Revista Pesca enero 2021

mkisner

Esta edicion de la revista Pesca presenta las ofertas electorales para la pesqueria de los partidos en contienda por la presidencia del Peru

EDICION DIGITAL SUPLEMENTO ENERO 2021 www.revistapesca.blogspot.com

PERU: ELECCIONES

PRESIDENCIALES 2021

LAS PROPUESTAS PARA LA PESQUERIA

Revista Pesca Suplemento enero 2021 1


Fundada en 1960 SUPLEMENTO ESPECIAL: POLITICA ENERO 2021

La revista Pesca es un medio de información alternativo referido a temas del mar y de la pesquería.

El objetivo de la revista Pesca es difundir información, ideas y corrientes de opinión para crear conciencia de la

necesidad de hacer sostenible la extracción de los recursos marinos, de seguridad alimentaria y del cuidado del

medio ambiente.

Pero sobre todo, contribuir con información para que el lector empiece a formarse una opinión propia sobre la

problemática pesquera., que permita ampliar nuestra visión de la pesquería mediante la lectura y el análisis individual.

http://revistapesca.blogspot.pe/

Correo electrónico:

revistapesca@outlook.com

Presidente de la Revista Pesca: Marcos Kisner Bueno

DIFERENCIAS ENTRE ATN Y BONITO

La revista Pesca no se solidariza necesariamente con las opiniones vertidas en los artículos firmados,

los cuales son de responsabilidad de sus autores.

¿QUIEN DEPREDO EL JUREL

EN EL PACIFICO SUR?

Este suplemento presenta las propuestas para la pesquería contenidas en

los planes de gobierno de los partidos políticos para las elecciones presidenciales

del 2021.

Revista Pesca Suplemento enero 2021 2


EDITORIAL

Doscientos años de República no han mejorado la situación de las poblaciones originarias que viven en comunidades nativas, o en

poblaciones rurales dispersas sin formar parte del sistema económico. Al igual que la mayor parte de la población urbana que se

desarrolla en una economía informal de subsistencia y carente de educación y salud, subsiste una calidad de vida deplorable y lamentable.

Poco o nada ha cambiado en el Perú.

El hecho es que el modelo político y económico es bueno para los menos; pero no beneficia a los más. Nos condena a soportar p olíticos

y funcionarios que nos mienten y nos roban con total impunidad o, en el mejor caso, son sancionados por una justicia tan lenta

que en la práctica deja de existir. No hay mecanismos que permitan a la ciudadanía despedir a sus políticos o funcionarios.

En este contexto estamos obligados a elegir nuevas autoridades. Debemos hacerlo en forma diferente revisando bien a los candi datos,

con la esperanza de que esta vez sea distinto; pero preparados para hacer algo si todo resulta ser igual.

Desde el punto de vista de la pesca, los ciudadanos directa y/o indirectamente relacionados con la pesquería ¿por quién deben votar?

Y los no relacionados con el sector, o sea el principal segmento poblacional ¿por quién deberían votar?

DIFERENCIAS ENTRE ATN Y BONITO

Ambos, de una u otra manera están relacionados con la pesquería. Los primeros porque sus ingresos económicos dependen, principalmente

o en gran medida de la actividad pesquera y los segundos porque son consumidores finales de pescados y mariscos.

Entonces, ¿qué deben hacer?

Podemos votar por cualquiera, sin la menor certeza de que cumplirán lo ofrecido o si podrían hacerlo. Los planes no son vinculantes.

Por eso tenemos que evaluar al candidato, mirarlo a los ojos y deducir si estará dispuesto a cumplir, o votar a ciegas y por consigna

eligiendo al mal menor, o al viejo político tradicional en lugar de apostar por lo nuevo. Antes de marcar un símbolo pregunté monos

¿a quién quieren servir esos candidatos? ¿a nosotros, a ellos mismos, o a alguien más?

La principal cualidad que debe evaluarse es la sincera y real vocación de servicio al país y a los demás. Más allá de las promesas, lo

determinante debe ser la confianza que inspire el candidato, tanto por su trayectoria personal, integridad, honestidad, capacidad y

liderazgo, así como por sus convicciones en la necesidad de efectuar cambios y la suficiente voluntad política para imponer con firmeza

un nuevo modelo de gestión en la pesquería y en el país.

También es importante evaluar al equipo de personas que lo acompañarán durante su administración. No solo sus cualidades morales

y personales, sino investigando a quién sirven realmente, si a los intereses del país o a algún poder económico. No se puede olvidar

que la política y la administración pública son constantemente infiltradas por quienes se dedican a defender intereses personales y/o

de parte, por encima de los intereses nacionales, unas veces abierta y descaradamente y otras veces detrás de las sombras, manipulando

y colocando o sacando funcionarios según sus conveniencias.

La pregunta es, ¿tú qué vas a hacer?

¿QUIEN DEPREDO EL JUREL

EN EL PACIFICO SUR?

En opinión de la Revista Pesca, se debe votar por quien mayor credibilidad ofrece en el tema pesquero, y quien a su vez ha ofrecido

implementar las medidas más coherentes y favorables para las mayorías. Lejos de demagogia y ofertas incumplibles, es hora de elegir

en base a lo realmente posible de cumplir y por las personas que muestran mayor identificación las mayorías y no con las partes.

En esta edición, la Revista Pesca presenta las ofertas electorales para el sector pesca y acuicultura que los partidos en contienda dicen

que aplicarán.

Cada lector debería analizarlas y sacar sus propias conclusiones.

Revista Pesca Suplemento enero 2021 3


LOS FUNCIONARIOS

PUBLICOS

Los cargos de ministro y de viceministro, así como los presidentes y jefes de las OPDs, deberían ser asumidos

con total humildad y sincera vocación de servicio y compromiso con el programa de gobierno y el

país.

DIFERENCIAS ENTRE ATN Y BONITO

No son empleos como cualquier otro, sino que son cargos de responsabilidad que necesitan honorabilidad,

decencia y respeto por la ética de la función pública.

El poder que acompaña al ejercicio de la función tiene que ser usado con discreción y sabiduría, ejerciéndolo

sin mediocridad, sin altanería, sin soberbia y con criterio.

A partir de allí, la designación de los cargos de confianza deben respetar los mismo lineamientos.

Requisito común a todos los cargos de confianza, desde el ministro hasta el último director de línea, debiera

ser la experiencia y conocimiento del sector y actividad en la cual se van a desenvolver. Hacer lo

contrario y priorizar la confianza antes de la capacidad y la experiencia, expone al sector a un fracaso más

de los que venimos viendo hace décadas.

¿QUIEN

Revista Pesca Suplemento enero 2021 4


Revista Pesca Suplemento enero 2021 5


LA POTA, LA OROP DEL PACIFICO SUR

Y EL PERU

¿Es conveniente para el Perú mantener presencia en la OROP PS, que

administra en el ámbito de la Convención, las pesquerías de jurel y

pota, como especies transzonales, a fin de cautelar sus intereses desde

el punto de vista político y diplomático?. ¿O debería retirarse de la

organización?

Por el tenor del artículo del diario Expreso, que se reproduce al final

de esta nota, pareciera que los intereses nacionales no están siendo

defendidos. Los resultados obtenidos en cuanto a cuota de jurel, al

no arrojar cantidades significativas o importantes en el contexto de la

cuota global, crean una interrogante en relación al nivel de importancia

que se asigna a la asistencia de funcionarios peruanos a la OROP

PS. La CIAT y la OROP tienen un tratamiento muy diferenciado. Mientras

a la OROP del Pacífico Sur se le asigna un consultor externo de

muy alto nivel técnico, a la CIAT no se le asigna ninguno.

La relación beneficio costo del Perú en las reuniones de la OROP tendría

que ser evaluada a fin de conocer si el dinero gastado en la asistencia

a estas reuniones es justificado.

Las capturas reales y nominales de jurel en el marco de la OROP no

tienen mayor impacto en la seguridad alimentaria del país, porque no

contribuyen a la alimentación nacional. La industria exporta más de lo

que destina al mercado nacional. Desde una perspectiva de inclusión

social de las poblaciones vulnerables del país necesitadas de proteína,

los resultados obtenidos no las benefician. Sin embargo la pota sí

constituye un recurso para la alimentación, por lo menos en mayor

escala que el jurel, pero no viene siendo debidamente defendida ante

la amenaza de la flota de bandera extranjera que opera en el Pacífico

Sud Oriental y a la cual Perú le brinda asistencia logística en sus

puertos.

Es necesario que el país desarrolle una política pesquera que asegure

su presencia en el Pacífico Sud Oriental, dentro de la cual es vital que

asegure su participación en la explotación de un recurso como la pota,

protegiéndola de las flotas extranjeras y facilitando la inscripción

de embarcaciones peruanas en la OROP. De igual modo el jurel, el

cual hasta la fecha no está siendo aprovechado, salvo por la porción

de biomasa dentro de las 200 millas al alcance de la flota peruana de

cerco.

Por Alfonso Miranda Eyzaguirre

NOS PEGARON EN LA POTA

“Del 3 al 8 de octubre se desarrolló la octava reunión del Comité

Científico de la Organización Regional de Ordenamiento Pesquero del

Pacífico Sur (OROP-PS), encargada de la conservación y ordenación

de los recursos de alta mar en el Pacífico sur, la cual entró en vigor

en 2012. Nuestro país participó desde las reuniones preparatorias en

2007 y se adhirió en diciembre de 2015. Perú contribuye a su mantenimiento

con aproximadamente 25 mil dólares anuales y gasta una

importante suma en viajes y estadías de funcionarios y asesores a

lugares que pueden ser tan distantes como Port Vila o Vanuatu de

funcionarios y asesores a lugares que pueden ser tan distantes como

Port Vila en Vanuatu que queda a 26 horas de avión desde Lima.

13,793 toneladas anuales de jurel, equivalentes al 2.03% de la cuota

que se captura en nuestra región, mientras que China dispone de 43

mil, la Unión Europea 41 mil y Vanuatu 31 mil toneladas, a pesar de

que el Perú es 100 veces más grande y 120 veces más poblado que

este último. En la pota, hemos pasado de ostentar el 70% de los desembarques

del Pacífico sur en 2007, al 39% en 2017. China avanzó

de tener unas pocas decenas de barcos en 2007, a 643 poderosas

naves inscritas en la OROP-PS, toda vez que Perú no tiene ninguna

registrada. Preocupante situación, ¿verdad, señores del gobierno?

¿Alguien hizo el balance costo-beneficio?

Es importante recordar que la pota es el recurso hidrobiológico que

más trabajo genera en el Perú, sustento de nuestra pesca artesanal y

de la industria pesquera para consumo humano. Genera 850 millones

de dólares de exportación y se consumen 42 millones de kilogramos

en la mesa popular. Sin embargo, es poco lo que nuestro país ha

hecho para lograr su ordenamiento en el ámbito nacional, al no concluir

el proceso de formalización que lleva más de 4 años, con lo que

se expone a toda la cadena productiva y decenas de miles de empleos.

En la esfera internacional, no hemos escuchado una sola vez al

Estado peruano exigiendo que se respeten los principios de pesca

responsable ante centenares de denuncias de pescadores artesanales

y la prensa internacional, sobre violación de nuestra soberanía por

parte de la flota china subsidiada y depredadora de la pota de los

peruanos.

En esta reunión del Comité Científico, Perú no dijo una palabra del

impacto que ya se está generando contra nuestra pota, lo que supone

la disminución de las tallas que capturamos. No se pidió la aplicación

del principio precautorio, que ha inculcado la FAO, lo cual implicaría

que no solo se cerrara el acceso a más barcos de países de

aguas distantes, sino que se prohibieran los transbordos en alta mar

en los que se pueden ocultar las verdaderas cantidades extraídas por

esos voraces barcos y se exigiera que cada nave tenga un observador

a bordo, como es práctica habitual en otros mares. Esto fue propuesto

por el Comité para el Manejo Sustentable del Calamar Gigante en

el Pacífico Sur (CALAMASUR), que reúne a pescadores e industriales

de la región. La delegación peruana calló y otorgó. ¿No saben nuestros

representantes que hay un copioso registro de denuncias sobre

prácticas devastadoras y que la ciencia aconseja su inmediata detención?

Perdimos la oportunidad, la flota china sigue creciendo y devorando.

La región se estremece ante el poderío de los reflectores de sus barcos

y seguimos dejando que esas cosas pasen. Nos han vuelto a pegar

en la pota”.

https://www.expreso.com.pe/opinion/nos-pegaron-en-la-pota/

¿Qué hemos conseguido en 13 años de asistir a estas sesiones?:

Revista Pesca Suplemento enero 2021 6


EL SALMÓN Y LOS LANGOSTINOS QUE TERMINAN

EN TU PLATO ESCONDEN UN SUCIO SECRETO

CÉSAR-JAVIER PALACIOS

Las 10 cadenas de supermercados españolas analizadas

obtienen una puntuación en su sostenibilidad acuícola

inferior al 13%, muy por debajo de los primeros puestos

en otros países europeos como Reino Unido o Alemania.

Salmón en una pescadería. Foto: Freepik

Muchos piensan que consumiendo pescados criados en

piscifactorías (salmón, lubina, dorada, langostinos, truchas,…)

protegemos nuestros ríos y océanos. El aumento

de la sobreexplotación de los caladeros y descenso de

las capturas parece que no nos deja otra salida.

Pero esos peces de criadero no son vegetarianos. Se alimentan

mayoritariamente de harinas y aceites de pescado

extraídos masivamente de los mares de manera industrial

e insostenible. Casi una quinta parte de los

desembarcos mundiales de pescado se utilizan actualmente

para producir esos extractos de pescado que

abastecen a la ganadería industrial y a la acuicultura.

Nada menos que 15 millones de toneladas de pescado,

mayoritariamente sardinas, arenques y anchoas.

Algo tendremos que comer, ¿no es verdad? Sin duda.

Pero habría que replantearse qué y cómo. Desde 1961 el

incremento de consumo de pescado ha doblado al

crecimiento de la población humana. Y España lidera

este incremento con un 4,2% anual, donde el 72,7%

del pescado se compra en supermercados.

Suspenso a los supermercados

Un informe de la ONG holandesa Changing Markets

Foundation sobre la distribución en España de pescado

procedente de la acuicultura pone de manifiesto el preocupante

impacto de este sector alimentario en la salud

de los ecosistemas marinos y las implicaciones sociales

que conlleva en muchos países en desarrollo.

Clasificación sostenibilidad acuícola de los supermercados

(respecto al 100%)

Para obtener esta puntuación se ha desarrollado una

metodología propia donde se valora que el operador tenga

entre sus objetivos la reducción, y en última instancia

la eliminación del pescado salvaje a los piensos para

acuicultura, que haya información a los consumidores

sobre el origen de esos piensos (de cría/salvaje, país de

producción, empresa e instalación industrial) y que su

modelo de marketing no promueva productos poco sostenibles

con los océanos.

Según Changing Markets Foundation, en todo ello han

fallado las empresas españolas, que en muchos casos no

les han facilitado información.

Asumir responsabilidades

La investigación Atrapados [descargar en este enlace]

revela que los españoles están consumiendo mucho

más pescado salvaje del que creen debido a que el

pescado de piscifactoría se alimenta, en gran medida, de

pescado extraído industrialmente de los mares.

Y los supermercados, de acuerdo con este estudio, no

Revista Pesca Suplemento enero 2021 7


asumen la responsabilidad de garantizar que los productos

vendidos no tienen un impacto negativo en la salud

de los océanos.

Este modelo industrial de pesca masiva para hacerla

directamente puré, para convertir en aceite y harina

miles de toneladas de pequeños pescados con los que

alimentar pescados más grandes y con mayor interés comercial

no solo está empobreciendo los mares sino

a millones de personas de los países ya de por sí más

pobres del mundo.

“Los productos del mar cultivados, incluidos el salmón y

las gambas, contribuyen al colapso de las poblaciones de

peces silvestres y están acaparando una fuente clave de

proteínas de las comunidades más pobres del mundo bajo

la falsa apariencia de que es un sector más sostenible”,

señala Juan-Felipe Carrasco, portavoz del informe

Atrapados.

Urge un cambio

Para garantizar que no se excedan los límites naturales

de las poblaciones de peces, la investigación concluye

que el sector de la acuicultura y los supermercados

deben comprometerse a eliminar de sus cadenas

de suministro harinas y aceites que procedan de pescado

salvaje antes de 2025 para cambiarlos por otros productos

que no generan impactos y producen los mismos

nutrientes.

Vendedora de pescado en Gambia. Foto: Tim Webster/

Reelmedia Film

Empobreciendo el mundo

Fuente

https://blogs.20minutos.es/cronicaverde/2020/12/18/el-salmon-y-loslangostinos-que-terminan-en-tu-plato-esconden-un-sucio-secreto/?

fbclid=IwAR32x1pChs47WWsUGveUKBa5mFLupl4T2ayUOkIKGvocOTBycJHyuxnhg0

“LOS CONSUMIDORES SOMOS CÓMPLICES DE MUCHOS DE

LOS DELITOS QUE OCURREN EN EL OCÉANO”

'OCÉANOS SIN LEY'

El periodista Ian Urbina se pasó 40 meses investigando ladrones

de barcos, entrevistando mercenarios o persiguiendo barcos de

pesca furtivos

de The New York Times Ian Urbina durante 40 meses. Fueron

unos 40.000 kilómetros recorridos, 85 vuelos, 40 ciudades de

todos los continentes y más de 12.000 millas náuticas repartidas

por cinco océanos y otros 20 mares investigando a ladrones de

barcos, entrevistando a mercenarios o siguiendo a ecologistas,

balleneros, abortistas, marineros abandonados, polizones… Toda

una serie de historias que han quedado recogidas en Océanos

sin Ley (Capitán Swing).

Investigación

Urbina recorrió 40.000 kilómetros, cogió 85 vuelos y pasó por

cinco océanos y 20 mares

Ian Urbina en el barco patrulla indonesio Macan persiguiendo a

varios pesqueros vietnamitas en el Mar de China Meridional

Fabio Nascimento

DAVID RUIZ MARULL

Los océanos, las últimas fronteras de la Tierra. Por este vasto

territorio que ocupa 2/3 partes del planeta viajó el periodista

Tras leer su libro, parece que no hay mejor ejemplo de

todo lo que pasa en el mar que Somalia y Puntlandia:

piratas, pescadores furtivos, esclavos del mar, fuerzas

policiales corruptas, guardias de seguridad marinos, terroristas…

Tienen de todo.

Aprendí dos lecciones en Somalia. La primera es que no es tanto

un país como una colección de estados autónomos y clanes rivales,

lo que significa que la aplicación de las leyes es una perspectiva

cambiante. La segunda es que el comportamiento ilícito en

Revista Pesca Suplemento enero 2021 8


alta mar casi siempre tiene sus raíces en la actividad delictiva en

tierra. Tenía la esperanza de informar sobre los esfuerzos y éxitos

de Somalia, o al menos de un puñado de autoridades federales

en Mogadiscio, que estaban luchando contra los barcos de

pesca extranjeros que durante años han cazado furtivamente

en sus costas. Pero mi viaje dio un vuelco rápidamente y mi

atención se centró en el papel de los funcionarios corruptos en

Puntlandia, que facilitaban y se beneficiaban de una flota de

barcos tailandeses ilegales que pescaban en aguas somalíes y

utilizaban a cientos de marineros camboyanos cautivos. A medida

que cambió el enfoque de mi investigación, rápidamente caí

en desgracia con los líderes locales en Puntlandia y terminé peligrosamente

varado en este violento estado separatista.

El Thunder, tratando de escapar del Sea Shepherd

Ian Urbina

El océano es un lugar oscuro. ¿El nuevo Salvaje Oeste,

un lugar sin ley lleno de oportunidades?

Urbina, sentado en un puerto de Mombasa (Kenya) frente al

pesquero arrestado Greko 2

Fabio Nascimento

Una de las historias más duras, y hay algunas de muy

escabrosas, hace referencia a los esclavos de mar en la

flota tailandesa. Lo poco que valen sus vidas, la crueldad

y torturas que sufren e incluso algunos son asesinados.

Estoy de acuerdo, y todos somos cómplices de esta cadena. Los

peces en el mar se están acabando y, a medida que desaparecen

las poblaciones cercanas a la costa, los barcos tienen que

viajar mucho más lejos para capturar el mínimo, lo que significa

que los márgenes de ganancia son muy escasos. Como resultado,

las empresas y los capitanes, que tratan de recortar gastos,

recurren cada vez más al trabajo forzoso. A menudo, estas tripulaciones

son engañadas. Mientras tanto, los consumidores del

mundo desarrollado están ansiosos por productos más baratos.

El modelo más común es el siguiente: a un aldeano pobre de

Camboya se le ofrece la oportunidad de trabajar en la construcción

en Tailandia. Esta persona no tiene dinero, pero el

"intermediario laboral" (también conocido como traficante) le

ofrece la oportunidad de viajar inmediatamente y pagar después.

El aldeano es llevado ilegalmente a través de la frontera y

entregado (para su sorpresa) a un barco de pesca. El capitán

del barco paga al intermediario laboral la deuda que el aldeano

acumuló por el viaje. Ese capitán pasa a ser, básicamente, el

dueño del trabajador hasta que se salde la deuda.

Todos los tipos de abusos, ya sean contra los derechos humanos

o delitos ambientales, se derivan de un problema fundamental,

que es la falta de gobernanza en el mar, especialmente

en alta mar. Hay tres formas en las que las malas conductas

ocurren de manera rutinaria y con impunidad: muy pocas reglas,

falta de cumplimiento e insuficiente conciencia de lo que

está sucediendo allí. Estos problemas también están conectados

en el sentido de que ocurren con una cierta complicidad tácita

de todos los que vivimos en tierra. Todos somos los beneficiarios

del desorden en alta mar. El 90% de los productos que

consumimos viajan por vía marítima, y los gobiernos se despreocupan

de los canales comerciales y, por lo tanto, de las

reglas. Podemos acceder a productos increíblemente baratos

que llegan a nuestros estantes con una velocidad increíble. El

50% de nuestro oxígeno y el 70% de la proteína que consumimos

provienen del océano: somos profundamente dependientes

del océano.

Necesidad

"Somos profundamente dependientes del océano"

Usted detalla la persecución más larga de un pesquero

furtivo. Hasta 110 días dando vueltas por todo el planeta

hasta cazar al Thunder, el más peligroso de los ‘Seis

Bandidos’ y con 7 españoles entre su tripulación…

Fue el juego del gato y el ratón a través de más de 11.550 millas

náuticas, tres océanos y dos mares que llevó a la tripulación

de Sea Shepherd a una carrera de obstáculos implacable. Mientras

tanto, en España, la persecución de Vidal Armadores, la

empresa que muchos sospechaban que estaba vinculada al

Thunder, fracasó. El Tribunal Supremo dictaminó que debido a

que la pesca ilegal se había producido en aguas internacionales,

el gobierno no tenía jurisdicción. Pero un caso civil separado

presentado por el ejecutivo español contra Florindo González

Corral (el hombre que dirigía la empresa panameña propietaria

del Thunder) sí tuvo éxito y los tribunales le impusieron una

multa de 10 millones de dólares.

Revista Pesca Suplemento enero 2021 9


Si el mercado negro de productos marinos supera los

20.000 millones de dólares y uno de cada cinco pescados

que se sirven en una mesa son capturas ilegales,

¿Es imposible poner freno a esta impunidad?

Es difícil preocuparse por cosas que no sabemos que existen.

No solo hay una falta de conocimiento sobre lo que pasa en alta

mar, también hay una falta de empatía o interés en salvaguardar

la vida y los hábitats que existen. Si la industria sostiene

que las poblaciones de peces pueden reponerse y lo hacen independientemente

de la intensidad de la sobrepesca industrial,

¿quién va a argumentar que están equivocados? Si los dumpers

sostienen que hundir plataformas petrolíferas en alta mar beneficia

más que daña al proporcionar un lugar para que los peces

se escondan, ¿cómo puede alguien demostrar que no tienen

razón? La situación parece especialmente sombría si nos concentramos

en ganar la guerra global para salvar los océanos.

Sin embargo, es mucho menos desmoralizante si miramos las

batallas individuales y tratamos de abordarlas una por una.

Crear zonas (a menudo llamadas áreas marinas protegidas o

AMP) del océano que están fuera del alcance de la pesca u otra

actividad industrial, intensificar las inspecciones portuarias de

los barcos a nivel mundial, disminuir nuestra demanda general

de combustibles fósiles al cambiar a fuentes alternativas de

energía renovable, presionando para que las empresas se alejen

de los plásticos de un solo uso y pongan fin a los subsidios gubernamentales

que están ayudando a poner demasiados barcos

pesqueros en las aguas: estos son ejemplos de batallas que se

pueden ganar y que ayudan en la guerra más grande.

sobre qué se captura o cómo. Este tipo de pesca industrial está

sacando más vida marina del agua de la que es sostenible. La

segunda categoría de sobrepesca se produce a manos de embarcaciones

no industriales más pequeñas que suelen ser propiedad

de personas relativamente pobres y desesperadas que

están menos preocupadas o son menos conscientes del panorama

general. Ese panorama general se refiere al hecho de que

los mares, a nivel mundial, se están quedando sin peces. Estas

personas están más centradas en llegar a final de mes. Nuestro

apetito por el pescado ha superado lo que podemos capturar de

forma sostenible y, como resultado, la acuicultura ha surgido

como una alternativa. Como le gusta decir a la industria, de la

captura al cultivo. Sin embargo, un gran desafío para la cría de

peces es alimentar a esos peces. Las granjas de acuicultura que

producen algunos de los productos más populares -como la carpa,

el salmón o la lubina europea- en realidad consumen más

pescado del que envían a los supermercados y restaurantes.

El puente del Sea Shepherd, durante una fuerte tormenta

Ian Urbina

Un buen ejemplo de las fisuras legales en la gestión de

los océanos es Sealand, a la que se ha descrito como ‘El

Santuario del Crimen Organizado’…

Hombres descargando pescado en el puerto de Kantang

(Tailandia)

Fabio Nascimento

La pesca se ha transformado totalmente en el último

siglo. De una forma de caza a una actividad parecida a

la agricultura ¿Están los mares preparados para esta

explotación?

Existen dos tipos de sobrepesca. Hay barcos industriales que se

dedican a la pesca con licencia, generalmente frente a las costas

de países bastante pobres que están desesperados por obtener

ingresos. Esos países tienden a otorgar licencias a los barcos

de pesca industrial con muy poca supervisión o controles

El océano es un lugar propenso a comportamientos extralegales,

más que simplemente ilegales. Visto desde esa perspectiva,

alta mar abarca una variedad más amplia de personajes, incluidos

aquellos que podrían estar haciendo cosas que consideran

inofensivas o incluso beneficiosas, pero que no son completamente

legales. La familia Barnes, que se apoderó de una plataforma

de artillería y creó el principado independiente de Sealand,

y Rebecca Gomperts, que aprovecha la ley marítima para

proporcionar abortos en lugares donde el procedimiento está

prohibido, fueron ejemplos perfectos de este tipo de carácter.

Aún más fascinante para mí fue ver cómo los gobiernos locales

luchaban para responder a estos actores. Esa lucha puso de

relieve cómo la autoridad en tierra no siempre se traducía en

control en alta mar.

Una idea que se repite en su libro es que la mayor parte

de los tripulantes de los barcos son víctimas. Abusos,

maltratos, esclavitud, hambre, trabajos forzados… ¿No

hay forma de regular todo esto?

Revista Pesca Suplemento enero 2021 10


Es difícil, pero no imposible. Es cierto que, debido a que el mar

está tan lejos de los inspectores y los ojos atentos, será difícil

para las empresas rastrear mejor sus productos y demostrar

públicamente que los abusos no están incluidos en su proceso

de producción. Pero si hay voluntad, las empresas y los gobiernos

pueden lograr este nivel de responsabilidad y transparencia.

¿Libertad?

"Para algunos, el mar es una escapatoria. Para otros, una prisión"

Parece claro que ‘hacerse a la mar’ no es, en muchos

casos, una expresión de libertad. Usted incluso plantea

que los océanos son una “cárcel gigante sin barrotes”.

Para algunos, el mar es una escapatoria. Para otros, una prisión.

Esto es especialmente cierto para los miles de marinos que

son abandonados en los barcos cada año. Normalmente, esto

sucede en los buques de carga. Los propietarios de estos barcos

suelen estar lejos, en tierra. El barco se avería o el propietario

tiene problemas económicos y deciden reducir sus pérdidas y

liquidar la empresa y el barco. Pero la tripulación a bordo suele

estar en el mar o anclada cerca de algún país lejano. La tripulación

no tiene dinero para pagar combustible, comida o agua

potable. Carecen de los papeles de inmigración para llegar a

tierra. Así que están realmente estancados, a veces durante

años. A menudo se quedan sin minutos para llamar a casa, por

lo que no tienen forma de informar a sus familias. A veces, los

hombres intentan nadar o navegar en balsa hasta la orilla y se

ahogan. Es una situación sorprendentemente común, y se permite

que ocurra porque generalmente la policía y otras autoridades

no le prestan atención.

Ian Urbina

Un tema del que se acostumbra a hablar muy poco es de

la cantidad de residuos sin tratar que lanzan al mar los

grandes cruceros. ¿Nos gusta vivir engañados?

Durante siglos, la humanidad ha visto el océano como una metáfora

del infinito. La suposición era, y todavía lo es para muchas

personas, que el mar tenía una capacidad ilimitada para

absorber y metabolizar todo. Esta inmensidad es lo que nos ha

proporcionado a lo largo de los años la licencia para verter prácticamente

cualquier cosa en alta mar. Petróleo, aguas residuales,

cadáveres, efluvios químicos, basura, artefactos militares e

incluso superestructuras como las plataformas petrolíferas podrían

desaparecer en el océano, como tragadas por un agujero

negro, y nunca más se las volvería a ver.

Aún alucino con su investigación sobre la industria de

las armerías flotantes. Muchos de sus protagonistas parecen

sacados de una película de Rambo.

Sí, durante el tiempo que pasé allí sentí algo parecido a estar

rodeado de muchos Rambo en la vida real. Estas armerías, en

parte depósito de almacenamiento y parte barracón, están ubicadas

en áreas de alto riesgo en aguas internacionales, albergan

cientos de rifles de asalto, armas pequeñas y municiones,

junto con guardias que esperaron a veces durante meses en

condiciones decrépitas para su próximo despliegue. Todo es

parte de una industria de seguridad marítima privada de 20.000

millones de dólares que surgió a nivel mundial en respuesta al

repunte de la piratería somalí en 2008.

Leyes marinas

"El mayor desafío es que los tratados tengan sólidos mecanismos

de cumplimiento"

¿Acabará la piratería (en todas sus formas) en el mar?

Las leyes deberían fortalecerse significativamente, pero el mayor

desafío es garantizar que los tratados que se pongan en

práctica tengan verdaderos y sólidos mecanismos de cumplimiento.

Creo que hay demasiada hipocresía por parte de todos

los interesados. Los gobiernos a veces presentan un discurso

fuerte sabiendo que no tiene sentido porque no hay una verdadera

aplicación. Las empresas afirman que les gustaría abordar

estos problemas, pero señalan factores fuera de su control, como

la supuesta falta de voluntad de los consumidores para pagar

más por lo que compran. Los consumidores (incluidos usted

y yo) también somos hipócritas y cómplices de muchos de estos

delitos, ya que nos beneficiamos a sabiendas de los costos ocultos

de estos abusos. A lo largo de los años, he hablado con docenas

de consultores de la industria, abogados, aseguradoras y

operadores de barcos, y a menudo sostuvieron que la industria

no estaba lo suficientemente unificada para resolver problemas

como la servidumbre por deudas, la trata de personas, el robo

de salarios o el abandono de la gente de mar. De hecho, a menudo

incluso me decían que no había industria de la que hablar,

al menos ninguna que pudiera actuar de manera eficiente o con

consenso para abordar problemas tan espinosos.

Fuente

https://www.lavanguardia.com/cultura/20201221/6133164/

consumidores-complices-delitos-oceanos-sin-ley-mar-ian-urbina-thenew-york-times.html?

fbclid=IwAR21eVQ7by6mIdDKKHelhOXcmdJignHKGeSzk6JTGz_1ouB

YG-4IZiK2LHA

Revista Pesca Suplemento enero 2021 11


LA CARA OCULTA DE LA ACUICULTURA,

SOBREEXPLOTACIÓN DE LOS OCÉANOS Y MALTRATO

A LOS PECES

Las piscifactorías son una de las alternativas principales para

reducir la sobrepesca y la presión ejercida por el ser humano a

los océanos. Sin embargo, el forraje utilizado para alimentar a

los pescados de cría se compone de un aceite y harina fabricado

con otros peces que son pescados en libertad. Esto pone

en entredicho la sostenibilidad de estas 'granjas' de peces.

ALEJANDRO TENA

53 millones de toneladas de pescado. Esta es la cantidad anual

de peces que se producen en el mundo en los sistemas de

acuicultura, una práctica de crianza que se impulsó para combatir

la sobrepesca y reducir la presión ejercida a los ecosistemas

marinos. En Europa, España es el principal acuicultor,

produciendo el 23% del total de peces, 348.395 toneladas

anuales, según los datos de la Asociación Empresarial de Acuicultura

de España (APROMAR). Le sigue Reino Unido, responsable

del 16% de la producción del continente

y Francia, con el 12% del total. Estos datos, no obstante,

son la cara visible. Así lo revela una investigación reciente de

la fundación holandesa Changing Markets sobre los impactos

que hay tras este tipo de actividad económica.

Para mantener el rendimiento de las piscinas de agua marina

o salada, los productores requieren de una ingente cantidad

de recursos. El sistema alimentario lleva a las sociedades a

consumir peces situados en lo alto de la cadena trófica, especies

que son en su mayoría omnívoras y que requieren, para

sobrevivir, alimentarse de otros animales. Al igual que las

granjas porcinas requieren de forrajes para engordar a los

cerdos antes de su sacrificio, la acuicultura necesita un

pienso específico que se fabrica con otros peces situados

en la parte baja de la cadena alimenticia. Para su

fabricación se capturan al año unas 15 millones de toneladas

de pescado que son triturados y convertidos en aceite o harina

(FMFO, por sus siglas en inglés, Fish Meal and Fish Oil), tal y

como informa la investigación de la fundación holandesa.

Un ejemplo claro es el salmón –uno de los productos marinos

más demandados en los supermercados– cuya cría en los

sistemas de acuicultura requiere de una alimentación basada

en un 25% de harina de pescado y un 15% de aceite de pescado,

además de otros nutrientes de apoyo sacados de vegetales

como la soja, cuyo cultivo está desembocando en la sobreexplotación

y la tala masiva de bosques.

"Capturamos peces que no nos gustan para transformarlos en

pienso con el que alimentar a las especies que sí nos gustan"

"Vamos al mar a capturar pequeños peces que no nos gusta

comer para transformarlos en pienso con el que alimentar a

las especies que sí nos gusta comer. Somos así de exquisitos.

También, siguiendo prácticas paleolíticas, recolectamos (que

no producimos) pequeños crustáceos para alimentar a las crías

de los peces que cultivamos. Pero cada vez que realizamos

una transformación tenemos pérdidas. Entonces, ¿por qué no

nos comemos el pienso directamente? Quitaríamos escalones

del proceso y lo haríamos más efectivo, más sostenible", reflexiona

José Miguel Cerdá-Reverter, director del Instituto de

Acuicultura Torre de la Sal, en un artículo de divulgación.

El documento de Changing Markets –fundación que también

ha investigado los vínculos empresariales del lobby del plástico

español– pone el foco sobre los efectos negativos que tiene

este tipo de producción en los océanos, ya que para frenar la

sobrepesca de especies codiciadas, se está terminando con

poblaciones de especies que no eran vistas para consumo por

las sociedades europeas. Gambia es quizá el ejemplo más representativo

de cómo el camino hacia la sostenibilidad del

Norte Global se sustenta en la presión sobre el Sur Global.

Tanto es así, que los datos muestran que en 2016 la pesca de

alimentos destinados a FMFO terminó con el 40% del total del

pescado que habitaba en las costas del país africano.

Los datos revelan también que la demanda de peces forrajeros

incrementó la captura de especies como la sardinela en la costa

de Mauritania hasta tal punto que, en dos años, las toneladas

pasaron de 440.000 a 770.000 toneladas. En Perú también

se han documentado extracciones radicales de especies dedicadas

a la fabricación de pienso como la anchoveta, un animal

que juega un papel esencial en los ecosistemas de la zona, ya

que es el alimento principal de grandes mamíferos marinos y

aves acuáticas.

"Los peces capturados para consumo humano directo o indirecto

(a través de los piensos para animales de granja) sufren

inmensamente durante los procesos de captura, desembarque

y matanza", expone la investigación. Cómo en todos los procesos

productivos ganaderos y pesqueros, la cría y fabricación

de estos piensos es polémica desde el punto de vista del bienestar

animal. Por lo general, relata la investigación, los animales

de cría mueren asfixiados al ser sacados del agua

sin ningún mecanismo que disminuya su dolor. Algunos lo hacen

durante el procedimiento de eviscerado y procesamiento,

ya que se mantienen con vida y no son aturdidos.

Para evitar el sufrimiento y garantizar unos estándares mínimos

de bienestar animal, el propio Ministerio de Agricultura,

Revista Pesca Suplemento enero 2021 12


Ganadería y Pesca recomienda utilizar métodos de aturdimiento

como el uso de descargas eléctricas, percusión o choque

térmico. De esta forma, el piscicultor debe cerciorarse que el

100% de los animales han quedado inconscientes, sin capacidad

para moverse.

En una investigación realizada en 2018 por la organización

Essere Animali se constataba la crueldad de la cría en algunas

piscifactorías del norte de Italia. Y es que, además de la falta

de mecanismos que garanticen el mínimo sufrimiento antes

del sacrificio, el proceso de cría tampoco está exento de polémicas.

En las imágenes –recogidas en su día por Público– se

ve cómo entre 150.000 y 300.000 ejemplares permanecen

hacinados en unos tanques de agua que apenas les garantiza

la movilidad.

Que el bienestar animal no está garantizado en las piscifactorías

no es algo que defiendan únicamente los sectores animalistas.

La propia Comisión Europea concluyó en un informe

publicado en el año 2017 que la mayoría de instalaciones de

acuicultura del continente no estaban cumpliendo con el Código

Sanitario para los Animales Acuáticos de la Organización

Mundial de Sanidad Animal (OIE).

Changing Markets apunta a los supermercados españoles

El uso generalizado de los piensos FMFO hace que las cadenas

de supermercados ofrezcan productos con un gran impacto

ambiental oculto. La propia organización holandesa ha analizado

los pescados ofertados por las diez principales establecimientos

de alimentación de España y ha certificado que, en

líneas generales, la cadena de suministro acuícola que hay tras

los peces ofertados tiene una puntuación en sostenibilidad que

no supera el 13%, lo que deja al Estado español por detrás de

otras potencias europeas como Alemania o Reino Unido, donde

se han elaborado estudios similares.

"Los españoles están consumiendo mucho más pescado salvaje

del que creen"

La Fundación explica que, después de haberse puesto en contacto

con las principales cadenas de supermercados que operan

en España, "ninguna tiene un objetivo claro" para disminuir

el uso de piensos elaborados con pescados salvajes en

sus alimentos de acuicultura.

Desde la organización señalan que, de alguna forma, "los españoles

están consumiendo mucho más pescado salvaje del

que creen", ya que los animales de piscifactorías, en teoría un

método más sostenible para los océanos, "se alimentan de

pescado extraído de los mares".

La industria de la acuicultura en España

Los últimos datos de la patronal de la acuicultura revelan que

en España hay un total de 5.075 establecimientos del sector.

De ellos, 4.793 son bateas de moluscos, 166 son piscifactorías

continentales de agua dulce donde se cría trucha arco

iris y esturión, 43 son establecimientos marinos y 73 de playa

o costa. En cualquier caso, las estadísticas muestran que en la

última década el número de centros ha disminuido, pasando

de los 5.313 que había en 2007 a los 5.075 actuales.

Entre las cinco principales especies de pescado criadas

en las piscifactorías españolas destaca:

Dorada: en el último año se produjeron 13.000 toneladas con

un valor total de 60,8 millones de euros. España es el 5º criador

mundial.

Lubina: los datos reflejan que el pasado año la cría dejó

27.000 toneladas de este pescado, con un valor de 136 millones

de euros. España es el cuarto productor del mundo.

Rodaballo: la patronal de la acuicultura estima que en el último

año se criaron 8.258 toneladas de este animal, dejando a

España a la cabeza de Europa.

Lenguado: España es el cuarto criador del viejo continente

en acuicultura, con 818 toneladas producidas en 2019.

Fuente

https://www.publico.es/sociedad/piscifactorias-cara-oculta-acuicultura

-sobreexplotacion-oceanos-maltrato-peces.html?fbclid=IwAR2k-

Q3EjziD0eYyylcvL5wJ0wONNwuig8-MWNYiF6ApOJoJXOTMC_BC3_4

Revista Pesca Suplemento enero 2021 13


PESCA ILEGAL DE FLOTA CHINA ACECHA A

ECUADOR, CHILE Y PERÚ

Alessandro Ford

cual es ilegal si se hace intencionalmente. En segundo lugar, en

el mismo periodo, barcos de incógnito no identificados fueron

vistos dentro de la ZEE ecuatoriana en múltiples ocasiones,

inclusive algunos directamente al lado de la flota china.

2. Un problema en aumento

La flota pesquera china que ha navegado en meses recientes

frente a las Islas Galápagos de Ecuador realizó pesca ilegal con

redes de arrastre en aguas territoriales del país, según un informe

reciente, lo que ha motivado la búsqueda de nuevas soluciones

regionales para combatir esta actividad criminal.

A continuación, InSight Crime detalla algunos elementos claves

que se pueden desprender de este complejo caso.

1. ¿Qué hacía la flota?

El 16 de julio, la Marina ecuatoriana emitió una alerta en la que

declaraba que una flota pesquera extranjera, de unos 260 barcos,

se había estacionado justo frente a la zona económica exclusiva

(ZEE) alrededor de Islas Galápagos y que había

personal naval preparado para interceptar cualquier nave

que ingresara ilegalmente.

A finales de julio, la flota había crecido a más de 342 naves,

la gran mayoría de bandera o de propiedad china. Conformada

en su mayor parte por arrastreros, prohibidos en aguas chinas,

la flota evadió el límite de la ZEE usando luces altas y máquinas

de pesca vertical industrial para atrapar, mediante mecanismos

legales, enormes cantidades de peces en una racha de pesca

colectiva de 73.000 horas a lo largo de un mes en las inmediaciones

de una de las zonas marítimas más biodiversas del mundo.

El 25 de julio, la cancillería ecuatoriana recibió del presidente

Lenín Moreno la orden de informar a China que haría ejercer

sus derechos marítimos. En agosto, el ministro de Defensa,

Oswaldo Jarrín, reveló que cerca de la mitad de la flota china

había apagado sus sistemas de rastreo e identificación, una

táctica conocida como “evasión de radares marinos”, común en

la pesca ilegal.

La pesca ilegal constituye la sexta economía criminal más lucrativa

a nivel global, con ingresos estimados de US$15 a 36 mil

millones, según un informe de 2017 realizado por Global Financial

Integrity. La flota pesquera china, con cerca de 17.000 barcos,

de lejos la más grande del mundo, es protagonista de este

problema, y China aparece como el país con la peor calificación

en pesca ilegal en un informe de Global Initiative de 2019.

Aunque era un problema de larga data, la flota pesquera china

se convirtió en una preocupación particular después de

2016. Desde entonces, ha motivado serias alertas anuales

en Ecuador, Perú, Chile y Argentina. Solo en Chile, la pesca

ilegal representa un costo estimado anual de US$300 millones

para el país, según un nuevo informe de AthenaLab. En Ecuador,

las preocupaciones ambientales se han hecho inminentes

después de 2017, tras el caso del Fu Yuan Yu Leng 999, embarcación

interceptada dentro de la Reserva Marina de Galápagos,

protegida por la UNESCO, con más de 300 toneladas de

tiburones a bordo, entre los que se contaban peces martillo,

una especie en vía de extinción.

Este año, según ambos informes y un mapa de dominio público,

elaborado por Global Fishing Watch, parte de la flota china

permaneció al este de las Galápagos entre enero y abril, mientras

que la otra parte se trasladó hacia aguas argentinas. Para

el mes de mayo, las dos partes se habían reunido frente al sur

de Perú, para luego trasladarse entre la ZEE de Galápagos y las

aguas de la ZEE de Ecuador continental de mayo a septiembre,

lo que provocó las protestas internacionales mencionadas.

Desde entonces, la flota se ha desplazado hacia el sur, y la

mayor parte se encuentra estacionada actualmente en aguas al

sur de Perú, donde sus barcos continúan pescando.

Si los años anteriores sientan un precedente, en los próximos

meses la mayoría de las naves tomarán rumbo a Argentina,

para luego hacer el mismo viaje de regreso el próximo año. La

práctica de “trasbordo” —transferir combustible, provisiones,

tripulación o peces de un barco a otro— permite a la flota mantenerse

en el mar durante periodos indefinidos, aunque esta

práctica puede además plantear una manera conveniente de

legalizar el pescado captado ilegalmente.

Una nueva investigación de la firma de análisis HawkEye 360

confirmó dos problemas importantes. En primer lugar, docenas

de embarcaciones chinas, muchas con antecedentes de pesca

ilegal, desaparecieron del radar hasta por 17 días al tiempo, lo

Revista Pesca Suplemento enero 2021 14


flota, y su evasión de las fronteras marítimas de varios países,

solo puede ser efectiva una respuesta regional coordinada.

Pero muchas veces ha faltado coordinación. En julio,

la adhesión de Costa Rica elevó a cuatro el número de países

latinoamericanos que tienen convenios para publicar los datos

de seguimiento de sus embarcaciones mediante la Vigilancia

Pesquera Global (Global Fishing Watch, GFW), una medida

tendiente a reducir la pesca ilegal; sin embargo, Ecuador no se

cuenta entre ellos. En lugar de eso, el país anunció una colaboración

particular con Kleos Space, proveedor de servicios de

datos espaciales, que ampliará sus actividades para vigilar las

prácticas sospechosas de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada

en Ecuador. Esto puede constituir parte de la

“estrategia de protección” para las islas Galápagos

que anunció el presidente ecuatoriano Lenín Moreno por Twitter

en el mes de julio.

En cuanto a Perú y Chile, ambos países han abierto su información

al público con GFW, y han desplegado patrullas aéreas

y navales para seguir el avance de la flota. Perú también abrió

un proceso contra un capitán chino por pesca ilegal en aguas

peruanas en 2018, que fue el primer proceso contra un barco

extranjero en la historia del país. Aunque es un paso en la dirección

correcta, no es probable que alguna de estas medidas

cambie el rumbo de la pesca ilegal. Ya en el pasado, Ecuador

ha procesado judicialmente a capitanes chinos y también estaba

monitoreando las embarcaciones chinas incluso cuando

presuntamente entraron a su ZEE.

3. Pesca indiscriminada y especies en riesgo

Como mayor exportador mundial de frutos del mar, responsable

de cerca del 15 por ciento de la pesca reportada a nivel

global en 2018 (más del doble de los países que ocupan el

segundo y tercer lugar), China opera sus barcos pesqueros por

todo el mundo. En el Pacífico latinoamericano pescan sobre

todo calamares, de los cuales la flota china aporta un desproporcionado

50-70 por ciento del total atrapados en aguas internacionales.

El elevado número de embarcaciones significa que la flota no

solo está incurriendo en la pesca indiscriminada de calamar,

sino que de paso está atrapando inadvertidamente otras especies,

incluyendo algunas en peligro de extinción, como rayas o

peces martillo.

La presencia depredadora en términos ecológicos también ha

forzado a los pescadores locales a buscar nuevos puntos de

pesca, exacerbando tanto la sobreexplotación de los caladeros

como la posible caza de especies en peligro. En otros lugares,

como en la Reserva Malpelo en Colombia, la creciente demanda

china ha atizado un boom de pesca ilegal, con una fuerte

demanda de varias especies en peligro.

4. Respuesta regional

Ante la naturaleza transnacional de la pesca por parte de la

Más promisoria es la declaración conjunta emitida por el Ministerio

de Relaciones Exteriores chileno y las cancillerías

de Ecuador, Perú y Colombia en relación con las “grandes flotas

de barcos de bandera extranjera” que pescaban frente a

sus ZEE. El pronunciamiento condena las prácticas pesqueras

ilegales, no declaradas y no reglamentadas (IUU), se compromete

a ampliar el intercambio de información y a fortalecer las

organizaciones regionales de organización pesquera (OROP).

Lo más importante es que también destaca la decisión de la

Comisión Permanente del Pacífico Sur (CPPS), un organismo

regulatorio marítimo conformado por estos cuatro países, para

condenar cualquier acción que parezca pesca IUU, aun si es

adyacente a una ZEE de un país.

En otras palabras, la siguiente vez que una flota extranjera

haga pesca de arrastre en las aguas de una de estas naciones,

las cuatro se ha comprometido a catalogar esto como pesca

IUU. Finalmente, el comunicado se dio a conocer un día después

del inicio de la 61 edición de las maniobras Unitas, una

serie de ejercicios navales anuales, uno de cuyos objetivos es

el combate a la pesca ilegal, y que se celebra en Ecuador por

primera vez en 11 años.

5. Respuesta estadounidense

Estados Unidos parece estar empeñado en intervenir en la

disputa: el presidente Donald Trump denunció las operaciones

pesqueras chinas durante su alocución ante la ONU el 22 de

septiembre; el secretario de Estado Mike Pompeo emitió

Revista Pesca Suplemento enero 2021 15


un comunicado el 2 de agosto con el título “Sobre las prácticas

de pesca depredadora de China en las Galápagos”, y las embajadas

estadounidenses en Ecuador y Perú condenaron la

pesca ilegal en Twitter.

Por otra parte, a finales de agosto, la Guardia Costera estadounidense

envió la nave USCGC Bertholf para apoyar las patrullas

de la Marina ecuatoriana alrededor de la ZEE, semanas

antes de revelar su nueva estrategia centrada en China para

combatir la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada, que

busca promover las operaciones de control específicas y basadas

en inteligencia, combatir la “pesca depredadora” patrocinada

por el Estado e incrementar la cooperación multilateral.

En una línea similar, el almirante estadounidense Karl Schultz,

comandante de la Guardia Costera estadounidense, dijo en

una declaración reciente que la pesca ilegal, no declarada y no

reglamentada se ha convertido en la mayor prioridad para la

seguridad marítima, por encima de la lucha antinarcóticos y

contra la piratería. Hizo énfasis en el rol protagónico que debe

asumir China en la lucha contra este flagelo global, y sostuvo

que la pesca ilegal representa el 20 por ciento del pescado

captado en el mundo.

6. Respuesta china

En lo que respecta a China, pese a negar las denuncias de que

su flota participó en pesca ilegal, no declarada y no reglamentada

por medio de sus embajadas

en Colombia, Perú y Ecuador, por primera vez en 17 años el

gobierno ha endurecido las regulaciones que rigen a su flota

pesquera, y ha incluido “castigos más severos para quienes

sean sorprendidos infringiendo las leyes, medidas drásticas

sobre el monitoreo de embarcaciones, nuevos procedimientos

para la gestión de puertos, requerimientos de certificación más

estrictos y aclaración de sanciones”, como informó Mongabay,

sitio web dedicado a temas de conservación.

Cabe anotar que, según un funcionario de la embajada china

en Ecuador entrevistado por El Universo, el gobierno chino

contempla eliminar el subsidio anual de cerca de US$400 millones

en combustible que por mucho tiempo ha sostenido a la

flota, lo cual corta de tajo la capacidad de esta para operar

durante todo el año tan lejos de China. Más aún, China finalmente

ha propuesto ratificar el Convenio sobre Medidas de

Estado Rector del Puerto, formulado en 2016 por la FAO, y

que constituye el primer acuerdo internacional vinculante mediante

el cual se busca “impedir, disuadir y eliminar la pesca

ilegal, no declarada y no reglamentada impidiendo que barcos

que incurren en esta práctica usen los puertos y descarguen el

producto”, aunque no se ha fijado ninguna fecha para dicha

ratificación.

Aunque este podría ser un gran paso para reducir la pesca

ilegal, no declarada y no reglamentada, vale anotar que China

ya ha firmado varios tratados de este tipo, sin que haya llegado

a ratificarlos o implementarlos, entre los cuales se destaca

un tratado con la ONU en 1996. También es miembro de siete

organizaciones pesqueras regionales, muchas de cuyas cláusulas

son ignoradas habitualmente por su flota.

Foto: AP

Fuente

https://es.insightcrime.org/noticias/analisis/pesca-ilegal-chinaecuador-chile-peru/

Revista Pesca Suplemento enero 2021 16


Recopilación de los principales artículos publicados en 2020

Ocupar las calles es una de las

herramientas más efectivas para crear

cambio social porque

demuestra poder y unión.

A veces es la única vía.

Revista Pesca Suplemento enero 2021 17


Las cuatro movidas -corrupta, improvisada, confrontacional

e informal- han estado presentes, lamentablemente, desde

inicios de la república. Y aunque se han hecho esfuerzos en

pos de movidas éticas, estratégicas, de unidad y formales

para una sociedad más justa, libre y próspera, claramente

no han tenido la convicción suficiente para transformar idearios

e intentos en mentalidades y hábitos ciudadanos e institucionales.

¿Por qué? Si contamos con talento, recursos y

experiencias, ¿qué nos impide lograr victorias consistentes

en estos frentes? Si existen planes de gobierno, estudios e

investigaciones sobre qué y cómo hacer, ¿cuáles podrían ser

las causas estructurales en nuestra alma nacional que sabotean

nuestro deseo de desarrollo de todos y todas? Comparto

una hipótesis de respuesta: la predominancia de estas

movidas se debe a nuestro apego a celebrar modas dirigidas

por caudillos y a nuestra indiferencia a construir movimientos

ciudadanos.

Pero no solo fallaron nuestros líderes, también lo hicimos

nosotros. En esencia, porque los movimientos no se sostienen

en ciudadanos conformistas. Y nosotros nos conformamos.

Quizás la moda de elegir un caudillo y su capacidad de

armar un gabinete para que ellos hicieran el trabajo; con

asegurar que se protegiera el modelo económico (que trae,

efectivamente, muchos beneficios) pero menospreciando el

modelo institucional y social. Nos conformamos, en el mejor

de los casos, con comprometernos por episodios temporales

y luego dejar que otros hicieran ciudadanía por nosotros.

Asumimos nuestro rol de emprendedores y consumidores,

pero abandonamos el de ciudadanos. Criticamos desde fuera

con vehemencia, pero fuimos indiferentes a entrar y criticar

desde adentro. Quizás no solo les faltó humildad, generosidad

y paciencia a nuestros líderes, sino a nosotros.

EL PERÚ YA NO ESTÁ DE MODA

Álvaro Henzler

https://drive.google.com/file/d/1xWZJ8gPE8A74CzQuInJ3nCyhG1GUfvr/view

Durante los recientes 30 años se logró impulsar el crecimiento

económico y mejorar las condiciones de vida de millones

de peruanos, reconstruyendo la economía desde los

escombros dejados por la crisis de finales de los años 80.

Logramos el ciclo más largo de crecimiento de los últimos

100 años, una economía pujante y una de las inflaciones

más bajas de América Latina. Sin embargo, tales mejoras no

fueron integrales.

Crecimos, pero arrastrando desigualdades económicas y

sociales inaceptables. Si bien la desigualdad de los ingresos

laborales disminuyó durante los últimos años, el 10% de la

población aún concentra el 34% de los salarios. Esto no toma

en cuenta la concentración de activos ni las rentas que

estos generan, ni la enorme desigualdad en el acceso a servicios

públicos como la educación, la salud, la justicia y la

seguridad.

…no podemos tener un Estado injustamente desproporcional

a las necesidades de la ciudadanía. Es gigante en burocracia

para fiscalizar a los que cumplen con las normas y

atemorizar al buen funcionario público que quiere usar el

sentido común en beneficio de la gente, pero es diminuto e

ineficiente cuando se trata de asegurar la meritocracia y que

los servicios públicos lleguen con la calidad adecuada.

HACIA UN NUEVO CONTRATO SOCIAL

José Carlos Saavedra

https://drive.google.com/file/d/1xWZJ8gPE8A74CzQuInJ3nCyhG1GUfvr/view

Los peruanos hemos sido parte de una historia de progreso

en los últimos 30 años. La tasa de pobreza pasó de 49,1%

en el 2006 a 20,2% en el 2016. Eso significó que, aproximadamente,

siete millones de personas dejaron de ser pobres

monetarios, un logro por el cual el Perú ha sido reconocido

a nivel internacional. Esto se consiguió gracias al crecimiento

económico, que posibilitó la expansión de la inversión, del

empleo y de los programas sociales dirigidos a los más vulnerables.

Sin embargo, se trató de un progreso precario y con muchas

contradicciones. Los notables logros económicos no se tradujeron

en progreso para todos, nuestro mercado laboral se

expandió sobre la base de la informalidad y del trabajo precario

disfrazado de emprendedurismo. Las millones de personas

que superaron la línea de la pobreza no se convirtieron

en clase media, sino en población vulnerable sin acceso

a empleo, salud, educación y vivienda de calidad. Las desigualdades

se mantuvieron entre lo urbano y lo rural, los

hombres y las mujeres, así como persistieron las exclusiones

que afectan históricamente a la población indígena y afrodescendiente.

Avanzamos mucho en la mejora de sendos

indicadores económicos y sociales, pero no hicimos todo lo

que pudimos para llegar al bicentenario con una república

con más igualdad y justicia. En el Perú del siglo XXI, la cuna,

el lugar de nacimiento, el color de piel, el género, la etnicidad

y el nivel de ingresos siguen siendo determinantes

para el ejercicio de derechos y acceso a oportunidades, lo

cual no es muy diferente de lo que sucedía en el Perú del

siglo XIX.

Nos hemos acostumbrado a discutir sobre los avances en las

políticas de desarrollo e inclusión desde una retórica basada

en millones y porcentajes pero hemos prestado menor atención

a las voces, experiencias y estrategias de los compatriotas

que luchan día a día.

Decir que la pandemia reveló la persistencia de la desigualdad

y de la exclusión en nuestra sociedad es una forma de

autoengaño colectivo. Sinceremos la discusión: mientras

vivíamos los años de bonanza económica, la mayor parte de

la sociedad optó por mirar de costado.

AGENDA SOCIAL PARA EL BICENTENARIO

Norma Correo

https://drive.google.com/file/d/1xWZJ8gPE8A74CzQuInJ3nCyhG1GUfvr/view

Revista Pesca Suplemento enero 2021 18


EL PERU DE AYER Y

EL PERU DE HOY

"No acatemos como oráculo el fallo de autoridades, sean

quienes fueren, ni temamos atacar errores divinizados

por muchedumbres inconscientes".

Niños, sed hombres, madrugad a la vida, porque ninguna

generación recibió herencia más triste, porque ninguna

tuvo deberes más sagrados que cumplir, errores más

graves que remediar ni venganzas más justas que satisfacer.

(…) Vuestros antepasados bebieron el vino generoso

y dejaron las heces. (…) Todos fuimos ignorantes y

siervos; y no vencimos ni podíamos vencer. (…) El Perú

es montaña coronada por un cementerio.

Rompamos el pacto infame y tácito de hablar a media

DIFERENCIAS voz. (…) Estos muertos, ENTRE si nos ATN honran Y y nos BONITO vindican,

también nos acusan. (…) Hay que mostrar al pueblo el

horror de su envilecimiento y de su miseria (…).

¡Decadencia! (…) ¿Puede rodar a lo bajo quien no subió

a lo alto? ¿Nuestros conciudadanos de Moyobamba y

Quispicanchis ¿cenan ya como Lúculo, se visten como

Sardanápalo, aman como el Marqués de Sade, coleccionan

cuadros prerrafaelistas y saben de memoria los versos

de Baude!aire y Paul Verlaine? (…)

El Perú gime bajo la dominación de unos cuantos seres

privilegiados. (…) En nuestro régimen político, la legalidad

y la justicia figuran como breves interregnos. (…) El

robo presenta los caracteres de una pandemia nacional

(…). (…) Aquí no vivimos como hermanos, (…) sino disputándonos

un rayo de sol, como gitanos en feria: tratando

de engañarnos sórdidamente, (…) odiándonos interiormente

con el rencor implacable de oprimidos y

opresores.

Y ¡esto se llama nación y república! Si la historia de las

naciones cupiera en una sola palabra, la del Perú se encerraría

en la voz mentira. (…) porque no merece llamarse

república democrática un estado en que dos o tres

millones de individuos viven fuera de la ley. (…) La civilización

de una sociedad no se mide por la riqueza de

unos pocos y la ilustración de unos cuantos, sino por el

bienestar común y el nivel intelectual de las masas.

¿Qué pasa hoy mismo?

Pueblo, Congreso, Poder Judicial y Gobierno, todo fermenta

y despide un enervante olor a mediocridad. Abunda

la pequeñez en todo: pequeñez en caracteres, pequeñez

en corazones, pequeñez en vicios y crímenes. ¿Qué

fue nuestra política? (…) con rarísimas excepciones, sólo

hay cortesanos rastreros u opositores despechados. (…)

Políticos de ambiciones colosales y miras liliputienses

(…).

(…) aunque siempre existieron en el Perú liberales y conservadores,

nunca hubo un verdadero partido liberal ni

un verdadero partido conservador, sino tres grandes divisiones:

los gobiernistas, los conspiradores y los indiferentes

por egoísmo, imbecilidad o desengaño. (…) Aquí

se llama Partido Liberal el grupo en que los adeptos revientan

de puro conservadores. (…) Durante muchos

años, las gentes abrigarán recelo de oírse llamar liberales.

Si los Conservadores hallaran a su hombre y lograran

construir un organismo, consagrarían la República a los

Sagrados Corazones, derogarían las leyes que en algo

favorecen la emancipación del individuo y ejercerían con

sus enemigos una verdadera caza de hombres. (…)

¿Qué nuestros caudillos? agentes de las grandes sociedades

financieras, paisanos astutos que hicieron de la

política una faena lucrativa o soldados impulsivos que

vieron en la Presidencia de la República el último grado

de la carrera militar.

¿De qué nos sirven los Congresos? (…) En cada miembro

del Poder Legislativo hay un enorme parásito con su innumerable

colonia de subparásitos, una especie de animal

colectivo y omnívoro que succiona los jugos vitales

de la Nación. (…) Minorías, mayorías, palabras de significación

aleatoria cuando se piensa que nuestros legisladores

suelen amanecer oposicionistas y anochecer ministeriales.

(…) En nuestros cuerpos legislativos, en esa deforme

aglomeración de hombres incoloros, incapaces y

hasta inconscientes, hubo casi siempre la feria de intereses

individuales, muy pocas veces la lucha por una idea

ni por un interés nacional.

La muerte moral se concentra en la cumbre o clases dominantes.

(…) ¡Aristocracias en el Perú! ¿Quién no sonríe

cuando las notas sociales de los diarios nos describen

una matinée o una kermesse donde asistió lo más granado

de la aristocracia limeña? Aquí no existe más línea de

separación que la trazada por el dinero (…) La perfección

moral de casi todos los buenos señores de la nómina se

condensa en tres palabras: Almas de lacayo.

Aquí no conocemos la burguesía europea; hay, sí, una

especie de clase media, inteligente, de buen sentido, trabajadora,

católica, pero indiferente a luchas religiosas,

amante de su país, pero hastiada con la política de la

que sólo recibe perjuicios, desengaños y deshonra.

¿QUIEN DEPREDO EL JUREL

EN EL PACIFICO SUR?

(…) El pantano de la Magistratura no admite drenaje.

Desde el excelentísimo de la Suprema hasta el usía de

Primera Instancia, todos los Magistrados llevan en su

frente la misma inscripción: Nadie me toque.

En la historia de las naciones, todo recrudecimiento del

despotismo coincide con una exaltación de las supersticiones.

(…) Cierto, los estragos de una mala educación

primaria se remedian con una buena instrucción media y

superior; más, ¿quién las da en el Perú?

No se conoce bien a un pueblo sin haber estudiado la

condición social y jurídica de la mujer; se necesita ver las

consideraciones que goza en las costumbres, los derechos

de que disfruta en las leyes

Revista Pesca Suplemento enero 2021 19


El pueblo (…) permanece en la más estólida indiferencia.

Gobierne quien gobernare, nada le importa; (…) todo lo

sufre, todo lo acepta. El Perú, (…) puede sufrir los ultrajes

de un bandolero, de un imbécil, de un loco y hasta de

un orangután. (…) Nuestra columna vertebral tiende a

inclinarse. (…) Y si hay hambre y miseria en unos mientras

hay hartazgo y riqueza en otros, es porque el hambriento

y el miserable, en lugar de rebelarse y combatir,

se resignan cristianamente a sufrir su desventurada suerte.

(…)

A Lima debe mirársela como el gran foco de las prostituciones

políticas y de las mojigangas religiosas, como el

inmenso pantano que inficiona el ambiente de la República.

(…) lo que en Lima hacen ahora es comer (…) Ese

banquetear de Lima (digamos de una fracción limeña)

contrasta con la miseria general del país, da la falsa nota

de regocijo en el doloroso concierto del Perú, es un escarnio

sangriento a los millares de infelices que tienen

por único alimento un puñado de cancha y unas hojas de

coca. (304)

Los que en el Perú marchan en línea recta se ven al cabo

solos, escarnecidos, crucificados. (…) Nadie ataca un privilegio

ni ridiculiza una superstición sin que mil voces le

maldigan ni mil brazos le amenacen. (…)

Y ¿qué hacer?

No acatemos como oráculo el fallo de autoridades, sean

quienes fueren, ni temamos atacar errores divinizados

por muchedumbres inconscientes. (…) No contemos con

los hombres del pasado: los troncos añosos y carcomidos

produjeron ya sus flores de aroma deletéreo y sus frutas

de sabor amargo. (…) ¡Abajo esas mentiras convencionales

de respeto y resignación! (…) sólo el irrespeto y la

rebeldía (…) cubrieron de flores el camino de la Humanidad.

(…) Y la justicia no se consigue en la Tierra con razonamientos

y súplicas: viene en la punta de un hierro

ensangrentado.

Nota: Todas y cada una de las frases de esta columna

provienen de los dos libros de prosa que Manuel González

Prada publicó en vida: Páginas libres (1894) y Horas de

Lucha (1908).

Alberto Vergara

¿De qué nos vale ser hombres, si el daño de ayer no nos

abre los ojos para evitar el de mañana? (…) Al no sacar

una lección provechosa de nuestros descalabros, (…) mereceríamos

que chilenos, argentinos y bolivianos cayeran

sobre nosotros y nos convirtieran en la Polonia sudamericana.

https://elcomercio.pe/opinion/colaboradores/columnistainvitado-manuel-gonzalez-prada-por-alberto-vergara-noticia/

Revista Pesca Suplemento enero 2021 20


CRISIS IMARPE: LAS POSIBILIDADES QUE SE

ABREN TRAS EL MAYOR ESCÁNDALO PESQUERO

DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

por Michelle Carrere en 18 febrero 2020

• Si bien el decreto de urgencia que modifica la estructura

del Imarpe ha sido celebrada por científicos, estos señalan que

es necesario seguir avanzando hacia una reforma más profunda.

• Total transparencia de la metodología utilizada en las investigaciones,

mayor horizontalidad en la toma de decisiones y

más intercambio de conocimientos, son tres de los aspectos

más importantes.

El sector pesquero del Perú, principal país exportador de harina

de pescado en el mundo, enfrenta una de sus mayores crisis de

los últimos años.

Aunque el Instituto del Mar del Perú (Imarpe), el organismo

técnico orientado a la investigación científica de los recursos

marinos del país, había determinado que la biomasa de anchoveta

disponible alcanzaba las 8 millones de toneladas, lo cierto

es que esta con suerte llegaba a las 4 millones de toneladas.

El escándalo, que podría estar vinculado a corrupción para favorecer

el sector de la industria harinera, desencadenó la puesta

en marcha de una reforma al interior del Imarpe que empezó

con la investigación penal de 15 funcionarios de la institución.

Esta es tan solo una parte de los hallazgos que han puesto bajo

la lupa del escrutinio público a una de las instituciones encargadas

de velar por la protección de la biodiversidad marina del

país.

En medio de esta crisis, Mongabay Latam habló con expertos

de la comunidad científica y especialistas de organizaciones

ambientalistas enfocadas en la conservación de los ecosistemas

marinos para analizar cuál debería ser el rumbo que debe tomar

ahora el Imarpe.

¿Cuáles son las mejoras que deben ser consideradas para proteger

la biodiversidad marina y regular la industria pesquera?

Lo hechos en una línea de tiempo

El 7 de noviembre, el Imarpe determinó que existía una biomasa

de anchoveta de 8 millones de toneladas.

Tras esa estimación, el 11 de noviembre, el Produce asignó una

cuota de 2 786 000 toneladas para la segunda temporada de

pesca de anchoveta que se inició el 16 del mismo mes.

A los pocos días, los pescadores comenzaron a denunciar que

hasta el 90 % de su pesca estaba siendo ‘pelada’, como le llaman

a la anchoveta que aún no alcanza su talla óptima para

ser pescada. Es decir, estaban pescando juveniles.

El 12 de enero, el Produce confirmó que efectivamente había

en el mar hasta un 97,8 % de juveniles de anchoveta. Siendo

el porcentaje de tolerancia máxima permitida de pesca de juveniles

el 10 %, el 14 de enero, el Produce se vio obligado a suspender

la segunda temporada de pesca.

La Oficina de Prevención y Lucha contra la Corrupción de Produce

inició investigaciones y detectó, el 17 de enero, que se

manipuló una computadora del Imarpe con el supuesto propósito

de borrar evidencias.

Foto: Oceana-Diego Pérez

Lo que la investigación del fiscal del Ministerio de la Producción

ha encontrado es que estos funcionarios, no solo habrían cometido

irregularidades en el cálculo de la biomasa, sino que

también en la autorización de la cuota para la segunda temporada

de pesca, cuota que habría sido manipulada en beneficio

del sector pesquero.

Asimismo, audios de conversaciones entre autoridades del

Imarpe demostrarían que se adulteraron las cifras de biomasa

de anchoveta para fijar una cuota de pesca que supuestamente

favorece a la industria de harina de pescado.

Las grabaciones, que son parte de la investigación que lleva la

Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa del Callao, tam-

Revista Pesca Suplemento enero 2021 21


bién revelan un tráfico de información científica entre el Imarpe

y cuatro importantes empresas pesqueras.

Foto: Oceana-Andre Baertschi

El 23 de enero, la procuraduría del Ministerio de la Producción

denunció penalmente a los funcionarios del Imarpe que resulten

responsables de la presunta adulteración de datos para

incrementar artificialmente la cuota de pesca de anchoveta.

Ese mismo día, un decreto de urgencia determinó importantes

cambios al interior de Imarpe. Hasta ahora, el presidente del

Consejo Directivo estaba a cargo de un almirante en retiro de

la Marina y era designado por el ejecutivo. Tras el decreto, se

estableció que los cargos de Director Ejecutivo Científico y Presidente

del Consejo Directivo serán unificados en el puesto de

presidente ejecutivo y que la elección de ese funcionario será

mediante concurso público.

Además, el Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana

y el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación

tendrán representación en el Consejo Directivo.

Mayor horizontalidad

Bruno Monteferri, director de Conservamos Por Naturaleza y

miembro del equipo de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental

(SPDA), asegura que “es sumamente positivo” que se

incorpore el concurso público para la designación “de un puesto

que es tan importante y que debe cumplir un rol técnico y

científico”.

Foto: Oceana-Andre Baertschi.

El biólogo pesquero, Jaime Mendo, quien fue miembro del Consejo

Directivo del Imarpe entre 2013 y 2015, considera, sin

embargo, que es apresurado catalogar de ‘reforma’ a lo dispuesto

en el Decreto de Urgencia. “Una reforma implica cambios

en la filosofía de trabajo que no se obtienen solo a partir

de un cambio en la estructura, sino a partir de un cambio de

mentalidad”, dice.

Por eso, la SPDA señala que las medidas del decreto de urgencia

son insuficientes. “Es importante que este proceso vaya

más allá del decreto e incorpore recomendaciones y propuestas

que han planteado diversos especialistas y actores relacionados

a los servicios que presta Imarpe como es el caso de las 38

recomendaciones de la FAO (presentadas en 2013)”.

Aun así, Mendo asegura que este cambio puede ser el punto de

partida de una real reforma al interior del Imarpe.

Según él, uno de los aspectos que la designación del Consejo

Directivo mediante concurso público podría acarrear, es que “si

es que llegan personas idóneas a ese cargo se puede lograr

que haya más horizontalidad”.

Este cambio abre así también el puesto a un profesional que

puede ser mujer u hombre. “Como hasta ahora solo podían

acceder a este cargo almirantes en retiro y en Perú solo hay

almirantes hombres, ninguna mujer podía aspirar a tener la

presidencia del Imarpe”, explica Monteferri.

Foto: Oceana

Revista Pesca Suplemento enero 2021 22


Mendo asegura que la verticalidad en la toma de decisiones al

interior del Imarpe no ha favorecido a la institución. “Las normas

cuando son verticales tienen muchos filtros, mucha manipulación

inclusive”.

Para el biólogo, que ha realizado consultorías a diferentes instituciones

como la FAO, el Banco Mundial y la Agencia de los

Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), una

mayor horizontalidad permitiría más participación, tanto en la

discusión como en las decisiones, así como en los informes finales.

Transparentar las metodologías

Para enfrentar la situación en la que se encuentra el principal

recurso pesquero del Perú y asegurar su continuidad en el mar,

“es fundamental que la información que se genera en el IMAR-

PE sea compartida de manera libre y de ser posible en tiempo

real durante los cruceros, pues de esta manera se transparenta

el acceso a la información y puede ser analizada por contrapartes

científicas, incluyendo la academia y todos los sectores de

la pesca en iguales condiciones de competitividad”, explica

Hooker.

Sin embargo, esto es justamente lo que Juan Carlos Sueiro,

director de pesquerías de Oceana, asegura no ocurre. Según

explica, uno de los mayores conflictos tiene que ver con cómo

se determinan las cuotas, es decir, la metodología utilizada para

calcular la disponibilidad de peces en el mar.

Sueiro asegura que si bien los informes finales de las investigaciones

realizadas por el Imarpe son publicados en el sitio web

de la institución, esto generalmente ocurre una vez que la cuota

ya ha sido designada. Además, agrega, “no se dispone completamente

de los aspectos metodológicos a detalle”, sino que

se publica “simplemente el reporte final”.

El problema de esto, explica el científico, es que al no tener

acceso a la metodología no es posible cotejar los datos de manera

independiente.

Yuri Hooker, jefe del Laboratorio de Biología Marina de la Universidad

Peruana Cayetano Heredia, asegura que la ausencia

de pescados maduros en el mar no es asunto nuevo. “Hace

años los pescadores empleados en la flota industrial vienen

denunciando, permanentemente, capturas muy elevadas de

pequeños juveniles de anchoveta, con presencia por encima del

50 %”, dice.

Según explica, hay distintos indicadores que dan cuenta de

“una dramática disminución de la anchoveta en 50 años”. Uno

de ellos son las aves guaneras. “Antes de que se inicie la pesca

industrial en los años 50, venían poblaciones que superaban los

40 millones de pájaros y, en la actualidad, bordean entre los 4

a 5 millones de individuos, es decir, ha desaparecido casi el 90

%”.

Pesca Industrial. Foto» Andina

Además, Sueiro indica que los criterios biológicos o socioeconómicos

que se usan para tomar las decisiones deben ser explícitos.

Actualmente, explica el especialista de Oceana, el mar peruano

está entrando a un cambio “decadal”, es decir, está transitando

desde una década fría a una más cálida. “Eso tiene

consecuencias respecto a la población de anchoveta porque la

la disponibilidad de esta se reduce”, señala.

“Se han hecho cruceros y no han encontrado suficiente pescado.

Entonces hacen otro o usan otros métodos, pero de una

manera que es poco conocida, no generan una información

adecuada de las razones para hacer eso, entonces todo eso

genera suspicacia”, explica Sueiro.

Foto: Oceana-Andre Baertschi

Mendo coincide con Sueiro en la suspicacia que genera la falta

de transparencia a la hora de exponer los métodos con los que

la información es obtenida.“Los resultados de una ciencia buena

se transparentan sin ningún temor. Cuando no hay buenas

capacidades escondo la información para que no sepan como lo

hice. Eso pasa y ha pasado muchas veces”, agrega Mendo.

Por lo mismo, científicos y expertos del sector pesquero señalan

que también es importante que se transparente mediante

información pública quiénes visitan el Imarpe, qué tipo de

reuniones se tienen y con qué propósito. Además, aseguran

que se deben establecer procesos de evaluación externa. “El

Imarpe, con la calidad científica que tiene, muy pocas evaluaciones

externas lo analizan”, asegura Sueiro.

Revista Pesca Suplemento enero 2021 23


Intercambio de conocimiento

Los científicos consideran que uno de los cambios que debiera

impulsar el Imarpe, con miras a una reforma profunda, es una

mayor vinculación con las universidades para cubrir, por ejemplo,

los vacíos de información que hay respecto de las pesquerías

costeras.

El mar peruano posee unas mil especies de peces, sin embargo

la bióloga Joanna Alfaro, directora de Prodelphinus, asegura

que solo existe un reglamento de ordenamiento pesquero —

herramienta que garantiza la sostenibilidad ambiental, social y

económica de la pesca de una especie— para nueve pesquerías.

“Muchas pesquerías costeras tienen una fuerte presión, especialmente

en el norte, y de ellas se conoce muy poco”, dice

Sueiro. Resolver ese problema, explica, “[es] absolutamente

crucial”, sobre todo considerando que los recursos marinos son

la base de la gastronomía peruana y parte importante de la

dieta de los peruanos.

significa que nunca en el Perú se ha sobreexplotado una pesquería

y eso no es cierto”, dice Mendo. El problema de esto,

agrega, es que “como no hay categoría de sobreexplotado, se

sigue pescando”.

Mongabay Latam se puso en contacto con el Imarpe para tener

su versión, sin embargo se negaron por correo electrónico a

atender nuestra solicitud por encontrarse en proceso de adaptación

a las nuevas disposiciones.

“El camino está trazado”, concluye Mendo, “[…]pero hay que

andarlo. Y el andarlo significa justamente tener gente que genera

mejor clima, donde se respire ciencia, donde se hable de

pura ciencia y no de especulaciones ni de manipulaciones”.

Fuente

https://es.mongabay.com/2020/02/peru-crisis-en-imarpeoportunidades-tras-el-decreto-de-urgencia/

EL INSTITUTO DEL MAR DEL PERU IMARPE

El Decreto de Urgencia Nº 015-2020 del 23 de enero de 2020,

modificó el decreto legislativo nº 95, ley del instituto del mar

del Perú - IMARPE, en el siguiente sentido:

10.2. El/La Presidente/a Ejecutivo/a del IMARPE es designado

mediante Resolución Suprema refrendada por el/la Ministro/a

de la Producción por un periodo de cuatro (04) años mediante

concurso público de méritos, llevado a cabo por un Comité de

Selección

Anchovetas. Foto: Oceana

Para explicar con mayor claridad la distancia que existe entre el

Imarpe y las universidades, Jaime Mendo cuenta que la Universidad

Nacional Agraria La Molina, institución en la que ejerce

docencia, desarrolló, con la ayuda económica de Oceana, un

sitio web (infopes) que aloja una base de datos de 70 especies

biológicas pesqueras. Allí es posible encontrar información de

las capturas de dichas especies en los últimos 60 años, parámetros

poblaciones, lugares de pesca, variabilidad y hasta algunos

precios. “Es una cosa muy pequeñita que hicimos, pero

la reacción de Imarpe fue muy contraria. Se molestaron conmigo

por hacer eso en lugar de decir ‘trabajemos juntos’. Yo los

invité a trabajar juntos pero no hubo respuesta. Entonces, está

muy desligado”.

Un mayor intercambio de conocimientos podría también contribuir

en solucionar lo que para Mendo es una urgencia: establecer

la categoría de sobreexplotación. En efecto, “en los reglamentos

de ordenamiento pesquero no existe la categoría de

sobreexplotado”, dice el científico. Así, en el Perú, una especie

pasa de estar ‘plenamente explotada’ a ‘en recuperación’. “Eso

Disposiciones complementarias finales

Segunda.- APROBACIÓN DE NUEVO REGLAMENTO DE ORGA-

NIZACIÓN Y FUNCIONES Y

LOS DOCUMENTOS DE GESTIÓN DEL IMARPE En un plazo que

no exceda de treinta (30) días hábiles, contado desde el día

siguiente de la publicación del presente Decreto de Urgencia en

el diario oficial El Peruano, se aprueba el nuevo Reglamento de

Organización y Funciones del Instituto del Mar del Perú - IMAR-

PE; así como los documentos de gestión que correspondan, a

efectos de mejorar el desenvolvimiento de la gestión institucional,

para asegurar la eficiencia y eficacia de sus procesos internos.

En tanto se aprueben los documentos de gestión, referidos en

el párrafo precedente, se aplican las disposiciones contenidas

en los que se encuentran actualmente vigentes, en lo que resulten

aplicables.

http://www.leyes.congreso.gob.pe/Documentos/2016_2021/

Decretos/Urgencias/2020/DU-015-2020.pdf

La exposición de motivos, que puede leerse en el link

anterior, es interesante para quien desee analizarla.

En tal sentido, a fin de salvaguardar los recursos hidrobiológicos,

se requiere emitir el presente Decreto de Urgencia durante

el interregno parlamentario, no pudiéndose esperar a la instala-

Revista Pesca Suplemento enero 2021 24


ción del nuevo Congreso, debido a que es importante y urgente

que se cuente con un Consejo Directivo del IMARPE más especializado

(Conocimientos científicos del mar peruano), al estar

presidido por un/a científico/a o profesional con especialidad

afín a la actividad del IMARPE, e incluir un/a representante del

Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica

- CONCYTEC, lo que contribuirá a que dicho órgano colegiado

pueda tomar las decisiones adecuadas y oportunas para

la preservación y explotación racional de dichos recursos. Más

aún, si se considera que el IMARPE cumple un rol esencial, debido

a que sus decisiones también conciernen al bienestar de

las poblaciones costeras, así como al monitoreo y prevención

de sucesos asociados a la variabilidad y al cambio climático.

Además, la demora en la formalización de las modificaciones

normativas implicarla que el IMARPE continúe con una gestión

que no coadyuve a la adecuada prestación de sus servicios, y a

la protección y sostenibilidad de los recursos hidrobiológicos,

cuyo desmedro afectaría, de manera negativa y directa, no solo

la economía del país sino también a la población. '

En consecuencia, el proyecto de Decreto de Urgencia plantea la

modificación de los artículos 1, 4, 9, 1 O, 11, 12, 21 y 22 de la

Ley del Instituto del Mar del Perú - IMARPE, aprobada por el

Decreto Legislativo Nº 95 e incluye tres Disposiciones Complementarias

Finales

Mediante la incorporación de la Tercera Disposición Complementaria

Final en la propuesta normativa, se señala que en un

plazo que no exceda de treinta (30) días hábiles, contado desde

el día siguiente de la publicación del presente Decreto de

Urgencia en el diario oficial El Peruano, se aprueba el nuevo

Reglamento de Organización y Funciones del Instituto del Mar

del Perú: IMARPE; asi como los documentos de gestión que

correspondan, a efectos de mejorar el desenvolvimiento de la

gestión institucional, para asegurar la eficiencia y eficacia de

sus procesos internos.

A fines de diciembre de 2020 han transcurrido diez meses

y no se tiene noticias del nuevo Reglamento de Organización

y Funciones, habiéndose excedido largamente

los 30 días de plazo que dispone el propio Decreto

de Urgencia y que ha sido sustentado en la exposición

de motivos, como se transcribe el los párrafos anteriores.

Tampoco se ha convocado a concurso para el cargo de

presidente de la entidad.

Es un tema de fondo en el sector pesquero, que está pendiente

de resolver.

Tal como fue ampliamente difundido en diversos medios de

comunicación, en su momento se inició una serie de investigaciones

a diversos funcionarios del Instituto por supuestos delitos

o faltas en relación a la segunda temporada de pesca de

anchoveta de 2019.

Que se sepa, públicamente no hay resultados de dichas investigaciones

ni sanciones a ninguno de los investigados hasta el

día de hoy.

Mientras tanto, el IMARPE está operando sin un ROF adecuado

a la nueva norma y con un presidente en funciones que, de

acuerdo a la propia norma, carecería de legitimidad moral para

el ejercicio del cargo.

La Sociedad Peruana de Derecho Ambiental hizo un interesante

análisis de la norma que puede leerse en el siguiente link:

La opinión de la Sociedad Nacional de Pesquería puede verse

en el siguiente link, pero con el inicio de la primera temporada

de anchoveta 2020 el silencio se abatió sobre todos los gremios

y medios que habían opinado en relación al tema.

Los siguientes links permiten, a quien esté interesado en el

tema, recordar con detalle la problemática descrita y que sigue

pendiente de regularizar.

https://www.actualidadambiental.pe/imarpe-analisis-spdadecreto-urgencia/

https://lexlatin.com/reportajes/decreto-de-urgencia-reestructuraimarpe

https://rpp.pe/columnistas/juancarlosriveros/el-caso-imarpe-noticia-

1250470

https://www.servindi.org/actualidad-opinion/03/02/2020/aguasmovidas-en-el-instituto-del-mar-del-peru-imarpe

Revista Pesca Suplemento enero 2021 25


LA IMPORTACION DE BARCOS

Marcos Kisner Bueno

PESQUEROS USADOS

Produce podrá autorizar incremento de flota de embarcaciones

usadas importadas para pesca de recursos explotados

a través de la derogatoria de la tercera disposición

final del reglamento de la Ley General de Pesca,

que prohibía al entonces Ministerio de Pesquería otorgar

las autorizaciones mencionadas.

La condición es que estas se dediquen a la extracción de

recursos hidrobiológicos plenamente explotados o cuando

se encuentre limitado el acceso a un recurso.

La medida fue aprobada vía Decreto Supremo N° 018-

2020-PRODUCE.

La exposición de motivos justifica la norma expresando

que, a la fecha se cuenta con las disposiciones normativas

que regulan las características técnicas que deben

reunir las embarcaciones pesqueras, a fin de facilitar la

modernización de la flota pesquera, así como facilitar la

adquisición de bienes destinados a la actividad pesquera.

La disposición final derogada dice:

Tercera.- El Ministerio de Pesquería no otorgará autorización

de incremento de flota a favor de armadores de embarcaciones

usadas adquiridas en el exterior, cuando éstas

se dediquen a la extracción de recursos hidrobiológicos

plenamente explotados o cuando se encuentre limitado

el acceso a un recurso conforme a lo establecido en

el Artículo 19 del presente Reglamento.

Comentario:

¿Cómo la importación de un barco usado sin mención de

antigüedad o características técnicas puede contribuir a

modernizar la flota pesquera peruana?

¿De qué flota habla el decreto supremo? ¿De la flota anchovetera,

jurelera, atunera, artesanal, potera, en fin…?

¿Para acceder a la captura de qué recursos? ¿Jurel, pota,

atún…?

Estas preguntas conducen a tratar de entender mejor la

norma.

No cualquier funcionario podría haber sugerido, por iniciativa

propia la norma, sino que ha debido cumplir órdenes

derivadas de una decisión política. ¿Por qué se toma

ésta en circunstancias que la cuestión en sí no forma

parte de ningún objetivo estratégico sectorial o agenda

alguna?

Es poco probable que se modernice la flota cerquera con

barcos usados. Por otro lado la existente ¿no es suficiente

para las cuotas anuales vigentes para el atún, jurel y

caballa?. Queda entonces la pota; pero analicemos primero:

ATUN

Se podría pensar en una flota atunera; pero el presidente

de la Cámara Peruana del Atún en el Primer Congreso

Internacional de Atún, entre otros, indicó que la problemática

de la flota atunera de bandera nacional está relacionada

al alto precio de combustible, lo cual dificulta

que dicha flota realice esfuerzo pesquero sobre el atún

en la zona de influencia de la CIAT.

A la fecha se han asignado los 8,195 metros cúbicos de

capacidad de acarreo a 16 embarcaciones cerqueras para

extraer el recurso atún, los mismos que aproximadamente

alcanzan en términos de capturas la cantidad de

10,000 toneladas por año en promedio. La flota atunera

cuenta adicionalmente con permiso de pesca para la extracción

de otros recursos, tales como: anchoveta para

consumo humano indirecto, y jurel y caballa.

La CIAT ha establecido cuotas de capturas de atún para

el OPO (incluidas aguas nacionales) para la pesquería de

atún con cerco, como límites de capacidad de esfuerzo

pesquero medido en capacidad de bodega. Para el caso

del Perú, la capacidad límite de bodega es de 8,195 m3.

Por lo tanto, la cantidad en toneladas de atún que pueda

extraer cada operador de las embarcaciones precitadas,

será, según su programación de faenas que pueda o

quiera realizar, bien sea de manera continua durante

todo el año, o alternando con otras pesquerías como la

Revista Pesca Suplemento enero 2021 26


anchoveta, jurel o caballa, para la mayoría de casos cuyos

permisos de pesca así lo indiquen.

Como no hay mucho interés por la captura de atún se ha

establecido un procedimiento de fletamiento de la cuota,

es decir que alquilamos una parte o toda nuestra cuota,

mediante DS 009-2016-PRODUCE. Se aprobó la modalidad

de fletamento de la capacidad de bodega para la

extracción de atún, a efectos que los armadores con permisos

de pesca para la explotación de atún puedan fletar

o arrendar dicha capacidad a operadores extranjeros

dentro del ámbito de la CIAT; pero a la fecha no ha sido

ejecutado este dispositivo ante la falta de solicitudes de

sus armadores.

JUREL

Casi el mismo escenario se aplica al jurel, tanto dentro

del dominio marítimo como en alta mar, en la zona

OROP.

El Perú no realiza esfuerzo pesquero con embarcaciones

de bandera nacional en el territorio de la OROP, sino que

ha venido arrendando su cuota.

En 2016 PRODUCE estableció un marco de lineamientos

para asignar la cuota de captura del jurel de altamar,

asignada por la OROP P-S, de manera supletoria o complementaria

a la flota nacional. Lo que significa que se

arrienda la cuota al mejor postor extranjero.

En 2017 y 2019 se modificaron dichos lineamientos, a fin

de que Perú pueda aprovechar su cuota de jurel en altamar

dentro de su jurisdicción, en la medida que luego de

varios años no hubo esfuerzo pesquero peruano en el

área descrita.

No se conoce el destino de los desembarques en territorio

nacional. Podrían haber alimentado el mercado nacional

o haberse exportado. El volumen arrendado no ha

significado un aporte a la seguridad alimentaria nacional

puesto que fueron destinados a mercados extranjeros.

Los resultados obtenidos en cuanto a cuota de jurel y

atún, no evidencian ser de cantidades significativas o

importantes en el contexto de la cuota global, por lo cual

resulta poco probable que alguien quisiera importar embarcaciones

usadas para la captura de estos recursos.

Entonces….

El país es un testigo lejano de las capturas de especies

transzonales y altamente migratorias. Se requiere de una

estrategia que permita el desarrollo sostenido de una

pesquería de esta naturaleza orientada principalmente al

consumo humano directo. Esta estrategia deberá considerar,

entre otros aspectos, lo relacionado con una flota

que cuente con la autonomía suficiente que permita capturas

importantes y sostenidas en el mar peruano y más

allá, cuando esta especie se encuentre fuera de las 200

millas. Asimismo, las largas jornadas de pesca exigen

sistemas de congelación adecuados que permitan una

conservación óptima del producto de la pesca o de los

que se procese como producto de la pesca.

Es adecuado entonces promocionar la creación de una

flota de altura para atún y jurel, pero ¿y la pota?

A lo largo de los últimos 15 años el Perú no ha dispuesto

de una flota de altura para la captura de túnidos ni de

jurel. Luego de la desaparición de FLOPESCA, los últimos

barcos congeladores que operaron en el país fueron el K-

Inca, el Cóndor Andino, el Bjornoy y el Canchis, así como

el Ana María y el Isabel. La presencia de estos barcos,

dedicados a la merluza y el jurel, fue duramente combatida

por pobladores, pescadores, así como algunos industriales

de Paita y terminaron por desaparecer. Los

problemas y desórdenes que causaron parecen haber

sido olvidados, o son desconocidos por quienes hoy pretenden

volver a introducir barcos congeladores en el

país.

Queda entonces la pota como recurso objetivo de las

embarcaciones usadas que se pretende importar.

El problema es que hasta ahora solo la flota artesanal

realiza capturas de pota y ha creado un mercado laboral

para mucha gente que se dedica a la actividad y comercializa

el producto dentro del mercado nacional, bien sea

a las plantas transformadoras o al mercado interno directamente.

Si la industria accediese a sus capturas con embarcaciones

modernas, aunque usadas, es probable que mejore

su eficiencia y su rentabilidad empresarial; pero a costa

de la desaparición de gran cantidad de embarcaciones

de menor escala y artesanales que ya no dispondrían de

un mercado para sus capturas.

La libertad de mercado, en este caso, dejaría desprotegida

a una importante población que vive de esta actividad,

por lo cual si el Ministerio modifica normas para

“modernizar” la flota sacrificando a los más pequeños,

sería socialmente indebido.

Hay una evaluación y una decisión política que tomar

entre los intereses de algunas empresas, los de los pescadores

artesanales y entender que al final, más allá de

la norma y la política, la realidad impone su propio paisaje.

Y esta realidad, correcta o no, muestra un rechazo

total de la comunidad pesquera no industrial hacia los

barcos factoría congeladores, sean arrastreros, palangre-

Revista Pesca Suplemento enero 2021 27


ros o cerqueros.

Podría ser totalmente legal, porque mientras se tiene el

poder todo puede hacerse dentro de la normatividad vigente

o modificada; pero las reacciones y efectos de hacerlo

conducirían a un escenario en el cual nadie sabe lo

que podría ocurrir.

El diseño de acciones para que el país disponga de una

flota de altura requiere de mayor análisis y consenso que

tan solo modificar el reglamento de la ley de pesca en

forma repentina.

aparentemente responde a una solicitud de parte, mientras

que normas trascendentes como la de la baliza satelital

para evitar la pesca ilegal de las flotas extranjeras

en el dominio marítimo peruano no tuvieron la rapidez

de atención que la actual modificación del reglamento de

la ley de pesca ha tenido.

Otros proyectos de normas importantes siguen durmiendo

también. La comunidad pesquera y la ciudadanía tienen

el derecho de saber cómo se gestó esta norma y

porqué ha sido tan rápida cuando hay otros temas detenidos

hace tiempo y que son de mayor impacto.

Lo indignante en este tema, más allá del fondo del asunto,

es la celeridad para sacar una norma expresss que

Revista Pesca Suplemento enero 2021 28


LA PESCA DE ANCHOVETA DENTRO DE LAS CINCO

MILLAS EN EL SUR DEL PERU

La campaña existente para promocionar la pesca industrial de

anchoveta dentro de las 5 millas en el sur del Perú se viene

intensificando bajo el liderazgo, obviamente, de la SNP y sus

organizaciones afines.

Lo que debe entenderse es que la desaparición de este régimen

no se debió a motivos biológicos ni políticos, ni se puede,

indebidamente, culpar a alguna administración. Parte del mito

ha consistido y consiste en aducir razones biológicas y oceanográficas

y a erradas decisiones políticas.

La industria expresa que “es necesario dictar políticas que permitan

volver a capturar la anchoveta en el sur en lugar de que

esta sea captada por el norte de Chile”.

La verdad, ante la campaña de desinformación y el lobby existente,

es la siguiente:

Al respecto cabe recordar que Mediante Decreto Supremo N°

003-2008-PRODUCE, modificado por el Decreto Supremo N°

019-2008-PRODUCE, se estableció un Régimen Especial de

Pesca (REP) del recurso Anchoveta aplicable a aquellas embarcaciones

pesqueras cerqueras de mayor escala con permiso de

pesca vigente, que operen exclusivamente en la zona comprendida

entre los 16° 00´ Latitud Sur y el extremo sur de

nuestro dominio marítimo.

El mencionado Decreto Supremo, dispuso que los Gobiernos

Regionales ubicados a lo largo del litoral comprendidos en dicho

Régimen Especial de Pesca, se hallaban facultados para

formalizar su participación ante el Ministerio de la Producción;

preceptuando, además, que en caso de que un Gobierno Regional

no formalizara tal participación, las actividades extractivas

sólo podían realizarse a partir de las 5 millas de la línea de

costa en la zona geográfica que corresponda.

En fechas anteriores a la asunción del nuevo Gobierno Nacional

en 2011, el aludido Régimen Especial de Pesca del recurso

Anchoveta, había quedado prácticamente desactivado, considerando

que el Gobierno Regional de Moquegua, mediante

Acuerdo de su Consejo Regional N° 026-2010-CR/GRM, adoptado

con fecha 10 de Mayo del 2010; y, el Gobierno Regional

de Tacna, mediante Acuerdo de su Consejo Regional N° AR12-

2011-CR/GRTACNA, adoptado con fecha 15 de Junio de 2011,

decidieron dejar sin efecto el Acta y el Convenio que fuera

suscrito entre ellos y el Ministerio de la Producción respecto

del mencionado REP.

El Gobierno Regional de Arequipa en ningún momento formalizó

ni participó en el dicho Régimen Especial de Pesca asumiendo

una actitud responsable de defensa de las 5 millas

marinas como zona protegida.

Si las actividades extractivas de mayor escala en zonas distintas

a las autorizadas a dichas embarcaciones en el Régimen

Especial de Pesca, sólo podían ser llevadas a cabo siempre

que se contara con la participación de los Gobiernos Regionales

ubicados a lo largo del litoral, carecía de objeto mantener

vigente dicho Régimen en vista de la circunstancia de haber

cesado la participación voluntaria de los Gobiernos Regionales

concernidos. Por tanto, PRODUCE simplemente cumplió con

formalizar mediante Decreto Supremo N° 015-2011-PRODUCE,

una situación pesquera cuyo ordenamiento dejó de tener propósitos

definidos en razón de la manifiesta ausencia de voluntad

de los Gobiernos Regionales de Arequipa, Moquegua y

Tacna para participar en dicho Régimen.

No existiendo a noviembre de 2011 ningún Gobierno Regional

en el Régimen Especial de Pesca en el Sur, puesto que el GO-

RE Tacna retiró su firma en Julio de ese año, el REP ha dejado

de existir, por lo que se procedió emitir el documento correspondiente

que le de fin y disponga una forma legal para aplicar

los fondos recaudados existentes en la cuenta de APRO-

SUR, lo que dio fin a un régimen especial que ya era inoperante.

La decisión no obedeció a elementos de juicio biológicos,

oceanográficos ni políticos. Se basó en un hecho real, consumado

y estrictamente jurídico.

Para entenderlo mejor: el REP era un cadáver al inicio de la

gestión del gobierno de Humala, que no tenía partida de defunción.

Lo único que hizo esa nueva gestión, fue extender

dicho documento. El Régimen ya estaba muerto.

Por tanto mienten quienes dicen que se tomó la decisión para

favorecer interés personales o de Chile.

El problema fondo, por lo tanto, no estriba en que Chile capture

la anchoveta que Perú deja de capturar, sino en el impacto

que dichas capturas causan sobre el ecosistema costero y sobre

las poblaciones de peces que alimentan a la sociedad civil

y permiten la subsistencia de la pesca artesanal. Finalmente

Chile es dueño de hacer lo que desee en su Zona Económica

Exclusiva, respetando o no las consideraciones científicas, a

las cuales no está formalmente obligado de acuerdo a sus normas

vigentes, con los resultados que se aprecian en sus pesquerías.

El DS-015-2011-PRODUCE puso fin al REP.

Por lo tanto, las razones que pusieron fin a este régimen fueron

estrictamente legales. Si se quiere restablecer un régimen

similar, debe acudirse, en primera instancia a conseguir la

aprobación de los gobiernos regionales.

Por otro lado, no puede dejarse de lado la opinión y reacciones

de la población del sur del Perú.

Este no es un tema que obligue a tomar decisiones al Ejecutivo

solo como efecto derivado del lobby pesquero

Revista Pesca Suplemento enero 2021 29


LA PESCA Y LA GENTE EN EL PERU

Marcos Kisner Bueno

¿Es correcto y justo, desde el enfoque de la gente común,

que se exporten productos elaborados con recursos

pesqueros que no pagan derechos de pesca? ¿Hay

más pescados en abundancia en el mercado y a precios

accesibles para todos los sectores económicos? ¿Existen

hoy programas que lleven anchoveta o pota, como especies

más abundantes, a las poblaciones más vulnerables?

No hay nada de eso, porque en las últimas décadas la

atención del Estado para la pesquería ha estado en función

de la industria y en menor proporción del pescador

artesanal. No se ha tenido en cuenta a la gente, al ciudadano,

que es el consumidor final y además propietario

de los recursos pesqueros. Es momento de dirigir la

atención hacia el ciudadano común y corriente, que no

está involucrado directamente en la pesca.

El peruano merece una mejor participación en la renta

de la industria pesquera y políticas públicas que faciliten

y estimulen la generación de una mayor oferta de pescado

de calidad, sanitariamente inocuo y a precio accesible.

Este es el enfoque con el cual el ciudadano NO pesquero,

o sea la mayoría de la ciudadanía, debe juzgar las

ofertas electorales que están por aparecer. Los recursos

naturales no son un bien exclusivo de los pesqueros y

pescadores. Nos pertenecen a todos, por tanto, la oferta

electoral y las políticas públicas deben dirigirse a satisfacer

a las mayorías y no solamente las minorías.

Se debe mejorar el ordenamiento de la anchoveta estimulando

su captura hacia el CHD. En cuanto a los demás

recursos, la atención debiera enfocarse en su abastecimiento

al mercado peruano, ya que siendo la Nación la

propietaria del recurso, es indebido que sea explotado

por un pequeño grupo de ciudadanos que lo obtienen

gratis unos y muy barato otros. La priorización de su exportación

antes que la atención al mercado nacional, es

indebida.

Comer pescado se está volviendo una exclusividad de los

menos que pueden pagarlo mientras que la desnutrición

infantil y el hambre de los más, no está siendo aliviada

con pescado.

Las ofertas y promesas plasmadas en planes de gobierno,

han perdido credibilidad porque no hay obligación

de cumplir lo prometido ni forma alguna de sancionar

su incumplimiento. El ciudadano elector carece de

medios para reclamar una vez que ya fue embaucado y

contabilizado su voto.

Ese es el contexto en el cual se debe trabajar el sector:

Priorizando las necesidades y derechos de las mayorías.

El hecho de que los millones de ciudadanos no interesados

en el negocio pesquero no accedan a los medios a

reclamar ni exigir nada, no justifica que sean relegados,

olvidados y excluidos de la gestión de los recursos naturales

como los pesqueros, ni por el gobierno en ejercicio,

ni por los candidatos a la presidencia. Más allá de las

grandes cosas que se puedan hacer, con sus complicaciones

naturales, el objetivo final que la gente requiere

es acceder a pescado barato de buena calidad.

Este enfoque debe prestar atención a los precios a los

que se vende el pescado en el mercado nacional y los

volúmenes que se encuentran disponibles para las poblaciones

de la costa, de la sierra y de la selva. Siendo propietarios

de los peces y siendo una de las pesquerías

más grandes del planeta, debemos preguntarnos si la

cantidad disponible de pescado alcanza para todos los

sectores de la población y si sus precios son asequibles

para las mayorías. La campaña que incita a consumir

más pescado, que además resulta tan caro que es inaccesible

para las mayorías, es poco seria y debe ser descartada.

No hay información científica que permita conocer

las biomasas de las especies objetivo del consumo

humano capturadas por la pesca artesanal, que es la que

abastece al mercado interno, que garanticen una pesquería

sostenible. Aumentar el esfuerzo pesquero sin

medida, es irresponsable.

Se debe hacer de la pesquería peruana una actividad

más inclusiva, más justa y no discriminatoria.

Hoy no es inclusiva porque muy pocos se benefician, no

es equitativa porque el país no es adecuadamente remunerado

por el lucro que generan sus recursos pesqueros

y es discriminatoria porque unos pagan derechos e impuestos

y otros no pagan nada o pagan muy poco; pero

fundamentalmente porque la mayor parte de peruanos

no puede acceder al consumo de pescado, porque hay

poco (a diferencia de años atrás) y a precios inalcanzables

para la mayoría de bolsillos.

El hecho es que un grupo de ciudadanos extrae nuestros

peces del mar a precio muy barato y otro grupo lo hace

gratis, sin pagar nada, mientras que una importante población

de niños hambrientos, desnutridos y anémicos,

se ahogan en un mar de proteína abundante.

Revista Pesca Suplemento enero 2021 30


Marcos Kisner Bueno

LOS VIEJOS POLÍTICOS

Y LA PESCA

I

Los viejos políticos, o los políticos viejos, tradicionales

ambos, tienen que ser reemplazados. Ya pasó su tiempo.

El Perú de las mayorías no ha mejorado ni ha alcanzado

un mejor nivel y calidad de vida.

Las cifras macro económicas que nos muestran los medios

diciendo que somos un ejemplo de crecimiento,

ocultan que esa bonanza solo llegó para los menos y no

para los más. En medio de esa realidad oculta, la mayor

parte de la población solo recibió migajas de ese crecimiento.

La salud y la educación siguen igual o peor. La

calidad de vida y salarios de los más no reflejan esa bonanza

que dicen nos dio el crecimiento. La informalidad,

cada vez más creciente, se ha convertido en una forma

de vida, una manera de evadirse de los impuestos, de la

ineficacia del Estado y sobrevivir como fuese.

Poco a poco fuimos descubriendo que, además, nos habían

robado la esperanza, el optimismo, la fe y el alma.

Esos viejos políticos no solo han robado nuestro dinero,

sino que destruyeron la moral y el alma de la Nación.

Nosotros, los ciudadanos, fuimos el combustible con el

cual alimentaron sus apetencias de poder y su ambición.

Un puñado de personas nos ha usado para satisfacer

intereses personales. Fuimos ciegos, sordos e indiferentes.

Los nuevos políticos jóvenes deben reemplazar a esa vieja

clase que nos ha robado y mentido durante décadas.

Y si son hábiles, como que de hecho lo son, sumarán a

su idealismo y amor por la patria, el sabio consejo de

quienes que nunca antes fueron atraídos ni convocados

por la política mediocre que se apropió del país.

En este contexto, la pesquería peruana espera una mayor

atención hacia el país. Sin desechar sus logros y sus

exportaciones, es tiempo de dedicar una debida atención

a los pescadores artesanales porque de ellos depende la

alimentación nacional. Es tiempo de promover el consumo

nacional de pescado de buena calidad y a precios

asequibles a las mayorías. Es tiempo de pescar pensando

en el ciudadano peruano. Es tiempo de compartir la bonanza

del crecimiento económico y de la pesquería con

las mayorías nacionales y el mercado nacional.

Es momento de compartir con quienes nunca tuvieron la

debida atención de esa vieja clase política, que consume

su tiempo en chismes, intrigas, maquinaciones y complots

para hacerse del poder, no para servir al Perú, sino

a sus propios intereses y luego para mantenerse en él.

Todos lo sabíamos, todos lo habíamos visto; pero no es

sino hasta este año que los jóvenes salieron a la calle a

decir “basta ya”, que observamos que por fin se tiene el

coraje de intervenir en la vida política del país. Corresponde

a la ciudadanía decente darle el voto a los jóvenes

y con ello la oportunidad de gobernar el Perú mostrando

que sí se puede ser político y funcionario público

con decencia, honestidad y compromiso.

Es mejor tener a un joven con un grupo técnico honesto,

que a un viejo político tradicional lleno de pergaminos y

mañas, mentiroso, corrupto, ladrón y rodeado de cortesanos

que hacen funcionar su satrapía en base a la manipulación,

la intriga y la autocracia. Apostar por lo nuevo

y por los jóvenes, es mejor que la apuesta por los

viejos políticos. Nada podemos esperar de esa estirpe

de ambiciosos políticos antiguos.

El mandato de poder del político proviene del pueblo a

través de una elección. Corresponde a este ejercerlo con

dignidad, honestidad y compromiso con el país, rodeándose

de funcionarios competentes, honestos y comprometidos

con su plan de gobierno. En ese contexto, no

hay que tenerle miedo a lo nuevo, sino a lo viejo. No necesitamos

líderes acartonados con muchos pergaminos

ni demagógicos discursos. Necesitamos un líder carismático,

honesto, idealista, capaz de devolvernos el alma, la

esperanza y el optimismo en que nuestro futuro depende

de nosotros mismos y no de liderazgos caducos, oportunistas

y fracasados. Su equipo es su respaldo.

“¿Cuál fue la causa decisiva de la pérdida de la guerra?

II

La falta de organización militar y autonomía bélica, particularmente

en municiones. Eso en cuanto al aspecto técnico, pero

más allá, la discriminación racial fue determinante. No hubo

armonía cultural ni política. La falta de organización militar, de

cohesión, de armonía política.

Había patriotismo, había entusiasmo generoso, había valor y

virtudes militares en nuestros soldados y en nuestros oficiales,

pero también hubo mucha traición en los sectores pudientes.

¿Pero usted cree que sin esos defectos y deficiencias hubiésemos

podido ganar la guerra?

Con toda la superioridad numérica y armamentista del ejército

chileno, creo, firmemente que sí. La desunión. El desatino, la

ambición política y la carencia de identidad en los sectores

acomodados nos perdieron”.

Ultima entrevista a Cáceres, La Crónica 27 de noviembre de

1921

Fuente

“El último virrey del Perú”, Bruno Polack, Editorial Planeta

III

“Sin duda, la Guerra del Pacífico marcó un hito importante en

América y nuestro país. Fu el hecho histórico (y simbólico) que

puso fin a nuestro proceso independentista. Cerró el telón de

una América común para vislumbrar una extraña madurez entre

los países sudamericanos, de la cual hasta ahora vivimos el

resabio. El discurso patriótico ya no ensalzaba las virtudes de

la libertad o de la República frente a un rival lejano o monárquico,

ahora el rival se encontraba frente a nosotros. Los inte-

Revista Pesca Suplemento enero 2021 31


lectuales peruanos desde González Prada y su “Discurso en el

Politeama”, marcaron un derrotero diferente, las bases sobre

las cuales debía erigirse un nuevo país. “los que pisan el umbral

de la vida se juntan hoy para dar una lección a los que se

acercan a las puertas del sepulcro[…] “Los viejos deben

temblar ante los niños, porque la generación que se

levanta e siempre acusadora y juez de la generación

que desciende” (González Prada 1964). Pero González Prada

no solo habla de personas, de viejos y de jóvenes, habla de

ideas, de pensamientos, de decisiones, de nueva política como

país. “La mano brutal de Chile despedazó nuestra carne y machacó

nuestros huesos pero los verdaderos vencedores,

las armas del enemigo, fueron nuestra ignorancia y

nuestro espíritu de servidumbre”. (González Prada

1964)”.

Fuente

“El último virrey del Perú”, Bruno Polack, Editorial Planeta

Estamos a las puertas de una elección que deberá

marcar el final de la servidumbre y de la ignorancia.

Cambiemos el destino de la Patria poniéndolo

en manos de lo nuevo. Desechemos lo viejo y a

esos viejos políticos que traicionaron al país desde

la guerra del Pacífico y que se convirtieron en

una peste pero que la propia guerra.

Victoria Nacional, con George Forsyth, se presenta

como la mejor, sino la única opción para el Perú.

¿Cuál es el riesgo? Ninguno. No podemos estar

mejor con esos viejos políticos, de ninguna manera.

Los jóvenes nos dan una esperanza.

La juventud trae un espíritu de servicio nuevo, en un escenario

de viejos políticos tradicionales cuya principal

característica es el cálculo frío y mercantil, así como la

ambición del poder para satisfacer intereses y agendas

personales a través del enquistamiento de satrapías en

el sector púbico.

Ello trae consigo la esperanza y la posibilidad de una innovación

en la pesquería peruana, que marque un rumbo

en beneficio de las mayorías y de aquellos que se dedican

a la pesca de consumo humano directo. La mejor

opción es apostar por lo nuevo y desechar lo viejo en el

manejo de la cosa pública.

En las últimas décadas, la atención del Estado para la

pesquería ha estado en función de la industria y en menor

proporción del pescador artesanal. No se ha tenido

en cuenta a la gente, al ciudadano, que es el consumidor

final y además propietario de los recursos pesqueros. Es

momento de dirigir la atención hacia el ciudadano común

y corriente, que no está involucrado directamente en la

pesca. Es el enfoque con el cual el ciudadano NO pesquero,

o sea la mayoría de la ciudadanía, debe juzgar las

ofertas electorales que están por aparecer. Los recursos

naturales no son un bien exclusivo de los pesqueros y

pescadores. Nos pertenecen a todos.

Comer pescado se está volviendo una exclusividad de los

menos que pueden pagarlo mientras que la desnutrición

infantil y el hambre de los más, no está siendo aliviada

con pescado.

El mensaje de Forsyth abre las puertas de la esperanza

para un país anémico y cansado de las mentiras, intrigas

y manipulaciones de sus políticos.

Es de esperar que se priorice las necesidades y derechos

de las mayorías. El objetivo final que la gente requiere y

necesita, es acceder a pescado barato de buena calidad.

Se debe hacer de la pesquería peruana una actividad

más inclusiva y más justa.

Victoria Nacional se perfila como la mejor opción.

Merecemos una gestión de la pesca con visión de país y compromiso con el ciudadano.

Revista Pesca Suplemento enero 2021 32


LA FALTA DE UNA POLÍTICA NACIONAL DE PESCA DEBILITA EL

CONTROL DE IRREGULARIDADES EN LA EXPLOTACIÓN DEL

MAR PERUANO

Por C a r l a D í a z / G i a n e ll a T a p u l l i m a

POLÍTICA PENDIENTE. Durante el 2020, el Ministerio

de Producción debió aprobar la Política Nacional de Pesca

y Acuicultura, según un plan conjunto aprobado en

2017.

El sector pesquero aún afronta grandes retos a nivel

normativo, como lograr la aprobación de la primera política

nacional pesquera, y encaminarse hacia un sistema

de pesca responsable y sostenible con la incorporación

de técnicas y dispositivos tecnológicos que contribuyan

a la disminución de la pesca de juveniles.

Este y otros pendientes fueron abordados durante

la "La hora azul", un ciclo de mesas virtuales - organizado

por Ojo Público y Oceana- que reunió a representantes

del sector público y privado, organismos de

control y de la academia, con el objeto de discutir sobre

la actual situación del sector pesquero con miras al Bicentenario.

La unidad de verificación OjoBiónico analizó las afirmaciones

de los expertos y dirigentes del sector, y detectó

versiones verdaderas y falsas durante el debate. A

continuación los resultados:

Wilmer López Llauri, dirigente del sector pesquero

artesanal

“No hay una política de Estado [para el sector

pesquero]”

Calificación: Verdadero

El presidente de la Asociación de la Cadena Productiva

de Pesca para el Consumo Humano Directo, Wilmer López

Llauri, comentó que uno de los principales problemas

en el sector es el desorden normativo y, como sustento

de ello, afirmó lo siguiente: “No hay una política

de Estado [para el sector pesquero]”. Luego de revisar

la normativa peruana y consultar con especialistas, concluimos

que esto es verdadero.

La afirmación de López Llauri figura en la siguiente

transcripción:

“No hay una política de Estado [para el sector pesquero]

para controlar todas estas irregularidades]. [...] Nosotros

creemos y ratificamos que aun teniendo una vasta

legislación pesquera y muchas organizaciones comprometidas

en la administración y fiscalización del sector

pesquero, no se ha puesto en orden porque cada

uno trabaja por su parte, a su manera. Tenemos el Ministerio

de la Producción con la Dirección General de

Fiscalización y Sanciones, tenemos las capitanías de

puerto, tenemos las fiscalías especializadas, tenemos la

Policía Ecológica, tenemos la Sociedad Nacional de Pesquería

-que tiene su código de ética [...]”.

Ahora bien, consultado para esta verificación, López

precisó a OjoPúblico que su afirmación hacía referencia

a la ausencia de una política nacional de pesca que

establezca objetivos conjuntos y de largo plazo para las

entidades que regulan el sector. “Cada vez hay un desorden

más grande. Cuando no hay política de Estado,

son coyunturales las normas”, agregó López.

De acuerdo a la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo, en el

primer lugar de la normativa pública están las políticas

de Estado, que definen los lineamientos del accionar del

aparato estatal en el largo plazo, con el fin de lograr el

bienestar de los ciudadanos y el desarrollo del país.

Actualmente, el Perú cuenta con 35 políticas de Estado

que fueron aprobadas en 2002, durante el Foro del

Acuerdo Nacional, integrado por autoridades, partidos

políticos y la sociedad civil.

Estas políticas de Estado se articulan en cuatro grandes

ejes: 1) democracia y Estado de derecho, 2) equidad y

justicia social, 3) competitividad del país y 4) Estado

eficiente, transparente y descentralizado.

Ninguna se refiere de manera particular a algún sector

como el pesquero, pero las políticas del Estado se materializan

y desagregan a través de las políticas nacionales,

que les siguen en jerarquía a nivel legal, y establecen

los objetivos y lineamientos que guiarán a las

instituciones del Estado para resolver un problema público,

como lo precisa el Reglamento que Regula las

Políticas Nacionales.

Por ello, son de obligatorio cumplimiento para todo el

aparato estatal y los diferentes niveles de gobierno, y

su continuidad va más allá del periodo de una administración.

Revista Pesca Suplemento enero 2021 33


Captura: CEPLAN

Ahora bien, según pudo verificar OjoPúblico en el inventario

de políticas nacionales del Centro Nacional de

Planeamiento Estratégico (CEPLAN) —organismo técnico

responsable de la formulación y seguimiento de las

políticas públicas— no existe alguna política nacional de

pesca.

Lo que existe son normas sectoriales, que tienen un

efecto más limitado, como el Plan Nacional de Desarrollo

de Infraestructura Pesquera para el Consumo Humano

y los Lineamientos de Política Pesquera para el

Desarrollo Sostenido de la Pesquería y la Acuicultura.

Captura: Inventario de Políticas del CEPLAN.

En agosto del 2019, la entonces ministra de Producción,

Rocío Barrios, dio cuenta de que una comisión del Poder

Ejecutivo trabaja en una propuesta de política nacional

pesquera. “Hemos establecido un grupo de trabajo

para la primera política nacional pesquera. Esperamos

culminarla antes de fin de año”, dijo durante

una entrevista para un medio local.

La ausencia de una política nacional de pesca en el Perú

ya había sido observada, en 2016, en el informe de

Evaluación de Desempeño Ambiental del Perú, de la

Comisión Económica para América Latina y el Caribe

(CEPAL), organismo de las Naciones Unidas.

El documento en cuestión analizó el marco normativo

peruano en cuanto a pesca, acuicultura, minería y otros

sectores productivos, indicando en su recomendación

56 que el país debía “avanzar hacia una política integrada

sobre los recursos hidrobiológicos con una planificación

completa y coherente de los usos del mar y de las

cuencas de aguas continentales”.

Producto de estas sugerencias se aprobó en junio del

2017 el Plan de Acción para implementar las Recomendaciones

de la Evaluación de Desempeño

Ambiental del Perú, que tuvo como una de sus metas

principales la aprobación de una Política Nacional de

Pesca y Acuicultura, que debió concretarse en el plazo

de tres años desde la aprobación del documento técnico.

Es decir, durante este 2020.

Si bien existe una Ley General de Pesca, la misma

que cuenta con su reglamento, estas datan de 1992 y

2001, respectivamente, y fueron consideradas desfasadas

en el informe de Evaluaciones del Desempeño

Ambiental de la CEPAL.

En 2015, la oficina regional de la Organización de las

Naciones Unidas de la Alimentación y la Agricultura

(FAO, por sus siglas en inglés) alertó que era prioritaria

la formulación de la Política Nacional Pesquera y Acuícola

del Perú. La observación se realizó en el marco de

un taller internacional realizado para generar recomendaciones

al Programa Nacional de Innovación en

Pesca y Acuicultura que estaba elaborando en ese

momento el Ministerio de Producción.

En entrevista con OjoPúblico, la exministra de Producción,

Rocío Barrios, explicó que, si bien existe una Ley

General de Pesca, esta no es una política nacional, pues

lo que hace es proporcionar un marco normativo de

procedimientos y procesos de la actividad pesquera,

pero estos distan de una política nacional que establezca

objetivos, identifique los problemas y proponga cómo

solucionarlos, así como el establecimiento de indicadores

anuales. “Esa política nacional no existe y no ha

existido”, precisó.

La exfuncionaria contó que desde el año 2018 se han

conformado dos comisiones para desarrollar una política

nacional de pesca. Ese año, la iniciativa fue promovida

por la FAO, pero debido a la rotación de funcionarios

en el Ministerio de Producción, el proceso no culminó.

“Cuando yo asumí el cargo [de Ministra], lo que se procuró

fue actualizar esta política con una proyección para

los siguientes años. Esto se desarrolló a partir del

diagnóstico del problema, la identificación de los objetivos,

la determinación de las proyecciones del sector y

las propuestas de solución”.

Esta propuesta tampoco está terminada, pues tiene

pendiente la validación de sectores transversales que

son parte de la administración y regulación pesquera,

como el Ministerio del Ambiente, el Instituto del Mar del

Perú, el Fondo Nacional de Desarrollo Pesquero, entre

otros.

Este medio se contactó con la oficina de la FAO en Perú

para solicitar precisiones sobre el acompañamiento que

la entidad ha dado al Estado en la formulación de la

política nacional pesquera. Sin embargo, declinaron

pronunciarse y comentaron que se reunirán con las

nuevas autoridades para establecer una nueva ruta.

En función a lo expuesto, OjoPúblico concluye que la

afirmación de Wilmer López Llauri, presidente de la

Asociación de la Cadena Productiva de Pesca para el

Consumo Humano Directo, acerca de que no existe una

política nacional de pesca, es verdadera.

Fuente

https://ojo-publico.com/2298/falta-de-politica-nacional-de-pescadebilita-control-del-mar-peruano

Revista Pesca Suplemento enero 2021 34


LA POLITICA NACIONAL MARITIMA Y LA PESCA

EN EL PERU

Marcos Kisner Bueno

Referencia

El Poder Ejecutivo tiene entre sus competencias exclusivas, la de diseñar

y supervisar políticas nacionales, las mismas que se aprueban

por decreto supremo, previa aprobación del Consejo de Ministros, de

acuerdo al inciso 1 del artículo 4 de la Ley 29158: Ley Orgánica del

Poder Ejecutivo, las cuales son de cumplimiento obligatorio por todas

las entidades del Estado en todos los niveles de gobierno.

En concordancia con lo dispuesto en el Decreto Supremo 029-2018-

PCM, las Políticas Nacionales constituyen decisiones de política a través

de las cuales se prioriza un conjunto de objetivos y acciones para

resolver un determinado problema público de alcance nacional y sectorial

o multisectorial en un periodo de tiempo.

Las políticas nacionales multisectoriales, corresponden al subconjunto

de políticas nacionales que buscan atender un problema o necesidad

que requiere para su atención integral la intervención articulada de

más de un sector, bajo el ámbito de competencia de dos o más Ministerios.

En tal sentido, mediante el Decreto Supremo 118-2017-PCM, se crea

la Comisión Multisectorial de la Acción del Estado en el Ámbito Marítimo

(COMAEM), de naturaleza permanente, dependiente de la Presidencia

del Consejo de Ministros, teniendo como objeto, el seguimiento

y la fiscalización de las políticas sectoriales, regionales y locales, y

la emisión de informes técnicos a fin de proponer una política nacional

marítima y su permanente actualización, y sobre otros aspectos

vinculados a las actividades que se desarrollan en el ámbito marítimo

nacional.

Para ello, se desarrollaron diversas reuniones de trabajo con los representantes

de los sectores miembros de la COMAEM, bajo el asesoramiento

técnico permanente de los representantes del CEPLAN, trabajo

que demando un esfuerzo multisectorial importante, logrando

obtener un proyecto de Política Nacional Marítima, consensuado y

validado por todos los sectores, el mismo que fue presentado en la

Octava Sesión Ordinaria de la COMAEM, siendo aprobada por consenso

por todos los sectores componentes de la Comisión.

La Política Nacional Marítima responde a la necesidad de integrar la

acción del Estado en el mar y contribuye a fortalecer la articulación

de las políticas sectoriales en el ámbito marítimo, para una mejor y

oportuna toma de decisiones consensuadas a nivel del Estado que

fortalezca el bienestar general, considerando los enfoques de genero

e interculturalidad, en el análisis del problema público.

En tal sentido, esta política nacional constituye el deseo colectivo

tanto de hombres como mujeres de la nación de usar y proteger el

ámbito marítimo y aprovechar sus recursos, que implican los espacios,

actividades y factores vinculados a ella, para su desarrollo de

una manera eficiente.

Para la identificación y delimitación de la situación problemática, los

miembros del comité de trabajo II remitieron los problemas que cada

sector percibía en el ámbito marítimo. Los aportes se compilaron en

una declaración que fue discutida y validada por el mismo comité.

Posteriormente, se procedió a diagnosticar los problemas identificados

y las variables que los componen sobre la base de evidencia existente,

como datos estadísticos, juicios de expertos, estudios e investigaciones,

entre otros. Se analizaron las relaciones de influencia y

dependencia entre las variables para identificar el rol que desempeña

cada una en el desarrollo del ámbito marítimo. El método que se utilizó

fue la Matriz de Impactos Cruzados, Multiplicación Aplicada a una

Clasificación (Micmac). Para su ejecución, se desarrolló un taller con

los miembros del comité de trabajo II.

Instituciones que conformaron el Comité de Trabajo II:

1 Centro Nacional de Planeamiento Estratégico

2 Ministerio de Defensa, Marina de Guerra del Perú

3 Ministerio de Relaciones Exteriores

4 Ministerio de la Producción

5 Ministerio de Transportes y Comunicaciones

6 Ministerio del Ambiente

7 Ministerio de Energía y Minas

8 Ministerio de Educación

9 Ministerio de Cultura

10 Ministerio de Comercio Exterior y Turismo

El Decreto Supremo N° 012-20129-DE, promulgado el

23 de diciembre de 2019, dice:

Artículo 1.- Aprobación de la Política Nacional Multisectorial

Apruébase la Política Nacional Marítima 2019-2030, de carácter

Multisectorial, que como Anexo forma parte integrante del

presente Decreto Supremo.

Artículo 2.- Conducción de la Política Nacional Multisectorial La

conducción de la Política Nacional Marítima 2019-2030 está a

cargo del Ministerio de Defensa.

El artículo 1.4.4. Situación actual del problema público, en su

párrafo c. Desarrollo Productivo del ámbito marítimo, contiene

los incisos (1) Pesquería y (2) Acuicultura

En esta sección se aborda el tema pesquero, constituyendo el

primer antecedente de una Política de Estado para el sector

pesquero, por lo cual el día que se formule la Política Nacional

de Pesca y la Política Nacional de Acuicultura, deberá está alineada

con la Política Nacional Marítima. Al haber participado el

PRODUCE en la formulación de la misma a través de un representante

del Despacho Viceministerial de Pesca y Acuicultura,

es de presumir que se incorporó a la pesca y acuicultura debidamente.

Pero sigue siendo una Política generada en un sector que la ve

como componente del tema marítimo.

En el inciso (1), que se refiere a algunos antecedentes y estadísticas

de la pesca, se menciona el consumo de pescado per

cápita con una cifra tomada del Anuario Estadístico de PRODU-

CE, pero que no está en línea con la cifra que maneja el Programa

A Comer Pescado. El Ministerio trabaja bajo el método

de FAO y el Programa toma cifras de la ENAHO, que algunas

autoridades vienen usando públicamente creando confusión.

Mientras la autoridad sectorial no sincere cuál es la cifra a emplear,

tenemos una línea de base incierta, lo cual debe corregirse

cuando se diseñe la Política de Pesca.

En otro párrafo menciona: “Respecto a las problemáticas que

Revista Pesca Suplemento enero 2021 35


afectan al sector pesquero y acuícola, entre las principales se

encuentra la pesca ilegal, la informalidad, la variabilidad climática

y el cambio climático; adicionalmente, los pescadores tienen

un bajo nivel de organización y capacidad de gestión, lo

que afecta los niveles óptimos de producción, sus beneficios

económicos sujetos a la abundancia de los recursos, estacionalidad,

demanda y sus propias necesidades”

La pregunta es: ¿son estos todos los problemas o parte de

ellos?

En esta línea ¿Qué problemas se plantearían ante el CEPLAN,

dado que su metodología exige la definición del problema público?

Porque aunque parezca un poco fuera de tono, el pensamiento

del CEPLAN es que para que haya una política debe

haber un problema. O sea que si no hubiese problemas no

habría políticas. ¿Es este razonamiento correcto?

1.4.5. Situación futura deseada

Se identificó, seleccionó y analizó las tendencias más relevantes para

el futuro del ámbito marítimo. Esta información, junto con el análisis

relacional de variables y la descripción de la situación actual, permitió

determinar la situación futura deseada sintetizada por variables en la

tabla 12. El análisis detallado de las tendencias y los escenarios contextuales,

se presentan en el apéndice 1. Se determinó el año 2030

como el plazo para lograr la situación futura deseada. Con este horizonte

se propuso la situación futura deseada, la cual es coherente

(pero no condicionada) con la situación actual, las tendencias de futuro

y las relaciones de influencia entre las variables.

1.5. Políticas relacionadas

A continuación, se citan las siguientes catorce (14) Políticas Nacionales

vinculadas a la Política Nacional Marítima:

(1) Política Nacional de Modernización de la Gestión Pública

(2) Política Nacional de Cooperación Técnica Internacional

(3) Política Nacional Antártica

(4) Política Nacional para la Calidad

(5) Política Nacional del Ambiente

(6) Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos

(7) Política Nacional Forestal y de Fauna Silvestre

(8) Política Nacional para el Desarrollo de la Ciencia, Tecnología e

Innovación Tecnológica (CTI)

(9) Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo

(10) Política de Seguridad y Defensa Nacional

(11) Política Nacional de Desarrollo e Integración Fronteriza

(12) Política Nacional de Educación Ambiental

(13) Política Nacional del Deporte

(14) Política Nacional de Igualdad de Género

Objetivo Prioritario 2

Fortalecer las actividades productivas en el ámbito marítimo, en forma

racional y sostenible.

Lineamientos:

(2.1) Incrementar el aprovechamiento sostenible de los recursos no

renovables (no vivos) marinos del dominio marítimo, las aguas interiores

y la alta mar.

(2.2) Incrementar el nivel técnico, profesional y jurídico legal según

corresponda, de las mujeres y hombres involucrados en el ámbito

marítimo.

(2.3) Incentivar la investigación científica, el desarrollo tecnológico y

la innovación, respecto al mar y sus recursos por los actores del ámbito

marítimo.

(2.4) Fortalecer la coordinación y articulación del aprovechamiento

de los recursos sostenibles entre las entidades públicas de los tres

niveles de gobierno vinculados al sector productivo del ámbito marítimo.

(2.5) Fortalecer las capacidades de supervisión, control y fiscalización

de las actividades productivas en el ámbito marítimo en las entidades

públicas competentes.

(2.6) Difundir el conocimiento sobre las posibilidades que se tiene del

uso y aprovechamiento de los recursos disponibles del ámbito marítimo

por la población.

(2.7) Mejorar la oferta y las condiciones generales de los destinos

turísticos en el ámbito marítimo nacional.

(2.8) Promover la práctica de la náutica deportiva en la población

nacional.

(2.9) Fortalecer la inserción laboral formal de las mujeres en las actividades

del ámbito marítimo.

Objetivo Prioritario 4

Asegurar la sostenibilidad de los recursos y ecosistemas en el ámbito

marítimo.

Lineamientos:

(4.1) Fortalecer la gestión integrada para el uso sostenible de los

recursos naturales y ecosistemas.

(4.2) Mejorar la protección en las áreas naturales protegidas, en el

ámbito marítimo.

(4.3) Reducir los niveles y efectos de la contaminación en el dominio

marítimo y la zona marino-costera.

(4.4) Mejorar los mecanismos de articulación y coordinación, así como

fortalecer capacidades para la gestión orientadas a la prevención

y mitigación de desastres por acción de la naturaleza, entre las entidades

involucradas.

(4.5) Fortalecer la coordinación y articulación de las entidades públicas

de los tres niveles de gobierno vinculados a la sostenibilidad de

los recursos y ecosistemas del ámbito marítimo.

(4.6) Fortalecer las capacidades de supervisión, control y cumplimiento

normativo que rigen las actividades productivas del ámbito marítimo

en las entidades públicas competentes.

(4.7) Impulsar el desarrollo de energías renovables en el ámbito marítimo

nacional.

Como se aprecia, al no tener políticas referidas a la pesca y la

acuicultura, la Política Nacional Marítima solo menciona a la

pesquería en forma referencial, parcial y tangencial.

Por tanto, la necesidad de formulación de una política propia

del sector está vigente aún. Además tiene un mandato legal,

como se aprecia en la Resolución Ministerial Nº 301-2019-

PRODUCE que aprueba la lista sectorial de las Políticas Nacionales

bajo rectoría o conducción del Ministerio de la Producción

y dispone la formulación de la Política Nacional de Acuicultura

y la Política Nacional de Pesca:

También debe tomarse en cuenta el Reglamento que regula

las Políticas Nacionales aprobado con el DECRETO SUPREMO

Nº 029-2018-PCM y modificado con el Decreto Supremo Nº

038-2018-PCM.

Los detalles pueden verse en el siguiente link:

https://www.ceplan.gob.pe/politicas-nacionales-y-sectoriales/

La política de pesca no solo necesita de voluntad y decisión

política para formularse, sino que también requiere de personas

que aporten ideas y visión de futuro y también de técnicos

que le den formato a esas ideas de acuerdo a lo que demanda

el CEPLAN. Su diseño, es complejo y puede resultar morosa

para leer por el ciudadano común que tenga interés. Pero hay

dos cosas aquí: una es que tenemos que interesarnos en temas

políticos porque de ellos depende nuestra vida diaria y la

otra cosa es que el CEPLAN hace las cosas muy técnicamente

complejas. Sin embargo lo único permanente en la política

peruana es que nada es permanente.

Revista Pesca Suplemento enero 2021 36


Marcos Kisner Bueno

LA PESCA EN LA COYUNTURA

ACTUAL

Pesca y Acuicultura tal vez sea el sector políticamente

más maltratado. El Ministerio de la Producción se creó

en el año 2002. Al día de hoy 19 de noviembre de

2020 hemos tenido 23 ministros, de los cuales, salvo

dos, los demás no provenían del sector pesca ni tenían

experiencia en el sector. En el mismo período hemos

tenido 15 viceministros de pesquería, de los cuales el

único que provenía del sector y conocía de pesca fue

Alfonso Miranda, el viceministro de mayor duración en

el tiempo que se ha tenido y que realizó importantes

aportes para la promoción del consumo de anchoveta.

Los demás, o tuvieron poco tiempo para diseñar algo

importante, carecieron de la fuerza y/o capacidad

necesarias para hacer algo trascendente, o simplemente

no tuvieron una propuesta.

En la administración del sector ha primado la ausencia

de hechos efectivos para la pesca artesanal peruana y

para el ciudadano no pesquero. Promesas que son

difíciles de cumplir y otros instrumentos de manejo

político y administrativo, se convirtieron en árboles

que impidieron ver el bosque de necesidades y problemas

que atender. El manoseo político le ha robado el

alma a la institucionalidad pesquera. La indiferencia y

la ignorancia también hicieron su parte.

La pesca ha sido una actividad sin importancia para

los gobiernos; pero apetecida por políticos con agendas

personales, o lo que es peor: sin agenda. En este

contexto, lo que queda del actual gobierno no creo

que pueda ofrecer nada nuevo para el sector, ni cambios

fundamentales tampoco. No podría, aunque quisiera,

porque el tiempo no se lo permitiría. Habrá un

continuismo de lo que se ha venido haciendo, es decir

atender el día a día sin visión de futuro.

No mejorará la gestión pesquera mientras los funcionarios

sigan trabajando sin compromiso, por el temor

a perder el empleo, o subordinados a la autocracia de

la autoridad de turno y tampoco mientras no se defina

una Política de Estado para el largo plazo. Tampoco

con funcionarios de “confianza” pero sin experiencia ni

conocimiento.

En tanto no exista una Política de Estado, una visión

de largo plazo para introducir reformas sustanciales y

no se designe a las personas adecuadas, todo seguirá

siendo más de lo mismo.

Se estima en aproximadamente 500 mil las personas

que de una u otra manera tienen relación laboral o

comercial (incluida la gastronomía) con la pesca en

general. El próximo gobierno debería adoptar un enfoque

desde la perspectiva de los otros casi 33 millones

de ciudadanos peruanos que no tienen ningún interés

ni relación laboral o comercial en el negocio pesquero;

pero que son los propietarios legítimos del recurso. La

presentación de cifras macro o micro económicas es

un tema que al ciudadano NO pesquero no le importa.

La oferta política para el sector pesquero debe ir más

allá de los aspectos puramente biológicos, pesqueros y

estadísticos para enfocarse en la perspectiva del país

(que tiene una parte considerable de la población con

bajos niveles de consumo y de acceso a los alimentos)

y del ciudadano como consumidor, que tiene derecho

a los mismos niveles de inocuidad y calidad con los

cuales que se exportan nuestros productos.

El Perú cuenta con una importante población de niños

hambrientos, desnutridos y anémicos, mientras reman

en un mar de proteína abundante. Merecemos una

gestión de la pesca con visión de país y compromiso

con el ciudadano.

Finalmente, revisando los planes de gobierno de los

20 partidos en contienda, confirmamos el poco conocimiento

y desinterés por la pesca que muestra la mayoría

de ellos

Revista Pesca Suplemento enero 2021 37


LA FALTA DE OBJETIVOS PESQUEROS Y LOS

PENDIENTES QUE DEJARA ESTE GOBIERNO

Marcos Kisner Bueno

Nos encontramos con un sector pesquero injustamente relegado

por la ausencia de políticas de Estado y de agendas, ni siquiera

de corto plazo. Venimos asistiendo demasiado tiempo

a la improvisación y a la atención del día a día, a la actitud

reactiva ante conflictos o reclamos gremiales sin ninguna idea

de futuro ni de país.

Es así que ya transcurrieron diez meses desde que promulgó

un decreto de urgencia declarando la reestructuración del Instituto

del Mar, con un mandato perentorio de 30 días para elaborar

un nuevo reglamento de organización y funciones, sin

que hasta la fecha se tenga noticias del mismo. La entidad

está siendo dirigida por un Consejo Directivo, de alguna forma

ilegítimo, puesto que el propio Decreto de Urgencia dispone su

reconformación sin que se haya hecho nada al respecto. Pero

más grave es que se inició un investigación por presuntos actos

de corrupción que daño honras y personas sin que se conozca

los resultados de la misma. Personas inocentes fueron

perjudicadas por efectos colaterales de esta situación y pareciera

ser que este Gobierno terminará sin haber resuelto la

situación creada en enero de 2020. Que se sepa, públicamente

no hay resultados de dichas investigaciones ni sanciones a

ninguno de los investigados hasta el día de hoy.

Existen, además, otros pendientes que reflejan y evidencian el

daño que sufre el sector por la ausencia de agenda. En esta

nota se mencionan proyectos que competen a dos aspectos

importantes y trascendentes para el sector: la pesca artesanal

y los derechos de pesca.

Se trata de proyectos de normas, que pueden ser emblemáticas,

que fueron pre publicadas en algún momento y que hasta

la fecha siguen sin promulgarse:

DERECHOS DE PESCA

Lo sensible del tema es que esta tasa, al provenir de la explotación

de un recurso natural que es propiedad de todos los

peruanos, debería favorecer a todos. En este contexto, la modificación

de los derechos de pesca, sin revisar y modificar la

normatividad vigente sobre el uso de dichos recursos financieros,

resultaría una medida incompleta.

Racionalizar los derechos de pesca implica subir aquellos que

deban ser subidos; modificar la normativa asignando pago de

derechos de pesca a todas las especies, o a las que contribuyen

a la exportación en forma significativa (por lo menos);

eliminar los sobrecostos existentes en la industria; modificar la

ley del canon y/o la metodología de elaboración de los índices

de distribución del canon pesquero.

Esta problemática no forma parte de ninguna agenda sectorial.

Apenas si se toca el borde del problema pretendiendo subir la

tasa de algunos recursos, pero como una medida aislada, tal

como se aprecia en las siguientes pre publicaciones:

Resolución Ministerial N° 494-2019-PRODUCE del 16 noviembre

2019

Dispone la publicación del proyecto de norma mediante el cual

se establece un nuevo factor de cálculo del derecho de pesca

por tonelada extraída del recurso anguila.

Resolución Ministerial N° 495-2019-PRODUCE del 15 de noviembre

de 2019

Dispone la publicación del proyecto de norma mediante el cual

se establece un nuevo factor de cálculo del derecho de pesca

por tonelada extraída del recurso merluza.

Resolución Ministerial N° 044-2019-PRODUCE del 14 de febrero

de 2019

Dispone la publicación de proyecto de Decreto Supremo que

establece un nuevo factor de cálculo del derecho de pesca

correspondiente al concepto de extracción del recurso hidrobiológico

anchoveta para CHD.

En algún momento se tuvo la intención de incrementar en algo,

los derechos de pesca que pagan la anchoveta para CHD,

la merluza y la anguila; pero pese a la pre publicación del proyecto

de norma, quedaron en el aire y no se ha tomado ninguna

decisión hasta la fecha.

PESCA ARTESANAL

La problemática de la pesca artesanal es amplia y variada;

pero tampoco constituye parte de una agenda detallada, orgánica

y de largo plazo.

En este contexto, la administración de los DPAs constituye un

problema que pretendió ser resuelto mediante normas que,

además de haber sido objetadas por algunos gremios artesanales,

no forman parte de una solución integral a las necesidades

de la pesca artesanal. En ese sentido se pre publicaron los

siguientes proyectos:

11/10/2019 R.M. N° 421-2019-PRODUCE , que dispone la

publicación en el portal del Ministerio del proyecto de Resolución

Ministerial que aprueba los Lineamientos para el proceso

de selección de la organización social de pescadores artesanales

que se encargue de la gestión administrativa de una infraestructura

pesquera artesanal no transferida

11/10/2019 R.M. N° 422-2019-PRODUCE , que dispone la

publicación en el portal del Ministerio del proyecto de Resolución

Ministerial que aprueba el modelo de Convenio de Gestión

Administrativa de las Infraestructuras Pesqueras Artesanales

entre el Ministerio de la Producción o Gobierno Regional el

Fondo Nacional de Desarrollo Pesquero y la Organización Social

de Pescadores Artesanales

11/10/2019 R.M. N° 423-2019-PRODUCE , que dispone la

publicación del proyecto de Resolución Ministerial que Aprueba

el Manual de Administración de Infraestructuras Pesqueras

Artesanales en el Portal Institucional del Ministerio

Revista Pesca Suplemento enero 2021 38


12/10/2019 R.M. N° 424-2019-PRODUCE , que dispone la

publicación de proyecto de Resolución Ministerial que aprueba

el Reglamento de Supervisión de la Gestión Administrativa de

las Infraestructuras Pesqueras Artesanales - IPAS en el Portal

Institucional del Ministerio

12/10/2019 R.M. N° 426-2019-PRODUCE, que dispone la publicación

de proyecto de Resolución Ministerial que aprueba el

Reglamento que establece los criterios para la determinación

de tarifas aplicables a los servicios que se brindan en las infraestructuras

pesqueras artesanales en el Portal Institucional del

Ministerio

Otro elemento importante de la problemática es la formalización

del sector. Hasta la fecha solo se han hecho programas

para otorgar permiso de pesca a los armadores y a eso le han

denominado formalización lo cual no es exacto porque no los

convierte en sujetos tributarios ni tampoco en empleadores

que brinde acceso a la salud y seguridad social a sus tripulantes

pescadores que tienen el derecho y la necesidad, lo cual

resolvería las demandas de los pescadores por acceder a estos

servicios.

La formalización en la pesca requiere entender primero, que

no es lo mismo el armador pesquero que el tripulante o pescador

embarcado. El primero es el dueño de la embarcación, o

sea el empresario y responsable de que esté en perfectas condiciones

para navegar, con todos los equipos, avituallamiento

y demás material necesario para su correcto funcionamiento.

El armador y el patrón pueden ser la misma persona, pero no

necesariamente. El primero puede contratar a un patrón, que

a su vez contrata o embarca a sus tripulantes, que son pescadores

embarcados. El barco o embarcación es una unidad de

negocio, por lo tanto se tipifica como una empresa. El tripulante

es, finalmente el empleado con que cada embarcación realiza

la labor de pesca, la cual genera ingresos y requiere de capital

de trabajo, pero es muy diferente del pescador o tripulante.

Entendidas las diferencias entre armadores, patrones y tripulantes

y, conocida la problemática que tiene más de una década

sin poder resolverse, cabe distinguir, en cuanto al término

formalización, las diferencias entre tener un permiso de pesca

y ser “formal”.

Luego, de acuerdo a las diferencias entre embarcación artesanal

y de menor escala, proceder a regularlas debidamente de

acuerdo a las competencias de los gobiernos regionales y del

ministerio.

El armador tendría que contratar debidamente a los pescadores,

ponerlos en planilla y declarar mensualmente a través del

PDT. Este solo hecho les daría automáticamente derecho a

ESSALUD y a pensión, sea ONP o AFP, resolviendo así esta

constante y justa reclamación de los pescadores. Simultáneamente

se generaría una base de datos de pescadores embarcados

que hasta ahora no existe.

Hasta ahora los reclamos por seguridad social se pretenden

solucionar con improvisaciones u ofreciendo las alternativas de

salud que existen en el mercado a través del MINSA o ESSA-

LUD a fin de que puedan acceder a estas prestaciones. Pero

nada en cuanto a pensiones.

La verdad es que no ha funcionado.

¿A dónde ira Palacio de Gobierno en materia pesquera? Es de

allí de donde deberían salir las directivas para un trabajo integrado

entre los sectores responsables que conduzcan a definir

una agenda sectorial que nos brinde una visión de futuro con

una pesquería ordenada, inclusiva y sostenible. Nada de esto

será posible, en tanto no haya una voluntad política clara por

ordenar la actividad pesquera dentro de un marco establecido

por una política con visión de largo plazo. Si no se despoja de

politiquería a la administración de la pesca peruana, seguiremos

hablando de los mismos problemas gobierno tras gobierno.

Revista Pesca Suplemento enero 2021 39


Revista Pesca Suplemento enero 2021 40


La presentación de las planchas presidenciales

ha traído la sensación de una brisa marina

fresca a la contaminada y tóxica política

peruana. Candidatos jóvenes, llenos de ideales,

con ganas de trabajar por la gente, crean

un ambiente perfecto para traer nuevas ilusiones

al país.

La juventud trae un espíritu de servicio nuevo,

en un escenario de viejos políticos tradicionales

cuya principal característica es el

cálculo frío y mercantil, así como la ambición

del poder para satisfacer intereses y agendas

personales a través del enquistamiento de

satrapías en el sector púbico.

Ello trae consigo la esperanza y la posibilidad

de una innovación en la pesquería peruana,

que marque un rumbo en beneficio de las

mayorías y de aquellos que se dedican a la

pesca de consumo humano directo. La mejor

opción es apostar por lo nuevo y desechar lo

viejo en el manejo de la cosa pública.

En las últimas décadas, la atención del Estado

para la pesquería ha estado en función de

la industria y en menor proporción del pescador

artesanal.

No se ha tenido en cuenta a la gente, al ciudadano,

que es el consumidor final y además

propietario de los recursos pesqueros. Es momento

de dirigir la atención hacia el ciudadano

común y corriente, que no está involucrado

directamente en la pesca. Es el enfoque

con el cual el ciudadano NO pesquero, o

sea la mayoría de la ciudadanía, debe juzgar

las ofertas electorales que están por aparecer.

Los recursos naturales no son un bien

exclusivo de los pesqueros y pescadores. Nos

pertenecen a todos.

Comer pescado se está volviendo una exclusividad

de los menos que pueden pagarlo

mientras que la desnutrición infantil y el

hambre de los más, no está siendo aliviada

con pescado.

Es de esperar que se priorice las necesidades

y derechos de las mayorías. El objetivo final

que la gente requiere y necesita, es acceder

a pescado barato de buena calidad.

Se debe hacer de la pesquería peruana una

actividad más inclusiva y más justa.

Merecemos una gestión de la pesca con

visión de país y compromiso con el ciudadano.

La pesca para toda la gente

Los peces del Perú, primero para los peruanos

Revista Pesca Suplemento enero 2021 41


Marcos Kisner Bueno

LA PESQUERIA EN TIEMPO DE

ELECCIONES

Cada cinco años los peruanos asistimos a la posibilidad

de renovar Presidente de la República y Congreso.

Elegimos, bien sea por emotividad o por simpatías personales;

pero creo que muy pocos lo hacen en función al

análisis de la oferta electoral que se plasma en un plan

de gobierno. Y esto se debe básicamente a que estamos

perdiendo, si es que no lo hemos perdido ya, el hábito

de leer y la capacidad de interpretar lo que se escribe.

Estamos en la era del título, del mensaje corto, de la

ayuda memoria, del resumen, de la manipulación de

nuestras mentes por los medios y de la pérdida de identidad

y capacidad de análisis.

Claro que también es cierto que los planes de gobierno

no necesariamente se cumplen. La mayoría de las veces

no dejan de ser declaraciones líricas, carentes de realismo

y endulzadas con ofertas para engatusar a la gente o

hacerles creer que existe a posibilidad de acceder a un

mundo ideal, que por lo general nadie tiene la menor

idea de cómo construir. Quizá por eso no interesa leer

los planes de los candidatos. ¿Para qué si nos mienten

siempre?

Lo bueno es que la indiferencia y la flojera de leer no

son enfermedades incurables. Todo depende de la voluntad

personal para salir del facilismo y del letargo en el

cual la internet y las redes sociales nos han hundido. Tenemos

que reaccionar porque somos los responsables de

elegir a quienes nos deben gobernar debidamente.

El problema es que no existe norma alguna en el país

que obligue a un candidato a la presidencia de la República

a cumplir lo que promete durante la campaña electoral

ni a ejecutar lo que ofrece como Plan de Gobierno.

Tampoco para sus Ministros. La figura personal del candidato

presidencial no es suficiente garantía para anticipar

lo que se vendrá en materia de administración y regulación

de la pesquería.

Los planes y programas así como las ofertas hechas en

tiempo de elecciones, son solamente eso: ofertas.

El sector requiere de políticas de largo plazo que estén

en manos de funcionarios competentes, comprometidos

con una idea y con experiencia en el sector.

El voto pesquero debería orientarse hacia quien ofrezca

la mejor idea en materia de ordenamiento y reforma del

sector con el mejor equipo humano posible.

Los planes de gobierno y las políticas nacionales tienen

una base legal y un formato establecido por la Autoridad

Electoral en el primer caso y por el CEPLAN en el segundo.

Estas metodologías pueden ser muy técnicas y estar basadas

en la mejor concepción académica del arte de la

gobernabilidad y la gerencia política; pero adolecen de

un defecto que las hace poco viables, electoralmente

hablando: están diseñadas para ser entendidas por personas

diestras en ese lenguaje y que comprendan cosas

que el común de los ciudadanos no conocen ni tienen

por qué conocer. Son, o pueden ser, buenos documentos

técnicos, pero por un lado nadie garantiza que se ejecuten

una vez el partido ganador asuma el poder y por

otro, no está garantizado que alguien los lea. Por lo general

son documentos extensos que a nadie le importa,

en especial si se trata de pesca.

En este contexto, el plan de gobierno debería ser de diseño

propio, político y dirigido al ciudadano, en especial

a aquél que no sabe de pesca y/o no le interesa. Porque

en el fondo sí le afecta y porque es ese ciudadano el que

vota y designa al ganador. No votan solamente los pesqueros.

Hay muchas ideas, muchas necesidades y muchos problemas

en el sector. ¿Se pueden abarcar todos en un

solo período de gobierno? Lo más probables es que no.

Se necesita entonces elegir algunos problemas para poder

elegir cuáles de ellos deben ser materia de atención

de acuerdo a la ideología del partido que los diseña.

¿Pero quiénes son los responsables de elaborarlo y quiénes

ejecutar el plan si es que ganan?

Deben ser expertos en el tema, que comulguen con las

ideas del partido y del candidato para que luego asuman

los cargos que les permitan ejecutarlo. Es la mejor receta

para hacer algo serio realmente. Deben conformar un

equipo técnico con ideas comunes y capacidad de trabajo

en equipo.

Pero generalmente no ocurre así. Puede ocurrir que personas

honestas y con convicción diseñan el plan; pero

que termine en manos de otras personas que no creyendo

en el mismo, ni entendiéndolo, asumen los cargos por

decisiones políticas de conveniencia, no necesariamente

para el sector.

También puede ocurrir que asumiendo el poder quienes

diseñaron el plan, se encuentren con un aparato burocrático

y legal que les dificulta hacer lo que deba hacerse.

En todo caso, es Palacio de Gobierno quien tiene que

crear las condiciones para que se facilite la ejecución de

lo ofrecido en la campaña electoral.

Revista Pesca Suplemento enero 2021 42


RELACIÓN DE PARTIDOS POLÍTICOS INSCRITOS PARA LAS ELECCIONES 2021

# EXPEDIENTE ORGANIZACIÓN POLÍTICA

1 EG.2021004299 PARTIDO MORADO

2 EG.2021004660 PARTIDO FRENTE DE LA ESPERANZA 2021

3 EG.2021004402 PARTIDO DEMOCRATICO SOMOS PERU

4 EG.2021004292 ACCION POPULAR

5 EG.2021004649 RENACIMIENTO UNIDO NACIONAL

6 EG.2021004307 JUNTOS POR EL PERU

7 EG.2021003994 FUERZA POPULAR

8 EG.2021004287 DEMOCRACIA DIRECTA

9 EG.2021004738 PARTIDO NACIONALISTA PERUANO

10 EG.2021004618 AVANZA PAIS - PARTIDO DE INTEGRACION SOCIAL

11 EG.2021004666 PODEMOS PERU

12 EG.2021004475 ALIANZA PARA EL PROGRESO

13 EG.2021004567 VICTORIA NACIONAL

14 EG.2021004472 EL FRENTE AMPLIO POR JUSTICIA, VIDA Y LIBERTAD

15 EG.2021004747 PARTIDO POLITICO NACIONAL PERU LIBRE

16 EG.2021004745 PARTIDO APRISTA PERUANO

17 EG.2021004457 PERU PATRIA SEGURA

18 EG.2021004321 RENOVACION POPULAR

19 EG.2021004622 UNION POR EL PERU

20 EG.2021004756 PARTIDO POPULAR CRISTIANO - PPC

Fuente

https://plataformaelectoral.jne.gob.pe/ListaDeCandidatos/index

Fecha: 29/12/2020

Revista Pesca Suplemento enero 2021 43


Revista Pesca Suplemento enero 2021 44


En las siguientes páginas se transcribe literalmente lo que se ha encontrado en todos los

planes de gobierno de los partidos en contienda, referidos a la pesca y acuicultura.

Los textos y su colocación en los párrafos correspondientes son copiados exactamente tal

cual se encuentran en los textos originales.

Debe mencionarse que la dispersión en la presentación de las ideas obedece, seguramente

al formato impuesto por el Jurado Nacional de Elecciones, el mismo que no necesariamente

ha sido respetado por todas las organizaciones políticas y tampoco es un diseño

muy feliz que digamos para ser debidamente entendido.

Resultado complicado leer documentos tan extensos y faltos de objetividad y síntesis; pero

es lo que hay.

La Revista Pesca ha hecho el esfuerzo de extraer toda referencia a pesca y acuicultura para

el análisis de sus lectores.

ACCION POPULAR

No menciona ni hace referencia puntual a la pesca y acuicultura

ALIANZA PARA EL PROGRESO

Desarrollo Agropecuario y Pesquero

Se unifican los viceministerios de promoción agraria del actual Ministerio de Agricultura y el de Pesca y Acuicultura de

Produce. Ambos tendrán direcciones de políticas sectoriales y programas de promoción.

Viceministerios:

• Promoción agropecuaria

• Promoción de pesca y acuicultura

Industria, Comercio y Turismo

Se fusionan los actuales Ministerios de Producción (dejando de lado pesca y acuicultura, así como los organismos relacionados

con la pesca artesanal) y de Comercio Exterior y Turismo.

Viceministerios:

• Comercio interno

• Industria

• Comercio exterior y turismo - Promperú

Propone eliminar el drawback, lo que afectaría a las empresas pesqueras exportadoras de CHD.

No hay mayor referencia puntual a la pesca y acuicultura.

Revista Pesca Suplemento enero 2021 45


APRA

Pesquería

Problema Objetivo Indicador Metas al 2026

Baja

Apoyar la Línea de Cofide a Línea de crédito

productividad de modernización de la través de micro de 100 millones

la pesca pesca artesanal financieras.

de soles al 2022.

artesanal. mediante Fondo de

Reactivación

Pesquera (motores,

aparejos, tecnología

en general).

Baja cantidad de áreas de concesión

marítima y lacustre.

Política agresiva

de apoyo a la

acuicultura.

Ampliación de la

oferta de áreas de

concesión de mar

(y lagunas) para

actividades

productivas.

Algas, erizos,

truchas, paiche y

otras especies.

Km2 de concesión

marítima y lacustre

en favor de la

producción

acuícola.

Al 2026 50% más

de Km2 de

concesión marítima

y lacustre en favor

de la producción

acuícola.

Inexistencia de un

sistema de

inteligencia

comercial

para promover

exportaciones de

pesca para

consumo humano

directo.

Soporte de

inteligencia de

mercado para

promover

exportaciones de

pesca para

consumo humano

directo a nuevos

mercados como

África Occidental

(377 millones de

habitantes) en

PRODUCE.

Incremento de

exportaciones de

pescado para

consumo humano

directo.

Al 2026 mercado de

exportaciones de

pesca para consumo

humano directo se

encuentra

consolidada.

Revista Pesca Suplemento enero 2021 46


AVANZA PAIS

El resumen de su plan no menciona a la pesca y la acuicultura.

DEMOCRACIA DIRECTA

El resumen de su plan no menciona a la pesca y la acuicultura.

FRENTE AMPLIO

No hay mayor referencia puntual a la pesca y acuicultura, salvo la mención a los recursos marinos que se aprecia en el

siguiente cuadro:

No hay mayor referencia puntual a la pesca y acuicultura.

FRENTE ESPERANZA

FUERZA POPULAR

1.3.2. Pesca y acuicultura

La industria pesquera realiza distintas contribuciones al país, siendo la anchoveta la principal responsable de dichos

ingresos. La rentabilidad del sector muchas veces depende de diversos factores; a inicios de la década anterior la pesca

representaba el 2% del PBI nacional, esta cifra se ha visto reducida en los últimos años por lo que resulta preponderante

establecer cambios para recuperar el potencial perdido.

En este escenario, la pesca industrial, se compone de empresas integradas que son las más grandes y tienen plantas

de harina de pescado y embarcaciones. Este sector quema la anchoveta solo para hacer harina. Siendo la anchoveta

es una fuente de proteínas que puede solucionar el problema de la anemia y desnutrición.

En cuanto al consumo humano indirecto, tenemos a las grandes empresas que pescan jurel, caballa y pota (con licencia)

y hacen conservas o congelados, usualmente para exportación. Las plantas conserverías compran el jurel, la caballa

y anchoveta a pescadores artesanales y los residuos los queman en pequeñas plantas de harina autorizadas por

PRODUCE.

Sin embargo, el tema de más trascendencia y de mayor potencial para la economía peruana es la acuicultura, que requiere

una mayor atención del Estado.

En ese orden de ideas, proponemos lo siguiente:

Revista Pesca Suplemento enero 2021 47


a. Asegurar la producción de los recursos pesqueros, desarrollándolos con el apoyo de investigación científica, nuevas

tecnologías a implementar y un correcto análisis de los ecosistemas y cambios climáticos que se suscitan en nuestro

territorio.

b. Asegurar beneficios sociales para los pescadores artesanales y brindarles mecanismos o herramientas para que

puedan crecer de manera sostenible. Fomentaremos la reivindicación del pescador artesanal que son los que abastecen

los mercados mayoristas y el boom gastronómico.

c. Potenciar la acuicultura, que puede ser en el mar como conchas de abanico (potencial lenguado y pulpo) o en tierra

(llamada continental y como son Langostinos, Truchas, Paiche, Tilapia, Gamitana, Boquichico).

d. Promover financiamientos de embarcaciones modernas para los pescadores por medio del Fondo de Desarrollo Pesquero

(FONDEPES); y la modernización de los desembarcaderos artesanales con cámaras de frío.

e. Fomentar una política de gobierno articulada con los programas sociales y el sector privado para promover el consumo

directo de pescado por parte de la población.

f. Establecer un régimen promocional que permita implementar una estrategia de cadenas productivas con los productos

que podrían competir en el mundo, como por ejemplo para el atún y la acuicultura; así como medidas para fortalecer

la actividad conservera.

JUNTOS POR EL PERU

Problemas identificados

El Estado no promueve iniciativas empresariales orientadas a la transformación industrial de productos alimenticios nacionales

para el desarrollo nutricional y la seguridad alimentaria, así como a reducir drásticamente la anemia y hambre en el

país. En cifras previas a la pandemia era 43.5% de niños con anemia infantil y 3.1 millones (9.7%) de peruanos que sufren

hambre.

El Perú aporta el 10% de la pesca mundial: el 87% es anchoveta y el 98% se convierte en harina de pescado para consumo

animal, que principalmente se exporta, quedando una cantidad insignificante para la alimentación de los peruanos;

de esta manera se altera la cadena trófica, en desmedro de otras especies, actividades y la pesca artesanal. Los derechos

de pesca son tan solo el 0.48% del valor FOB por TM de harina de pescado.

Desatención del sector artesanal pesquero por parte del Estado. Los recursos pesqueros no han sido bien utilizados, hay

un registro de trazabilidad deficiente. No hay una política pesquera clara. Falta investigación sobre la fauna marina. La

mayoría de las investigaciones actuales se centran en recursos pesqueros industriales. Por lo que hay una deficiente protección

y vacío de conocimiento sobre el comportamiento, el desarrollo y otros aspectos biológicos de especies no industriales.

Objetivos estratégicos

Incentivar una industria alimentaria orientada a la producción de alimentos nutritivos y saludables e incentivar una industria

local de alimentos con alto valor nutricional, costo adecuado.

Promover el desarrollo de actividades pesqueras sostenibles, diversificadas y para el consumo humano de la población,

accesible en precio, calidad y cantidad.

Impulsar la creación de áreas marinas protegidas nacionales y subnacionales.

Facilitar los procesos de formalización de las embarcaciones pesqueras artesanales.

Aplicar el principio precautorio con recursos pesqueros carente de data y de información científica.

Independizar el IMARPE de PRODUCE, pues no se orienta a la conservación.

Regular y asegurar un avistamiento de ballenas amigable con las especies.

Tener un plan de acción para mitigar los efectos del vertido de fertilizantes en los ríos y en el mar.

Garantizar la seguridad de los pescadores artesanales en el mar.

Revista Pesca Suplemento enero 2021 48


Controlar y regular fuertemente artes de pesca no convencionales, pues extrae especies marinas con bajas densidades

poblacionales.

Financiar el plan de las redes abandonadas, el principal plástico en el océano.

Crear centros de rescate de animales marinos en las zonas costeras para ayudar a los animales que cada año quedan

varados.

Generar la primera moratoria Nacional por 10 años a la minería submarina en Latinoamérica por el impacto ambiental

que esta tiene.

Incrementar la protección de especies trans zonales y migratorias.

Empoderamiento de las comunidades pesqueras locales para el desarrollo de una gobernanza participativa en el manejo

de sus actividades pesqueras o acuícolas, impulsando su autoorganización.

Incluir la fauna marina en las estrategias de conservación.

Promover la acuicultura sostenible nacional promoviendo la investigación de métodos de cultivo en especies acuáticas de

forrajeo.

Metas al 2026

Política de estado para incentivar empresas de producción de alimentos nutritivos y saludables.

Política para incentivar la pequeña industria de alimentos enriquecidos con alto valor agregado.

Creación de Fondos para el financiamiento de proyectos alimentarios: ITP, INDDA, etc.

Sistema de innovación de productos alimentarios a nivel regional integrando Universidades, Centros Tecnológicos creado.

Política para revisar los Derechos de Pesca, para todos los recursos hidrobiológicos, garantizando un justiprecio por el uso

de un recurso que pertenece a todos los peruanos.

Revisión de los derechos de pesca en una mesa de diálogo con los interesados para establecer concertadamente un valor

para cada punto de la cuota pesquera y un adecuado valor de los Derechos de pesca.

Se pone en marcha un centro de rescate de fauna marina.

Se logra tener el 10% del mar bajo una categoría de ANPs.

Tener la primera moratoria nacional en Latinoamérica a la minería submarina

Crear el plan nacional de desechos de redes y captura de redes abandonadas

Impulsar una Política Nacional Pesquera que garantice una distribución eficiente y sostenible de nuestras especies marinas

Continuar con el proceso de formalización de todos los pescadores artesanales.

Presentar una política de turismo costero con una regulación sostenible y efectiva de todas sus actividades

Presentar un plan para recuperar la calidad de agua de los ríos del Perú.

Implementar el plan de reforma al DICAPI, que garantice un eficiente cuidado de nuestro mar.

Implementar una trazabilidad pesquera eficiente.

PARTIDO MORADO

2.4. Fomento de la actividad pesquera tradicional e industrial con sostenibilidad de la biomasa marina.

En el Partido Morado la pesca y la acuicultura deben ser uno de los motores para el desarrollo, no solo como fuente de

empleo e ingresos de manera sostenible, por sus ventajas naturales, sino también por su contribución a la seguridad

Revista Pesca Suplemento enero 2021 49


alimentaria y la salud (dentro de la estrategia de hambre cero), considerando que la acuicultura se mantendrá como

uno de los sectores de mayor crecimiento en comparación con la pesca para consumo humano; en ese sentido, buscamos

el aprovechamiento de recursos hidrobiológicos con la mayor rentabilidad económica y social, de manera sostenible.

Para ello, estamos enfocados en potenciar el talento humano para el aprovechamiento sostenible, óptimo y con mayor

valor de recursos hidrobiológicos, como fuente de ingresos, empleo y alimentación; crear y promover condiciones propicias

para el desarrollo de la acuicultura, la extracción pesquera, y del procesamiento y comercialización de productos

de origen hidrobiológico; y en promover el consumo humano de productos de origen hidrobiológico, y la integración

económica entre las actividades pesqueras y acuícolas y otras actividades económicas. Nuestra propuesta en pesca

estará centrada en las siguientes priorizaciones:

• Se impulsará la innovación y generación de valor agregado en la actividad pesquera y acuícola a través del financiamiento

de proyectos empresariales.

• Se impulsará la investigación aplicada a pesca y acuicultura para la sostenibilidad de la biomasa existente.

• Se continuará con la adecuación a normas sanitarias de desembarcaderos pesqueros artesanales y centros acuícolas.

• Se fiscalizará la implementación de normas sanitarias en la extracción, transformación, expendio y consumo de productos

hidrobiológicos a nivel nacional.

• Se impulsará la formalización de embarcaciones pesqueras.

• Se impulsará y fomentará el consumo de productos hidrobiológicos en el marco de la estrategia Hambre Cero, con la

diversificación de la dieta alimentaria a nivel nacional y fortalecimiento de cadenas de valor.

• Se impulsará la capacitación y certificación de competencias laborales en pesca artesanal a los pescadores y sus familias

para mejora de sus ingresos familiares.

• Se impulsará el apoyo al financiamiento de la acuicultura y pesca artesanal a través de microcréditos para capital de

trabajo e inversión en equipamiento.

Problemas identificados

2. Diversificación productiva

Objetivos estratégicos

Fomento de la actividad pesquera tradicional e industrial con sostenibilidad de la biomasa marina.

Promoción de la oferta de puestos de trabajo formales y sostenibles articulada con gremios e instituciones.

Indicadores

Número de millas de mar peruano vigilado contra depredación industrial de la biomasa.

Tasa de empleo informal anual

Reducción a cifras menores de 50% de la PEA al 2026.

Metas al 2026

Reducción a cifras menores de 50% de la PEA al 2026.

100% de mar vigilado por satélite y Marina de guerra al 2026.

Revista Pesca Suplemento enero 2021 50


PARTIDO NACIONALISTA

Problemas identificados

15. La pesca es una actividad muy importante del país desde la perspectiva económica y desde la seguridad alimentaria,

que requiere ser apoyada en diversos aspectos, desde la pesca industrial a la artesanal

Objetivos estratégicos

• Fortalecimiento del sector pesca como una actividad estratégica para el Perú apuntando a su industrialización y generación

de los hubs en los principales puertos y los encadenamientos productivos en la pesca de gran escala y artesanal.

PERU LIBRE

No hay referencia puntual alguna a la pesca y acuicultura

PERU PATRIA SEGURA

No hay referencia puntual alguna a la pesca y acuicultura

De forma complementaria, proponemos:

PODEMOS

Potenciar los programas “A Comer Pescado y De la Chacra a la Mesa”, para implementarlos en 500 distritos a nivel nacional,

de forma semanal

Atún del Perú: Impulsaremos el desarrollo de la industria atunera en el país. Actualmente, el Perú ocupa el puesto 45 en

el ranking mundial de producción atunera debido al alto costo del combustible y falta de una flota atunera. Potencial: 200

millones de dólares de exportación y creación de por lo menos 70 mil nuevos empleos.

MINAGRI se convierte en Ministerio de Alimentación, Agricultura y Pesca, y desaparece PRODUCE

PARTIDO POPULAR CRISTIANO

No hay referencia puntual alguna a la pesca y acuicultura

Problemas identificados

Déficit de pescado para la mesa popular

Deficiente protección de los recursos marinos

Objetivos estratégicos

RENOVACION POPULAR

Alentaremos la creación de cadenas de frío que pongan al alcance de la mesa popular las proteínas del pescado como

forma de mejorar la dieta alimentaria, generando un impacto positivo en la lucha por reducir la anemia y desnutrición.

Promoveremos la pesca sostenible y responsable con los recursos marinos, mitigando el impacto de los residuos sólidos y

líquidos propios de esta actividad industrial.

Promoveremos la acuicultura de especies marinas, fluviales y lacustres.

Indicadores

Costos elevados de consumo alimento marino.

Contaminación y acidificación en el océano que provoca un efecto desfavorable sobre el ecosistema y la biodiversidad

marina.

Revista Pesca Suplemento enero 2021 51


Metas al 2026

Incrementaremos el consumo de pescado, fomentando el proyecto para dar facilidades a los pescadores para que llegue

a las mesas populares, tipo del mar a la olla.

Impulsaremos la promoción de la pesca sostenible e implementación de PYMEs de acuicultura en forma transversal, entre

la costa y la selva.

Desarrollaremos políticas que estén encauzadas con las Metas del Objetivo 14 de la Agenda 2030.

RUNA

Acuicultura y piscicultura no cuenta con incentivos que potencien las iniciativas de piscigranjas y acuícola que proporcione

valor agregado.

No se aprovecha el gran potencial de los recursos marinos que posee el país,

Los buques factoría y de gran escala depredan nuestros recursos marinos

La pesca en el Perú

El mar peruano es una bendición, las corrientes del Niño y Humboldt y el cruce de estas generan una riqueza espectacular

donde gracias a esta biodiversidad, crecen más de mil especies de peces y mariscos, siendo una industria sostenible.

Si bien es de una gran riqueza, no quiere decir que no debemos protegerla para mantener su sostenibilidad, por ello debemos

de cuidarla principalmente de buques factoría extranjeros que vienen a depredar nuestro mar.

Retira a los buques factoría fuera de las 200 millas peruanas y tendrán control para la captura de peces

SOMOS PERU

Otorgaremos un rol central al Ministerio de la Producción para implementar una política industrial en sectores como la

metalmecánica, auxiliar minera; y el impulso de productos agroindustriales como: cacao, banano orgánico, café, maracuyá,

la acuícola: lenguado, paiche, corvina, cuero y calzado, moda de vestir, entre otras.

Política 5: Creación de la Superintendencia de Fiscalización Pesquera Acuícola, que permitirá darle autonomía al subsector

pesquero.

Propuesta 1: Proyecto de norma para creación de Superintendencia elaborada / Sistema de proceso sancionador en línea

implementado / Sistema interconectado de todos los operadores transversales en los procedimientos pesqueros, esto es

SANIPES, IMARPE, DICAPI, Gores, otros.

Propuesta 2: Consolidación del proceso de fiscalización a cargo de la Superintendencia, con un enfoque basado en la digitalización

y efectividad de sus procesos.

Metas:

- La meta al 2026 será que la Superintendencia de Fiscalización Pesquera Acuícola se encuentre operativa.

No hay referencia puntual alguna a la pesca y acuicultura

UNION POR EL PERU

Revista Pesca Suplemento enero 2021 52


VICTORIA NACIONAL

GEORGE FORSYTH

RESUMEN DE OBJETIVOS

1. Aseguraremos la sostenibilidad de nuestros recursos pesqueros profundizando y ampliando el abanico de especies

objeto de investigación científica.

2. Optimizaremos el ordenamiento del sector para generar eficiencia y alta contribución del sector a la seguridad alimentaria.

3. Organizaremos competitivamente la cadena productiva de consumo humano directo diversificando y añadiendo valor

agregado a las capturas, contribuyendo a la seguridad alimentaria con creciente consumo de especies abundantes,

especialmente en zonas de extrema pobreza.

4. Acuicultura y maricultura en crecimiento

PROBLEMA IDENTIFICADO

Los recursos pesqueros para consumo humano directo (en especial los capturados por flota artesanal y de menor escala)

están en riesgo de sobreexplotación. Ello por falta de investigación e información sobre su biología y dinámica poblacional,

que permita elaborar reglamentos de ordenamiento adecuados.

OBJETIVO

Aseguraremos la sostenibilidad de nuestros recursos pesqueros profundizando y ampliando el abanico de especies objeto

de investigación científica.

INDICADORES

1. Informes biológicos elaborados por el IMARPE.

2. Informe de investigación de recursos pesqueros en aguas adyacentes al dominio marítimo y dentro del mismo.

3. Nuevo ROF del IMARPE.

4. Plan de medidas para mitigar los impactos del cambio climático, desastres naturales y Fenómeno el Niño.

METAS AL 2026

1. Quince (15) principales recursos pesqueros artesanales investigados, con informes científicos.

2. IMARPE en operación y reestructurado con un nuevo Consejo Directivo.

3. Población dedicada a la pesca entrenada para reducir daños causados por desastres naturales.

PROBLEMA IDENTIFICADO

La regulación de los recursos pesqueros sin una visión holística (biológica, sanitaria, ecosistémica, social, económica y

jurídica) es fuente de toma de decisiones administrativas confusas e ineficientes. Ello contribuye a la proliferación de pesquerías

no sostenibles y a una baja contribución del sector a la seguridad alimentaria.

OBJETIVO

Optimizaremos el ordenamiento del sector para generar eficiencia y alta contribución del sector a la seguridad alimentaria.

INDICADORES

1. Proyecto de nueva Ley de Pesca y Acuicultura.

Revista Pesca Suplemento enero 2021 53


2. Proyecto de ley de creación de la Superintendencia Nacional de Fiscalización de las actividades Pesqueras y Acuícolas.

3. DS que aprueba el Reglamento de Ordenamiento de principales especies objetivo de la pesca artesanal.

DS que da por concluido el proceso de transferencia de competencias a los GOREs concluido, desligando al Ministerio de

la Producción de las funciones transferidas.

5. Proyecto de ley que crea el Instituto Tecnológico Pesquero.

6. DS que actualiza la definición de embarcación artesanal y de menor escala.

7. RRMM actualizando la tasa de los derechos de pesca de todas las especies afectas.

8. DS que aprueba las Políticas Nacionales de Pesca y de Acuicultura.

METAS AL 2026

1. Nueva Ley General de Pesca y Acuicultura promulgada y reglamentada en 2021.

2. Superintendencia Nacional de Fiscalización de las actividades Pesqueras y Acuícolas en funcionamiento en 2022.

3. Reglamento de Ordenamiento de 15 principales especies objetivo de la pesca artesanal en ejecución.

4. GOREs en pleno ejercicio de sus funciones y competencias en materia pesquera y acuícola.

5. Instituto Tecnológico Pesquero en plena operatividad.

6. Todas las especies afectas con nueva tasa de derechos de pesca.

PROBLEMA IDENTIFICADO

El producto final de la cadena de valor de consumo humano directo no ofrece las debidas garantías de calidad e inocuidad

y carece de valor agregado, lo que limita el acceso de los productos hidrobiológicos al mercado, especialmente en

zonas de extrema pobreza.

OBJETIVO

Organizaremos competitivamente la cadena productiva de consumo humano directo diversificando y añadiendo valor

agregado a las capturas, contribuyendo a la seguridad alimentaria con creciente consumo de especies abundantes, especialmente

en zonas de extrema pobreza.

INDICADORES

1. “Programa de Transferencia de Paquetes Tecnológicos de Producción de Recursos Pesqueros con Valor Agregado”.

2. “Plan Nacional de Promoción del Consumo de Productos Hidrobiológicos Abundantes”.

3. “Programa de Creación del Hábito de Consumo y Asistencia Alimentaria” dirigido a las poblaciones vulnerables en 3

zonas del país.

4. Plan de Trabajo y cronograma para la certificación de los DPAs.

5. Plan de formalización integral de los armadores artesanales y de menor escala.

6. Plan Nacional de Capacitación para el fortalecimiento de la actividad pesquera de consumo humano directo y su cadena

productiva en operación.

7. Nuevo modelo de gestión para los DPAs.

8. DS que actualiza la norma sanitaria con referencia a las normas técnicas peruanas.

9. Plan de certificación de competencias para los tripulantes de las embarcaciones pesqueras.

METAS AL 2026

1. Disponer de un Plan Nacional de Capacitación para todos los operadores de la cadena productiva.

2. Desarrollo de al menos 10 nuevos productos elaborados en base a recursos hidrobiológicos.

3. El 50% de los DPAs habilitados sanitariamente.

4. 10% de aumento anual del consumo de especies abundantes en el mercado doméstico.

5. Ejecución de un Programa de creación del hábito de consumo de productos hidrobiológicos.

6. Todos los armadores de menor escala y artesanales formalizados con permiso de pesca y RUC conformados en micro

empresas.

Revista Pesca Suplemento enero 2021 54


7. Todos los tripulantes de embarcaciones de menor escala y artesanal con libreta de embarque y en planilla del armador.

8. Normas técnicas peruanas con carácter vinculante para la pesca y la acuicultura.

9. Todos los tripulantes industriales, artesanales y de menor escala con competencias certificadas.

PROBLEMA IDENTIFICADO

La actividad acuícola crece a un ritmo lento.

OBJETIVO

Acuicultura y maricultura en crecimiento

INDICADORES

1. Normas de promoción y estímulo a la inversión y desarrollo acuícola modernizadas y adecuadas en consenso con el

sector privado.

2. Plan de desarrollo de servicios de formación, capacitación y asistencia técnica para la producción y comercialización

acuícola.

METAS AL 2026

1. La actividad acuícola con índices importantes de crecimiento, tanto para el mercado interno, como para el mercado

externo.

2. Programas de capacitación y asistencia técnica en operación en 5 áreas geográficas.

Revista Pesca Suplemento enero 2021 55

More magazines by this user
Similar magazines