Views
10 months ago

CON HEIDEGGER SOBRE NIETZSCHE

cional que cada uno de

cional que cada uno de ellos hace a la voluntad de poder en su tour hacia la meta prevista. Todo lo que vive es voluntad de poder. “Tener y querer tener más, en una palabra, “Crecimiento” Eso es la vida misma” Toda mera conservación de la vida es ya declinación de la vida. En ese sentido, el sistema capitalista sería el orden natural en el que se desenvolvería la Voluntad de Poder En el sistema capitalista, la competencia hace de la voluntad de poder el nervio motor para dominar a los rivales En ese caso, el hombre superior no baja la vista hacia los mendigos para recibir su adhesión Más bien la dirige al frente, allí donde se encuentra el rival verdadero, el competidor en el mercado, al que debe enfrentar El empresario ejerce su voluntad de poder para minimizar las consecuencias del ejercicio de la voluntad de poder del otro Ambos libran un torneo en el que la creatividad reemplaza a las lanzas y la innovación toma el lugar de los escudos La fuerza de los caballos ha cedido a la fuerza de las máquinas, como al poder del conocimiento y al deseo de querer más 100

El escenario donde se despliega la energía del empresario es el patio donde se llevan a cabo los torneos entre señores Pero estos caballeros no obran por cuenta propia Al estilo de la relación caballero-doncella, representan a sus accionistas luchando por el “honor” de la empresa Pero no puede desplegar su Voluntad de Poder a discreción Su ética personal no puede enfrentar los intereses de la empresa, pues todo él pertenece a los accionistas Su ética le impone el deber de hacer todo lo que debe hacer en pro de los intereses de sus accionistas La Voluntad de Poder no está en el Empresario, está en el conjunto de accionistas, dueños de la empresa De ahí que el Hombre Superior, es el conjunto de Hombres Superiores Por otro lado, lo que sucede en las relaciones políticas es un fiel reflejo de lo que acontece en las relaciones empresariales En un sistema democrático, el mandamás no es el presidente, pues no puede hacer todo lo que su voluntad de poder ansía 101

Nietzsche y Homero, la vida como voluntad de
nietzsche-el-ocaso-de-los-idolos
20130529_112133_6concursoensayo_jorgepena
26.1 MARIA CECILIA COLOMBANI.pdf - Nietzsche
REVISTA - Universidad Industrial de Santander
El Ocaso de los Idolos (o Como se Filosofa a Martillazos)
Cicerón