijos tengan estudios de nivel medio

superior y uno de ellos se encuentra en la universidad.

Esta mujer perseverante ha desempeñado papeles

trascendentales en la organización política y

social de su comunidad. Durante varios años ha

fungido como la secretaria del Comité de Agua

de Xoconoxtlito. Junto con otros habitantes, se

encarga de la gestión de importantes proyectos

que han llevado agua potable a quienes no contaban

con ella.

“Anteriormente mi esposo era el tesorero. Después

él tuvo que emigrar a Estados Unidos y yo

me quedé como suplente. Actualmente en el comité

del agua soy secretaria, cumplí un año en

agosto como secretaria. Y seguí porque me gusta

participar.”

La ampliación de la red de agua en Xoconoxtlito

y dos comunidades cercanas constituye un logro

del que el comité y todos los habitantes se

sienten orgullosos. Y saben que el trabajo recién

comienza, pues el reto es mantener un servicio

adecuado en el tiempo.

Heliodora recuerda cómo en su infancia todas

las personas de la comunidad satisfacían sus necesidades

de agua en el río que corre a orillas del

pueblo. Desde allí, transportaban el agua a sus

casas para preparar alimentos y hacer la limpieza.

El río, además, era el principal atractivo para

pasear y descansar, así como el sitio perfecto

para lavar la ropa. Eventualmente, el acceso al

agua se fue volviendo insuficiente para abastecer

a todas las casas. Las viviendas más alejadas

no contaban con una toma de agua y les resultaba

costoso comprar una manguera o invertir en

otros métodos para poder transportarla. Ahora,

el agua llega a la mayoría de los hogares de Xoconoxtlito,

gracias a más de cuatro años de gestión

y trabajo en equipo con su comité de agua.

24


Protagonistas: historia

Modesto

Modesto Carrillo, Agente de Cambio de la comunidad de Xoconoxtlito del Llanito,

Dolores Hidalgo. Diana Tejada (2020).

Miembro de Contraloría Social en el Comité de Agua de Xoconoxtlito del Llanito (a la fecha).

En 2018, participó del taller de Circo Social y, en 2019, dirigió el cortometraje

Con la confianza y el esfuerzo de todos ¡lo logramos!, intervención SABC en su

comunidad.

Trabaja como promotor de ventas.

Hace apenas 15 años, al igual que muchos paisanos, Modesto pasó de manera ilegal a los Estados

Unidos por Piedras Negras, Coahuila. Acompañado de amigos y parientes, cruzó el desierto buscando

un futuro mejor. Llegó al estado de Idaho, en donde trabajó en el campo, especialmente en la

pizca de la papa. Más tarde vivió también en algunas ciudades del estado de Texas, trabajando principalmente

en el área de la construcción.

Para él, gran parte del aprendizaje que le dejó esta experiencia se relaciona con la disciplina: “progresar

depende del esfuerzo y las ganas que le pongas a un objetivo”. Aprendió también que organizarse

25


Protagonistas: historia

trae muchas ventajas a la hora de trabajar adecuadamente

con compañeros y con las personas

a las que se quiere ayudar. Estas virtudes se han

convertido, para Modesto, en herramientas fundamentales

en su trabajo dentro del comité de

agua de Xoconoxtlito del Llanito.

Hace unos años que regresó a México, a su tierra.

Vive nuevamente en Xoconoxtlito, junto a su

esposa e hijos. Actualmente trabaja en una empresa

de transporte. Y tal como aprendió en su

estancia en otro país, desea ver progresar a su

familia y a sus vecinos.

Su casa, que se encuentra prácticamente en la

orilla del poblado, no contaba con toma de agua,

como muchas otras. Trabajando arduamente

con el comité de agua, en 2018 lograron financiar

con recursos propios la puesta en marcha del

proyecto de infraestructura que les ha permitido

la ampliación de la red de agua.

El comité de agua ha trabajado para concientizar

y movilizar a los pobladores sobre el uso y administración

del líquido, por ejemplo, llevando

cuentas claras sobre los pagos de la tarifa, convocando

asambleas para la toma de decisiones.

Además, ha organizado planes para la obtención

de otros servicios como el baño seco, la cocina

ecológica y los tinacos, permitiendo que se mejore

la calidad de vida de maneras sustentables.

Otro de sus mayores logros ha sido la construcción

y mantenimiento de la Plaza Principal de la

comunidad, punto de encuentro social, rodeado

por la escuela y la iglesia.

***

Helidora y Modesto, junto con sus compañeros

del comité de agua de Xoconoxtlito del Llanito,

administran los recursos provenientes de los

pagos de la tarifa por el servicio de agua, realizados

por sus vecinos. El comité recauda el

pago y, junto con tres poblados vecinos, pagan

al municipio por el servicio de agua prestado a

las comunidades.

Además, como parte del comité de agua, Helidora

y Modesto movilizan a los habitantes de su

comunidad para que asistan a las obras de teatro

SABC del Proyecto Guanajuato, que abordan

comportamientos como lavado de manos en

momentos clave y pago de tarifa, entre otros.

Así, además de sus labores en el comité, contribuyen

a generar espacios de reflexión sobre la

adopción de prácticas clave. Esto, saben, incide

en mejores condiciones de vida para sus familias,

sus vecinos y toda su comunidad, hoy y en

el futuro.

Para estos protagonistas del cambio, el Circo Social

les ha permitido, a ellos y a la comunidad,

enfrentar las problemáticas cotidianas desde la

tolerancia y la comprensión del otro y de la situación.

También ha generado una actitud favorable

hacia el cumplimiento de los deberes y la

colaboración para llevar a cabo los planes comunitarios.

Helidora y Modesto tienen más ideas para continuar

mejorando su comunidad, con la implicación

de la comunidad misma, creando e implementando

soluciones juntos. La compra de

tinacos, la construcción de baños y, sobre todo,

la red de drenaje son nuevos retos, de los que

hablan con emoción. Los lazos humanos del comité

se han fortalecido a través del arte social de

Lazos de Agua. La música, el teatro y el Circo Social

han llegado a Xoconoxtlito del Llanito para

quedarse. En la mirada de Heliodora y Modesto

se vislumbran grandes sueños para el futuro de

su comunidad.

26


Fundación One Drop | Diana Tejada (2020).


ESPACIO DE CAMBIO: LA

AMISTAD Y UN COMITÉ


Protagonistas: historia

Sumario: Isabel, Francisca y Julia comparten la emoción por el arte

social y el compromiso de sacar adelante a su comunidad, generando

junto a sus vecinos de proyectos para una gestión adecuada del agua.

Alrededor de setenta familias viven en El Cóporo,

comunidad del municipio de San Diego de la

Unión, ubicada al noroeste del estado de Guanajuato.

Desde la carretera de terracería se pueden

ver casas espaciosas, hechas al estilo de los primeros

asentamientos campesinos del año 1800.

En sus amplios patios y corrales, crían gallinas,

borregos, cerdos y vacas. En sus árboles, descansan

en las tardes, después de las faenas del día.

El Cóporo, en donde la mayoría se dedica a la agricultura

y la ganadería, como propietarios de sus

parcelas o como empleados de grandes ranchos

agricultores, sigue siendo una comunidad de

puertas abiertas a los vecinos, amigos y visitantes.

Un día de visita a esta comunidad se convirtió

en un caleidoscopio, que dejaba ver un poco

de los colores, las vidas diversas y entrelazadas

de Isabel, Francisca y Julia. Son amigas, miembros

del comité de agua, participantes de las

intervenciones de Arte Social para el Cambio de

Comportamiento (SABC por su sigla en inglés)

del Proyecto Guanajuato, mujeres que se cuentan

entre los casi 312 habitantes de esta comunidad

guanajuatense.

De izq. a der.: Julia, Isabel y Francisca, Agentes de Cambio y ex miembros del comité de agua de la comunidad de El Cóporo,

San Diego de la Unión. Fundación One Drop | Diana Tejada (2020).

29


Protagonistas: historia

Isabel llegó a esta comunidad siguiendo el amor.

Es madre de cuatro hijos y vive en la comunidad

desde que contrajo matrimonio con uno de sus

habitantes. Es una de las hijas menores en una

numerosa familia. La mayoría de sus hermanos,

a muy temprana edad, emigraron a los Estados

Unidos para trabajar; igual que su esposo, quien

laboraba de manera alternada en el extranjero y

México.

De él hablamos en pasado porque falleció hace

nueve años. Isabel vive con tres de sus hijos. Los

sábados, y durante las festividades, lleva su moderno

remolque a la plaza para vender sus hamburguesas.

Este lo construyó con el apoyo de sus

hermanos, los que partieron al país del norte

hace tantos años...

Y es que la migración es una constante para los

habitantes de las comunidades guanajuatenses.

Casi todos tienen un familiar en los Estados Unidos,

y su economía se ha desarrollado en parte

por ello, por ejemplo, muchas personas renuevan

sus casas con materiales más resistentes y

estructuras modernas.

Durante la semana, Isabel cuida de sus animales:

borregos, gallinas y cerdos. Todas las mañanas,

en compañía de su amiga Francisca, saca

a pastar a sus borregos. Van Isabel, Francisca,

cerca de 40 rumiantes y sus fieles perros, que

ayudan a pastorear.

Salir con los borregos les es tan natural como

caminar o hablar; aprendieron a hacerlo desde

que eran niñas. Por generaciones, los habitantes

de las comunidades de la zona se han dedicado

a la crianza doméstica de estos mamíferos, que

los sacan de apuros económicos al comerciar su

carne con comunidades vecinas.

La conversación iba pasando de los borregos a

las gallinas, que proveen huevos y carne, cuando

llegó Julia, gran amiga de Isabel y Francisca.

Se encuentran porque les gusta pasar tiempo

juntas y porque, a decir verdad, es más fácil comunicarse

a la antigua, en persona. El trío bromea

con ello; la comunidad cuenta con poca señal

de teléfono celular.

Del pasto, al grifo, al circo

Otra actividad que ha reunido a Julia, Isabel y

Francisca, además de pastorear, es ser parte del

Comité de Agua de El Cóporo. Isabel y Francisca

formaron parte del comité anterior, y Julia formó

parte hasta diciembre 2020, aproximadamente.

Además de atender las necesidades de la comunidad

con respecto al servicio de agua, al ser miembros

del comité, han participado en la generación

de proyectos para mejorar el uso y distribución

del agua, y el recaudamiento del pago mensual

por el servicio. Y aquí volvemos al campo, no con

borregos sino con anuncios y cuentas por cobrar:

El Cóporo es una comunidad de pocas familias,

pero muy extensa en territorio.

En ocasiones, los miembros del comité de agua

deben emprender largas caminatas para poner

al tanto a los habitantes de las asambleas sobre

los proyectos y las actividades especiales. Julia,

Isabel y Francisca seguramente lo hacen con el

mismo entusiasmo que se refleja en su mirada al

hablar de ello; en sus palabras también se percibe

la pasión con la que llevan a cabo su misión.

Para estas tres amigas, el agua lo es todo; representa

un bien invaluable para cocinar, asearse y

limpiar su casa. Han aprendido a valorarla, cuidarla

y administrarla sabiamente. Llevan a cabo

la ardua tarea de movilizar a sus vecinos con respecto

al pago puntual de la tarifa, lo que permite

seguir contando con el servicio en la comunidad

y, sobre todo, con la confianza de las autoridades,

como el delegado.

Cuentan que siempre estuvieron conscientes del

enorme reto que significa administrar este recurso,

y que fue con su participación en las intervenciones

de arte social, que el Proyecto Guanajuato

desarrolló en su comunidad, que contaron con

las herramientas necesarias para encausar sus

ideas.

30


Protagonistas: historia

Para Julia, el taller de Circo Social ha mejorado

las dinámicas en la asamblea del comité de agua.

Principalmente el “Tendedero comunitario”, una

actividad en la que, de manera anónima, los

participantes escriben ideas, propuestas y soluciones

a problemas. En ella, todos se expresan y

evalúan las ideas, por las ideas mismas y no por

quien las propone; todos tienen derecho a hablar

y el deber de escuchar, de intercambiar en ese

espacio circular que ofrece el Circo Social, en el

que todas las personas son iguales. Y todo esto,

¡jugando!

Con emoción, describen que cada sesión del taller

enriquece la vida cotidiana de los pobladores

de El Cóporo. Es una oportunidad de realizar

actividades extraordinarias y divertidas, que los

invitan a tomar acciones y darse cuenta de sus

capacidades para resolver conflictos y comprometerse,

como comunidad, por una causa mayor

y benéfica para todos.

Saben que los talleristas, Aurora y Yayo, facilitan

las intervenciones de Circo Social con la misma

emoción con la que ellas participan en estas. Partiendo

del juego, la comunicación y la horizontalidad

en las relaciones, en estas sesiones hay un

verdadero intercambio entre participantes, sean

niños, adultos, hombres o mujeres.

Francisca, Isabel y Julia cuentan lo divertido que

es participar en este taller en compañía de sus hijos

e hijas. Gozando, creando y fortaleciendo desde

su autoestima hasta sus capacidades, a través

de técnicas artísticas que tal vez, en otras condiciones,

no llegarían a su comunidad.

Del arte al balde

La tarde se va yendo y van llegando más historias.

Ahora es Francisca la que recuerda otros talleres

en los que han participado los habitantes

de El Cóporo. Uno que llamó su atención, y que

continúa poniendo en práctica, estuvo dedicado

a la captación de agua de lluvia por medio de canales

en los tejados. Esta técnica resulta particularmente

útil en una región semidesértica y con

lluvia de temporal cada vez más escasa, como El

Cóporo, ya que puede aprovechar el recurso al

máximo para, por ejemplo, darle de beber a sus

animales.

Desde el 2018, varios grupos de artistas han visitado

esta comunidad con la misión de generar

reflexión y movilizar a sus habitantes en torno a

la práctica de comportamientos saludables y que

facilitan la sostenibilidad del acceso a agua, saneamiento

e higiene (ASH). Además de talleres,

las intervenciones SABC comprenden espectáculos

para inspirar a la comunidad con respecto a

temas ASH.

En muchas oportunidades, precisa Francisca,

para varios de los habitantes esta ha sido la primera

vez que fueron espectadores de una obra

de teatro. Y no solo eso, pues también han participado

en un intercambio posterior a la obra. En

él, la historia de ficción se relaciona con la realidad

de la comunidad, dando lugar a una reflexión

conjunta sobre soluciones que podrían crear y

ejecutar entre todos, para mejorar aspectos relativos

a la práctica de comportamientos clave y su

acceso a ASH.

Utilizando personajes de comedia mexicana,

las obras La divina garza enjabonada y El

bandido escurridizo fueron la punta de lanza

del proceso SABC del Proyecto Guanajuato, en

El Cóporo. A través de obras de teatro con foro

reflexivo, talleres de títeres dirigidos principalmente

a mujeres, intervenciones de Circo Social

y procesos de cocreación de murales y cortometrajes,

entre otros, el SABC en México invita a

movilizarse alrededor de comportamientos clave,

y a aprender haciendo.

Julia sonríe al recordar el personaje de María Félix

en La divina garza enjabonada, tomando

un baño y desperdiciando el agua; y quien, por si

fuera poco, no quiere participar en las asambleas

ni pagar sus servicios. Francisca habla de la importancia

de lavarse las manos en momentos clave,

y la manera de hacerlo adecuadamente temas

que le quedaron grabados al atender una función

31


Protagonistas: historia

de El bandido escurridizo. Para ella ha sido particularmente

importante ya que invierte la mayor parte de la mañana cuidando

a sus animales y evita enfermedades cuando por la tarde, prepara

la comida para ella y su familia.

Termina el día, terminan las historias. Lo que sigue, mañana, para

Isabel, Julia, Francisca y sus vecinos, que cuentan con agua potalíquido

para cubrir las necesidades de la semana. Para ello cuentan

con tinacos, cisternas y tambos, que consiguieron a precios especiales,

gracias al comité de agua. Nos despedimos, hay que dormir,

para salir mañana temprano a pastorear.

Obra de teatro La divina garza enjabonada. Guanajuato. Fundación One Drop.

32


Dinámica del taller de Circo Social. Guanajuato. Fundación One Drop.

Mujeres titiriteras de Los Martínez, Valle de Santiago. Guanajuato. Fundación One Drop.


ARTE Y CONFIANZA PARA EL PAGO

POR EL SERVICIO DE AGUA


Protagonistas en imágenes

Sumario: Dolores Camarillo es el delegado de San

José del Charco y una de sus responsabilidades es

respaldar las actividades del comité de agua. Así se

ha involucrado en los procesos de Arte Social para

el Cambio de Comportamiento (SABC) del Proyecto

Guanajuato, que, cuenta, han fortalecido la cohesión

social en la comunidad.

35


Protagonistas en imágenes

Dolores Camarillo es uno de los habitantes más entusiastas

de la comunidad de San José del Charco, Guanajuato,

México. Sus allegados lo reconocen como un

excelente vecino y una persona incansable al trabajar

por el bienestar de todos.

Dolores es el delegado de la comunidad y se ha

prometido llevar a buen fin proyectos que permitan

mejorar las condiciones de vida en San

José del Charco. Estas iniciativas van desde la

construcción del pozo de agua en 2019 hasta

mejorar el alumbrado público.

El cuarto día de cada de mes, Dolores respalda a

los miembros del comité de agua de su comunidad.

Lo hace acudiendo puntual a la congregación

en la que los usuarios pagan la tarifa por el

servicio de agua.

36

Una vez todos han pagado, un miembro del comité

o Dolores, como delegado, lleva el dinero a

San Diego de la Unión para pagar por la electricidad

utilizada para extraer el agua del subsuelo,

a través del pozo.


Protagonistas en imágenes

Desde 2019, cuando el Proyecto Guanajuato llegó

a San José del Charco, también se convirtió

en un aliado para convocar a las intervenciones

SABC. Dolores destaca el valor de estas actividades,

con respecto a la reflexión y movilización en

torno al pago de la tarifa por el servicio de agua,

a la desinfección del agua para beber en el hogar

y al lavado de manos.

Además del Circo Social, otra de las intervenciones

SABC fue el taller de cortometraje. El proyecto,

artistas y la comunidad cocrearon “Historias

del agua”. Este audiovisual resultó bastante

efectivo para desmitificar la creencia de que los

miembros del comité se quedaban con el dinero

que aportaban mensualmente los usuarios.

“Historias del agua” cuenta cómo se solía recolectar

agua y el esfuerzo que esto implicaba.

También habla de cómo el comité de agua contribuye

a mejorar esta situación, congregando

asambleas para la toma de decisiones, velando

por el funcionamiento del pozo de agua y recolectando

el pago de la tarifa.

Antes el dinero de los aportes de la comunidad

regresaba en forma de pipas de agua. Hoy, el comité

de agua entrega a los habitantes un recibo

por los pagos, lo que permite la transparencia

en las actividades a las que se destina el dinero,

como el pago por la electricidad, el pago al pocero

(encargado de prender y apagar la bomba)

y el ahorro para su mantenimiento.

37


Protagonistas en imágenes

Para Dolores, la realización del cortometraje fue

una oportunidad de difundir de manera clara y

oportuna a las nuevas generaciones la importancia

del pago de tarifa y de acudir a las asambleas.

A partir de los procesos de Circo Social y de cocreación

de “Historias del agua”, la comunidad

fortaleció sus lazos y tomó más sentido el rol de

los usuarios del servicio de agua.

Dolores hace parte de una comunidad muy participativa,

algo de lo que todos sus miembros

se sienten orgullosos. Luego del pago mensual

por el servicio de agua, se reúnen en el tianguis,

mercado en el que en el que se venden antojitos,

ropa y juguetes. Dolores acude sin falta para

desayunar.

Además de ser delegado y a partir de los procesos

SABC, Dolores es un Líder de Cambio. Estas

experiencias han contribuido a que practique

comportamientos clave y le han dado herramientas

para empoderarse él y a su comunidad,

así como para reforzar la confianza de los usuarios

en el comité de agua.

38


Protagonistas en imágenes

San José del Charco, Guanajuato. Fundación

One Drop | Francisco Javier Sánchez Urbina.

Los habitantes de San José del Charco han encontrado en

el cambio propio y de los demás, por una comunidad con mejor

calidad de vida.

39


Fundación One Drop | Diana Tejada (2020).

More magazines by this user