Views
9 months ago

2017-12-01 Muy Interesante Extra Historia

MUY ESPECIAL II GUERRA

MUY ESPECIAL II GUERRA MUNDIAL: EPISODIOS OSCUROS Conferencia de Potsdam. En el berlinés Palacio Cecilienhof, Churchill, Truman y Stalin (arriba) se reunieron para fijar el establecimiento de un orden de posguerra, los asuntos relacionados con los tratados de paz y el estudio de los efectos de la contienda. Escenario bélico en Asia. En 1941, las relaciones diplomáticas entre Japón y Estados Unidos eran tensas; el presidente Roosevelt había bloqueado los suministros petrolíferos a Japón, que respondió con el ataque a Pearl Harbor. Este embate significó la declaración de una guerra que no vio el fin hasta 1945. Abajo, soldados estadounidenses revisan a prisioneros japoneses. yeron humillantemente a los polacos del desfile de la victoria. Horas antes, Truman había recibido el mensaje “Los niños, nacidos satisfactoriamente”,que le notificaba el éxito de las pruebas con la bomba atómica. Churchill, ante la noticia, estalló de alegría y dijo a sus generales: “Podremos decirles a los rusos, si insisten en hacer esto o aquello: bueno, podemos borrar Moscú, luego Stalingrado, y luego…. luego Sebastopol”, comentarios que los dejaron estupefactos por su irresponsable belicismo. Conversaciones escuchadas Churchill consideraba que Estados Unidos podía olvidarse del apoyo soviético contra Japón, pero los estadounidenses no podían en ese momento desdecirse de las promesas territoriales que habían hecho a Stalin en Oriente, por lo que no lo presionaron con la nueva arma para poder retocar el mapa europeo. Truman aún no había virado hacia el anticomunismototal(tardaríaseismesesenhacerlo)ypensabaque, con buenos gestos hacia Stalin, aun a costa de sacrificar a toda Europa Oriental, se podrían conseguir de él concesiones y estabilidad. En esta actitud complaciente estaba muy influenciado por Joseph Davis,antiguo embajador norteamericano en Moscú quien estaba fascinado por la figura del dictador soviético.Además, su preocupación,en ese momento,estaba centrada únicamente en vencer a Japón y aún no había valorado la amenaza que la URSS podía representar para Europa Occidental; cosa que sí había hecho, y de modo obsesivo, Churchill. Este, lógicamente, ante la incapacidad para convencer a EE.UU., aún se desesperó más mientras comprobaba cómo Stalin continuaba rediseñando el mapa europeo casi a su antojo. Porotraparte,niélniTrumansabíanquelashabitacionesde ambosdignatariosestabantapizadasconmicrófonosdelainteligencia soviética, por lo que Stalin se enteraba puntualmente de todas las conversaciones de las delegaciones británica y estadounidense.Mientrastanto,ycasialmismotiempoqueaTruman, los espías informaban al dictador soviético de la existencia de la bomba,loquesalvóaEuropaoccidentaldeunaprobableinvasión rusaydequelosacontecimientosdieranlarazónaChurchill. Objetivo soviético: invasión de Francia e Italia Cuando, en un momento de distensión, el diplomático estadounidense Averell Harriman le comentó a Stalin en Potsdam que le debía ser muy satisfactorio estar en Berlín después de lo que había sufrido su país con la guerra, el soviético respondió: “El zar Alejandro fue hasta París”. No era solo una ocurrencia graciosa; hoy se sabe (lo reconoció el general Sergei Shtemenko en conversaciones con el hijo del jefe del espionaje soviético, Lavrenti Beria) que, en 1944, el Kremlin había planeado invadir Italia y Francia con la ayuda de los partidos FOTOS: GETTY IMAGES 30 muyinteresante.com.mx

La inestabilidad mental de Churchill Son conocidas las constantes depresiones a las que Churchill tuvo que enfrentarse en su vida. Además, estaba agotado psicológicamente por todo el peso de la guerra y ahora, una vez finalizada ésta, se le sumaba el cansancio de la campaña electoral. Todo ello le hizo acentuar un pensamiento irracional y disparatadoquelollevó,porejemplo,aalertarla creación de una especie de policía política en caso de victoria laborista. Sin duda, ese estado mental influyó en su proyecto de ataquealaURSS. El 5 de julio de 1945 se realizaron las elecciones, aunque los resultados no se conocieron hasta tres semanas más tarde, pues debían recogerse los votos de los militares repartidos por todo el mundo. El 26 de julio, el canciller británico abandonó Potsdam rumbo a Londres para conocer el resultado de los comicios. Antes de la partida recibió un afectuoso saludo de Stalin deseándole, y augurándole, la victoria sobre los laboristas. Sin embargo no fue así y, curiosamente y a pesar de reconocer los méritos de Churchill como líder, la mayor parte de los militares y sus familias votaron por la izquierda. Los soldados y los suboficiales sufrían las órdenes de los jefes y oficiales como algo anticuado y vejatorio, como un rasgo de clasismo insoportable. El primer ministro, únicamente centrado en la guerra, no había mostrado señales de interesarse por las reformas sociales, por lo que sólo obtuvo rechazo de las clases humildes. Stalin tomó apuntes. Cuando Stalin conoció su derrota quedó anonadado; no comprendía cómo unas elecciones libres podían haber arrojado aquel resultado. Sin duda, la democracia era un sistema peligroso de gobierno: era consciente de que, de haber podido expresarse, el pueblo soviético A pesar del reconocido liderazgo de Churchill durante la contienda, el Partido Laborista venció holgadamente en las elecciones británicas del 5 de julio de 1945. lo hubiera expulsado a él del poder como castigo a la pésima gestión de la invasión alemana de 1941. Clement Attlee, el nuevo primer ministro, viajó a Potsdam, pero no pudo influir en nada. EUA ya había aceptado el nuevo mapa de Polonia y él no tuvo más remedio que asumirlo también. comunistas de estos países,que debían tomar el poder. Complementariamente, se efectuaría un desembarco en Noruega y se controlaría el estrecho que unía el Báltico con el mar del Norte. Se pensaba que ello sería factible debido a las casi 400 divisiones soviéticas movilizadas,a que Estados Unidos se centraría en acabar la guerra con Japón y a que Gran Bretaña y Francia estarían centrados en solucionar sus problemas coloniales. CuandoTruman comunicó a Stalin la existencia de la bomba, este adoptó una cara estudiadamente inexpresiva, pues ya sabía la noticia por sus espías, y se limitó a felicitar a los estadounidenses por el invento. Pero, sin duda, la nueva arma abortó por completo los planes de Stalin y el Ejército Rojo abandonó su proyecto de avanzar hacia el oeste. En su paranoia, Stalin creyó que Roosevelt había sido asesinado y, al parecer, le dijo a Beria que, con el presidente vivo en vez de Truman, su objetivo de invasión de Francia e Italia hubiera sido posible. Ni Churchill ni Truman sabían que sus habitaciones estaban tapizadas por micrófonos de la inteligencia soviética. ofensivo dio instrucciones a sus científicos para que aceleraran su programa atómico, fruto del cual en 1949 también dispusieron de armamento nuclear. La Guerra Fría había estallado y, con ella, la mutua disuasión nuclear ante la convicción de que la destrucción asegurada de los dos bloques era lo que sobrevendría en caso de una nueva contienda. Curiosamente, el armamento atómico evitó la Tercera Guerra Mundial. Armamento de alto riesgo. Tras el fin de la contienda, los vencedores emprendieron sus planes armamentísticos aprovechando la ingeniería alemana; por ejemplo, los cohetes bombarderos V-2 (abajo), de efectos letales en ataque. FOTOS: GETTY IMAGES; BUNDESARCHIVE EE.UU. pide estabilidad a Churchill Al cabo de unas pocas semanas, las bombas lanzadas sobre Japón demostraron a la Unión Soviética el terrible poder que los estadounidenses tenían en sus manos. Pero, a pesar de la rendición nipona,EE.UU.siguió sin centrarse en la posible amenaza soviética en Europa. Un telegrama del 30 de agosto de 1945 enviado por Truman a los británicos insistía en mantener la estabilidad y las buenas relaciones con los soviéticos, evitando cualquier provocación que incitara a estos a desencadenar un conflicto.Por su parte Stalin tomó nota, pues aparte de paralizar cualquier plan muyinteresante@televisa.cl 31

De esto contaréis a vuestros hijos… - Forum för levande historia
La gran guerra. Del Sena al Vístula - Historia y Verdad
El auge de los totalitarismos - Materiales y recursos para Historia ...
Historia del Holocausto: Panorama General (pdf)
Breve Historia Del Holocausto Nazi. • Página - Mundodescargas.com
LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL – HISTORIA ... - Bibliocuba
36 PREGUNTAS Y RESPUESTAS - The Museum of Tolerance
Desde la casa de los muertos. Sobre la historia europea moderna
Guía de Estudio de Historia Mundial Contemporánea I