REVISTA PESCA AGOSTO 2018

mkisner

La revista Pesca es un medio de información alternativo referido a temas del mar y de la pesquería. Proporciona información e ideas obtenidas de diversas fuentes, que exponen la temática de la pesca en el Perú y el mundo, con el objeto de contribuir a la formación de opinión propia en base a la lectura de las notas publicadas.

Siendo la pesca una actividad poco difundida y poco conocida por el ciudadano común, pretende contribuir a la generación de mayor conocimiento individual derivada del análisis de los artículos. Se publica en forma mensual, en formato digital y su descarga es gratuita para quien desee conocer el sector pesquero y mantenerse informado sobre su temática.

EDICION DIGITAL AGOSTO 2018 Nº: 205w - 08/18 www.revistapesca.blogspot.com

DIRECTORES FUNDADORES: ELSA ESPARZA / ALEJANDRO BERMEJO

¿LAS 5 MILLAS MARINAS PROTEGEN EN REALIDAD

NUESTROS RECURSOS HIDROBIOLÓGICOS?

LOS OCÉANOS SE QUEDAN SIN PECES

REITERA EL ÚLTIMO INFORME MUNDIAL DE

LA FAO

NUEVA ZELANDIA HACIA

UN MODELO DE PESCA

SOSTENIBLE

UNO DE CADA TRES PECES PARA

CONSUMO HUMANO TERMINA EN

LA BASURA

SE VA AREFUNDAR LA

PESCA EN MEXICO

EL ATLANTICO

SUR ARGENTINO

ENAJENADO

CONOCE LAS 10 ESPECIES MARINAS MÁS SORPRENDENTES

DESCUBIERTAS ESTE SIGLO

Revista Pesca agosto 2018 1


TARIFAS DE PUBLICIDAD 2018

Ponemos a su disposición tarifas de publicidad

competitivas y el acceso a la publicación de artículos

y temas que fuesen de su interés. Su

anuncio puede ser acompañado con un publirreportaje

sobre su empresa o sobre el tema que

Usted desee.

Para publicidad interior en la edición de la revista,

enviar su diseño en formato PDF indicando en

qué página desea que sea colocado.

EDICION REVISTA PESCA

MENSUAL

Página interior 300.00

Media página interior 150.00

Cuarto de página interior 75.00

Facturación y cobranza

Los precios están expresados en soles. Se coordinará en su momento la forma y oportunidad de pago.

Si desea anunciar con nosotros, contáctenos. Estaremos gustosos de atenderlos. Para mayores detalles sírvase

dirigirse al correo electrónico:

revistapesca@outlook.com

La revista Pesca es un medio de información alternativo referido a temas del mar y de la pesquería.

El objetivo de la revista Pesca es difundir información, ideas y corrientes de opinión para crear conciencia de la

necesidad de hacer sostenible la extracción de los recursos marinos, de seguridad alimentaria y del cuidado del

medio ambiente.

Pero sobre todo, contribuir con información para que el lector empiece a formarse una opinión propia sobre la

problemática pesquera., que permita ampliar nuestra visión de la pesquería mediante la lectura y el análisis individual.

https://issuu.com/revistapesca

http://revistapesca.blogspot.pe/

Correo electrónico:

revistapesca@outlook.com

Presidente de la Revista Pesca: Marcos Kisner Bueno

Revista Pesca agosto 2018 2


Revista Pesca agosto 2018 3


Fundada en 1960 AGOSTO 2018 * Vol. 205 * Número 08-18

C O N T E N I D O

EDITORIAL 2

EL SECTOR PESCA EN CIFRAS 4

OCEANO Y AMBIENTE 10

Las diez especies más sorprendentes 11

Los peces evolucionan más rápido en aguas polares 14

5 mentiras y 5 verdades sobre el plástico 15

El Mediterráneo es el mar con más sobrepesca 17

Un tercio de los bancos de peces está sobre explotado 18

Los océanos se quedan sin peces 20

BITACORA 22

Pesca en alta mar no es rentable sin subvenciones 23

Gobierno chileno saluda dictamen sobre el jurel 25

Las cinco millas marinas 26

El error de exportarlo todo 30

Se enreda la Constitución de los Océanos 32

La industria pesquera 33

El informe bianual de la FAO 35

Uno de cada tres peces para CHD termina en la basura 37

Medidas para salvar a los pescadores 38

Estudio Flota de buques 40

Desastre pesquero en Chile 42

POLITICA Y PESCA 43

Nueva Zelandia y el modelo de pesca sostenible 44

A quién pertenecen los mares mexicanos 46

Las aguas internacionales 47

La sutil arrogancia de los empresarios peruanos 48

El Atlántico sur argentino enajenado 52

Refundar la pesca en México 57

La revista Pesca no se solidariza necesariamente con las opiniones vertidas en los artículos

firmados, los cuales son de responsabilidad de sus autores.

Revista Pesca agosto 2018 1


EDITORIAL

Los recursos pesqueros pertenecen a la Nación, legítimamente representada por sus autoridades. Es en ese

contexto que el Estado otorga permisos de pesca para la extracción de recursos naturales, renovables en el caso

de los hidrobiológicos. Por tanto, no son los pescadores ni la industria los propietarios del recurso.

Este concepto elemental no debe ser olvidado, ya que aparentemente se ha creado una conciencia colectiva

de que son los pescadores e industriales los propietarios de los recursos pesqueros.

Por el derecho a extraerlos y lucrar con ellos, es natural que efectúen un pago justo a la Nación, por ser propietaria

del recurso. El Estado actúa como ente recaudador para destinar ese pago a gastos en beneficio de las

mayorías. Es su privilegio y su deber organizar el destino y empleo de los recursos financieros que la pesquería

aporta. Pero también debe ser liberada de sobrecostos.

La dificultad está en establecer con precisión el precio de ese derecho de pesca de forma que ni sea tan grande

que acabe con la explotación ni tan pequeño que no haga partícipe del negocio al país.

El Estado debe participar en forma justa y equitativa no solamente en la rentabilidad del negocio, sino que,

fundamentalmente, debe ser resarcido por los impactos que la pesquería causa sobre el ecosistema y el medio

ambiente, los cuales son independientes de las utilidades económicas del negocio.

Esto tiene que ser entendido en su verdadero contexto. El impuesto a la renta de tercera categoría es una participación

en las utilidades empresariales. Pero ocurre que una empresa puede tener grandes, medianas o pequeñas

utilidades; o aún pérdidas. Sin embargo para llegar a cualquiera de esos niveles de utilidad o pérdidas,

se ha efectuado una extracción de recursos pesqueros con los efectos inevitables que ello produce sobre el

ecosistema y el ambiente. Por ese solo acto el Estado merece una compensación adecuada.

Más allá de que, tal como ha anunciado el Ministro de la Producción, en agosto se presentaría la propuesta sobre

la nueva tasa de derechos de pesca para la anchoveta, se requiere de varias acciones paralelas:

La publicación del uso que se da a los derechos de pesca; normar que el empleo de dichos recursos sea controlado

en forma detallada; revisar los índices de distribución del canon pesquero; evaluar la incorporación de

especies a la afectación de derechos de pesca, como la pota.

Cabe mencionar que según publicación del diario El Comercio del 19 de julio, “en los primeros cinco meses del

2018, Perú se consolidó como el principal exportador de pota en América Latina, superando a Chile y Ecuador,

informó el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo. En este período, las exportaciones peruanas de pota

al mundo ascendieron a US$296 millones, lo que significó un crecimiento de 57% respecto al citado período

del 2017 (US$ 189 millones)”.

Sería justo entonces que, al igual que la anchoveta, la pota pagase algún tipo de derecho de pesca también.

Revista Pesca agosto 2018 2


Revista Pesca agosto 2018 3


Revista Pesca agosto 2018 4


UN TERCIO DE LOS PRODUCTOS

PESQUEROS PARA CONSUMO

HUMANO EN EL PERÚ SON

IMPORTADOS

BY: OCEANA

Escrito por Juan Carlos Sueiro, Director de Pesquerías de Oceana en Perú

Las importaciones de pescado para consumo humano durante 2017 han alcanzado 135 mil toneladas métricas (TM) con un valor

de 286 millones de dólares[1].

¿De dónde viene lo que importamos?

Aproximadamente, un tercio de los productos hidrobiológicos para consumo humano directo en el Perú provienen del extranjero,

principalmente de Chile, Ecuador y aguas internacionales[2]. Chile es el principal proveedor de jurel y salmón y Ecuador de caballa y

langostino.

Esto nos da una idea de la relativa diversidad de las importaciones de recursos marinos. Por ejemplo, los productos pesqueros ofrecidos

por Chile son relativamente baratos si los comparamos con los de Ecuador. Por ello, si bien hay mayor volumen de productos de

origen chileno, los productos provenientes de Ecuador tienen mayor valor monetario.

Más del 90% del volumen y valor de las importaciones, realizadas por vía terrestre proviene de Ecuador, la diferencia

procede de Chile.

¿Qué productos para consumo humano directo (CHD) importamos y quiénes lo hicieron?

Aquí tomaremos en cuenta los registros según el giro (congelado, conserva, curado y fresco), especie e importadores.

Un rubro clave para las importaciones de productos hidrobiológicos, es el de congelados. En este rubro, la especie más importante,

por valor y peso, es el jurel entero congelado (32% proveniente de Chile), seguido por el atún, langostino y tilapia (Tabla 2).

Las cinco primeras empresas importadoras (de 80 registradas) de productos congelados representan el 59% del valor de las importaciones

totales de este rubro (Tabla 3). Así, la empresa Inversiones Prisco S.A.C. importa langostinos, productos de mayor valor a

Revista Pesca agosto 2018 5


pesar que los volúmenes son los más bajos entre los cinco importadores listados.

Respecto a las conservas, las de atún provenientes de Tailandia constituyen la mayoría de la importación en este rubro con

92% del total[3]

Existen 44 empresas importadoras de conservas en total. La empresa importadora G.W. Yichang & Cía S.A. representa el 43% del

valor total de las importaciones en este rubro. Luego le sigue Alicorp, empresa del Grupo Romero, que representa el 18%.

El principal producto curado que se importó en el 2017 fue anchoveta proveniente de Argentina, con certificación MSC para la producción

de anchoas; seguida por las aletas de tiburón debido a su valor y volumen (Tabla 6). Aproximadamente la mitad de estas

aletas provienen de Ecuador y la diferencia de aguas internacionales[4].

Revista Pesca agosto 2018 6


Respecto a los importadores de curado, las 5 primeras empresas (de 21 registradas) representan un 57% en valor pero un 75% en

volumen, asegurando así un mayor dominio de este giro.

Los principales productos importados en el rubro de fresco, en relación al volumen; son la caballa, seguida de la lisa y el langostino,

todos provenientes de Ecuador (Tabla 8). Cabe resaltar que aunque el langostino es el 5% del volumen importado, significa 31% en

valor, por lo que es el producto fresco importado de mayor importancia económica.

Los productos pesqueros con mayor volumen importado, así como los de mayor valor comercial se muestran en el siguiente gráfic o.

Revista Pesca agosto 2018 7


¿Y qué sucede con los productos para consumo humano indirecto (CHI)?

11 empresas realizaron importaciones de aceite de pescado durante el 2017, entre las cuales Vitapro S.A. y Colpex International

S.A.C., importaron el 83% de aceite de pescado. Mientras que Vitapro compró harina de pescado por 5 millones de dólares,

El futuro de nuestras importaciones

Las características de estas importaciones en el 2017 nos dejan algunas reflexiones y preguntas, ¿seguirán creciendo las impo rtaciones?

Al parecer, así será. El incremento de la demanda por un lado y las fluctuaciones de la oferta peruana son factores de influencia.

El jurel, desde hace por lo menos cuatro décadas, ha sido la principal especie en el consumo popular peruano. La mayor o menor

importación de este producto, para venderlo como pescado fresco, depende del desempeño de esta pesquería en el Perú.

Gráfico 2: Desembarque nacional de jurel fresco vs. el ingreso de jurel a los Mercados Mayoristas Pesqueros de Lima

Revista Pesca agosto 2018 8


También destaca el atún en conservas, en especial el proveniente de Tailandia, país que realizó exportaciones al Perú en 2017 por la

suma de US$48 millones, mientras que Perú lo exportó por US$23 millones.

En ese contexto, algunas preguntas, surgen, que sin embargo no se abordan aquí ¿cuál es rol de la gastronomía? ¿Qué especies están

predominantemente asociadas a ésta? Y finalmente, ¿cuál es el rol de los supermercados en la oferta de pesca proveniente de

acuicultura? Por ejemplo, de tilapia, basa, salmón u otros.

Responder a estas interrogantes requiere de un análisis de las importaciones de pescado del Perú que abarque un mayor rango temporal,

que será abordado por Oceana en próximas publicaciones.

[1] Estas cifras han sido obtenidas del ADEX Datatrade basado en información de SUNAT.

[2] Se refiere a capturas fuera de las 200 millas.

[3] Ver enlace

[4] Se refiere a capturas fuera de las 200 millas.

https://peru.oceana.org/es/blog/un-tercio-de-los-productos-pesqueros-para-consumo-humano-en-el-peru-son-importados

Revista Pesca agosto 2018 9


Revista Pesca agosto 2018 10


CONOCE LAS 10 ESPECIES MARINAS

MÁS SORPRENDENTES

DESCUBIERTAS ESTE SIGLO

LORENA FARRÀS PÉREZ

Cada año se describen unos 2.000 nuevos seres vivos en

mares y océanos gracias a la exploración de zonas a las que

hasta ahora los científicos no tenían acceso

AustralianGeographic

✔@ausgeo

Se estima que conocemos menos del 2% del fondo de los

océanos (stetner / Getty Images)

En el marco del Día Mundial de los Océanos, que se celebra

el 8 de junio, les presentamos 10 de las especies marinas

más sorprendentes descubiertas este mismo siglo. Cada

año la comunidad científica internacional describe

unos 2.000 nuevos seres vivos. Animales antes desconocidos

por el hombre pero que han sido estudiados gracias a

varios avances tecnológicos que permiten la exploración

de zonas submarinas muy profundas, inaccesibles hasta

ahora. Se estima que conocemos menos del 2% del fondo de

los océanos y que quedan todavía por descubrir entre

500.000 y dos millones de especies.

1. La araña Bob Marley . Por su habilidad para vivir “tanto

si el mar está bajo como si está alto”, como dice la canción

High Tide or Low Tide de Bob Marley, los investigadores

australianos que descubrieron esta nueva especie de araña

intermareal la bautizaron con el nombre científico Desis

bobmarley. ¿Cómo lo hace? Ha aprendido a construir una especie

de cámara de seda que llena de aire para poder respirar.

Fue vista por primera vez en el 2009, en Queensland

(Australia).

Información y privacidad de Twitter Ads

2. El pulpo Casper. Este cefalópodo de aspecto fantasmal

fue descubierto por pura casualidad en el 2016 durante una

misión de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica

de EE.UU. (NOAA) en aguas profundas de Hawái. Con un físico

tan peculiar, no es de extrañar que se le conozca como

Casper, en referencia a la serie de dibujos animados y la película

Casper, el fantasma bueno. Deposita sus huevos en esponjas

unidas a nódulos ricos en metales usados por la fabricación

de móviles y ordenadores, lo que podría poner en peligro

su supervivencia.

3. El pez apellidado Obama. Como agradecimiento a su

decisión de ampliar la zona marina protegida de Hawái, Científicos

del Bishop Museum (Museo de Historia Natural y Cultural

del Estado de Hawái) y del National Geographic apellidaron

Obama a una nueva especie de pez descubierta en junio

del 2016. Como habrán adivinado el hallazgo se produjo justo

en el área marina protegida ampliada por el ex presidente

estadounidense, en Papahanaumokuakea.

Ver imagen en Twitter

Revista Pesca agosto 2018 11


Sylvia A. Earle

✔@SylviaEarle

Woohoo! "It's better than a good start," @POTUS told me,

"You've done amazing work." http://ow.ly/Qemg303QF9X

19:08 - 2 sept. 2016

Información y privacidad de Twitter Ads

4. El cangrejo ermitaño con casa de coral. Los cangrejos

ermitaños más comunes utilizan conchas de caracoles marinos

o moluscos para protegerse. Sin embargo, investigadores

de la Universidad de Kioto (Japón) descubrieron una nueva

especie de cangrejo ermitaño que se caracterizar por ocupar

y trasladar a sus espaldas pequeños fragmentos de coral móvil.

El nombre científico asignado a esta nueva especie descubierta

en el 2012 es Diógenes heteropsammicola.

La especie 'Biconcavus batmani' recuerda la máscara del personaje

de cómic Batman (Blanca Figuerola, UB-IRBio)

6. Un tiburón que brilla. Es bioluminiscente y brilla en la

oscuridad. Sorprende también su pequeño tamaño: no llega a

los 30 centímetros de largo y pesa menos de 900 gramos

cuando alcanza su crecimiento máximo. Se le conoce desde

hace más de 18 años, pero no fue hasta el 2017 cuando se le

identificó y puso nombre: Etmopterus lailae. Vive en aguas

hawaianas (EE.UU) y aunque no se sabe a ciencia cierta por

qué brilla se cree que lo hace para asegurarse de que se está

apareando con la especie correcta, como camuflaje para confundirse

con la luz ambiental y protegerse de los depredadores

o como señuelo para atraer a los peces pequeños o a

otras presas.

Cangrejo 'Diogenes heteropsammicola' en un coral y en solitario

(Momoko Igawa / PLOS One)

5. Organismos con la máscara de Batman. Un equipo

científico liderado por una investigadora de la UB ha descubierto

20 nuevas especies y dos géneros de briozoos, unos

invertebrados acuáticos y coloniales que pueden formar esqueletos

mineralizados. Dado a conocer este mismo año, se

trata del estudio que más especies de briozoos ha identificado

a 1.000 metros de profundidad. Pero quizás lo más sorprendente

es la similitud de una de las especies con la máscara

del personaje de cómic Batman. El animal ha sido bautizado

como Biconcavus batmani.

Un investigador con la nueva especie de tiburón (Florida

Atlantic University)

7. Una ballena con cuatro dientes y hocico de delfín. En

junio del 2014 un profesor de biología se encontró el cadáver

de una ballena semienterrado en una playa de Alaska. La sorpresa

fue mayúscula cuando se dieron cuenta de que era una

nueva especie, jamás antes descrita. Los descubrimientos de

nuevas especies de grandes mamíferos son excepcionalmente

raros. Más raro todavía es encontrarse con una ballena con

cuatro dientes y hocico de delfín. El hallazgo indica que hay

una tercera especie de ballena Berardius en el Pacífico Norte.

Revista Pesca agosto 2018 12


disco superior apenas supera los 10 mm.

Representación gráfica de la nueva especie de ballena hallada

en el Pacífico (NOAA)

8. Un pez gigante muy escurridizo. A pesar de medir dos

metros y medio y de pesar más de dos toneladas, este pez

gigante ha permanecido oculto a simple vista durante siglos.

En enero del 2018, y tras cuatro años de búsqueda, los científicos

consiguieron dar por fin con este ejemplar tan esquivo

en aguas que rodean Australia, Nueva Zelanda, Suráfrica,

Tasmania y Chile. Con buen criterio le han nombrado pez luna

timador o Mola tecta (término derivado del latín tectus, que

significa disfrazado u oculto).

Colección de ejemplares de 'Dendrogramma' (Archivo)

10. El misterio de los círculos. Los científicos llevaban 20

años intentando averiguar el origen de unos círculos de unos

dos metros de diámetro con diseños geométricos de los fondos

marinos de la isla de Oshima, en el Océano Pacífico. La

solución estaba en una nueva especie de pez, el Torquigener

albomaculosus, descubierto en el 2014. Los machos los preparan

para atraer a las hembras. Además, las crestas y ranuras

sirven para minimizar el efecto de las corrientes y, posiblemente,

evitar los ataques de depredadores.

ASFB@AustSocFishBiol

PhD student @SunfishOZNZ was a hit of #ASFB2017 with her

discovery of the hoodwinker sunfish (Mola tecta) https://

theconversation.com/the-four-year-treasure-hunt-for-thehoodwinker-sunfish-81265


The four-year treasure hunt for the hoodwinker sunfish

A four-year puzzle has ended with the discovery of a new

species of sunfish. These famously strange-looking animals

are the largest bony fish in the oceans.

theconversation.com

9. Con forma de seta. Aunque la nueva especie fue encontrada

en 1986 por el zoólogo Jean Just, el trabajo de análisis

fue tan difícil que hasta el 2014 no se dio a conocer el hallazgo.

Los Dendrogramma enigmatica son pequeños animales

con forma parecida a las setas que podrían haber vivido de

forma aislada durante 500 millones de años. Se encontraron

en los fondos marinos de Point Hicks (Australia), a más de

1.000 metros de profundidad. Miden de 8 mm de largo y el

'Torquigener albomaculosus' Peces que preparan bellos nidos

geométricos http://goo.gl/S1wEsq #Top10_2014

5:31 - 21 may. 2015

Fuente

http://www.lavanguardia.com/natural/20180608/444142417721/

descubrimiento-especies-sorprendentes-mares-oceanos.html

Revista Pesca agosto 2018 13


DESCUBREN QUE PECES

EVOLUCIONAN MÁS RÁPIDO EN

AGUAS POLARES QUE EN EL

TRÓPICO

Los peces de aguas frías y polares han generado nuevas

especies durante millones de años al doble de velocidad

que los peces tropicales, al contrario de lo que se creía

hasta ahora, según una investigación en la que ha participado

el Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) de

Barcelona.

El trabajo, que publica la revista "Nature", desvela lo

que los biólogos consideran "una paradoja evolutiva":

que a pesar de que en las aguas tropicales hay una

gran diversidad de especies, la evolución actúa más rápido

en las aguas frías de latitudes más altas.

El estudio, que ha analizado las relaciones evolutivas

entre más de 30.000 especies de peces y ha generado

uno de los árboles filogenéticos más grandes hasta el

momento, ha sido liderado por la Universidad de Michigan

(EEUU) y ha contado con la colaboración de otras

instituciones científicas internacionales, entre ellas el

ICM-CSIC de Barcelona.

Los investigadores han calificado de "paradójicos e inesperados"

los resultados del trabajo porque "hasta ahora,

existía la idea generalizada de que las tasas de formación

de especies son mayores en los trópicos", ha señalado

la investigadora del ICM Marta Coll.

"En este estudio hemos puesto a prueba esta hipótesis,

al examinar la relación entre latitud, riqueza de especies

y la tasa de formación de nuevas especies entre peces

marinos, y hemos visto que la tendencia es la contraria:

la generación de nuevas especies es más rápida en latitudes

altas", ha resumido Coll.

Los autores admiten que no pueden explicar completamente

sus resultados, ya que son incompatibles con la

idea de que los trópicos actúan como una "cuna evolutiva"

para la diversidad de peces marinos.

El trabajo ha sido fruto de la colaboración de las universidades

de Michigan, Yale, Pensilvania, Friburgo y la

Universidad James Cook, junto con expertos de GEO-

MAR (Helmholtz Centre for Ocean Research, Alemania)

y del Instituto de Ciencias del Mar del CSIC, con Marta

Coll, investigadora del Departamento de Recursos Marinos

Renovables, como coautora del trabajo. EFE

Fuente

http://www.lavanguardia.com/vida/20180705/45697269412/descubrenque-peces-evolucionan-mas-rapido-en-aguas-polares-que-en-eltropico.html

Es necesario encarar un uso sostenible de los recursos pesqueros, así como también, la posibilidad de evitar las externalidades

negativas vinculadas con la explotación económica de los mismos.

El escenario plantea desafíos en materia de seguridad ambiental y alimentaria, entre otras amenazas posibles. Necesitamos

conservar nuestros recursos pesqueros y su productividad para las futuras generaciones.

Revista Pesca agosto 2018 14


CINCO MENTIRAS Y CINCO

VERDADES SOBRE EL PLÁSTICO

QUE DESTRUYE LOS OCÉANOS

Por María De Sancha Rojo

¿Afecta el plástico a la salud humana? ¿Dura para

siempre? ¿Se puede reciclar todo?

bebida, donde se emplea una sola vez, a veces para

unos minutos, y luego se deshecha porque ya no tiene

valor. Debería emplearse como lo que es: un invento de

gran utilidad que debe utilizarse con cuidado y de forma

limitada", añaden desde APP.

El plástico dura para siempre

El Día Mundial de los Océanos sirve como excusa para

llamar un poco más la atención sobre cómo estamos

contaminando nuestras aguas y cómo nos las cargamos

poco a poco. Su mayor enemigo es el plástico que los

humanos arrojamos y que pone en serio peligro la vida

salvaje y la flora marina.

Por eso varias entidades y asociaciones han lanzado

campañas para concienciar sobre el daño que produce

este material (especialmente cuando es de un solo

uso) y alzar la voz para que se use cada vez menos, sobre

todo para embalar comida.

El desconocimiento sobre las consecuencias nocivas del

plástico está muy extendido por todas las capas de la

sociedad, en todas las edades y países. Aquí confirmamos

cinco verdades y desterramos cinco mitos sobre

este material.

El plástico es malo

"El plástico es un material maravilloso del que dependen

los hospitales, los aviones y los sistemas de comunicaciones,

entre otros. Es muy maleable, ligero y barato",

aseguran en la web APP, A Plastic Planet (un planeta

de plástico).

"Pero no debería utilizarse para empaquetar comida y

"El plástico contamina en cada etapa de su existencia,

producción, uso y eliminación. Es un material que la

Tierra no puede digerir. Cada unidad de plástico que

se ha creado aún existe, incluso el que se ha incinerado,

en forma de diminutas partículas tóxicas", revela

la web organizadora, World Oceans Day.

El reciclaje es el futuro del plástico

"Los deshechos plásticos se entierran, se convierten en

plástico de peor calidad, se incineran o se exportan a

otros países. Reciclarlo cuesta mucho dinero y no se

observa que disminuya lo más mínimo la producción de

plástico nuevo", sentencia APP.

¿Cuánto reciclamos realmente? Según datos de la Comisión

Europea, sólo el 6% de este material se recicla en

el continente. Cuando se ha utilizado para empaquetar,

puede volver a usarse un número limitado de veces, si

acaso, antes de ser completamente inutilizable.

Además, aunque mucha gente piensa que una botella

de plástico reciclada se convierte en otra nueva, sólo el

7% de las 20.000 botellas que se compran cada segundo

se recicla. La razón es que están compuestas principalmente

por el semiporoso tereftalato de polietileno,

que absorbe moléculas de los alimentos y bebidas,

un resto difícil de eliminar. Si se calienta como

para esterilizarlo, se destruye.

El plástico envenena la cadena alimenticia humana

El plástico desechado de todas esas maneras nunca

desaparece del todo: se lanza al medioambiente en for-

Revista Pesca agosto 2018 15


ma de pequeñas partículas formadas por químicos tóxicos

que los animales que luego sirven como alimento a

los humanos ingieren.

Diez ríos acumulan el 90% del plástico que llega a

los océanos

Esto es cierto, informaron de ello varios medios

a comienzos de 2018, pero no refleja la realidad de

los países donde se encuentran esos ríos. Induce a pensar

que, si te encuentras lejos de esos cauces, el problema

no va contigo.

Pero desde 2012, las empresas británicas han exportado

más de 2,7 toneladas de residuos plásticos a China y

Hong Kong, dos tercios del total que envía fuera de sus

fronteras, según Greenpeace.

China cambió su política de "basura extranjera" en

2017. Desde entonces, el plástico ha empezado a acumularse

en vertederos y puertos británicos. El Gobierno

de Reino Unido ha prometido abordar con leyes la

adicción al plástico durante los próximos 25 años.

El plástico afecta a la salud humana

Los químicos tóxicos que componen el plástico

están en la sangre y en el tejido del cuerpo de los

humanos que comen animales que los ingieren.

De todos los tóxicos del plástico, bisphenol-A es el más

conocido; se usa en embalaje de comida y bebida y

hasta las latas lo contienen. Un estudio de la Universidad

de Exeter de 2018 ha hallado restos de esta sustancia

en el 86% de los cuerpos de los adolescentes analizados.

Lo grave es que el bisphenol-A es un químico que altera

el funcionamiento endocrino similar al estrógeno. Los

fabricantes aseguran que empaquetar y cocinar los alimentos

en plástico no tiene consecuencias para la salud

pero los estudios no lo avalan.

El plástico es lo único que aumenta la conservación

de los alimentos

Los dos principales argumentos que se utilizan para

continuar fabricando plástico para empaquetar comida

son que aumentan la conservación y disminuyen el desperdicio

de alimentos. Pero hay alternativas al plástico

que no contaminan el medioambiente y no disminuyen

estas capacidades.

Hay estudios que apuntan a una conservación más larga

con envases basados en materiales sostenibles para algunos

productos porque permiten al producto respirar

en vez de aislarlo herméticamente.

"El tipo de desperdicio que hoy en día se ve en las casas

era impensable cuando los ingredientes no se compraban

embalados sino frescos. El plástico nos aleja de

nuestra comida", sostiene APP.

Los recipientes deshechables son la principal fuente de

contaminación

El consumo de plástico deshechable, en forma de botellas,

bolsas, vasos, cubiertos y envoltorios, está fuera de

control. Se usa sólo durante unas horas o días pero el

material dura para siempre. Reciclar este tipo de plástico

es difícil y confuso, tanto para los usuarios como para

los ayuntamientos.

La mayor parte tiene muy poco valor para la cadena de

reciclaje tras haber estado en contacto con comida, revela

World Oceans Day, ya que está hecho de polímeros

difíciles de separar (por ejemplo, una bandeja de plástico

con film de plástico encima), especialmente si se tiñe

o se imprime algo encima.

"Las plantas de reciclaje se nutren de los materiales valiosos,

latas, cristal y papel, y el plástico lo reutilizan de

forma ineficiente para generar energía", señala APP,

que aboga por envases fabricados con el biodegradable

ácido poliláctico, para poder tirarlos junto a los restos

de comida.

GETTY

Las tazas, latas y tetrabriks no tienen plástico

Muchos productos parecen libres de plástico pero contienen

algo en su composición. Por ejemplo, el interior

de la típica taza de café para llevar no sólo tiene papel,

suele estar impregnado de plástico. Los tetrabriks contienen

plástico, cartón y aluminio, algo difícil, por no

decir imposible, de reciclar.

Las tradicionales latas de cerveza, refrescos y conservas

son magníficos contenedores reciclables hasta el infinito.

Suelen estar fabricadas con un solo material, metal,

lo que las hace considerablemente más fáciles de reciclar.

Pero las que se fabrican en la actualidad suelen

llevar un revestimiento de plástico de bisphenol-A para

que los alimentos ácidos no provoquen una reacción

corrosiva con el metal.

El bioplástico sostenible tampoco es la respuesta. A

Plastic Planet es categórico: "Se pueden utilizar como

reemplazo de los plásticos derivados del petróleo tradicionales

porque químicamente son lo mismo. La única

diferencia es que el bioplástico está fabricado con un

material sostenible, normalmente caña de azúcar. Pero

se degradan en las mismas partículas tóxicas diminutas

imperecederas".

Revista Pesca agosto 2018 16


APP considera que es importante que los fabricantes de

plástico convencional, incluido el bioplástico, lo llamen

así para no confundir a la población. "Si se puede convertir

en algo útil o el planeta puede con ello entonces

hablamos de otra cosa. Sino, es plástico de toda

la vida", sentencia.

El plástico lo contamina todo

APP asegura que aún estamos a tiempo de invertir en

infraestructura de reciclaje de primer nivel, bajar impuestos

a los supermercados y fabricantes que renuncien

a los envoltorios de plástico y concienciar a la sociedad

para cambiar nuestros hábitos.

Fuente

https://www.huffingtonpost.es/2018/06/07/cinco-mentiras-y-cincoverdades-sobre-el-plastico-que-destruye-los-oceanos_a_23452895/

La contaminación de los océanos con plástico

avanza a un ritmo catastrófico pero también se

encuentran acumulaciones de deshechos en el

desierto y hasta en las ciudades.

EL MEDITERRÁNEO ES EL MAR CON

MÁS SOBREPRESCA DEL MUNDO

SEGÚN LA ONU

La ONU alerta que el Mediterráneo es el mar con más sobrepesca

del mundo. Un tercio de las poblaciones mundiales de

peces se capturan en gran cantidad y se hallan en un estado

de sobrepesca, según el informe SOFIA sobre el estado de la

pesca y la acuicultura.

La ONU alerta que el Mediterráneo es el mar con más sobrepesca

del mundo. Un tercio de las poblaciones mundiales de

peces se capturan en gran cantidad y se hallan en un estado

de sobrepesca, según el informe SOFIA sobre el estado de la

pesca y la acuicultura.

El informe SOFIA 2018 de la FAO (Organización de las Naciones

Unidas para la Alimentación y la Agricultura) confirma

que la presión pesquera es cada vez más insostenible en el

mundo y ya hay un 33,1 por ciento de stocks en estado de

sobrepesca, una cantidad que aumenta cada año.

Ante esta situación, el ejecutivo de Oceana Europa, Lasse

Gustavsson, ha reclamado acciones "urgentes y decididas" y

propone restringir el arrastre de fondo, preservar zonas de

cría y hábitats sensibles, y establecer límites de capturas

anuales según las recomendaciones científicas.

tendencia inquietante".

Los datos que según Oceana son "los más preocupantes del

informe" son el alcance de la crisis de sobrepesca del Mediterráneo

y el Mar Negro. El director ejecutivo de Oceana Europa,

Lasse Gustavsson, señala que el mar Mediterráneo es el

que más sobrepesca sufre en el mundo y que "el 62,2 por

ciento de sus stocks se halla en una situación insostenible y

corren un severo riesgo de agotamiento".

"Nadie desea que un mar tan cercano a muchos de nosotros

deje de proporcionar alimento y empleo a quienes dependen

de él. Es un escándalo que debería desencadenar acciones

políticas inmediatas", ha denunciado.

Por ello, ha reclamado acciones "urgentes y decididas, como

restringir el arrastre de fondo, preservar zonas de cría y hábitats

sensibles, y establecer límites de capturas anuales según

las recomendaciones científicas".

Fuente

http://www.lavanguardia.com/vida/20180709/45786104096/elmediterraneo-es-el-mar-con-mas-sobrepresca-del-mundo-segun-laonu.html

El consejero delegado de Oceana, Andrew Sharpless, afirma

que este nuevo informe de la FAO es "desalentador", pues

demuestra que "el mundo tiene mucho camino por recorrer

hacia la gestión sostenible de los océanos". Según el consejero,

este nuevo informe "solo es un punto más en una línea de

Revista Pesca agosto 2018 17


UN TERCIO DE LOS BANCOS DE

PECES ESTÁN

SOBREEXPLOTADOS

La situación se ha deteriorado respecto a la última evaluación

hace dos años. El sector de la acuicultura sigue

en expansión mientras la pesca experimenta un ligero

descenso

poblaciones en un futuro próximo. Porque lograrlo, advierte,

lleva tiempo: entre dos y tres veces el periodo de

vida de los peces. Los niveles más altos de capturas insostenibles

se detectan en el Mediterráneo —"sobre todo

por la inestabilidad política", en palabras del experto

de FAO—, el Mar Negro, y ambos lados de Sudamérica,

mientras que las zonas mejor gestionadas están repartidas

por el resto del Océano Pacífico. La pesca ilegal

contribuye a agravar el problema.

Pescado para subasta en Fiumicino (Italia). ©FAO/

GIULIO NAPOLITANO

CARLOS LAORDEN

El 33,1% de los bancos de peces se explota de forma

insostenible, según el último informe de la FAO (agencia

de la ONU para la alimentación y la agricultura) sobre el

estado de la pesca y la acuicultura en el mundo. Esto

es, un tercio de las especies analizadas (un 2% más que

dos años antes) se pesca de manera que no permite su

repoblación de forma natural. "Ese es el mensaje más

negativo. Porque conseguir que toda la pesca sea sostenible

es prácticamente imposible, pero estamos yendo

en dirección contraria", apunta Manuel Barange, directivo

de la agencia.

El informe bienal de la organización sobre el sector, publicado

este lunes con los datos de 2015 y 2016, considera

"poco probable" que se puedan "reconstruir" esas

"La sobreexplotación tiende a empeorar en los países en

desarrollo, y eso nos preocupa, porque además esos

países, aunque solo sea por el crecimiento de la población,

van a necesitar mucho más pescado en las próximas

décadas", observa Barange. "Pero, al mismo tiempo,

en los países desarrollados vemos una mejora. Eso

demuestra que una buena gestión da sus frutos y que

sabemos cómo hacerla: cuando hay voluntad política y

fondos, la cosa funciona".

El estado mundial de la pesca y la acuicultura confirma

las tendencias de la anterior edición. En 2016 se produjeron

en el mundo 171 millones de toneladas de pescado,

con un valor de primera venta de 362.000 millones

de dólares. La acuicultura sigue en expansión mientras

las capturas marinas se mantienen, aunque con un ligero

descenso (de 92,7 millones de toneladas en 2015 a

90,9 en 2016). "Pero hay un avance importante: el porcentaje

de todo ese pescado que se dedica a la alimentación

humana es ya del 88%", señala Barange. "Y hemos

conseguido reducir mucho las pérdidas antes de

llegar al plato y ser más eficientes", agrega. El otro 12%

se dedica principalmente a producir harinas y aceites de

pescado no destinados a la mesa.

Revista Pesca agosto 2018 18


De esa gran mayoría del pescado que sí acaba en los

platos, más de la mitad (53%) proviene del cultivo de

animales acuáticos, gracias sobre todo al enorme desarrollo

del sector en las últimas décadas. "Tenemos que

continuar con ese crecimiento, pero no solo en Asia y no

solo en China", opina Barange. "En otros lugares, y en

África en particular, puede ser una gran baza para la

seguridad alimentaria de las próximas décadas. Pero

para eso hacen falta infraestructuras, apoyo técnico y,

sobre todo, financiación".

Un futuro que pasa necesariamente por la evolución del

gigante asiático, responsable de más de la mitad de la

producción global en acuicultura y de casi el 17% de las

capturas marinas. "Es importante lo que haga China, y

ya han dicho que en los próximos años van a reducir la

actividad en ambos subsectores [el último plan quinquenal

prevé una bajada de cerca de cinco millones de toneladas

para 2020]. Pero el impacto de esas decisiones

a nivel mundial dependerá de lo que hagan otros países",

explica el experto de la FAO.

Mientras tanto, el consumo de pescado per cápita sigue

en aumento: el mundo ha pasado de nueve kilos por

persona y año en 1961 a una estimación de entre 20,3

y 20,5 en 2016. La mayor cantidad se registra en algunas

pequeñas islas de Oceanía, con casi 50 kilos. Las

más bajas, en Asia central y otros países sin acceso al

mar, con poco más de dos kilos. Las especies más pescadas

fueron el abadejo de Alaska (Theragra calcogramma)

y la anchoveta de Perú (Engraulis ringens), a pesar

de que las capturas de esta última cayeron un 51% en

2016 respecto a la media de la década anterior, sobre

todo por los efectos del fenómeno de El Niño.

España, con algo más de 905.000 toneladas, es el 19º

país que más pesca en el mar, tras registrar un descenso

del 5,6% en las capturas entre 2015 y 2016.

Fuente

https://elpais.com/economia/2018/07/09/

actualidad/1531125006_407784.html

La protección de nuestros recursos solo pueden materializarse a partir de la existencia de un poder político

que establezca planes de largo plazo y optimice el funcionamiento del aparato estatal. Al mismo tiempo

que reestructure la participación del país en la rentabilidad del negocio en una proporción justa, que compense

el impacto que la explotación de los recursos pesqueros causa sobre el ecosistema y sobre el ambiente.

El interés nacional, entendido como la defensa del bien común, impone políticas que puedan cuidar los

recursos pesqueros para las generaciones futuras y que le den a la sociedad una adecuada participación

en las ganancias que obtienen quienes se ven beneficiados por una concesión de explotación de un bien

común patrimonio de toda la nación.

Si aspiramos a la soberanía y seguridad alimentarias se necesita una pesquería que produzca, en primer

lugar, alimentos variados, sanos y accesibles para su población y, en segundo lugar, para las oportunidades

del mercado externo.

Nuestra pesquería requiere de cambios que deben provenir, aunque tome tiempo, de la propia convicción

de cada uno de los actores y participantes en la pesquería. La palabra clave es educación. Más allá de las

normas y leyes, en un medio en el cual nadie puede controlar efectivamente el cumplimiento de las mismas,

la mejor garantía de su cumplimiento, en especial las de protección al recurso y al ambiente, será

cuando los actores del sector, asumamos conciencia de que detrás de la norma hay una lógica irrefutable

y una necesidad incuestionable.

Revista Pesca agosto 2018 19


SOBREEXPLOTACIÓN DE LOS

RECURSOS

LOS OCÉANOS SE QUEDAN SIN PECES

REITERA EL ÚLTIMO INFORME MUNDIAL DE

LA FAO

El 33% de las especies marinas con valor comercial se

están explotando de forma insostenible, mientras que la

acuicultura no alcanza a cubrir la demanda

Con datos de 2015, la FAO indica en este estudio que el

33,1% de las especies marinas con valor comercial están

siendo explotadas de forma insostenible. En informe

anterior de esta entidad de la ONU, la sobreexplotación

afectaba al 31% de las especies comerciales.

El nuevo informe de la FAO indica también que mientras

la tasa de poblaciones de peces que se pescan dentro

de los niveles biológicamente sostenibles ha disminuido

del 90% de las muestras analizadas en 1974 a un 67 %

en 2015, las que se han capturado fuera de esos niveles

han seguido la tendencia inversa en ese periodo: del 10

al 33%.

El nuevo informe de la FAO alerta de que la pesca supera la

capacidad de regeneración de muchas especies

(WhitcombeRD / Getty)

Comparte en Facebook Comparte en Twitter

L a s o b r e e x p l o t a c i ó n d e

los recursos pesqueros crece a un ritmo insostenible,

poniendo en peligro diversas especies marinas y la disponibilidad

de estos importantes recursos alimentarios

para las próximas generaciones.

El nuevo informe bianual publicado por la Organización

de la ONU para la Alimentación y la Agricultura

(FAO), The State of World Fisheries and Aquaculture

(disponible versión en inglés), destaca que la pesca

sigue creciendo en muchos casos por encima de la capacidad

de regeneración natural de las especies y, por

otra parte, la acuicultura desarrollada de forma respetuosa

con el medio marino no cubre la creciente demanda

mundial.

(Foto: chica_fuerte / Getty)

"No vamos por el buen camino", señaló a Efe el director

de Pesca y acuicultura de la Organización de la ONU

para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Manuel Barange.

Las cifras van en la dirección contraria a lo que marca la

agenda de desarrollo sostenible pactada en Naciones

Unidas para 2030, que busca acabar con la sobrepesca

y restaurar las poblaciones de peces a niveles que puedan

producir el rendimiento máximo sostenible cuando

Revista Pesca agosto 2018 20


antes.

Barange subrayó que existe una "dicotomía" entre los

países desarrollados, donde la gestión pesquera está

"funcionando" y las poblaciones se están recuperando, y

los países en desarrollo, donde la sobrepesca va en aumento

por la "falta de recursos".

"Si esos países no se lo toman en serio, abren también

la puerta a la actividad ilegal, que viene más de fuera

sabiendo que no hay suficiente control", advirtió.

Según el experto, las peores áreas siguen siendo el mar

Negro y el Mediterráneo, entre otros motivos por los

"conflictos políticos y sociales" que impiden prestar

atención a la pesca en este último lugar, seguidas de las

costas de Chile y Argentina.

En 2016, la producción total de pescado alcanzó un récord

de 171 millones de toneladas, de las que 91 millones

procedieron de las capturas, que se mantuvieron

estables, y 80 millones de la acuicultura, en una expansión

más moderada que en el pasado.

Hasta 59,6 millones de personas trabajaban globalmente

en la pesca y la acuicultura (el 14 % son mujeres),

según el estudio, que indica que el colín de Alaska

(bacalao) volvió a ser la especie más pescada y el noroeste

del Pacífico, la zona más productiva.

El consumo de pescado per cápita alcanzó los 20,2 kilogramos

en 2015, una cifra que crece de media a un ritmo

anual del 1,5 % desde 1961, el doble que el crecimiento

de la población mundial.

En sus previsiones hasta 2030, la FAO estima que la

producción, el consumo y el comercio de pescado se

incrementarán, aunque más lentamente.

Los suministros seguirán al alza en todas las regiones, si

bien se espera una disminución del consumo por persona

en África, "preocupante" en términos de seguridad

alimentaria.

Ante un escenario en el que se prevé que sigan aumentando

la población y la sobrepesca en el continente africano,

Barange llamó a fomentar allí la acuicultura con

inversiones, infraestructuras, financiación y apoyo técnico.

JEC – Efe

Sala de control del sistema de vigilancia de la pesca ilegal

'Eyes on the Seas' (Pew Charitable Trusts)

China, el mayor productor mundial, y otros 15 países, la

mayoría asiáticos, fueron responsables de casi el 80 %

de las capturas.

Barange destacó la intención china de desarrollar medidas

de gestión y reducir sus volúmenes de producción

de pesca y acuicultura en los próximos años, si bien habrá

que esperar para ver su impacto a nivel global.

Fuente

h t t p : / / w w w . l a v a n g u a r d i a . c o m /

n a t u r a l / 2 0 1 8 0 7 0 9 / 4 5 7 8 2 1 8 1 8 8 8 / a u m e n t a -

sobreexplotacion-recursos-pesqueros-alerta-fao.html

Revista Pesca agosto 2018 21


Revista Pesca agosto 2018 22


LA MAYORÍA DE LA PESCA EN

ALTA MAR YA NO ES RENTABLE SIN

SUBVENCIONES

Hasta un 54 por ciento de la industria pesquera de alta

mar no sería rentable en su escala actual sin grandes

subsidios gubernamentales, es la conclusión de un nuevo

estudio de investigadores de la 'National Geographic

Society'; la Universidad de California, Santa Bárbara, en

Estados Unidos, 'Global Fishing Watch'; el proyecto 'Sea

Around Us' en la Universidad de British Columbia, en

Canadá, y la Universidad de Western Australia.

La investigación, publicada en la revista 'Science Advances',

descubrió que el coste global de la pesca en

alta mar oscilaba entre 6.200 millones y 8.000 millones

de dólares en 2014. Las ganancias de esta actividad oscilan

entre una pérdida de 364 millones y una ganancia

de 1.400 millones de dólares.

pesca en esta zona compartida internacionalmente.

Aunque los impactos ambientales de la pesca en alta

mar están bien estudiados, un alto nivel de secretismo

en torno a la pesca en aguas distantes había impedido

previamente estimaciones fiables de los costes y beneficios

económicos de la pesca en alta mar.

Sin embargo, los datos satelitales recién compilados y el

aprendizaje automático han revelado una imagen mucho

más precisa del esfuerzo de pesca en todo el

mundo a nivel de embarcaciones individuales. "La

razón por la cual la mayoría de las flotas continúan operando

en alta mar es que reciben subsidios del gobierno.

Sin subsidios y el trabajo forzado por el que algunos

son conocidos, la pesca no sería rentable en más

de la mitad de los caladeros de alta mar", explica el autor

principal de este trabajo, Enric Sala, de National

Geographic Explorer-in-Residence'.

Usando sistemas de identificación automática (AI, por

sus siglas en inglés) y sistemas de monitorización de

embarcaciones (VMS, por sus siglas en inglés), los investigadores

pudieron rastrear el comportamiento individual,

la actividad de pesca y otras características de

Alta mar (aguas marinas fuera de la jurisdicción nacional)

cubre el 64 por ciento de la superficie del océano y

está dominada por un pequeño número de países pesqueros,

que obtienen la mayoría de los beneficios de la

3.620 embarcaciones en tiempo casi real, combinando

esta información con los datos globales de captura del

proyecto 'Sea Around Us' de la Universidad de Columbia

Británica, el equipo pudo determinar cuánto esfuerzo

gastaron los buques, el volumen de su captura y cuánto

Revista Pesca agosto 2018 23


eneficio generó la pesca.

La investigación, publicada en la revista 'Science Advances',

descubrió que el coste global de la pesca en alta

mar oscilaba entre 6.200 millones y 8.000 millones de

dólares en 2014.

Oportunidades para mejorar la gestión y protección de

la océanos

"La tecnología satelital, la potencia informática y el

aprendizaje automático están transformando rápidamente

nuestra capacidad de controlar y comprender la

actividad humana en el mar. Este nivel de transparencia

sin precedentes proporcionado por 'Global Fishing

Watch' no solo crea nuevas avenidas de investigación,

sino que, lo que es más importante, abre la puerta a

emocionantes oportunidades para mejorar la forma en

que administramos y protegemos nuestros océanos",

dice Juan Mayorga, científico de datos marinos de

'Pristine Seas'.

Los investigadores estimaron que la pesca se lleva a

cabo durante casi 10 millones de horas al año en

132 millones de kilómetros cuadrados (57 por ciento) de

alta mar. Identificaron zonas de pesca cerca de Perú,

Argentina y Japón, que estaban dominadas por flotas

pesqueras de calamar chinas, taiwanesas y surcoreanas.

La pesca de arrastre de fondo en el Atlántico noroccidental

entre Estados Unidos y Canadá frente a Georges

Bank y en el Atlántico nororiental también es frecuente,

al igual que las actividades de las flotas atuneras en el

Pacífico central y occidental.

En general, las capturas oscilan alrededor de 4,4 millones

de toneladas por año. "En muchas partes de alta

mar, los subsidios están apuntalando la actividad pesquera

a niveles mucho más allá de lo que de otra manera

sería económicamente racional. Esto implica que, a

través de reformas de subsidios focalizados, podríamos

ahorrar dinero a los contribuyentes, reconstruir las poblaciones

de peces y eventualmente generar mayor valor

a las pesquerías de menor volumen", dice Christopher

Costello.

El documento también insinúa la posibilidad de que las

empresas pesqueras individuales capturen más de lo

que informan a las agencias pesqueras, por lo tanto,

ganan más dinero del que reclaman mientras siguen

presionando a los gobiernos para recibir subsidios.

"Aunque algunas pesquerías de alta mar son rentables,

la pesca del calamar y la pesca de profundidad

no tendría sentido sin los subsidios. Los gobiernos están

inyectando cantidades masivas de dinero de los contribuyentes

en una industria destructiva", lamenta Sala,

fundador y líder del proyecto 'Pristine Seas' de 'National

Geographic. Además, la investigación encuentra que

más allá de los subsidios, la compensación laboral injusta

o ninguna compensación son factores clave de reducción

de costos en la pesca a larga distancia.

Por: ECOticias.com / Red / Agencias

Fuente

https://www.ecoticias.com/sostenibilidad/185077/mayoria-pesca-altamar-rentable-sin-subvenciones

Revista Pesca agosto 2018 24


GOBIERNO CHILENO SALUDA

DICTAMEN ARBITRAL QUE IMPIDE

A ECUADOR AUMENTAR PESCA DE

JURELES

El Gobierno de Chile saluda la decisión de la Corte

Permanente de Arbitraje (CPA), con sede en La

Haya (Holanda), de rechazar la solicitud de Ecuador

para aumentar su cuota de captura de la especie

jurel, dijo a Sputnik el subsecretario de

Pesca, Eduardo Riquelme.

"El fallo nos parece una noticia positiva, valoramos esta

resolución que acogió la posición de Chile", afirmó Riquelme.

Riquelme, que también es abogado, fue el encargado de

comparecer ante el tribunal internacional, defendiendo

la postura chilena de que el aumento de la cuota de

pesca, solicitada por Ecuador, contravenía un acuerdo

de "conservación y ordenamiento" alcanzado en la

OROP-PS en el año 2017.

"(En la OROP-PS) se hizo un esfuerzo para alcanzar este

acuerdo, para tener un horizonte de estabilidad de cinco

años y, de esa manera, poder proyectar adecuadamente

la industria del jurel y, en ese sentido, valoramos la resolución

de La Haya", afirmó.

El 5 de junio, la CPA rechazó una solicitud interpuesta

en marzo pasado por Ecuador para aumentar su cuota

de pesca de jurel en el área sur del Océano Pacífico.

Esa cuota fue otorgada por la Organización Regional de

Ordenamiento Pesquero del Pacífico Sur (OROP-PS),

que integran países como Chile, Ecuador, Rusia, China,

Australia, Cuba, entre otros.

El subsecretario chileno indicó que veía "muy difícil" que

la CPA hubiera acogido la solicitud ecuatoriana.

Indicó que eso se debe a que "Chile puso a disposición

de la organización su Zona Económica Exclusiva, por lo

tanto, cualquier alteración en las cuotas, al tratarse de

territorio soberano chileno, creo que era bastante claro

que se necesitaba nuestro consentimiento".

Revista Pesca agosto 2018 25


"De acogerse la solicitud, el perjuicio iba más bien por la

inestabilidad en cuanto a la certeza jurídica acerca de la

proyección en el tiempo de esta organización; (la solicitud)

nos parecía muy atentatoria contra el acuerdo alcanzado

multilateralmente", dijo.

Riquelme explicó que no existe una instancia de apelación

ante esta resolución, pero "creemos que Ecuador

va a renovar la petición (de aumento de cuota) en el

próximo plenario de la organización, en enero de 2019".

Ecuador pedía elevar de 1.377 a 6.500 toneladas anuales

su cuota de pesca de jurel, bajo el argumento de

que no dañaría la sustentabilidad del recurso.

La OROP-PS fue creada en 2012 para contribuir a la

conservación a largo plazo y el uso sostenible de los recursos

pesqueros del Océano Pacífico sur, como el jurel

y el calamar gigante, entre otros.

Fuente

https://mundo.sputniknews.com/americalatina/201806081079396678-

recursos-pesqueros-del-ocano-pacfico-sur/

¿LAS 5 MILLAS MARINAS PROTEGEN

EN REALIDAD NUESTROS RECURSOS

HIDROBIOLÓGICOS?

Escriben Milagros Mitma, Karina Zarbe y Úrsula Arens

1. Antecedentes: ¿Por qué y cómo se estableció la protección

de las 5 millas marinas?

Una reflexión tras 26 años del decreto supremo 017-92-PE

sobre la zona de protección de las 5 millas marinas en el Perú

El 18 de septiembre de 1992, el Ministerio de Pesquería -hoy

Ministerio de la Producción (Produce)- emitió el Decreto Supremo

017-92-PE, mediante el cual declaró las primeras 5

millas marinas, como “zona de protección de la flora y fauna

existente en ella”, prohibiendo en dicho espacio “el desarrollo

de actividades de pesca para consumo humano directo

o indirecto con redes de cerco, así como el uso de métodos,

artes y aparejos de pesca que modifiquen las condiciones

bioecológicas del medio marino.”[1]

A 26 años desde su emisión, y ante las constantes denuncias

de pesca ilegal en la citada zona, nos preguntamos si las 5

millas marinas se erigen como una zona de protección.

De acuerdo a lo expuesto en la parte considerativa del Decreto

Supremo 017-92-PE, lo que buscaba el Estado a través de

dicha norma, era evitar que la flota pesquera industrial y

aquellas que realizaban actividades de extracción con métodos,

artes y aparejos lesivos para los ecosistemas marinos

dentro de las 5 millas marinas, continuaran con sus actividades,[2]

porque la misma es una “zona de afloramiento y reproducción

de los principales recursos hidrobiológicos que

sustentan la pesca de consumo humano directo.”[3]

Sobre el particular, Mariano Gutiérrez, ingeniero pesquero y

docente de la Universidad Nacional Federico Villarreal, en el

“Taller de sostenibilidad de la pesca artesanal en la zona de

las primeras cinco millas”,[4] señaló que esta zona se estableció

sin un informe técnico-científico que lo avalara, siguiéndose

solo la práctica internacional de establecer zonas

de protección de hasta 5 o 10 millas en el océano.

Por su parte, Francisco Miranda, presidente de la junta directiva

de la ONG Oannes, durante su exposición en ese mismo

taller, haciendo un poco de historia, rememoró que: “Cuando

se quiso establecer la zona de protección, se discutieron dos

opciones: Una política, por la cual se quería encontrar una

fórmula sencilla que le diera la protección requerida a la zona

de reproducción de las especies y la pesca artesanal. Entonces,

se estableció a ‘tabla rasa’ la zona de cinco millas a lo

Revista Pesca agosto 2018 26


largo de toda la costa (siguiendo la práctica internacional). La

otra posibilidad era de carácter meramente técnica y que tenía

dos pasos a seguir para establecer dicha zona de protección.

El primer paso consistía en que el Imarpe debía establecer

la profundidad mínima a partir de la cual no se debía ingresar

a la citada zona para preservarla. Y, el segundo paso,

consistía en utilizar los sistemas de control satelital para cruzar

esta profundidad mínima con la información de dichos

sistemas, a fin de establecer cercos virtuales -puntos geográficos

determinados habitualmente por sistemas de control

satelital- que evitaran la injerencia de embarcaciones de mayor

y menor escala que nada tienen que ver con las artesanales.

Como era todo un reto establecer esa profundidad mínima

porque a lo largo de la costa se tiene una diversidad de

batimetrías y morfología, pues hay lugares donde la plataforma

continental se extiende hasta las casi 90 millas marinas,

así como otros en los que en menos de 2 o 3 millas se llega a

profundidades de 800 0 900 metros y, aunado a esto, no se

contaba con los sistemas de control satelital y se tenía poco

conocimiento de la oceanografía especial, se optó por la opción

política”.

Ambos especialistas coincidieron que la zona de protección

de las 5 millas obedeció a una decisión política como solución

a la injerencia de las actividades industriales que afectaban

gravemente la zona.

[Infografía: Conoce los datos más resaltantes de la pesca en

el mar peruano]

Foto: SPDA

2. Las 5 millas marinas y la pesca artesanal: Regulación

La zona de 5 millas marinas se estableció como tal porque

Produce había comprobado una fuerte presencia de embarcaciones

pesqueras industriales y, por ende, esta quedó reservada

para la flota pesquera artesanal.[5]

Con la emisión del citado Decreto, se prohibió, además, el

desarrollo de actividades de pesca para consumo humano

directo o indirecto con redes de cerco y cualquier otro arte y/o

aparejo de pesca que modifique las condiciones bioecológicas

del medio marino. No obstante, dicha prohibición no distinguía

entre la actividad industrial y artesanal, por lo que se

entendía que alcanzaba a las embarcaciones artesanales, de

menor escala e industrial. Tres años después, el Art. 1° del

Decreto Supremo 012-95-PE -hoy derogado por el Art. 2° del

Decreto Supremo 012-2001-PE- precisó en ese entonces que

la prohibición del uso de las redes de cerco solo estaba referida

a las artes de pesca de la flota industrial.

En el año 2001, con la aprobación del nuevo Reglamento

General de Pesca, se llegó a establecer de manera más clara

qué es lo que se permitía o no realizar en la zona de las 5

millas, esto es, se precisó que adicionalmente a las redes de

cerco industriales, estaba prohibido el uso de redes de arrastre

de fondo, rastras y chinchorros mecanizados; de conformidad

con el artículo 63.2 del citado Reglamento. Asimismo, fijó

que el uso de redes artesanales solo podía realizarse de

acuerdo con las características que Produce estableciera para

estas, a excepción del departamento de Tumbes donde sí

se prohibió el uso de las redes de cerco artesanales o también

llamados “bolichitos de fondo”.

Posteriormente, las normas emitidas se han referido ya no a

la zona de 5 millas propiamente dicha, sino a la actividad que

en ella se realiza, esto es, la pesca artesanal.

Al respecto, si bien la Ley General de Pesca, aprobada mediante

el Decreto Ley 25977, no nos da una definición precisa

de lo que es pesca artesanal, al describir los tipos de captura

de los recursos hidrobiológicos señala que la extracción artesanal

es aquella que se realiza “con el empleo de embarcaciones

menores o sin ellas, con predominio del trabajo manual”;

de conformidad con el numeral 1 inciso a) del Art. 20°

del citado Decreto.

En esa misma línea, el Art. 59° del Reglamento de la Ley General

de Pesca señala que: “se considera actividad artesanal

extractiva o procesadora, la realizada por personas naturales,

grupos familiares o empresas artesanales, que utilicen embarcaciones

artesanales o instalaciones y técnicas simples,

con predominio del trabajo manual, siempre que el producto

de su actividad se destine preferentemente al consumo humano

directo.“

Sobre el particular, se consideran embarcaciones artesanales

aquellas de hasta 32.6 m 3 de capacidad de bodega y hasta

15 metros de eslora, de conformidad con el numeral 1.1.2 del

inciso a) del Art. 30 de citado Reglamento.

En cuanto a la realización de la pesca artesanal dentro de la

zona de 5 millas marinas, es de resaltar que solo en los últimos

10 años, el 79% de sus desembarques lo constituyen

peces capturados fuera de esta zona; ello porque los actuales

factores y fenómenos climatológicos han originado que

los recursos hidrobiológicos se alejen de la costa en algunas

zonas a lo largo del litoral, tal es el caso de la pota, perico,

caballa, jurel y bonito, así manifestó Jorge García de la Dirección

General se Supervisión, Fiscalización y Sanción de Produce,

en el citado Taller.

[Especial multimedia] Estado de la pesca en el Perú y propuestas

para una mejor gestión

Revista Pesca agosto 2018 27


Foto: Andina

3. ¿Qué más está ocurriendo dentro de las cinco millas

marinas?

En el año 2014, el Imarpe, en la parte introductoria de su Informe

ISSN 0378-7702 “Pesca Ilegal, recursos costeros juveniles

en Bayovar, Sechura”, señala que: “En las zonas del

litoral peruano, se han identificado actividades de pesca ilegal

sobre todo en la pesquería artesanal como: sobrepesca, extracción

de recursos de tallas menores a las permitidas, empleo

de artes de pesca prohibidas, ingreso de embarcaciones

de cerco y arrastre dentro de las 5 mn (…)”.

Estos problemas siguen vigentes. Durante el año 2017, el

Consultorio Jurídico Gratuito de Piura de la Sociedad Peruana

de Derecho Ambiental, tomó conocimiento de las múltiples

denuncias que venían efectuando pescadores artesanales de

diferentes caletas de esa región, respecto a la presencia de

actividades extractivas pesqueras realizadas con artes y aparejos

prohibidos dentro de las 5 millas marinas.

En la caleta la Islilla, en Paita, se tiene el registro de denuncias

que datan desde el año 2003, reportando a la autoridad

marítima la presencia de embarcaciones de cerco industrial y

de arrastre dentro de dicha zona. De las 17 denuncias presentadas

entre el período 2009-2015, 9 de ellas no tienen

registro, lo que significa que se desconoce el destino de estas

denuncias, y 4 de ellas terminaron archivadas.[6] De estos

últimos 4 casos, 3 de las resoluciones finales emitidas por

la Capitanía de Puerto de Paita en el año 2016, no se pronuncian

sobre la responsabilidad del investigado, verificándose

que en la parte resolutiva, el acto administrativo no hace

referencia al fondo del asunto, violando el debido proceso.[7]

En la Caleta de Colán, también en Paita, en el año 2015, en

un mismo día (04 de octubre de 2015), se intervinieron dentro

de la zona a dos embarcaciones realizando faenas de pesca

con sistema de arrastre. Según lo informado por la Dirección

Regional de la Producción de Piura (Direpro – Piura), se

aperturó, en ambos casos, el procedimiento administrativo

sancionador; sin embargo, dos años más tarde, ambos procedimientos

se encuentran pendientes de ser resueltos.[8]

En septiembre del 2017, durante una visita al Desembarcadero

Pesquero Artesanal (DPA) “Las Delicias”, en Sechura

(Piura), se encontraron “bolichitos de fondo” acoderadas, esto

es, sujetadas al DPA. Recordemos que dichos bolichitos se

refieren a redes de cerco empleados por buzos para extraer

recursos hidrobiológicos y que, a la fecha, se encuentran

prohibidos de ser utilizados dentro de la zona de 5 millas marinas.

“Bolichito de fondo” a bordo de embarcación artesanal – Desembarcadero

Pesquero Artesanal Las Delicias – Sechura

(Piura). Foto: SPDA

Cabe señalar que en el año 2012, el Imarpe recomendó

“prohibir el uso de la “red de encierre activada por buzos” o

“bolichito de fondo” por considerarlo un arte de pesca ecológicamente

no amigable, que atenta la sostenibilidad pesquera

de los recursos hidrobiológicos costeros para consumo humano

directo.” [9]

En noviembre del año 2017, una embarcación pesquera con

sistema de arrastre fue intervenida realizando faenas de pesca

dentro de las cinco millas adyacentes a la costa de la Caleta

“La Islilla”. Los pescadores artesanales retuvieron la red

de arrastre, indicando que tomaron dicha medida ante la

inacción de la autoridad marítima, y cansados de que las autoridades

competentes no cumplan con su labor de vigilancia

y fiscalización.

Enormes cantidades de huevera de calamar, capturada con

red de arrastre dentro de las cinco millas marinas – Caleta La

Islilla Piura. Foto: SPDA

Adicionalmente, la contaminación es otro de los grandes problemas

que afecta a los ecosistemas marinos presentes en la

zona de 5 millas marinas.

Así lo ha recordado el C.N. Edson Fano, ex director de la Dirección

de Medio Ambiente de la Dirección de Capitanías y

Guardacostas del Perú (Dicapi), durante su exposición en el

taller que fuese organizado por el Colegio de Ingenieros del

Perú y Oceana Perú, donde manifestó que “(…) Las 5 millas

normalmente se ven afectadas por los altos niveles de contaminación

que son determinados a través de estudios realizados

por Imarpe, así como por otras entidades, en el borde

costero y aguas costeras todos los años.” En este punto, es

bueno mencionar que es usual encontrar embarcaciones pesqueras

artesanales arrojando sus lubricantes o aceites usados

de motor al mar, sin ningún control, ni tratamiento. Por lo

que, la Dicapi debería tomar cartas en el asunto, más aún si

tienen como una de sus principales funciones el de prevenir

la contaminación del mar.

Por su parte, Oscar Lazo, Especialista de la Dirección de Ordenamiento

Territorial del Ministerio del Ambiente (Minam),

durante su participación en el precitado taller, manifestó que

existen problemas recurrentes como la contaminación de

aguas y degradación de suelo por residuos sólidos en la

Bahía de Sechura, los desagües que contaminan el mar en

Revista Pesca agosto 2018 28


Pimentel, Chimbote y Matarani, la contaminación en playas a

causa del escherichia coli en Lambayeque, así como la erosión

en playas de Trujillo, entre otros, los cuales requieren

ser solucionados bajo una articulación de sectores en distintos

niveles (local, regional y nacional). Para ello, la zona de 5

millas actúa como “límite natural de acción y coordinación”

entre los sectores y los Gobiernos Regionales (GORE) que

tienen competencia en la pesca artesanal que se realiza en

dicha zona. Es decir, existe una suerte de afinidad de las zonas

marino-costeras con la zona de 5 millas en base a ello.

Pero dentro de las 5 millas marinas también contamos con

espacios que cuentan con una mayor protección, como es el

caso de las Áreas Naturales Protegidas: Reserva Nacional

del Sistema de Islas, Islotes y Puntas Guaneras (RNSIIPG),

Reserva Nacional Paracas, Reserva Nacional San Fernando,

administrados por el Servicio Nacional de Áreas Naturales

Protegidas (Sernanp); las cuales se encuentran dentro, llegan

hasta o traspasan, respectivamente, las 5 millas.

de informalidad pesquera artesanal correspondía al 76%, lo

cual no nos permite conocer cuál es el real esfuerzo pesquero

presente dentro de las 5 millas marinas. En Diciembre de

2017 culminó el proceso de Formalización Pesquera

(Siforpa), mediante el cual el Estado formalizó una parte de la

flota pesquera artesanal (embarcaciones pesqueras artesanales

de hasta 6.48 de arqueo bruto). No obstante, se han

reportado casos en el que queda pendiente la etapa de fiscalización

posterior que dará cuenta si el Siforpa realmente sirvió

para disminuir la tasa de informalidad y si esa cifra corresponde

al número real de embarcaciones que cumplen los

requisitos establecidos en dicho proceso.

[Especial fotográfico] Pescadores artesanales y la preservación

de los recursos marinos

De acuerdo a lo manifestado por Mariano Valverde, Jefe de

la Reserva Nacional del Sistema de Islas, Islotes y Puntas

Guaneras, durante su exposición en el mismo taller, el Sernanp

coordina junto con Produce las acciones referentes a la

actividad pesquera artesanal dentro de dichas áreas, esto es,

a través de Programas de Manejo. Así también, brindan capacitaciones

sobre el área natural protegida, el cuidado de la

fauna silvestre y el manejo responsable de los recursos a los

pescadores artesanales. A la fecha, trabajan junto a grupos

de pescadores artesanales a fin de identificar las zonas de

pesca y sus recursos, tal es el caso de Islas Grupo Pescadores

en Ancón, PPD en Marcona y Pescadores de Punta Coles

en Ilo.

De otro lado, a lo que está ocurriendo dentro de la zona de 5

millas marinas, hay que sumarle los siguientes problemas:

a) Falta de conciencia respecto a la importancia de realizar

una pesca con artes y aparejos que garanticen la sostenibilidad

de los recursos hidrobiológicos presentes, entre las 0 y 5

millas marinas. En la región Piura, se ha identificado que son

pocos los gremios de pescadores artesanales que realizan

denuncias por el uso de artes y aparejos prohibidos dentro de

las 5 millas.

b) Falta de presencia del Estado en caletas alejadas, lo cual

vuelve más vulnerable al espacio marino adyacente a sus

playas. En este espacio, se podría contar con pescadores

organizados en comités de vigilancia, capacitados y equipados,

para coadyuvar en dicha labor.

c) Procesos Administrativos Sancionadores deficientes que

generan impunidad y terminan siendo un incentivo para los

infractores. En este aspecto, además de fortalecer las capacidades

del personal de las entidades, es necesario activar los

mecanismos que ofrece el Derecho Penal, tal es el caso de

los procesos inmediatos, que permitirían aplicar sanciones

disuasivas ante la comisión de los hechos que configuran

como delitos ambientales, relacionados a pesca ilegal dentro

de las cinco millas marinas.

d) El alto porcentaje de informalidad del sector, según el último

Censo de Pesca Artesanal realizado en el 2012, la tasa

Foto: SPDA

4. Breve reflexión final

Han pasado 26 años desde que se declaró la zona adyacente

a la costa, comprendida entre las 0 y 5 millas marinas, como

“zona de protección de la flora y fauna existente en ella”; sin

embargo, como hemos podido notar, esta protección no es

efectiva, pues nuestras 5 millas marinas vienen siendo víctima

de actividades prohibidas que poco a poco están poniendo

en serio riesgo la sostenibilidad de los recursos hidrobiológicos

presentes en esta zona.

Es necesario que el Estado mejore su capacidad en materia

de vigilancia, fiscalización y sanción y paralelamente se promueva

la importancia de realizar una pesca responsable en

beneficio de la población actual y las futuras generaciones.

De igual manera, también es momento de pensar en cómo

hacer que la denominada zona de protección de las 5

millas marinas, sea realmente efectiva y si las mismas

limitaciones deben darse en todas estas cinco millas, o si

deben existir diferencias considerando la batimetría a lo

largo de la costa, los tipos de artes y aparejos artesanales

que se usan, y las especies que ahí habitan. Por ejemplo,

bancos naturales deberían tener un régimen especial, del

mismo modo cómo deberían haber estrategias diferenciadas

para la protección de especies amenazadas que transitan por

esta zona. Asimismo, en base a la batimetría se podrían establecer

ciertas regulaciones que eviten impactos en el fondo

marino. Por ejemplo, evitar el uso de bolicheras en lugares

donde la profundidad no supere ciertos metros.

Finalmente, sería definitivamente de mucha ayuda contar con

un informe técnico-científico que sustente este tipo de políticas

y contribuya a darle solución a la problemática que hoy

se viene evidenciando.

________________________________________________

______________

[1] D.S ° 017-92-PE, artículo 2

[2] D.S ° 017-92-PE, tercer párrafo: “Que se ha comproba-

Revista Pesca agosto 2018 29


do grave interferencia de las flotas pesqueras industrial y

de consumo humano directo en zonas declaradas de reserva

exclusiva para la operación de embarcaciones de

pesca artesanal, conforme a lo dispuesto por la pertinente

legislación sectorial;”

[3] D.S ° 017-92-PE, artículo 2

[4] Dicho taller fue organizado por el Colegio de Ingenieros

del Perú y Oceana Perú el 11 de enero del presente

año.

[5] D. S. 017-92-PE, tercer considerando: “Que se ha

comprobado grave interferencia de las flotas pesqueras

industrial y de consumo humano directo en zonas declaradas

de reserva exclusiva para la operación de embarcaciones

de pesca artesanal, conforme a lo dispuesto por

la pertinente legislación sectorial;”.

D.S: 012-2001-PE – Reglamento de la Ley General de Pesca:

Artículo 63.- Zona reservada para la actividad pesquera

artesanal y de menor escala

63.1 Sin perjuicio del desarrollo de la maricultura, la zona

adyacente a la costa comprendida entre las cero y cinco

millas marinas está reservada para el desarrollo de la actividad

pesquera artesanal y de menor escala, conforme

a lo dispuesto en el Decreto Supremo Nº 017-92-PE.

63.2 En dicha área reservada, está prohibido el uso de

artes y aparejos de pesca que modifiquen las condiciones

bioecológicas del medio marino, tales como redes de

arrastre de fondo, redes de cerco industriales, rastras y

chinchorros mecanizados.

[6] Información proporcionada por la Capitanía de Puerto

de Paita, mediante Carta V.200.0418, de fecha 09 de marzo

de 2017.

[7] Resolución N°043-2016/MGP/DGCG/PT, de fecha 06 de

abril de 2016; Resolución N° 046-2016/MGP/DGCG/PT, de

fecha 13 de abril de 2016; y N° 193-2016/MGP/DGCG/PT,

de fecha 13 de diciembre de 2016.

[8] Información proporcionada mediante Oficio N°1595-

2017-GRP-42020-100-T, de fecha 03 de abril de 2017

[9] Mediante R.M N°303-2012-PRODUCE, se prohibió en

todo el litoral peruano, el uso de la “red de encierre activada

por buzos” o “bolichito de fondo” para realizar operaciones

de pesca, a partir del día siguiente de la publicación

de la presente Resolución Ministerial. (Ver artículo

1).

Fuente

http://www.actualidadambiental.pe/?p=50549

GERENTE DE SOCIEDAD NACIONAL

DE PESCA Y PRECIO DEL PESCADO:

"COMETÍAMOS EL ERROR DE

EXPORTARLO TODO"

Héctor Bacigalupo aseguró que el abastecimiento interno

proviene del mundo artesanal y con especies de alta calidad.

El gerente general de la Sociedad Nacional de Pesca

(Sonapesca), Héctor Bacigalupo, analizó el anuncio

de reforma a la ley de pesca que hizo Sebastián Piñera

en la cuenta pública, donde se pretende reemplazar

las concesiones permanentes por licitaciones.

El dirigente gremial criticó en ADN Hoy que "echamos

de menos una discusión de fondo sobre la ley, que tiene

180 artículos de los cuales dos son los que uno siempre

está debatiendo".

Para Bacigalupo, es "injusto" achacarle a la gran industria

la sobreexplotación, ya que "cada pesquería tiene

una explicación" y hay temas legales y ambientales que

influyen.

Por ejemplo, "hay pesquerías 100% artesanales que están

sobreexplotadas y colapsadas también, con lo

cual no quiero eludir la responsabilidad que ha tenido

la industria en el pasado".

Revista Pesca agosto 2018 30


Además, "hasta el año 90 no se podía impedir el acceso

de nadie, eso fue tremendo, el que quería pescaba".

El ejecutivo, si bien no descartó las licitaciones, aseguró

que "los 23 países pesqueros del mundo han repartido

por derechos de historia. Han reconocido los derechos

históricos. En los dos países que se hizo por licitaciones,

Rusia y Estonia, el sistema fracasó".

"En Chile hay licitaciones, no estamos en contra de ellas

porque es un mecanismo transparente y competitivo de

asignación. Pero hay situaciones donde son válidas, como

hacer un túnel, pero cuando hay una industria con

miles de actores en funcionamiento ¿cómo se asigna?

Tiene que expropiar", puntualizó.

Ante la pregunta de si considera que comer pescado

en Chile "es un lujo", Bacigalupo señaló que "solo

puedo estar de acuerdo. Hicimos el mea culpa, la FAO

nos hizo la misma crítica".

"Cometimos el error de exportarlo todo, por lo tanto,

el mercado interno se abastecía de la pesca artesanal",

explicó, añadiendo que, lo que se extrae, son productos

de alta calidad, con especies como el lenguado,

la corvina y el congrio. "Es como hacer una campaña

para consumir carne, pero para consumir filete",

ejemplificó.

Fuente

http://www.adnradio.cl/noticias/nacional/gerente-desociedad-nacional-de-pesca-y-precio-del-pescadocometiamos-el-error-de-exportarlo-todo/20180607/

nota/3759145.aspx

La educación para el sector pesquero debe ir más allá del mero entrenamiento técnico para los pescadores

y tripulaciones. Debe ampliar su radio de acción a todos los trabajadores de la industria pesquera en

tierra, a todas las comunidades de pescadores marítimos y continentales y difundir información a las poblaciones

costeras y aledañas a ríos y lagos. Debe ir más allá de lo tradicional y educar en temas de protección

al ambiente y a las poblaciones ícticas, debe incursionar en temas que tengan por objeto crear

conciencia sobre la necesidad y responsabilidad compartida de proteger los ecosistemas y el futuro de los

peces como elemento clave para garantizar la seguridad y la soberanía alimentaria, base de un educación

imprescindible para alcanzar un alto nivel de desarrollo.

Revista Pesca agosto 2018 31


SE ENREDA LA "CONSTITUCIÓN DE

LOS OCÉANOS"

En 2017 se acordó discutir un acuerdo global sobre el

manejo de los recursos marítimos entre todos los países

de la ONU. La negociación se complica por divergencias

en los intereses.

Las divergencias sobre el uso de los recursos marinos

están dificultando la negociación de un nuevo acuerdo

legalmente vinculante a nivel internacional para garantizar

su biodiversidad y su gestión sostenible en alta mar.

Así lo aseguró hoy la directora de la División de Asuntos

del Océano y del Derecho del Mar de la ONU, Gabriele

Goettsche-Wanli, al inicio de una conferencia internacional

sobre las áreas marinas fuera de las jurisdicciones

nacionales (AFJN), que se celebra en la localidad costera

de Boulogne-sur-Mer, en el norte de Francia.

Recursos marinos

Ninguna nación gobierna por sí sola o es la única responsable

de las áreas que se encuentran más allá de las

200 millas náuticas de la zona económica exclusiva de

los Estados y que comprenden tanto la columna de

agua como los fondos marinos.

En diciembre de 2017 la Asamblea General de la ONU

adoptó una resolución para que una conferencia internacional

elabore un instrumento legal con vistas a regular

las actividades en ese espacio, que representa el 40

% de la superficie del planeta y el 62 % de la de los

océanos.

Goettsche-Wanli consideró que el asunto es “complejo y

políticamente muy sensible”, ya ha sido abordado desde

2004 de manera informal y ahora la Asamblea General

quiere que se legisle “lo antes posible”.

La funcionaria de la ONU destacó que las nuevas negociaciones

están marcadas por “divergencias” sobre el

uso de los recursos genéticos marinos en esas aguas

internacionales.

En concreto, dijo que persisten las diferencias sobre la

naturaleza de esos recursos, la posibilidad de regular el

acceso, los beneficios que deben compartirse o los derechos

de propiedad intelectuales derivados de su utilización.

Tampoco está claro cómo evaluar el uso de los recursos,

si eso debería estar a cargo de los Estados o de un

ente internacional, ni las condiciones para transferir las

tecnologías a países menos desarrollados o los posibles

mecanismos de rendición de cuentas, financiación y resolución

de disputas.

Constitución de los océanos

El nuevo texto debería ser “completamente consistente”

con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho

del Mar de 1982, que establece los derechos y

obligaciones de los Estados en relación con el uso de

esos mares.

La considerada como la “Constitución de los océanos”

se complementa con distintas convenciones, dirigidas a

sectores concretos como la pesca, las embarcaciones o

la biodiversidad, por lo que el acuerdo serviría para

“unificar” esos instrumentos, según la responsable.

A partir del próximo septiembre y hasta 2020 se celebrarán

cuatro sesiones para sacarlo adelante, que en un

principio se busca consensuar.

El representante de Francia en esas negociaciones, Serge

Segura, subrayó que los países suelen ser “muy

egoístas” en esa clase de cuestiones, por lo que llamó a

una mayor movilización ciudadana para influir en la toma

de decisión.

Las áreas en alta mar, en su mayoría gestionadas por

organizaciones internacionales, concentran gran variedad

de actividades, desde la pesca hasta el tráfico marítimo,

el turismo, la investigación científica, las telecomunicaciones

por cables submarinos o la extracción de minerales,

petróleo y gas.

Sus ricos ecosistemas están amenazados por la contaminación,

la sobreexplotación, la sobrepesca y el cambio

climático, entre otros factores. EFEverde

Fuente

https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/se-enreda-laconstitucion-de-los-oceanos-articulo-797057

Revista Pesca agosto 2018 32


¿QUE ES LA INDUSTRIA PESQUERA?

DEFINICIÓN

El sector pesquero, más conocido como industria pesquera,

es una parte del sector primario, o más bien una

actividad económica de este, que se basa completamente

en la pesca y producción de pescado, marisco y cualquier

otro producto procedente del mar para su posterior

consumo o incluso utilización como materia prima.

El lugar del que procede la mayor cantidad de actividad

en este terreno es el mar. Los grandes buques de pesca

y sus labores, junto con la acuicultura, son los pilares

base sobre los que se construye un sector de magnitud

global que tiene, en España, a un gran representante

tanto por cifras como por innovación en los procesos.

La importancia de esta industria es algo más que considerable.

El pescado no solo forma parte de la dieta del

ser humano, sino que también se utiliza para dar forma

a otros tantos productos que son parte de nuestro día a

día, como son por ejemplo los aceites y determinadas

harinas especiales, utilizadas en la cocina. Por tanto,

hablar de ella como una parte vital de la sociedad es

algo que cae por su propio peso.

A pesar de todos sus beneficios y la importancia que

posee, también trae consigo efectos negativos. La sobreexplotación

en la pesca realizada en los 90 provocó

que la población de diferentes especies marinas se viera

mermada drásticamente, hasta el punto de que algunas

han llegado a estar a punto de extinguirse por completo.

Hay algunas que, incluso, apuntan a desaparecer si

se mantiene el ritmo de extracción y consumo actual,

como es el caso del bacalao, tan sobreexplotado en todo

el mundo.

tanto con las criaturas marinas como con el entorno que

las rodea y nos rodea a nosotros, los humanos. A pesar

de la antigüedad que posee este conjunto de actividades,

sus avances van progresando de forma acorde a

las necesidades tanto productivas como sociales.

En definitiva, el sector pesquero es algo importante para

todas las personas; pero, como ya hemos indicado, su

correcto desarrollo hace que sea también importante

incluso para las especies marinas. Los excesos están

pasando factura en los mares y, gracias a las nuevas

estrategias que se están planteando, puede volver un

poco atrás para que estos se recuperen de la explotación

excesiva y, a su vez, permitan que podamos seguir

consumiendo sin temor a quedarnos sin existencias.

¿Cual es el estado del sector pesquero en España?

El sector pesquero tiene en España un país prácticamente

ejemplar dentro del marco de la Unión Europea.

Nuestro país es el primer productor a nivel industrial de

todo el continente, alcanzando una cota del 20% de la

producción total de todos los países que lo conforman.

Para ejemplificarlo, podemos echar un vistazo a las cifras

del año 2016, que reflejan un total de casi 900.000

toneladas de pescado y marisco capturados para su distribución

y consumo por toda la región europea. Consumo

que, por cierto, suele ir destinado en su inmensa

mayoría al sector alimentario, ya que apenas hay ejemplares

que se empleen para producir harinas y otros

productos.

Debido a esto, han surgido diferentes tendencias que

tratan de reenfocar la pesca industrial o, al menos, cambiar

su metodología por algo más sostenible y amigable

Ampliando el horizonte y pensando en la escala global,

España es la decimoctava fuerza productiva de esta in-

Revista Pesca agosto 2018 33


dustria a nivel mundial. Aquí, el trío en cabeza está conformado

por China (14,8 millones de toneladas), Indonesia

(6,1 millones de toneladas) y Estados Unidos (4,9

millones de toneladas), según los datos recogidos en

2014. Nuestro país conforma un pequeño 1,10% de la

producción total del mundo; un porcentaje que, aunque

parezca tan reducido, deja patente la fuerza que posee

dentro del sector.

No solo estamos en cabeza a nivel productivo, también

a nivel laboral. Hay un total de 4 países de la Unión Europea

que logran aunar la mayoría de la fuerza de trabajo

de este territorio. Italia, Portugal, Grecia y España

son los que concentran un total del 70% del trabajo en

este sector, siendo España la que logra llevarse un 22%

del conjunto total europeo en la industria del pescado.

También somos de los que más consumen pescado.

Aunque parezca extraño, por extensión y cantidad de

población, es Portugal la que lidera el consumo de los

productos derivados de esta industria en Europa, haciendo

que nuestro país quede en segundo lugar como

consumidor y que, a nivel global, estemos los quintos,

por detrás de otros grandes consumidores como Noruega,

Japón, Islandia y, como ya hemos indicado, Portugal.

Todas estas buenas cifras quedan rematadas por una

última, y es que en España estamos también en una

posición elevada con respecto a la lucha contra la pesca

ilegal. Los pescadores sin licencia, las políticas abusivas

y el incumplimiento de las leyes que rigen qué tipo de

piezas se pescan y cómo se atrapan son algo que está

fuertemente penado y perseguido en nuestro país.

Fuente

https://espesca.com/industria-pesquera/

Revista Pesca agosto 2018 34


FAO HACE PÚBLICO SU INFORME

SOFIA 2018

La producción mundial de productos acuáticos alcanzó

en 2016 los 171 millones de toneladas métricas, siendo

de acuicultura el 47 por ciento de este total, o el 53 por

ciento, si se excluye del dato las capturas pesqueras no

destinadas a consumo humano directo.

Estos son los principales datos que se extraen del Informe

Mundial del Estado de la Pesca y de la Acuicultura

de la FAO (SOFIA, 2018) que acaba de publicar el organismo

internacional.

Según SOFIA 2018, la acuicultura es la única responsable

del impresionante continuo crecimiento del suministro

de pescado y marisco para consumo humano directo.

Un dato que ha permitido que se haya duplicado el consumo

de pescado y marisco desde 1961, como confirma

al respecto José Graziano da Silva, director general de la

FAO. Lo que demuestra, señala, “que el sector de la

pesca y de la acuicultura es crucial para cumplir el objetivo

FAO de un mundo sin hambre y malnutrición”.

Por el contrario, la producción acuícola sigue creciendo.

Según los datos, el total de acuicultura incluyendo plantas

acuáticas fue de 110,2 millones de TM, con un valor

en primera venta de 243.500 millones de dólares. La

producción de peces y mariscos de acuicultura para

consumo humano directo se situó en 80 millones de TM

(231.600 millones de dólares), de las cuales, 51,4 millones

de TM fueron en tierra y 28,7 millones de TM marinas.

El consumo per cápita de productos acuáticos subió ligeramente

respecto al año anterior hasta alcanzar 20,3

Kg por persona y año.

Las capturas pesqueras están estabilizadas desde hace

una década en torno a los 90 millones de toneladas. De

hecho, en 2016 la cifra fue ligeramente más baja que el

año anterior con 90,9 millones de TM.

Las producción en volumen de especies alimentadas ya

ha superado a las no alimentadas. Esta proporción de

especies no alimentadas ha ido disminuyendo gradualmente

10 puntos porcentuales a 30,5 por ciento desde

2000 a 2016.

De plantas acuáticas la producción fue de 30,1 millones

de TM, 11.700 millones de dólares. La producción acuícola

no alimentaria alcanzó las 37.900 TM, 214,6 millones

de dólares. Este volumen representó el 96,5 por

ciento del total de plantas acuáticas producidas. El 3,5

por ciento restante fueron plantas silvestres recolectadas.

Las algas marinas son las más producidas. Esta produc-

Revista Pesca agosto 2018 35


ción ha pasado de 13,5 millones de TM en 1995 a algo

más de 30 millones de TM en 2016.

El crecimiento de la producción acuícola ha sido de 5,8

por ciento anual entre 2001 y 2016, y sigue siendo el

sector agroalimentario que se expande más rápido en el

mundo. Sin embargo, este crecimiento no está siendo ni

tal rápido como en la década de los 80’ y 90’ ni lo está

haciendo con la misma intensidad en todos los países.

Fuente

http://www.mispeces.com/nav/actualidad/noticias/

noticia-detalle/FAO-hace-pblico-su-informe-SOFIA-

2018.-Destaca-la-acuicultura-como-principal-proveedora

-para-consumo-humano-directo/#.W0OTcdVKjIU

Descargar el Informe SOFIA 2018

http://www.fao.org/3/I9540EN/i9540en.pdf

Revista Pesca agosto 2018 36


UNO DE CADA TRES PECES PARA

CONSUMO HUMANO TERMINA EN

LA BASURA

BY LISA SPEAR

Conforme más países dependen del pescado para alimentar

a sus poblaciones crecientes, el desperdicio de

las actividades de pesca está disparándose, provocando

preocupaciones por la sustentabilidad de las actuales

actividades de pesca alrededor del mundo.

Un tercio de peces en el mundo son pescados excesivamente,

y 35 por ciento de los peces pescados para alimento

nunca es comido. Se predice que las temperaturas

más calientes alrededor del mundo también alejarán

a los peces de las cálidas aguas tropicales, donde los

países dependen de la pesca, según un informe publicado

el lunes por la Organización de las Naciones Unidas

para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

“Hay demasiada presión sobre los recursos marinos y

necesitamos significativamente más compromisos de los

gobiernos para mejorar la condición de sus industrias de

pesca”, dijo Manuel Barange, director del departamento

de pesca y acuacultura de la FAO, a Reuters.

El reporte también mostró que uno de cada tres peces

podría nunca llegar a un estómago humano, ya que casi

35 por ciento de todos los peces pescados se desperdicia.

La mayoría de este desperdicio se debe a que el

producto se pudre a causa de la mala refrigeración o

por errores humanos. Algunos de los pescados también

son regresados al agua porque son las especies incorrectas

o son demasiado pequeños para ser vendidos.

“El desperdicio de alimento en un planeta hambriento es

indignante”, dijo a The Guardian Lasse Gustavsson, director

ejecutivo en Europa de Oceana, una organización

sin fines de lucro de conservación oceánica. “El hecho

de que un tercio de todos los peces pescados se desperdicie

es una causa enorme de preocupación para la seguridad

alimenticia mundial”.

Los datos también mostraron que la producción total de

pescado ha alcanzado un nuevo récord máximo, en

gran medida como resultado de más cría de peces en

China. El informe predijo que las granjas piscícolas continuarán

expandiéndose y que se consumirá casi 20 por

ciento más de peces para 2030.

“Desde 1961, el crecimiento mundial anual del consumo

de pescado ha sido dos veces más alto que el crecimiento

poblacional, demostrando que el sector de pesca

es crucial para cumplir las metas de la FAO de un mundo

sin hambre ni desnutrición”, dijo en el informe José

Graziano da Silva, director general de la FAO.

Análisis previos que incluyen cálculos de la pesca ilegal

muestran que las poblaciones silvestres de peces disminuyen

con más rapidez de lo que sugiere el informe de

la FAO, reportó The Guardian.

“La crisis de [la pesca excesiva] será difícil de resolver”,

comentó a The Guardian Daniel Pauly, de la iniciativa de

investigación Mar Alrededor de Nosotros de la Universidad

de Columbia Británica, Canadá. “Sin embargo, las

colaboraciones entre las diferentes partes interesadas

podrían ayudar a cambiar algunas de las tendencias negativas.

Este es el mejor ejemplar del [informe de pesca

de la FAO] que haya leído jamás”.

Fuente

https://newsweekespanol.com/2018/07/uno-tres-peces-consumobasura/

Revista Pesca agosto 2018 37


FAO: MEDIDAS PARA SALVAR A

LOS PESCADORES EXPLOTADOS Y

MALTRATADOS

Rosa Die Alcolea

Palabras de Mons. Fernando Chica Arellano. “Hay trabajadores

en el sector pesquero que son reclutados fraudulentamente

a través de intermediarios y agentes sin

escrúpulos”.

Mons. Fernando Chica Arellano, Observador Permanente

de la Santa Sede ante las Organizaciones y Organismos

de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura

(FAO, FIDA, PAM), señaló que para la Santa Sede

“es esencial que se tomen medidas eficaces e iniciativas

relevantes para monitorear, identificar y salvar a los

pescadores que son víctimas de la trata y de tratos inhumanos

y degradantes”.

El representante del Vaticano intervino al término de la

Conferencia “Asegurar la pesca sostenible desde el punto

de vista social, ecológico y comercial”, durante la 33ª

reunión del Comité de Pesca (COFI) de la FAO, en curso

del 9 al 13 de julio de 2018 en la sede de la FAO en Roma.

Mons. Chica Arellano dedicó unas palabras de agradecimiento

a los coorganizadores de la conferencia, en particular,

los Países Bajos, la Comisión Europea y los interlocutores

sociales europeos en el sector de la pesca.

Junto con estas delegaciones —dijo el prelado—, la Santa

Sede ha querido apoyar esta ocasión de reflexión para

promover el objetivo de la pesca sostenible que satisfaga

las demandas de las personas, pero también para

confirmar que las muchas instituciones de la Iglesia católica

en todo el mundo están comprometidas en el

desarrollo y la realización de diversas iniciativas para

contribuir a este esfuerzo.

Así, el prelado reconoció la labor “seria y calificada apreciada

por todos” que está llevando a cabo la FAO en

este sector, y apreció los “impresionantes esfuerzos”

que la FAO realiza, convirtiéndose en una estructura

central dentro del sistema de las Naciones Unidas para

la gestión racional de los problemas de la pesca y de los

pescadores.

PREOCUPACIÓN FUNDAMENTAL

La promoción de la pesca sostenible y responsable debe

ser una “preocupación fundamental” en la actividad nacional

e internacional, indicó Mons. Fernando Chica, citando

uno de los puntos de la encíclica Laudato Si’, del

Papa Francisco: “Los océanos no solo contienen la mayor

parte del agua del planeta, sino también la mayor

parte de la vasta variedad de seres vivientes, muchos

de ellos todavía desconocidos para nosotros y amenazados

por diversas causas. Por otra parte, la vida en los

ríos, lagos, mares y océanos, que alimenta a gran parte

de la población mundial, se ve afectada por el descontrol

en la extracción de los recursos pesqueros, que provoca

disminuciones drásticas de algunas especies. Todavía

siguen desarrollándose formas selectivas de pesca

que desperdician gran parte de las especies recogidas.

Están especialmente amenazados organismos marinos

que no tenemos en cuenta, como ciertas formas de

plancton que constituyen un componente muy importante

en la cadena alimentaria marina, y de las cuales

dependen, en definitiva, especies que utilizamos para

alimentarnos” (nº 40).

En su discurso, dirigido a embajadores, representantes

permanentes y funcionarios de la FAO, el Observador

Permanente indicó: “Es imperativo que redescubramos

la sabiduría que nos permite considerar la pesca como

un recurso importante y precioso para el futuro de la

familia humana”.

Revista Pesca agosto 2018 38


Para resolver las situaciones relacionadas con la explotación

excesiva de los recursos pesqueros y la falta de

coordinación en ese sector, “es necesario implementar

las diversas disposiciones contenidas en los numerosos

convenios que regulan el sector pesquero”.

Siguiendo los discursos de los diversos oradores, Mons.

Chica subrayó que todos llevamos en nuestros corazones

la dimensión humana de la actividad pesquera. “Sin

embargo —advirtió—, también somos muy conscientes

de las noticias relacionadas con la explotación de los

pescadores, cuyo trabajo a menudo es precario, en muchos

casos forzado, en los cuales algunos incluso han

sido víctimas de la trata de personas”.

Todo ello “debería hacernos reflexionar sobre las actividades

de nuestros gobiernos, organizaciones intergubernamentales

u organizaciones de la sociedad civil”,

afirmó.

ES TIEMPO DE ACTUAR

Para poner remedio a la situación, “no debemos permanecer

en lo teórico, ni hablar en términos retóricos. Es

tiempo de actuar”, puntualizó el prelado.

Hay trabajadores en el sector pesquero que son reclutados

fraudulentamente a través de intermediarios y

agentes sin escrúpulos, denunció Mons. Fernando Chica.

Viven en condiciones verdaderamente inhumanas, lejos

de sus familias durante mucho tiempo, con un trabajo

continuo y peligroso, con contratos falsos o como peones

de sus jefes. Se conocen casos de gran crueldad,

que son causa de amarga tristeza.

Para la Santa Sede, “es esencial que se tomen medidas

eficaces e iniciativas relevantes para monitorear, identificar

y salvar a los pescadores que son víctimas de la

trata y de tratos inhumanos y degradantes”, señaló.

PESCADORES EXPLOTADOS

Debemos hacerlo fomentando “medidas y disposiciones

que protejan a los pescadores explotados, engañados y

maltratados, medidas que respeten los tratados internacionales

de pesca particularmente en el sector laboral, y

que sigan luchando contra el flagelo atroz de la trata de

seres humanos”, aclaró Mons. Fernando Chica.

“Si nos convencemos de que el sector pesquero no solo

proporciona recursos materiales sino también valores

espirituales, esa riqueza interna que tanto falta en nuestros

días y que es el fruto de la solidaridad, el intercambio

y la fraternidad, entonces realmente podremos hacer

el bien”, destacó Mons. Chica.

De esta forma —expresó el prelado—, el trabajo de todos

los que componen el sector pesquero podrá mejorar

y el nuestro se convertirá en un servicio eficaz para cada

persona y contribuirá a la promoción de la dignidad

humana y la grandeza de los pueblos.

Fuente

https://www.mensaje.cl/fao-medidas-para-salvar-a-lospescadores-explotados-y-maltratados/

La pesquería sigue siendo conceptuada como fuente de riqueza vía exportación, negándonos a aceptar

que primero debe ser fuente de alimentación nacional y luego ser usada como arma estratégica de negociaciones

en un mundo que poco a poco se verá más inundado por el hambre.

Una pesquería sostenible solamente será posible cuando el país alcance el adecuado nivel de madurez

cívica que le permita entender y aceptar que se requiere colocar el interés nacional por encima de los intereses

de parte.

El interés nacional requiere que se desechen los intereses económicos grupales y se privilegie la alimentación

de la población nacional por encima de todo. Ello impone una adecuada preservación de los recursos

pesqueros, del ecosistema y del medio ambiente, de tal forma que se garanticen alimentos baratos para

toda la población del país en forma prioritaria.

Revista Pesca agosto 2018 39


ESTUDIO FLOTA DE BUQUES

PRIMERA PARTE

ANTECEDENTES GENERALES

Rene Pallalever.P

Especialista en Flotas Buques

CAPITULO I - ANTECEDENTES GENERALES

OBJETIVO GENERAL DEL PROYECTO

El Objetivo principal del proyecto consiste en determinar el tamaño de un buque pesquero de cerco, más eficiente y rentable

para la explotación del Jurel en la Zona Centro - Sur se considera como Base el Modelo de Gordon-Scheffer ( Acceso

Libre y Explotación Optima de los Recursos Naturales ), ver Anexo ( Papers Modelo Básico Explotación Pesquera ).

OBJETIVO ESPECIFICO DEL PROYECTO

Establecer a un armador como dueño de su propio pesquero y que este vende su producción a una planta o fábrica de

harina de pescado en forma de contrato exclusivo.

Determinar el tamaño del pesquero de cerco más rentable para una zona en constante crecimiento, con naves de mayor

tamaño, más eficientes en las capturas, para operar dentro y fuera de las 200 millas, expandiendo su actividad en el

Mar Presencial de Chile basado en un régimen de libre acceso.

CAPITULOII-MARCO TEORICO

DESCRIPCION DEL PROYECTO

La idea de este estudio de tres buques radica en el Desarrollo de una nueva unidad pesquera, distinta a las tres medida

que se propone que requiere de largos y detallados intercambios de ideas con el usuario Inversionista a fin de

fijar parámetros, diseños preliminares, elaborar modelos para pruebas en el Canal de pruebas y un sin número de detalles

previos al lanzamiento al mercado de un nuevo modelo esto asociado al Análisis Económico a realizar.

Asimismo uno de los aspectos importantes que se consideró en este estudio a la hora de definir un tamaño óptimo de

nave, es el costo de la inversión inicial. Este factor tiene un comportamiento exponencial no lineal, es decir los barcos

más grandes (1500 m3 C.B) son muchos más caros debido a su complejidad, las exigencias de las autoridades y en especial

por el costo de su equipamiento.

Revista Pesca agosto 2018 40


Ver Figuras.

CANAL DE PRUEBAS HIDRODINAMICAS

Universidad Austral de Chile

CARACTERISTICAS GEOMETRICAS DE LOS BUQUES

ECONOMICO : OPTIMIZACION EN RENTABILIDAD

Rene Pallalever, Especialista Estudio Flotas Buques Pesqueros, también Investigador en simbolismo antiguo y culturas

precolombinas ,he desarrollado publicaciones en Ingeniera Económica de Buques, Arqueología, Antropología ,Medio Ambiente

y Economía de los Recursos Naturales ,que cubren aspectos desconocidos de la evolución, cualquier duda contactarse

a mi Email:

rpallalevero@gmail.com,Movil:+56948445953,

Octava Región

CHILE

Revista Pesca agosto 2018 41


DESASTRE PESQUERO EN

CHILE

El 5 de julio pasado, casi un millón de salmones exóticos

se fugaron en aguas chilenas desde las jaulas de cría de

la empresa Marine Harvest. Esto ocurrió en Punta Redonda,

ubicado en la isla Huar, del mar interior de Chiloé.

Los empresarios reconocieron el desastre y también

que 463.000 de esos peces se hallaban en tratamiento

con altas dosis del antibiótico Florfenicol, que los hace

no aptos y peligrosos para el consumo humano.

El impacto ambiental de las liberaciones de especies

ajenas a los ecosistemas silvestres (marinos o terrestres)

es la segunda causa de extinción a nivel mundial.

Por ello, este tipo de producciones con jaulas de cría en

aguas abiertas representa una amenaza ecológica, sanitaria

y hasta productiva para los pescadores artesanales

de peces autóctonos.

Es sabido que los restos de muchos de los peces muertos

en estas estaciones de cría terminan arrojados al

mar, favoreciendo la propagación de patologías y también

la proliferación de algas negativas para los ecosistemas

marinos y perjudiciales para los muchos peces

autóctonos de alto valor económico.

La historia de las especies invasoras demuestra en todo

el mundo que las fugas son una de las principales causas

de origen de estos problemas, que atentan contra la

biodiversidad, las economías regionales, la salud pública

y la salud de los ecosistemas. También se sabe que una

vez liberadas su control o erradicación exige inversiones

millonarias para detener sus impactos negativos en todas

esas esferas. La Argentina lo sabe y tanto el Gobierno

como distintas ONG luchan contra ello. Sin embargo,

recientemente, el Ministerio de Agroindustria de

la Nación suscribió un convenio de cooperación con Noruega

para analizar la potencial cría intensiva de peces

exóticos en jaulas oceánicas o en piletones "indoors",

como en Chile, pero en aguas marinas de Santa Cruz y

Tierra del Fuego.

Lo cierto es que en virtud del abundante conocimiento

científico sobre la amenaza que representan las especies

invasoras en el país y del episodio ocurrido en el

mar de Chiloé que, aclaremos, no es aislado-, estas formas

de producción van a contramano de lo aconsejado

por los científicos y ambientalistas. Además, las evaluaciones

y análisis pecan por focalizarse en los aspectos

productivos y no en los riesgos ecológicos. Si a ello le

sumamos que nuestro país no es un modelo ejemplar

en materia de control de la actividad pesquera, como

tampoco en la fiscalización del uso de sus recursos naturales

terrestres, abrir nuevos frentes de control es no

menos que imprudente.

Por ello, en el actual marco político, económico, administrativo,

ecológico y científico lo mejor es apostar a

mejorar las capacidades de pesca sostenible de nuestros

propios recursos y de su control eficaz. El desgraciado

ejemplo chileno nos ayuda a reflexionar en esta

dirección.

Fuente

https://www.lanacion.com.ar/2153754-desastre-pesquero-en-chile

Revista Pesca agosto 2018 42


Revista Pesca agosto 2018 43


Revista Pesca agosto 2018 44


NUEVA ZELANDIA HACIA UN

MODELO DE PESCA SOSTENIBLE

A través del uso de sistemas tecnológicos que permitan

el monitoreo de la recolección y el empleo de formas

más eficientes de arrastre, el gobierno pretende el control

de los límites de captura establecidos y hacer efectivos

los derechos anuales que adquieren grandes, medianos

y pequeños pescadores.

El avance de Nueva Zelandia hacia un modelo de

pesca sostenible

El año 2015 el Ministerio de Industrias Primarias impulsó

un proceso de consulta ciudadana con el fin de modernizar

el sistema de administración pesquera con el objetivo

de asegurar que el manejo de los recursos sea justo y

sustentable. Si bien este proceso llamado El futuro de

nuestras pesqueras no ha visto totalmente la luz, se espera

que logre avances concretos en regulación ambiental

y en el uso responsable de los recursos. Una revisión

de esta experiencia, en la siguiente nota.

Necesidad de actualizar la política pesquera

Nueva Zelandia se reconoce como un país dependiente

del entorno natural para que sus habitantes se ganen la

vida, principalmente del mar, pues es gracias a este recurso

que llegan millones de turistas al año, estudiantes

e inversores. También es una fuente de recursos importante

de donde se producen alimentos, energía, transporte,

además de ser el lugar donde se realizan prácticas

recreativas y culturales. Es por ellos que el océanos es el

lugar de donde pescadores de todos los tamaños extraen

distintos tipos de especies.

Sin embargo, la importancia de este recurso no ha estado

dentro de las prioridades legislativas en las últimas

décadas, pues las leyes encargadas de regular los recursos

naturales y la actividad pesquera tienen 30 años de

vigencia. Según un informe de la OCDE publicado en

marzo de 2017 sobre desempeño ambiental se señala

que “el crecimiento económico del país asiático ha comenzado

a mostrar sus límites ambientales, principalmente

por la contaminación del agua y la amenaza a la

biodiversidad”. Por esta razón es que el organismo instó

al gobierno neozelandés a crear nuevas oportunidades

económicas que generen usos más sostenibles y desarrollar

una visión a largo plazo de una economía más

verde y baja en carbono.

Las conclusiones del informe tuvieron eco en la sociedad

civil neozelandesa, cuando la Environmental Defence Society

(EDS) publicó un informe documental Voces desde

el Océano: Manejando las pesqueras de Nueva Zelandia,

donde se muestra a través de imágenes y testimonios

los éxitos ambientales y los fracasos del sistema actual,

pero también hace un llamado para que se realice una

reforma de la gestión pesquera que no solamente tenga

una planificación más completa sobre la industria, sino

que la política de pesca sea regulada por una nueva

agencia de océanos.

Estas consideraciones coinciden con la decisión tomada

el año 2015 por el Ministerio de Industrias Primarias de

revisar el sistema de manejo de los océanos. Entre las

razones más importantes para tomar tal decisión está el

hecho que de hay 15 mil especies presentes en los 4,4

millones de kilómetros cuadrados de zona económica

exclusiva. De esto, cerca de 420 mil toneladas de pescados

se explotaran mensualmente durante 2016, lo que

genera más de ocho mil empleos, principalmente para el

procesamiento de los productos. Según cifras del propio

ministerio, más de un 90 por ciento de los productos son

exportados, lo que genera ganancias que superan el 1,3

millones de dólares.

Fortalecer el sistema de gestión para asegurar la

sostenibilidad

El replanteamiento de la política que regula la pesca ha

tenido como objetivo principal que tanto las actividades

recreativas y comerciales de Nueva Zelandia se gestio-

Revista Pesca agosto 2018 45


nen de manera sostenible. Para ello plantea el fortalecimiento

del sistema de gestión pesquera para garantizar

la sostenibilidad a través de dos programas, uno de seguimiento

digital, que precise y actualice la información

sobre el monitoreo de la actividad comercial y otro para

ajustar las técnicas de explotación del recurso.

El primero, consiste en desarrollar un nuevo sistema digital

cuyo fin es rastrear la actividad pesquera comercial.

Esto permitirá la incorporación de nuevas tecnologías en

los procesos de verificación para que los informes de explotación

sean más precisos. Esto supone que los barcos

de pesca comercial emitan informes electrónicos de sus

capturas para conformar libros de registro electrónico.

Asimismo, la digitalización supone la necesidad de contar

con informes electrónicos de posición, para verificar donde

y cuando ocurrió la pesca. Por si fuera poco, se platea

la posibilidad de realizar un monitoreo electrónico con

cámaras a bordo.

Otro de los aspecto a reformar por el MPI es un cambio

en las regulaciones para que la pesca comercial utilice

nuevas tecnologías para el arrastre. Estas nuevas tecnologías

no solo permiten un mayor control por parte de la

autoridad en relación a las recolecciones, sino que logrará

un impacto positivo en la biodiversidad marina, ya que

reducirán la captura accidental de especies como aves o

peces en peligro de extinción.

Ambas medidas, más que una decisión unilateral tomada

por el Ministerio, fue sometida a una consulta ciudadana

con el fin de que todos los involucrados, principalmente

pequeños, medianos y grandes pescadores, además de

otros stakeholders, decidan si son convenientes para la

generación de empleo, contribuyen al manejo sostenible

del mar neozelandés y aseguran que los recursos pesqueros

perduren en el tiempo. Ambas medidas fueron

aprobadas en marzo y abril de 2017.

Cuotas para la pesca sostenible

A pesar de todo el replanteamiento que realiza el gobierno

neozelandés para modificar las condiciones de

pesca y avanzar a una mayor sostenibilidad, desde 1986

es uno de los países en el mundo con mayor conciencia

en el cuidado de las especies marinas. Dicho año se estableció

el llamado cuota sistema de gestión (QMS por

sus siglas en inglés) donde se establecen 100 especies

permitidas comercialmente, las que se dividen en 638

poblaciones.

Este orden en la disponibilidad de las especies permite el

establecimiento de límites para la captura anual. Según

un documento del Ministerio de Industrias Primarias, al

controlar la cantidad de peces extraídas por las pesqueras,

se garantiza la sostenibilidad, ya que aseguran que

siempre se mantenga un stock permanente de especies.

Si los límites de captura establecidos por el QMS no son

respetados por las pesqueras, se establecen sanciones

financieras o la prohibición de pescar.

La idea que respalda el QMS es que los pescadores tienen

a través de una suerte de arriendo, los derechos para

la captura de determinadas porciones de la Captura

Total Permitida (TAC por sus siglas en inglés) de una

determinada especie. Aunque las cuotas de una especie

se pueden intercambiar por otras, el TAC supone un proceso

de evaluación de la actividad que incorpora datos

de la biología marina en contraposición con la información

entregada por las pesqueras. Hasta el año 2017

existían TAC para 640 poblaciones de peces, que representaron

alrededor de 620 mil toneladas.

El establecimiento de esta captura permitida ha permitido

la concesión de subsidios a las comunidades maoríes

para que desarrollen técnicas de pesca tradicional, como

también que se desarrolle la pesca recreativa. Sin embargo,

todos los actores involucrados en la pesca, ya

sean pequeños pescadores como grandes comerciales,

deben adquirir derechos anuales de captura, los que al

momento de hacerse insuficientes pueden ser comprados

a otros pescadores que no hayan completado su

cuota, pues los derechos anuales de captura se pueden

comprar, vender y arrendar.

Fuente

https://www.bcn.cl/observatorio/asiapacifico/noticias/

avance-nueva-zelandia-pesca-sostenible

Revista Pesca agosto 2018 46


¿A QUIÉN PERTENECEN LOS MARES

MEXICANOS?

Gabriel Quadri De La Torre

Al analizar los graves problemas de México para gestionar

sosteniblemente sus mares surge una pregunta existencial.

¿A quién pertenecen los mares mexicanos?

¿Quiénes tienen derecho a valorarlos y a darles diferentes

destinos? Hasta ahora, a pesar de que los mares son

propiedad de la nación de acuerdo con el Artículo 27

constitucional, pareciera que la industria pesquera posee

derechos exclusivos de uso y abuso. Se asume como

dueña y vocifera contra toda iniciativa de conservación.

Supone que todo el mar territorial y patrimonial debe ser

explotado sin cortapisas. Pesquerías decaen, especies

desaparecen y ecosistemas marinos completos son impactados,

en contra de la sustentabilidad de la propia

industria. Actores y representantes de la industria pesquera

creen que los mares y sus recursos son su propiedad.

Difícilmente admiten otro actor, aunque se trate de

intereses públicos o legítimos intereses locales, por

ejemplo, a favor de las áreas naturales protegidas, del

aprovechamiento sustentable por parte de pescadores

ribereños o del turismo de observación no consuntiva de

especies y ecosistemas marinos.

El poder de los intereses pesqueros es ubicuo. Hay muchos

ejemplos de esta virtual omnipotencia. Recordemos

cómo la mayor parte de la zona de exclusión en la sonda

de Campeche, donde se localizan las instalaciones estratégicas

de la industria petrolera en México, ha sido recientemente

abierta a la explotación pesquera, a pesar

de riesgos muy claros a la seguridad nacional y a la integridad

de la infraestructura. También a pesar de que eso

significa romper una verdadera caja de ahorro ecológico

y pesquero en el golfo de México. Destaca asimismo cómo

en la creación en diciembre del 2016 de grandes reservas

del Pacífico profundo y del Caribe mexicano, la

industria pesquera se impuso a la visión conservacionista.

En el primer caso, al lograr que la reserva sólo sea

aplicable ¡a partir de los 800 metros! lo que es insólito y

elimina cualquier restricción práctica a la pesca; el resto

de la columna de agua de esa profundidad a la superficie

se mantuvo a disposición libre de la industria. En el segundo

caso, al permitir la pesca en toda la reserva, además

de que las zonas núcleo marinas inician sólo a ¡100

metros de profundidad! El poder de la industria pesquera

se manifestó igualmente con el rechazo a la iniciativa de

Ley General de Biodiversidad, que pretendía otorgarle a

la Semarnat facultades en materia de vedas a la explotación

de especies marinas. Otra expresión palmaria del

poder pesquero es el fuerte caudal de subsidios que

otorga la Conapesca a la industria y que representan

más de 70% de su presupuesto, incluyendo subsidios a

diesel y gasolina, motores, barcos, cascos y equipamiento

a embarcaciones mayores. Los subsidios logrados por

la industria pesquera rondan en 2,000 millones de pesos

anuales y son detentados en un alto porcentaje por las

grandes empresas armadoras de pesca industrial. Otra

muestra es que la industria pesquera y la propia Conapesca

(capturada por la industria) ignoran lineamientos

de la Carta Nacional Pesquera y planes de manejo de

pesquerías diseñados por el Inapesca, en el esfuerzo

pesquero real y en el otorgamiento de permisos.

La entrega total e insostenible de los mares a la explotación

pesquera no está escrita en ningún lado; es consecuencia

de un soslayo histórico, institucional y cultural

hacia nuestro territorio marino y de la sobrerrepresentación

política otorgada a los actores del sector. Esto último,

no obstante, que la pesca contribuye con un porcentaje

muy pequeño del PIB, apenas 0.1%, y del empleo

de la Población Económicamente Activa total: 0.34 por

ciento.

Los mares son de todos los mexicanos y la conservación

en áreas naturales protegidas marinas es un uso y destino

estratégico que debe asumirse y hacerse realidad.

Fuente

https://www.eleconomista.com.mx/opinion/A-quien-pertenecen-losmares-mexicanos-20180629-0036.html

Revista Pesca agosto 2018 47


AGUAS INTERNACIONALES:

¿RECURSOS DE LIBRE ACCESO O

PATRIMONIO MUNDIAL?

LUIS ÁNGEL YÁÑEZ

Expertos coinciden en que faltan acciones integradas ante

las numerosas actividades que se desarrollan en los

océanos, desde la pesca hasta la navegación, la minería,

las comunicaciones y la investigación científica

La salud de los océanos está amenazada por conflictos

de intereses entre Gobiernos, corporaciones y Organizaciones

No Gubernamentales, denunciaron expertos internacionales

reunidos hoy en Francia para bordar la seguridad

d las aguas internacionales.

“Estamos lejos de saber todo lo que hay en las zonas

marinas fuera de las jurisdicciones nacionales, áreas comunes

que representan el 40 % de la superficie del planeta

y el 62 % de la de los océanos”, dijo David Johnson,

coordinador de la Iniciativa Global de la Biodiversidad

de los Océanos.

Los problemas del mar se agravan mientras más lejos de

las orillas se está, pues a partir de las 200 millas náuticas,

que son responsabilidad de las zonas económicas

exclusivas de los países, nadie ejerce ni respeta leyes o

tratados.

Estas denuncias fueron hechas en la localidad francesa

de Boulogne-sur-Mer, donde se realizó este miércoles

una conferencia dentro del programa “Océanos Comunes”,

de la Organización de la ONU para la Alimentación

y la Agricultura (FAO) y el Fondo Mundial para el Medio

Ambiente (GEF), que busca profundizar en el modo de

mejorar la protección de la biodiversidad y el uso sostenible

de los recursos en alta mar.

Desinformación

“El debate actual gira en torno a la recogida de datos, la

coordinación, los recursos financieros, el refuerzo del

cumplimiento de la ley y el conocimiento de esas zonas”,

destacó Johnson.

Los expertos coincidieron en que faltan acciones más

integradas ante las numerosas actividades que se desarrollan

en aguas internacionales, desde la pesca hasta la

navegación, la minería, las comunicaciones por cables

submarinos o la investigación científica.

Regulaciones

Desde la Convención de las Naciones Unidas sobre el

Derecho del Mar de 1982, se han aprobado distintos instrumentos

internacionales que regulan sectores concretos

como la pesca, las embarcaciones o la biodiversidad.

Sin embargo, esta legislación no ha sido suficiente para

garantizar la biodiversidad y la gestión sostenible de los

recursos en alta mar.

El año pasado, la Asamblea General de la ONU dio luz

verde a la negociación de un nuevo acuerdo “unificador”

y legalmente vinculante a nivel internacional para la protección

de los recursos del mar.

La directora de la División de Asuntos del Océano y del

Derecho del Mar de la ONU, Gabriele Goettsche-Wanli,

afirmó que existen “divergencias” sobre el uso de esos

recursos, cómo se debe regular su acceso, los beneficios

derivados de su utilización o los derechos de propiedad

intelectual.

La forma de transferir tecnologías a países menos desarrollados

o los mecanismos para asegurar el cumplimiento

del tratado son otros de los aspectos que generan diferencias

entre los países.

Amenazas

Actualmente, las áreas en alta mar, en su mayoría gestionadas

por organizaciones regionales de ordenación

pesquera, están amenazadas por la contaminación, la

sobreexplotación y el cambio climático, entre otros factores.

El consultor de la FAO, Tony Thompson, resaltó que gracias

a investigaciones en alta mar “hemos aprendido mucho

del estado de los mares” y en los últimos años esas

Revista Pesca agosto 2018 48


organizaciones internacionales han contribuido al control

de la pesca y se han creado nuevos órganos de gestión

en el sur del océano Pacífico y en el Índico.

Romain Trouble, director general de la ONG francesa

Tara, especializada en expediciones marinas, insistió en

que “para preservar los ecosistemas hay que saber cómo

funcionan” y puso de ejemplo las 5.000 nuevas especies

que han descubierto en el fondo de los océanos.

La función del mar para almacenar carbono, los efectos

del cambio climático, la contaminación con plásticos, los

cambios en la oxigenación de los océanos y su acidificación

harán más presión sobre los ecosistemas marinos,

por lo que se necesita más investigación.

Existen opiniones diferentes sobre lo que debe hacerse

con los mares. Unos se inclinan a considerarlos como

patrimonio mundial que merece ser protegido y otros

como fuente de recursos de libre acceso.

En todo caso, hace falta incrementar la capacidad de los

Estados y otros actores para cumplir los acuerdos, promover

la cooperación, desarrollar leyes a nivel nacional e

impulsar la creación de instituciones como agencias, universidades

y órganos regionales.

Fuente

https://www.elciudadano.cl/medio-ambiente/aguas-internacionalesrecursos-de-libre-acceso-o-patrimonio-mundial/06/27/#ixzz5JuWb8zqS

Visiones

LA SUTIL ARROGANCIA DE LOS

EMPRESARIOS PERUANOS

Escrito por

Victor Vich

Crítico literario. Doctor en Literatura Hispanoamericana

en Georgetown University, EEUU. Es profesor en la PUCP

e investigador en el IEP.

Ayer en el programa “Nada está dicho”, Renato Cisneros

intentó preguntarle al congresista Pedro Olaechea por

qué los empresarios peruanos tienen tanta mala fama en

muchos aspectos aunque muchos de ellos no se den

cuenta. Discutiendo sobre los problemas (y lobbys) detrás

de la ley de plásticos, el periodista hizo el siguiente

comentario:

“La percepción ciudadana de los congresistas que representan

a empresarios o de los empresarios es que

se trata de un sector indolente, insensible, que vela más

por sus intereses que por…”

Y, en ese momento, y con un tono muy tajante, el congresista

lo interrumpió y dijo lo siguiente:

“Bueno es el sector que arma los 150 mil millones del

presupuesto de los ingresos del Estado…”

Ese es exactamente el problema: los empresarios en el

Perú creen que ellos “solitos” son los productores de la

riqueza nacional. De manera increíble, invisibilizan el trabajo

de los miles de obreros que realizan en sus empresas,

fábricas o campos. Muchos creen que ellos son el

todo.

Por ejemplo, si el sector agroexportador es hoy una punta

de la producción nacional, eso no solamente se debe

a las gestiones de los dueños de las tierras (cada vez

concentrada en pocas manos) sino, además, a miles de

trabajadores hoy llamados “mano de obra no calificada”

que trabajan más de ocho horas en sus campos, no reciben

CTS, tampoco gratificaciones, tienen solo 15 días de

vacaciones al año y ganan alrededor de 1000 soles. Ese

sector, sin embargo, contribuye a producir la riqueza de

muchos otros, pero (bajo esas condiciones y con esos

sueldos) no puede aspirar al ahorro (y, mucho menos, a

tener una casa de playa, por ejemplo)

Todos los trabajadores del Perú somos partícipes y responsables

de esa cantidad de dinero que recibe como

ingreso el Estado peruano. Quienes no somos empresarios

y solo tenemos nuestras manos o nuestra voz para

trabajar (soy solo un profesor), también contribuimos a

Revista Pesca agosto 2018 49


generar esa cantidad de la que habla el congresista

Olaechea.

No hay que haber estudiado mucha economía para afirmar

(y saber) que la riqueza la produce la sociedad en

su conjunto y no un solo sector social. No hay que haber

estudiado algo de lingüística o análisis de discurso para

observar cómo hoy los empresarios peruanos se arrogan

-ellos solitos- en sus discursos el crecimiento económico

nacional y para notar cómo invisibilizan, en sus frases, el

trabajo realizado por otros, muchas veces en pésimas

condiciones bajo su propia responsabilidad. Muchos lo

han dicho ya: buena parte de las formas de acumulación

capitalista en el Perú tienen bastante de economía de

enclave: por lo general dependen del trabajo barato y,

por supuesto, del mercado informal.

Es grave: los empresarios peruanos ya no distinguen entre

sus intereses particulares y los intereses de los demás.

No ven la diferencia y eso se ha vuelto un problema

para la conducción de la nación. PPK es el ejemplo

más claro (y triste) de ello. El modelo que hoy los empresarios

defienden se ha “naturalizado” tanto que ellos

solo razonan de esta manera: “Lo que es bueno para mis

intereses, es naturalmente bueno para todo el país”.

Nuevamente, es el mismo gesto: creen, de manera autoritaria,

que el interés de una parte -su parte- es el interés

del todo.

Sin embargo, hasta una sociedad capitalista como la de

los EEUU, a través de su Departamento de Trabajo, ha

condenado el actual régimen laboral agroexportador

pues se trata, a todas luces, de una nueva forma de esclavitud.

En realidad, los empresarios peruanos siguen

sin modernizarse para aquello que no les conviene y no

tienen reparo en defender viejas prácticas esclavistas: el

hoy recordado Aníbal Quijano llamó a esto la

“colonialidad de poder”. Por razones históricas, los empresarios

peruanos suelen construir sus negocios apelando

a la mano de obra barata, a la desregulación, la cual

siempre quieren generalizar hacia muchos otros rubros.

La educación privada funciona también así: los dueños

de colegios y universidades privadas están dispuestos a

invertir en muchos rubros menos en los sueldos de quienes

realizan la labor más importante: los profesores.

mercancía (ese sistema en el que se oculta buena parte

de la realidad) sostuvo lo siguiente:

“En la consciencia de los hombres el mundo aparece

completamente diferente de cómo es en realidad, desfigurada

en su estructura, arrancada de sus auténticas

relaciones. Se precisa un trabajo mental muy especial

para que el hombre del capitalismo pueda traspasar esta

fetichización, para que tras las categorías materializadas

(mercancía, dinero, precio, etc.) determinadoras de la

vida cotidiana de los hombres pueda comprender su auténtica

esencia: las relaciones sociales de los hombres

entre sí.”

Pero, bueno, ya sabemos que a los empresarios peruanos

no les interesa la filosofía (y, algunos, hasta la desprecian).

Este tipo de empresario ya nunca se pregunta

qué es lo justo, sino solo cómo maximizar ganancias.

Olaechea no parece una mala persona en lo privado pero,

como muchos otros, dijo también que no se arrepentía

de haber votado por Keiko a pesar de que sabemos

muy bien lo que eso significa. Años atrás, el propio PPK

bailó con ella, apoyándola, en un mitin político. Es decir,

muchos de ellos están dispuestos a entregarle el país a

una clarísima red de corrupción a costa de que no les

toquen un mínimo de sus intereses.

Todo esto venía al caso de las discusiones en torno a la

ley de plásticos. Necesitamos “plazos razonables de ajuste”

decía el empresario, pero ya sabemos que en el Perú

ese es un viejo truco: una vez cumplido el plazo se activan

todos los lobbys para pedir una nueva extensión y

así y así, y los verdaderos cambios siempre se postergan

a efectos de no pensar en el bien colectivo y en la simple

obsesión por maximizar ganancias. Hay miles de ejemplos

sobre cómo nunca se cumplen los acuerdos y sobre

permanentes “pedidos” de extensiones: el actual régimen

laboral agrario, la reforma del transporte, los PAMA

medioambientales, etc.

Fuente

https://victorvich.lamula.pe/2018/07/05/la-sutilarrogancia-de-los-empresarios-peruanos/victorvich/

Un viejo filósofo húngaro, explicando las dinámicas de la

Revista Pesca agosto 2018 50


GOBIERNO POSTERGA HASTA

AGOSTO DECISIÓN SOBRE

INCREMENTO DE LOS DERECHOS

DE PESCA

Propuesta de Produce deberá ser aprobada por el Consejo de Ministros.

El Ministerio de la Producción informó hoy que será en agosto y ya no a fin de este mes cuando se decida un

posible incremento en la contribución de las empresas por los derechos de pesca.

“Estamos procesando la información concerniente y a fin de mes tendremos una posición para llevarla luego al

Consejo de Ministros para su discusión. Y en agosto se tomará la decisión sobre los derechos de pesca”, señaló

el ministro de la Producción, Raúl Pérez-Reyes.

Cabe recordar que a inicios de mes Pérez-Reyes había anunciado que la decisión se tomaría a fines de julio.

"Esta evaluación implica analizar todos los costos asociados a las pesquerías de manera conjunta, lo que incluye

no solo losderechos de pesca (las regalías que pagan las pesqueras industriales por extraer y elaborar harina

y aceite de pescado), sino también los aportes sociales y otros, de manera que podamos conocer el impacto

en la industria", refirió el ministro.

Aporte social

Pérez-Reyes también señaló que el Decreto Legislativo 1084 (sobre Límites Máximos de Captura por Embarcación),

que habilita el aporte social (de la pesca de la anchoveta) venció en junio, y que el Congreso no logró

ampliar el plazo de vigencia de esta contribución.

Es por ello que presentarán un nuevo proyecto de ley en el que no plantearán valores o montos (para el aporte

social) porque lo prevén definir de manera técnica, “mirando (también) el cálculo completo de los derechos de

pesca”, anotó.

Fuente

https://gestion.pe/economia/gobierno-posterga-agosto-decision-incremento-derechos-pesca-239017

Revista Pesca agosto 2018 51


EL ATLÁNTICO SUR

ARGENTINO ENAJENADO

Dr. César Augusto Lerena

Experto en Atlántico Sur y Pesca, 14 de julio 2018.-

Ocurren en nuestro país cuestiones suficientemente graves

que le impiden al argentino medio ver un panorama peor, pero,

algo huele mal entre el Reino Unido de Gran Bretaña y la

Cancillería Argentina respecto al Archipiélago de Malvinas1 y

nuestro mar argentino.

El 13 de septiembre de 2016 el entonces Secretario de Relaciones

Exteriores Carlos Foradori declaró junto al ministro británico,

Alan Duncan, respecto al Atlántico Sur lo siguiente: «…

adoptar las medidas apropiadas para remover todos los obstáculos

que limitan el crecimiento económico y el desarrollo

sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo comercio, pesca,

navegación e hidrocarburos» manteniendo la “fórmula del paraguas”.

Aquellas declaraciones fueron reiteradas -pese a la

oposición del Congreso Nacional- por el actual Ministro de Relaciones

Exteriores Jorge Faurie y el Embajador inglés Mark

Kent.

Además, de una reunión llevada a cabo en Londres entre el

vicecanciller argentino Pedro Villagra Delgado y el referido

Duncan junto a la llamativa participación de los legisladores

británicos en Malvinas Mike Summers y Phyl Rendell, la Cancillería

reunió en Buenos Aires el 14 y 15 de mayo de 2018 al

desactivado (2005) Subcomité Científico de la Comisión de

Pesca del Atlántico Sur (CPAS), formado por funcionarios británicos

y argentinos para retomar las actividades de cooperación

científica bilateral, quedando prevista una próxima reunión en

Londres en noviembre de 20182, aunque, también habrían

participado de la misma -insólitamente- habitantes de Malvinas.

Algo huele mal: No se puede acordar cuidar nuestros recursos

con quién los depreda3. ¡Es la biología, estúpido! Acordar

con los ingleses sobre las capturas o la investigación del

recurso en el Atlántico resulta inadmisible porque se trataría

de aportarle información científica al Reino Unido sobre el ecosistema

argentino; una información que a la luz de la dependencia

económica que tienen las islas a la captura del calamar,

resulta confidencial y estratégica. Si la Cancillería Argentina

acuerda con los británicos asegurándoles que el recurso pesquero

llegue a Malvinas y evitando que otros buques sin licencia

inglesa los pesquen previamente o los propios buques argentinos

los capturen cortando el ciclo migratorio al archipiélago,

sería contribuir a sostener la ocupación inglesa. ¡Una acción

más bien propia de una colonia del Commonwealth!

El gobierno, seguramente bajo pretexto de insertarse en el

mundo, manifiesta no tener «hipótesis de conflicto» y, pareciera

estar dispuesto a cooperar con el Reino Unido de Gran

Bretaña en el desarrollo de Malvinas, dejando de lado lo prescripto

en la Constitución Nacional. Es poco probable que, promover

un acuerdo pesquero y facilitar los traslados aéreos con

los isleños se trate solo una cuestión de ineptitud, y cualquiera

podría suponer -aunque el gobierno no lo diga- que se trata de

una moneda de cambio para recibir apoyo internacional y hasta

«la generosidad» de Inglaterra de levantarle el embargo de

armas a la Argentina. Ya lo vivimos con Cavallo, cuando la

Unión Europea cerró las puertas a las exportaciones nacionales

luego de la guerra de Malvinas.

La cuestión territorial

Ahora bien, qué pasaría si Bolivia hubiese invadido la Provincia

de Jujuy (53.219km2), Paraguay hubiese hecho lo mismo con

la Provincia de Formosa (72.066km2), Brasil la Provincia de

Misiones (29.801km2) y Chile la isla grande de Tierra del Fuego

(21.263km2): sería un escándalo nacional y estarían movilizados

los argentinos y, ello, a pesar de que tendríamos menos

territorio ocupado por extranjeros que el invadido y explotado

unilateralmente por el Reino Unido de Gran Bretaña en el mar

argentino. ¿El gobierno se limitaría en ese caso hipotético solo

a reclamar en las Naciones Unidas que estos países vecinos se

sienten a negociar sobre la soberanía del territorio, como desde

hace más de 50 años lo hace la Cancillería argentina, respecto

Malvinas?

La superficie total continental e insular argentino alcanza a los

3.761.274 km2; de ellos, 2.791.810 km2 corresponden al territorio

continental; 11.410 km2 a las Islas Malvinas4, 310 Km2 a

Revista Pesca agosto 2018 52


las Sándwich del Sur y 3.850 Km2 a las Georgias del Sur;

969.464 km2 al continente antártico, que comprende la Antártida

Argentina, las islas Shetland del Sur (3.687 Km2) y las

Islas Orcadas del Sur (750 Km2).

El territorio marítimo argentino y su correspondiente plataforma

hasta las 200 millas marinas alcanza a los 4.799.000 km2

y, más allá de las 200 millas la extensión de la plataforma continental

ocupa 1.784.000 km2; pero, al gobierno, poco parece

importarle que una parte importante de este mar y sus islas

estén ocupados y explotados por una potencia extranjera.

TONELADAS DE RECURSOS PESQUEROS ARGENTINOS

CAPTURADOS CON LICENCIAS INGLESAS EN LA ZEE

ARGENTINA

(MALVINAS Y 200 MILLAS ADYACENTE)

Aunque los sucesivos gobiernos no lo digan y pocos argentinos

lo sepan, 1.639.900 km2 de ese territorio marítimo se encuentra

invadido por Inglaterra y no solo los 11.410 km2 de Malvinas.

Y ello ocurre, como consecuencia de la ocupación de facto

de 200 millas marinas -unos 438.000 km2- alrededor de

Malvinas 5 y otras tantas millas alrededor de Georgias del Sur

y Sándwich del Sur6. Se agregan a ello 1.900 Km2 ocupados

en forma prepotente7 al noroeste de Malvinas -el GAP o brecha

marítima- una importante área de calamar y, más de 1

millón de km2 declarados “reserva ecológica” en forma unilateral

por Gran Bretaña y donde, por lo tanto, se nos impide el

ejercicio de nuestros derechos soberanos. Además de ello, el

Reino Unido reclama derechos sobre la plataforma continental

argentina y la Antártida.

¿No es hora qué el gobierno nos informe oficialmente, cuántos

kilómetros cuadrados tenemos ocupados por Inglaterra y cuáles

son los beneficios de cooperar con el gobierno inglés en

Malvinas y el atlántico sur?

La cuestión territorial, es dramática y humillante, pero la situación

es peor aún.

La cuestión pesquera

A la explotación de los recursos pesqueros por parte de la flota

argentina se suman las capturas de buques uruguayos como

consecuencia del Tratado del Río de la Plata y su Frente Marítimo

firmado en 1973, por el cual, la Argentina comparte una

importante zona común de pesca del atlántico sur. Además de

ello, más de 500 buques extranjeros pescan ilegalmente unas

800 mil toneladas anuales de recursos migratorios y asociados

de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) Argentina y, a su vez,

buques españoles, coreanos, taiwaneses, chinos, neozelandeses,

noruegos, polacos, rusos, chilenos, sudafricanos, uruguayos

y británicos pescan con licencia inglesa en la ZEE Argentina

de Malvinas y de las Islas Georgias del Sur, con la particularidad,

de que «más del 90% de la exportación malvinense es

de participación española y termina en el mercado español y,

mientras eso ocurre, la “madre patria” española solo captura

el 1% en la ZEE de Gran Bretaña y, por el contrario, es tenedor

casi exclusivo de las cuotas de pesca de Malvinas» 8.

(1) Fuente: Grupo de Asesoramiento en Recursos Naturales

del Colegio Imperial (Londres, SW,7.1.90); (2) Revista Industrias

Pesqueras de España; (3) FAO. Estadísticas de Pesca Vol

62 pág. 123, 1986; (4) Capturas de Enero a mayo; (5) FIS.

Penguin News. Primer temporada del año. Fuentes: Redes &

Seafood /FIDD/Dirección de Pesca de Malvinas.

Seamos claros: más que declamar soberanía, los gobiernos de

turno no han hecho absolutamente nada por reducir esas capturas

que afectan el ecosistema argentino, cuyos productos

compiten en el mercado internacional y fortalecen la posición

inglesa en Malvinas. Son varias las estrategias posibles para

modificar esta apropiación británica del recurso, pero, en ningún

caso, la de acordar las capturas, transferir información

biológica o favorecer la logística aérea de las Islas.

Pero la inacción es más grave aún, ya que todos los Subsecretarios

y sus directores de Pesca, desde 1982 a la fecha, no le

han exigido el pago de derechos ni aplicado sanciones y/o

multas a los buques extranjeros licenciados por el gobierno

ingles en Malvinas que pescan en la Zona Económica Exclusiva

Argentina 9, en total violación al Régimen Federal de Pesca.

Estos buques, han capturado en territorio nacional millones de

toneladas de pescados y calamares10 sin contar con permisos

de pesca y cuotas de captura, violando, gran parte de los artículos

de la Ley 24.922 y, haciéndose pasibles a las penalidades

previstas en el artículo 3º de la Ley 26.386. Sobre esta

Revista Pesca agosto 2018 53


cuestión un fiscal federal debería intervenir para establecer si

los citados funcionarios han incumplido -al menos- con los deberes

de funcionarios públicos y cuál es la pérdida económica

del país por la falta de pago de derechos y la ausencia de penalidades

y, qué acciones se han tomado, para evitar la captura

clandestina de nuestros recursos pesqueros.

Como será la impunidad con la que los ingleses explotan nuestros

recursos pesqueros en el territorio marítimo nacional, que

la Subsecretaría de Pesca Argentina no los considera propios,

ya que, como puede verse en las estadísticas de desembarques

(léase capturas) de la página oficial del Ministerio de

Agroindustria de la Nación11, no se registran las capturas de

los buques extranjeros que operan con licencia inglesa en el

área de Malvinas (captura de foto, 13/7/18)12.

Respecto a los 500 buques extranjeros que pescan sin control

dentro y fuera de la ZEE Argentina (en este último caso migratorios

y asociados); deberíamos preguntarnos, ¿qué ha hecho

el gobierno? Casi nada, la Prefectura ha capturado un promedio

de 2 buques por año en los últimos 35 años y, ello, podría

deberse a una decisión política del gobierno, a la carencia de

medios suficientes para asegurar un control sostenido en todo

el territorio marítimo o a la incapacidad de la Prefectura, porque,

nadie podría creer, que ante semejante cantidad de buques

depredadores solo ese número insignificante barcos capturados

han pescado nuestros recursos pesqueros o asociados.

En medio de tanto desamparo en las Islas celebraban en 2016

«los treinta años de un hito que resultó fundamental para el

desarrollo y transformación de la economía del archipiélago»

como expresó su Director de Pesca John Barton, refiriéndose a

la proclamación del 29 de octubre de 1986 de la «Zona Interina

de Conservación y Administración (FICZ) y al decir que la

pesca en Malvinas representa un 40% del PBI de las Islas,

mientras, que la Legisladora británica en las Islas Phyl Rendel,

con intereses en la pesca, manifestó que cuando uno mira la

ciudad, casi todo ha sido construido con lo que podemos llamar

los fondos generados por la pesca y el calamar»13.

Por su parte, la Asociación de Empresas de Pesca de las Islas

Falkland, FIFCA, a fines de 2016 manifestó que se ha logrado

“una significativa localización de la industria, y en particular

una recaudación sustancial en materia impositiva que equivale

al 10% del valor de las ventas, más una tasa de transbordo

que se aplica a los buques que no cuentan con licencia de captura,

por lo que entienden, que el costo de las licencias deberían

comenzar a bajar”14.

Es evidente la escasa preocupación que tienen las autoridades

argentinas en defender los recursos pesqueros y el espacio

marítimo, contrastando con los avances y preocupación de

unos pocos malvinenses bajo la dirección del inglés Barton. Y

tal es el contraste, que mientras, el gobierno inglés en Malvinas

le niega licencias de pesca a los buques chinos por entender

que este país no cumple con los estándares internacionales

sobre pesca ilegal (INDNR)15 el Consejo Federal Pesquero,

bajo el pretexto de renovar la flota, facilita el nuevo ingreso de

poteros chinos usados al Atlántico Sur. Se recicla, no la flota,

sino el viejo cuento de la disponibilidad del recurso, la participación

en el negocio de algunas empresas locales de capitales

chinos y se deja afuera a la industria nacional.

La cuestión portuaria de Montevideo

Por Decreto 256/10, el gobierno argentino estableció la obligatoriedad

a los buques que hacen tránsito con Malvinas de solicitar

permiso a las autoridades nacionales; medida que fue

apoyada retóricamente por América latina, y aunque, inicialmente

Uruguay tomó la decisión de no autorizar el ingreso a

sus puertos de buques que operen en Malvinas, desde hace

años pueden verse cientos de buques con licencia de la gobernación

británica en las Islas o barcos que capturan especies

migratorias o asociadas de la ZEE Argentina, a punto tal, que

en 2015 operaron en Montevideo 359 buques extranjeros y un

año después se creó la Cámara de Agentes Pesqueros Extranjeros

(CAPE), constituyéndose este Puerto, en el apoyo logístico

más importante del atlántico sur de los buques que depredan

el mar argentino, representando, para ese país un ingreso

de 300 millones dólares anuales16.

Los transbordos de productos argentinos en Montevideo y la

concentración de las operaciones del atlántico sur en este

puerto, lo colocan en el centro de la escena y, nos retrotraen,

poco menos que a 1770 cuando por Real Orden del 7/12/1770

se estableció a Montevideo como el único puerto para operar

en el Virreinato.

Si se confirma que China invertirá en Montevideo para hacer

un centro de logística pesquero y un puerto franco, el dominio

del atlántico sur quedará en manos de los asiáticos y Gran

Bretaña.

La cuestión del apoyo económico a las actividades marítimas

Revista Pesca agosto 2018 54


Mientras que España tiene una ayuda de 1.550 millones de

EUR del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca y, buques de este

país pescan nuestros recursos y conforman joint ventures en

Malvinas, los sucesivos gobiernos argentinos no destinan fondos

para el control y ocupación del mar argentino ni para el

desarrollo de la industria naval, mercante y pesquera. El último

hecho fue el veto del PEN a dos artículos de la reciente ley

Marina Mercante aprobada por el Congreso que hubiese permitido

financiar la construcción de barcos mercantes y fluviales

que, a la par de refundar la fabricación de buques en país,

generar recursos económicos, ocupar mano de obra argentina,

habría de mostrar nuestra vocación soberana en la hidrovía

Paraná-Paraguay y el litoral marítimo.

C.E.E. (artículo 16º) y, c) Control sobre las Fuerzas Armadas

Argentinas (Anexo 1 párrafo primero)».

El Dr. Julio González, detalla en forma pormenorizada nuestra

pérdida de soberanía con la firma de este documento y precisa

«…el artículo 4º publicitado como un logro del gobierno argentino,

exhibe en cambio una supremacía total de Gran Bretaña

sobre el territorio de nuestro país y una hegemonía no disimulada

sobre la conducción política e institucional de la Argentina

desde el momento en que Inglaterra adquiere el derecho de

Controlar todos los actos de las Fuerzas Armadas de la Argentina

(artículo 52 A, B y C del Tratado). En el artículo 5° se consignan

los derechos que adquiere Gran Bretaña sobre las Fuerzas

Armadas de la Argentina» y concluye: «Todo lo transcripto

y analizado hasta aquí nos permite constatar que a partir del

31 de marzo de 1990 la Patagonia Argentina y el Mar Austral

Argentino serán objeto de una soberanía virtualmente compartida

con Gran Bretaña. La “Bilateralidad” de las relaciones militares

entre Inglaterra y la Argentina en esa zona excluye toda

participación de las fuerzas armadas argentinas.

Es así como la Argentina marítima y aérea queda en su parte

austral bloqueada, vigilada y aislada por la hegemonía de una

Potencia Extracontinental que usurpa un archipiélago de su

territorio y que además es árbitro permanente de sus fronteras

con la República de Chile. Todo esto se ha concedido y aceptado

a cambio de nada».

La cuestión militar y el Acuerdo de Madrid

De las declaraciones, mal llamadas “Acuerdos de Madrid”17

promovidos por Dante Caputo durante el gobierno radical y

firmados por Domingo Cavallo en 1989/90 sin ratificación del

Congreso18, se conoce la “fórmula del paraguas” que congeló

a la Argentina en una inconducente pretensión ante las Naciones

Unidas de discutir la soberanía con Gran Bretaña, mientras

que el Reino Unido avanza en forma sostenida y creciente ocupando

más y más territorio marítimo argentino y reclamando

derechos sobre la plataforma continental y la Antártida. Sin

embargo, poco se conoce de los demás aspectos de esas

“declaraciones conjuntas”, que Julio González precisa en forma

magistral en su libro “Tratado de 1990 entre Argentina y Gran

Bretaña (la rendición incondicional de la Argentina)” donde

refiere: «En el artículo 2° el Tratado refiere a la soberanía de

las Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur y de sus espacios

marítimos circundantes, de la Declaración Conjunta del 19 de

octubre de 1989; pero, este enunciado es falso. Como hemos

de ver los artículos 12º, 16º y el Anexo 1 crean obligaciones

que abarcan todo el territorio de Argentina y comprometen su

soberanía: a) Inversiones Económicas Privadas (artículo 12º);

b) Política Exterior de la Argentina en América Latina y en la

En este escenario, de dependencia militar, alguien podría explicar,

¿qué hacía el antiguo submarino ARA San Juan sumergido

al este de Malvinas o en el talud continental? ¿desconocía

la Armada, el efecto que podía ocasionar en el Reino Unido el

submarino en ese espacio marítimo? ¿se trataba de una operación

secreta no comunicada según lo pactado en los “acuerdos

de Madrid”?

La situación militar de hoy es mucho peor que la incapacidad

en la que se encontraba la Argentina, en los recordados episodios

de febrero de 1960 en el Golfo Nuevo y luego de la guerra

de 1982. Por el contrario, el Reino Unido posee en Malvinas

la base militar más importante del cono sur; el importantí-

Revista Pesca agosto 2018 55


simo aeropuerto de Monte Agradable con dos pistas de asfalto

asiento militar de tropas de la Royal Air Force británica, un

submarino nuclear, fragatas misilísticas y realiza periódicas

operaciones marítimas con las que reafirma la ocupación británica.

A todo ello se agrega el Satellite Launch and Tracking Control

General (CLTC) en Neuquén bajo soberanía y control del Ministerio

de Defensa chino e importantes pistas privadas en la

Patagonia.

El Atlántico Sur está enajenado por obra de la incapacidad de

los gobiernos de turno. Algo hay que hacer al respecto, menos

acordar con quien nos cercena la soberanía, bajo pena de traición

a la patria.

1 Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur.

2 Ministerio de Relaciones Exteriores. Información de Prensa Nº

199/18 15/5/18.

3 El solo otorgamiento de licencias por 25 años por parte del gobierno

inglés en Malvinas para la captura de un recurso biológico

demuestra su actitud depredadora de los recursos naturales.

4 El archipiélago de las Malvinas está formado por dos islas principales,

separadas por el estrecho de San Carlos: Al este la Isla

“Soledad” (6.353 km²) y al oeste la Isla “Gran Malvina” (4.377 km²).

Además, hay unas 15 Islas de más de 20 Km2 y entre menores e

islotes unas 200; entre las que podemos mencionar al este de la Isla

Soledad: las de Bougainville y María; al sur: las de Águila, Jorge, Pelada

y Beauchesne; al oeste de la Gran Malvina: San José, San Rafael

y Goicochea; y al noroeste: las de Borbón; Vigía, Trinidad; Rosario y

las Sebaldinas.

5 Hasta abril de 1982 las Islas tenían tres millas de protección alrededor.

El 29/10/1986 el Reino Unido estableció la “Falkland Islands

Interim Conservation and Management Zone” (FICZ), la “Zona de

Administración y Conservación Pesquera” con un radio de 150 millas

alrededor de Malvinas, con lo cual les otorga a los isleños el control

de la pesca y el otorgamiento de licencias de pesca dentro de ese

radio y por fuera de la ZEE. Cuatro años después, el 28/11/1990, el

Gobernador inglés en las islas (por imperio de la Reina) dicta la Proclama

N°2 y establece una “Zona Económica Exclusiva” (ZEE) de 200

millas alrededor de las Malvinas, justificándolo en la Convención de

las Naciones Unidades sobre el Derecho del Mar.

6 Por Proclama N°1 del Gobernador de las Malvinas del 7 de mayo de

1993 se establecen 200 millas alrededor de los archipiélagos Georgias

del Sur y Sándwich del Sur.

7 Por Proclama del 22/8/1994 del Gobernador inglés en Malvinas.

9 MercoPress. South Atlantic New Agency 15/2/2016 “Falklands: comenzó

la temporada del calamar Illex con 105 licencias otorgadas”

“El gobierno de las Falklands ha venido implementando su política de

pesca y extendiendo los consiguientes permisos o licencias desde

1987 cuando el establecimiento definitivo de su zona económica exclusiva

en aguas circundantes”.

10 MercoPress. South Atlantic New Agency, 29/10/16. Penguin News.

“El total del tonelaje de calamar Illex capturado en las tres décadas

se estima en unos 3.7 millones, en tanto el tonelaje de Loligo en 1.6

millones de los cuales, algo así como 57.000 contenedores”. “El calamar

generalmente representa el 75% del total de capturas anuales

de pesca en aguas de las Falklands”.

11 https://www.agroindustria.gob.ar/sitio/areas/pesca_maritima/

desembarques/

12 La Dirección de Pesca de Malvinas publica las capturas anuales.

13 MercoPress. South Atlantic New Agency, 29/10/16. Penguin News.

14 MercoPress. South Atlantic New Agency, 4/11/16. Penguin News.

15 La Opinión a Coruña, 16/6/18 Información del presidente de la

Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI), Javier Touza.

16 Presidente del Centro de Navegación Mario Baubeta, 20/12/11

Mercopress.

17 La Declaración Conjunta sobre soberanía se emite en Madrid el

19/10/1989. Arturo Frondizi le dijo a Cavallo respecto a los acuerdos

de Madrid, para los peronistas usted es un traidor a la patria”. El 16 y

17/8/1989 (previo a Madrid) se reunieron en Nueva York el Embajador

inglés Crispin Tickell y el embajador argentino Lucio García del

Solar. El inglés le dijo: “le pedimos que Argentina reconozca que existe

una Zona exclusiva de Pesca (FICZ). No le pedimos al gobierno

argentino que diga nada en público, sino que sigan las cosas”. A lo

que García del Solar respondió: “…La Argentina no está pidiendo el

levantamiento de la Zona de pesca; si la zona militar” (sic). En los

hechos la moneda de pago al ganador de la guerra de 1982 por Malvinas.

18 González, Julio “Tratado de 1990 entre Argentina y Gran Bretaña

(la rendición incondicional de la Argentina)”: La Constitución Nacional

en su art. 67 inciso 19 establece categóricamente que “corresponde

al Congreso... aprobar o desechar los tratados concluidos con las

demás naciones”. Por lo tanto, si no media consideración y aprobación

del Cuerpo Legislativo el Tratado anglo-argentino precipitadamente

firmado en Madrid el 15 de febrero de 1990, no habrá de ser

obligatorio para la República Argentina ni tendrá el carácter de “ley

suprema de la Nación” que el art. 31 de la Constitución Nacional les

adjudica a los Tratados aprobados por el Senado y por la Cámara de

Diputados de la Nación.

Dr. César Augusto Lerena

Experto en Atlántico Sur y Pesca, 14 de julio 2018.-

8 La flota de la UE cierra filas. Redes Nº 208 pág. 22/28, mar-abr

2017.-

Revista Pesca agosto 2018 56


SE VA A REFUNDAR LA PESCA EN

MEXICO CON AMLO, ASEGURA

RAÚL ELENES ANGULO, PRÓXIMO

COMISIONADO NACIONAL DE

Por Sibely Cañedo

PESCA

Una reestructuración a fondo de la Conapesca, acabar

con la corrupción en el sector y convertir a México en

potencia pesquera y acuícola, son las metas del próximo

comisionado en el gobierno de Andrés Manuel López

Obrador

Ciudad de México/Sinaloa.-“Se va a refundar… Se va a

reestructurar toda la política pesquera nacional”.

De esta manera, el sinaloense Raúl Elenes Angulo

puso en dimensión la sacudida que viene para la industria

pesquera y acuícola en el país, de cumplirse el

plan alternativo de nación de Andrés Manuel López

Obrador, hoy Presidente electo de México.

Ratificado como el próximo titular de la Comisión Nacional

de Acuacultura y Pesca (Conapesca), Elenes

Angulo replica el discurso de AMLO contra la corrupción.

Esto implicará una “revisión exhaustiva” en el ámbito

administrativo de todos los programas sociales, de los

sueldos, de la planta laboral…

“Forma parte de las instrucciones para todo el gobierno

federal, por ejemplo, ya se estableció que ningún funcionario

ganará más que el Presidente, así que si este ganará

unos 120 mil pesos al mes, los demás funcionarios

tendremos que ganar mucho menos.”

Pero más allá de la revisión institucional, ¿qué cambios

se pueden esperar en esta industria de cristalizarse el

proyecto del nuevo gobierno?

De acuerdo al Plan de Nación 2018-2024 y los planteamientos

del próximo titular de la Conapesca, este giro

tiene que ver principalmente con: la inclusión de la seguridad

alimentaria como eje de la política pesquera; la

conversión de la pesca ribereña a la maricultura comunitaria

y el combate a la corrupción, sobre todo en el Instituto

Nacional de la Pesca.

EL MAR: MOTOR DE SEGURIDAD ALIMENTARIA

Raúl Elenes afirmó que la acuacultura y la pesca ya no

será considerada sólo una actividad económica, sino

también uno de los motores para garantizar la seguridad

alimentaria del país.

“México puede ser una potencia pesquera y acuícola,

pero también alimentar a los mexicanos, hoy en día se

produce lo que es rentable y se desperdicia mucho producto,

haremos programas para que ese alimento llegue

a alimentar a quienes tienen menos posibilidades”, expresó.

El actual dirigente estatal de Morena aseguró que

con el inicio de los gobiernos neoliberales, con Carlos

Salinas de Gortari (1988-1994), el sector social de la

pesca se vino a pique y los barcos y empresas

pesqueras fueron privatizadas.

Entonces, apuntó, su objetivo fue hacer negocio y se

dejó en el olvido su vocación de producir alimento.

En este aspecto, una de las acciones más importantes

será incentivar el consumo de pescado en México, ya

que actualmente sobresale la ingesta de mariscos como

el camarón y otros, que no aportan un alto valor nutrimental.

Para lo cual, se lanzarán campañas decididas

a modificar los hábitos alimenticios de los mexicanos

para impulsar la comercialización de los productos

nacionales.

Por otro lado, se trabajará con la consigna de dar continuidad

a los programas que funcionan, modificar los que

sean deficientes, y de plano, eliminar o sustituir a

Revista Pesca agosto 2018 57


aquellos que no sirven.

EL DIAGNÓSTICO: UN BARCO SIN RUMBO

En 2017 se produjeron en México 1.8 millones de

toneladas de productos pesqueros y acuícolas, una

cantidad suficiente para alimentar a miles de personas.

Esta producción representó un valor de 38 mil millones

de pesos, que ubicaron a nuestro país en la posición

número 17 en producción pesquera y 24 en acuacultura,

según datos de la Conapesca. Se estima que en esta

actividad participan 300 mil pescadores y acuacultores

de manera directa, y alrededor un millón y medio de personas

dependen de esta actividad.

No obstante, apuntó Elenes Angulo, desde gobiernos

centralistas esta cantidad no figura en un país de más de

127 millones de habitantes.

“Han tenido un criterio estrictamente económico, sin ver

el potencial que tiene la pesca y la acuacultura, pero

también hay otros factores, como el político, entonces

dicen es poquito, no me genera suficientes votos y ahí lo

van dejando”, analizó.

Otro tema que preocupa al próximo Presidente es el porqué

el 70 por ciento de la producción proviene sólo de

cuatro estados: Sinaloa, Sonora, Baja California y

Baja California Sur, cuando el país cuenta con extensas

regiones con ese potencial.

En su opinión, el gobierno de Salinas de Gortari marcó

el inicio de la debacle de la pesca como actividad estratégica

del país, por lo que ahora se buscará cambiar esa

visión.

Las problemáticas que aquejan a la pesca son variadas y

complejas: alto costo de energéticos, deficiente inspección

y vigilancia, falta de ordenamiento, insuficiente investigación

científica y concentración de esfuerzo pesquero

en pocas especies. Tal como sucede también

en la acuacultura.

LA MARICULTURA, EL NUEVO SECTOR CLAVE

Proyecciones de la FAO, la organización de

las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación,

prevén que para este año la producción de

granjas acuícolas supere a la de las capturas en medios

silvestres. Sin embargo, México no se ha preparado para

esta tendencia.

Uno de las acciones de este gobierno será la conversión

de la pesca ribereña a la maricultura comunitaria a través

de “poner en marcha micro-empresas sociales comunitarias

o unidades de producción acuícola en modalidades

que sean sustentables”. Se establece en el apartado

de acuacultura y pesca en el Plan de Nación 2018-

2024.

La maricultura se plantea como una estrategia para disminuir

las afectaciones por la incertidumbre ante los

cambios climáticos y como una manera de garantizar

las condiciones de inocuidad e higiene que demandan

los mercados internacionales.

Al impulsar este tipo de opciones productivas, se espera

también inhibir la pesca ilegal, actualmente

una de las más graves amenazas para la sustentabilidad

de los productos pesqueros.

INAPESCA: DECISIONES DIFÍCILES, NO POLÍTI-

CAS

Una de las áreas fundamentales es el Instituto Nacional

de la Pesca. Es el órgano encargado de la investigación

científica que da soporte a las decisiones del sector,

como concesión de permisos, declaratoria de vedas

y zonas de reserva.

Sin embargo, advirtió el próximo comisionado, su funcionamiento

está en revisión, así como su permanencia.

“Hay denuncias de que el Inapesca es juez y parte, un

organismo para las decisiones políticas de quienes se

han encargado de la Conapesca, necesitamos incentivar

la investigación científica y tecnológica de primer nivel”,

insistió el morenista.

De cualquier manera, agregó, se requiere que las instituciones

de educación superior apoyen en esta labor y

aporten una opinión que no venga del sector gubernamental.

Bajo esa dinámica, será necesario también incentivar

la educación tecnológica pesquera, que había sido

abandonada a raíz del neoliberalismo.

Aunque muchos puntos no son definitivos, desde este

martes iniciaron los trabajos para elaborar los planes

de acción antes de la toma de funciones en esta comisión

nacional, que por lo pronto se queda con esta

figura, dependiente de la Sagarpa. Aunque no se descarta

que eventualmente se convierta en una secretaría.

Por lo pronto, viene una serie de consultas con los empresarios

y líderes más representativos de este

sector en todo el país, para ajustar el proyecto que habrá

de regir una actividad que da sustento a miles de

mexicanos.

Revista Pesca agosto 2018 58


ACCIONES EN MATERIA DE PESCA PLANTEADAS

POR AMLO:

1. Mantener la producción pesquera y acuícola nacional

por encima de los 1.7 millones de toneladas aplicando

medidas de producción sustentables e impulsando la

acuacultura.

2. Promulgar la nueva Ley de Pesca y Acuacultura Responsables.

3. Transparentar la asignación de permisos.

4. Trasladar de la CONAPESCA a la PROFEPA las facultades

de Inspección y Vigilancia para evitar Conflictos

de Intereses.

5. Suscribir Convenios con la Dirección General de Ciencia

y Tecnologías del Mar de la SEP (administra 74 planteles

en los litorales mexicanos y en aguas interiores)

para desarrollar un programa permanente de capacitación

e instrucción a todos los actores de esta actividad.

6. Promover el ordenamiento pesquero comprometido

con el desarrollo sustentable.

7. Organizar al sector social de la pesca.

8. Fortalecer los Sistemas-Producto con la participación

de pescadores, acuicultores, maricultores y productores

en general, de forma que puedan ser utilizadas también

otras figuras asociativas diferentes al cooperativismo, y

que también se constituyen con partes sociales (p. ej. S.

de R.L. de C.V.).

9. Fomentar el desarrollo tecnológico nacional para mejorar

y fortalecer la pesca, la acuacultura y la maricultura.

Fuente

https://www.vanguardia.com.mx/articulo/se-va-refundar

-la-pesca-en-el-pais-con-amlo-asegura-raul-elenesangulo-proximo-comisionado

Revista Pesca agosto 2018 59

More magazines by this user
Similar magazines