Views
6 months ago

Manual de Diplomado en Valores

Material de apoyo para el diplomado en valores 2018

Para

Para tener en cuenta! MÓDULO II.B TEMA 3 EDUCAR LA VOLUNTAD La existencia de cada persona es una aventura de la cual ella es su propio protagonista. En ella no conoce el final, pero en cierto modo lo anticipa, cuando se propone metas que hacen realizables sus ideales. Cada día, cada acto la decisión voluntaria, contribuye o no a la realización de las propias aspiraciones, planes y metas. Una voluntad es auténtica, cuando existe coherencia entre lo que se piensa, hace y dice, unidas por un buen Proyecto de vida. La educación de la voluntad es un aspecto básico e importantísimo en la formación de la persona, no se puede dejar a la improvisación. “Ese niño tiene mucho talento; pero le gusta distraer a los demás, meterles en líos y después zafarse y quitarse él de en medio. Suele ir a lo suyo -es egoísta- aunque, como es listo, lo sabe disimular. Saca buenas notas, y tiene grandes dotes para casi todo. Lo malo es que parece disfrutar humillando a los que son más débiles o menos inteligentes, y se muestra insensible ante su sufrimiento. Me impresiona su cabeza, pero me aterra su corazón y su mala voluntad”. Este comentario de un profesor acerca de un alumno de 11 años, nos lleva a comprender enseguida que los padres y profesores han de prestar una atención particular a la formación moral, fijándose más en el esfuerzo que hacen los hijos o alumnos y elogiando menos sus dotes intelectuales. Muchas veces las grandes cabezas acaban fracasando porque no aprendieron a esforzarse, o no encauzaron sus esfuerzos a una meta que valga la pena, teniendo siempre presente el ayudar a los demás. Nadie nace sabiendo, igual que el niño va aprendiendo a distinguir el frío del calor, lo dulce de lo amargo, la salud de la enfermedad, así va aprendiendo a acertar, a distinguir la verdad del error, a elegir lo mejor. La voluntad crece en su ejercicio continuado, no se consigue de la noche a la mañana. ¿Cómo? Ejercitándose en muchos actos pequeños en el momento presente. Ahora es la palabra clave en la consolidación de la voluntad: ahora hago esto porque es mi deber; y ahora esto otro, aunque no tengo ganas, pero me había comprometido; en casa cedeen ese capricho en favor de los gustos de los demás; evitaré aquella mala costumbre que no me gusta ver en otros; me propongo superar la pereza que me lleva a abandonarme en mis estudios o en mi práctica religiosa. Los triunfadores no se hacen de un día para otro, sino después de años de esfuerzos repetidos. Ejercítate cada día en vencerte. Recuerda aquello de que por un clavo se perdió una herradura, por una herradura un caballo, por un 80

Para tener en cuenta! caballo un caballero, por un caballero una batalla, por una batalla un ejército, por un ejército... No se trata de conseguir sin más que nuestro hijo sincero o estudioso, sino de lograr que él lo quiera a través de actos concretos. "No basta que los hijos sepan que deben ser ordenados: hace falta que ordenen su cuarto, que lo ordenen bien y además que lo hagan porque quieran hacerlo. Solamente así empezarán a mejorar como personas". (F. Corominas) La motivación –en el estudio, en el deporte, en los quehacer diario- colabora en la tarea de educar la voluntad, formando en ellos una actitud positiva en todo lo que realizan, aunque les suponga esfuerzo o conlleve dificultades. En el siguiente cuadro podrás recordar como se motiva o no en la educación de la voluntad, y que actitud se promueve en cada caso. MOTIVACIÓN NEGATIVA Aprende de tu primo, Tu lo haces mal. Así no llegarás a ningún sitio Ya no te quiero ACTITUD PROMOVIDA Rechazo, envidia Temor, desconfianza Desamor desconfianza Siempre peleando Lo mío es ser malo, No se cuando vas a aprender Así no tendrás amigos Así de gorda nadie te va a querer Tristeza pesimismo MOTIVACIÓN POSITIVA Se que te cuesta, pero vale el esfuerzo Muy bien. Se que lo harás No tienes ganas, pero te has comprometido Se que fue sin querer Te costará, pero puedes Fracaso, tristeza No ganaste pero competiste Vergüenza, Se que estás Discriminación cansado. Toma aire. ACTITUD PROMOVIDA Reciedumbre Tener ideales altos Confianza Responsabilidad Constancia No lo repetiré Confianza Dominio de si Visión positiva Constancia Reciedumbre Hoy se da con frecuencia lo que se ha llamado la filosofía de lo que me apetece: “es que no tengo ganas, es que me cuesta”. Por este camino se llega a una personalidad débil, caprichosa, inconstante, que gira según el viento del momento, incapaz de ponerse metas y objetivos concretos. Es el niño mimado que, al no haber luchado en cosas pequeñas, se ha ido convirtiendo en un juguete de las circunstancias: traído y llevado por lo que en cada instante por lo que le pedía el cuerpo ha acabado por ser tiranizado por él. Consentido, mal criado, se limita en la capacidad de desarrollar sus posibilidades. Cuando el placer no se vincula al deber y se busca por sí mismo, se exige en dosis más altas, esclavizando. 81

Manual de Derechos Humanos para Personas con Discapacidades ...
definiendo el amor sumario - Fraternidad Cristiana de Personas con ...
Onfray_Michel-Antimanual_de_filosofia
Para mi el vivir es Cristo - Diocesi di Brescia
Dios ha sido bueno - Cuarto día
MI SECRETO - Frente de Afirmación Hispanista
Encuentro con la Palabra - Ciudad Redonda
El Arte de bendecir. Para vivir espiritualmente la vida cotidiana
Revista contemporánea - University of Toronto Libraries
Diosamorquedesciende.. - Editorial Sal Terrae