HF Newhall Beaumont - Historia de la fotografia II

manuelon

1

1

retener la tinta. Así que dividió esas·'zonas en peq~eños

;. puntos, mediante una doble exposición de la placa ante

una gasa doblada, con trama tan fina que a la distancia

parecía ser uniforme. En su patente sugirió que la gasa

podría sustituirse con una hoja de vidrio, a la que se

había dibujado una retícula de líneas muy finas y entrecruzadas.

En 1858, Talbot mejoró su proceso espolvoreando

con resma la gelattna' bicromada,siguiendó así'eñ' prin"'''

cipio la técnica de Fizeau. El resultado, que Talbot denominó

grabado fotoglifico, se convirtiÓ en el fundamento

básico de! fotograbado, e! proceso de artes gráficas

que tanto prefirieron Emerson y los fotógrafos artísticos

de finales de siglo como medio para la presentación

directa de su obra.

Un tercer proceso, la fotolitografía, fue perfeccionado

en 1855 por Alphonse-Louis Poitevin, quien descubrió

que los coloides bicromados, además de ser relativamente

insolubles al ser expuestos a la luz, aceptaban

también la tinta grasa de imprenta, sólo en las zonas no

expuestas, mientras las expuestas rechazaban el agua.

Recubrió un~ piedra litográfic~ con albúmina bicromada,

la expuso a la luz debajo de un negativo, lavó. la

albúmina no endurecida e imprimió con la piedra, utilizando

una prensa litográfica convencional. Vendió este

proceso al litógrafo parisino Rose-J oseph Lemercier,

quien así realizó notables reproducciones de obras de

arte, particularmente de arquitectura y escultura. Una

variante, el colotipo, daba copias de exquisita calidad

tonal y grano sumamente fino. Tal como fuera perfeccionado

en 1868 por J osef Albert, de Munich, ello dependía

de la gelatina bicromada: se producía un grano

fino al calentar la placa recubierta, con lo que la superficie

de gelatina quedaba reticulada. Bajo el nombre de

albertipo se hizo internacionalmente popular, en especial

para la reproducción de pinturas.

Otro proceso para reproducir en facsímil la , imagen

fotográfica fue el woodburytype, inventado en 1866 por

el fotógrafo inglés Walter Bentley W-oodbury, 'quien

copió negativos sobre gelatina sensibilizada con bicromato

de potasio. La gelatina expuesta, ;il se~ «revelada»

en agua caliente, se convirtió en un registro'de sombr:as

y brillos en relieve. Un molde de tales contornos ' se

preparó apretando un bloque de plomo contra el relieve

de gelatina, en una potente prensa hidráulica. La

placa en relieve resultante fuérecubierta por una' tinta

similar a una jalea; el papel se presionaba contra ella,

con lo que se obtenía un perfecto facsímil de la fotografía,

con variaciones de tonO reproducidas parlas variaciones

correspondientes en el grosor de ese depósito de

tinta. No llegó a inventarse procedimiel1to mejor para

la reproducción facsimilar de fotografías con tinta. Pero

el woodburytype quedó, obsoleto, porque era difícil

de. manipular y porque cada impresión debía ser recortada

a mano hasta el tamaño de la placa, ya que la tinta

. gelatin~sa en exceso se desbordaba durante la imprejión.

- ., '

Todos estos proc~sos --el fotograbad~, la' fotolit~grafía,

el colotipo, el woodburytype y docenás de sus

variahtes- tenían una desventaja común: no podían

ser aplicados a la impresión sobre papel, junto a los

tipos de letra. Aunque tales procesos pudieran haCer

posible la reproducción de fotografías en cantidad, las

--'hojas impresas debían ser encuadernadas separadamente

dentro de libros o revistas, o en lugar de ello I.as hojas

de papel debían pasar separadamente por dos operaciones

de impresión,. una para texto y ~tra para imágenes.

Por este motivo ~sos procesos no pudieroll adoptarse

para la edición de periódicos yrevistas, lo cual requ~ría

una impresión rápida en rotativas, con miles-- de ejemplares

por hora.

En la década de 1880, l~ invención de fa placa de autotipia

o cliché hizo posible esa operación, lo cual supuso

una revolución para la.s. revistas 'ilustradas: La letra

de imprenta se compone.de moldes en relieve. CA.:.

mo con un sello de goma, ~a tinta mója las partés_salieqtes.

Para imprimir fotografías tal cóm-ó se hacía _corH:i ~

pqs de letra, era n:~cesario u~ · métodop~t' ; el cual las

z~nas blancas quedaran hundida~ y l~sosc~rasal ~ismo

nivel que las letras. Eiprincipioantes descubierto

por Talbot -la doble exposición de una pat;ltalla de

fina retícula ante una imagen fotográfica-' fue utilizado

ahora para la producción de esos bloques en relieve,

lo cual estuvo a cargo de varios experimentadores, en

especial Frederick Eugene Ives, Stephen Henry Horgan

y Max Levy en Estados Unidos, y Georg Meisenbach

en Alemania. Básicamente, el proceso convierte a

la fot,o u otro tipo de imagen o diagra~a en una seri~ de

puntos, formados por la intersección de las líI1.~as que

se cruzan sobre la pantalla . . Esos puntos aparecen: en

variados tamaños, según los tonos de las fotografías

originales. Se hace primero una copia en negativo de la

foto, mediante una cámara, dentro de la tu al está -la

pantalla del cliché. Este negativo queda impreso sobre

una chapa metálica recubierta con gelatina bicromada.

Los puntos del negativo permiten la penetración de la

luz, convirtiendo en insoluble la sustancia, adherida;

cuando a continuación la placa es sometida a un ácido,

cada uno de los puntos queda en ¡a superficie de lapláca,

que luego es montada a la misma altura ·que las lineas

de letras, mediante bloques de madera. En la impresión

finál no se notan las agrupaciones de puntos,

sino que aparecen como tonos de gris.

E~ta importante invención fue perfeccionada precisamente

en el momento en.·qué se producía la mayor revolución

desde que la fotografía fuera creada en 1839.

Las placas secas; la película flexible, las emulsiones sensiblesa

los divers~s eolores;las lentes anastigmáticas,

las cámaras-manuales, hacían ahora posible la produc':

ción de foto.grafías con mayor rapidez, con mayor faci-

251

More magazines by this user
Similar magazines