Views
5 months ago

15-Ponsati-Murla-Oriol-San-Agustin

siones cristianas

siones cristianas (ortodoxos, protestantes, calvinistas, anglicanos...), que romperán con Roma, la sede del Papado. Si el siglo IV y principios del v es una época especialmente fértil en interpretaciones distintas del mensaje evangélico es porque el cristianismo se encuentra aún en fase de construcción. Es como un gran edificio del que no se han terminado de asentar ni siquiera los fundamentos. Y unos indican la conveniencia de operar de una forma, y otros de otra. Desde la óptica agustiniana, la herejía tiene que ver directamente con una mala comprensión de la fe. Es, por lo tanto, un problema de orden racional, no de falta de fe. El hereje no defiende ni otro dios que el cristiano ni otra religión que la cristiana. Su fe en el cristianismo es, de entrada, idéntica a la de cualquier otro hermano de religión. Sin embargo, no entiende bien algunos elementos clave de la revelación cristiana y esto le conduce a conclusiones erróneas, como afirmar que la naturaleza de Cristo no es realmente divina (arrianismo), que el Dios del Antiguo Testamento no se corresponde con el Dios salvador, sino con una divinidad oscura y maléfica a la que se debe superar mediante la iluminación (maniqueísmo), que aquellos que se han visto obligados a renegar de su fe para salvar la vida no son dignos de continuar siendo considerados cristianos auténticos (donatismo), o que el cristiano puede salvarse por obra de su propio esfuerzo y no por obra de la gracia divina (pelagianismo). Las principales herejías con las que tuvo que lidiar san Agustín fueron el maniqueísmo, el donatismo y el pelagianismo. El maniqueísmo ya fue tratado con cierto detalle en el capítulo precedente. Baste recalcar aquí que la lucha contra las doctrinas de los maniqueos ocupa una parte importante de la literatura apologética (es decir, de combate contra la herejía) de Agustín porque, aunque el maniqueísmo no nazca del seno del cristianismo ni encuentre en él su mejor C om pren der para cr eer, cr eer para co m pren d er 55

correa de transmisión, indudablemente muchos cristianos creyeron que las enseñanzas de Maní arrojaban luz sobre las Escrituras, de manera que, de hecho, la comprensión maniquea del cristianismo se convirtió en una herejía más. Aunque existe una cierta división entre los estudiosos, se tiende a considerar que el maniqueísmo es una doctrina de perfil gnóstico, con su fe falsa y artificial accesible para muchos y su conocimiento auténtico destinado a unos pocos privilegiados. Casi desde sus mismos inicios, el cristianismo contó con una corriente gnóstica que dio lugar a decenas de evangelios apócrifos (es decir, no reconocidos como canónicos por la autoridad eclesiástica), que defendían el presunto verdadero sentido del mensaje de Jesús, un sentido necesariamente distinto y distante del que los evangelios canónicos habían propagado para facilitar la adhesión a la fe de la gente sencilla. Este caldo de cultivo gnóstico permitió a muchos cristianos acoger sin demasiadas estridencias el dualismo maniqueo, cristianos no solo de a pie, sino también presbíteros e incluso obispos, como Fausto, contra quien Agustín redactó uno de sus principales textos antimaniqueos: Réplica a Fausto, maniqueo. Otros dos trabajos dedicados monográficamente a corregir el error de sus antiguos compañeros de doctrina fueron el Comentario al Génesis en respuesta a los maniqueos y la Respuesta a la carta de Mani, llamada «el fundamento», a los que hay que sumar los numerosos comentarios sobre el maniqueísmo esparcidos a lo largo de su obra, como en las Confesiones. Si el maniqueísmo representaba una distorsión de origen exterior al mensaje cristiano, el donatismo, bien al contrario, constituía una amenaza interior e, incluso, local. Efectivamente, el donatismo fue un fenómeno casi exclusivamente norteafricano, con poca incidencia en el resto del Imperio, que se desarrolló durante la primera mitad del siglo iv como respuesta a las últimas oleadas de persecución que tuvieron

Buscando Sentido - Colegio San Agustín
Publicación mensual de San Agustín del Guadalix - Ayto San ...
Hipona, San Agustin de - Principios de dialectica - No-IP.com
Páginas 56-71 - Colegio San Agustín - Sevilla
Publicación mensual de San Agustín del Guadalix - Ayto San ...
plan estratégico institucional - Universidad Nacional de San Agustin
Obras de SAN AGUSTÍN II - Escritura y Verdad
Untitled - Universidad Nacional de San Agustin
Oriol Pons Has Spent 30 Years Of His - Goldfren
MÁS DE 6 AÑOS CAMBIANDO LA ACTITUD DE NUESTRO AGUSTINO.