01.07.2022 Views

Lanceras de Cristina Ed. 14 Junio 2022

You also want an ePaper? Increase the reach of your titles

YUMPU automatically turns print PDFs into web optimized ePapers that Google loves.

POR Mara Brawer


EDITORIAL JUNIO

2 | Lanceras de Cristina


¡Vivas, libres, desendeudadas y

gobernando, nos queremos! A 7 años

de la histórica movilización masiva de

mujeres que marcó un antes y un después

en el movimiento feminista, seguimos

levantando la voz en nombre de las que

ya no están y clamando en un solo grito:

¡Ni una menos, ni una muerta más!,

¡Basta de violencia hacia las mujeres,

travestis y transexuales!

Sigue siendo la premisa que

cantamos en cada encuentro, ¡Qué reine

en el pueblo el amor y la igualdad!, , el

horizonte que nos guía. Y de esto sabe

bien, Cristina Fernández de Kirchner,

conducción estratégica del campo

popular, quien a paso firme señala

a los enemigos del pueblo y también

a quienes se disfrazan de cordero

pero resultan funcionales al poder

dominante.

Por un lado, nos encontramos

con las grandes empresas - y

sus empresarios, claro- que se

enriquecieron de la fuga de divisas al

exterior y que al día de la fecha no

pueden justificar sus estados contables

durante los cuatro años que van del

2016 al 2019, momento en el que la

Alianza Cambiemos obtiene del FMI

el mayor préstamo de la historia para

el provecho de una minoría, a costa

del hambre de la Argentina. Frente

a este delito de evasión fiscal y fuga de

capitales, el Frente de Todxs presentó un

proyecto que ya cuenta con media sanción

en el Senado y propone la creación de

un fondo para la cancelación de la

deuda a constituirse con dólares de

cuentas en el exterior no declaradas

al fisco. Es decir, este proyecto propone

que la deuda contraída por Mauricio

Macri no la pague el pueblo a costa de

su dignidad y que se hagan cargo las y

los responsables: QUE LA DEUDA LA

PAGUEN LXS QUE LA FUGARON.

Por otro lado,

Cristina en el

plenario reciente de la CTA planteó que

“el Estado nacional debe recuperar el

control, la auditoría y la aplicación de las

políticas sociales que no pueden seguir

tercerizadas. (...) Porque a mí no me

gusta que me quieran convencer que eso

es peronismo. Eso no es peronismo, el

peronismo es laburo, trabajo. El peronismo

no es depender de un dirigente barrial

para que me dé la alta y la baja. No, y

sobretodo las mujeres que son las más

explotadas. Son las que revuelven, las

mujeres son a las que más las basurean en

prácticas misóginas y machistas. Son las

que revuelven las ollas en los merenderos,

son las que cuidan a los pibes y son las

que tienen que ir a laburar. Los tipos rara

vez laburan, las que van siempre a laburar

son las mujeres. Es así, es así y ustedes

saben que es así.” En esta frase potente

la Jefa no sólo evidencia aquello que

las mujeres sostenemos con el cuerpo

cotidianamente, sino que hace

explícita una denuncia a quienes que

en nombre del peronismo traicionan

sus banderas y predican la miseria y

un Estado bobo. Parece una verdad de

perogrullo afirmar que necesitamos un

Estado y una administración pública que

funcione; sin embargo, es una necesidad

Lanceras de Cristina | 3


efectiva en la que se debe trabajar

incansablemente para lograr que éste se

vuelque sobre quienes más lo necesitan.

En esta editorial no nos olvidamos

que este año se cumplen 40 años de

la gesta patriótica de Malvinas, , y en

populares, les acercamos la muestra

“Paisaje palabra: una recuperación

poética de un territorio” de

la

Universidad Nacional de Lanús.

AGRADECIMIENTOS

A la compañera Diputada

Nacional, Mara Brawer, por

brindarnos su esclarecido análisis

con precisión quirúrgica sobre la

historia del FMI en nuestro país

y hacernos volver a enamorar de

Néstor y la política a través de su

palabra.

4 | Lanceras de Cristina


índice

Claves para pensar la administración

pública: nada sin organización

Cyntia Gil Boucar

06 bases

Ni una menos, punto y aparte

Ornella Luce Velanofsky

10

Fervientes

La deuda, la fuga y un acto de

justicia histórica

Mara Brawer

16 Realidad

Efectiva

Paisaje Palabra.

Recuperación poética del

territorio

20

Populares

Lanceras de Cristina | 5


BASES

CLAVES PARA PENSAR LA ADMINISTRACIÓN

PÚBLICA: NADA SIN ORGANIZACIÓN

6 | Lanceras de Cristina


Cynthia Gil Boucar

Abogada. Secretaria General de la Filial Servicios

Audiovisuales UPCN. Militante de PM Comuna 5 y

Responsable del Frente de Géneros y Diversidad CABA

Si tuviese que definir a la

Administración Pública diría que viene a

cumplir una función fundamental, que es

la de establecer y fomentar una relación

estrecha entre el poder político/gobierno

y el pueblo, siendo los componentes

principales las instituciones públicas y sus

funcionarios. Con el avance tecnológico,

la Administración Pública está cada vez

más informatizada; Esto da lugar a una

Administración Pública electrónica.

Sin embargo, nos encontramos

ante aquella crisis de secularización de

la cual nos hizo mención alguna vez

el Gral. Perón: los cambios constantes

que han traído consigo una sensación

de crisis de valores. Sensación que se

da de hecho en la cotidianidad con la

cultura del individualismo. Esta visión

individualista, que viene a reemplazar una

cultura de valores comunitarios, impone

a cada uno y a cada una de nosotras a

pensar en sí misma, en su mérito, en su

posición, y a aislarse de la comunidad.

Es acá donde una nación sin lazos

comunitarios ni organizaciones fuertes

es más fácil de dominar.

A todos estos cambios debemos

sumar la pandemia que azotó a la

humanidad. Muchos de estos cambios

se aceleraron, no es que haya sido

un cambio de paradigma, sino una

aceleración por las circunstancias.

El Covid-19 desnudó realidades que

se susurraban en voz baja, como la

profundización de la desigualdad, la

precarización y la concentración de

riquezas en los centros financieros

de poder mundial. Un gran ejemplo es

la lucha por liberar las patentes de las

vacunas que circulan para mitigar el virus.

Si bien a lo largo de los años

el neoliberalismo ha demostrado su

hostilidad y negligencia, manifiesto en

las sucesivas crisis económicas y sociales

que sacudieron a América Latina durante

fin de la década del 90 en adelante,

los principios esenciales del capitalismo

gozan de buena salud en la actualidad:

continúan ejerciendo sus principios en los

claustros universitarios, en las principales

revistas económicas y en los grandes

medios de comunicación a nivel mundial.

O sea. El pensamiento liberal continúa

siendo dominante.

La ilusión del capitalismo llega a

los rincones más recónditos del planeta,

centenares de millones de seres humanos

a quienes se les niega el derecho a tener

sus necesidades básicas satisfechas, son

Lanceras de Cristina | 7


invitados a celebrar esta farsa. A través

de sus periodistas estrellas, las grandes

corporaciones mediáticas ayudan a

comprender las señales enviadas

por el “Dios mercado”, quien no tiene

nombre ni lugar.

¿Qué es lo que quiero decir?,

que es la concentración de la riqueza

en manos de una elite dominante a

nivel mundial la que trae aparejada la

pobreza, el desempleo y la precarización

de las condiciones de vida de las

grandes mayorías, sobre todo, en los

países menos desarrollados. Aun así, el

capitalismo demuestra su asombrosa

capacidad de reinventarse.

El avance tecnológico

deshumanizante ha generado una

profunda crisis identitaria en hombres

y mujeres que, ante la incapacidad para

poder sostenerse económicamente y la

falta de trabajo, carecen de herramientas

y medios necesarios para lograr adaptarse

a la nueva situación. En otras palabras,

tenemos un mundo cada vez más desigual,

existe un surco o división donde se

encuentran los Sres. de las finanzas,

de la bolsa y el competitivismo sin

fronteras por un lado y los derrotados

producto del globalismo por el

otro. Es acá donde por primera vez

nos encontramos las trabajadoras,

los trabajadores, la clase media, los

profesionales o portadores de fuerza de

trabajo neuronal, el empresariado local

amenazado por el competitivismo global

y por la finanza irresponsable.

Los gobiernos y sus políticas

públicas son la instancia para dar

respuestas a las consecuencias del

sistema. Deben generar la respuesta

propia que se ajuste a los intereses

y necesidades de los trabajadores y

las trabajadoras, porque somos la

columna vertebral de nuestra nación.

En un día normal podríamos decir

que: se produce rápido, se vive rápido, se

acciona rápido, la rapidez con la que

desarrollamos nuestras vidas afecta la

interioridad de cada uno de nosotros,

es decir, la predisposición, el humor,

la estabilidad mental y emocional, la

tolerancia y si pensamos esto en un sentido

macro entonces la rapidez repercute

en la identidad cultural de los pueblos

y en el espíritu social de la comunidad,

llevándonos a la ruptura de los vínculos,

a la individualización y a la conflictividad

social.

Centrándonos en la administración

pública y en la organización es que digo

que el trabajo es el principio rector

fundamental para el ordenamiento

social. El avance de la especulación

y la timba financiera sobre el trabajo

industrial genuino y material tiene

como resultado el endeudamiento

crónico y cotidiano de las clases

trabajadoras y, en su peor versión, el

desempleo, la pobreza y la indigencia.

El nuevo actor social del

mundo neoliberal es el “Capital

Financiero Transnacional” y su forma

de organización. O sea, organiza la

producción a través del monopolio del

conocimiento estratégico y a través

8 | Lanceras de Cristina


de la tercerización de los procesos

productivos y las tareas administrativas

contables. Cuando hablamos del capital

financiero transnacional y su red, estamos

hablando de la capacidad de articulación

de los grandes negocios de la gran banca,

la gran industria, el gran comercio y el

gran agro a escala global.

Encontramos que la dinámica del

desarrollo del capital ha ensayado

las condiciones para negar al trabajo

como única fuente de valor y por lo

tanto como factor constitutivo de

la identidad de nuestro ser. Aquí la

negación se presenta en términos

ideológicos. O sea que el trabajador

pierde su relación con los otros

trabajadores, pierde relación con

su empleador. Surgen los discursos

del micro emprendedor como nuevo

sujeto, que niega la relación desigual y

dependiente de producción. Entonces,

es la organización el imperativo más

importante en estos tiempos, no hay

nada sin organización.

La organización del Estado exige

una Administración pública que funcione.

Ya nos decía el Gral. Perón que entre

las fallas fundamentales de nuestra

institución y de nuestra preparación,

está en este país el desprecio

supino para la organización. No

hay una sola escuela del país donde se

estudie organización, “Organización,

organización del Estado, organización del

trabajo, del descanso, organización en

todos sus aspectos, para extraer de este

suelo inmensamente rico toda la riqueza

que él pueda brindar, para que cada uno

de los argentinos pueda acumular en el

futuro una felicidad material mayor para él

y para los hijos”.

Tenemos una mala administración

del Estado porque ésta siempre ha

respondido a malas administraciones

políticas. ¿Qué quiero decir?, que

las corporaciones tienen un proyecto

de trabajo, un proyecto tecnológico,

educativo, de salud, de familia, y también

una forma de des-organizarnos o mejor

dicho de organizarnos en función de sus

intereses. Poder identificar intereses nos

permitirá poder analizar críticamente

los nuevos formatos de organización

que surjan y tomarlas, adaptarlas,

modificarlas en atención al único y

más importante de todos los intereses:

la dignidad del pueblo trabajador.

Lanceras de Cristina | 9


FERVIENTES

NI UNA MENOS, PUNTO Y APARTE

10 | Lanceras de Cristina


Ornella Luce Velanofsky

Responsable del frente de géneros y diversidad de

Berazategui

Cada 3J convocamos a movilizarnos

y reencontrarnos con nuestras compañeras

y compañerxs, desde la consigna “Ni Una

Menos”, sostenida hace ya 7 años por el

movimiento organizado de mujeres en

Argentina.

¿De dónde viene el reconocimiento a

esta fecha?

El 3 de junio de 2015 marcó

un precedente en la historia de la

lucha popular Latinoamericana: un

pedido de justicia multitudinario de

mujeres contra la violencia machista

en el Congreso de la Nación. Una

convocatoria de interés local que

rápidamente tejió redes en los medios

de comunicación y atrajo a miles de

personas, tanto a grupos y asambleas

feministas como a organizaciones sociales

y políticas.

El principal detonante de este

estruendoso reclamo surgió a partir

del femicidio de Chiara Páez, una

adolescente santafesina de 14 años que

fue asesinada por su novio. Este hecho

se da en un contexto donde no existían

registros ni estadísticas oficiales de

víctimas fatales por la violencia de

género.

Durante 2015, como país

sufrimos un crecimiento exponencial

de femicidios en comparación al año

2014, en el que se estima una cantidad

de 277 femicidios a razón de 1 cada

30 horas. La repercusión de la consigna

ha llegado a diversas partes del mundo,

sobre todo a países Latinoamericanos

como Uruguay, Ecuador, Perú, Bolivia,

Colombia, Nicaragua, Chile y Venezuela.

¿Por qué Ni Una Menos?

El 16 de marzo del 2015,

previamente a esta movilización masiva,

se da a conocer el hallazgo del cuerpo

sin vida de Daiana García, una mujer

que desapareció durante 5 días y luego

fue encontrada en una bolsa de basura. El

final atroz de su búsqueda desencadena

una fuerte conmoción social y a su vez

la organización de un grupo de mujeres,

escritoras, periodistas, militantes y

estudiantes en pos de la convocatoria

a un maratón de lectura con el

objetivo de visibilizar la problemática

y reclamar un freno al contador de

mujeres asesinadas. Se llevó adelante

el 26 de marzo de 2015 en la Plaza Boris

Spivacow, en la Ciudad de Buenos Aires.

El flyer de convocatoria se ilustraba

Lanceras de Cristina | 11


con la foto de un basural y plasmaba la

frase “Ni Una Menos”, citando a la

escritora mexicana Susana Chávez,

también víctima de un femicidio en

2011, en sus palabras que clamaban “Ni

una menos, ni una muerta más”. Así se

gestó una consigna popular, la cual el

movimiento feminista revaloriza cada

año dotandola de sentido y reclamos

para acabar con la violencia machista

y los crimenes de odio hacia las

mujeres, travestis y transexuales.

¿De dónde venimos?

Si nos detenemos a analizar la

cantidad de conquistas y discusiones

planteadas desde junio de 2015 hasta el

día de hoy podemos reconocer a simple

vista que, acompañado por un contexto

político nacional y latinoamericano

turbulento, el 3J marcó un precedente

para la conquista de derechos de

las mayorías, sobre todo para un

sector poco reconocido en la historia.

Ni Una Menos es un punto y aparte

para comprender desde los ojos de las

nuevas generaciones que las mujeres y

disidencias somos sujetxs políticos y

portadores de derechos. No sabemos

aún si este movimiento que encauza dicha

consigna será parte de la pretendida

“Cuarta Ola de Feminismo”, pero

tenemos la certeza de que el Feminismo

argentino y latinoamericano se dota

de componentes propios de gestas

y gobiernos populares, como la

capacidad de convocatoria masiva,

la participación protagónica de voces

provenientes de las juventudes, la

potencia del reclamo en las calles

sin esperar acompañamiento del

academicismo y el iluminismo de

turno y, sobre todo, la ambición de lo

colectivo por sobre lo individual.

Es interesante analizar la madurez

que alcanza el movimiento de mujeres

y disidencias en nuestro país a medida

que pasan los años, solidificándose en

consignas y símbolos que profundizan

conceptos y disputan sentido en

el escenario político. Esto se dió a

traves de hechos contundentes, como la

incorporación de las Madres y Abuelas

de Plaza de Mayo a las movilizaciones,

la fuerte participación del colectivo

LGBTQI+, la denuncia permanente a las

miserias del Macrismo y el neoliberalismo

en America Latina, la busqueda del pleno

acceso a la salud pública, el ejercicio de

los derechos sexuales, reproductivos y

no reproductivos, la puesta en valor de

las tareas domesticas y de cuidado, la

búsqueda de poderes estatales que sean

representativos con un cupo de paridad

de género garantizado, la Ley Micaela,

la conquista del Aborto Legal, Seguro

y Gratuito, el reclamo de una Reforma

Judicial y hasta incluso las propias

declaraciones de CFK con respecto a

estas luchas.

Durante estos cortos pero

intensos años, innumerables

compañerxs nacidxs en los 2000,

hemos sido convocadxs y conmovidxs

por el Peronismo como parte de una

generación a la que se le propuso

un sueño. Comprendiendonos como

12 | Lanceras de Cristina


militantes, que como parte del pueblo

debemos bregar por la felicidad del

mismo y entendiendo que el mayor acto de

sensibilidad social es la Justicia Social. De

esta manera, compañeras y compañerxs

nos volvimos parte de la adopción de un

ejercicio que dota de sentido y nombra

a un Feminismo que nos convoca: al

Feminismo Popular.

La comprensión de un movimiento

político parte de la mirada de un modelo

de sociedad, economía y cultura.

Marcando una responsabilidad con

el destino de nuestra Patria, siendo

estratégicxs, atreviéndonos a equivocarnos

y soñar con un mundo mejor para todxs.

Comprendiendo que todo acto de

desigualdad es violento, el Feminismo

Popular está completamente

comprometido y entramado a la

Justicia Social.

Feminismo y Peronismo

El Feminismo que adopta

históricamente el Peronismo poco tiene

que ver con figuras elegantes y empapadas

de privilegios como Julieta Lanteri o

Silvina Ocampo. El Peronismo toma la

lucha por la desigualdad de género

y le otorga un componente de clase

y pertenencia popular, garantizando

derechos a las mujeres de nuestro

pueblo. Lo percibimos a través de la

potencia de Evita, quien se abande

de los reclamos por los derechos de

la mujer trabajadora e incluso llegó a

fundar el Partido Peronista Femenino;

Volviéndose este un precedente de la

participación de las mujeres en la vida

política, alcanzando una conquista tan

importante como el derecho al voto y

la posibilidad de ser elegidas como

representantes.

A pesar de que hasta el día de hoy

sigamos exigiendo representatividad en

las bancas, estas luchas, como tantas

otras dentro del Peronismo, marcan la

Lanceras de Cristina | 13


importancia del empoderamiento del

pueblo para que este sea quien tome las

decisiones que escriban su historia. Lo

vemos claramente en la figura política

de Cristina Fernandez de Kirchner,

abogada, militante y dirigenta política.

No es casual que uno de sus objetivos

como funcionaria haya sido proteger a

las mujeres de la violencia desde el Poder

Ejecutivo y el Congreso de la Nación,

promulgando normas, entre leyes y

decretos, como parte de una política de

inclusión e igualdad. Ejemplo de eso son:

la Ley 26.485 de protección integral

para prevenir, sancionar y erradicar

la violencia contra las mujeres en los

ámbitos en que desarrollen sus relaciones

interpersonales, contemplando la violencia

doméstica, institucional, de libertad

reproductiva y obstétrica, mediática y

laboral; asimismo se designó al Consejo

Nacional de la Mujer como encargado

de diseñar las políticas públicas para

efectivizar la ley, tanto como de mantener

en función la línea 144 que brinda

contención, información y asesoramiento

en violencia de género; la Ley 26.522

de Servicios de Comunicación

Audiovisual promueve el tratamiento

igualitario, plural y no estereotipado,

además de evitar cualquier discriminación

por género u orientación sexual en los

medios de comunicación; la Ley 26.743

de Identidad de Género que permite

que las personas trans sean tratadas de

acuerdo a su identidad autopercibida e

inscritas en sus documentos personales

y otros registros con el nombre y el

género​vivenciado, incluyendo todos los

tratamientos médicos de adecuación a

la expresión de género en el Programa

Médico Obligatorio, siendo la primer ley

de identidad de género del mundo que no

patologiza las identidades trans.

¿Hacia dónde vamos?

Los movimientos de mujeres y

disidencias tienen una historia tan rica que

llega hasta el presente, permitiendo que el

Feminismo de hoy pueda interpretarse desde

diferente posturas, tendencias y matices,

relatando el lugar de “Los Feminismos”.

Sin embargo, el Feminismo Popular es el

que adoptamos y construimos desde el

Peronismo para implementarlo desde la

perspectiva de las mayorías y la realidad

efectiva, tomando la responsabilidad

de abordar una emergencia social

desde la batalla cultural y la política

pública. El Peronismo en sí mismo es

un movimiento revolucionario que se

comprende y trabaja desde el pueblo

del que proviene; no podemos permitir

que discursos liberales y colonizadores

velen nuestras luchas con modelos que

portan progresos individuales, optimizan

la meritocracia o generen expectativas

de éxito y empoderamiento personal. No

podemos permitir que se generen nuevas

y más sutiles dominaciones.

El Feminismo que emerge de

América Latina no es gestado en

claustros universitarios ni mucho menos

negocia con un falso progresismo,

el mismo demuestra que la disputa

de sentido y poder está en la calle y

en responder a las necesidades de

14 | Lanceras de Cristina


los sectores populares. El ninguneo

que muchas veces sufrimos las mujeres y

disidencias, incluso en nuestros espacios

de participación política, es consecuencia

de la omisión y la falta de posibilidades en

un sistema desigual. Cristina lo ha sabido

sintetizar increiblemente en el Senado,

al momento de manifestar la necesidad

de implementar la construcción de

un movimiento “Nacional, Popular,

Democrático y Feminista”, para la

liberacion nacional y la felicidad del

pueblo, en un país en el que todxs nos

veamos representadxs. Esa postura la llevó

a romper con ideales de inclusión y la ha

llevado a recibir críticas de un sector del

Peronismo que cree que el sostenimiento

del mismo queda exento de todo tipo de

actualización doctrinaria.

La militancia y la participación

política, como acto emancipatorio,

es lo único que le puede poner freno

tanto al ejercicio de las violencias como

al imaginario de empoderamiento

individual. El Peronismo ha demostrado

ser el proveedor de derechos, atendiendo

a cada unas de las necesidades de la

población, incluyendo a las mujeres y

disidencias de nuestro país, desde la

implementación del Sufragio Femenino

hasta la gestión de una Ministerio de

Mujeres, Géneros y Diversidades en la

actualidad.

A siete años del Ni Una Menos,

muchas nos hemos preguntado

cuales son las batallas feministas

que le suceden a esta “revolución

de las pibas”, pero sobre todas las

cosas nos hemos cuestionado que

hacer el día siguiente a la anhelada

revolución y el sostenimiento de

acontecimientos políticos que estén

a la altura. Es interesante como hemos

podido problematizar el cotidiano incluso

de nuestros ámbitos privados y menos

discutidos, comenzamos a pensarnos

desde la planificación de nuestra vida

a partir de la elección, el deseo y la

dignidad. Problematizando nuestros

vínculos personales, el acceso a la salud

y la educación, los empleos y hasta las

tareas de cuidado.

La abanderada de lxs humildes nos

deja una reflexión que discute nuestra vida

relegada a un segundo plano, siendo el

motor productivo del provecho de alguien

más: “La madre de familia está al margen

de todas las previsiones. Es el único

trabajador del mundo que no conoce

salario, ni garantía de respeto, ni límite

de jornadas, ni domingo, ni vacaciones,

ni descanso alguno, ni indemnización por

despido, ni huelgas de ninguna clase.

Todo eso —así lo hemos aprendido de

chicas— pertenece a la esfera del amor…

¡Y lo malo es que el amor muchas veces!

Desaparece pronto del hogar y todo pasa

a ser trabajo, obligaciones sin ningún

derecho. ¡Servicio gratuito a cambio de

dolor y sacrificios!”, bramaba Eva.

Nos quedan muchos lugares por

ocupar, discusiones que dar y

decisiones que tomar.

Hoy más que nunca exigimos: NI

UNA MENOS, PARA LA PATRIA QUE

QUEREMOS.

Lanceras de Cristina | 15


REALIDAD EFECTIVA

LA DEUDA, LA FUGA Y UN ACTO DE JUSTICIA

HISTÓRICA

16 | Lanceras de Cristina


Mara Brawer

Diputada Nacional por la Ciudad Autónoma de

Buenos Aires - Frente de Todxs

Cuatro años atrás, bajo la

presidencia de Mauricio Macri, el

FMI otorgó el préstamo más grande

de toda su historia a nuestro país. El

endeudamiento externo en Argentina

siempre financió la fuga de capitales

y aquí no hay sorpresas porque en esta

ocasión, otra vez volvió a pasar lo mismo.

Según un informe del Centro de

Economía Política (CEPA), si se hubiesen

cumplido todos los desembolsos

programados (US$ 57.000 millones),

Argentina habría superado la mitad del

monto total que el FMI desembolsó en

medio de la pandemia de coronavirus a

85 países. No obstante, los desembolsos

efectivos concretados (US$ 44.000

millones) superaron lo dado a países

fuera del hemisferio occidental durante

la pandemia.

Sumado a esto, la deuda externa

que Macri tomó con el FMI se hizo sin

cumplir con los mandatos constitucionales,

ya que nuestra Carta Magna exige

que sea previamente autorizada por

el Congreso de la Nación. El artículo

75 de la Constitución Nacional dice de

forma expresa que le corresponden al

Congreso, entre otras, las atribuciones

de contraer empréstitos sobre el crédito

de la Nación; arreglar el pago de la deuda

interior y exterior del país y fijar anualmente

el presupuesto general de gastos y cálculo

de recursos de la Administración Nacional.

Cuando Macri acordó el crédito con el

FMI no se cumplió con este artículo.

Tampoco se respetó el propio estatuto del

Fondo que dice que no se le puede prestar

a un país “para la fuga de capitales”. Y

eso fue lo que hicieron, es más: fue lo que

propiciaron para endeudar a la Argentina.

Pero hagamos un poco de historia

para entender la película completa.

Desde sus inicios, a mediados del siglo

pasado, el FMI intentó condicionar

la política económica mundial,

especialmente de los países llamados

del “tercer mundo”. De hecho, en

1946, llegaron por primera vez a nuestro

territorio funcionarios que le propusieron

al presidente Juan Domingo Perón la

adhesión de Argentina al organismo de

crédito. A esto Perón se negó rotundamente,

bajo la premisa inalterable de sostener la

soberanía nacional. Ya en aquel momento,

entendió que esta institución era un

instrumento de sometimiento de los

países centrales a los países periféricos.

Por esos años, Argentina era el único

país de América Latina que no formaba

parte de la amplia lista de los deudores

Lanceras de Cristina | 17


del organismo.

Pero la historia continuó.

El 23 de septiembre de 1955, la

Revolución Fusiladora (en los libros,

autodenominada Libertadora) derrocó al

gobierno constitucional, dejó un tendal

de 156 muertos y puso en manos de los

militares Eduardo Lonardi y de Eugenio

Pedro Aramburu, unos meses después,

la presidencia de la Nación. Aramburu

suele ser recordado por la proscripción

del peronismo, los fusilamientos de

1956, el robo del cadáver de Evita y

la intervención de todos los sindicatos.

Pero poco se lo vincula con otro hecho

también dramático: el 19 de abril de

1956, fue él quien firmó los primeros

acuerdos de endeudamiento con el

Fondo Monetario Internacional. Al

concluir su gobierno, la deuda externa

había alcanzado los 1.051 millones

de dólares. En esa fecha se decretó

el comienzo de la sumisión de nuestra

economía a los dictados de los organismos

internacionales.

En 1982, la última dictadura

militar, la más terrible de todas las

que vivió nuestro país, estatizó la

deuda privada de los grandes grupos

empresarios por 15 mil millones de

dólares. Estatización que llevó a cabo

Domingo Cavallo, presidente en aquel

entonces del Directorio del Banco Central.

Luego, los años de la recuperación

democrática se vieron altamente

condicionados por esta deuda que

estatizó Cavallo, quien luego fue ministro

de Economía del presidente Carlos

Menem. Fue también Cavallo quien

en junio de 2001, bajo el gobierno de

Fernando De la Rua, reestructuró una

vez más la deuda externa mediante

un operativo que se llamó Megacanje.

Una medida infame de los últimos meses

del gobierno de La Alianza que consistió

en demorar los plazos de pago a cambio

de un importantísimo incremento de los

intereses y del capital adeudado, pagando

además comisiones usureras a los bancos

que intervinieron. Es decir, fueron décadas

marcadas por la pérdida de soberanía

económica y por una gran desilusión

en la política. Muchos, y me incluyo,

sentíamos una enorme decepción al ver en

que se había transformado el peronismo a

través del menemismo. Vivimos la posterior

crisis del 2001 con toda esta desilusión a

cuestas.

Pero fue entonces, cuando muchos

ya nos estábamos alejando de la

militancia y de la política, que apareció

Néstor Kirchner en la escena. Y vimos

en 2005 que canceló en un sólo pago

la deuda que Argentina mantenía con

el FMI, poniendo fin a todo el proceso

de intromisiones y exigencias de ajuste

que el organismo nos imponía. Con

esta decisión, Néstor sentó las bases

para la soberanía y la independencia

económica que nos iba a permitir

lanzar de nuevo la industrialización del

país, redistribuir la riqueza, creando

empleo y otorgando nuevos derechos.

Fue así como nos volvimos a enamorar de

la política y conocimos a una generación

que por fin pudo criarse sin oír hablar del

Fondo.

Hasta que llegó Mauricio Macri a

18 | Lanceras de Cristina


la presidencia del país en diciembre de

2015 y como comencé diciendo, se le

concedió a Argentina el mayor préstamo

del que se tenga memoria en la historia del

FMI. Hoy contamos con la información

de cuáles son las grandes empresas

que no pueden demostrar en sus

estados contables de dónde sacaron

los recursos para poder comprar la

cantidad de dólares que adquirieron

entre los años 2016-2019.

Se trata de empresas que presentan

su Memoria y Balance General anual

ante la Comisión Nacional de Valores ya

que cotizan en Bolsas de Comercio del

país. Y también lo hacen ante la AFIP, de

acuerdo con las normas internacionales

de información financiera (NIIF) y de las

normas impositivas del país. Esto supone

el delito de evasión fiscal y fuga

de capitales para los compradores.

Por otro lado, también supone el

incumplimiento de la ley 25.246 de

Encubrimiento y Lavado de Activos, que

obliga a los bancos a pedir información

a las empresas sobre el origen de los

recursos con los que compraron esos

dólares.

Es por esto que el proyecto que

impulsa el Frente de Todos (que ya tiene

media sanción del Senado y que en estos

momentos, estamos comenzando a debatir

en la Cámara de Diputados) crea un

fondo en dólares para la cancelación

de la deuda con el FMI, que se debe

constituir con dólares de cuentas en el

exterior no declaradas al fisco. Dicho

de otro modo, los dólares que ingresaron

a nuestro país y que tendrá que pagar

toda la población, fueron apropiados

por unos pocos, quienes los sacaron del

país por diferentes mecanismos opacos

o ilegales. Durante el último periodo

de endeudamiento del gobierno de

Cambiemos, los niveles de fuga de

capitales son casi idénticos al préstamo

del FMI.

El Proyecto de Ley que tenemos que

aprobar tiene entonces tres objetivos:

- Primero, que Argentina pueda

resolver la crisis de deuda, sin resignar

el objetivo de crecimiento con inclusión

social e industrialización.

- Un segundo objetivo es dotar

de racionalidad, previsibilidad y

certidumbre a los actores económicos,

que, en el futuro, sabrán a qué atenerse

en materia de utilización de divisas

para el pago del crédito con el FMI.

- Por último, este proyecto

contribuye al combate global contra

el ocultamiento de activos. Quienes

fugaron divisas de nuestro país y no las

declararon, han perjudicado a todos los

contribuyentes de nuestra nación y son

ellos, a quienes en definitiva apunta este

proyecto de ley para amortizar el pago de

la deuda.

Quienes más han dañado al país a través

de la evasión y la fuga de capitales deben

ahora hacer su aporte para volver a lograr

la soberanía económica de Argentina.

En síntesis, no defendemos hoy una

mera iniciativa legislativa sino que

propiciamos un acto de estricta justicia

histórica y justicia social. Que sea ley.

Lanceras de Cristina | 19


POPULARES

Paisaje

palabra

Recuperación

poética del

territorio

Paisaje Palabra, “recuperación

poética de un territorio” es un

proyecto del Observatorio Malvinas

de la Universidad Nacional de

Lanús, que convocó a que diferentes

artistas plásticas/os propongan la

elaboración de una obra que tomara

como punto de partida una coordenada

específica del paisaje malvinense.

Para esto, un equipo de filmación

del Observatorio filmó y marcó 18

sitios históricos de la isla Soledad,

para luego entregarle a cada uno

de las/los artistas convocadas/os

los registros correspondientes a

las coordenadas sobre las cuales

les tocaría trabajar y sirvieron

20 | Lanceras de Cristina


Lanceras de Cristina | 21


de orientación para el proyecto

pictórico de cada artista. Solo se

habían convenido dos cosas: que

las obras llevarían por nombre las

coordenadas de cada lugar y que su

realización tendría para todos el mismo

formato.

Desde Populares, nos interesa

contarte la propuesta porque es un

proyecto colectivo, que cultiva la

memoria a la vez que honra a las y

los compatriotas. La muestra incluye

obras de mujeres artistas tales como

Amalia Bonholzer, Teresa Lascano,

Marta Pérez Témperley, Susana

Saravia y Ana Tarsia.

La muestra nos permite transitar

las islas en cada obra, emocionándonos

a través de la mirada artística que

pone en valor el territorio argentino

malvinense, sus riquezas de fauna

y flora. A su vez, las distintas obras

nombran acontecimientos de la

gesta de Malvinas, esa que hoy

a 40 años seguimos recordando y

reivindicando el valor de los héroes y

heroínas.

Nuestra compañera y legisladora

porteña del Frente de Todxs, María

Magdalena Tiesso, ha llevado

recientemente esta muestra artística a la

legislatura porteña en el marco del Día

de la Afirmación de los Derechos

Argentinos sobre las Malvinas, Islas

y Sector Antártico, a 193 años de la

creación de la Comandancia Política

y Militar de las Islas Malvinas y las

adyacentes al Cabo de Hornos por

parte del Gobierno de la Provincia de

Buenos Aires.

22 | Lanceras de Cristina


Lanceras de Cristina | 23


Lancerasdecristina@peronismomilitante.com | Génerosydiversidad@peronismomilitante.com

@Generosydiversidadpm

Géneros y Diversidad Organización Peronismo Militante

Hooray! Your file is uploaded and ready to be published.

Saved successfully!

Ooh no, something went wrong!