Views
3 months ago

15-Ponsati-Murla-Oriol-San-Agustin

De san Agustín no se

De san Agustín no se conserva ningún retrato de época. Las representaciones que de él hay, como esta del siglo xvt de Pedro Berruguete, que decora el retablo del altar mayor del real m onasterio de Santo Tomás (Ávila), lo muestran con los atributos propios del obispo (como la mitra y la dalm ática), y casi siempre en actitud de escribir o, como en este caso, con un libro. Es una forma de reivindicar el valor de la aportación intelectual del de Hipona, uno de los Padres de la Iglesia con san Ambrosio de Milán y san Jerónim o de Estridón. F prKKAnru: fuüam te

go, Roma y Milán, y que solo concluiría tras su conversión, cuando Agustín decidió regresar a su patria para consagrarse a la vida contemplativa. Esta época crucial está pintada con dramáticos y posiblemente exagerados colores por el mismo san Agustín en Nos hiciste, Señor, para ti, y nuestro corazón está inquieto, hasta que descanse en ti. Confesiones su obra Confesiones. Leyendo sus páginas es imposible no apreciar el contraste que se da entre sus primeras tres décadas de vida, presuntamente marcadas por un cierto desenfreno, y el resto de su trayectoria vital a partir de su conversión al cristianismo, caracterizado por una entrega total a la causa cristiana. En realidad, la vida que el pensador llevó hasta cumplir los treinta y dos años es la propia de un estudiante procedente de una pequeña ciudad que descubre el mundo tras su paso por las grandes urbes de Cartago, Roma y Milán. El hecho que durante este período tuviera un hijo, Adeodato, de una relación que no llegaría a formalizarse matrimonialmente, no revela tampoco una vida sexualmente desenfrenada, sino simplemente una voluntad de llevar adelante un proyecto vital al margen de las convenciones que eran consideradas de obligado cumplimiento, sobre todo por su madre, Mónica, de profundas convicciones cristianas. Por otro lado, no hay que olvidar que la relación con la madre de Adeodato fue una relación basada en el compromiso y la fidelidad, y que duró casi quince años, hasta que Mónica consiguió convencer a su hijo de la necesidad de tomar otra mujer en matrimonio y la madre de Adeodato fue cordialmente invitada a regresar a África, quedando Agustín y Adeodato en Milán. El matrimonio proyectado por la madre, sin embargo, se vio frustrado por la crisis espiritual de san Agustín y su decisión de vivir en celibato.

Publicación mensual de San Agustín del Guadalix - Ayto San ...
Páginas 56-71 - Colegio San Agustín - Sevilla
Buscando Sentido - Colegio San Agustín
Hipona, San Agustin de - Principios de dialectica - No-IP.com
Publicación mensual de San Agustín del Guadalix - Ayto San ...
Oriol Pons Has Spent 30 Years Of His - Goldfren
129 portada-contra - agustinos de la provincia del santisimo nombre ...
1 Boletin filipinas 159 - agustinos de la provincia del santisimo ...
129 portada-contra - agustinos de la provincia del santisimo nombre ...
129 portada-contra - agustinos de la provincia del santisimo nombre ...
Obras de SAN AGUSTÍN II - Escritura y Verdad
Santa Fe de Bogotá, enero 20 de 1998 - Instituto Geográfico Agustín ...
Dialogo entre Agustín Rivera I Florencito Levilon estudiante - cdigital