Una mente clara

Una vez visité un clarividente bien conocido, que me dijo que mi cerebro siempre se mantendría afilado. Obviamente me alegré de escuchar esto, sin embargo, cuando mi hijo recientemente me recitaba algunos análisis de cálculo, debo admitir que mi mente, sin duda, ya no esta tan afilada.

Revista Sala de Espera