MondoSonoro Diciembre 2019

online.magazines

MONDO

FREAKO

3anteriormente y parte del fuego que solían

transmitir. En Freedom todavía estábamos

descubriendo la trama de este nuevo capítulo.

Era bastante cerebral y más orientado hacia

adentro. Esto no tenía nada de malo, pero es

cierto que el carácter del discurso público ahora

se centra en la hipérbole, la polarización y las

evasivas, y necesitábamos encontrar una lengua

vernácula que fuera familiar con todo esto…

y, sobre todo, comunicarnos tan lúcidamente

como fuera posible.

—Este álbum muestra que todavía tenéis mucho

que decir sobre los contextos políticos y

sociales ¿Tenéis o sentís la responsabilidad de

reflejar más que nunca las injusticias y lo jodidos

que estamos?

Yo espero que sí, es lo que hacemos. Y sí, estamos

viviendo tiempos oscuros. Hemos visto

tiempos oscuros antes, pero no así. El completo

fracaso del periodismo contemporáneo para

contrarrestar la distorsión de la realidad implementada

por la derecha, los movimientos populistas

neofascistas, los despiadados depredadores

capitalistas… Es profundamente vergonzoso.

Estas fuerzas aterradoras están influyendo en el

discurso público europeo y están a cargo de la

política estadounidense, rusa, brasileña y turca

respectivamente, solo por comenzar a hablar

del problema de una forma muy básica. La verdad

es que me cuesta encontrar ejemplos de una

narrativa contraria en toda la política contemporánea.

—¿Cómo crees que la música puede influir en

las personas, especialmente al tomar decisiones

o posicionarse a nivel político? El tema

Turn The Cross acaba con esta frase en loop If

you hear this, you are a weapon (“Si oyes esto,

eres un arma”).

Lo diré de esta manera: el mundo cambia constantemente.

Solo tienes que fijarte en los cambios

en las actitudes y el lenguaje con respecto

a la violencia sexual, el feminismo o los problemas

LGTBI, por ejemplo, sobre los que ha sucedido

mucho en poco tiempo. Y cuando escucho a

la gente desesperarse por otro tiroteo masivo en

los Estados Unidos, diciendo que nada cambia, y

así sucesivamente, siempre pienso: Por supuesto

que sí y lo hará, no será así para siempre, es solo

un estancamiento político, uno del tercer raíl de

la política estadounidense, pero, por supuesto,

llegará un momento en el que estas cosas dejen

de suceder. La historia nos lo ha demostrado,

sería una locura pensar o esperar lo contrario,

pero no puedes ser paciente y esperar ese cambio,

eso es inmoral e imprudente, tienes que SER

ese cambio. Así es básicamente como veo lo que

hacemos. Y si al final realmente inspiramos un

cambio o no, no me importa, solo que podríamos

hacerlo. —sofía cuevas gonzález

r

Más en www.mondosonoro.com

discografía

Al margen de las dos demos

oficiales (Refused y Operation

Headfirst, ambas de

1992) de la banda sueca, la discografía

va mucho más allá de sus cinco

álbumes. Para que te hagas una idea

de todo lo que puedes escuchar por

ahí, aquí te resumimos sus lanzamientos

a lo largo de su carrera.

This Just Might

Be... The Truth

Startrec /

We Bite(1994) 8/10

The Shape Of

Punk To Come

Epitaph / Pias 1998

9/10

Songs To Fan

The Flames Of

Discontent

Victory, 1996 9/10

Freedom

Epitaph / Pias

2015

7/10

r

War Music

Spinefarm 2019

7/10

Recopilatorios y EP’s

-Pump The Brakes EP (1993)

-This Is The New Deal EP (1993)

-Everlasting EP (1994)

-Refused/Randy Refused Loves

-Randy EP (1995)

-Rather Be Dead EP (1996)

-The EP Compilation: This Album

Contains Old Songs & Old Pictures

Vol. 1 (1997; incluye sus epés previos,

excepto Pump The Brakes, y

diversas versiones. En 2002, Epitaph

publicó una edición con distinto

tracklist)

-The Demo Compilation: This

Album Contains Old Songs & Old

Pictures Vol. 2 (1997; incluye Refused,

Operation Headfirst, inéditos

y versiones)

-The New Noise Theology EP (1998)

-Servants Of Death (2016; single y

cinco tomas en directo)

LA MÍA

Poco nos queremos

La verdad es que no recuerdo si

alguna vez les he hablado aquí

sobre ello, pero es ahora cuando

siento la necesidad de darle algunas

vueltas más al asunto. Es posible que

el motivo haya sido que, ante los Grammy y

otros premios relativamente recientes que

se ha llevado Rosalía, no todo sean buenas

palabras en las redes sociales. Redes sociales,

esa jungla de haters crecidos. Soy de

la opinión de que, nos gusten más o menos

las propuestas musicales de los artistas

españoles galardonados internacionalmente,

en primer lugar deberíamos alegrarnos

por el hecho de que la música que se

hace aquí se valore con respeto más allá de

nuestras fronteras. En cierta manera lleva

años ocurriendo, aunque por lo general ha

sido un mainstream con el que a mucho nos

resultaba complicado conectar y obviábamos

el debate al respecto. Pero es que ahora

las cosas han cambiado, y mucho. Que

Rosalía y su equipo se acaben de llevar

el Grammy Latino a Mejor Disco del Año y

que Con altura se haya considerado Mejor

Canción Urbana es algo que me gusta, y

mucho. Empecemos a tomarnos en serio

que nuestros artistas también graban

discos excelentes que pueden salir fuera

para luchar de tú a tú contra muchísimos

productos internacionales. Entre nuestros

odios cainítas y nuestra falta de confianza,

llevamos años pensando que no jugábamos

de igual a igual en esto de la música más

allá de los Pirineos y el Atlántico. Alguna

gente me dirá que, en ese caso, por qué

no publicamos listas de mejores del año

en las que artistas españoles y artistas

internacionales salgan mezclados, a eso

les contestaré que es otra historia bien

distinta de la que ya hablaré algún día. Así

que, volviendo al asunto, ha llegado la hora

de que dejemos de ser unos provincianos y

sentirnos orgullosos de que la posibilidad

de tocar por Europa y Latinoamérica en

condiciones sea algo que nuestros artistas

y grupos se han ganado a pulso. Rosalía es

la excusa para esta columna, se lo acepto,

pero en su lugar podríamos estar hablando

de la larga lista de artistas españoles de

pop rock, rap y hasta de trap que se pasean

por el mundo y son tratados como merecen.

O de géneros menos resultones en medios

generalistas como el metal extremo, el

hardcore o la electrónica, cuna de infinidad

de bandas que giran por toda Europa,

que son elogiadas y que hasta agotan su

merchandising. Leyendo algunos comentarios

en Internet a uno le arde la sangre.

Nuestra cultura nos ha hecho disfrutar

menospreciándonos, o mejor dicho menospreciando

a los nuestros con actitud de

gallito de corral. Y así nos ha ido. Es cierto

que vivimos en un país en el que la cultura

tiene poco peso, en el que la mayor parte

de los artistas malviven, etcétera, etcétera,

pero que nadie se piense que las cosas más

allá de nuestras fronteras geográficas son

siempre mejores. —joan s. luna

#6 diciembre 2019 mondosonoro.com — @mondo_sonoro — facebook/mondosonoro

More magazines by this user
Similar magazines