Views
6 months ago

TRAUMAS EMOCIONALES

e que tenía un talento

e que tenía un talento se quedó inmovilizado por el sentimiento de temor y de su impotencia. Por el temor que sentía de un posible fallo no invirtió su talento, sino que lo enterró en el suelo, quedando así a cubierto de todo riesgo. Hizo lo que muchos hacen con su propia estimación deficiente: nada. Y esto es exactamente lo que Satanás quiere que hagas tú como cristiano, que te quedes atado de pies y manos, paralizado, atascado en una obra y una vida inferior a tu potencial. 2. La estimación propia inferior destruye tus sueños. Probablemente has oído la antigua definición: «Los neuróticos son personas que edifican castillos en el aire; los psicóticos son los que van a vivir en ellos; iY los psiquiatras son los que cobran el alquiler!» Sin embargo, no estoy hablando de sueños o fantasías irreales. No podemos vivir en nuestros sueños, no podemos vivir de nuestros sueños, pero podemos vivir por nuestros sueños. Una de las características de Pentecotés, tal como fue profetizado por Joel y cumplido al tiempo de los apóstoles según vemos en los Hechos, fue que cuando el Espíritu Santo fue derramado los jóvenes vieron visiones y los viejos soñaron sueños (Hch. 2: 17). El Espíritu Santo nos ayuda a soñar sueños osados, a ver visiones de lo que Dios quiere hacer por nosotros y en nosotros y, especialmente, a través de nosotros. «Donde no hay visión, el pueblo perece» (Prov. 29: 18). Sí, y cuando la visión que tienes de ti mismo es equivocada, con una imagen de tu estimación propia inferior e insuficiente, sin duda vas a ser derrotado y destruido. Tus sueños serán destruidos y el gran plan de Dios para tu vida no podrá cumplirse. La mayor ilustración de esto se halla en el Antiguo Testamento, en el libro de Números, capítulos 13 y 14. Dios había tenido una visión para su pueblo, un sueño hermoso, osado. Había implantado en su corazón y en su mente la imagen de una Tierra de Promisión, que fluía leche y miel, una tierra que ellos iban a poseer. Dios les llevó a los lindes de la Tierra de Promisión, al plan osado que había hecho en favor suyo. Moi- 64 sés tenía órdenes del Señor de enviar una partida de reconocimiento militar a la tierra y considerarla. Ésta es la primera mención histórica de un comando de espionaje: la Agencia de Información de Canaán. Moisés envió a Canaán a sus mejores hombres, uno de cada tribu. Y esperaba plenamente que las realidades de Canaán confirmarían los sueños y la promesa de Dios. y en un sentido lo hicieron, porque todos los espías regresaron diciendo: «Es una tierra fantástica. Mirad el fruto; nunca habíamos visto racimos y granadas de este tamaño. Y la miel, ¡la más dulce que hemos probado en la vida!» (Véase Nm. 13:23.) «Pero la gente son gigantes de estatura increíble. y las ciudades no son realmente ciudades, son fortalezas. Y los descendientes de Anac son tan grandes, que a su lado nosotros somos como langostas» (Ver Nm. 13:31-33.) Ahora bien, no es posible tener un concepto inferior de ti mismo por el hecho de verte como una langosta. Los espías empezaron a llorar y estaban llenos de miedo. Sólo Caleb y Josué hablaron de modo distinto. Estaban de acuerdo con todos los hechos. Lo que habían observado era lo mismo; pero, debido a que su percepción era distinta, sus conclusiones eran diferentes. ¿Por qué? Porque Caleb era un hombre de un espíritu diferente (Nm. 14: 24). Ésta es la respuesta. Caleb no tenía una teología de gusano. Él y Josué no se consideraban como langostas, sino que dijeron: «Conforme, son hombres de gran estatura; pero no les tememos. El Señor está con nosotros.)} Me gustan las expresiones que usaron Caleb y J 0­ sué: «Nos los comeremos como pan. No nos importa, y podemos hacerlo porque Dios está con nosotros. No los temáis. Él nos ha dado un sueño y ahora nos dará su tierra}} (Ver Nm. 14:8-10). El gran sueño de Dios, el único propósito por el cual Él había salvado y librado a Israel de la esclavitud de Egipto, fue demorado y desviado en su curso durante un período de cuarenta años que tuvieron que pasar en el desierto. El sueño de Dios no eran castillos en el aire, era una realidad; la tierra fluía leche y miel, ha- 65

educación emocional - Jeder Libros
15. Inteligencia emocional - Grupo ICE
la resistencia humana ante los traumas y el duelo - Paliativos Sin
Aspectos Emocionales y cognitivos. - Multiple Sclerosis International ...
INTELIGENCIA EMOCIONAL - Emagister
Diapositivas "Inteligencia emocional" - Ugel 05
Setenta veces siete - reconciliación en nuestra sociedad - Plough
definiendo el amor sumario - Fraternidad Cristiana de Personas con ...
LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA EMPRESA
Diapositivas "Inteligencia Emocional" (NUEVO) - Ugel 05
Marzo 2010 - Llamada de Medianoche
Folleto sobre la pornografía - El Cristianismo Primitivo
Proyecto de Vida y Planeamiento Estratégico ... - Capital emocional
El Deseado de Todas las Gentes E. G. White [Nueva Edicion]
Beatriz y los cuerpos celestes - Lucia Etxebarria (Premio Nadal 1998)
Inteligencia Emocional Biblica - Biblical EQ
[Abbé Pierre] (Mis Razónes Para Vivir)