Trampas_futbol

selecciones

96 | 07•2018

FOTO: ISTOCKPHOTO


SECCIÓN DE LIBROS

Las trampas

del

futbol

CIRO MURAYAMA

TOMADO DEL LIBRO LA ECONOMÍA DEL FUTBOL

EL FUTBOL ES UN JUEGO,

y la manera más elemental de corromperlo es hacer trampa

en él. Esta verdad de Perogrullo, que todo niño conoce,

adquiere otras dimensiones si el juego es serio porque están

involucradas en él sumas ingentes de dinero. Una fuente de

ingresos que genera el futbol profesional son las apuestas,

pronósticos o quinielas deportivas, por lo que alterar el

resultado de un partido puede implicar que se defraude a

miles o millones de participantes. Los equipos profesionales,

además, se juegan junto con la clasificación en la tabla la

permanencia o no en una división profesional o su derecho

a ser parte de torneos de campeones y de participar en

mayores tajadas de los derechos televisivos.

07•2018 | 97


SELECCIONES

Así pues, la posibilidad de que haya

actores queriendo hacer trampa en él

es inevitable y lo será mientras siga

siendo un juego practicado, dirigido

y seguido por seres humanos. El reconocimiento

de que el crimen o el

fraude amenazan a una actividad económica

o deportiva, o a la vida misma

en las sociedades, no es razón para

dar carta abierta a esas ilegalidades,

sino para reconocer que debe haber

vigilancia, regulación y sanciones.

GOLEADAS

SOSPECHOSAS

Existen ejemplos ya legendarios de

amañamiento de partidos de futbol,

lo mismo en torneos locales que en

competiciones europeas o en la propia

Copa del Mundo. Un resultado al

que se le darán vueltas y más vueltas

es el 6 a 0 que Argentina le propinó a

Perú durante el Mundial de 1978, jugado

precisamente en suelo argentino.

El partido se celebró el 21 de junio y

la selección anfitriona tenía que ganar

al menos por cuatro goles para superar

en el grupo a Brasil y clasificarse

para la final contra Holanda. Después,

Argentina conseguiría su primer campeonato

mundial en plena dictadura

de Jorge Videla.

Este último dato ayuda a entender

el porqué de las suspicacias sobre el

resultado frente a dicho equipo. Un

mes antes del encuentro, en Perú,

gobernado entonces por el dictador

Francisco Morales Bermúdez, 13 opositores

fueron secuestrados y trasladados

en un avión militar al noroeste de

Argentina, y luego llevados a Buenos

Aires. Videla aceptó a los presos políticos,

según relata uno de los detenidos,

Gerardo Ledesma —quien luego

sería senador por Izquierda Unida en

su país, entre 1980 y 1990—, “como

prisioneros de guerra, con la condición

de que Perú permitiera el triunfo

de Argentina en el campeonato mundial

de futbol, porque esto tenía importancia

para Videla: necesitaban ese

triunfo para limpiar la mala imagen

de Argentina en el mundo”. Lo cierto

es que, ese año, Argentina concedió

al gobierno de Morales Bermúdez un

préstamo y un cargamento de 14,000

toneladas de trigo.

Veamos otro ejemplo menos dramático.

La gala del Balón de Oro

celebrada en enero de 2012 tuvo un

particular invitado: el jugador Simone

Farina, del Gubbio de la segunda

división italiana, una localidad de

apenas 32,000 habitantes. El hecho

de que el futbolista fuera convocado

por la UEFA [siglas en francés de la

Unión de Asociaciones Europeas de

Futbol] a uno de los eventos con las

entradas más disputadas entre las

grandes estrellas del balompié no

se debió a la espectacularidad de su

nivel de juego, sino a algo distinto y

quizá igual de excepcional que un

remate imposible: su honradez como

deportista profesional. Farina recibía

un salario de 60,000 euros al año,

y en un partido de copa contra el


Daniel Passarella, capitán de la selección argentina campeona en 1978 (izquierda).

El brasileño João Havelange presidió la FIFA de 1974 a 1998 (derecha).

FOTOS: LATINSTOCK

Cesena, el jugador Alessandro Zampeteri

le ofreció 200,000 euros a cambio

de dejarse ganar el encuentro.

Farina no aceptó y, por el contrario,

denunció el intento de soborno a la

fiscalía, que inició una investigación

sobre adulteración de resultados en

la primera, segunda y tercera división

del calcio [como se le llama al deporte

en italiano], y que dio como resultado

el encarcelamiento del capitán del

Atalanta, Cristiano Doni.

Pero incluso en la competencia de

más glamour en el mundo del futbol

de clubes, la Champions, pueden

darse resultados inexplicables. En

2011 se disputaban los octavos de

final de la Champions en Europa. Se

enfrentaban el Lyon, de Francia, y el

Dinamo de Zagreb, de Croacia. Los

franceses caían 1 a 0, lo que les dejaría

fuera del torneo, pues marchaban

en el tercer puesto de su grupo en la

última jornada. Pero en 19 minutos

marcaron cinco goles y otros dos antes

de que concluyera el partido, que

finalizó 1 a 7. Según las crónicas, en

el tercer gol “al portero croata casi le

cuesta lanzarse al suelo por una pelota

que le llegaba desde la derecha”. Ante

el sorpresivo resultado, el Ajax de Holanda

solicitó una investigación a la


SELECCIONES

UEFA, organismo que desestimó que

hubiera algo irregular en las apuestas

hechas en ese partido.

LA COMPRA Y

VENTA DE VOTOS

EN LA FIFA

El periodista Owen Gibson, del periódico

británico The Guardian, ha

contribuido a revelar la manera en

que decisiones trascendentes desde

el punto de vista político, económico

y deportivo de la Federación Internacional

de Futbol Asociación (FIFA),

como es la decisión de los países sede

de campeonatos mundiales, pueden

darse por caminos torcidos.

Para Gibson, mientras en la glamorosa

escena pública los representantes

de los países hacen presentaciones

mostrando las ventajas y atractivos de

sus naciones para hacerse con la celebración

de un torneo, es en realidad

lejos de los reflectores, en cuartos de

hotel y en reuniones privadas en salas

de aeropuertos, donde la balanza

puede inclinarse. Esta, que pudo ser

una historia urbana alimentada por

rumores, dejó de pertenecer al campo

de la especulación cuando se reveló

que los representantes de Nigeria

y Tahití, miembros del Comité Ejecutivo

de la FIFA que decide la asignación

de las Copas del Mundo,

ofrecieron vender sus votos. El representante

de Nigeria fue captado por

una cámara pidiendo medio millón de

libras esterlinas a cambio de apoyar a

uno de los rivales de Inglaterra que

disputaban la sede del Mundial 2018,

y el vicepresidente de la FIFA y presidente

de la Confederación de Oceanía

también fue grabado solicitando millón

y medio de libras por su apoyo.

Unos días después, la FIFA reconoció

haber sufrido un “muy severo

daño” por el escándalo de corrupción,

mismo que desembocó en el castigo

e inhabilitación de seis altos oficiales

del organismo. Los sancionados fueron

Amos Adamu, de Nigeria; Reynald

Temarii, de Tahití; Ismail Bhamjee, de

Botswana; Amadou Diakité, de Mali;

Ahongalu Fusimalohi, de Tonga, y

Slim Aloulou, de Túnez. Esto ocurría

literalmente a unas horas de que se

votara la sede de los Mundiales 2018

y 2022, decisión que se adoptó el 2

de diciembre de 2010 y que benefició

a Rusia y a Catar. Para el de 2018

también competían Inglaterra, que

quedó a solo dos votos de distancia

del ganador, así como las candidaturas

conjuntas de Bélgica-Holanda y

España-Portugal.

La elección de Catar fue la más sorpresiva,

por ser el primer país del Medio

Oriente en ser sede de un Mundial

y ser también la nación más pequeña

en albergar una competencia de esa

magnitud, con apenas 2 millones de

habitantes. Catar tiene una temperatura

promedio de 40 grados Celsius,

lo que llevó al secretario general de la

FIFA, Jerome Valcke, a anunciar que el

torneo no se jugaría, como siempre se

ha hecho, en verano, sino “entre el 15


ILUSTRACIÓN: DEPOSITPHOTOS

de noviembre y el 15 de enero”, lo

que supondría mover los calendarios

de los torneos nacionales

de futbol en el orbe

entero, con altos costos para

las ligas y los clubes.

La elección de Catar como

sede se decidió en el comité ejecutivo

de la FIFA, donde obtuvo

14 de los 27 votos, desplazando

como sede a las candidaturas

de Estados Unidos,

Japón, Corea del Sur

y Australia.

No obstante, el escepticismo

acerca de la

limpieza en la toma de

decisiones de la FIFA

forzó a este organismo

a abrir una investigación,

desde su Comité

de Ética, sobre las decisiones

de asignación

de sedes de los próximos

campeonatos del

mundo, y se espera que los hallazgos

de dichas pesquisas sean dados a conocer

al finalizar el primer trimestre

de 2014. [Dicha investigación no fue

publicada sino hasta el año pasado.

Más detalles en el recuadro al final de

este apartado.]

Pero las acusaciones por compra y

venta de votos para adoptar decisiones

en el máximo organismo del futbol

internacional no se reducen a la

determinación de los países sede de

los torneos, sino a su propia directiva.

En junio de 2011, Joseph Blatter fue

Las acusaciones

por compra y

venta de votos

EN LA FIFA NO

SE REDUCEN

a determinar las

sedes de los

torneos.

reelecto por un cuarto periodo al

frente del organismo, sin tener

un solo rival compitiéndole

el cargo. Ello ocurrió una vez

que el vicepresidente de la

FIFA, Mohamed bin Hammam,

también aspirante al máximo

puesto, se retirara de la contienda

al ser acusado de soborno y, después,

inhabilitado de por vida

en el mundo del futbol. En

concreto, Hammam

fue acusado de ofrecer

40,000 dólares a cada

uno de los representantes

del Caribe en una

reunión celebrada en

Trinidad tres semanas

antes de la elección.

Mientras tanto, Blatter

publicó en mayo

de 2011 un artículo en

el periódico deportivo

italiano La Gazzetta

dello Sport, titulado

“Todo o nada”, donde advertía que la

elección por venir podría “causar un

movimiento tectónico con daños irreversibles”;

esto es, que se jugaba “la

sobrevivencia de la FIFA”.

La peculiar reelección de Blatter dio

lugar a que el Consejo de Europa, con

sede en París, organismo encargado

de velar por los derechos humanos en

el ámbito europeo, exhortara a la FIFA

a actuar con mayor transparencia.

Los escándalos que rodearon a la

FIFA a partir de la designación de Rusia

y Catar como sedes mundialistas


SELECCIONES

y de la reelección de Blatter, dieron

lugar a que, gracias a presiones de

los principales patrocinadores de la

Federación (Coca-Cola, Adidas, Visa

y Emirates Airlines), el organismo

decidiera formar una comisión de

buen gobierno bajo la supervisión

de la organización no gubernamental

Transparencia Internacional. Para

ello, la consejera deportiva de Transparencia

Internacional, Sylvia Schenk,

propuso que en el nuevo comité de la

FIFA no podría haber ningún miembro

que hubiera recibido en su vida

algún pago por la Federación y que

los escándalos del pasado debían

ser sujetos a indagatorias, lo cual resultó

inaceptable para los jerarcas

del futbol internacional. Fue la propia

Schenk quien evaluó la actuación

del presidente de la FIFA: “Estaba

convencida de que, pese a todas las

apariencias, Blatter esta vez sí estaba

dispuesto a limpiar la casa, a poner

cristales transparentes. Y así me lo

indicaba la forma en que fluía la comunicación

entre nosotros. Pero hace

dos semanas me di cuenta de que estaba

equivocada”.

Los indicios de corrupción en el

comportamiento de los directivos del

futbol mundial no empezaron, sin

embargo, con el mandato de Blatter,

sino que se remontan a su antecesor,

el brasileño João Havelange, quien

presidiera el organismo entre 1974

y 1988. La agencia ISL, encargada de

comercializar los derechos televisivos

de la FIFA, quebró en 2002, generando

pérdidas por 100 millones de dólares

a la Federación, a partir de lo cual se

descubrió que la propia ISL había entregado

sobornos por 90 millones de

dólares a distintos dirigentes del balompié

mundial. Respecto a este caso,

la FIFA se vio forzada por el Tribunal

Supremo de Suiza, en 2012, a hacer

público un auto judicial en el que se

da cuenta que tanto Havelange como

su yerno, Ricardo Teixeira —quien

fue dirigente de la Federación Brasileña

de Futbol—, recibieron grandes

sobornos de ISL. Ello propició, entre

otras cosas, que Havelange dimitiera

como miembro del Comité Olímpico

Internacional y Teixeira como jefe del

Comité Organizador del Mundial de

Brasil en 2014.

LA INVESTIGACIÓN GARCÍA

El Comité de Ética de la FIFA designó

al abogado estadounidense Michael J.

García como presidente de su Comisión

de Investigaciones. En agosto de 2012,

él empezó a indagar sobre la designación

de las sedes de la Copa Mundial

2018 y 2022. Sus resultados, 350 páginas,

fueron presentados al organismo

en septiembre de 2014.

Los hallazgos no fueron divulgados: la

FIFA adujo motivos legales. Sin embargo,

se publicó un resumen de 42 páginas

en el que se desestimó cualquier

irregularidad de Rusia o Catar.

García renunció a su cargo en el organismo,

por haber perdido confianza en

sus colegas, el 17 de diciembre de 2014.

El informe completo se publicó apenas

el 27 de junio de 2017.


ALTERACIÓN

DE PASAPORTES

En Argentina, el futbol también ha

sido fuente de indagaciones judiciales.

En 2012, un juez federal solicitó

información sobre 444 futbolistas

por defraudación y lavado de dinero.

Todo empezó cuando el juez Norberto

Oyarbide investigó una trama de falsificación

de pasaportes de la Unión

Europea para facilitar la venta de futbolistas

argentinos a las ligas del Viejo

Continente y que mejoraran las condiciones

económicas que cobraban

por los fichajes. Entre los futbolistas

objeto de investigación destacan Javier

Mascherano (en ese entonces del

Barcelona), Martín Demichelis (exjugador

del Málaga), Éver Banega, Pablo

Piatti (ambos exmilitantes del Valencia),

Franco Zuculini (exintegrante del

Zaragoza) y Diego Forlán (exdelantero

del Atlético de Madrid). La nueva indagatoria

se avocó a determinar si los jugadores

cumplían con sus obligaciones

fiscales, pues 35 de ellos se inscribieron

en la liga a partir de triangulaciones

en países como Suiza, donde

nunca habían residido fiscalmente.

FOTOS: DEPOSITPHOTOS

Diego Forlán (izquierda) y Éver Banega

(derecha) son dos de los jugadores cuyos

nombres estuvieron relacionados con una

trama de alteración de pasaportes.


SELECCIONES

EVASIÓN DE

IMPUESTOS

BARSA: LA PESADILLA

FISCAL DEL DREAM TEAM

El Futbol Club Barcelona ha deslumbrado

a los aficionados de todo

el orbe: el “tiqui-taca” con el balón,

partiendo de su propio campo y rompiendo

cercos defensivos es ya un referente

de juego bonito y eficaz, y por

ello es el equipo con más trofeos en

los últimos años. El estilo del Barsa

se replica en la selección española,

que ha conquistado las Eurocopas

2008 y 2012 y el Mundial de 2010. En

el Barcelona juega, además, el mejor

futbolista del planeta, Lionel Messi.

El equipo de ensueño, el dream team.

Pero el club, además de aumentar con

velocidad el número de trofeos en sus

vitrinas, empieza a convertirse en un

referente de manejos económicos

poco pulcros e incluso fraudulentos

en términos fiscales; una pesadilla,

un mal sueño, la pesadilla fiscal es lo

que en los últimos meses han sufrido

Messi, Neymar y el club. Veamos.

MESSI Y EL FISCO

A Lionel Messi no solo lo marcan los

defensas de los equipos a los que se

enfrenta, pues también ha recibido

la presión de un jugador extracampo

Lionel Messi, astro del Futbol Club Barcelona.

FOTO: DEPOSITPHOTOS


ILUSTRACIÓN: DEPOSITPHOTOS

muy férreo: la fiscalía de delitos

económicos de Barcelona, dependiente

del Ministerio de

Hacienda en España.

La breve historia es la siguiente:

Messi, además de su

sueldo como futbolista profesional

pagado por el Barcelona

(unos 15 millones de euros al año

[cifras de 2014]), ingresa importantes

montos por contratos

comerciales (21 millones

de euros anuales);

sin embargo, para la

Hacienda española, el

jugador nacido en Rosario

no cubrió durante

años todos los impuestos

correspondientes

al conjunto de sus ingresos,

pues recurre a

tramas de triangulación

de dinero para que los

pagos por derechos de

imagen no aparezcan

en su contabilidad.

Entre las compañías con las que

Messi tenía acuerdos publicitarios se

encuentran el banco de Sabadell, Telefónica,

Danone, Air Europa, Adidas,

Pepsi, la marca de videojuegos Konami

y la panificadora Bimbo.

De acuerdo con la fiscalía, desde

2005 —siendo Messi menor de edad

y cuando todavía no era el mejor jugador

del orbe, pero destellaba como

un importante valor económico— su

padre Jorge Horacio cedió los derechos

de imagen a la empresa Belice

Lionel Messi

también ha

recibido la

PRESIÓN DE UN

JUGADOR MUY

FÉRREO: la

fiscalía de delitos

económicos.

Sports Consultants, creada un año

antes por Sovereign, una firma

británica dedicada a contabilidad

fiscal internacional.

Se estipuló, además, que otra

firma inglesa sería el agente

exclusivo para explotar los derechos

de imagen de Messi en

todo el planeta, con una comisión

del 10 por ciento; el resto iría

al progenitor del jugador estrella

a través de una

empresa adicional.

Más tarde, cuando

el fenómeno argentino

cumplió los 18 años,

ratificó el acuerdo suscrito

por su padre. Así,

la estrella del Barsa se

convirtió en responsable

de no declarar

como propios los ingresos

por los derechos de

imagen recibidos entre

2007 y 2009, que en ese

periodo ascendían a 10.1 millones de

euros, por lo que el monto defraudado,

de acuerdo con la fiscalía, alcanzó

los 4.1 millones de euros.

Un ejemplo del proceder económico

de los Messi es este: en enero de 2006

el jugador cedió sus derechos a la empresa

Sports Consultants por 38,000

euros, y cuatro días después firmó un

contrato con la marca de ropa deportiva

Adidas por una suma de 9 millones

de euros por seis años, cantidad

que, tras circular por el extranjero,

acabó en el bolsillo del jugador sin


SELECCIONES

ser declarada a la Hacienda de España,

donde el astro argentino tiene

su residencia fiscal.

Las penas en España por defraudación

fiscal mayor a los 600,000 euros

y por uso de empresas instrumentales

o paraísos fiscales van de uno a

seis años de cárcel, pero el hecho de

carecer de antecedentes atenuaría la

sanción; en términos económicos, la

multa puede llegar a ser de seis veces

la cantidad birlada al fisco.

Messi fue imputado formalmente

por fraude fiscal. Enseguida, el jugador

pagó 10 millones de euros adicionales

a Hacienda, correspondientes a

sus declaraciones fiscales de 2010 y

2011. Más tarde, en el mes de agosto

de 2013, para compensar la omisión

en el pago de 4.1 millones de obligaciones

entre 2007 y 2009, Messi y su

padre abonaron a Hacienda 5 millones

de euros (la cifra defraudada, más

intereses). Así pues, Messi no consiguió

driblar al fisco español, al que

acabó pagando 15 millones de euros

adicionales por cinco años de actividad

profesional y venta de imagen.

OPACIDAD EN EL CONTRATO

DE NEYMAR Y EVASIÓN FISCAL

El Futbol Club Barcelona compró a

Neymar en el verano de 2013 al Santos

de Brasil. El jugador fue presentado el

3 de junio en el Camp Nou, ante los

vítores de 56,000 aficionados que acudieron

a darle la bienvenida.

Neymar había sido pretendido por

el rival histórico del Barsa, el Real Madrid,

pero fue el equipo catalán el que

se hizo con los servicios del delantero

de la selección brasileña por cinco

años, tras anunciar que la operación

alcanzó los 57.1 millones de euros y

fijar una cláusula de rescisión de 190

millones de euros.

Pronto, Neymar comenzó a marcar

goles con el Barsa y a acompañar

a Messi en el ataque, pero no solo

compartió jugadas y el balón con la

Pulga en la cancha; al igual que el argentino,

el exjugador del Santos sería

objeto de controversia económica y

de un frente abierto en los juzgados

para el Barcelona.

Uno de los socios del club, Jordi

Cases, interpuso el 5 de diciembre de

2013 una querella contra el entonces

presidente del equipo, Sandro Rosell,

por gastar más en el fichaje de Neymar

que lo declarado y por hacerlo de

espaldas a los socios. La figura penal

de la denuncia fue “apropiación indebida

por distracción”; esto es, por

administración desleal en la contratación

del brasileño, dañando el patrimonio

del club que, en teoría, Rosell

debió proteger.

La fiscalía de la Audiencia Nacional

de España solicitó, el 10 de enero de

2014, al juez Pablo Ruz que admitiera

la querella, en la que se narra que el

Barsa contrató al jugador por 57.1 millones

de euros, de los cuales: 17.1 correspondieron

al equipo de origen, el

Santos de Brasil; 40 millones a la sociedad

N&N, propiedad del padre de Neymar;

además de que se erogaron 7.9


ILUSTRACIÓN: DEPOSITPHOTOS

millones de euros por el acuerdo

sobre otros tres futbolistas del

Santos y 9 millones por dos

partidos amistosos.

El presidente del Futbol

Club Barcelona, por su cuenta,

se excusó de hacer pública

la información, e incluso de entregarla

a los socios del Barsa,

basándose en la existencia de

una “cláusula de confidencialidad”

incluida en el

contrato; por ello, fue

necesaria la intervención

del poder judicial

para que se comenzaran

a conocer las cifras

reales de la operación.

Jordi Cases, el socio

barcelonista que

cuestionó las decisiones

de su club, manifestó

en la ampliación

de su querella que,

en realidad, el equipo

deportivo pudo haber abonado

94.4 millones de euros por Neymar,

37.3 millones más de la cifra dada

a conocer originalmente.

El hecho de que la Audiencia Nacional

decidiera admitir la querella e

investigar a fondo el “caso Neymar”

motivó la dimisión de Sandro Rosell

como presidente del Futbol Club

Barcelona el 23 de enero de 2014,

dos años y medio antes de que concluyera

el mandato del cargo para el

que tomó posesión en junio de 2010.

El lugar de Rosell fue ocupado por el

El fichaje de

Neymar terminó

COSTANDO 100

MILLONES DE

EUROS. Es uno

de los más caros

en la historia

del futbol.

anterior vicepresidente del club,

Josep Maria Bortumeu.

Fue Bortumeu quien, a un

día de desempeñarse como

máximo directivo del Barsa,

reconoció que en realidad el

costo total del fichaje del jugador

ascendió a 86.2 millones de

euros, una cifra más cercana a los

94 de los que habló el socio denunciante

que a los 57 millones

que el club manejó

hasta la intervención de

la Audiencia Nacional.

Un actor adicional

que reaccionó al conocer

las cifras reales fue

el Santos de Brasil, pues

es obvio que pudo haber

obtenido una mayor

participación por

la venta del jugador de

conocerse el monto total

de la transacción.

El hecho de que se

confirmara que el Barsa no declaró el

monto real de la adquisición de Neymar

abrió al club otro frente con la

justicia: la posible comisión de fraude

a la Hacienda pública española. Así,

el fiscal José Perals señala que en la

documentación del “caso Neymar”,

además del contrato del jugador y del

pago de derechos al Santos de Brasil,

“constan hasta nueve contratos diferentes

por diversas causas en los que

se acuerda el abono de cuantiosas

cantidades a sociedades de la órbita

del jugador”, y que entre los contratos


SELECCIONES

y la cantidad que se declaró a Hacienda

hay una diferencia que implica

un monto susceptible de ser gravado

por el fisco de 37.92 millones de euros.

El juez Pablo Ruz imputó al Futbol

Club Barcelona como presunto autor

de fraude fiscal; el monto del delito estimado

por la fiscalía alcanzó los 9.1

millones de euros.

Unos días después de que se diera a

conocer la imputación por fraude fiscal

contra el Barsa, y antes de que hubiese

sentencia judicial, el club acudió

a Hacienda a pagar 13,550,000 euros

“en vista de una posible divergencia

interpretativa sobre el alcance de las

obligaciones fiscales derivadas de la

contratación” de Neymar.

La prisa del Futbol Club Barcelona

por cubrir ese monto puede explicarse

por el hecho de que en España

el código penal establece que la sanción

por fraude fiscal puede alcanzar

hasta seis veces la cantidad defraudada

(si el monto no declarado fue de

9.1 millones, la multa podría ascender

a 54.6 millones de euros), pero el

hecho de reparar el daño con el pago

complementario puede dar lugar a

una reducción significativa de la penalización

económica.

Como sea, el contrato que se dijo

que costó 57 millones de euros,

y que luego se evidenció de 86.2, con

el pago a Hacienda de 13.5 se aproxima

a los 100 millones de euros (99.7

para ser exactos), lo que lo convierte

en uno de los más caros en la historia

del futbol internacional.

DESENLACE DEL CASO MESSI

Si bien la defensa legal del jugador

consistió en presumir ignorancia de los

esquemas de defraudación utilizados a

su nombre, la fiscalía española desestimó

el argumento. El litigio llegó al

Tribunal Supremo de España y, el 24 de

mayo de 2017, condenó al argentino a

21 meses de prisión y una sanción de

poco más de 2 millones de euros por

defraudar 4.1 millones de euros a Hacienda

entre 2007 y 2009.

No obstante, el 7 de julio de 2017 la

Audiencia Provincial de Barcelona

aceptó conmutar la pena de prisión por

una multa de 252,000 euros, pues el astro

no contaba con antecedentes penales

y gracias a su esfuerzo reparador: la

devolución de lo evadido y el pago de

las multas correspondientes.

PARTIDOS

BENÉFICOS

El aura de héroes que acompaña a los

futbolistas de élite hace que con frecuencia

sean solicitados como “embajadores”

de causas benéficas en todo

el orbe. Pero también permite que se

reúnan importantes sumas de dinero

para ser destinadas a bolsillos particulares.

El gran jugador Lionel Messi

se ha vuelto centro de atención también

por los espectaculares enredos

de tipo contable, económico y fiscal

alrededor de su figura.

En España se abrió, por parte de

la Unidad Central Operativa de la

Guardia Civil, una investigación sobre

una supuesta trama de blanqueo de


dinero alrededor de los partidos

“Messi y sus amigos vs. El resto del

mundo”. La investigación se inició contra

Andrés Blanco, supuesto cabecilla

de una red de lavado de dinero del

narco a través de eventos deportivos y

musicales. Blanco logró que Messi participara

en cinco partidos durante 2012,

en Colombia, Perú, Cancún, Miami

y Chicago. Ello motivó que tanto la

Pulga como Dani Alves, José Manuel

Pinto y Javier Mascherano tuvieran

que declarar el 29 de noviembre de

2013 ante agentes de la Guardia Civil

en Barcelona.

CIRO MURAYAMA es un economista mexicano,

consejero del Instituto Nacional Electoral de

México y profesor en la Universidad

Nacional Autónoma de México.

Agradecemos a nuestros amigos de

Ediciones Cal y Arena por permitirnos

hacer esta adaptación del libro La

economía del futbol.

Juegos mentales: Soluciones

MEZCLA DE LETRAS

C

K I A

H E G D F

B J

HORA DE TANGO

Lunes: Patricio y Armida.

Martes: Wenceslao e Inés.

Miércoles: Samantha y Elena.

Jueves: Víctor y Filomena.

Viernes: Rodrigo y Carlos.

ARRIBA O ABAJO

Desliza la penúltima columna dos

posiciones hacia arriba, de modo

que la hilera superior en el recuadro

amarillo diga: 13 + 4 = 17. Las

otras dos ecuaciones correctas deben

ser: 47 ≥ 14 x 3 y 18 = 26 – 8.

TESORO ESCONDIDO

2

1

2

1

2

1

2

1

1 1 1 2 2 2 1 2

MINIMALISMO

11 9

7 10

TOMADO DE LA ECONOMÍA DEL FUTBOL. © 2014 POR CIRO MURAYAMA Y © 2014 POR NEXOS SOCIEDAD CIENCIA Y LITERATURA, S. A. DE

C. V. REPRODUCIDO CON AUTORIZACIÓN DE NEXOS SOCIEDAD CIENCIA Y LITERATURA, S. A. DE C. V.

More magazines by this user