Views
3 months ago

EL SER POETICO

Esta obra incluye propuestas innovadoras sobre la concepción del arte en general y del poema en particular. Los nuevos conceptos están formalizados en varias definiciones y postulados. También nos proporciona valiosos indicadores que nos permiten diferenciar el Verso Vulgar y las gradaciones que lo llevan al Verso Puro. Por otra parte, propone la solución a la extraña paradoja que los críticos tradicionales han fabricado con la supuesta dicotomía entre “Poesía” y “Prosa”, mientras que la noción del Momento Vital se convierte en un indicador muy importante para la comprensión de lo que es una novela, un relato o un poema en verso. La Visión y la Transfiguración del poema visionario, tal como lo define Carlos Bousoño, cobran nuevos matices.

“Me duelo ahora sin

“Me duelo ahora sin explicaciones. Mi dolor es tan hondo, que no tuvo ya causa ni carece de causa. ¿Qué sería su causa? ¿Dónde está aquello tan importante, que dejase de ser su causa? Nada es su causa; nada ha podido dejar de ser su causa. ¿A qué ha nacido este dolor por sí mismo?” Esta interrogación sobre la aparente falta de sentido acerca de la causa de su dolor, es una vela izada al viento, puesto que le permite, en líneas posteriores, traslucir una respuesta Poética acerca de la causa implícita por la que asigna dimensión al dolor verdaderamente humano ante la adversidad ajena. “Miro el dolor del hambriento y veo que su hambre anda tan lejos de mi sufrimiento, que, de quedarme ayuno hasta morir, saldría siempre de mi tumba una brizna de yerba al menos... Yo creía hasta ahora que todas las cosas del universo eran, inevitablemente padres o hijos. Pero he aquí que mi dolor de hoy no es padre ni es hijo” (“Voy a hablar de la Esperanza”) Calderón de la Barca ignora al cosmos como receptáculo de un sentido objetivo (“La Vida es un Sueño”) César Vallejo finge que se asombra de que a veces, el dolor sea tan grande, que no le permita captarlo. Es que la Voluntad de Ser, que es el sentido propio del Ser Total no puede y no es percibida por la Razón , en este caso, por la de Calderón de la Barca, por lo que, en apariencia, no habría un sentido objetivo, existente en la naturaleza independiente del ser humano, es decir, no habría un Sentido Poético Definición 41: Sentido Poético La aprehensión de la Voluntad de Ser por la Intuición Postulado 41 El Sentido Poético forma el sentido del Poema 220

Este es un subjetivismo forzoso al que nos somete la existencia de una Intuición todavía muy incipiente en el ser humano, el que sin embargo ya permite a Vallejo liberarse. Todo esto nos lleva a reiterar que cuando la Intuición se haya desarrollado reemplazando progresivamente a la Razón, el sentido del Ser Total, la Voluntad de Ser, se habrá mostrado en toda su amplitud de existencia y todos los poetas serán Vallejo. Este sentido cósmico no tiene nada que ver con las pretensiones teleológicas con que pretenden deformarlo los místicos de uno u otro grupo religioso Para los propósitos de esta obra, lo que nos interesa es el Sentido Poético, o lo que es lo mismo, la conciencia Intuitiva de la Voluntad de Ser. Darío, en su propia percepción, lo expresa muy bien en “SUM...” Yo soy en Dios lo que soy y mi ser es voluntad que, perseverando hoy, existe en la eternidad (Cuando Darío se olvida de los cisnes y los nenúfares, hace cosas grandes) Por su parte, el Sentido Común, es el poder de discriminar y comparar los datos de los sentidos. El Sentido Común no se refiere a la manera cómo un ser humano percibe los diferentes estímulos, sino más bien a las aprehensiones comunes que varios individuos tienen de los mismos estímulos. Es a esta particularidad del Sentido Común, que los marxistas se referían como la Práctica, la praxis, o sea, la capacidad de comprobar con la Razón la objetividad de un hecho. Por estas razones, el Sentido Común es propio del Ente concreto y nada tiene que ver con el Poema, ni con la Ciencia ni con la Filosofía y sí mucho que ver con la vida cotidiana, puesto que el Sentido 221