Views
6 months ago

EPICA DEL SER POETICO

!Es para no creer las

!Es para no creer las cosas que los grandes Espartacos, lucha sobre lucha, herida tras de herida, han logrado¡ El Verdugo de la Hoguera Con el siglo V después del X, el artista, al glorificar el mundo, glorifica también su nombre El emperador recoge, agradecido, el pincel que el Tiziano deja-ra caer; el burgués se trasmuta en competitivo mecenas Nacen los expertos que catalogan a los “best sellers” de la época, en rudas ofensas a la calidad Aparece quien aquilata lo bello por tiempos calculados de trabajo; el pintor levita con el color hasta el rango de la rima El caballete es un poema mudo; el poema, un color hablante Desde el taller hasta la escuela, la ciencia busca aliarse al arte Leonardo ataca un cuadro como luego Curié un isótopo El genio encuentra en el enigma la distancia con el diletante Instante de tumultos volcánicos; súbita palidez de entrañas congeladas; momento de apoteosis en el alma Cuando de la oscura caldera, que encuba el valor de cambio, nace el mercado actual de la belleza Envuelto en la antorcha arbitraria; se alza su majestad, la Naturaleza; 70

Giordano Bruno escupe el rostro de la Capucha: Dios ha sido condenado a Verdugo de la Hoguera Ululando salmodias y misereres, un bostezo viscoso de gasa negra y escarcha, residencia en el limbo, en su nicho de hielo Reabre el ciclo de la tarántula; la lógica de la proporción queda en la playa abandonada; se busca nuevas premisas Con más lujuria de espíritus que de cuerpos; con menos puntas en la testa se encuentra en el ondeo de las brisas, lo vital para las armonías cruentas Todo lo ondeado es digno de gran venero, desde la cadencia flexuosa de las olas, hasta la melancólica agitación de dos senos Las ánimas Las ánimas se levantan, las ánimas se rebelan Resienten que se las mida por el tamaño de las cabezas Los números miden el área, pero usurean la sustancia Las almas no son serenas La forma deforma las formas, el viento ondeante del alma y del miedo doblega, impávido, los rígidos goznes de brazos Goznes retorcidos de cuellos, de huesos; la S, serpentosa y serpentina, campea suprema en todo modelo 71

1 - RRC_07.indd
El libro del glamour. Cómo llegar a ser una diosa - Anaya Infantil y ...
«No se puede hacer algo en lo que no se cree»
ESTADO DEL ARTE
oct.-dic. 1967 - Publicaciones Periódicas del Uruguay
Untitled - Messengermag.com messenger mag messengermag
Reflejo
Coleccion de obras poeticas espaolas: unas casi enteramente ...
Cuando tiempo y ocasión nos acontecen Cuando tiempo y ocasión
Descargar versión digital - Nelio Espina
Pedro Arrupe CENTENARIO DE PEDRO ARRUPE - jesuitas aragón
Descargar en pdf - Ego de Mujer
Lipovetsky_La_pantalla_global
iv-pregc3b3n-de-la-juventud-cofrade-sexitana-2015-versic3b3n-lectura