Views
3 years ago

0077 - Viento Sur

0077 - Viento Sur

Cuba La Cuba de Castro

Cuba La Cuba de Castro en perspectiva Entrevista con Sam Farber [Esta entrevista con Sam Farber ha sido realizada por Anthoy Arnove y Ahmed Shawki. Sam Farber nació y creció en Cuba. Es autor de numerosos estudios sobre Cuba y está terminando una obra sobre los orígenes de la revolución cubana, que será publicada en las ediciones de la Universidad de Carolina del Norte. Es también miembro del comité de redacción de la revista Against the Current. Esta versión de la entrevista es más larga y más completa que la publicada en Internationalist Socialist Review, de julio-agosto de 2004. Está realizada antes de las medidas tomadas por el gobierno cubano contra la “dolarización galopante” de la economía cubana, precisamente el tema de la primera pregunta. Ha sido publicada originalmente en la web www.alencontre.org ] Pregunta: ¿Qué puedes decir de la dolarización galopante de la economía cubana? Sam Farber: Ha habido siempre, en un grado u otro, una economía dolarizada clandestina en Cuba. Pero estaba, legalmente y en la realidad, fuertemente reprimida. Si eras un traficante significativo de dólares, podías esperar graves problemas si se te arrestaba. Esto cambió en 1993, cuando la crisis económica nacida a finales de los años 1980 y comienzos de los años 1990 con el hundimiento del bloque soviético puso al país en una situación crítica, con una caída dramática de la actividad económica e incluso el estallido de enfermedades debidas a una grave subalimentación. Fue en ese momento cuando el gobierno decidió liberalizar la economía. Uno de los aspectos de esta liberalización fue la legalización de la posesión de dólares. Concretamente, el gobierno abrió en toda Cuba oficinas de cambio del estado que pagaban al curso de cambio del día, liquidando así el mercado negro. Puesto que era legal tener dólares y el gobierno paga al curso del día, no hay especuladores en la calle, como ocurría en los países del este de Europa antes de la caída del comunismo. Este cambio, a su vez, animó a los cubanos del extranjero a enviar sumas de dinero más importantes a sus allegados que habían permanecido en el país. Algo previsto por la estrategia del gobierno. Pero al mismo tiempo, esto contribuyó a agudizar las desigualdades en Cuba, con efectos sociales diversos. Los trabajadores manuales del interior del país, en particular los negros, tienen menos oportunidades de tener familiares en el extranjero. Pero si tú eres un trabajador manual capaz de dar un cierto tipo de servicios, como los de fontanero, carpintero, mecánico de coches o conductor de taxi, entonces puedes ganar dólares a cambio de tus servicios. En la misma lógica, trabajadores más intelectuales (calificados de trabajadores liberales y/o intelectuales en los países VIENTO SUR Número 77/Noviembre 2004 43

Algo se mueve en Alemania - Viento Sur
Algo se mueve en la izquierda - Viento Sur
"Abasso Italia". Reflexiones sobre una nación ... - Viento Sur
Hay que recuperar una vida más erótica, en el sentido ... - Viento Sur
Carta abierta de un insumiso - Viento Sur
quo vadis? Cuestiones en litigio para la teoría de las ... - Viento Sur