Views
3 months ago

bentham-jeremy-el-panoptico-1791

mas (1); p conmovido su

mas (1); p conmovido su tierilo corazon , mandcí derrioier al morr~eilto aqucllos teatros de inliumaniclad. Vió los subtcrrjncos siii ventilacion, en que cori grave perjuicio de la salud y de la rrioral duerrrien aciiiados rnuclios hom- (1) Por victirnas enticndo no solo los irioceiites, que por hal~er contra ellos iiidicios vcliernclites ha11 sufrido estas duras prisiones, sillo tambicii los inismos criminales rirgativos á quienes se ericerra1)a en ellas. para unos y otros erd tina verdadera pena, que casi podia apellidarse iormeiito. La griZzera de la cárcel de Villa era un cuadragono de poco mas de seis varas de dihnietro . su altura de ii~ias ntieve cuartas escasas. se entraba en ella por iin callejou estrecho, corto y osciiro, coi1 uria piierta estrrior y otra interior, y el preso clueclaha rcdiicido taxi estrecho Iiniite, sir1 ver janiüs fa luz iiatiirai. El l>avimeiito era dc piedra de sillería, y eii el cciitro liabia uiia argolla de hierro para sujetar con uiia grande cadena al reo. E.1 iiil'eliz 6 quien le cupiese tal desgracia, con razori cnvitliaria la suerte de las fieras enjauladas. Aunque no he visto la de la cirucl de corte, supoiigo sería tañ riiala, 6 pcor pero esta breve dcscripcioii es siificiriitr para aunicriiar los motivos de gwtitiiti a la hun1:inidad de nuestro Rey. Ocho aiios despues auri existiari cu T'aleiicia eii uiia de sus dos yii~~cil~ales clir- ~elcs cirico es(aricias tan malas y tarl irlsarla'. LOII~O las 6ri/ze~aa de nladiid. á sabcr, ~rri calaliozo 1lani:~do el ~arte 3113, Oc~i!ro del cual se Iiallaii las puertas dc tire cslreclrisiiiioz c~icierros, siri luz, ili veritilacion alguna. Suponien

'res, y respiró 5 duras penas el aire fétido que exhalan. Vi6 ralabozos inniundos, y los grillos y las cadenas. Vió los patios de donde salen al anochecer ejdrcitos de ratas e'spantosas, que sin perdonar la habitacion del alcaide, disputan á los presos su corto alimento, y privan á los mas del alimento y del sueiio. Vió tambien reunidos los reos, el enamorado y el asesiiio, el deudor y el ladron, el falsario y el quiinerista , .torlos sin distincion al lado del inoceiite. Vió en la porteria alcaides p porieros, que riinguiio puede determinar la posicion actual y ocupaciones particulares de todos los presos (1). Ultimamente, recorrió con (1) Pregúritcsc ei.i.la actualidad á un alcaide ¿qué hace, Ó dónde está tal 6 cucil preso? SeZor, responderá, no lo . se', porque desde aqz~í so20 veo alguqos, y mi vista no alcanzu á todos. Entretanto, los que no vé pueden alterar impiinementc el orden digo impunemente, porque eii las cárceles siguen la costunibrc de no descubrirse unos á otros. Eii el aiio r 8 i 5 ciertos presos de la cárcel de Málaga disputaron el barato á un presidario que se hallabá en ella; y acosado éite por otros valentones que conspiraban á ganarle la accion, sacó una navaja, y asesirió 5, u110 de ellos, sin que el alcaide pudiese prevenir tal desgracia. Pocos aEos hace fue descubierto en una de las cárceles de Madrid un reo, que al abrigo de la soledad y oscuridad de su entierro habia fabricado por sí mismo las llaves neresarias para su fuga, de las que solo Ic faltaba iina. En otra ocasion los presos de la cárcel de Villa hahiari minado hasta muy cerca de la habitacion del alcaide, acaso para asesiriarle, y á su familia y á los porteros, y exagarse despues por la puerta principal. Estos y otros

bentham-jeremy-el-panoptico-1791
El derecho de gentes : ó Principios de ley natural, aplicados a la ...
Código ético - Chiesi
Actas del III Congreso de Educación para el Desarrollo - Iepala
El Protestantismo comparado con el Catolicismo en sus relaciones ...
Primer congreso femenino internacional de la república argentina
Revolucion y Contra-Revolucion
Publicación de la S. fl.i Hullera Vasco-Leonesa
El Regañon general; ó, Tribunal catoniano de literatura, educacion y ...
Consejos-del-diablo-a-los-jesuitas
Ensayos para el combate político Tomo II - Editorial Universitaria
Elogio de d. Ventura Rodríguez leido en la Real sociedad de Madrid
Principios para una Sociedad Libre - Jarl Hjalmarson Foundation