Views
1 month ago

CON HEIDEGGER SOBRE NIETZSCHE

sonas. Por otro lado,

sonas. Por otro lado, como veremos después, la existencia del feudal (el parásito actual) depende del siervo que trabaja para él, porque el siervo produce para la subsistencia de sí mismo y también para la subsistencia del feudal Querer no sería nunca un querer-ser-señor si la voluntad no pasara de ser un desear y un aspirar, en lugar tener su base en el “ordenar”. Ordenar es ser señor de disponer sobre posibilidades, vías, modos y medios de producir efectos por medio de la acción. El siervo sólo puede ordenar su tarea rutinaria: arar el surco, sembrar la semilla y cosechar; todo eso, con la intención, impuesta a él, de entregar al “señor de la tierra” el producto de su trabajo. Ordenar es auto-superación. Sólo es necesario ordenar al que no se obedece a sí mismo. En este caso, el señor se obedecería a sí mismo, ordenando la expoliación del siervo. El feudal, sobre todo, ordena a personas, mientras que, según la tesis, el siervo sólo “ordena” actividades rutinarias El sentido de ordenación, como una propiedad de la Voluntad de Poder, es muy asimétrico y no se sustenta en una lógica consecuente 96

Pues en el caso del feudal, él ejerce su poder sobre el siervo, a quien le debe su existencia ¿Cómo se puede afirmar la superioridad de alguien que necesita de su inferior para subsistir? Ése es un misterio cubierto de telarañas seculares, develadas sólo por la “metaforidad” singular de los corifeos Corifeos presentes del feudal-empresario, que martillean silogismos forjados en yunques rojos de ambición, servilismo y astucia Voluntad y Poder Modificas el concepto al cambiar una preposición por una conjunción: Voluntad y Poder, en vez de Voluntad de Poder No obstante, la voluntad no es simplemente poder, y el poder no es simplemente voluntad. La esencia del poder es voluntad de poder y la esencia de la voluntad es voluntad de poder. Así, Nietzsche puede decir “poder” en lugar de “voluntad” y “voluntad” en lugar de “poder”. Pero esto no significa una equiparación de voluntad y poder; por el contrario, la expresión «voluntad de poder» debe nombrar precisamente la simplicidad inseparable de una esencia estructurada y única: la esencia del poder. 97

Nietzsche y Homero, la vida como voluntad de
nietzsche-el-ocaso-de-los-idolos
REVISTA - Universidad Industrial de Santander
26.1 MARIA CECILIA COLOMBANI.pdf - Nietzsche
Descargar ( 21293k ) - Memoria de Madrid
20130529_112133_6concursoensayo_jorgepena
El Ocaso de los Idolos (o Como se Filosofa a Martillazos)
Historia de Gil Blas de Santillana. Traducida por el padre Isla ...
revista completa en pdf - Revista EL BUHO
Descargar ( 15137k ) - Memoria de Madrid
Aproximaciones pedagógicas al estudio de la Educación Corporal
La Gran Invocación - Fundación Lucis
Historia de Gil Blas de Santillana; novela. Traducción del P. Isla
Serie Filosofia Española Vol 10_1999.pdf - Universidad de Navarra
la esencia del poder - Frente de Afirmación Hispanista