Views
3 years ago

0077 - Viento Sur

0077 - Viento Sur

occidentales), sean

occidentales), sean médicos, investigadores en ciencias humanas y sociales, o enseñantes y profesores/as, que trabajan por definición para el estado, son pagados en pesos, y no tienen acceso a dólares. Así un chofer de taxi de La Habana conseguirá mucho más dinero que un médico generalista. A menos que ese médico tenga allegados en Florida, vivirá humildemente. Esto hace que haya un gran número de personas descontentas en Cuba, en todas las categorías sociales y grupos étnicos. Pero si eres un trabajador del azúcar, y en particular si eres negro, tienes menos posibilidades de salir adelante que el trabajador blanco bien formado que tiene más posibilidades de tener familia en el extranjero. P.: ¿Y la industria turística, cómo marcha? ¿Se es pagado en pesos o en dólares y quién paga?. S.F.: Los acuerdos de asociación (joint venture) se han desarrollado en Cuba, y un acuerdo de asociación quiere decir grosso modo que el estado cubano y los inversores extranjeros son socios al 50% en una empresa común. La ley autoriza otras formas de inversión extranjera, pero están poco extendidas; con mucho, la forma típica de inversión en Cuba es al 50%. Un elemento importante de los acuerdos de asociación, como los del turismo, es que el gobierno mantiene un monopolio del empleo, con sindicatos totalmente controlados por el estado. Así, si eres por ejemplo la compañía Tryp, una empresa turística de Catalunya que gestiona el hotel Habana Libre (originalmente construido como el Habana Hilton a finales de los años 50 con el capital proporcionado por los fondos de jubilación de los trabajadores/as del restaurante), tienes un contrato con el gobierno para gestionar ese hotel. Tryp debe contratar a sus trabajadores(as) a través del gobierno. Tryp paga al gobierno por esos trabajadores(as) en divisas –dólares, libras esterlinas, o lo que corresponda– y por su parte el gobierno paga a los trabajadores en pesos. El gobierno ha liberalizado un poco, autorizando a los trabajadores en algunos sectores que funcionan con divisas a tener una parte de su salario pagado en divisas. Pero el grueso del salario, cuando no la totalidad, es en pesos. Sin embargo, muchos trabajadores del turismo tienen un contacto directo con extranjeros, y reciben, por supuesto, propinas. En general, el gobierno no intenta controlar esto. Sería estúpido si lo hiciera. Tenemos aquí, por tanto, una fuente de entrada de divisas extranjeras en la economía cubana. Luego, hay personas en La Habana que alquilan habitaciones a turistas. Son gentes más acomodadas que tienen el tipo de casa indispensable para ello. Un número creciente de estas actividades son ilegales. Como el gobierno controla cada vez más los alquileres de las casas, los pequeños restaurantes llamados “paladares”, y otras pequeñas empresas con impuestos y regulaciones puntillosas, estas personas dejan de registrar su actividad ante el estado y lo hacen clandestinamente. Estas pequeñas empresas encuentran más fácil y barato corromper a los inspectores gubernamentales que plegarse a las reglas gubernamentales y a los impuestos. En todos 44 VIENTO SUR Número 77/Noviembre 2004

los casos, hay ahí otra fuente de entrada de divisas extranjeras. Nadie lo sabe precisamente, pero se estima que entre el 40 y el 60% de la población cubana tiene acceso a divisas extranjeras. Ahí también, de forma muy desproporcionada los blancos tienen más oportunidades que los negros, la gente de las grandes ciudades más que la del campo, etc. P.: Esto plantea el problema de la división entre la ciudad y el campo, y las restricciones a la movilidad de las personas que buscan empleo. S.F.: El gobierno sigue siendo con mucho el mayor empleador en Cuba, incluso si hay hoy un sector de empleo privado que era prácticamente inexistente hasta comienzos de los años 1990 y que está regulado de forma diferente. En cualquier caso, la gran mayoría de la población encuentra su empleo vía el gobierno, y evidentemente esto constituye un útil poderoso de control social y político. Hay también un control gubernamental de los desplazamientos de población hacia La Habana. Esto es así desde hace varios años y es justificado por el hecho de que la región metropolitana de La Habana (que comprende alrededor de 2 millones de los 11 millones de cubanos) está desbordada por las necesidades de espacio, agua, electricidad, transporte y otros elementos de infraestructura urbana. Esta situación de descomposición urbana es real y no está inventada por le gobierno. Pero esta medida demuestra el enorme poder de un gobierno que puede establecer, y en su conjunto hacer respetar, un control formal de la población de La Habana. Tú no puedes simplemente hacer tus maletas e ir a vivir a La Habana a menos que puedas probar al gobierno que tienes un empleo y un cierto número de metros cuadrados que alguien pone a tu disposición para el alojamiento. Sin embargo, hasta qué punto la ley es respetada, hasta qué punto es incumplida... eso es otra cuestión, porque desde muchos años antes del establecimiento de controles de entrada en La Habana, y sospecho que sigue siendo así ahora, hay un gran número de emigrantes internos. De forma curiosa, utilizan el término “palestino” para designar a esa población emigrante. Por otra parte, “palestino” designa en parte el origen étnico puesto que los palestinos tienden a venir en buena parte de Oriente, la provincia más oriental de Cuba, que es también la provincia con la mayor proporción de negros. Y la emigración tiende a ir de Oriente hacia el Oeste, y está a menudo, pero no exclusivamente, compuesta de negros. P.: Ya han pasado 45 años. ¿Cómo caracterizas los principales períodos y los temas desde la era de la revolución a la imposición del embargo? S.F.: Se puede hacer la periodización según criterios muy diferentes. Y, evidentemente, la lucha revolucionaria contra Batista fue muy breve: ésta es una característica relevante de la Revolución Cubana. Fidel Castro llegó a comienzos de diciembre de 1956 con sus 82 hombres del barco Granma, que quiere decir abuela, un barco americano. Durante los seis primeros meses hubo pocos avances. Luego, tras mayo de 1957, los rebeldes comenzaron a hacer progresos en las montañas de Sierra Maestra. Una etapa importante VIENTO SUR Número 77/Noviembre 2004 45

Algo se mueve en Alemania - Viento Sur
"Abasso Italia". Reflexiones sobre una nación ... - Viento Sur
Algo se mueve en la izquierda - Viento Sur
Hay que recuperar una vida más erótica, en el sentido ... - Viento Sur
Carta abierta de un insumiso - Viento Sur
quo vadis? Cuestiones en litigio para la teoría de las ... - Viento Sur
La izquierda nunca ha tenido una estrategia frente al ... - Viento Sur