Views
1 week ago

Manual de Diplomado en Valores

Material de apoyo para el diplomado en valores 2018

Para

Para tener en cuenta! MÓDULO II.A TEMA 1: EL NOVIAZGO, PREPARACIÓN PARA EL MATRIMONIO El noviazgo es la etapa del enamoramiento, tiempo de preparación inmediata para el matrimonio, en el que dos personas de distinto sexo se conocen y desarrollan la capacidad de comunicarse y de quererse en vistas al matrimonio. Hay quien dice que novio significa “no-vió”, para evitarlo el noviazgo ha de ser escuela donde se aprende a amar, no en momentos excepcionales o situaciones límite, sino en esos pequeños actos de la vida cotidiana, sabiendo que casarse es iniciar una historia para toda la vida. Los elementos que componen el amor pueden reducirse a cuatro: 1. La atracción mutua, física y moral; si unos novios no se sienten atraídos en alguno de estos aspectos, es mejor que lo dejen. 2. La imaginación: hace falta ejercitar la imaginación para descender de la "idea" a la "realidad", pero también se requiere imaginación para verse conviviendo toda la vida con una persona que tiene tales o cuales defectos. 3. El dominio del yo: el yo como es natural, ha de intervenir íntimamente para que el amor sea personal, pero, a la vez, hay que mantenerlo a raya para que no lo invada todo y anule al otro; ambos deben dominar su yo respectivo (eso es propiamente libertad, dominio, señorío sobre uno mismo) para que pueda existir entre ellos "amistad". 4. La amistad; marido y mujer deben ser los amigos más íntimos entre todos los amigos; esa posibilidad debe verificarse en el noviazgo; hay parejas que se gustan, pero que no tienen capacidad para ser buenos amigos. ¡Que lo rompan, porque no serían felices! 46

Para tener en cuenta! Ten tus ojos bien abiertos antes del matrimonio; y medio cerrados después de él. (Benjamin Franklin) Cada uno de estos elementos deberá entrar en composición con los demás en una determinada medida y proporción, es entonces cuando el ansia de amar y ser amado estructura el amor como una verdadera síntesis afectiva, capaz de perdurar en el tiempo y hacer que la pareja esté cada vez más unida. No es lo cotidiano lo que mata el amor, sino la falta de amor en lo cotidiano. NO SEXO SINO AMOR Lo propio del amor es "dar", no "tomar" o "poseer". Muchas veces se presenta en los medios de comunicación la sexualidad como un juego y el amor como una pasión y se plantea la vida como persecución continua de satisfacciones, identificando felicidad con placer inmediato. Hay “prisa por vivir”. La prisa –esa necesidad de ejecutar algo con urgencia- es siempre negación. El carácter de aventura que tiene el amor reclama saber esperar. La espera es un ingrediente necesario de la felicidad y un componente fundamental de la vida humana. Saber esperar es saber vivir en el tiempo: un agricultor cuenta con el tiempo para la cosecha de los frutos; una madre cuenta con el tiempo para el nacimiento de su hijo; los novios han de saber que el “amor” no se “hace” –no es una relación ocasional- sino que se conquista día a día, esforzándose por construir una unidad de aprecio, amistad y bien mutuo, teniendo como base el respeto. Espera no es pasividad, sino disponibilidad activa hacia lo que se aproxima: en el caso de los novios, guardar la castidad como un tesoro de entrega fiel en la vida matrimonial. Amar bien es guardar el equilibrio del amor. Cabe preguntarse: ¿Es el amor atracción sexual? La "atracción sexual" es esa fuerza genérica, que Dios ha puesto en el corazón de los seres humanos, mediante la cual los hombres se sienten atraídos por las mujeres y éstas, por los hombres. El estar enamorado, hace referencia a una persona del otro sexo con exclusión de las demás. Es muy importante advertir que en la evolución de la afectividad el enamoramiento no se refiere todavía a una persona individual, concreta, irrepetible. Se refiere más bien a un tipo de persona; se tiene un «ideal» de hombre o de mujer. Muchas veces se oye «esta persona es muy guapa(o), pero no es mi tipo». aludiendo al ideal que se tiene del otro sexo. Este ideal hace su aparición en la adolescencia y ya no desaparece. Pero está sometido a una evolución permanente. En la adolescencia, el ideal de persona del otro sexo está configurado por elementos preferentemente físicos; por ejemplo, color de los ojos, cabellos, anchura de hombros, cintura estrecha, etc. Más adelante, cuando la persona va evolucionando hacia la madurez, también va madurando este ideal, enriqueciéndose con elementos de carácter moral - interesando, junto con los elementos físicos, los aspectos morales- 47

Los valores son los mismos, lo que ha cambiado es el ... - IEEM
Manual de la Alumna. Guía - Educación en valores
revista completa en pdf - Revista EL BUHO
revista completa en pdf - Revista EL BUHO
Obras escogidas en prosa y en verso, publicadas é inéditas ..
definiendo el amor sumario - Fraternidad Cristiana de Personas con ...
Manual de Derechos Humanos para Personas con Discapacidades ...
Onfray_Michel-Antimanual_de_filosofia
Para mi el vivir es Cristo - Diocesi di Brescia
Dios ha sido bueno - Cuarto día
20130529_112133_6concursoensayo_jorgepena
MI SECRETO - Frente de Afirmación Hispanista