Views
7 months ago

EL SER POETICO

Esta obra incluye propuestas innovadoras sobre la concepción del arte en general y del poema en particular. Los nuevos conceptos están formalizados en varias definiciones y postulados. También nos proporciona valiosos indicadores que nos permiten diferenciar el Verso Vulgar y las gradaciones que lo llevan al Verso Puro. Por otra parte, propone la solución a la extraña paradoja que los críticos tradicionales han fabricado con la supuesta dicotomía entre “Poesía” y “Prosa”, mientras que la noción del Momento Vital se convierte en un indicador muy importante para la comprensión de lo que es una novela, un relato o un poema en verso. La Visión y la Transfiguración del poema visionario, tal como lo define Carlos Bousoño, cobran nuevos matices.

Definición 35: Ser

Definición 35: Ser Total La unión del cosmos con la finitud de sus partes en eterna relación y cambio hacia sí mismo, en un eterno proceso de expresión por su Voluntad de Ser Postulado 35 El Ser Total, a través de sus estados continuamente cambiantes, se revela al Artista por medio de la Intuición Poética La revelación de un Estado Puro del Ser Total a la Intuición Poética implica la minimización de la tarea intermediaria de la dupla Tiempo-Espacio. La revelación de un Estado Puro del Ser Total a la Intuición Poética muestra la identidad forma-contenido del Ser Total La Forma es el Contenido; El Contenido es la Forma. La identidad Forma-Contenido pretende ser “la cosa en sí” kantiana. “La cosa en sí” sólo podrá ser captada por la Intuición Poética, cuando el Ser Poético haya alcanzado la evolución histórico-biológica suficiente para ello. La síntesis Etico-Estética es el instrumento cognoscitivo de la Intuición Poética. Es el único que podrá permitir la percepción intuitiva de la identidad Forma-Contenido del Ser Total. Definición 36: Voluntad de Ser La fuerza constitutiva del Ser Total que le mueve a ser lo que debe ser Postulado 36 La Voluntad de Ser es el Principo de las manifestaciones del Ser Total o del Ser en Estados del Ser Por la unidad forma-contenido del Ser Total, la Voluntad de Ser hace que al Ser Total, en su evolución infinita hacia mismo, se exprese en los Estados del Ser revelados a la Intuición del Artista. La Volun- 180

tad de Ser no tiene que ver nada con apetencia o deseo, tampoco es alguna facultad para asentir o negar un juicio, puesto que no existe en función de la Razón. El acto voluntario de la Voluntad del Ente concreto es una reproducción de la Voluntad del Ser, dado que es impulso de ser. La diferencia está en que la Voluntad del Ente concreto está limitada por la Razón y por su incipiente evolución intuitiva mientras que la Voluntad de Ser, propia del Ser total, no tiene límites ni espaciales, ni temporales ni volitivos propiamente dichos. La Razón imperante en el Ente concreto desfigura el impulso de ser y lo hace devenir Astucia Por ello, el acto se vuelve desarraigo: el Ente concreto no puede ser lo que debe ser por la Voluntad de Ser. Sin embargo, el desarraigo del Ente concreto sólo puede llevar otra vez al Ser Total por la evolución de la Intuición. La dupla dialéctica Arraigo-Desarraigo se desenvuelve a pesar de la Razón. El Ente concreto primero tomará conciencia de su pertenencia al Ser Genérico, luego se volverá Intuitivo en el re-arraigo con el Ser, para devenir finalmente parte intuitiva del Ser Total. La Voluntad de Ser es el campo de gravitación del Ser Total por el que el Ser Total atrae sus infinitas partes hacia sí, pero el Ente concreto no siente racionalmente esa atracción debido a su Astucia, que es el acto de sobrevivir en un mundo de incertidumbre por su desarraigo del Ser Total. El Acto Astuto contra la Voluntad de Ser por parte del Ente concreto está representado por la lucha del Individuo contra la Voluntad del destino clásico. Sin embargo, la muerte del héroe en la tragedia clásica es ahora, en la Visión Poética, el nacimiento en el rearraigo del Ente concreto al Ser Total. Con la Visión, poco a poco la Voluntad de Ser es también la voluntad del Ser Poético. Cada nueva derrota de la Razón ante la Intuición, por la Voluntad de Ser, hace que el Ente concreto nazca, en sucesivos periodos más arraigado que antes al Ser Total. Cada derrota de la Razón ante la Intuición, es 181