Views
3 weeks ago

EL SER POETICO

Esta obra incluye propuestas innovadoras sobre la concepción del arte en general y del poema en particular. Los nuevos conceptos están formalizados en varias definiciones y postulados. También nos proporciona valiosos indicadores que nos permiten diferenciar el Verso Vulgar y las gradaciones que lo llevan al Verso Puro. Por otra parte, propone la solución a la extraña paradoja que los críticos tradicionales han fabricado con la supuesta dicotomía entre “Poesía” y “Prosa”, mientras que la noción del Momento Vital se convierte en un indicador muy importante para la comprensión de lo que es una novela, un relato o un poema en verso. La Visión y la Transfiguración del poema visionario, tal como lo define Carlos Bousoño, cobran nuevos matices.

El Amor Concreto y El

El Amor Concreto y El Amor Poético Para desarrollar la primera parte de este capítulo, voy a acudir a un fragmento de mi novela “La Flor de los Cardos”, aunque usaré en vez del texto en bloque original, el modo de Interprosa, es decir, pros ay verso en uno solo, con la pretensión de hacerlo más poético... (Se estrenaba un monólogo experimental en uno de los teatros y Mercedes y Alejandro decidieron ir en compañía de varios amigos, todos ellos inclinados a la indagación especulativa y a la visión antelada) El tema era el amor y el cariño; apenas llegados, una bocanada negra cubrió el escenario para ser taladrada por un hoyo de luz que un reflector enviaba desde arriba con una perpendicularidad de imponente reverencia. El actor anunció que actuaría usando la voz, los gestos y el lenguaje; este último sería más bien clásico cosmopolita y refinado, para dar a la exposición la formalidad que el tema requería. Inmediatamente lanzó una cortina de inflexiones sonoras llenas de intención: Vosotros ¿sabéis, profanos, lo que es el cariño? y sobre todo ¿sabéis diferenciarlo del amor? preguntó en una primera arremetida de ironía y dengues de ángulos agudos; sus movimientos eran los de un pretendido arlequín, pero tan perfectos y coordinados, que las palabras parecían responder dóciles a sus propósitos. Los brazos se movían con una cadencia que parecía aflorar en todos los músculos, relievados a flor de piel por la seda de la vestimenta; músculos que secundaban la acción como una sinfónica lo hace con relación al piano de concierto 236

Creéis que el cariño, tal como es el amor, es una simple inclinación? Tal vez un apetito, una pasión o una aspiración desasosegada? Pues si así lo creéis, debéis estar listos al desencanto y abjurar de vuestra ignorancia Desde los tiempos en que el hombre se codeó con el conocimiento allá en la Grecia el amor de entonces, el cariño que proclamo ahora se han movido en los planos inclinados, convexos y sutiles de la gran filosofía Sabed que Empédocles fue el primero que vio en el amor la fuerza cósmica que con la lucha, forma el principio que une y la separación que desgarra los elementos que hacen el universo (La mano se abre y ahueca para recoger el cosmos entero) Platón, la única sombra de su propia sombra conjuró al Gran Sócrates para que confesase que el amor era el único tema del que podía hablar con experiencia propia No fue solamente la sensación de los poros que le inspiró a declarar que el cuerpo debe amar por amor al alma para ser de este modo aquello en que un espíritu resplandece Conoced que había amor perfecto 237