Views
1 year ago

articles-178053_archivo_PDF_libro_desarrolloinfantil

INTRODUCCIÓN Contar con

INTRODUCCIÓN Contar con una Política Educativa para la Primera Infancia, aumenta las posibilidades de desarrollo de todos desde los primeros años y a lo largo de toda la vida. Ahora bien, mejorar la calidad de la educación inicial de los niños en los primeros años, implica reconocer sus múltiples posibilidades de desarrollo afectivo, físico, social y cognitivo, entender ¿Cómo tejen sus emociones, sus afectos y sus valores?, y ¿cómo avanzan en sus formas de pensamiento y de interacción? Estas son preguntas con respuestas parciales, que necesitan la cuidadosa reflexión de todas las personas que tienen la responsabilidad de cuidar y educar a los niños menores de cinco años en Colombia. Tenemos aquí el propósito de contestar en lo posible estas preguntas. Para esto, se parte en este documento de la experiencia sobre las formas de pensar e interactuar de los niños que se manifiestan en sus reacciones al tipo de prácticas y situaciones que se les proponen y a la manera como los adultos se relacionan con ellos; de ahí la importancia de descubrir todo aquello de lo que son capaces. Se busca también brindar algunos elementos para que todos los agentes educativos (madres, padres, madres comunitarias, cuidadores, jardineras, ludotecarias, profesionales de las áreas educativa, social y de salud) contribuyan en la exploración de los alcances de la mente de los niños y, a partir de esta comprensión, se hagan aportes que mejoren su extraordinaria aventura del conocimiento y su experiencia en el mundo social. De esta forma, se promueve una mirada clara del desarrollo y las competencias en la primera infancia. También se sustenta que los niños nacen con sofisticadas capacidades y en poco tiempo construyen mejores herramientas para pensar, procesar y transformar la información que reciben de su entorno. Aprenden rápidamente de las relaciones que se tejen en el contexto familiar y en todos los ambientes sociales donde conviven. Por esto resulta relevante que exista un acuerdo con las maneras de cuidarlos, atenderlos y trabajar con ellos para que sigan indagando su entorno y avancen en su desarrollo. Es difícil establecer la frontera de las edades en el desarrollo infantil. Siendo coherentes con las nuevas concepciones del desarrollo, cada niño tiene su propio ritmo y algunas capacidades se van construyendo poco a poco, entre ‘ires y venires’. Por lo tanto, establecer la relación entre una determinada edad y una determinada conducta no siempre resulta exitoso. No obstante, obedeciendo 12

a las razones prácticas de los hitos del desarrollo de los niños, se divide la primera parte de este texto en tres ciclos. En cada uno de los momentos del desarrollo, se adopta el punto de vista de los bebés y de los niños. La propuesta es respetarlos y protegerlos. Ir aprendiendo con ellos. En esa tarea diaria cada uno de los agentes podrá completar, adaptar o recrear muchos de los planteamientos y de las situaciones que aquí se han consignado. En ese caso, buena parte del trabajo se habrá logrado. En el segundo capítulo se proponen herramientas efectivas para orientar y transformar las prácticas educativas cotidianas. En primer lugar se caracterizan espacios educativos significativos que promueven el desarrollo en edades tempranas y se describen dos estrategias que facilitan el quehacer pedagógico: el análisis de situaciones y la observación de los niños. La labor del contexto familiar, del entorno social y de las instituciones encargadas del cuidado y la educación de los niños, es propiciar las mejores condiciones y espacios educativos significativos para que su actividad física, intelectual, afectiva y social se dé de manera natural y espontánea, sin exigencias imperativas por parte del adulto, mas sí con la observación, el seguimiento y la valoración. Siempre se reconocen la variedad y especificidad de las condiciones geográficas, sociales, étnicas y culturales de cada región del país, respetándolas y teniendo en cuenta su enorme valor. El texto explica que el propósito de la educación inicial no es la escolarización temprana y convencional de los espacios educativos. Se buscan la recuperación, el aprovechamiento y el enriquecimiento de situaciones cotidianas, de prácticas artísticas, culturales y diversas situaciones de resolución de problemas que día a día involucran a los niños en un permanente desarrollo. El Ministerio de Educación Nacional asume la política educativa, en el marco de la atención integral a la primera infancia, como un gran reto y una obligación para el Estado, la sociedad y la familia. Y ahora, como uno de sus resultados, presenta este manual que brinda a los agentes educativos herramientas conceptuales y metodológicas de apoyo para ayudarles a transformar y enriquecer sus prácticas en beneficio de todos los niños de nuestro país. 13

articles-340033_archivo_pdf_Orientaciones_Pedagogicas_Filosofia_en_Educacion_Media
articles-129277_archivo_pdf
Tremblay_ReporteAgresion_SP
¿Por qué invertir en la primera infancia?
Ambientes saludables - Bernard van Leer Foundation
Prevenir la violencia a través del aprendizaje en la primera infancia
Desarrollo_emocional_0a3_simples
Resumen_Los-Invisibles_estado-de-la-educacion-en-mexico_2014
Número 26. VIH/Sida y Primera Infancia - OEI
Los-Invisibles_estado-de-la-educacion-en-mexico_2014
MEN-Competencias-TIC-desarrollo-profesional-docente-2013
EL DESARROLLO EN LA PRIMERA INFANCIA EN CUBA
los-invisibles_estado-de-la-educacion-en-mexico_2014
la Infancia en Emergencias - Save the Children México
Necesidades de la infancia y adolescencia. - Ayuntamiento de ...