Views
10 months ago

CON HEIDEGGER SOBRE NIETZSCHE

mento se conocerá el

mento se conocerá el último ciclo de ida y vuelta de la voluntad de ser, es decir, el último retorno? La «Voluntad de poder» tiene una visión muy particular acerca de lo que es el ente en cuanto tal, es decir, en su constitución. El «Eterno retorno de lo mismo» postula cómo es el ente de esa constitución en su totalidad. Ser y devenir se contraponen sólo aparentemente, porque el carácter de devenir de la voluntad de poder es, en su más íntima esencia, eterno retorno de lo mismo. Pero la idea de “retorno” sugiere un acto de alejamiento previo del escenario al que tendrá que retornar y volver a ser lo mismo. Con el fin de dar forma a la metáfora, debo citar una obra que tiene como tema El Eterno Retorno, con referencia al planteamiento de Borges. En beneficio de la brevedad, iré al punto principal. El Eterno Retorno y Borges En “La Biblioteca de Babel”, Borges expone su idea de lo infinito, la cual yo cito de inmediato. En el zaguán hay un espejo que fielmente duplica las apariencias Este espejo representa una de las ideas que más ha obsesionado la metafísica borgeana: la Teoría Cíclica del Universo, más conocida como la Teoría del Eterno Retorno. La doctrina tiene orígenes registrados en papiros y pergaminos. Los hindúes, 152

grandes iniciadores de misteriosas inquietudes intuitivas, tuvieron mucho que ver con el asunto antes de entregárselo a los budistas, primos carnales en el espíritu. Allí nacen los Kalpas, etapas que el mundo naciente debe recorrer hasta llegar a su propio poniente. El nacimiento del mundo se debe a la compresión ideal y su destrucción a la conflagración; algo más: el número de Kalpas es infinito tal como el número de ciclos retornantes también lo es. Heráclito también cedió a la fascinación de la gran rueda cósmica, que naciendo del fuego retorna, con obsesivo empecinamiento, otra vez al fuego. Volviendo a Borges, al hablarnos de los espejos que reproducen infinitamente el original, nos dice, metafóricamente que la Ley del saqueo vuelve en periodos que conforman el infinito. Otra vez el libro de las jerarquías llegará a nuestras manos; otra vez veremos nuestra propia muerte por hambre en medio de la gran abundancia Hay más sobre la teoría del Eterno Retorno Sus expositores y defensores asumen implícitamente su simetría. El retorno de los átomos se realizaría siempre en conjuntos homogéneos y simétricos para volver a ser lo que se fue. Este es un asunto que debe ser aclarado. Para ello recurro a uno de mis relatos “Una noche de Estilos” (de mi libro “Cuando el Illimani se fue”, 1986) 153

Nietzsche y Homero, la vida como voluntad de
20130529_112133_6concursoensayo_jorgepena
nietzsche-el-ocaso-de-los-idolos
El Ocaso de los Idolos (o Como se Filosofa a Martillazos)
Cicerón
26.1 MARIA CECILIA COLOMBANI.pdf - Nietzsche
REVISTA - Universidad Industrial de Santander